Archivo mensual: abril 2015

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

titanic

El pasado día 15 de abril se conmemoró la efemérides del hundimiento del fabuloso transatlántico “Titanic” que realizaba su viaje inaugural entre Southampton y Nueva York. Fue la noche del 14 de abril del año 1912 cuando poco antes de la media noche chocó contra un iceberg y tan sólo dos horas después se hundía en las heladas aguas, a unos 600 Km al sur de Terranova y en la que murió la mayor parte del pasaje; unas 1500 personas entre ahogamiento e hipotermia.

Los restos del Titanic fueron localizados el 1 de septiembre de 1985 por una expedición franco americana a una profundidad de 4.000 metros y a 625 kilómetros al sudeste de Terranova. En ese momento se descubrió que no estaba entero sino partido en dos, lo que sugirió que se había partido en el momento del hundimiento. El descubrimiento de los restos devolvió el Titanic al presente realizándose numerosas exposiciones con objetos hallados en el barco así como difundiéndose su investigación por diversas sociedades históricas y culturales.

  titanic2

 El suceso del “Titanic” ha protagonizado un gran número de películas y series, siendo la más célebre la película estrenada en 1997, obra del director James Cameron que consiguió ser un gran éxito de crítica y público, ganando 11 Oscar y convirtiéndose en su época en la película más taquillera de la historia (hasta el año 2010 en que fue desbancada por Avatar, otro film del mismo director), con una recaudación mundial total de 2.100 millones de dólares.

En esta película saltaron al estrellato Kate Winslet y Leonardo DiCaprio con justo merecimiento, pero además ofrece mucho más que una bella e impresionante factura técnica. El viaje inaugural del transatlántico de todos los tiempos, ocupado por la crème de la crème de la sociedad británica y americana se le antojó al director como el marco ideal para una apasionada historia de amor. Un romance que pone los pelos de punta y empatiza con un espectador que casi llega a sentirse protagonista de la historia. Rie y llora con las vicisitudes de la pareja perfecta y por supuesto sufre como nadie la angustia por el naufragio. Un réquiem dirigido a las personas que fueron a parar al fondo del mar junto a toneladas de hierro y escombros.

titanic3

 En la película, además de apreciarse una intensa labor de investigación, el guión y sobre todo su dirección avalan la validez de una complicada propuesta histórica. Complicada por la inimaginable recreación de unos escenarios colosales, que casi creó cátedra en el empleo de maquetas.

La película se divide claramente en dos partes. Antes del iceberg y después del mismo. En la primera parte se produce el encuentro de la pareja y el amor que surge está muy bien reflejado. Ella, Rose (Kate Winslet) se ahoga en su mundo de perfección y modales en contraposición a la vida libre de Jack (Leonardo DiCaprio) y es lo que hace que se enamore de él. También nos presenta al resto de los personajes y la grandiosidad del barco y en ella encontramos algunos de los mejores momentos de la cinta, como el intento de suicidio de Rose, la fiesta en tercera clase, el dibujo que hace Jack a Rose y la escena del primer beso, en que, como no, gracias a su magnífica banda sonora, consigue ponerte los pelos de punta.

titanic4

 Pero es la segunda parte la que logra conmoverte del todo ya que además de mostrar un derroche de efectos y presupuesto, vuelve a mostrar los sentimientos de los protagonistas y su desesperación por mantenerse unidos aunque para ello tengan que hundirse con el barco. La sensación del barco hundiéndose en el mar y la terrible angustia que inunda a todos los que están a bordo está realmente conseguida y hace que el espectador pase más de dos horas frente a la pantalla sin pestañear.

Por su parte, James Cameron consigue que el hundimiento del famoso transatlántico sea el mejor y el más espectacular jamás filmado. Y para que lo saboreemos bien, dedica más de 40 minutos de cinta exclusivamente a su desmoronamiento.

Quizás porque la historia es conocida, sea previsible y por eso esta película es un perfecto ejemplo de que el arte cinematográfico, a pesar de que siempre debe estar respaldado por un buen guion, es un arte eminentemente visual, en el que la puesta en escena resulta determinante para la creación de una obra de arte.

Mi recomendación: ¡No dejéis de verla! Y para eso, como siempre, podéis recurrir a nuestra biblioteca DVD PE 3837. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

padreHoy en nuestra sección una de las novedades de este primer cuatrimestre, El padre infiel de Antonio Scurati

Tal vez no me gustan los hombres“.  El día en que tu mujer rompe de repente a llorar en la cocina se produce un pequeño cataclismo: tu existencia se desmorona pero, a la vez, empieza a entenderse. Es entonces cuando el narrador de la novela, Glauco Revelli –chef en un famoso restaurante, de cuarenta años de edad y padre de una hija de tres años– comienza a ver cómo es realmente su vida. Al tiempo que narra sus experiencias vitales, como el acceso al mundo laboral, el enamoramiento, la construcción de una familia, Revelli va reflexionando también sobre los cambios de roles y valores que se han producido en nuestra sociedad con el cambio de siglo, cambios que cuestionan radicalmente los esquemas mentales con los que había crecido: “Nuestro error había sido querer ser felices. Las generaciones que nos habían precedido nunca habían sometido el matrimonio a esa clase de hipoteca“.

¿Por qué me ha gustado este libro? El libro me ha gustado por muchos motivos, pero principalmente por la visión del  embarazo, el parto y la maternidad desde el punto de vista masculino. Describe muchas situaciones, que en mi caso están más o menos recientes, y en las que me he reído mucho, pero sobre todo me reía pensando en mi pareja y en si él vivió esas situaciones de la misma forma que las vive el protagonista, por eso yo creo que este libro es altamente recomendable para padres, maduritos y primerizos sobre todo.

Uno de los momentos en los que más me reí es cuando el autor hace una crítica rotunda al Método Estivill, y me reí porque estoy totalmente de acuerdo con el escritor, al que el método le parece una aberración, y eso que sabemos que funciona. Describe muy bien otras tantas situaciones, como llevar a tu niño en el coche, que te pille una caravana y rezar y encomendarte a todos los santos para que no se ponga a llorar en esos momentos. En fin, multitud de situaciones cotidianas, muy bien contadas y en las que te sientes muy identificada. Yo desde luego me he llevado una sorpresa al leer el libro, y eso que la palabra padre va en el título, pero aún así no me esperaba que  fuese casi como un manual de cómo sobrevivir a la paternidad cuando andas rozando los 40, sin que se desmorone tu relación de pareja, sobre todo en el plano sexual, y lidiar además con un negocio que hace aguas en tiempos de crisis, y más en una profesión de rabiosa actualidad como la de chef.

Por mis comentarios podéis pensar que es una novela de humor, sin embargo, es más bien lo contrario, un drama con toques de humor, o bueno, ¿Por qué hay que ponerle etiqueta? Es la vida misma con sus dudas, sus miedos, sus ilusiones, esperanzas…con temas de rabiosa actualidad, y contadas de una manera muy inteligente. El autor se ha atrevido a hablar de temas que otros no tocan o pasan casi de puntillas.

Finalista del Premio Strega 2014, El padre infiel retrata la educación sentimental de toda una generación. Una novela que se lee con avidez, como si fuese una larga confidencia, y que confirma a Scurati como uno de los más destacados autores italianos contemporáneos. Así que ya sabéis, si os atraen todos estos argumentos, aquí lo tenéis, como siempre en vuestra biblioteca.

 

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – Para niños y mayores

Este libro de hoy lo tengo hasta en la sopa. Y mira que de primeras no me gustó nada.

azúcar y sal

Os cuento su historia:

Nos ofrecieron exponer sus ilustraciones en la Biblioteca Miguel de Cervantes, y además en unas fechas que coincidían con visitas escolares. Y como aquí no se desaprovecha nada, pues venga, claro que sí. Lo exponemos y de paso le contamos la historia a los niños y les hablamos un poquito sobre cómo se puede ilustrar un libro.

Allá que vamos a por él, para comprarlo, lo leemos en la librería y:

Oye, a mí mucho no me ha gustado ¿y a ti?

– Tampoco

– ¿Les gustará a los niños?

–  No sé, probamos y tenemos otro preparado por si no les gusta nada de nada.

Y con esa incertidumbre en el cuerpo empezamos a contarlo, con las ilustraciones expuestas en la sala infantil y yo sentada debajo contando la historia. Y entonces ocurre lo mejor, como me lo he leído y releído antes de contarlo, no me hace falta mirar y, en vez de eso, puedo ver sus caras… fijas, embobadas, los ojos abiertos de par en par, ojos de pena, de asco, de risa (los de los profesores también, jiji).

Les ha encantado. Les encantó aquella primera vez hace unos siete años. Y les ha gustado desde entonces, tanto que se ha convertido en uno de nuestros libros comodín, vale para cualquier edad, lo hemos comprobado muchas veces: leemos un libro de mayor edad y éste, y no falla, gana éste.

¿Qué tiene Azúcar y Sal para gustar tanto? Pues eso, una de azúcar y otra de sal, momentos dulces y amargos, contrarios, convivencia, mezclas, drama, emoción, sentidos… Situaciones que los niños viven con normalidad.

¿Cabe todo eso en 30 páginas? Ya te digo. Cabe hasta una incógnita, una que nosotras no vimos, pero que siempre ven ellos:

  • ¿Y el perro?- preguntan ellos
  • ¿Qué perro?- nosotras

Y ahí nos pillan, porque no habíamos hecho ni caso del perro, como seguramente no vimos otras cosas. Lo dicho, ellos ven más allá de lo que vemos nosotros, quizás por eso les guste tanto. Ahora que lo pienso, el próximo día les voy a pedir que me lo cuenten a mí, a ver por dónde salen.

Gracias Iván Prieto por haberme sacado de más de un apuro. Y los que me quedan.

Ficha técnica:

Autor: Iván Prieto

Título: Azúcar y Sal

Editorial: OQO

Páginas: 30

Signatura: I-2 PRI azu

Bibliotecas: Miguel de Cervantes (Centro) y Francisco de Quevedo (Boliches)

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Las mujeres que leen son peligrosas

mujeresEmpezamos la semana más literaria del año, el 23 de abril celebramos el Día del Libro, y hemos querido traer a esta sección un libro curioso, diferente. Para empezar llama la atención el título, Las mujeres que leen son peligrosas. Y yo me pregunto ¿Somos peligrosas las mujeres que leemos? Entiendo que el título hace alusión a que el acceso a la lectura nos hace más libres, pero entiendo también que esto tenía sentido antiguamente, cuando las mujeres “valían” poco más que para estar en casa, cuidando a los niños y preparando la comida a sus maridos. Hoy en día quizás tiene más peligro una mujer o hombre que no lee. Así que no se preocupe, si ve a una mujer leyendo no salga corriendo, no vamos a ir detrás con un cuchillo y dando alaridos.

Relegadas tradicionalmente a un papel secundario y a menudo pasivo en la sociedad, las mujeres encontraron muy pronto en la lectura una manera de romper las estrecheces de su mundo. La puerta abierta al conocimiento, la imaginación, el acceso a otro mundo, un mundo de libertad e independencia, les ha permitido desarrollarse y adoptar, poco a poco, nuevos roles en la sociedad. A través de un recorrido por las numerosas obras de arte que reflejan la estrecha relación entre libros y mujeres, Stefan Bollmann rinde un sentido homenaje a las mujeres y confirma el excepcional poder que confiere la lectura.

Bollman ha explorado la presencia de mujeres y de niñas lectoras en el arte occidental, desde la Edad Media hasta nuestros días, y nos ofrece una amplia serie de imágenes, acompañadas de comentarios, que empiezan con La Anunciación de Simone Martín  y termina con la famosa fotografía de Eve Arnold, Marilyn leyendo “Ulises”. (Por eso aunque no sea sólo un libro de arte, o un libro-objeto, después de sopesarlo mucho decidimos clasificarlo dentro de pintura).

mujeres2Durante siglos se dificultó, pues, el acceso de la mujer a la lectura y se le prohibieron determinados libros. En 1523, el humanista español Juan Luis Vives aconsejaba a los padres y maridos que no permitieran a sus hijas y esposas leer libremente. «Las mujeres no deben seguir su propio juicio», escribe, «dado que tienen tan poco». Y habrá que llegar a la Inglaterra victoriana para que sean las madres las que elijan las lecturas de sus hijas. Durante siglos han sido muchos los hombres a los cuales las mujeres que leen les han parecido sospechosas, tal vez porque la lectura podía minar en ellas una de las cualidades que, abiertamente o en secreto, a veces sin ni confesárselo a sí mismos, más valoran: la sumisión. Es indudable que el acceso a la lectura, que es la principal puerta de ingreso al mundo de la cultura, supuso un gran avance para la mujer, como para cualquier colectivo étnico o social en posición de desventaja y de dependencia. Le dio mayor confianza en su propio valer, la hizo más autónoma, la ayudó a pensar por sí misma, le abrió nuevos horizontes.

Yo no sé si las mujeres que leen son peligrosas, sí sé que las mujeres y hombres que leen son más libres, más instruídos, más imaginativos y sensibles…por eso desde casi recién nacida le regalo libros a mi niña, porque sé que es el mejor “arma” que le puedo dar para manejarse en este mundo.

Así que si te gusta el arte, este libro es para ti,  si te gusta leer, este libro es para ti, si te gusta cuestionarte, este libro es para ti…, y si te gusta recrearte con las ilustraciones, este libro es para ti, y como siempre lo tienes aquí en tu biblioteca.

(Datos sacados del libro y del prólogo de Esther Tusquets).

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – Para niños y mayores

El miércoles pasado visitó la biblioteca Alejandro Palomas para presentarnos su último libro, Un hijo. Estuvimos en la sala infantil hablando sobre todo del protagonista de esta historia: Guille, un niño de 9 años, que adora a Mary Poppins y que esconde algo.

"Free you mind" de Catrin Welz Stein

“Free you mind”, de Catrin Welz Stein

No se trata de un libro infantil ni una novela juvenil, aunque desde la editorial dicen que puede ser leído a partir de los 12 años. No lo dudo, pero lo hemos catalogado en la N de Narrativa (adultos). Y que conste que conozco a niños más adultos que algunos mayores.

¿Y por qué lo traigo aquí si no es un libro de la sección infantil? Pues como he dicho, por su protagonista, por Guille, que a sus nueve años es capaz de acercarnos a su mundo y de criticar el nuestro, lleno de tópicos y prejuicios. Se trata de una historia muy personal, muy íntima, es una montaña rusa de emociones: sonríes, recelas, intuyes, te haces cómplice, lloras…

mariposas

Y también lo traigo porque este blog es Para niños y mayores y los mayores necesitamos volver a sentirnos niños de vez en cuando, que nos recuerden que los niños sienten, tienen gustos propios, ideas propias… y que son fantásticas, aunque no coincidan con las nuestras. O justamente por eso son incluso mejores, porque su punto de vista no coincide con el nuestro, porque son más inocentes, más abiertos, más intuitivos… Son más niños, son más nosotros hace mucho tiempo.

mary poppins¿O es que ya no os acordáis? Yo, con nueve años, estaba enamorada (o eso creía), odiaba ser alta, todo me daba vergüenza, tenía problemas en casa (aunque ahora no me parezca que fueran tantos o tan graves) y peleas con los amigos. Recuerdo lo que me entristecía y lo que me gustaba más que nada en el mundo. Y si yo lo recuerdo, ustedes, señores y señoras con más de nueve años, seguro que también.

¿O es que no se atreven? A lo mejor es eso, que no se atreven ustedes a ser niño otra vez, a mirar con ojos de niño, a hacer el esfuerzo inmenso que tiene que hacer Guille por comprender, por ayudar, por disimular, porque le quieran ¿no es eso lo que queremos todos, que nos quieran?

Si os atrevéis a ser niños de nuevo, venid a por el libro.

Si ya lo sois y queréis ver y comparar qué les pasa a otros niños como vosotros, venid a por el libro.

Me encantará conocer las dos opiniones.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

tambor

Ya tenía preparada la reseña de esta semana, pero al conocer la luctuosa noticia de la muerte del escritor y premio nobel alemán Günter Grass, he preferido reseñar una obra en homenaje a él. Se trata, como no, de una película basada en una de sus novelas más conocidas, “El tambor de hojalata” que publicó en el año 1959.

En la novela, el autor relata la vida de Oskar Matzerath, un niño que vive durante la segunda guerra mundial con ciertos tintes macabros e infantiles. Narra los momentos decisivos de la vida de Oskar que a los 29 años fue ingresado en un sanatorio psiquiátrico.

La película es una adaptación de la novela y cuenta la vida de Oskar, que toca un tambor de hojalata para mostrar su inconformismo ante la vida durante el ascenso al Tercer Reich.

Ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes y el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en el año 1979, galardón que compartió con “Apocalypse Now”.

Günter Grass escribió la novela en los años 50 y a través de ella hacía un ajuste de cuentas con el pasado de su país, en el que las heridas abiertas por el nazismo aún estaban lejos de cicatrizar.

En 1978, el director también germano Volker Schlöndorff se puso tras la cámara para acometer la complicada coproducción franco alemana de una novela larga, difícil y comprometida, en la que el protagonista decide voluntariamente dejar de crecer al no compartir la vida que protagonizan los adultos que le rodean. Un niño que no dejará de tocar su tambor de hojalata y que cuando intentan silenciarlo emite gritos tan agudos que son capaces de romper todos los objetos de vidrio que hay a su alrededor.

Con algunas escenas surrealistas de las que se quedan grabadas en la mente del espectador, “El tambor de hojalata” es una de las mejores producciones del cine europeo de los años 70.

tambor2

Con esta película se demuestra una vez más que con un material literario de primera clase se puede hacer una extraordinaria película que, respetando el espíritu de la novela, posee una individualidad propia, y que el cine, como la literatura pueden ser artes comprometidas con la verdad y con la sociedad del momento; algo más que un mero entretenimiento.

Son de destacar las interpretaciones de todos sus protagonistas, especialmente el trabajo de Charles Aznavour y la prodigiosa actuación del niño David Bennent en el papel del pequeño Oskar absorbiendo al espectador con su fascinante exploración emocional. Así mismo no es menos destacable el trabajo de su director.

tambor3

Fotografía del rodaje en dónde aparece Günter Grass, David Bennent y Volker Schlöndorff

 Es desde luego fascinante en muchos aspectos y monstruosa en otros, tiene más valor por su poder visual y la capacidad arrolladora de despertar la curiosidad, que por sus propios méritos cinematográficos, pero en cualquier caso merece la pena verla.

 tambor4

Sirva ésta reseña como mi homenaje particular a la obra del gran Günter Grass. Y como siempre, lo mejor es que tanto la novela como la película, podéis encontrarlas en nuestra biblioteca. DVD PE 610

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

charlotte2Hoy en nuestra sección de nuevo David Foenkinos, y de nuevo con un libro sobre un personaje real, como ya hiciera en Lennon, la biografía novelada que ya reseñamos en esta sección.

En este caso Foenkinos nos acerca a la figura de Charlotte Salomon, una pintora alemana de origen judío que murió en Auschwitz a la edad de 26 años, estando embarazada de 5 meses. Con esta premisa podéis pensar que os voy a hablar de un libro triste, y sí efectivamente, es un libro muy triste, pero también de una gran belleza, la belleza que Foenkinos destila en su literatura.

Para empezar llama la atención la forma en la que está escrita el libro, parece prosa poética, con frases cortas, de menos de un renglón. Según algunos críticos, Foenkinos escoge esta manera de escribir para que el lector pueda tomar aire, respirar en una historia tan trágica y conmovedora. No sé si esto era lo que quería lograr el escritor, lo que sí sé es que lo consigue. Aunque más de una vez estés al borde del llanto, Foenkinos logra que las lágrimas se queden en la orilla de los ojos, que consigas respirar gracias a la agilidad del texto. Otra cosa que me gusta del libro es cómo el escritor nos hace partícipes de su obsesión por Charlotte, cómo se gestó la novela, y cómo visita los escenarios por los que la pintora transitó en su corta vida para documentarse.

Es que la historia de Charlotte es trágica entre las trágicas, independientemente de ese final absurdo y cruel, víctima de la barbarie nazi, su historia familiar y personal no tiene desperdicio. El suicidio rodea a Salomon desde el nacimiento, no obstante, la primera frase que da comienzo al libro es la siguiente: Charlotte aprendió a leer su nombre en una tumba, el de su tía materna que se suicidió a la edad de 18 años tirándose a un río, Charlotte lleva el nombre de su tía suicida. Su madre también se suicida cuando ella es una niña (suicidio del que no se enteró hasta muchos años después causándole gran impresión y desasosiego), y más adelante su abuela materna…

Charlotte se refugia en la pintura como forma de evadirse de un destino trágico que quizás también la está esperando a ella: Tiene que vivir para crear. Pintar para no volverse loca. Considerar el arte como la única posibilidad de vivir. No se equivoca en pensar que su vida acabará de manera trágica, sí se equivoca en la forma, el destino la estaba esperando en forma de gas Zyklon B.

Hasta llegar a este final, Charlotte y su familia tiene que pasar por las humillaciones propias de ser judío en el Berlín previo a la Segunda Guerra Mundial. El talento de Charlotte hace que sea la única estudiante judía aceptada en la Escuela Nacional de la Academia de Bellas Artes, sin embargo, tiene que ver como un premio que le han otorgado lo recoge otra alumna para no llamar la atención sobre su origen. La situación se hace insoportable después de la noche de los critales rotos, y tras una breve detención de su padre, Charlotte acepta, no sin resistencia, ya que dejaba a su primer amor en Berlín, el maestro de canto de su madrastra Paula Lindberg, a reunirse con su abuelos maternos en Villefranche-sur-Mer, al sur de Francia, donde ellos se habían exiliado a finales de 1933.

Es en este exilio forzoso donde Salomon escribe su gran obra ¿Vida? o ¿Teatro?, obra compleja que mezcla teatro, pintura y música, y tal como Charlotte le dice a su médico cuando se la entrega: Es toda mi vida.

Esta obra autobiográfica es la fuente principal en la que se ha basado Foenkinos para escribir la novela que ahora reseñamos. Novela galardonada con el Premio Renaudot y del Goncourt des Lyccéens, y tal como dicen sus editores, Una experiencia de lectura única.

Foenkinos rescata así a un personaje injustamente olvidado, yo reconozco que no la conocía, y gracias a este autor, del cual me declaro seguidora, he podido acercarme a una figura enigmática y única, que luchó hasta el final contra un destino trágico para morir, como tantos otros, injustamente asesinada. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones