Archivo mensual: septiembre 2016

PIRULETRAS – Un monstruo viene a verme

monst

Hay una edad difícil en la que pasamos de la infancia a la adolescencia, para algunos es una etapa larga, para otros demasiado corta como para poder asimilar positivamente los cambios que eso implica. Estoy de acuerdo con J. A. Bayona en que madurar “es darse cuenta de que la vida quizá no sea lo que esperabas, lo que te habría gustado que fuera; que no siempre es justa ni se puede predecir ni la tienes bajo control. Es saber que a veces se gana y a veces se pierde. De un modo crucial, entiendes que se puede ganar y perder al mismo tiempo. Madurar de verdad es aceptar la incertidumbre.”

Madurar es convivir con los monstruos que vienen a vernos. Esta idea de la autora Siobhan Dowd, hubiera sido la línea vertebral de su quinta novela, pero desgraciadamente murió antes de escribirla debido a un cáncer de mama. Inevitable la carga emocional que la historia acarrea. Aquí es donde entra en escena Patrick Ness, que da forma última a todo el trabajo que deja Dowd y consigue crear un relato fascinante, seguramente lo hubiera sido de todos modos, pero trabajar con la presión de poner en marcha algo que no has empezado tú, volcarte en ello, entender cómo debía sentirse Siobhan y más aún, cómo un niño debe vivir semejante situación, y no sólo salir airoso de semejante empresa, sino también exitoso, es sin duda un triunfo absoluto.

El tema no era fácil, este libro habla de maduración, de pasar del mundo de los monstruos infantiles a los reales, porque los hay y muchos (y no estamos hablando de seres fantásticos). Sin embargo, el autor consigue hablar de ello de forma ágil, sencilla, accesible y breve. Le agradezco mucho no haber considerado tonto a sus lectores, por eso  sin duda, y porque nos cree capaces de empatizar, supone que todos sabemos de lo que se habla, no se enrolla en largas explicaciones emocionales: este es el sentimiento y esta la reacción que me provoca. Y punto. Sin justificaciones.

Una maduración que en este caso viene obligada por la enfermedad de la madre del protagonista, Conor, que a sus doce años ve tambalearse todo su mundo. Está asustado, su pesadilla no le deja vivir, se va apoderando de él, el monstruo viene a contarle historias que a veces no entiende o no quiere entender, o las entiende mal. Y le presiona para que él también le cuente algo, pero Conor no quiere, no está preparado para contar su historia, la de su madre enferma, la de su padre ausente, la de su abuela, la de su exmejor amiga… Conor tiene muchas cosas dentro, también un monstruo.

monstruo

A falta de una semana para su estreno en cines, os aseguro que aún estáis a tiempo de leer el libro. Reservoir Books presenta una magnífica y cuidada edición que incluye al final  material adicional de J.A. Bayona, Liam Neeson, Sigourney Weaver, Felicity Jones y Lewis MacDougall, director y protagonistas del largometraje. Y aún con más: maravilloso el paso a paso del trabajo llevado a cabo por Jim Kay, el ilustrador. Láminas visualmente muy potentes, tinturas oscuras – la situación lo requiere- perspectivas angulosas y fragmentos de escenas muy seleccionadas y cuidadas. Un trabajo magnífico.

Lo tienes ya disponible en la Biblioteca Miguel de Cervantes con la signatura: J NES mon

Y próximamente en las Biblioteca Lope de Vega y Francisco de Quevedo.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

CINEMA PARADISO – Tal como éramos

tal-como-eramos

Hoy traigo a la sección una de mis películas favoritas, Tal como éramos del director Sidney Pollack.

Cuando yo tenía 13 años venía a darnos clases particulares de inglés Axel. (Por cierto, se parecía mucho a Sting y con la edad he comprendido esas interrupciones frecuentes de mi madre para preguntar si quería un café o necesitaba algo). A lo que íbamos, Axel, a parte de darnos clases era un gran cinéfilo y de vez en cuando nos traía algunas de las películas de su filmoteca particular, entre ellas nos trajo la que hoy reseñamos aquí.

Para mí fue todo un descubrimiento esta película, que con la edad he visto varias veces y que también forma parte de mi filmoteca. No sé si fue su magnífica banda sonora, con la canción The Way We Were interpretada por la actriz protagonista Barbra Streisand, que da nombre a la película (ese es su título original), y que obtuvo el Oscar a la mejor canción en 1973, por Robert Redford en estado de gracia, cuando la vejez y la cirugía aún no habían hecho mella en su físico prodigioso, o por la historia de amor tan maravillosa; lo cierto es que cada vez que la veo no dejo de emocionarme y de soltar la lagrimita. Pero bueno os voy a hablar un poco del argumento.

La película comienza cuando en la década de 1940 los dos personajes protagonistas Katie (Barbra Streisand) y Hubbell (Robert Redford) se reencuentran en un bar. Él, oficial de la  Armada de los Estados Unidas está bastante borracho y ella, que trabaja como locutora de radio, aprovecha la coyuntura para llevarlo a casa. Hagamos una parada aquí. ¿Por qué he querido hacer esta parada? Porque en el momento en que Katie lo ve se produce un flasback en donde vemos los años de la Universidad, cuando ella era una joven judía de ideología de izquierdas, perdidamente enamorada de él; y él, el típico guaperas deportista, de enorme carisma y muy popular entre los miembros de la universidad. Este flasback, acompañado de esa canción maravillosa, es de los comienzos más memorables de la historia del cine.

A partir de ese encuentro comienza una relación muy intensa. Dos seres totalmente difentes, pero destinados a estar juntos (el consabido los polos opuestos se atraen). Durante los años que dura su relación (desde los años 40 a 60)  se trasladan de Nueva York a Hollywood, donde Hubbell es contratado como guionista de cine, allí Katie tendrá la oportunidad de entrar en contacto con gente con sus mismos ideales políticos y formar parte activa de los que luchan contra la censura del gobierno (estamos en la era McCarthy). Hubble está profundamente enamorado de ella pero no soporta su vehemencia política, su seriedad, que no sepa relajarse y que esté siempre viendo injusticias…, es demasiado densa y él necesita alguien un poco más frívola, no tan inteligente, que se desenvuelva en el ambiente en el que él siempre se ha movido como pez en el agua. Todo esto terminará pasando factura a la pareja que acabaran separándose, justo cuando Katie da a luz a su única hija en común, Raquel.

Y para terminar la película otra escena memorable, cuando al cabo de los años se encuentran por casualidad en Nueva York. Ambos han rehecho sus vidas y en teoría son felices, pero por cómo se miran y por los gestos que se hacen, se ve que siguen profundamente enamorados.

Y sí, así es la vida. Una historia de amor maravillosa, que te demuestra que los sentimientos no son suficientes para mantener una relación. Todo esto lo fui comprendiendo con los años, porque la primera vez que la vi, con 13, no creo que me enterara ni de la mitad. Lo que sí sé es que siempre que la veo, ¿siete veces?, sigo sintiendo la misma emoción que aquella primera vez. Gracias Axel por recomendarmela, y por descubrirme que los rubios pueden ser muy muy sexys.

Y como siempre, la podéis encontrar aquí, en vuestra biblioteca: DVD PE 1346

Ahora os dejo con la canción The Way We Were acompañada de las escenas.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Marcella Olschki

Hoy os traigo las dos únicas novelas de Marcella Olschki que son novedad en nuestra biblioteca.

portada

En Una postal de 1939,  Marcella relata su época de estudiante en el Liceo Dante de Florencia, las aventuras con sus compañeros, los estudios y su primer amor, todo en el contexto del fascismo italiano de 1939 en el que la sociedad se regía por la total sumisión a Mussolini y donde reinaba el totalitarismo. El incidente de una postal enviada a un profesor conlleva difíciles consecuencias para Marcella, a la vez que se pone en evidencia el abuso de autoridad y la injusticia. Un incidente que de haber ocurrido en otro tiempo o en otro lugar, no hubiera tenido tales consecuencias, pero el destinatario de la postal es un profesor de camisa negra y mano alzada en saludo romano y Marcella es hija de padre judío.

Con su magnífica prosa, Marcella nos describe numerosos episodios vividos en el Liceo, como la celebración del 28 de octubre, cuando se conmemora la marcha sobre Roma en 1922 de Benito Mussolini dos días antes de ser nombrado Primer Ministro de Italia. Los discursos del director,  la Giovinezza en la radio del Liceo, la descripción de algunos de sus compañeros de aulas y de sus profesores (en este aspecto me ha recordado un poco al clásico italiano Corazón de Edmundo De Amicis, reseñado aquí), todo ello con una gran delicadeza y sensibilidad, atenta a los detalles psicológicos y ambientales de la época que le tocó vivir, no sin cierto toque de humor, como cuando describe a los viejos que pasan por la calle y ciertos retazos costumbristas. Una novela breve maravillosa, en la que se entreve los sentimientos e ideales de juventud de la autora.

oh-america

En Oh, América, Marcella nos narra sus peripecias en los dos años que pasó en Estados Unidos, de 1946 a 1948. Casada con un oficial norteamericano a finales de la Segunda Guerra Mundial, viaja en barco para reunirse con él junto con otras esposas de soldados yanquis; pero la realidad es muy diferente a la que esperaba, su marido no es el joven con el que se casó y prácticamente la repudia dejándola sola en un país desconocido.

Después de sufrir una depresión a raíz de este hecho, no le queda otra opción que empezar desde cero y buscarse la vida, para lo que tendrá que reinventarse. Con ayuda de algunos familiares y de italianos instalados en Nueva York, poco a poco se irá haciendo un sitio. Una de sus caseras en Park Avenue le pondrá en contacto con la alta sociedad neoyorquina, en una de sus fiestas conocerá a Greta Garbo y, al por entonces desconocido, Marlon Brandon, que estaba actuando en Broadway. Es curioso como lo describe: había un actor joven, muy tímido y guapo …, aún quedaba lejos su conversión en gran estrella de Hollywood.

Nueva York le da muchísimas experiencias excitantes, como su participación en la radio y trabajar como modista (necesita un trabajo para poder pagar a un abogado experto en leyes italianas que le consiga la anulación matrimonial). Uno de los capítulos que más me gusta es cuando conoce el jazz, múscia para ella desconocida; la descripción que hace es digna de cualquier manual.

A parte de su estancia en Nueva York, la mirada europea de esta joven italiana culta y políglota, nos  va a llevar desde los altos  rascacielos a la soleada California, de Reno a Hawái,con su mágico talento para la descripción; y coloca a  un sinfín de personajes bajo su implacable y a la vez comprensiva  lupa: locutores de radio y actores,cowboys y millonarios,  intelectuales y expatriados. Marcella siempre con la mirada puesta en su ciudad natal, decide volver a Florencia en 1948, aún cuando ya tenía hecho un sitio en su ciudad de adopción.

Estas dos novelas autobiográficas son las únicas que escribió Marcella Olschki (Florencia 1921-2001). Yo la descubrí este verano (en la biblioteca Francisco de Quevedo donde tenían Oh, América), me gustó tanto que pedí las dos para la biblioteca Cervantes. Se pueden leer de manera independiente, como hice yo, pero ya que tenemos las dos, lo suyo es seguir el orden cronológico. Me encanta el estilo de esta autora, sencillo, pero de una gran belleza; no hay que volver a leer los párrafos para entenderlos, como diría Stendhal: “Sólo un alma grande se atreve a tener un estilo simple” Abogada, diseñadora de moda y periodista, en sus dos novelas refleja con gran maestría su experiencia vital, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – Por qué nos preguntamos cosas

Cuando un niño aprende a preguntar ¿Por qué? Ya nunca abandonará esas palabras. Porque las preguntas son pinzas para sujetar objetos desconocidos, llaves para abrir puertas secretas y lupas que nos permiten ver lo que está oculto. Al fin y al cabo, como todos sabemos, ¿por qué? No es más que la abreviatura de Ábrete Sésamo. Pero cuando pronunciamos esas palabras, nunca sabemos lo que vamos a encontrar.

Las preguntas nos recuerdan

que no lo sabemos todo,

que una parte de nosotros

siempre será un misterio.

Sin las preguntas

no sabríamos esto

y seríamos idiotas.

Porque un idiota

no es el que no sabe nada

sino el que se cree que lo sabe todo.

 por-que

La escritora Victoria Pérez Escrivá, apoyada por las ilustraciones de Javier Zabala, nos llevan a indagar el por qué de muchas cosas, a saber:

  • ¿Por qué los elefantes no llevan reloj?
  • ¿Por qué las abejas zumban?
  • ¿Por qué las cebras tienen rayas?
  • ¿Por qué van tan lento las tortugas?
  • ¿Por qué el horizonte está siempre tan lejos?
  • ¿Por qué las cosas pequeñas siempre se pierden?
  • ¿Por qué nos morimos?

Y a golpe de buscar respuestas, damos con las soluciones más variopintas, poéticas y disparatadas que podamos imaginar.

Os animamos a que descubráis algunas respuestas, igual ya conocéis varias. No importa, no hace falta leerse el libro entero, puedes elegir qué por qué quieres leer cada día, incluso leerlos de forma desordenada.

Este libro puedes encontrarlo en las Bibliotecas Miguel de Cervantes (centro) y Francisco de Quevedo (Boliches) de Fuengirola con la signatura I-2 PER por.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Stockholm

Esta película se presenta así:

Todo ocurre durante una noche.

Una noche cualquiera para él.

Una noche decisiva para ella.

Pero aunque ellos no lo saben, después de esa noche seguirán unidos para siempre.

 

Desde luego no hay mucha información, si sólo sabemos esto lo más seguro es que pensemos que es una historia romántica, habrá que echarle un vistazo a la imagen de la carátula, a ver si nos da más datos:

715nw57vqtl-_sl1209_

¿Qué tal ahora?

Bueno, chico y chica, confirmado: es una historia de amor, aunque…no aparecen abrazados, no se miran, no muestran el rostro. Qué raro. Además hay más información, está protagonizada por Aura Garrido y Javier Pereira y acumula muchos reconocimientos de varios premios. Suficiente para llamar nuestra atención, así que decidimos verla y esto es lo que nos ha parecido:

Esta es la historia de una conquista y una derrota. El conquistador es más fuerte y persistente, la derrotada es frágil, está cansada, ya la han invadido antes y está harta de luchar, por una vez quiere creer que será para bien y dejarse llevar.

Pero las batallas de una noche pueden ser muy rápidas, todo se condensa, no hay tiempo de profundizar y nos dejamos llevar por las apariencias. Toda batalla se hace con un objetivo, desconocer lo que pretende conseguir el contrario nos sitúa en un lugar de inferioridad. Y aunque hay señales que indican que algo más de intención hay detrás de los gestos de cada uno, para qué vamos a prestar atención si se trata sólo de una noche.

Solo que hay noches que nos acompañan el resto de nuestras vidas ¿o no?

Dirigida por Rodrigo Sorogoyen y escrita junto a Isabela Peña, esta película nos hace partícipes de un juego de seducciones fácilmente conocido por todos, llevando al límite la pesadez del chico. A muchos esta parte de la película les parece demasiado repetitiva, les cansa, pero es que eso es justo lo que se está intentando transmitir, lo opresivo que puede llegar a ser ese juego de acoso y derribo, por ambas partes. Y aquí la genialidad de la película, cuando es el chico el que hace ese papel, lo vemos hasta normal, ¿pero qué ocurre cuando es ella quien insiste en hacer algo que él no quiere?

Una película muy recomendable, con un magnífico final. Y, aunque yo no soy muy dada a hablar de otros aspectos técnicos, o de decorados, no puedo terminar la entrada sin mencionar los maravillosos tonos azulados/violetas de la noche madrileña.

Podéis encontrarla en la Biblioteca Miguel de Cervantes con la siguiente signatura: DVD PE 3992

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Uncategorized

RECOLECTURAS – Se busca mujer perfecta

Hoy os traigo a la sección un libro que me ha sorprendido gratamente, Se busca mujer perfecta de Anne Berest. 

mujer

“No sé si existe la mujer perfecta. Pero sí sé lo que es un amor perfecto”.

La protagonista de este libro es Émilienne, una joven de treinta y tantos, artista visual y fotógrafa. Para poder comer Émillienne fotografía bodas, trabajo que odia porque los novios nunca están contentos con el resultado. Después de una enésima boda desastrosa decide inscribirse  en un concurso organizado en el marco de los Encuentros de Fotografía de la ciudad de Arlés. El tema del concurso es Retrato[s] de mujer[es].

Tras una conversación con Julie, su vecina “ejemplar”, decide que su proyecto se va a llamar Una mujer perfecta. Julie sería el punto de partida y en cierta manera contaría su historia. Fotografiaría a mujeres admirables, a heroínas de la vida diaria, ejemplo para sus allegados. Y a través de esos diferentes retratos se delinearía la imagen que la mujer actual quiere dar de sí misma, el retrato de “una mujer ideal”. Pero buscaría también el defecto, la fragilidad, el punto crítico de esas mujeres. Decide imbuirse en el tema pero desde una perspectiva diferente.

Este es el comienzo del libro, un proyecto al que da título. Lo que en un principio parece previsible, se va convirtiendo poco a poco en una novela muy original por los giros que va dando la historia. Para empezar, la forma en que Émilienne busca a sus modelos. Decide que cada mujer con la que se cita de el nombre de otra que para ella represente la “mujer perfecta”. Así se embarca en un recorrido que le lleva a distintos puntos de Francia, e incluso a Venecia, y va conociendo a multitud de mujeres con unas historias sorprendentes detrás, desde “la santa” que no es tal, la adolescente skater, la tía Zelda, la enigmática Georgia, la auxiliar de farmacia Jenane, Mademoiselle, una antigua prostituta reconvertida en imagen de marca, la japonesa Yuko, Maud… Lo curioso es que por una cosa u otra, al final no consigue fotografiar a dichas mujeres.

Además de conocer a  este catálogo singular, también conoceremos su propia historia. Hija única, de padres cómicos; su infancia es un peregrinar por distintos puntos de la geografía francesa. Se casa muy joven, con un hombre que le dobla la edad, y tiene un único hijo. Su nombre artístico, el que reza en la Wikipedia es Émilienne Valser (en español significa bailar el vals): “Elegí un seudónimo construido a partir del verbo valser, esperando que ese nombre influyera como un planeta en la dirección que tomaría mi vida de fotógrafa. A los veinte años yo quería que cada día de mi existencia fuera un baile, y mi vida debería seguir un recorrido salvaje en medio de los quehaceres mundanos“. Una mujer segura de sí misma, con las cosas claras y persiguiendo su sueño a la que, la libertad que siempre le han dado sus padres, marca su carácter. La relación que mantiene con su psicoanalista, Maryame, da muchas pistas de ella.

El libro me ha gustado mucho por las historias que hay detrás de cada mujer, a cada cual más variopinta. También destruye muchos mitos acerca de lo que entendemos sobre la mujer perfecta. Hace una crítica muy certera y aguda sobre la sociedad moderna y la imagen que proyecta de la mujer. No se si es cuestión de modas, pero en la actualidad hay muchos libros que abordan este tema, quizás estemos asistiendo a la desaparición de la tiranía de la perfección. Como vemos en el caso de Julie, la vecina de la protagonista, ser madre, empresaria de éxito, esposa ejemplar y siempre hecha un pincel, termina pasando factura.

Otra cosa que me ha gustado mucho es que me ha permitido conocer fotógrafos reales como Francesca Woodman, Christer Strömholm y Julia Margaret Cameron, tía abuela de la escritora Virginia Woolf, y a la que hacen un homenaje en el concurso a la que se presenta su protagonista. (El libro también reivindica a esas mujeres artistas que por el hecho de ser mujer han vivido mucho tiempo en el ostracismo).Y sí, al final, después de los muchos desastres, logra participar y ganar el concurso pero con una sola mujer de las muchas que aparecen en el libro. ¿Quieres saber cuál? Pues para ello tendrás que leerte el libro y te garantizo que te lo vas a pasar muy bien.

Anne Berest

Anne Berest

Para terminar quiero hablaros de la escritora. Cuando vi que la autora era la actriz francesa Anne Berest rápidamente pensé, otra famosa que cree que sabe o puede escribir. Sin embargo, esto hizo que aún me picara más la curiosidad porque ya había oído buenas críticas y quería comprobarlo por mí misma, y como sabéis, mis expectativas se han cumplido con creces. Es más, Anne es una escritora de prestigio en su país y ya tiene varios libros publicados, algunos incluso premiados. Este es su primer libro publicado en español, y espero que no el último. Menos mal que hay editoriales como Reservoir books que apuestan por estos libros, un aire fresco en el mundillo literario, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – Wild Boy, el chico salvaje

wild-boyRob Lloyd Jones ha escrito una emocionante historia de crímenes y misteriosos personajes, en los que la electricidad juega un papel importantísimo (en esta época se están llevando a cabo numerosos experimentos para averiguar qué podía hacerse con esta energía, conocida pero no dominada aún). Una historia para hablar de apariencias, falsas unas, acertadas otras, de detalles, de lo que mostramos de nosotros mismos, de quiénes somos en realidad. Una historia a veces cruel y otras entrañable.

Wild Boy no nació salvaje, diferente sí, pero no salvaje. Fueron los demás quienes le convirtieron en alguien horrible, o por lo menos lo intentaron. Él sólo era un chico abandonado en un orfanato, al que ni sus compañeros ni el propietario trataban bien, por lo que él tampoco les trataba bien a ellos. Encerrado en su celda aceptó la única opción que le ofrecía la vida para viajar y ver mundo: ser trabajador de por vida de un empresario ambulante, sin salario ni derecho a absolutamente nada. Conociendo de antemano la crueldad con la que iba a ser tratado.

Este empresario, el señor Finch, tiene un negocio propio, a saber: una Parada de Monstruos, algo que afortunadamente no existe ya, eran caravanas con las personas más raras-diferentes-curiosas-extrañas que alguien pudiera ver. Y por ser tan distintos eran considerados monstruos, viajaban por las ciudades  y la gente pagaba por verlos y, a veces, por pegarles.

Con este trabajo Wild Boy pudo recorrer  Londres en una caravana que ofrecía un espectáculo todas las tardes, él tenía por compañero a un hombre sin piernas, ambos sufrían los malos tratos de su jefe, era su único amigo desde que él tenía memoria.

¿Por qué aceptó un trabajo así? Para poder observar, mirar era lo que más le gustaba a Wild Boy, pero donde estaba encerrado no podía ver nada, sin embargo ahora, desde el tejado de su caravana, podía observar a la gente que iba a la feria, a los circenses, a los policías…y fue su modo de observar y su deseo de ser bueno, lo que le llevó a embarcarse en una aventura al estilo de Sherlock Holmes, del Dr. Jekyll y Mr. Hyde y por supuesto de Frankestein.

Esta novela transcurre en Londres, en torno a 1840 (Época Victoriana). Me gustaría que vierais esta imagen para haceros a la idea de cómo era la ciudad entonces:

londres

Os la muestro porque creo que es importante tener una imagen en la cabeza de cómo es el lugar donde está transcurriendo la historia que leemos.  Se trata de una ciudad en pleno proceso de expansión, por supuesto tenía zonas mucho mejores, donde vivía la clase alta, pero no es allí donde transcurre la historia.

Me hubiera gustado poneros también algunas imágenes de los orfanatos y cárceles de la época y, por supuesto, de los circos. Pero no he dado con ninguna imagen apropiada para este blog.

Pero hay alguien que podéis leer para haceros una idea de la vida en Londres durante la época Victoriana, a Charles Dickens. Estoy segura de que todos conocéis a Oliver Twist y deberíais leer también su David Copperfield.

Vamos a dejar a Londres ya tranquilo, porque aunque sea un personaje muy importante en la novela, el protagonista es el increíble Wild Boy, destacando también a su amigo Sir Oswald (el señor sin piernas que os comenté), su enemiga Clarissa y Marcus. Todos ellos se mueven por las páginas de esta novela intentando encontrar una máquina secreta con increíbles poderes, pero en su búsqueda se van cometiendo crímenes, persecuciones,  huidas… todo a un ritmo trepidante en un ambiente muy oscuro, no sólo el de una ciudad cubierta por la niebla, el humo y el hollín, sino también la penumbra de las cloacas, de las prisiones, de los cementerios. Un ambiente sombrío para hablarnos de lo salvaje que podemos llegar a ser. Geniales el color de las páginas de este libro, como si estuvieran manchadas de cenizas.

Tú, que no eres ningún monstruo, ¿qué estarías dispuesto a hacer por escapar? ¿Por demostrar tu honradez? ¿Por tu vida? Y si te dieran la opción de cambiar, de ser otra persona ¿Lo harías?

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Sección infantil