RECOLECTURAS – Regreso a Berlín

-Eric, ¿lo has sentido esta vez? Digo, el Berliner Luft -pregunté.

-Sí -respondió. Es como una historia de amor que creías terminada para siempre y, de repente, años después sigue allí, algo que te duele, te conmueve y te agita de nuevo.

Estamos en julio de 1956 a bordo de un barco camino de Europa. Entre los pasajeros se encuentran un matrimonio británico, los Devon, y una periodista norteamericana, narradora de la novela, que decide ir al viejo continente a pasar sus vacaciones de verano. Así comienza esta fascinante historia en la que nada es lo que parece y, en la que poco a poco, iremos conociendo el amargo pasado de Eric Devon, una naturalizado inglés, que huye de la Alemania nazi y deja atrás su identidad alemana. La buena sintonía que surge entre los tres, hace que el matrimonio decida acompañar a la joven periodista en su visita a Berlín. Para Eric no será fácil, es el reencuentro con los viejos fantasmas.

Lo que Eric encuentra a su regreso a Berlín,  es una ciudad en la que aún son evidentes los desastres de la guerra, pero que intenta resurgir de sus cenizas, muchos le llaman a este periodo, 11 años después del final de la guerra “el milagro alemán”. También se encuentra con una ciudad dividida: “Todo el mundo lamenta el hecho de que Alemania esté dividida en oriental y en occidental. Hay otra división más profunda que no ve ningún forastero. Me refiero al abismo que divide a los alemanes que se quedaron aquí mientras todo ocurría y los que se marcharon. La distancia entre ellos es tan grande que a veces dudo que pueda salvarse“. Esto es quizás el hecho que más le afecta, el ver lo equivocado que estaba. Se reencuentra con familiares, como la tía Rosie, a la que consideraba una traidora por no haber salvado a su padre,  y su “hermana” Käthe, para descubrir que no se puede juzgar desde la distancia, que las cosas no son como él creía, que es muy difícil ser anti-nazi en la Alemania de Hitler. También descubre con horror como aún hay alemanes que siguen defendiendo lo ocurrido, y lo único que lamentan es no haber ganado la guerra: “El nombre está muerto y enterrado, lo que viene a ser la etiqueta. Nadie sería lo bastante imbécil como para revivir a los nazis en cuanto a partido o fuerza política. Sin embargo, hay millones de personas en Alemania hoy en día que no pueden decirlo abiertamente, aunque en lo más profundo de su corazón recuerdan la época nazi como el periodo más fantástico. Sólo sienten haber perdido la guerra, no haberla empezado“, para esta gente los campos de concentración son propaganda de los aliados.

La novela es sumamente interesante porque intuimos cómo se llegó a ese estado de locura: “Hitler consiguió que los alemanes odiasen y una vez que odiaron ya todo fue posible. La guerra. El asesinato de los judíos. Todo“. “Hay algo en el alma alemana, una pulsión profundamente masoquista y nihilista hacia la autodestrucción. Por eso hubo millones de personas que se lanzaron tras Hitler a la guerra y a la muerte“. Porque nos da la visión de lo ocurrido desde distintos puntos de vista: los exiliados, los anti-nazis, los nazis, las nuevas generaciones: para las nuevas generaciones Hitler estaba loco, cuando van al cine y les ponen una película antigua en la que sale Hitler, se ríen de él, y porque acompañamos al protagonista en la trayectoria de exiliado, naturalizado, un mischling, paria bajo el régimen de Hitler, a su regreso a una ciudad, su ciudad, que llevaba años sepultada bajo la apariencia de hombre inglés, incluso había dejado de hablar en su lengua materna. Vemos la transformación de Eric Devon en Erich Dalburg, el regreso de un exiliado para quedarse, de un alemán judío (según las leyes de Nuremberg), aunque tengas pasaporte extranjero sigues siendo alemán vayas a donde vayas, no por tener pasaporte chino eres oriental.

Una magnífica historia entre el «año cero» (recordemos la famosa película de Rossellini Alemania, año cero) y el llamado «milagro económico». Una inédita y refrescante visión del Berlín de finales de los años cincuenta. Tan poderosa y seductora que transforma nuestra propia perspectiva de esa parte de la historia, entre los escombros y la reconstrucción, con sus alegrías y su oportunismo, con sus miserias y sus remordimientos. Y lo hace de un modo muy refrescante y más allá de cualquier cliché.

Tiene potencia narrativa, misterio, el perfecto análisis de los personajes, las disquisiciones morales, y también la sutileza y la inteligencia femeninas de Verna B. Carleton (1914-1967), uno de los grandes nombres secretos de la literatura de su época. De madre inglesa y padre de ascendencia alemana, esta estadounidense fue amiga íntima de la fotógrafa Gisele Freund, a quien acompañó a Alemania en 1957. Regreso a Berlín, se inspira en ese viaje.

Para saber más, os invito que leáis este fantástico artículo sobre el libro:

https://elpais.com/cultura/2017/04/17/babelia/1492441514_079104.html

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – El cerdito, Arnold Lobel

  • – ¡Qué cerdos son los cerdos!
  • – Pues claro, ¿cómo iban a ser si no?

 

Esta es la historia de un cerdo feliz, que vive en su granja con una entrañable pareja de granjeros que lo consideran el mejor cerdo del mundo. Pero un día la granjera decide que todo está muy sucio y hay que limpiarlo, incluida la pocilga del cerdo. Y adiós al lodazal tan maravilloso en el que el cerdito se revuelcan alegremente. Tan disgustado está que decide huir en busca de otro charco de lodo en el que revolcarse. En su huida encuentra varios lugares (sí, en el mundo hay sitios bastante parecidos a una pocilga), pero en todos encuentra alguna pega, de hecho, la mayor pega la tiene el último, pues el cerdito queda literalmente pegado en él.

Si queréis saber los detalles de su aventura y por supuesto el desenlace, tendréis que pasaros por la Biblioteca Francisco de Quevedo (Los Boliches) y buscar en su sala infantil esta magnífica historia, sencilla en apariencia, como parece serlo la vida en la granja y en concreto, la vida de un cerdo, pero… ¿alguien duda de los sentimientos de los pobres cerdos? Los niños y niñas desde luego que no.

Con este libro podemos hablar de:

  • La limpieza y el orden
  • El respeto hacia lo que consideran los demás
  • Afrontar los disgustos o salir huyendo
  • La basura
  • … y muchas cosas más que estoy segura de que se os ocurrirán.

A Arnold Lobel quizás lo conozcáis ya, porque es también autor de Historias de ratones, y Sapo y Sepo, los cuales puedes encontrar también en las Bibliotecas de Fuengirola. Además de autor, es el ilustrador de esta obra y de casi todos sus libros y cuentos de otros autores. En la mayoría de sus libros los protagonistas son animales que transmiten emociones básicas y ambientes cotidianos, amables. Igual que su escritura, que es concisa y sencilla. Curiosamente gasta más tinta en los trazos de sus dibujos, formidables, que de sus letras, así que podríamos decir que cuenta más dibujando que escribiendo.

No olvides que para localizar el libro necesitarás conocer la signatura; I-2 LOB cer

Espero que lo disfrutes.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CINEMA PARADISO – Camino a la escuela

Un año más acaba de empezar el curso escolar  y con él, nuevos compañeros, nuevas emociones, nuevas amistades, nuevos contenidos, etc. Pero desgraciadamente esto no discurre de la misma manera en todos los lugares de la tierra. Lo que para los niños y jóvenes de nuestro mundo, el llamado Primer Mundo, es una actividad absolutamente cómoda y asumida, en otros lugares es una carrera de obstáculos para la que se requiere una madurez, unas ansias de aprender en el convencimiento de que eso es lo que mejorará su futuro y una entereza que aquí desconocemos.

Hoy quiero recomendar una película que narra la historia real y extraordinaria de cuatro niños, héroes cotidianos –Jackson, Carlitos, Zahira y Samuel-  que deben enfrentarse diariamente con una multitud de adversidades y peligros para llegar a la escuela. Estos niños viven en cuatro puntos muy distantes de la tierra, pero comparten las mismas ganas de aprender y son conscientes de que sólo la educación les abrirá las puertas a un porvenir mejor.

“Camino a la escuela” es una película que rebosa optimismo y esperanza en un futuro, donde para Jackson, Carlitos, Zahira y Samuel todo es posible con coraje, determinación y esfuerzo.

Cuenta su director Pascal Plisson que un día, encontrándose en Kenia rodando una película, vio pasar a unos chicos que llevaban una bolsa en el cinturón; intrigado les preguntó qué llevaban en la bolsa. Uno de los chicos sacó de la bolsa una flamante pluma, una pizarra y una tiza y orgulloso dijo que se dirigían a la escuela tras dos horas caminando bajo el sol inclemente. Eso en nuestro “Primer Mundo” ni siquiera se concibe. El acceso a la educación es un hecho con todas las garantías.

Trabajando sobre la idea, recibieron muchos relatos a cual más estremecedor. De entre todos, se impusieron cuatro de ellos, por las emociones que despertaban y los desafíos tan diferentes que los chicos debían de sortear para acceder a la educación, como la distancia, la discapacidad o la discriminación.

Su director dice de ella que es sobre todo un espectáculo, un documental de aventuras que muestra el valor y la fe de estos niños en el futuro y en su sociedad. Generalmente son los primeros niños de su familia en ir a la escuela y este hecho significa para ellos una gran oportunidad. Su viaje, no sólo es un viaje físico sino también espiritual, un viaje interior que les permite abandonar la etapa de la infancia y convertirse en adultos. Se trata en definitiva de una aventura humana en la que ninguno de los niños que aparecen en la película, se desalienta en ningún momento. Para estos niños la escuela no es una tarea, es una oportunidad, un regalo muy valioso.

Para ello, acceder a la educación significa poder acceder más tarde a un trabajo que les permita ocuparse de su familia, curar, ayudar a los demás, comprender el mundo y formar parte activa de la vida de su país.

Es una película que nos hace reflexionar sobre la importancia de la educación y la fortuna de tenerla a nuestro alcance, considerando que es clave para hacer de los jóvenes unos ciudadanos críticos y tolerantes. La película invita a debatir también sobre la desigualdad de recursos, la capacidad de superación, todas ellas premisas que deben incitar a los ciudadanos del “Primer mundo” a recapacitar sobre su forma de vida.

Una película muy recomendable, especialmente en el comienzo del curso escolar, tanto para docentes y estudiantes como para cualquiera que esté sensibilizado con el tema de la educación, dada la capacidad extraordinaria que tiene para infundir empatía a nivel social, como por el hecho de que con tan pocos recursos se pueda transmitir tanto. Un canto a la esperanza y a la cultura del esfuerzo, tan olvidada en el mundo occidental. Un real, sincero y tierno retrato de una realidad algo lejana para nosotros, pero al mismo tiempo tan próxima al corazón, por la inocencia, voluntad y tenacidad que transmite. No dejéis de verla. Para ello sólo tenéis que pasar por la biblioteca DVDV PE 4391

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Los cinco y yo

Hoy en nuestra sección un libro diferente, Los cinco y yo de Antonio Orejudo.

Lo primero que me llamó y atrajo la atención del libro fue el título. Para mí, que fui niña en los 80, Los cinco me remite a aquella serie de libros escritos por Enid Blyton, sobre una pandilla de adolescentes: tres hermanos, su prima y el perro (que funciona como un personaje más, de ahí que sean cinco y no cuatro), que no paraban de tener aventuras durante las vacaciones escolares. Yo era fanática de los libros, supongo que los heredé de mi hermano mayor; y siempre que pienso en mi primer acercamiento como lectora consciente, son estos libros los que me vienen a la cabeza. Con este precedente, ya tenía el libro el estímulo suficiente para llamar mi atención.

¿Y qué nos encontramos? Por un lado, tenemos al personaje principal, Toni (que entiendo que es el autor o un alter-ego del autor, ya que, además de nombre, comparten oficio y edad), que es un entusiasta de la serie; y por otro lado tenemos After five, la novela que Reig, amigo del protagonista, escribe sobre Los Cinco como personajes reales, más allá de las aventuras que les dieron a conocer a nivel mundial. Esta novela le da fama internacional, y Reig escoge a Toni para la presentación del libro en la Blyton Foundation. La novela comienza explicando el influjo que las aventuras de Los Cinco han ejercido en su generación, niños nacidos en los 60, para los que Enid Blyton es una de las pocas señas de identidad: «En un momento de aquella conversación entre los tres, Reig dijo con ese tono provocador que ya imprimía sus opiniones que James Joyce no nos representaba en absoluto a nosotros, sino más bien a nuestros hermanos mayores. Si hay alguien que constituye una verdadera seña de identidad para nuestra generación es Enid Blyton, dijo, porque ninguno de ellos ha podido leerla antes.»

¿Qué me ha parecido la novela? Pues al igual que las dos partes diferenciadas, mis sentimientos van acordes con las mismas; me quedo, sin lugar a dudas, con la parte «real», es decir con la parte en la que conocemos a Toni,  sus circunstancias, su relación con el entorno y sobre todo, sus recuerdos de la infancia/adolescencia. Salvando la distancia de los años que nos separan del autor/personaje de mí, en muchos aspectos me he sentido identificada. Además de hacer todo un repaso de la historia de Los Cinco, de su escritora, que me ha servido para recordar muchas cosas que había olvidado, también hace un repaso de la España de la transición: «El camino seguido por España desde que Franco la espichara en el 75 tenía mucho en común con la trayectoria vital de aquellos cincuentones. Su adolescencia había transcurrido en paralelo a la adolescencia política del país. Las instituciones democráticas habían nacido al mismo tiempo que su vello púbico. Padecieron desequilibrios hormonales mientras el país sufría desequilibrios políticos; compartieron con él inseguridades, problemas de identidad, cambios de humor, depresiones y hasta intentos de suicidio. Habían llegado juntos a la madurez, y ahora se encontraban en la fase de desengaño.» Esta parte está salpicada de anécdotas, como la de los adelantamientos (pág. 58), en la que me he visto fielmente reflejada. Describe muy bien la España de la época: las tribus urbanas, las modas, la educación, la familia, el sexo, el ambiente universitario, la cultura: «A finales de los setenta las tres únicas vías de expresión artística que tenían los jóvenes de clase media eran las guitarras, la literatura y el cine», entre otras cosas.

En contraposición, la parte de After five me ha gustado un poco menos. «After five era una manera de pasar lista cuarenta años después: dónde está Ana, dónde están Jorge y Tim, dónde está Dick y, por último, donde está Julián». Entiendo que el autor de esta novela dentro de la novela ha querido poner a los personajes en la época actual: si la primera aventura de Los Cinco se publicó en 1942 y la última en 1963, estos niños/adolescentes eran adultos en la Inglaterra de los 80, y muchos de ellos vivieron la época del punk, las drogas…, pero no sé por qué, no me ha resultado creíble. Algunos de los personajes copian las características de amigos de Toni y Reig, como Julián (el mayor de los hermanos Barnard), que está inspirado en el amigo que cierra el trío, y que al igual que él, su rectitud produce tedio y sosería.

Salvando estos inconvenientes, en general la novela me ha parecido bastante buena. Hay una parte que tiene mucho de memorias, de novela autobiográfica, y a veces me ha costado distinguir la realidad de la ficción (en algunos casos he tenido que recurrir a Internet para comprobar la veracidad de lo narrado, como por ejemplo para saber si la Fiveday Festival de Polzeath que se celebra el 11 de mayo y reúne a los fans de Los Cinco, al igual que el Bloomsday en Dublín, existe [debo decir que no lo encontré o no supe encontrarlo]). Hablando de la autora, quiero hacer un apunte para decir que últimamente está de actualidad por la revisión que se está haciendo de su obra, y en la que se la tilda de racista entre otras lindezas, pero eso ya es otro cantar. Yo disfruté mucho con sus historias y me ha encantado volver a acercarme a Julián, Dick, Ana, Jorgina (Jorge) y Tim a través de este libro, y volver a ser una niña, aunque no es necesario ser fan de Los Cinco para acercarte a esta novela, así que desde aquí te animo a que la leas. Os dejo con un artículo sobre el libro.

https://elpais.com/cultura/2017/05/08/babelia/1494259920_223463.html

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – ¿Qué hay para cenar?

Ayer me topé con este libro de la

Biblioteca Francisco de Quevedo (Los Boliches), ¡y me encantó!

¿Qué hay para cenar?

Claire Freedman y Nick East

Editorial Beascoa

 

«¡SOCORRO!», cacareó Gallina.

«¡Zorro ha venido a COMERNOS!»

Es la primera vez que el zorro de ciudad va al campo y tiene mucha hambre.

«¿Qué hay para cenar?», gruñe mientras se relame. Los animales de la granja, muertos de miedo, idean un disparatado plan para engañarlo. ¿Conseguirán ser más astutos que él?

Esta divertida historia con ilustraciones fabulosas te hará reír a carcajadas.

 

Sólo con lo que cuenta el propio libro ya dan ganas de leerlo, pero por si os hacen falta más datos para convenceros, os diré más cosas, por ejemplo de las guardas, en las que ya sabéis que siempre me fijo, las de este libro son muy simpáticas, con los bocetos de algunas ilustraciones de Pato y Zorro.

Y sobre la historia que nos cuenta… pues hay gente de ciudad que se cree muy lista sólo por ser de ciudad y haber estudiado libros (ya veréis que el zorro es el único que consulta un libro); hay animales grandes que ayudan a los más pequeños (de los dos personajes fuertes, uno quiere atacar y otro ayudar); hay improvisados actores que fingen ser lo que no son, hay emoción, aventura y un final que, aunque intuimos, no deja de sorprender y de hacer reír.

Una historia redonda, perfecta para contar en grupo o individualmente, cuyo argumento nos dará juego para hablar con los pequeños de temas muy interesantes:

¿Quién resulta ser más listo en esta historia?

¿Todo lo que puede aprenderse está en los libros?

¿Es mejor ayudar a los más débiles o aprovecharse de ellos?

¿Cómo termina la historia para el zorro y para el toro?

¿Es el zorro tan astuto como se piensa?

¿Podemos fiarnos de los tópicos?

¿Habrían salido vivos los animales si no hubiesen trabajado juntos para llevar a cabo su plan?

¿Nos convertimos en quien no somos sólo con cambiar nuestro aspecto?

… podría no parar, y es que los libros infantiles dan para mucho.

 

¿Y qué hay de los autores?

Claire Freedman: En su página veréis lo divertida que es esta escritora, cómo cuenta la forma en que empezó a escribir y los trabajos que tuvo antes de dedicarse a este fantástico mundo, también podréis acceder a un montón juegos muy divertidos (he intentado hacer el puzle de los calzoncillos y no lo he conseguido) y averiguar qué otros libros tiene. Eso sí, en inglés, lo cual también está genial para practicar.

 

http://www.clairefreedman.co.uk/fun-games/

 

Nick East: de él no encontré página web, pero podéis seguirle la pista en twitter @EastyNick y en Facebook y así estar informados de su trabajo, estoy segura de que sus ilustraciones os van a gustar.

 

Y ya sabéis, este libro os espera en la Biblioteca Francisco de Quevedo (Los Boliches) con la signatura I FRE que.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Festival de Cine de Venecia

En estos días se está celebrando el Festival Internacional de cine de Venecia y qué mejor manera de volver a éste foro después de mis vacaciones estivales que con un homenaje a tan reconocida y prestigiosa muestra.

El Festival Internacional de Cine de Venecia es conocido como Mostra Internazionale d’Arte Cinematográfica, y pertenece al conjunto cultural y artístico denominado La Biennale di Venecia. Esta fundación organiza festivales y exposiciones de todas las artes, como el Festival Internacional di Musica Contemporanea, l’Esposizione Internazionale di Arte o la Mostra Internazionale de Architettura. Se fundó en 1895 y su nombre hace referencia al carácter bianual con el que se celebraban los eventos.

La Mostra Internacionale d’Arte Cinematografica di Venecia, se celebra de manera anual desde 1936. Se paralizó su celebración desde 1943 a 1945 con motivo de la II Guerra Mundial.

En el festival se proyectan los títulos cinematográficos más destacados y sirven de preámbulo para lo que serán futuros festivales. Las películas se proyectan en  el Palazzo del Cinema, sede principal del festival, en reputadas salas de proyección como la Sala Grande o la Sala Volpi. Aunque existen otras localizaciones como el Palazzo del Casino, donde se encuentra la Sala Perla, el Palagalileo, el Palabiennale, o la Sala Astra, la más pequeña de todas.

Durante once días, se concentran los principales directores, actores, críticos y ejecutivos de la industria cinematográfica. Una pasarela de glamour, cuyo motor principal es la promoción de la industria internacional, sirve de escaparate a todos los concursantes y expositores que andan por su prestigiosa alfombra roja.

Los principales premios son el León de Oro, concedido a la mejor película de las que concursan; el León de Plata, concedido al mejor director; el Gran Premio del Jurado, a la más alabada por la crítica; o las Copas Volpi, a los mejores actores y actrices. Actualmente, se conceden varios premios de cada categoría para reconocer películas y aportaciones de diversa índole.

Junto al Festival de Cannes, el de Berlín, el de San Sebastián y otros muchos, cuenta con la calificación más alta de la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos (FIAPC). El resultado en estos concursos hace vislumbrar a los críticos los futuros nominados a los Oscar de la Academia Norteamericana de Cine.

A lo largo de la historia del festival,  son muchas las películas y los profesionales del cine que han obtenido reconocimiento en él. Como ejemplo, y por lo que nos toca, decir que en la pasada edición de 2016, obtuvo el premio a mejor actriz la española Ruth Díaz con la película de Raúl Arévalo “Tarde para la Ira”.

Y lo mejor de todo es que poder disfrutar de muchas de estas películas  es tan fácil como acercarse a la biblioteca. Aquí os dejo algunas de las que podéis encontrar.

En estos días se está celebrando el Festival Internacional de cine de Venecia y, qué mejor manera de volver a este foro después de mis vacaciones estivales, que con un homenaje a tan reconocida y prestigiosa muestra.

El Festival Internacional de Cine de Venecia es conocido como Mostra Internazionale d’Arte Cinematográfica, y pertenece al conjunto cultural y artístico denominado La Biennale di Venecia. Esta fundación organiza festivales y exposiciones de todas las artes, como el Festival Internacional di Musica Contemporanea, l’Esposizione Internazionale di Arte o la Mostra Internazionale de Architettura. Se fundó en 1895 y su nombre hace referencia al carácter bianual con el que se celebraban los eventos.

La Mostra Internacionale d’Arte Cinematografica di Venecia, se celebra de manera anual desde 1936. Se paralizó su celebración desde 1943 a 1945 con motivo de la II Guerra Mundial.

En el festival se proyectan los títulos cinematográficos más destacados y sirven de preámbulo para lo que serán futuros festivales. Las películas se proyectan en  el Palazzo del Cinema, sede principal del festival, en reputadas salas de proyección como la Sala Grande o la Sala Volpi. Aunque existen otras localizaciones como el Palazzo del Casino, donde se encuentra la Sala Perla, el Palagalileo, el Palabiennale, o la Sala Astra, la más pequeña de todas.

Durante once días, se concentran los principales directores, actores, críticos y ejecutivos de la industria cinematográfica. Una pasarela de glamour, cuyo motor principal es la promoción de la industria internacional, sirve de escaparate a todos los concursantes y expositores que andan por su prestigiosa alfombra roja.

Los principales premios son el León de Oro, concedido a la mejor película de las que concursan; el León de Plata, concedido al mejor director; el Gran Premio del Jurado, a la más alabada por la crítica; o las Copas Volpi, a los mejores actores y actrices. Actualmente, se conceden varios premios de cada categoría para reconocer películas y aportaciones de diversa índole.

Junto al Festival de Cannes, el de Berlín, el de San Sebastián y otros muchos, cuenta con la calificación más alta de la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos (FIAPC). El resultado en estos concursos hace vislumbrar a los críticos los futuros nominados a los Oscar de la Academia Norteamericana de Cine.

A lo largo de la historia del festival,  son muchas las películas y los profesionales del cine que han obtenido reconocimiento en él. Como ejemplo, y por lo que nos toca, decir que en la pasada edición de 2016, obtuvo el premio a mejor actriz la española Ruth Díaz con la película de Raúl Arévalo “Tarde para la Ira”.

Y lo mejor de todo es que poder disfrutar de muchas de estas películas  es tan fácil como acercarse a la biblioteca. Aquí os dejo algunas de las que podéis encontrar.

Deja un comentario

Archivado bajo Festivales de cine, Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Americanah

Buenos días. Ya estamos de vuelta de las vacaciones y mi primera entrada para este nuevo curso es un libro que me ha sorprendido muy gratamente, Americanah de Chimamanda Ngozi Adichie.

A la autora la conocía por los pequeños manifiestos que tiene publicados a favor del feminismo (Todos deberíamos ser feministas  y Querida Ijeawele. O cómo educar en el feminismo), y me gustó tanto la forma de exponer tan clara y sencilla, que me animé a leer una de sus novelas, y qué mejor que ésta, ganador del National Book Critics Circle Award, uno de los premios más prestigiosos de Estados Unidos.

Americanah es el término despectivo que usan los nigerianos para referirse a sus paisanos que vuelven de Estados Unidos dándose aires. Podríamos decir que Ifemulu es una Americanah, ya que ella es una de tantos que regresa a su país después de haber hecho «las américas». Sin embargo, Ifemelu no es una Americanah cualquiera, es más, yo diría que no es una de ellas, porque tiene una lucidez y una sensatez extraordinaria que vierte a través del blog que  crea para contar sus experiencias (primero en Estados Unidos y luego de vuelta en Nigeria). Del blog extraemos perlas como éstas:

«En Estados Unidos raza es igual a clase, se mete en el mismo saco a los blancos pobres y a los negros, independientemente del dinero que puedan tener».

«De todos los tribalismos, el que más incomoda a los estadounidenses es la raza. Si mantenéis una conversación con un estadounidense y queréis abordar algún tema racial que os parezca interesante, y el estadounidense dice: “Ah, es simplista decir que es una cuestión de raza, el racismo es muy complejo”, significa que quiere que os calléis ya. Porque el racismo, ciertamente, es complejo. Muchos abolicionistas querían la libertad de los esclavos pero no querían que los negros vivieran cerca de ellos. Hoy día a mucha gente no le importa tener una niñera negra o un chófer de limusina negro. Pero desde luego sí les importa, y mucho, tener un jefe negro.

«La diversidad tiene distintos significados para distintas personas. Si un blanco dice que un vecindario es diverso, significa que hay un nueve por ciento de negros. (En cuanto llega al diez por ciento de negros, los blancos se marchas). Si un negro dice vecindario diverso, piensa que el cuarenta por ciento es negro».

«A veces dicen “cultura” cuando se refieren a raza. Dicen que una película es para un público “mayoritario”, se refieren a que “gusta a los blancos o es obra de blancos”. Cuando dicen “urbano”, quieren decir negro y pobre y posiblemente peligroso y potencialmente emocionante. “Con carga racial”, significa que nos sentimos incómodos al decir “racista”.

En el blog, que la da a conocer y le sirve como fuente de ingresos, es dónde Ifemelu da forma al choque devastador que se produce al llegar a Estados Unidos: «No sabía que era negra hasta que llegué a América», y la ayuda como catalizador de sus emociones y sentimientos.

Además de la historia de Ifemelu, está la historia del otro protagonista, Obinze (su novio en el instituto cuando ambos estaban en Nigeria y soñaban con emigrar fuera). Paradójicamente, Obinze, es un enamorado de Estados Unidos y su sueño siempre ha sido viajar allí, sin embargo, nunca consigue el visado y al final es ella quien lo logra, a Obinze le espera otros derroteros por Inglaterra, lugar donde al final emigra.

La novela me ha parecido fantástica. Podríamos decir que hay tres parte bastante diferenciadas. Por un lado está la vida de ellos dos en Nigeria, la vida de Ifemelu en Estados Unidos, y la vida de Obinze en Inglaterra. Estas partes se superponen y van dando saltos a lo largo de la narración. La autora refleja muy bien los distintos estados por los que pasan los protagonistas, de ser ciudadanos de clase media en Nigeria, a convertirse en unos «marginados» en sus países de adopción. Describe muy bien esa «carrera» hacia el bienestar, y vemos las distintas fases por las que pasan para conseguirlo, aceptando trabajos denigrantes y abusos por el color de la piel. En el caso de Ifemelu podemos decir que si logra un estatus (Obinze lo logra al regresar a Nigeria), sin embargo, en contraposición de lo que podíamos pensar, Ifemelu decide regresar a Nigeria, aún cuando ya está asentada en Estados Unidos y tiene la nacionalidad, la «tierra» tira mucho.

Al leer la novela no he podido dejar de pensar en que quizás sea una novela autobiográfica (al menos tiene que haber mucho de la autora en el libro); ya que, Chimamanda Ngozi Adichie tiene una vida similar a nuestra protagonista: se crió en Nigeria y a los 19 años viajó a Estados Unidos para estudiar. En la actualidad vive entre Estados Unidos y Nigeria.

La prosa de Chimamanda es ágil, nada rebuscada, y hace que esta novela larga se lea con mucho deleite. Además de entretener, enseña. Yo he aprendido mucho de cultura nigeriana, estadounidense y de los prejuicios de la raza: no es lo mismo ser un negro estadounidense (NE), a un negro no estadounidense (NNE), ser afroamericano a ser un negro americano. Una de las partes que más me gusta es cuando Ifemelu toma su pelo como bandera frente al racismo,; a partir de ese momento decide dejárselo a lo «afro», al natural, y dejar atrás la tiranía de los alisados y de los productos químicos.

Un libro altamente recomendable que no podéis dejar pasar.

Para saber más: https://elpais.com/cultura/2014/03/18/actualidad/1395173061_371389.html

Os dejo con la reseña del libro:

Lagos, mediados de los noventa. En el marco de una dictadura militar y en una Nigeria que ofrece poco o ningún futuro, Ifemelu y Obinze, dos adolescentes atípicos, se enamoran apasionadamente. Como gran parte de su generación, saben que antes o después tendrán que dejar el país. Obinze siempre ha soñado con vivir en Estados Unidos, pero es Ifemelu quien consigue el visado para vivir con su tía en Brooklyn y estudiar en la universidad. Mientras Obinze lucha contra la burocracia para reunirse con Ifemelu, ella se encuentra en una América donde nada es como se imaginaba, comenzando por la importancia del color de su piel. Todas sus experiencias, desgracias y aventuras conducen a una única pregunta: ¿acabará convirtiéndose en una  “americanah”?

Americanah es una historia de amor a lo largo de tres décadas y tres continentes, la historia de cómo se crea una identidad al margen de los dictados de la sociedad y sus prejuicios.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones, Uncategorized