Archivo mensual: noviembre 2016

CINEMA PARADISO – El verdugo

verdugo

El pasado lunes, 28 de noviembre, se cumplió el 50 aniversario de la muerte de uno de los más grandes intérpretes que ha dado nuestro cine, José Isbert. Desde aquí queremos rendirle nuestro pequeño homenaje con la película que hoy recomendamos, toda una obra maestra, El verdugo, de Luis García Berlanga.

Veamos lo que dice la sinopsis:

José Luis (Nino Manfredi) y Carmen (Emma Penella), su mujer, quieren un piso. Un deseo inalcanzable para muchos, pero no para ellos. Basta con que José Luis herede la profesión de su suegro Amadeo (Pepe Isbert) a punto de jubilarse. Ésa es la única condición que pone el Patronato de la Vivienda. Presionado por la familia, José Luis acepta y, convencido de que jamás ejercerá, se hace verdugo. Mientras no hay ejecuciones, la vida en la casa nueva transcurre plácidamente, pero un día llega el temido telegrama: debe ajusticiar a un condenado en Mallorca. La posibilidad de un indulto es su única esperanza.

Con esta premisa Berlanga crea una de las mejores películas que ha dado el cine español, considerada película de culto para muchos, y con unos actores en estado de gracia.

El verdugo, fue presentada en Venecia en 1963, poco después de que Franco ordenara el fusilamiento de Julián Grimau y la ejecución por garrote vil de los anarquistas Francisco Granado y Joaquín Delgado. Precisamente el Caudillo era entonces conocido en el mundo como “el verdugo”, apodo que cobró actualidad con las protestas internacionales ante dichas ejecuciones. El hecho de que se presentara en Venecia fue todo un logro, ya que el embajador español en Roma intentó por todos los medios impedirlo. Por aquel entonces fue cuando Franco dijo en uno de los consejos de ministros la famosa frase sobre el director: “Ya sé que Berlanga no es un comunista; es algo peor, es un mal español“.

La crítica y el jurado del Festival de Venecia dieron la espalda al embajador franquista y se inclinaron ante El verdugo, que recibió el premio de la crítica internacional. Más tarde fue igualmente premiada en el Festival de Moscú, y obtuvo asimismo el gran premio de la Academia francesa del Humor Negro. En España, sin embargo, sufrió bastantes cortes de censura, estando en cartel sólo dos semanas.  A pesar de esa persecución, El verdugo obtuvo en España el premio al mejor guión del Círculo de Escritores Cinematográficos, y Emma Penella, el de mejor actriz del Sindicato Nacional del Espectáculo.

La idea de la película le surgió a Berlanga a través de la imagen que le había transmitido un amigo abogado cuando le contó su experiencia en una ejecución: un grupo de personas había conducido a rastras a la víctima, una mujer que se resistía, mientras que otro grupo lo había hecho igualmente con el verdugo, al que incluso hubo que inyectar un sedante y prácticamente arrastrar hasta el lugar de la ejecución. Gómez Rufo cuenta “que esta imagen le resultó tan cruel a Berlanga, que hizo la película como un alegato contra la pena de muerte”.

Con El verdugo, Berlanga logró su mejor obra, y probablemente la más importante y significativa de la cinematografía española. Logró rodearse de los mejores: mención especial al maravilloso Rafael Azcona, con un guión modélico no sólo en cuanto a la construcción, sino a su contenido; y a ese elenco de protagonistas y secundarios excepcionales (lo mejorcito del cine español).

Con un estilo tremendista y fiel al humor negro tan característico de Berlanga, la película no es solo un alegato contra la pena de muerte, es, sobre todo y en especial, un testimonio de cómo el hombre contemporáneo acaba cediendo a los acontecimientos sociales, que en este caso llevan a su protagonista a ejercer, sin contemplaciones, el asesinato legal. (Fuente elpais.com)

La película está disponible en las tres bibliotecas.  Además podéis disfrutar de otras muchas con Pepe Isbert como protagonista y con Luis García Berlanga como director.

Si queréis saber más, podéis ver este enlace sobre los 50 años de la película:

http://rtve.es/v/1156913

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Me llamo Lucy Barton

lucy-barton

Hoy os traigo un libro de plena actualidad, Me llamo Lucy Barton de Elizabeth Strout.

Estamos en una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, la madre de Lucy ha ido a visitarla y pasa con ella cinco días con sus cinco noches. Hace muchos años que no se ven, desde que Lucy dejó a su familia en el pueblo de Amgash, Illinois, donde se crió, para trasladarse a Nueva York.

Estos cinco días le servirá a Lucy para repasar su vida. Sobre todo su infancia, una infancia de pobreza y maltrato. En el hospital hablan como nunca antes lo había hecho así con su madre ¡Se siente tan feliz!

A lo largo de las conversaciones que mantiene con su madre y de los recuerdos que Lucy va desgranando, vamos a conocer en profundidad a una persona desvalida, criada en unas circunstancias de extrema pobreza, que como veremos, condicionará su vida futura.

Lucy no sabe nada de cultura popular porque no tenía televisión de pequeña, ¡Hasta los pobres tenían televisión! La pobreza les aísla del resto: “Éramos raros. Nos faltaban amigos y nos sobraban burlas”. El frío y los libros es lo que la salva de un futuro de miseria: se queda hasta tarde en el aula porque está calentita y allí aprovecha para hacer los deberes: “El trabajo se hace sencillamente haciéndolo”. Le encanta leer libros, los libros hacen que se sienta menos sola y desde pequeña tiene claro que va a ser escritora. Y lo consigue con esta historia, SU historia. Como le dice su profesora de escritura creativa: “Sólo tendréis una historia. Escribiréis esa única historia de muchas maneras. No os preocupéis por la historia. Sólo tenéis una”.

Me llamo Lucy Barton y ésta es mi historia.

Una historia de amor. La historia de un hombre atormentado todos los días de su vida por cosas que hizo en la guerra. La historia de una esposa que se quedó a su lado, porque eso es lo que hacían la mayoría de las esposas de esa generación, y cuando va a la habitación de hospital a ver a su hija habla compulsivamente de que el matrimonio de todo el mundo va mal, y ella ni siquiera lo sabe, ni siquiera sabe lo que está haciendo. Es la historia de una madre que quiere a su hija. De una manera imperfecta, porque todos amamos de una manera imperfecta. Es la historia de un hermano que duerme con los cerdos la noche antes de que los lleven al matadero y que lee cuentos para niños, aunque ya tenga 37 años. Es la historia de una hermana insatisfecha con su vida, casada con un hombre egoísta que no le ayuda en casa ni con los niños. Pero también son historias de Nueva York. La de su vecino Jeremy, muerto por el sida cuando la epidemia estaba comenzando y de Molla, su vecina sueca  que sufre una depresión posparto, pero sobre todo es la historia de Lucy, y del amor que siente por su madre, a la que nunca jamás le ha oído decir que la quiere, a pesar de que la quiere, y de que en el fondo se siente orgullosa de ver que ha sido la única de los tres hijos que ha logrado escapar de ese mundo de pobreza al que estaban todos destinados.

Porque Lucy lo logra, aunque para ello tenga que ser implacable: ¡Ésta soy yo, y no pienso ir a donde no soporto ir, y no seguiré en un matrimonio con el que no quiero seguir, y voy a agarrarme y a lanzarme de cabeza a la vida, a ciegas, pero allá voy! No obstante, el peaje es caro y no puede dejar de pensar que, a pesar de tener una familia malsana, sus raíces se han entrelazado y retorcido con firmeza en sus corazones. Quizás por ello toda la tragedia que ha sido, y en muchos aspectos es su vida, nos lo cuenta de una manera bella, sutil, quizás incompatible con los hechos narrados o, tal vez, matizados por el tiempo.

Una historia triste y conmovedora, pero de gran belleza y hondura, que te llega dentro, y hace que te quedes con ella durante un tiempo para degustarla poquito a poco, en pequeñas dosis. Como dice José María Guelbenzu una pequeña obra maestra.

Autora de varias novelas, Elizabeth Strout obtuvo el Premio Pulitzer con Olive Kitteridge. Con esta su última novela, se ha colocado en el nº 1 en la lista de The New York Times.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – La primera vez que nací

Hace un par de días tuve la suerte de estar una mañana trabajando en la Biblioteca Francisco de Quevedo, ya sabéis, en los Boliches. Fue una mañana fantástica y agradable, con chocolate, lluvia y mar de fondo. Me gusta cuando llueve y puedo ver el mar.

Y aprovechando que andaba por ahí, fui a un rinconcito de la zona infantil a por una lectura que recomendaros. Ésta me encantó:

114999CU/primeravez

Este libro está lleno de primeras veces, desde que nacemos hasta que volvemos a nacer.

Me gusta el optimismo de la protagonista, su originalidad, su frescura. Me gusta verla crecer, aprender, equivocarse, atreverse…

Esta es una historia de superación, porque aprendemos a base de equivocaciones, más veces de las que nos gustaría reconocer; pero es también una historia de amor, ejem ejem, me parece que en el amor también todos  nos habremos equivocado alguna vez.

Y al final de todo resulta que cuando crees que ya lo has hecho todo por primera vez, la vida vuelve a empezar y te da nuevas oportunidades para tener más primeras veces, no importa la edad que tengas, porque siempre habrá algo que hagas por primera vez.

No os perdáis esta preciosa historia de Vicent Cuvellir e ilustraciones de Charles Dutertre, con la que más de una se sentirá identificada. Como os dije antes, la podéis encontrar en la Biblioteca Francisco de Quevedo con la signatura I-2 CUV pri. Si vais hoy a por ella, recordad que hay cuentacuentos a las 18:00, ¡corred, que llegáis tarde!

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – El Francotirador

Normalmente elijo películas que me gustan a mí para llevar a casa y mi marido siempre me reprocha que no lleve nunca nada que le gusta a él. Touché.

Pues como obras son amores… esta semana traigo una de las películas que le gusta a él (bueno, a mí a pequeñas dosis también).

francotirador

Chris Kyle, cuyo sueño hasta poco antes de entrar en el ejército era ser cowboy, se convierte en miembro de los Navy Seal (la principal fuerza de operaciones del país), llegando a ser el francotirador más letal de los E.E.U.U. en la Guerra de Iraq. Esta es su historia: su ingreso en la marina, sus cuatro misiones y su vida familiar.

Dirigida por Clint Eastwood, esta película nos muestra a Chris Kyle, interpretado de maravilla por Bradley Cooper, como un personaje capaz de mantener la calma en los momentos de máxima tensión (y hay un par de ocasiones en los que también al espectador le falta el aliento), buen compañero, o buen perro pastor, como lo definió su padre porque era bueno para cuidar el rebaño; capaz de despertar ideales y valor, algo fundamental cuando se trata de salir a matar y que no te maten. Y aspectos fundamentales para crear la figura de un héroe, cuestionable para algunos, necesario para otros.

Pero una guerra es una guerra y los daños colaterales tienen más alcance del que pueda parecer. Así veremos muestras de valor, coraje, ideales, fuerza…Pero también el desánimo de quienes han dejado de creer en esos ideales y no ven la guerra más que como un absurdo, un horror, un infierno del que quieren escapar.

Chris dice que él no es de esos, se siente útil estando allí, su instinto de protección hacia su país y sus compañeros le hace sentirse responsable de las muertes  que se producen y con cada permiso a casa se siente mal, desubicado, no disfruta de su familia porque cree no estar protegiéndolos al no estar cumpliendo con su trabajo todo el tiempo. Sin descanso.

Os imaginaréis lo que opina su mujer, interpretada por Sienna Miller, que pasa de novia a esposa y madre sin tener con quien compartir tanto cambio, con un marido en la guerra que cuando vuelve a casa sólo busca noticias de lo que pasa allí y se indigna porque la gente haga vida normal cuando allí no hay vida normal posible.

Muy buena película de contrastes, de sentimientos, de guerra por supuesto, pero no sólo de las personas que están tras las armas, también de las que están a muchos kilómetros de distancia.

Tanto por la acción en la batalla, como por los períodos en casa, en familia y ayudando a los veteranos a superar muchas secuelas, la película te mantendrá pegado al sofá hasta los créditos finales, disparo de gracia último del director para rematar el guión.

Para verla sólo tienes que venir a la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola y buscarla entre las novedades cinematográficas, con la signatura DVD PE 4278. Y si quieres más películas así, consulta este enlace para ver las que puedes encontrar en las tres bibliotecas de Fuengirola:

https://www.juntadeandalucia.es/cultura/absys/abnopac/abnetcl.cgi/O22259/IDe7652b73/NT1

más información en:

Sensacine

Blogdecine

filmaffinity

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Madres arrepentidas

madres

Hoy os traigo una de nuestras novedades literarias,  #madresarrepentidas de Orna Donath.

“Existe esa verdad común, esa creencia de que todos queremos tener hijos y de que no seremos felices si no los tenemos. Yo me crié con dichas ideas. Y no es sencillo. Nada sencillo. Y tengo tres hijos. No es sencillo. Existe una dicotomía muy fuerte entre los mensajes que recibes de la sociedad y lo que sientes”

Testimonio de Doreen (madre de tres hijos de entre 5 y 10 años).

Si pudiera volver atrás , con los conocimientos y la experiencia que tiene ahora, ¿volvería a ser madre?

¿Tiene ventajas la maternidad?

¿Las ventajas compensan los inconvenientes?

A estos interrogantes pretende dar respuesta la autora en su libro. En este polémico ensayo, polémico por abordar un tema tabú, la socióloga pone sobre la mesa algo de lo que apenas se habla: las muchas mujeres que después de ser madre no ha encontrado la “profetizada” plenitud. Aman a sus hijos, pero a la vez no quieren ser madres de nadie. A través de entrevistas con numerosas mujeres, que hablan de su propia experiencia, Donath examina la dimensión del tabú, convirtiendo este libro en un nuevo e imprescindible manifiesto feminista.

La autora decide enfrentarse a este estudio después de las palabras que le dijeron en 2007, cuando concluyó una investigación sobre la falta de deseo de mujeres y hombres israelíes de ser padres:

¡Te arrepentirás!

¡Te arrepentirás de no tener niños!

La sociedad da por sentado que las mujeres se arrepienten de no ser madres. Y punto.

La maternidad puede ser para las mujeres la relación que les infunde como ninguna otra sentimientos de realización, alegría, amor, consuelo, orgullo y satisfacción; pero al mismo tiempo puede provocar impotencia, frustración, culpa, vergüenza, ira, hostilidad y desilusión. Puede ser opresiva en sí misma, pues reduce las posibilidades de movimiento y el grado de independencia de las mujeres. Las madres son seres humanos capaces de hacer daño, maltratar e incluso matar; no obstante, seguimos anhelando la imagen mítica que tenemos de la madre por excelencia, y por ello seguimos resistiéndonos a reconocer que la maternidad podría estar expuesta también al arrepentimiento.

Hay poco debate sobre este tema, y cuando lo hay es para tildar a estas mujeres de egoístas, dementes y trastornadas, y de seres humanos inmorales. El hecho de esta reacción por parte de la sociedad, hace que  estos sentimientos se mantengan de puertas para adentro.

Las madres son tratadas como objetos cuyo propósito es servir en todo momento a los demás, vinculando estrechamente su bienestar  al bienestar de sus hijos, en lugar de reconocer su condición como sujetos individuales, que son dueñas de su cuerpo, sus pensamientos, sus emociones, su imaginación y sus recuerdos. El arrepentimiento  indica que en efecto, hay caminos que la sociedad prohíbe a las mujeres eliminando a priori vías alternativas como la no maternidad. La sociedad debería ponérselo más fácil a las madres.

El estudio se llevó a cabo durante 5 años, de 2008 a 2013, y se entrevistaron a mujeres de distintos colectivos sociales. A través de los distintos capítulos se abordan temas, tales como, las expectativas sociales en las sociedades occidentales con respecto a la maternidad: las mujeres no tienen más remedio que ser madres porque es su destino biológico. Las exigencias y expectativas hacia las madres: qué aspecto deben tener y cómo se han de comportar. Cómo se utiliza socialmente a las mujeres para garantizar que tengan hijos con la amenaza de que en un futuro se arrepentirán. La promesa de la sociedad de que el hecho de tener hijos hace que las mujeres pasen de “carentes de algo” a “estar completas”.  El hecho según el cual el grado de la satisfacción con la maternidad, depende en gran medida, de las condiciones en que las mujeres crían a sus hijos: muchas veces el arrepentimiento va unido a tener que elegir entre desarrollarse profesionalmente y los hijos.

La maternidad no debería ser tratada como un rol, sino más bien ser entendida como una relación humana como cualquier otra; quizás de esta forma las condiciones mejorarían enormemente.

Este libro da voz a  una postura emocional censurada. Da visibilidad a un tema que está estigmatizado por la sociedad. Muchas madres se sentirán identificadas con los testimonios que se recogen, yo reconozco que me he sentido identificada con algunos. Hablemos sin miedo, quizás ésta sea la forma de que la sociedad de el lugar adecuado a las madres como sujeto individual, lejos del rol Mujer-Madre.

No sé por qué se me viene a la cabeza ese movimiento que se ha puesto de moda, el de las “malas madres“. Parece que el tema de la maternidad está de actualidad, aquí tenemos libros como el de Diario de una madre imperfecta que lo aborda desde el  humor.

Un libro interesante no sólo para las madres, sino también para las que no quieren serlo; como la autora, que expresa abiertamente su postura: “Ni soy madre, ni lo deseo”, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

(Datos sacados del libro)

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – El gran amor de una gallina

carolina

A la gallina Carolina la conocemos ya de otro libro anterior de Concha López Narváez titulado Memorias de una gallina, donde por primera vez supimos de la personalidad única de esta gallina, alegre, valiente, decidida a tomar sus propias decisiones según su manera de pensar, vamos, lo que viene siendo una gallina moderna, contracorriente, vanguardista.

Pues resulta que ahora, esta gallina que siempre había rechazado casarse, se ha enamorado, así sin esperarlo, del último gallo que ha llegado al corral, Teobaldo. Que ni es guapo, ni especialmente listo, ni tiene buen tipo, aunque sí es muy buena persona y capaz de hacer por ella lo que sea, hasta aprender a patinar o volar.

Pero los tortolitos no cuentan con las intenciones de la granjera, que quiere hacer con él una comida riquísima para sus invitados navideños.

Ay el amor, ese sentimiento universal del que no solemos hablar por aquí, pero a ver, quien más o quien menos sabe lo que es el amor ¿verdad?

¿Y qué no seríais capaces vosotros de hacer? Si es que todo el mundo, incluida Carolina, sucumbe y renuncia a parte de sus ideas sólo por amor. Y ojo, sólo a algunas, que no puede ser que nos enamoremos y nos volvamos todos alguien que no somos. Más bien tendremos que hacer como Carolina, adaptarnos sin perder nuestra originalidad. Hacer lo que nos gusta, aunque los demás se rían mientras lo logramos, porque al final lo lograremos.

Como dice Teobaldo en una ocasión: Si abandono ahora, ¿de qué servirán mis caídas?

No os perdáis esta divertida historia sobre amistad, tradiciones, aventuras y …amor.

Este libro está en la Biblioteca Miguel de Cervantes con la signatura I-3 LOP gra. Y muchos otros más tanto aquí como en la Biblioteca Lope de Vega y la Francisco de Quevedo (Boquetillo y Boliches respectivamente).

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CINEMA PARADISO – Shame

shame

Hoy os traigo una producción británica de 2011, Shame, del director Steve McQueen.

Según el  Collins Dictionary, Shame  es un sentimiento incómodo que tienes cuando haces cosas equivocadas o vergonzosas. Este es quizás el sentimiento que tiene nuestro protagonista, inconmensurable Michael Fassbender, en el papel de Brandon, un joven de treinta y tantos obsesionado con el sexo. Veamos la escena inicial, una de las mejores, tal vez la mejor, para que vayáis abriendo boca:

Brandon Sullivan vive y trabaja en Nueva York y, como dijimos anteriormente, es un adicto al sexo. Tiene todo para ser feliz: un buen trabajo, un físico portentoso…, y sin embargo, no lo es. Su obsesión por el sexo le condiciona enormemente, es incapaz de tener relaciones continuadas y de comprometerse. Busca satisfacer este deseo en cualquier momento y lugar, estableciendo encuentros fortuitos en bares, visionando pornografía, contratando prostitutas, a través del onanismo… Su vida gira por, y para el sexo, cualquier mujer puede ser  potencialmente una presa y, gracias a que tiene un físico espectacular, no tiene problema para ello. En este punto me planteo una cuestión: ¿Es el físico un condicionante positivo o negativo para su adicción? Me explico, ¿El ser tan atractivo le facilita su adicción? ¿Sería más sencillo si no lo fuera? Supongo que el adicto es igualmente adicto independientemente de su físico, pero creo que en este caso su físico le ayuda a satisfacer su adicción, igual que un cocainómano con dinero lo tiene más fácil que uno sin. Lejos de disfrutar de su adicción, el sentimiento de culpa lo arrastra a una vorágine sin salida, se encuentra enfrascado en su enfermedad.

El caso es que la vida de Brandon se ve alterada cuando entra en escena su hermana Sissy, interpretada magistralmente por Carey Mulligan, actriz que tuvimos en esta sección  la semana pasada y, que por cierto, nos encanta. Sissy tiene problemas, es emocionalmente inestable, aún más si cabe que su hermano, y la relación entre ellos no es sana. El hecho de que aparezca en escena, y que en cierto modo “tenga que hacerse cargo de ella”, papel que por cierto no le gusta nada, hace que se replantee algunas cosas de su vida, como la posibilidad de mantener una relación más estable con una compañera de trabajo. Una de las escenas que más me gusta de la película es la de Sissy interpretando New York, New York. Aquí la podéis ver.

La relación entre ellos es extraña, con algunas escenas que crean confusión y que incluso te incitan a pensar en relaciones incestuosas. Creo que en su entorno familiar, y en el ambiente en que se criaron, está la clave de sus complejas e inestables personalidades. Personajes atormentados y dolientes.

La película es perturbadora, claustrofóbica, sientes el sufrimiento del protagonista e incluso empatizas con él, yo de hecho empaticé tanto que no me hubiera importado ser la chica del metro, pero para irme con él claro. Bromas a parte, Michael Fassbender, está espectacular; no obstante, por esta interpretación se llevó la Copa Volpi al mejor actor en el Festival de Venecia  y fue nominado en multitud de festivales. Creo que este papel estaba escrito para él, de otro modo la película no funcionaría igual. Para Steve McQueen, Fassbender es su actor fetiche, con el que ya trabajó en Hunger, y posteriormente en 12 años de esclavitud. Mencionar también la magnífica banda sonora a cargo de Harry Escott.

Como habréis notado soy super fan de este actor, al que descubrí hace mucho tiempo ya. Quitando lo que salta a la vista, que es evidente, es un actorazo. Me sorprende su manera de transformarse, de meterse en el personaje. En el biopic de Steve Jobs está que lo borda, y muchos expertos opinan que huele a Oscar, y cierto, este chico se lo merece. En este caso además la réplica se lo da una magnífica actriz, que también está entre mis favoritas.

Chicas, desde aquí os hago un llamamiento, la película es muy buena, pero creedme, sólo por ver a Michael merece la pena, sino mirad esta foto:

Como sabéis, la función de un blog es aportar algo diferente, una mirada distinta. Copiar y pegar de otros blogs no tiene sentido y, si además no citas las fuentes, me parece una falta de respeto para el autor de la entrada que ha invertido su tiempo en ella. Por ese motivo, como no soy experta en cine y quizás mi entrada adolezca de aspectos más técnicos, os invito a que visitéis otros blog, como por ejemplo, la entrada que sobre esta película se hizo en blogdecine.com.

Esta película la tenéis en las tres bibliotecas de Fuengirola, y si os gusta Fassbender tanto como a mí, hay muchas más películas de él Así que ya sabes, pásate por nuestras bibliotecas y disfruta del buen cine.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones