Archivo de la etiqueta: Drama

CINEMA PARADISO – La librería

Estamos al comienzo del curso escolar y es también una fecha significativa para la Biblioteca. Una de las funciones más importantes de las bibliotecas es trabajar para que los ciudadanos se acerquen a los libros, los conozcan y los amen, especialmente los niños ya que ellos suponen el futuro. Pues bien, hoy quiero reseñar una película que se desarrolla en torno a los libros y que muestra el amor a los mismos y que, además, está basada en la novela La librería de Penélope Fitzgerald.

Se trata de “La Librería”, película dirigida por Isabel Coixet y protagonizada por Emily Mortimer, que hace un hermoso homenaje a la literatura, los libros y la lectura.

Narra la valentía de Florence Green, una mujer que, después de quedarse viuda, tiene un sueño que cumplir: abrir una librería, con la intención, entre otras cosas, de convertirla en un lugar de encuentros, recrear ese lugar donde ella fue feliz y descubrió el amor, volver a tener ilusiones, y contar con el reconocimiento de la clase pudiente de un pequeño pueblo.

El logro de ese sueño no será una tarea fácil, porque tendrá que enfrentarse a una sociedad poderosa, manipuladora, egoísta y descarnada en un pequeño pueblo de Inglaterra. Sin embargo, no estará sola en la aventura porque su pequeña ayudante, Christine (Honor Kneafsey), y un, a priori huraño personaje, el señor Brundish, magníficamente interpretado por Bill Nighy, están de su parte.

La Librería es una maravillosa película sobre la mezquindad de la sociedad actual o en palabras de la propia directora «de una sociedad que distingue entre exterminados y exterminadores». A pesar de ser una adaptación literaria, el personaje principal es muy característico en la filmografía de Isabel Coixet: una mujer fuerte y con coraje que lucha contra las hostilidades de su entorno. Este es uno de los grandes atractivos de La Librería, un personaje femenino que tendrá que hacer frente a la adversidad de un sistema represivo e ignorante, encabezado por una egoísta y superficial Violet Gamart (Patricia Clarkson) que no concede ningún espacio para la cultura y que, además la cuestiona simplemente por su condición de mujer reivindicativa.

La película cuenta con un elenco de actores de lujo. Es de destacar la soberbia actuación de Bill Nighy a lo largo de todo el metraje, en el que su personaje establece una intensa historia de amor con la frágil Florence donde se insinúa más de lo que se muestra. Aquí reside otro de los alicientes de La Librería, contemplar la excelente química entre Bill Nighy y Emily Mortimer. Y por último, son notorios los numerosos guiños literarios que aparecen a lo largo del film, como las escandalosas y ruidosas novelas que conmocionaron a la sociedad de los años 50, Fahrenheit 451 o Lolita, que serán utilizadas por Florence Green como estrategia de marketing para atraer lectores a su librería.

Cuenta su directora que no le fue fácil conseguir financiación para realizar ladebido a que consideraban que el final era demasiado melancólico, además de estar basada en una intensa historia de amor, poco comercial, debido a que es una relación muy contenida y poco o nada evidente. Pero tuvo a su favor a los productores que siempre estuvieron a su lado, que la apoyaron a cambio de que el final de la cinta fuera más dulce que el de la novela. Sin embargo no cedió en cuanto al tratamiento de la historia de amor porque, según sus palabras, «porque considero que la relación entre Bill y Emily es mucho más intensa cuanto más imaginemos y menos veamos». Sí que suavizó el final de la película, mucho más duro en el libro, utilizando una fórmula muy común en ella y es dar algo de esperanza y optimismo a la vida.

Una interesante película con una maravillosa fotografía llena de hermosos paisajes que nos recuerda a clásicos de los años cincuenta. Una bonita historia que envuelve un sugerente mensaje de reivindicación feminista con cierto trasfondo social además de una seductora invitación al placer de la lectura. Altamente recomendable. ¡No dejéis de verla! .

Como siempre, la encontraréis en la biblioteca DVD PE 4791

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Tres anuncios en las afueras

El comienzo de la película ya es impactante en sí mismo. Una sucesión de planos muestran  tres vallas publicitarias abandonadas a la entrada de un pueblo en mitad de un paisaje de neblina, como tres fantasmas que surgieran del pasado. A priori puede parecer banal pero las vallas servirán para divulgar el recordatorio de un asesinato sin resolver.

Quizás sea uno de los largometrajes más valientes de los últimos años. Posee un guion no solo crítico con la propia sociedad estadounidense sino que además aborda temas como la pérdida, el perdón o la redención, de una manera magistral, y todo esto a través de unos  personajes un poco pasados de rosca, pero a la vez, tremendamente humanos.

Los diálogos combinan magníficamente y de una forma muy natural la tragedia y el humor y eso no es nada fácil. No parece que estén hablando personajes, sino personas, y esa es precisamente la clave de la película, el factor humano, con toda la crueldad de la que es capaz, pero que en los momentos más inesperados nos sorprende también con una enorme ternura y calidez. Las escenas más brutales están magníficamente entrelazadas con otras puramente íntimas y frágiles en las que el personaje reflexiona sobre su vida pero sin caer en la sensiblería o el drama ñoño.

La protagonista, Frances McDormand, de reconocidísima solvencia y musa de los Hermanos Cohen, ha sido muy alabada por la crítica, a mi juicio merecidamente. Quizás sea uno de sus mejores papeles desde  “Fargo”. Interpreta a un personaje duro, sin pelos en la lengua pero al mismo tiempo con un trasfondo importante  personal y familiar. Un claro ejemplo de mujer fuerte.

Sam Rockwell también está soberbio, y la evolución de su personaje quizás sea la más conmovedora de todas. Es un personaje salvaje y excéntrico, incluso rozando la dudosa capacidad intelectual,  pero al igual que con McDormand, una vez conoces su entorno y su pasado, lo ves con otros ojos.

Junto con estos dos magníficos actores, aparecen secundarios de la talla de Woody Harrelson y Peter Dinklage que aportan carisma y calidad a la película.

La banda sonora es una delicia, sin lugar a dudas, para todos los amantes del country.  Si a eso le añadimos una ambientación sureña y pueblerina, se consigue una estética autentica y fresca, muy en la línea de películas recientes como «Comanchería» o «No es país para viejos».

En resumen, estamos ante una de las mejores películas de los últimos años, con un espíritu crítico y a la vez sutil, con una temática trágica pero muy de actualidad y  con un mensaje profundo que aboga por el perdón. Estupenda apuesta para los tiempos que corren. En definitiva, una recomendación absoluta.

Y ya sabes que si quieres verla sólo tienes que pasar por la biblioteca. DVD PE 4777

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Irrational Man

Es una película de Woody Allen  del año 2015  en la que el director reflexiona sobre el sentido de la vida desde su habitual punto de vista.

Siempre que uno ve una película de Woody Allen suele preguntarse lo mismo. ¿La historia es lo realmente importante o es sólo una excusa para las reflexiones de los personajes?. “Irrational Man” cumple perfectamente con esa línea del director que a través de sus guiones busca un catalizador de sus obsesiones.

En ésta película da la impresión de que ha querido beber de algunos de sus guiones anteriores. Nos recuerda “Delitos y faltas” o “Blue Jasmine”, con una fotografía muy parecida a ésta y una puesta en escena que descarga casi todo el peso de la película en los actores.

Un irreconocible Joaquin Phoenix interpreta a Abe Lucas, un profesor de filosofía atormentado, borracho, pesimista, deshecho interiormente, que contempla el crimen perfecto como una manera de encontrar sentido a su vida.

Al igual que el clásico de Hitchcock, “Extraños en un tren”, la película da una perspectiva interesante sobre el crimen perfecto, aunque  no desde un punto de vista policiaco. Se trata más de una fábula del bien y del mal,  de los sentimientos y las vivencias  del hombre que trata de cometer tal crimen, y de la asombrosa facilidad con la que  puede mezclarse en nuestra sociedad.

Phoenix ofrece una magnífica actuación de un profesor universitario emocionalmente roto, que recuerda en cierta manera a su Theodore en la maravillosa ‘Her’. Emma Stone,  que parece haberse convertido en la nueva musa de Woody Allen, está igualmente fantástica. Los dos actores se complementan y la química funciona.

Parker Posey interpreta a Rita, una profesora casada que se insinúa a Abe, y éste la deja entrar en su vida, principalmente porque no tiene la fuerza suficiente para  echarla fuera de ella. Entre tanto, Jill (Emma Stone), alumna de Abe, comienza a enamorarse de él antes incluso de conocerle en profundidad.

Sin embargo, Abe continúa siendo maleducado, odiándose a sí mismo y es incapaz de apreciar su capacidad intelectual, la atención de estas mujeres, su cómodo trabajo o incluso la belleza de la ciudad. Abe parece al borde de la autodestrucción hasta que, por pura casualidad, se da cuenta de una terrible injusticia, y es ahí cuando concibe una descabellada solución: Cometer un asesinato, y al hacerlo, hacer que el mundo sea un poco mejor.

Hay bastantes cosas que atraen de ‘Irrational man’. Por un lado, recuerda a una película de Hitchcock. La fotografía  es preciosa y la interpretación magnífica.  Allen narra la historia pero sin  incluir moralejas,  permitiendo al espectador reflexionar sobre el tema y las distintas situaciones.

Si bien no es de sus mejores películas ya que  tiene un ritmo algo lento y es bastante evidente que no llega al nivel de Match Point,  drama criminal de similar temática que en esta ocasión,  deriva hacia la comedia negra y es una película bastante decente.  Merece la pena verla especialmente para  ver su final, nada predecible, y distinto a sus otras cintas.

Pasa por la biblioteca y disfruta de ella DVD PE 4596 o de otras muchas que te están esperando.

(Fuentes: Anonymous – Bilbao, https://losinterrogantes.com/cine/criticas/irrational-man-el-allen-del-siglo-xxi)

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Que Dios nos perdone

Acaba de celebrarse la 33 gala de los Premios Goya y Rodrigo Sorogoyen se ha alzado con el Galardón a Mejor director por la película “El Reino”. Además de director, es un solvente realizador y guionista del cine español. No en vano también ha obtenido premio a mejor guion original por la misma película  junto con Isabel Peña, y han obtenido Goya así mismo películas suyas como “Stockholm” y “Que dios nos perdone”. A Sus  poco más de treinta años y con este historial de éxitos no es difícil augurarle una brillante carrera a  este cineasta español. Desde aquí nuestra enhorabuena.

Como he dicho, “Que dios nos perdone” ha sido una de las cintas que le ha proporcionado más éxito y de ella va la reseña de esta semana.

Interesante thriller policíaco del año 2016 cuya trama es la persecución de un asesino en serie cuyos crímenes intentan mantenerse en principio en secreto para evitar causar alarma social en un momento en que en España se acumulaban un sinfín de problemas con los indignados acampando  en las grandes ciudades, el paro con cifras abrumadoras,  la crisis de la deuda disparada, tormentas político-sociales en primera página, incertidumbres ante el futuro y, para colmo, con el Papa Benedicto XVI, a punto de llegar de visita a España y con millón y medio de peregrinos católicos desparramados por la capital. Una difícil situación  en la que el asesino en serie es la guinda del pastel. Los policías encargados de la investigación reciben la orden de dar con él lo antes posible.

No es habitual en el cine español situar la trama en un contexto político-social tan concreto y tan reciente. Fue una apuesta arriesgada  pero el resultado final es muy convincente. Algo muy similar le ocurre a “El Reino”.

Con “Que Dios nos perdone”, Sorogoyen tuvo su gran oportunidad de demostrar todo lo que había aprendido y desde luego no lo desaprovechó. A partir de esta película  ya no será considerado como “joven promesa de provincias”, sino que ascendió a la primera división de directores españoles.

La película cuenta con rostros conocidos del panorama cinematográfico español del momento, que cumplen a la perfección y realizan un trabajo de la calidad que se esperaba de ellos. La pareja de policías que protagoniza la película está formada por Antonio de la Torre (Goya a Mejor Actor en la edición de esta 2019 por su película El Reino) uno de los actores fetiche de Sorogoyen y Roberto Álamo. Antonio de la Torre aparece aquí como policía metódico, cerebral y algo inexperto en su relación con las mujeres y además ligeramente tartamudo. Todos estos rasgos perfectamente incorporados  en el papel, hacen que  imprima carácter al personaje. Su contrapartida es Roberto Álamo, de carácter volcánico, dado a los excesos y a los métodos drásticos en la película, es un actor que ha acumulado mucha experiencia en el teatro y eso se nota.

Uno de los elementos que más llaman la atención de la película es que al principio está rodada con  cámara en mano  y a medida que avanza  y va ganado tensión, el director opta por el plano fijo. Este cambio de técnica le ayuda a ganar sordidez en algunas escenas y a intensificar la sensación de ahogo y calor asfixiante que destila la película.

En definitiva es una película altamente recomendable por muchas razones. Los amantes del cine policiaco la apreciarán  y la disfrutarán; aquellos que necesitan confirmaciones de que el cine español es capaz de realizar películas mejores que las de dudoso humor y pésimo gusto o películas intimistas y sentimentales de aburrimiento garantizado, encuentran esa confirmación en ésta película. Y especialmente aquel público que va al cine a pasar un buen rato viendo algo que merezca la pena, no se la pueden perder.

Cine español de gran calidad, de factura cuasi perfecta y más que correcta en sus localizaciones y persecuciones en el centro de Madrid , un lugar muy complejo  para poder grabar, con un fantástico guion que no da puntada sin hilo y en el que no hay cabos sueltos. Buena película  por su dirección, interpretaciones, fotografía, montaje… Pocos o ningún defecto se le puede achacar  y es que Sorogoyen, como ha vuelto a revalidar éste año en los Goya con su película “El Reino”, es uno de los mejores y más brillantes directores de cine de este país.

Y como siempre podéis venir a la biblioteca y sacarla en préstamo para verla en casa tranquilamente. Tarde se sofá y mantita. DVD PE 4441

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – El hombre de las mil caras

Cuando tenemos el fallo de los Premios Goya de este año a la vuelta de la esquina, quiero reseñar una película que obtuvo nada menos que 2 Goyas y 11 nominaciones en su edición de 2017. También obtuvo la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de Cine de San Sebastián en el año 2016, así como, el Premio Feroz a mejor película y algunos otros más.

Está basada en la novela “Paesa. El espía de las mil caras” de Manuel Cerdán, basada a su vez en hechos reales acaecidos en España en los años 90.

Ésta es una historia real, pero como todas las historias reales contiene alguna mentira, porque ésta es la historia de un mentiroso”. Así comienza una historia sobre corrupción, venganza y desde luego mentiras. Francisco Paesa (Eduard Fernández), es un ex agente secreto del gobierno a quien las circunstancias obligan a huir del país en plena crisis de los GAL por su implicación en un caso de extorsión a un testigo. Años después, bastante arruinado, regresa a España, y es cuando recibe la visita del ex Director General de la Guardia Civil, Luís Roldán, y su señora, quienes le ofrecerán un millón de dólares a cambio de su ayuda para salvaguardar 1.500 millones de pesetas sustraídos de los caudales públicos. Paesa ve en la oferta una manera de mejorar notablemente su situación económica, a la vez que una forma de vengarse.

Se implicará en la desaparición de Luis Roldán (Carlos Santos), aquel director general de la Guardia Civil que fue la representación más mediática de la plaga de corrupción política que afectó al PSOE a mediados de los años 90. Malversación de fondos, fiestas sexuales, guerra sucia contra el terrorismo… Roldán protagonizó la crónica política y social de aquellos días. Pero Roldán no es el protagonista de esta película. Paco Paesa, un manipulador y un maestro de la mentira, el hombre que ayudó a escapar a Roldan y luego organizó su rocambolesca entrega, es quien protagoniza esta especie de Atrápame si puedes a la española.

Es una propuesta interesante, especialmente para aquellos que vivieron aquella época tan convulsa. Una continuación de sucesos descabellados dónde los políticos quedaron retratados y sin otra salida que la dimisión y posterior abandono de la política, y todo a cargo de un solo hombre con muchísima ambición, el hombre de las mil caras.

Está dirigida por Alberto Rodríguez (que ya en su día dirigió la premiada La isla mínima) quien junto a su coguionista Rafael Cobos, se apoyan en el personaje de Jesús Camoes “El Piloto” (José Coronado), un colaborador de Paesa, para guiar la compleja y densa historia. La voz en off de Camoes adquiere una gran presencia, convirtiendo su relato en el foco narrativo de la película.

El guión no escatima en datos, en explicaciones de la trama o en contextualizaciones. Tiene el mérito de conseguir que un hilo tan enrevesado se siga con claridad y de manera ordenada. El hombre de las mil caras no es un trabajo periodístico, es cine; no se trata de que alguien diga “esa noche sentíamos el peligro cerca”, se trata de que el espectador sienta que el peligro está cerca.

Eduard Fernández encarna a la perfección a un Franciso Paesa que da la impresión de estar por encima del resto, siempre un paso por delante y de ahí que el espectador a veces sienta cierta exclusión de lo que ocurre en la película y no acabe de entrar en ella. Pero, ¿quién es Francisco Paesa?: su vida como banquero y espía le llevó a ser director del Banco Nacional de Guinea, diplomático de Santo Tomé y Príncipe, traficante de armas con ETA, galerista de arte, fundador de bancos, empresario fantasma en Panamá y protegido de la Stasi. ¿Qué os parece? Desde luego, hay material para hacer una película sobre él. Después de lo de Roldán, Paesa apareció “muerto” solo para resucitar al sexto año, justo cuando prescribían la mayor parte de los cargos de los que se le acusaba, entre ellos de llevarse más de 1100 millones malversados por Luis Roldán.

Paesa es un personaje del que todavía hoy se sabe muy poco, solo que Jesús Camoe era inseparable de él (en la película José Coronado) y que su sobrina era aspirante a ser su sucesora y que logró con su ayuda esconder los fondos malversados y ocultarlo a él después de darlo por muerto en Luxemburgo.

Carlos Santos (Los hombres de Paco) se encarga de ponerle cara a Luis Roldán, el hombre más buscado del mundo durante cerca de un año, ex-director de la Guardia Civil que puso en jaque a todas las autoridades y al que Francisco Paesa pudo esconder.

La película funciona como thriller y como biopic a partes iguales. Tiene una trama muy compleja, aunque comparada con la realidad creo que se queda corta, y la abundancia de nombres, para los que no vivieron en esa época, junto con el malabarismo de Paesa, que siempre logra salir de los apuros y además con los bolsillos llenos, puede parecer poco creíble.

En el aspecto técnico, los primeros planos que proporciona Alberto Rodríguez, le dan mucha fuerza a la película.

En definitiva, la película supone una mirada hacia nuestra historia más reciente y al mismo tiempo más ridícula y vergonzosa del país. Una historia que sigue y que desgraciadamente seguirá repitiéndose, a veces no con tanto artificio, pero sí con la sombra del fraude y corrupción como telonera.

Muy recomendable, especialmente para aquellos a quienes interese la política y sobre todo porque nunca está de más saber qué tipo de personas han gobernado y gobiernan nuestro país.

Si te apetece verla sólo tienes que pasar por la biblioteca Miguel de Cervantes DVD PE 4567

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Figuras ocultas

Mi reseña de esta semana también va de mujeres, de mujeres brillantes en este caso. Se trata de “Figuras ocultas”. Está basada en  el trabajo realizado en la vida real por tres mujeres afroamericanas de inteligencia prodigiosa: Katherine G. Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, en el proyecto Mercury-Atlas 6 de La Nasa, que puso a John Glenn en órbita.

Siempre he sentido una gran admiración por aquellas mentes prodigiosas que son capaces de dar sentido a nuestra existencia. Mentes que crean, construyen, sanan, inventan, sienten y que, en definitiva, hacen que el género humano no sea tan predecible y lo elevan a una categoría superior. Si no fuera por éstas mentes prodigiosas, no hubiéramos podido evolucionar hasta el punto que lo hemos hecho, y el saber es lo que nos hace grandes.

Quiero recomendar esta película porque, entre otras cosas, trata precisamente de eso, de tres mentes prodigiosas pero que además tienen género y tienen color,  porque son mentes de mujer y porque son afroamericanas. Ellas, a pesar de ser grandes,  permanecieron en el anonimato al que muchas veces la sociedad y la propia ciencia relega a las mujeres y mucho más en aquella época, máxime siendo de color en Estados Unidos.

A lo largo de la Historia, han existido mujeres dedicadas al conocimiento, a la investigación, al pensamiento… Pero, ¿por qué no somos capaces, la inmensa mayoría de nosotros, de enumerar con fluidez el nombre de al menos diez de esas pensadoras, científicas, investigadoras? Nos viene a la mente el nombre de Marie Curie y poco más.

Quizá sea por lo de siempre. La ciencia ha sido desgraciadamente una parcela reservada al hombre y donde la mujer siempre ha estado intentando hacerse un hueco.

Las Figuras ocultas a las que hace referencia la película, jugaron un papel crucial en la carrera espacial de Estados Unidos, gracias a sus brillantes capacidades en el campo de la Geometría Analítica y la Aeronáutica. Para ello tuvieron que luchar y reivindicarse en una sociedad machista y racista, en una época,  los principios de los 60,  en la que la segregación racial en América era algo natural y asumido.

La película se deja ver con amabilidad por parte del espectador y aunque no  deja sitio para la sorpresa, sin embargo, sí que nos invita a reflexionar.

El reparto es brillante. Las tres actrices protagonistas logran dar a sus personajes mucha fortaleza y seguridad, pero al mismo tiempo les dotan también de sensibilidad y cercanía. No tenemos ninguna duda de que son  mujeres de carne y hueso.

Por su parte, Kevin Costner, el protagonista principal masculino, hace un papel relevante. Profesional inflexible y exigente, demuestra ser una persona justa y ecuánime que deja a un lado los prejuicios sexistas y racistas para convertirse en el auténtico valedor de sus empleadas.

Su contrapunto (como  en toda historia debe haber un villano), en éste caso es Jim Parsons, conocido por su particular papel como  Sheldon Cooper en la serie Big Bang Theory, es el prototipo de hombre al que le cuesta reconocer que una mujer pueda llegar a ser tan inteligente o más que él, y personifica la envidia profesional y la preponderancia masculina en el mundo científico.

En definitiva, película reivindicativa que cumple con creces la labor de dar visibilidad a estas tres heroínas, y muy apta también para ver en familia, porque puede enseñar a las nuevas generaciones que todo en la vida es posible con talento, trabajo y tesón.

Y verla es tan fácil como pasar por la biblioteca y cogerla en préstamo: DVD PE 4639

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey

Hoy en nuestra sección un libro de esos que a mí me gusta llamar «bonitos» pero con enjundia, y con un título largo y difícil de aprender: La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, de Mary Ann Shaffer y Annie Barrows.

Este libro lo adquirí hace unos diez años, y precisamente lo que me gustó de él fue el título tan rocambolesco: ¿Qué tiene que ver un pastel de patata y una Sociedad literaria? Después de leerme el libro descubrí la relación existente, pero sobre todo descubrí una historia maravillosa que me enganchó y enamoró, como sigue enamorando a multitud de lectores desde entonces.

Enero de 1946: Londres emerge de las sombras de la segunda guerra mundial. La escritora Juliet Ashton (famosa por sus crónicas humorísticas Izzy Bickerstaff va a la guerra), está buscando el argumento para su próximo libro. ¿Quién podría imaginarse que lo encontraría en la carta de un desconocido, un nativo de la isla de Guernsey, a cuyas manos ha llegado un libro de Charles Lamb que perteneció a Juliet? A medida que Juliet y el desconocido intercambian cartas, ella se queda atrapada en un mundo maravillosamente excéntrico. La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey (nacida como una coartada espontánea cuando sus miembros fueron descubiertos rompiendo el toque de queda de los alemanes) contiene una galería de personajes profundamente humanos, divertidos, encantadores, desde granjeros a frenólogos, todos amantes de la literatura, que sobrellevaron la ocupación nazi organizando reuniones de lectura sobre novelas clásicas, siempre alrededor de un pastel de patata.

Entre ellos vamos a conocer a Isola Pribby que siente debilidad por las hermanas Bronte y en especial por Cumbres borrascosas. A Eben Ramsey que le gusta sobre todo Shakespeare, aunque también Dickens y Wordsworth. A John Booker (exalcohólico), que lee las cartas de Séneca, mientras se hace pasar por su señor, lord Tobias. Pero sobre vamos a conocer a Elizabeth McKenna, fundadora de la sociedad, y que en el momento en que se narra la historia está desaparecida, pero que sigue muy presente a través de los recuerdos de las personas que la conocieron y trataron, y de los objetos que permanecen en la casa que habitó. Elizabeth se convertirá en el centro que Juliet necesitaba para su libro. Es el alma de la historia. El nexo de unión entre los personajes. Amable, valiente, divertida. La que se inventó la mentira de la Sociedad Literaria e hizo que luego funcionara. Guernsey no era su casa, pero se adaptó al lugar y a la pérdida de libertad.

Porque esta es la historia de Guernsey, de las Islas del Canal ocupadas por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial desde 1940 a 1945 (la autora pasó dos años documentándose), de una población olvidada, de sus penurias, pero sobre todo de la amistad entre sus habitantes, de la valentía y determinación por sobrevivir, y de la literatura como poder sanador.

La novela está de plena actualidad porque recientemente se ha llevado al cine con gran éxito. Yo tuve la oportunidad de verla y me encantó. Aún está en cartelera aunque, lamentablemente, no en nuestro municipio. Os dejo con el trailer que seguro os anima a leer el libro:

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized