Archivo de la etiqueta: Mujeres

PIRULETRAS – Corre, corre, Mary, corre

Hoy celebramos el Día Internacional de la Mujer, por eso mi propuesta para los más pequeños de la casa es Corre, corre, Mary, corre, un poema de N.M. Bodecker, ilustrado maravillosamente por su amigo Erik Blegavd.

Estamos en Dinamarca y pronto llegará el crudo invierno. Desde la cama el marido de Mary la achucha para que se dé prisa, hay que prepararse para la gélida estación del invierno: «Corre, Mary, corre. Ni un momento quieta debes estar. La nieve todo lo cubrirá. Recoge manzanas y haz mermeladas, los arbolitos tala. Planta luego nabos, limpia los guisantes, prepara melaza, haz queso cuanto antes. Bate mantequilla, ahúma jamón. Apila la leña. Engrasa raquetas. Zúrceme los guantes, haz jerséis de punto. Dame té caliente con azucarillos…»

corre

¿Os imagináis cómo termina Mary? ¿Y cómo termina el marido? Prefiero no contarlo, sino que lo leáis y lo veáis vosotros mismos.

Supongo que sabréis por qué he escogido este libro. Una de las reivindicaciones de las mujeres, que hoy seguramente escucharéis en las muchas de las manifestaciones convocadas, es un reparto equitativo e igualitario en las tareas del hogar. En este cuento vemos como Mary carga con todas las tareas de la casa sin ayuda de su marido. No sólo las que «tradicionalmente» se consideran tareas de las mujeres: cocinar, limpiar la casa, zurcir, tejer…, sino otras que «consideramos» de los hombres: los trabajos de jardinería, la reparación de la casa, el apilamiento de leña… Su marido es muy, muy machista, yo añadiría que explotador. Se dedica a dar órdenes desde la cama o su sillón mientras mientras lee libros y, claro, esto tendrá sus consecuencias.

N. M. Bodecker (Copenhague, 1922 – Hancok, 1988),  estudió en la Escuela de Artes Aplicadas de Copenhague donde conoció a Erik Blegvad. Se trasladó a Estados Unidos donde se ganó la vida como ilustrador al mismo tiempo que trabajaba en sus poemas. A partir de 1974 se dedicó exclusivamente a escribir e ilustrar sus propios trabajos. Fue merecedor de numerosos premios y escribió quince libros e ilustró más de cuarenta antes de su muerte en 1988. Erik Blegvad (Copenhague, 1923 – Londres, 2014), ilustrador de este maravilloso álbum ilustrado, puso imágenes al poema de su amigo como homenaje a su memoria. Ha ilustrado más de cien libros infantiles y colaborado en numerosas publicaciones.

Me encanta el libro; no sólo por su mensaje, sino por el hecho de estar escrito e ilustrado por hombres y, además, hace ya mucho tiempo (Bodecker murió en el año 1988). Blegavd no sólo homenajeó a su amigo con este cuento, sino que homenajeó a todas las mujeres al poner imágenes a la desigualdad que existe en muchos hogares. También me gusta el hecho de que esté pensado para niños a partir de los seis años, una manera muy ilustrada y sencilla de enseñarles a a trabajar en la igualdad desde que son pequeñitos.

Evidentemente no todos los hombres son como el marido de Mary. Así que desde aquí, en este día tan simbólico para la mujer, aprovecho para reivindicar la figura masculina, la de todos aquellos hombres que colaboran en casa codo con codo con la mujer y, que en muchos casos, como en el mío, incluso más. Porque la vida está llena de hombres maravillosos que (algunas feministas me atacarían por esto), en muchas ocasiones nos facilitan las cosas.

Me encanta ser mujer, me encanta tener los mismos derechos en igualdad de condiciones que los hombres y me gusta el movimiento feminista que apoya a la mujer y reivindica sus derechos, pero sin «demonizar» al hombre.

Te invito a que leas el poema completo

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

CINEMA PARADISO – María y los demás

Muy cerquita ya de que se fallen los Premios Goya, ponemos nuestra atención una semana más en el cine español. En este caso una película que aunque no obtuvo ningún galardón, sí que fue nominada en dos importantes categorías. Mejor actriz protagonista y mejor dirección novel. También fue nominada a mejor comedia en los Premios Feroz y en los Premios Fénix, Barbara Lennie fue nominada a mejor actriz. Se trata de “María y los demás”.

Es el primer largometraje que dirigió Nely Reguera apoyándose en un buen guión coral, una buena puesta en escena, la frescura que supone la opera prima y sobre todo en la magnífica interpretación de Barbara Lennie.

La película fluctúa entre el drama y la comedia buscando el equilibrio entre lo serio y lo divertido. Reguera indaga en los conflictos internos de una mujer en la treintena intentando reconstruir su vida, y lo hace bien, aunque al hacerlo, a mi juicio, se olvida de los demás personajes, que quedan apenas hilvanados. El resultado final es una película sencilla pero conmovedora, que deja con ganas de más.

Barbara Lennie está desbordante en un papel que a priori podría haber parecido inadecuado para ella pero que sin embargo lo borda. El varapalo emocional que recibe María en la película es un retrato social increíblemente bien contado, sin dar lecciones pero mostrándolo con todos sus matices, en clave de drama pero también de comedia. Lo consigue mediante la focalización de la atención en una generación de mujeres que, pasada la frontera de los treinta, son objeto de la presión social si no cumplen ciertos requisitos: matrimonio e hijos. La historia de María es el reflejo de muchas otras vidas de mujeres que son obligadas a ser perfectas y cumplir con las expectativas. Pero, ¿y si no quieren seguir el patrón? No importa la claridad con la que María (y las demás) vean sus metas, la frustración, herencia patriarcal, encuentra su lugar como interrogante que cuestiona su visión de futuro.

Aunque los secundarios en esta película están en segundo plano, y quizás ese sea el defecto que le encuentro, si es cierto que sus interpretaciones son geniales y la construcción del ambiente también.

Sorprende lo elaborado del guión, que, aunque escrito a cinco manos, navega con mucha soltura entre el drama y la comedia.

Es una película sin grandes acontecimientos. No los necesita cuando una interpretación grande como la de Bárbara Lennie es capaz de transmitir tanto.

El título no puede ser más acertado. En todo momento, el espectador se convierte en María, sintiendo como ella y pensando como ella. La llega a comprender y siente su soledad, sus carencias afectivas y sus desequilibrios.

Es una buena película, quizás más disfrutable y cercana que arriesgada o muy brillante y profunda. Es, en definitiva, tierna y honesta, muy interesante y apreciable.

Si te apetece verla, ven a la biblioteca. DVD PE 4503

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Bar Bahar. Entre dos mundos

El pasado lunes día 10 se celebró el Día Internacional de los Derechos Humanos. Podría reseñar un montón de películas que son un buen reflejo de la lucha del ser humano  a través de la historia  por la consecución de los mismos; de hecho son muchas las que llevo reseñadas y a las que tenéis acceso a través del blog de la biblioteca  en la sección Cinema Paradiso. Un buen ejemplo son las más recientes como “Figuras ocultas” o “Sufragistas”, otras más atrás en el tiempo como “14 kilómetros” o muchas otras.

Hoy voy a reseñar una película que también tiene mucho que ver con los derechos humanos, en este caso de las mujeres, que tan pisoteados han sido a lo largo de la historia y que desgraciadamente aún siguen siéndolo en muchas partes del mundo.  Se trata de “Bar Bahar. Entre dos mundos”.

Es una película israelí,  opera prima de la guionista y directora Maysaloun Hamoud que profundiza sobre el papel de la mujer en Oriente, la mujer árabe y la búsqueda del amor sin renunciar a la libertad. Una cuestión bastante delicada  en una sociedad en la que dar un paso adelante suele suponer dar dos hacia atrás. Las protagonistas son tres chicas palestinas, Salma, Laila y Nur, que comparten piso en Tel Aviv (Israel) y que, debido a cómo entienden ellas el mundo, cada una a su manera,  no terminan de encajar en ninguna parte.

Quizás Bar Bahar no sea la película más revolucionaria que hemos visto sobre la mujer en Oriente, pero la honestidad y la cercanía que derrocha la hacen cuando menos bastante  interesante y digna de tener en cuenta. Se trata de romper estereotipos y de dar visibilidad a unas mujeres árabes que no estamos acostumbrados a ver aunque existir, existen. Una generación que sin duda se vio muy  influida por la Primavera Árabe y que sigue peleando por sus derechos y por cambiar lo que no les gusta. Mujeres del mundo de hoy en día, unidas, con independencia de su religión (judía, musulmana, cristiana…) u orientación sexual y cuya lucha común es que las acepten tal y como son.

En la película aparecen tres perfiles diferentes: Salma,  una DJ lesbiana a quien su familia le busca pretendientes. Con ella veremos la realidad LGTB en Oriente, que sí existe, y sus dificultades ante la vida. Laila, una mujer profesional, abogada, de la que no conocemos sus orígenes pero sí su ímpetu por vivir a su manera. Y Nur, una estudiante de informática, musulmana practicante que se va a casar en breve.

La diferencia entre ser considerada “una buena mujer” o una “fulana” es aún mucho mayor en la cultura árabe que en la occidental . En Bar Bahar se refleja  una vida nocturna en la que abundan las drogas, la música tecno, las relaciones homosexuales… Una realidad que se mantiene absolutamente ooculta ya que la sociedad la castiga muy duramente al considerar que  son las ovejas negras que se desvían del rebaño.

A este tipo de mujeres que no se ajustan a lo establecido por su religión y su cultura,  los hombres de las consideran atractivas, misteriosas, rebeldes, aventureras… mujeres con las que divertirse, pero no para comprometerse y presentarlas en familia. Este conflicto se personifica en Laila, quien por fin cree encontrar el amor sin prejuicios en un hombre liberal pero pronto se dará cuenta que no es tan fácil ya que poco a poco éste intentará cambiarla para amoldarla a los cánones establecidos.

Otro tema interesante que se muestra, aunque sin profundizar mucho, es el racismo implícito hacia un palestino en Israel. A Salma, que trabaja de camarera en un restaurante, no le permiten hablar en árabe porque incomoda a la clientela. En una tienda de ropa moderna, Laila y Salma también vivirán una situación de rechazo por parte de la dependienta.

A través de Nur, la más joven e inocente del grupo, la película nos muestra la mayor transformación. Gracias a la vida que lleva junto a sus compañeras, descubrirá que el medio para ser libre es elegir otro camino que no pase por la sumisión en la que las han educado.

La música tiene un papel esencial y sirve tanto de metáfora como de reivindicación. No es una película perfecta y quizás algo simple y en ocasiones arbitraria pero  sin embargo funciona en lo esencial. Más que un panfleto de denuncia es un grito de libertad.

La directora de la película, Maysaloun Hamoud, ya tenía experiencia en el cine por la realización de varios cortos, pero es con ésta película con la que ha lanzado su carrera.

El film se alzó con tres premios en el Festival de Cine de San Sebastián 2016:  Premio Otra Mirada, Premio de la Juventud y Premio Sebastiane. Así mismo participó en la sección oficial del Festival de Toronto y obtuvo el Premio NETPAC al mejor  film asiático.

No pinta nada mal, ¿verdad?. Pues si quieres verla, pasa por la biblioteca. DVD PE 4592

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CINEMA PARADISO – Figuras ocultas

Mi reseña de esta semana también va de mujeres, de mujeres brillantes en este caso. Se trata de “Figuras ocultas”. Está basada en  el trabajo realizado en la vida real por tres mujeres afroamericanas de inteligencia prodigiosa: Katherine G. Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, en el proyecto Mercury-Atlas 6 de La Nasa, que puso a John Glenn en órbita.

Siempre he sentido una gran admiración por aquellas mentes prodigiosas que son capaces de dar sentido a nuestra existencia. Mentes que crean, construyen, sanan, inventan, sienten y que, en definitiva, hacen que el género humano no sea tan predecible y lo elevan a una categoría superior. Si no fuera por éstas mentes prodigiosas, no hubiéramos podido evolucionar hasta el punto que lo hemos hecho, y el saber es lo que nos hace grandes.

Quiero recomendar esta película porque, entre otras cosas, trata precisamente de eso, de tres mentes prodigiosas pero que además tienen género y tienen color,  porque son mentes de mujer y porque son afroamericanas. Ellas, a pesar de ser grandes,  permanecieron en el anonimato al que muchas veces la sociedad y la propia ciencia relega a las mujeres y mucho más en aquella época, máxime siendo de color en Estados Unidos.

A lo largo de la Historia, han existido mujeres dedicadas al conocimiento, a la investigación, al pensamiento… Pero, ¿por qué no somos capaces, la inmensa mayoría de nosotros, de enumerar con fluidez el nombre de al menos diez de esas pensadoras, científicas, investigadoras? Nos viene a la mente el nombre de Marie Curie y poco más.

Quizá sea por lo de siempre. La ciencia ha sido desgraciadamente una parcela reservada al hombre y donde la mujer siempre ha estado intentando hacerse un hueco.

Las Figuras ocultas a las que hace referencia la película, jugaron un papel crucial en la carrera espacial de Estados Unidos, gracias a sus brillantes capacidades en el campo de la Geometría Analítica y la Aeronáutica. Para ello tuvieron que luchar y reivindicarse en una sociedad machista y racista, en una época,  los principios de los 60,  en la que la segregación racial en América era algo natural y asumido.

La película se deja ver con amabilidad por parte del espectador y aunque no  deja sitio para la sorpresa, sin embargo, sí que nos invita a reflexionar.

El reparto es brillante. Las tres actrices protagonistas logran dar a sus personajes mucha fortaleza y seguridad, pero al mismo tiempo les dotan también de sensibilidad y cercanía. No tenemos ninguna duda de que son  mujeres de carne y hueso.

Por su parte, Kevin Costner, el protagonista principal masculino, hace un papel relevante. Profesional inflexible y exigente, demuestra ser una persona justa y ecuánime que deja a un lado los prejuicios sexistas y racistas para convertirse en el auténtico valedor de sus empleadas.

Su contrapunto (como  en toda historia debe haber un villano), en éste caso es Jim Parsons, conocido por su particular papel como  Sheldon Cooper en la serie Big Bang Theory, es el prototipo de hombre al que le cuesta reconocer que una mujer pueda llegar a ser tan inteligente o más que él, y personifica la envidia profesional y la preponderancia masculina en el mundo científico.

En definitiva, película reivindicativa que cumple con creces la labor de dar visibilidad a estas tres heroínas, y muy apta también para ver en familia, porque puede enseñar a las nuevas generaciones que todo en la vida es posible con talento, trabajo y tesón.

Y verla es tan fácil como pasar por la biblioteca y cogerla en préstamo: DVD PE 4639

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Sufragistas

El 19 de noviembre de 1933 las mujeres españolas pudieron votar por primera vez tras serle reconocido el sufragio como derecho constitucional en 1931. Acaba de cumplirse por tanto el 75 aniversario de aquel logro y quiero celebrarlo recomendando la película Sufragistas.

Sufragistas es una película que nos proporciona una necesaria lección de historia (vuelve a salirme la vena histórica y es que no lo puedo remediar).  Nos cuenta cómo un grupo de mujeres luchó para obtener uno de los derechos básicos de los que disfrutamos hoy. El derecho al voto femenino. Y esto hace menos de cien años, en una sociedad en la que nacer mujer limitaba tus derechos.

El camino recorrido hacia la igualdad de géneros no ha sido sencillo, y desgraciadamente aún no ha terminado pero lo que sí es seguro es que avanzó enormemente gracias a mujeres como  Emmeline Pankhurst.

La película refleja que la conquista de los derechos no cae del cielo sino que comenzó gracias al empuje de decenas de mujeres pioneras que abanderaron el cambio pero que tuvieron que pagar con el ostracismo social e incluso penas de prisión. Sufrieron el menosprecio de las autoridades; el propio Churchill describió su discurso como fuente de mentiras y Conan Doyle las calificó de Hoolligans femeninas.

La película transcurre en la Inglaterra de 1912, poco antes de la Primera Guerra Mundial y retrata como las activistas, viendo como sus protestas pacíficas para conseguir el sufragio eran ignoradas, se van radicalizando en una escalada cada vez más violenta. Rompen escaparates, se manifestan a las puertas del Parlamento e incluso una de ellas acuchilló la Venus del Espejo de Velázquez en la National Gallery de Londres, para centrar la atención en sus reivindicaciones.

En este contexto social, observamos la progresiva toma de conciencia de Maud, una lavandera interpretada de forma sobresaliente por Carey Mulligan (nominada al Oscar por An Education), que se erigirá en una revolucionaria con un alto coste para su vida.

El retrato que dibuja este drama histórico señala un doble rechazo al avance de las mujeres, por un lado, por parte de un anquilosado sistema político y económico, y por otro, por un orden patriarcal y machista imperante. Subyace de forma implícita en las escenas de la lavandería, un mayor desarrollo del vínculo del sufragismo con la lucha obrera por unas condiciones de trabajo dignas para mujeres sometidas a un trato infrahumano.

Sufragistas  es un proyecto con un equipo mayoritariamente femenino. Dirigida por Sarah Gavron (Brick Lane) y escrita por Abi Morgan (guionista de Shame y La dama de hierro), la película cuenta con una factura estética impecable si bien su estructura es académica y algo previsible, sin embargo está amparada en un relato sencillo.

Destaca su cuidada ambientación artística.  La fotografía en tonos grises, del catalán Eduard Grau (Buried), consigue «ensuciar» un ambiente proletario previo al estallido de la guerra.

Sirva esta película de necesario homenaje a la dignidad y valor de aquellas mujeres, en su mayoría de clase proletaria, indefensas, marginadas, cuando no expulsadas de sus trabajos, repudiadas por su propia familia y maridos, despojadas de sus hijos y ridiculizadas no solo por los hombres sino también por la mayoría de su propio género. Y para que las nuevas generaciones no olviden sobre qué base de dolor y sacrificio se cimentaron los derechos que hoy, en ocasiones, vemos como irrelevantes.

Altamente recomendable. Y si te apetece verla, sólo tienes que pasar por la biblioteca

DVD PE 4642.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Día de las escritoras – Mujeres de la posguerra

Mañana se celebra el Día de las Escritoras, una conmemoración iniciada en España en octubre de 2016 para recuperar el legado de las mujeres escritoras, hacer visible el trabajo de las mujeres en la literatura y combatir la discriminación que han sufrido a lo largo de la historia. La celebración, de carácter anual, se convoca el lunes siguiente a la fecha del 15 de octubre festividad de  Teresa de Jesús.

El Día de las Escritoras surgió por iniciativa de la Biblioteca Nacional de España, la Asociación Clásicas y Modernas  y la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) para compensar la discriminación histórica de las mujeres en la literatura.

A pesar de los muchos nombres de escritoras que los especialistas conocen y estudian anteriores al siglo XIX,​ rara vez aparecen mencionadas en los manuales de estudio y ni siquiera en los programas de historia literaria de la universidad en España. En el siglo XIX, gran parte de las mujeres escritoras tenían que publicar con un seudónimo de hombre para ser tomadas en serio.

A pesar de que hay muchas mujeres escritoras con éxito en España, el Premio Nacional de Narrativa sólo lo han ganado un total de  6 mujeres a lo largo de su trayectoria  (desde 1924 hasta la actualidad): Concha Espina, lo ganó en dos ocasiones, 1927 y 1950, Carmen Laforet en 1956, Ana María Matute en 1959, Carmen Martín Gaite en 1978, Carme Riera en 1995 y por último, Cristina Fernández Cubas en 2016.

El premio más importante de literatura en lengua castellana, el Premio Cervantes, sólo se ha concedido en cuatro décadas, desde su institución en 1976, a 4 mujeres: María Zambrano  (1988), Dulce María Lovnaz  (1992) Ana María Matute  (2010) y Elena Poliantowska (2013) frente a 37 hombres.

El Premio Nobel de Literatura desde su creación en 1901 hasta 2017 ha premiado a 13 mujeres y 100 hombres.

(Fuente: Wikipedia).

Por este motivo, mi recomendación para este día es Mujeres de la posguerra: de Carmen Laforet a Rosa Chacel: historia de una generación de Inmaculada de la Fuente. Una manera de poner mi granito de arena al día de mañana.

Carmen Laforet ganó el primer premio Nadal con su novela Nada, cinco años después de que terminara de forma oficial la Guerra Civil. Una obra que asombró a su generación y que se ha convertido en un retrato certero del vacío y la inanidad de la posguerra y su asfixiante paisaje moral. Carmen Laforet, una autora tan deslumbrante como enigmática, abre esta galería de mujeres escritoras y creadoras que recorren la posguerra y la naciente democracia y reflejan el dolor y la desolación de los años cuarenta, al igual que el hastío y la derrota. Pero también la esperanza por el porvenir, las incipientes señales de cambio, el inconformismo ante la rigidez de la sociedad de los cincuenta, la búsqueda de la identidad y el combate por las propias ideas. Algunas desde el interior, como Ana María Matute, Carmen Martín Gaite, Josefina Aldecoa y Dolores Medio; otras desde el exilio, como Rosa Chacel, María Zambrano, María Teresa León, Mercè Rodoreda, Concha Méndez o Maruja Mallo, constituyen un espejo de las mujeres de la época. Buceando en su obra y en sus biografías, se puede descubrir el tiempo en que vivieron y, al mismo tiempo, las claves de sus obras. Mujeres de la posguerra es así un doble ensayo literario e histórico, un fresco de la posguerra que permite descubrir su aterradora oscuridad por un lado, pero también la luminosa huella de estas mujeres que, además de legarnos su obra, nunca se resignaron.

Un magnífico libro que recupera la vida y obra de estas grandes escritoras, en la línea de las Sinsombrero y El exilio interior también de Inmaculada de la Fuente, y que nos habla de otra mujer que bien podría aparecer aquí, María Moliner (ambos libros fueros reseñados en el blog).

Os dejo con las actividades programadas para este día en las Bibliotecas Públicas Provinciales de Andalucía:

https://www.juntadeandalucia.es/organismos/cultura/areas/bibliotecas-documentacion/paginas/escritoras-bibliotecas.html

Que mejor manera de celebrar el día que leyendo a algunas de las magníficas escritoras que existen en el panorama literario actual, y que aquí en nuestras bibliotecas damos buena cuenta de ellas.

¡Feliz día!

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Efermérides, Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Trilogía Las chicas de campo

portada2

«Todos nos abandonamos en algún momento. Morimos, cambiamos (sobre todo esto último), dejamos de sentir afinidad con nuestros mejores amigos; pero, aunque te abandone algún día, te habré transmitido una parte de mí; serás una persona distinta por el hecho de haberme conocido, es inexorable…»

Hoy en nuestra sección, la trilogía Las chicas de campo (Las chicas de campo, La chica de ojos verdes y Chicas felizmente casadas) de la escritora irlandesa Edna O’Brien.

La primera de ellas ya fue reseñada en este blog por mi compañera Olivia hace un par de años. Yo les tenía muchas ganas a estas chicas, y estas vacaciones por fin les he hincado el diente; y el bocado me ha parecido tan exquisito, que no quería dejar de pasar la ocasión de hablar de esta gran trilogía.

A lo largo de esta serie vamos a conocer en profundidad a las dos protagonistas (Caitleen, también conocida como Kate, y Baba) y las vamos a acompañar en su periplo desde que son unas niñas en la Irlanda rural de los años 50; pasando por Dublín, ciudad a la que emigran con la esperanza de encontrar una vida mejor, lejos del asfixiante ambiente rural; para terminar en Londres, como «chicas felizmente casadas».

Lo primero que llama la atención de esta relación de amistad es la enorme diferencia que existe entre ambas. Si Kate (narradora en primera persona de las dos primeras partes y al alimón con Baba de la tercera) es, en palabras de su propia amiga: buenaza, tranquilona, ñoña, reservada; Baba es todo lo contrario: extravertida, egoísta, caprichosa, y con un punto de maldad. Quizás por eso se complementen tan bien, aunque a veces su relación pueda parecer más una relación de dependencia, en el caso de Kate, y de conveniencia, en el caso de Baba.

Este es el punto que me ha parecido más interesante de la trilogía, la disección psicológica y social de los personajes. El hecho de cómo los condicionantes externos determinan en muchos casos la personalidad.

Kate se cría en una familia con graves problemas económicos, a causa del alcoholismo del padre, y cuyo asidero es su madre que le inculca fuertes valores cimentados en el catolicismo irlandés (la autora nació en una pequeña localidad rural del oeste de Irlanda y creció en la oprimente atmósfera del nacionalcatolicismo irlandés de los años cuarenta, por lo que podríamos decir que esta trilogía tiene tintes autobiográficos, dada la similitud de O’Brien con los personajes principales, siendo Kate su yo más racional y Baba su yo más alocado y espontáneo: «Baba es como mi alter ego. Yo era obediente, amable, me desvivía por hacer lo que me ordenaban. Me castigaba por decir palabras como eyaculación, pero había otro lado en mí, un lado más rebelde, perverso. Baba es mi yo secreto»). Baba, en contraposición, no tiene los problemas económicos de Kate, pero el ambiente familiar en el que se cría, con una madre frívola, un padre prácticamente ausente, volcado en su trabajo como forma de huir de un matrimonio fallido, hace que se críe como una niña mimada y consentida. Esta forma de ser tan diferentes también las determina en sus relaciones amorosas. Si Kate siempre se enamora de hombres mayores, con un amplio bagaje intelectual y cultural, pudientes (quizás busca sentirse protegida y suplir  la figura paterna que nunca tuvo), Baba se acerca a los hombres por conveniencia, como casi todo en su vida. Lo que busca es seguridad económica para llevar la vida cómoda que anhela (de hecho termina casada con un ostentoso constructor, un nuevo rico, que le da la vida de lujos que desea, aunque sumamente insulsa y aburrida): «Hace poco nos lamentábamos Kate Brady yo de que nada nunca iría a mejor en nuestras vidas, de que moriríamos en el mismo estado en el que nos encontrábamos: bien alimentadas, casadas, insatisfechas».

Por otro lado es muy interesante la descripción de los paisajes y del ambiente rural de la Irlanda de mediados del siglo XX. En determinados aspectos narrada de manera preciosista y bucólica, que nos evoca esa maravillosa película de John Ford, «El hombre tranquilo». En contraposición, el ambiente asfixiante e hipócrita del catolicismo irlandés (para la autora mucho más represivo que en Italia, España o Portugal), que acompañará a Kate a lo largo de toda su existencia, y determinará en muchos casos sus decisiones: siempre acompañadas de fuertes sentimientos de culpa, sobre todo en relación a los hombres y a las relaciones sexuales. En palabras de la propia autora: «Es la historia de dos chicas, pero en realidad, narra la historia de la Irlanda de esa época. Un país atrasado y represivo, especialmente en las zonas rurales»

A mí me ha encantado. Me he sentido en muchos aspectos identificada con Kate, y con aquellos sueños incumplidos cuando llegamos a la edad madura. Ninguna de las dos tiene una vida fácil, una quizás porque es demasiado analítica y autoexigente, en el caso de Kate, y otra, en el caso de Baba, porque no se toma la vida demasiado en serio y sus decisiones también acarrean graves consecuencias. Me ha hecho reflexionar el poso tan fuerte que deja en las personas el ambiente tan castrante de un catolicismo llevado al extremo; pero ante todo me ha gustado la relación tan estrecha de dos amigas tan diferentes a lo largo de los años; y como, en cierta medida, se necesitan la una a la otra y se complementan. Y todo ello narrado con una gran belleza, aunque lo que se cuente no deje de ser un drama (mientras lo leía pensaba que no es un texto apto si no estás atravesando por un buen momento en tu vida, porque te pone ante el espejo, de una manera cruda, sin florituras, con gran lucidez).

Destacar también la transgresión de estos libros, y la valentía de la escritora al escribirlos (no hay que olvidar que se escribieron en los años 60, con duras críticas a la religión, abordando temas como el divorcio, el sexo, el aborto, y la emancipación de la mujer). De hecho, el primero de ellos fue un escándalo en su país, y el párroco de su aldea quemó tres ejemplares en la plaza pública. Desde  mi punto de vista son unos libros muy feministas, el protagonismo es para las mujeres y quizás está escrito para las mujeres. Desde luego creo que nosotras lo vamos a entender mejor, al menos desde otra sensibilidad y perspectiva.

Edna O’Brien (Tuamgraney, Irlanda , 1930 -).  Es una escritora y guionista de cine irlandesa residente en Londres. Con una carrera extensa, con más de 30 títulos publicados (donde destaca la trilogía Las chicas de campo), nunca pierde de vista sus orígenes y sus gentes (Irlanda es el material básico con el que O’Brien ha construido sus novelas y sus celebrados relatos). Es admirada por escritores de la talla de Philip Roth (fallecido recientemente), Alice Munro y John Banville, entre otros; y ha sido premiada con numerosos premios de prestigio, como el Irish Book Awards.

Es el primer acercamiento que hago a esta autora (aunque estaba en mi punto de mira desde hace mucho tiempo, como dije al principio), y me ha gustado tanto que voy a repetir, menos mal que en la biblioteca tengo algunos más donde elegir.

Otros libros de Edna O’Brien en la Biblioteca Miguel de Cervantes:

chica

Algunos datos se han sacado del siguiente artículo: https://elpais.com/cultura/2013/11/13/actualidad/1384360964_388331.html

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized