Archivo de la categoría: Uncategorized

RECOLECTURAS – La importancia de no entenderlo todo

«La idea de que me iré de un mundo que está cada vez peor no me gusta, porque siempre pensé que era mi deber dejar el mundo mejor de lo que lo había encontrado. Si se tiene el hábito de ver cada día como una jornada completa, envejecer es interesante. Todos los días se conoce a una persona nueva, una puesta de sol nueva. Todos los días pasan cosas hermosas»

Hoy en nuestra sección, La importancia de no entenderlo todo de Grace Paley.

Grace Paley (1922-2007), conocida a nivel literario por sus cuentos (en la biblioteca tenéis sus Cuentos completos publicados por la editorial Anagrama), fue una destacada pacifista y activista política, además de feminista. En este libro vamos a conocerla en estas facetas a través de sus artículos, reportajes, charlas y prefacios. Aunque su historia comienza en los años veinte, mucho de los asuntos tratados en este libro comenzaron en los años cincuenta.

Casi todos los artículos fueron escritos porque Paley formaba parte de un movimiento, más bien de una marea, que surgió de las luchas por los derechos civiles de los cincuenta y que generó energías y métodos en los movimientos antibélicos de acción directa de los sesenta, debilitándose luego para volver con fuerza en los setenta y ochenta, en la segunda ola del movimiento de las mujeres, ola nutrida por las corrientes de la educación ecológica, la interconexión y la acción.

Hija de emigrantes rusos, Grace se crió en el barrio neoyorquino del Bronx en una familia puritana, socialista y judía. Quizás estos orígenes y mezcla de culturas (en casa se habla yiddish y ruso), hace que desde muy pequeña se despierte en ella la conciencia social y política. A los nueve años se inscribió en una organización llamada los Halcones: jóvenes socialistas menores de doce años, donde se cantaba «La Internacional», con el final socialista, además de ir vestidos con camisas azules y pañoletas rojas.

Siempre se mantiene muy crítica respecto a las decisiones tomadas por el gobierno de los Estados Unidos: «Aunque Estados Unidos amparaba el capitalismo, el prejuicio (que ahora se conoce como racismo: rechazar a la gente sin ningún motivo, salvo el color de la piel) y el linchamiento, mi padre decía que teníamos suerte de estar aquí». No obstante, sus críticas no son infundadas, son obtenidas de primera mano: Grace fue miembro de la delegación del movimiento pacifista que acompañó a tres prisioneros de Hanói a Estados Unidos en el programa de devolución de prisioneros durante la guerra de Vietnam, programa en el que los vietnamitas tenían puestas muchas esperanzas, y como veremos, Estados Unidos incumplió. También cuestiona la evacuación de niños vietnamitas a Estados Unidos para ser dados en adopción sin un registro adecuado, ya que muchos de ellos aún siguen teniendo familia en el país. Según Grace: «La guerra de Vietnam, que empezó con ignorancia, autocomplacencia y con el exterminio de inocentes, terminó de manera muy parecida». Sus protestas por la guerra de Vietnam, llevaron a Grace a pasar seis días en la cárcel de Greenwich Village.

Otra guerra que le tocó vivir, e igualmente cuestionada y criticada, fue la del Golfo. Según la autora fue sobre todo un experimento para probar el nuevo arsenal armamentístico de los Estados Unidos, ya que el petróleo sólo constituía el 5 o 10%. También se posicionó en contra de la política estadounidense en Centroamérica.

Sus protestas antibelicistas, por las que fue muy conocida, las llevó a cabo desde el pacifismo: «El pacifismo no es “pasivismo”»;  desde la desobediencia civil: «La verdadera esencia de la desobediencia civil no violenta es la terquedad más absoluta». «Para mí ha tenido más importancia no pedir permiso  no pedir permiso que desobedecer»; y desde la comunidad, emprendiendo acciones locales.

grace

Iguales de interesantes son sus opiniones sobre el feminismo, movimiento al que se fue acercando conforme iba creciendo, la enseñanza y la escritura.

Para Grace ser feminista significaba saber que: «lo normal durante varios miles de años ha sido que los hombres se adueñen durante varios miles de años del destino de las vidas de las mujeres, y que eso no es natural. Es una forma antinatural de organizar la vida en la tierra. El feminismo no consiste en hacer una lista de prioridades y de opresiones, sino en exigir cambios en una escala mayor, situando las vidas de las mujeres en el mismo plano central que la mayor parte de los radicales ocupan la clase o la raza, y mostrando cómo se relacionan». Ella pertenece al grupo Acción Femenina contra el Pentágono de Nueva York, entre otros movimientos. Hago aquí un inciso para decir que la Declaración de Unidad de la unidad de protestas contra el Pentágono (páginas 115-122), es magistral.

Su relación con las mujeres y con sí misma: «Aprendí a educarme a mí misma sin saberlo. Aprendía de mí misma, entre otras personas», afecta también a su escritura: «Cuando yo empecé a escribir como escritora fue porque había empezado a vivir entre mujeres. Lo mejor de todo es que yo no las conocía, no sabía quiénes eran. Pero no tenía ni idea, y creo que de ese hecho procede mucha literatura.  Procede de no saber mucho sino de no saber. Procede de aquello por lo que sientes curiosidad, de lo que te obsesiona, de lo que quieres conocer. […] De manera que empecé a pensar en esas vidas, y esas fueron las vidas que me interesaron».

Respecto a la escritura Grace hace una diferencia entre escritor y crítico. Según ella, un escritor para hacer bien su trabajo debe vivir en el mundo, y un crítico, para sobrevivir en el mundo, debe vivir en la literatura. Una de las razones por las que un escritor se interesa mucho más por la vida que otras personas que simplemente se dedican a vivir, es que el escritor finge ser un especialista en algo (la vida) de la que no sabe nada. Si escribe es para poder explicárselo todo a sí mismo, y seguramente escribirá más cuanto menos sepa.

Estos son algunas pinceladas que os podéis encontrar en este libro, en el que también aborda el tema del aborto y la menopausia, entre otros. Aquí hemos conocido sus reflexiones desde su militancia en distintos movimientos pacifistas y feministas, en los que se mantuvo muy activa hasta el final, una de sus últimas protestas fue contra la guerra de Irak; pero no debemos olvidar que Grace, además de mujer trabajadora, ama de casa y madre, se consideraba escritora: «El sentido de mi vida, que posponía hasta medianoche y adaptaba a los diferentes lugares y trabajos, era escribir. Tardé mucho en darme cuenta, pero ahora lo sé».

Un maravilloso libro para leer, releer y que nos va a permitir entender un poco más la historia de Estados Unidos durante el siglo XX.

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – Hans Christian Andersen

A los que nos seguís en Facebook ya sabéis que esta semana se celebró el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, que coge la fecha del nacimiento de Andersen para su celebración, el dos de abril. Y de pronto caí que nunca hemos tenido en esta sección un libro suyo, ¿increíble verdad?

Así que no creo que haya mejor ocasión para remendar esto que ahora mismo. El problema es que no he sido capaz de elegir ningún título en concreto de entre todas las versiones que hay en las Bibliotecas Públicas de Fuengirola, que son muchas, y eso que a las de Disney tengo que reconocer que no les he hecho mucho caso… lo siento Walt, ya te explicaré otro día el por qué.

La pequeña cerillera ha sido siempre uno de mis cuentos favoritos, tenía una edición con unas ilustraciones en sepia que me encantaban. Y junto a ella El Patito Feo, que llegó a mí antes de saber leer, pues era uno de los cuentos que mi padre nos ponía en su tocadiscos.

 

El traje nuevo del Emperador, El Soldadito de Plomo, Pulgarcita…Todas estas historias seguro que las conocéis, no sólo eso, estoy segura de que os gustaron y de que las recordáis, aunque no sea a la perfección, ¿os pasa eso con todos los cuentos que leéis? ¿a que no?

 

Claro, es que lo bueno gusta, por eso sus historias funcionan tanto en libros, como en cine, teatros o musicales.

 

 

 

 

Os invito a participar de la celebración de este día y a leer, releer o escuchar, un cuento de Andersen, estos son los que podéis encontrar en nuestras Bibliotecas:

Andersen en las Bibliotecas de Fuengirola

Y si paseáis por Málaga, no olvidéis haceros una foto con él en la Plaza de la Marina ¿sabíais que estuvo aquí y le encantó la ciudad?

Feliz fin de semana y feliz mes del libro. Os esperamos en la Biblioteca, donde viven toooooodas las historias.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RECOLECTURAS – Un amor

PRIMERO LA VIDA. DESPUÉS UN AMOR

Hoy en nuestra sección, el último Premio Nadal, Un amor de Alejandro Palomas.

A Alejandro Palomas ya tuvimos la oportunidad de conocerle cuando vino a la biblioteca a presentar su novela Un hijo, además es un asiduo de nuestro blog, ya que además de la anterior novela, también reseñamos Una madre.

Un amor, cierra la trilogía (de momento) de la familia de Amalia, después de Una madre y Un perro. Nos volvemos a encontrar con aquellos entrañables personajes que ya tuvimos la ocasión de conocer y querer, aunque en palabras del propio Alejandro: «Lo bueno de esta novela es que si no has leído las anteriores el impacto que te provocan estos personajes se multiplica por diez. Me da mucha envidia la gente que llega a esta familia por Un amor porque creo que no hay entrada mejor que esta».  Le doy la razón, porque aunque me ha gustado, más conforme me iba metiendo en la historia, no he tenido el impacto que me provocó el leer Una madre, cuando me encontré con ese descomunal personaje de Amalia, con sus carencias y sus virtudes, un personaje nuevo para mí, al que amé, como ya comenté en la reseña.

Amalia, como es habitual, está acompañada de sus hijos: Silvia, Emma y Fer, además de su perrita Shirley. A este círculo familiar se le une Magalí, la novia de Emma con quien Amalia entabla una gran amistad («ellas han sido la sorpresa»), tía Inés, que después de 8 años «vuelve» para quedarse, y Oksana, «mujer-loba» rusa, encargada del mantenimiento de un complejo de turismo rural en los pirineos y que, gracias a la complicidad que surge entre Amalia y ella, termina siendo una especie de asistenta y «chica de los recados».  Oksana jugará también un papel fundamental en la vida de Fer y podríamos decir que, en cierto sentido sustituye a la abuela Ester, aunque la abuela siga estando muy presente a través de las frases sabias que Fer irá recordando.

Han transcurrido ya 8 años desde los acontecimientos acaecidos en Una madre, y en esta ocasión, el eje central de la trama es la boda de Emma con Magalí, que por circunstancias de agenda, coincide en el tiempo con el cumpleaños de Amalia. A esto se une una noticia inesperada, justo la noche antes de la boda, de la cual no sabremos el contenido hasta casi el final, y que planteará conflictos a la familia por el hecho de ocultársela a  Amalia. Como decimos este es el eje de la trama, pero yo casi me atrevería a decir que es la excusa de Alejandro para poner en primer término a estos personajes, porque los que hemos leído en varias ocasiones a Palomas, sabemos que es un escritor de personajes, de indagar en el alma humana, de las relaciones interpersonales, y muy especialmente, de las relaciones familiares, las que constituyen esta familia singular, que se ha tenido que reinventar después de la marcha del padre tras el divorcio.

Vamos a seguir conociendo e indagando en estos personajes. Veremos a una Emma mucho más luminosa, «en la que la sonrisa es cada vez más parte de ella desde que llegó Magalí. Es como si después de años bregando por encontrar la buena compañía, la vida se hubiera acordado de ella y ella se lo agradeciera así, con esa sonrisa que no sabe contener, y en la que todos nos sentimos incluidos, porque en Emma hay siempre espacio para todos». A una Silvia mucho más tóxica, «siempre cerca y vigilante, sufriendo por anticipado el dolor de los demás para no hacerle sitio al propio…», y cuyo dolor se hace insufrible para sus seres queridos, que si no fuera porque saben que existe otra Silvia que a veces se intuye, y que es parte integrante de ese círculo familiar, ya la hubieran apartado de sus vidas. A Fer, testigo y narrador de la historia familiar, el pequeño y el único hijo varón, y que como casi todos los personajes arrastra un secreto que le crea mala conciencia, porque «nuestra casa está donde no necesitamos mentir». Y por supuesto Amalia, el alma-mater, la mamma, con sus torpezas y debilidades, sus complejos, su ternura, sus problemas físicos, al que por fin le damos respuesta al conocer que es albina, y que produce más de una situación hilarante. Una Amalia más «empotrada» que nunca, si si, «empotrada», porque Amalia adapta el lenguaje a su propio estilo, utiliza «empotrada» en vez de empoderada, que para ella es estar «mejor que bien». Una Amalia que tuvo que reinventarse a los 65 tras su divorcio:«lo que más miedo me da es no saber vivir sin tener que pedir permiso», con la que es difícil no perder los nervios, pero a la que se la quiere, se la quiere mucho; porque es la amalgama de esta familia, la mecánica que los une desde que el padre desapareció, «el retal más grande de este patchwork que tejemos y destejemos desde que lo hacemos juntos y desde aquí». Y como no, los personajes secundarios, que ya veremos que no lo son tanto: «tía» Inés «el genio, el carácter, la ausencia de concesiones», contrapunto a la suavidad y a la conciliación de Amalia, y la mejor y única amiga que le queda a Amalia de su círculo compartido con su ex-marido; Magalí, que crea desconfianza en la familia, excepto en Amalia, porque nunca quiere hablar de su pasado: «eres parte pero nunca serás miembro, porque no sabes compartirte», y Oksana, de la que ya hablamos anteriormente.

En definitiva una novela muy tierna y de gran sensibilidad, que mezcla humor y drama, y con un lenguaje sencillo que hace  que conecte con cualquier lector. Puro Palomas.

alejandro

Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en filología inglesa y tiene un máster en poética por el New College de California. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la poesía y la traducción de importantes autores. Como novelista ha publicado, entre otras, El tiempo del corazón, El secreto de los Hoffman, El alma del mundo y El tiempo que nos une, que le han valido importantes premios. En 2016 su novela Un hijo recibió el Premio Nacional de Literatura Juvenil. Con sus novelas más recientes Una madre y Un perro, dio arranque a una serie de personajes que ha enamorado a miles de lectores y que continúa con Un amor, Premio Nadal 2018. Su obra, llevada al teatro y próximamente al cine, ha sido traducida a quince idiomas. (La mayoría de su producción literaria la podéis encontrar en la biblioteca, también como traductor).

Si os habéis quedado con ganas de saber más, os invito al encuentro que este viernes, 6 de abril, vamos a tener en nuestras instalaciones con el autor a partir de las 19.00 horas. Un momento único para acercarnos a su obra. Os espero.

Os dejo con esta entrevista: http://www.elcultural.com/noticias/letras/Alejandro-Palomas-Un-amor-es-el-reflejo-de-como-estoy-en-el-mundo/11747

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – La teoría del todo

El pasado 14 de marzo falleció en su casa de Cambridge el físico Stephen W. Hawking, por este motivo mi propuesta para el día de hoy es su libro La teoría del todo: El origen y el destino del Universo, título que da nombre al maravilloso biopic que se realizó en 2014 y que también podéis encontrar en la biblioteca.

En este libro se reúnen un ciclo de siete conferencias en el que Hawking trató de dar una idea general de lo que se piensa que es la historia del universo, desde el big bang a los agujeros negros.

En la primera conferencia dio un breve resumen de nuestras antiguas ideas sobre el universo y de cómo hemos llegado a nuestra imagen actual. Lo que podríamos llamar la historia de la historia del universo. Para ello hace un recorrido desde Aristóteles hasta Edwin Hubble, cuyas observaciones sugerían que hubo un comienzo llamado el big bang en el que el universo era infinitesimalmente pequeño y, por consiguiente, infinitamente denso. En este recorrido también pasaremos por Ptolomeo, Copérnico, Kepler, Galileo Galilei, entre otros.

En la segunda conferencia describió cómo las teorías de la gravedad de Newton y Einstein llevaron a la conclusión de que el universo no podía ser estático, sino que tenía que estar expandiéndose o contrayéndose. A su vez, implicaba que debió de haber un momento hace entre 10.000 y 20.000 millones de años en que la densidad del universo era infinita. A esto se le llama el big bang.

En la tercera conferencia habló de los agujeros negros. Estos se forman cuando una estrella masiva, o un cuerpo aún mayor, colapsa sobre sí misma bajo su propia atracción gravitatoria. Según la teoría de la relatividad general de Einstein, cualquier persona suficientemente atolondrada para meterse dentro de un agujero negro estaría perdida para siempre. No podría volver a salir del agujero negro. Sin embargo, la relatividad general es una teoría clásica; es decir, no tiene en cuenta el principio de incertidumbre de la mecánica cuántica.

En la cuarta conferencia describió cómo la mecánica cuántica permite que escape energía de los agujeros negros. Los agujeros negros no son tan negros como se los pinta.

En la quinta conferencia aplicó las ideas de la mecánica cuántica al big bang y el origen del universo. Esto lleva a la idea de que el espacio-tiempo puede ser de extensión finita pero sin fronteras ni bordes. Sería como la superficie de la Tierra pero con dos dimensiones más.

En la sexta conferencia mostró cómo esta nueva propuesta de frontera podría explicar por qué el pasado es tan diferente del futuro, incluso si las leyes de la física son simétricas respecto al tiempo.

Finalmente, en la séptima conferencia describió cómo estaban tratando de encontrar una teoría unificada que incluya la mecánica cuántica, la gravedad y todas las demás interacciones de la física: «Si lo conseguimos, entenderemos realmente el universo y nuestra posición en él».

Stephen W. Hawking (Oxford, 1942 – Cambridge, 2018). A pesar de sus discapacidades físicas y de las progresivas limitaciones impuestas por la enfermedad degenerativa que padecía, es probablemente el físico más conocido entre el gran público desde los tiempos de Einstein. Luchador y triunfador, a lo largo de toda su vida logró sortear la inmensidad de impedimentos que le planteaba el mal de Lou Gehrig, una esclerosis lateral amiotrófica que le aquejó desde que tenía veinte años.

Su pasión por el estudio del origen del universo fue en aumento, y sus investigaciones se centraron en el campo de la relatividad general, particularmente en la física de los agujeros negros, descrita por primera vez por Robert Oppenheimer en 1939. Se planteó la ambiciosa meta de armonizar la relatividad general y la mecánica cuántica, en busca de una unificación de la física que permitiese dar cuenta tanto del universo como de los fenómenos subatómicos. En 1974 propuso, de acuerdo con las predicciones de la física cuántica, que los agujeros negros emiten radiación térmica hasta agotar su energía y extinguirse; ha explorado asimismo algunas singularidades del binomio espacio-tiempo. A diferencia de la mayoría de sus colegas, optó decididamente por la divulgación. En su propósito de hacer llegar el libro a un público amplio, renuncia a las fórmulas y a las exposiciones para especialistas, pero no abandona el tratamiento riguroso de la cuestión. Fue, sin duda, un caso particular de vitalidad y resistencia frente al infortunio del destino. (https://www.biografiasyvidas.com/biografia/h/hawking.htm)

Otros libros del autor, o sobre el autor, que podéis encontrar en las bibliotecas: Historia del tiempo : del big bang a los agujeros negros. Lo grande, lo pequeño y la mente humana (en colaboración con otros autores). Stephen Hawking: Una vida para la ciencia. El universo en una cáscara de nuez. A hombros de gigante: las grandes obras de la Física y la Astronomía. Brevísima historia del tiempo. Historia del tiempo, del big bang a los agujeros negros. El gran diseño.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – No me dejes

TODOS TENEMOS UNA HISTORIA QUE MERECE SER CONTADA

Hoy en nuestra sección un libro «bonito», de esos que podríamos catalogar como para todos los públicos y que te dejan un buen sabor de boca: No me dejes (Ne me quitte pas), de Màxim Huerta.

«Al señor Dominique Brulé le gusta llegar de noche a su floristería. Siempre cierra los ojos antes de encender las luces y les da un tiempo a sus plantas para que se coloquen porque imagina que han estado toda la noche mezclándose unas con otras. Nunca las pilla en movimiento, un día sucederá. Cuando inauguró la tienda pensó encerrarse y dejarse morir, pero al ver que las tímidas siemprevivas sobrevivían sin agua después de semanas sin atención alguna, se dio cuenta de que él también podría vivir sin su amor».

Estamos en París, más concretamente en el barrio Saint-Germain-des-Prés, y en la floristería L’Etoile Manquante: una floristería de gente que tiene todavía cuentas pendientes con su pasado. Su dueño, Dominique Brulé, es una de esas personas: se refugia en su tienda y entre flores, para mitigar el dolor que le produce la ausencia de su esposa; pero su floristería no es sólo lugar de huidas, es también lugar de cobijo, como el que encuentra la joven Violeta, que llega a París procedente de Madrid después de sufrir un desamor (haciendo mudanza de sus problemas), y termina trabajando en la floristería: «Se busca dependienta, a ser posible con nombre de flor».

También es lugar de encuentros, como el que se produce entre Mercedes y Tilde  (dos señoras españolas que llegaron a París a mediados del siglo XX, huyendo de sus propios conflictos, y que encuentran en la Ciudad de la luz y en su mutua amistad un segundo hogar), con Dominique. La llegada de Violeta a este trío de «maduritos», dará un toque fresco a esta familia impostada, y pronto veremos como los lazos que van surgiendo entre ellos mitigará las ausencias y los dolores: «Tanto las lágrimas como las culpas purgan y lavan dolores viejos».

Conforme vayamos conociendo a estos cuatro personajes, más los iremos queriendo y aceptando. Son personajes cargados de buenos sentimientos, con una gran dosis de humanidad y sencillez, y un toque naif que los hace más accesibles; y aunque la carga que llevan es dolorosa, no andan por las esquinas quejándose y lamentándose, viven el presente de la mejor forma posible: «Que más daba saber el futuro teniendo tanto pasado», intentando hacer la vida más fácil y alegre a las personas que están a su alrededor. Como por ejemplo Dominique, que cambia las tarjetas de los ramos que le encargan para mejorarlas, y envía flores a una actriz acabada para que sienta que sus admiradores aún la recuerdan, o Mercedes que deja notas anónimas entre los libros de la famosa librería Shakespeare and Company, para que las encuentre el lector anónimo y así dibujarle una sonrisa. Matilde, Tilde para los amigos, es una mujer que siempre lleva un bolígrafo en el bolso para apuntar frases que escucha. También esconde pastillas para la tos que nunca usa y un espejito en el que nunca se mira; y Violeta, un clon de las mujeres de la Nouvelle Vage, es femenina sin pretenderlo, lo que la hace terriblemente deliciosa.

La prosa de Máxim es sencilla y delicada, como las peonías de la floristería, salpicada de frases que, aunque en muchos casos predecibles, acompañan al argumento para realzarlo y mejorarlo. Os dejo unas cuantas: «Los únicos que van realmente perdidos, son esos que van mal acompañados». «Todos tenemos hipotecas emocionales». «Nunca vuelve el que se fue aunque regrese». «El pudor te amarga la vida, como amarga a muchos los miedos». «Todos nos quejamos más cuando somos incapaces de neutralizar un dolor».

Aunque es un libro que podríamos calificar de melancólico, es también muy optimista,  y el autor insiste continuamente en la felicidad. Y como escenario, la maravillosa ciudad de París, que podemos considerar un personaje más: «Una ciudad que está harta de simplificaciones y de ser un postal de souvenir». Màxim nos hace un recorrido por lugares emblemáticos de la ciudad y de esa postalcomo el Café de Flore o la librería Shakespeare and Company, por el que deambulan sus personajes, y con una banda sonora salpicada de temas emblemáticos de la música francesa. Se ve que siente fascinación por la ciudad y que la conoce bien, no obstante, muchos de sus libros transcurren en París.

Es el primer libro que leo de este escritor (que muchos conoceréis como presentador de informativos en Telecinco o colaborador en el programa de Ana Rosa Quintana) y, aunque no es la literatura que suelo leer, me ha gustado. Reconozco que al principio me costó meterme en la historia y que la veía muy simple y recurrente, pero al final ha conseguido engancharme. Por el escenario y por los personajes, sentía que estaba un poco en la película Amelie, película que amo.  Un libro sencillo, delicioso y con una gran dosis de optimismo; y que podíamos considerar en ciertos aspectos como novela feel-good: “Un género que aborda valores y actitudes que echan por tierra el cinismo de nuestra sociedad actual. La solidaridad, la empatía, el amor y la amistad son puestos en un pedestal.” (http://www.libropatas.com/mundo-editorial/novelas-feel-good-el-nuevo-boom-editorial-promueve-la-felicidad/)

Màxim Huerta ( Utiel, Valencia, 1971). Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad CEU San Pablo de Valencia. En 2014 obtuvo el Premio Primavera de Novela con La noche soñada. Otras de sus novelas son: Que sea la última vez…, El susurro de la caracolaUna tienda en París, Firmamento, La parte escondida del iceberg, Mi lugar en el mundo eres tú. Además es autor de varias piezas teatrales.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS -Los rebeldes

Hoy en nuestra sección un libro magnífico, yo incluso me atrevería a decir una obra maestra, Los rebeldes de Sándor Márai.

Apenas unos meses antes del final de la Primera Guerra Mundial, cuatro jóvenes acaban sus estudios y se enfrentan al último verano de la adolescencia. En cuestión de semanas serán llamados a filas y enviados al frente, un frente del cual sólo llegan noticias nefastas. Así, unidos por su aversión a lo que promete ofrecerles la madurez, Tibor, Ábel, Erno y Béla crean un universo particular y juegan a desafiar todas las reglas: beben y fuman en exceso, juegan a las cartas, se inventan extravagantes historias, cometen pequeños hurtos… Ante la ausencia de padres, tíos y hermanos mayores, realizan su propio aprendizaje de la vida libres del control familiar, hasta que la aparición de un improvisado mentor, un avieso actor que está de paso en la ciudad, hará que sus juegos, y sus vidas, se precipiten por caminos insospechados que los llevarán hacia un dramático desenlace.

Esto es lo que dice la sinopsis del libro. Podríamos decir que estamos ante una novela de iniciación a la vida, truncada por los estertores de la Primera Guerra Mundial, en la que estos jóvenes se ven abocados a participar cuando termine su «último verano en libertad».

Son jóvenes muy diferentes, tanto en caracteres como en clase social. Erno hijo del zapatero (una especie de predicador), es un joven iracundo y poco hablador, aunque de gran inteligencia. Ábel, el hijo del médico, es un gran amante de la literatura, pero un poco pusilánime. Béla, cuyo padre es dueño de un ultramarinos, es un poco frívolo y amante de lo material, como la moda, y Tibor, hijo del coronel Prockauer, es un ser extraordinario, un joven apuesto y encantador, gran deportista y de modales exquisitos. Se mueve entre sus camaradas con la soberbia de un tirano paciente y generoso, como si tuviera la vaga conciencia de que su posición y destino lo obligaban a adoptar tal papel ante la solicitud de sus «cortesanos». De hecho todos sienten fascinación hacia él, quizás por eso adopta esta actitud ante sus compañeros, que lo idolatran y se consagran por entero a su persona; en especial Ábel, más cercano a él por clase social: eso que distingue a los ricos de los pobres más que el dinero, y que por muchos estudios no se logra adquirir. Tibor siente hacia ellos un sentimiento ambivalente entre el placer y la aversión. Se sentía como un invitado a la pandilla. Permanecía unido a ellos porque sentía que el «pacto» lo protegía del único e incompresible poder que todavía lo oprimía: el poder de los adultos.

Eso es en realidad lo que los une, su odio hacia los adultos: Ellos también estaban en guerra, una guerra distinta e independiente de la que libraban los adultos, pero no por eso menos encarnizada. Estaban en guerra con ellos. Nunca le dirigían la palabra (los adultos), a no ser que fuera para pedirles algo o para castigarlos. Esta es su rebeldía, y de ahí el título del libro. Rebeldía que practican a través de sus juegos, que para los miembros de la pandilla resultaban más auténticos que la propia realidad. Oposición a todos y todo que constituía el fundamento de los juegos.  El principio de «perseguir el fin en sí mismo» que regían sus acciones tal vez era su vocación, o quizá la misión que debían cumplir en aquella fase de sus vidas.

Pronto se les une un personaje, el actor Amadé, con el que entran en contacto a través del hermano mayor de Tibor, el manco Lajos. Es extraño que entre en sus vidas ya que él forma parte del mundo que detestan, el adulto (quizás por esto siempre se muestran reticentes con él, y en cierto sentido lo desprecian). Amadé les acerca a situaciones a las que de otra manera no podrían entrar: espectacular el capítulo Ensayo (pg 151), en el que los invita a participar de un juego que consiste en representar una obra para ellos mismos, aprovechando que el teatro está vacío, para lo cual los disfraza.  Destacar también los personajes secundarios del prestamista Havas y del zapatero Zakarka, padre de Erno. Estos personajes, junto con el actor, son piezas claves en el desarrollo de la obra y ofrecen el contrapunto a los jóvenes.

Magistral novela, con tintes dramáticos y una buena dosis de psicología de los personajes, que causó un gran impacto cuando se publicó y acabó de consagrar a su autor, para mí, un genio. (En muchos aspectos su estilo me ha recordado a otro genio, Thomas Mann, especialmente en su obra Confesiones del estafador Félix Krull, reseñado aquí).

Esta novela forma parte de la trilogía de los Garren (Dos hermanos que se mencionan en la novela, pero casi de manera anecdótica, como personajes externos a la pandilla), los dos otros volúmenes del ciclo Los celosos y Los ofendidos, son considerados por el propio autor como su obra magna, y aún no están publicados en español. Deseando ya que las publiquen.

Sándor Marái ( Kassa -Hungría (Hoy Eslovaquia), 1990 – San Diego – California, 1989). Fue un prolífico autor, periodista y dramaturgo. En español se han publicado veinte de sus novelas. Muchas de las cuales podéis encontrar en nuestras bibliotecas. Quiero hacer mención especial a sus libros de memorias Confesiones de un burgués y ¡Tierra, tierra! que nos acerca de manera lúcida a la Europa, especialmente Centroeuropa, de principios y mediados del siglo XX. Esta novela que hoy reseñamos también la puedes encontrar en la biblioteca Francisco de Quevedo (Los Boliches).

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RECOLECTURAS – Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado

«A bird doesn´t sing because it has an answer, it sings because it has a song»

Hoy en nuestra sección una de nuestras novedades del pasado verano: Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado de Maya Angelou. Como bien dice la autora, en alusión al título del libro: «Un pájaro no canta porque tenga una respuesta, canta porque tiene una canción». Este libro que hoy nos ocupa, es su canción; la primera de sus siete autobiografías noveladas y la más famosa de todas, y está dedicada a todos los fuertes y prometedores pájaros negros que desafían a los hados y a los dioses y cantan sus canciones.

Esta magnífica novela comienza cuando Bailey (su hermano mayor) y ella, de cuatro y tres años respectivamente, viajan desde Long Beach (California) con destino a Stamps (Arkansas) a casa de su abuela paterna (después de que los padres hayan decidido poner fin a su desastroso matrimonio).

Estamos en un pequeño pueblo sureño de Estados Unidos en la primera mitad del siglo XX (el libro abarca desde 1928 a 1944), así que imaginad lo que esto supone para la población negra. Segregación (la segregación racial se mantuvo en Estados Unidos hasta el año 1965), episodios violentos por parte de miembros del Ku Klux Klan, explotación laboral, especialmente en los campos de algodón, vejaciones…

Marguerite (Maya), es testigo de todos estos hechos y los relata de manera magistral. Su vida en este pequeño pueblo es en cierto sentido «privilegiada», ya que la abuela es dueña de una tienda en la que los clientes pueden encontrar de todo, desde comestibles hasta hilos de colores, petróleo, brillantina para el pelo, maíz para las gallinas, bombillas, cordones de zapatos, globos…, y goza de un estatus más elevado en relación al resto de la población negra. Su influencia incluso llega hasta la población blanca, a la que presta dinero durante  la época de la gran depresión del 29. Sin embargo, no dejan de estar aislados y de vivir las humillaciones por parte de los blancos (la población negra vive totalmente apartada de la población blanca, es como si vivieran en un gheto, cuyo muro es la calle que los delimita). Es tan increíble el total aislamiento en el que viven, que para Maya y su hermano, al igual que para el resto de los niños negros, los blancos son un misterio, e incluso les inspiran el temor que provoca lo desconocido.

Maya va a ir creciendo a la par que sus circunstancias extraordinarias, influenciada por su estrecha relación con su hermano Bailey, su tío minusválido, y sobre todo por la figura de la abuela, Annie Henderson, fundamental en la educación de los niños. Pronto se irá dando cuenta de las injusticias sociales a las que están sometidos y empezará a cuestionarse: «Me resulta interesante que la vida más miserable, la existencia más pobre, se atribuya a la voluntad divina, pero, a medida que los seres humanos se encuentran más acomodados, a medida que su estilo y nivel de vida empieza a ascender por la escala material, Dios desciende por la responsabilidad con la misma rapidez».

Cuatro años después de su llegada a Stamps, el padre («que enloquecedor haber nacido con aspiraciones de grandeza en un campo de algodón») regresa para llevarlos a vivir con su madre a San Luis. Maya y su hermano caen deslumbrados por la belleza y magnetismo de la madre, especialmente Bailey, para quien desde entonces ejercerá un influjo magnético y a la que siempre llamará «mamá querida». Durante su estancia en San Luis, Maya sufrirá uno de los episodios más traumático de su vida, con tan sólo ocho años; este episodio será acicate para que dos años después regresen a Stamps, y también será el responsable del mutismo de Maya, mutismo del que logrará salir gracias a la señora Flowers: una gran influencia en su vida que acrecentará su amor por los libros. En propias palabras de Maya, cuando años después viaja a San Francisco para instalarse con su madre: «No iba a echar de menos a la señora Flowers, porque me había transmitido su palabra secreta con la que convocar a un genio que había de servirme toda mi vida: libros».

La vida de Maya es intensa, y sólo hemos abarcado 14 años de su existencia. Con la mirada retrospectiva que da el paso del tiempo, analiza su infancia y adolescencia de manera franca, sin olvidar de dónde viene y las circunstancias que rodean su existencia, en el que el color de la piel constituye un hándicap: «Éramos criadas, granjeros, mozos y lavanderas y cualquier aspiración a algo superior era ridícula y presuntuosa». «Era horrible ser negra y no poder controlar mi propia vida. Era cruel ser joven y estar ya adiestrada para permanecer sentada y escuchar en silencio las acusaciones contra mi color sin tener oportunidad de defenderme». Ella sí se defiende, no se doblega (con estos antecedentes es imposible no sacar fuerzas y entereza de donde no las hay). Insiste en cumplir sus sueños: es la primera mujer a la que contratan en los tranvías de San Francisco. Su vida es un ejemplo de superación y de dignidad, heredada quizás de su Yaya, cuya cautela está muy bien descrita por un dicho de los negros americanos: «Si preguntas a un negro dónde ha estado, te dirá adónde se dirige».

No quiero terminar de hablar del libro sin mencionar el paralelismo que hace con el boxeador de raza negra Joe Louis, cuyos triunfos y caídas el pueblo negro sienten como  suyo: «Mi raza gimió. Era la caída de nuestro pueblo. Era otro linchamiento, otro negro más colgado de un árbol, otra mujer víctima de una emboscada y violada, un niño negro azotado y mutilado. Eran sabuesos siguiendo la pista a un hombre que corría por ciénagas. Era una mujer blanca abofeteando a su criada por haber olvidado algo».

En definitiva, un espectacular libro que nos acerca a la cuestión racial de el sur de los Estados Unidos, que desgraciadamente no está superada; es más, con la llegada de Trump a la presidencia del país, se le está dando más visibilidad.

Maya Angelou (San Louis, 1928 – Winston Salem, 2014). Fue una autora, poeta, bailarina, actriz, y cantante estadounidense. Su magnífico libro fue publicado por primera vez en 1969, y se ha convertido en un clásico moderno con más de un millón de ejemplares vendidos. Defensora de los derechos civiles de la minoría negra, trabajó junto a Martin Luther King y a Malcom X. Quizás el momento cumbre de su carrera, fue cuando en 1993 Angelou recitó su poema “On the Pulse of Morning” en la inauguración del presidente Bill Clinton, convirtiéndola en la primera poeta en recitar su trabajo en una inauguración desde Robert Frost en la inauguración del presidente John F. Kennedy en 1961. (Wikipedia).

Para saber más, te invito a que veas el siguiente enlace.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized