Archivo de la categoría: Libros

PIRULETRAS – No he hecho los deberes porque…

Cualquiera diría que sólo llevamos dos semanas de colegio.

Las tardes en las Bibliotecas se llenan de estudiantes de primaria haciendo deberes, buscando información, dibujando, leyendo y… seamos sinceros, haciendo como que:

  • haciendo como que estudian
  • haciendo como que leen
  • haciendo como que hacen los deberes
  • etcétera.

Ah, bueno, y charlando, no haciendo como que charlan, no: charlando de verdad.

Pobrecitos, llevan tanto tiempo sin verse que tienen mucho que contarse, imaginaos, ¡no se ven desde esta mañana en el cole! Y el que no entienda esto nunca tuvo infancia ni amigos de verdad.

Y bueno, llegado el momento de los deberes, llega también el momento de las excusas, y es que la necesidad agudiza el ingenio, y ellos tienen taaaaaaaanta necesidad de charlar, jugar, reír, hablar… que obviamente el tiempo para los deberes se agota.

Pero no os preocupéis queridos estudiantes que para eso estamos aquí nosotros, para echaros una mano también en lo que a excusas se refiere. Por si un día la imaginación os falla, aquí tenéis este magnífico libro.

Los autores:

Davide Cali es autor e ilustrador de libros y cómics. Ha publicado más de 40 libros, entre ellos:  ¿Qué es el Amor?, Malena Ballena, Mon-Sapiens, Un papá a la medida y El hilo de la vida.

Benjamin Chaud ha ilustrado más de 60 obras entre las que se encuentran la colección de los libros de Pomelo. Es el autor e ilustrador de Adiós Manoplas y de La canción del Oso.

Y ellos tienen una par de consejos para ti:

  • Debes usar este libro siempre que no hayas hecho los deberes.
  • Utiliza cada excusa una sola vez

Y yo también tengo un consejo:

  • Procura que tu profesor o profesora no sepa nunca que este libro existe.

¡Feliz fin de semana!

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones, Sección infantil

RECOLECTURAS – La sonrisa etrusca

sonrisa

«El recuerdo deja de ser nostalgia para convertirse en liberación»

Hoy en nuestra sección un libro entrañable, de los más hermosos que he leído en mucho tiempo, La sonrisa etrusca de José Luis Sampedro.

Salvatore Roncone es un viejo campesino calabrés que se traslada a Milán, ciudad en la que reside su hijo, para tratar la dolencia que padece: un cáncer terminal al que él llama la «rusca». La estancia en esta ciudad norteña le pondrá en contacto con su nieto de poco más de un año de vida, Brunettino, y este encuentro revolucionará y cambiará por completo la última etapa de su vida.

Salvatore, hombre hecho a sí mismo y de origen muy humilde, lleva en su alma las cicatrices de la época que le tocó vivir. Se cría en un pequeño pueblo calabrés, Rocassera, con los corderitos como amigos, y sin una figura paterna. La guerra la pasa como partisano en los montes, y su enemistad con Cantannote (el fascista y opresor del pueblo) es conocida por todos. Por eso es tan sorprendente la ternura y pasión que despierta su nieto en la postrimería de su vida, que pilla por sorpresa al viejo, curtido en mil batallas. No obstante, Brunettino le dará fuerzas para enfrentarse a la dura enfermedad que padece y nuevas ilusiones, entre ellas hacer de su nieto «un hombre», antes de que la vida de Milán lo eche a perder y  escuchar de su boca la palabra nonno (abuelo). Estas dos cosas, junto con el deseo de que su eterno enemigo, también gravemente enfermo, fallezca antes que él, le mantiene vivo.

Durante estos meses además libra su propia guerra contra los progenitores del niño (no entiende su crianza, durmiendo solo en su propia habitación y cuya educación corre a cargo de un manual de pediatría). La batalla la librará todas las noches en la habitación de Brunettino (en la que se refugia y da compaña), y hace frente a los padres como si de los propios tudescos (alemanes), se trataran. [De hecho así es como se expresa el abuelo con el nieto, como si fueran compañeros partisanos, hasta tienen el mismo nombre (el abuelo era conocido como Bruno en la lucha) ].

Su lucha la hará extensible hacia la sociedad milanesa: la gran ciudad  frente a un pequeño pueblo rural, el ambiente sofisticado frente a la sencillez, la riqueza frente a la mesura… Esta comparación la realizará a todos los niveles: la alimentación, las mujeres, la «hombría», los valores… siendo bastante intolerante con todo aquello que no provenga del sur, como su nuera, a la que tilda de estirada, de tener a su hijo como un pelele, y de poco cariñosa con su nieto. No obstante, poco a poco iremos viendo como muchos des sus prejuicios son infundados, y el tiempo, el roce con las personas de su alrededor, pero sobre todo, su nieto, irán suavizando las maneras de este viejo «cascarrabias».

La vida en Milán le pondrá en contacto además con personas que le darán una nueva vitalidad y perspectiva, y a las que él, con su sabiduría y sencillez, también transformará. Entre ellos el  joven jardinero Valerio, que le introduce en la Universidad para contar historias sobre Calabria en las clases del profesor de etnología Buocontoni. Simonetta, la sobrina de la asistenta de la casa, en quien Salvatore encontrará a una igual, recordándole a aquellos jóvenes idealistas que la acompañaron en la lucha, como Dunka, compañera Croata con la que mantuvo una apasionada historia de amor y a la que recuerda con frecuencia. Pero sobre todo conocerá a Hortensia, una mujer viuda, que le descubrirá el  amor con mayúscula en la etapa final de su vida, cuando creía que ya lo conocía todo sobre las mujeres. Hortensia, y sobre todo Brunettino, son las personas que cambiarán su vida para siempre.

El libro me ha gustado mucho. A través del diálogo que mantiene con su nieto, más bien soliloquios ya que su interlocutor no le puede dar réplica, vamos a conocer a Salvatore en profundidad: sus recuerdos, sus anhelos, su lucha. Milán le reconciliará en cierto modo con su hijo Renato y le hará aflorar el lado más sensible: como ese lado femenino para arropar a su nieto a falta de abuela y de una madre volcada en su trabajo (hasta bromea con que le están saliendo tetas debido a la medicación). Vamos a querer a este abuelo, y vamos a asistir a esa transformación que se irá produciendo en los últimos meses de su vida. Nos vamos a emocionar con él, vamos a sufrir con él y nos vamos a divertir mucho con él y con Brunettino. Porque ante todo es la relación de un abuelo con el nieto, la afinidad que existe entre una vida que termina y otra que comienza, su mutuo entendimiento. (Siempre he pensado que los abuelos tienen una afinidad especial con los nietos, y en mi opinión esto es así porque al llegar a la vejez vuelven a ser niños, a muchos se les caen los dientes, tienen rabietas, se vuelven cabezones, y hasta muchos de ellos terminan usando pañal). Con este libro se nos va a saltar la lagrimilla en más de una ocasión, sabemos cual es el final desde el principio, pero no por ello vamos a dejar de disfrutar y saborear los pequeños placeres que nos brinda el libro: un beso, una caricia, una sonrisa, la amistad, la sabiduría de la vejez, y el AMOR en mayúsculas.

esposos

El libro se llama La sonrisa etrusca porque comienza en un museo de Roma, al que el hijo va para una entrevista. Mientras le espera, queda conmovido por el sarcófago etrusco Los esposos: «Los etruscos reían te lo digo yo. Gozaban hasta encima de su tumba, ¿no te diste cuenta?… ¡Vaya gente!» Quizás es una alegoría de como él termina su vida, con beatitud.

José Luis Sampedro (Barcelona, 1 de febrero de 1917 – Madrid, 8 de abril de 2013). Fue un escritor, humanista y economista español que abogó por una economía «más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos». En 2010 el Consejo de Ministros le otorgó la Orden de las Artes y las Letras de España por «su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo». En 2011 se le concedió el Premio Nacional de las Letras (datos sacados de Wikipedia).

La sonrisa etrusca la escribió en 1985, a la edad de 68 años e inspirado en su nieto Miguel de cuatro años: “Toda novela a la que uno se entrega podrá ser mala, pero es autobiográfica” (https://elpais.com/diario/1985/05/27/cultura/485992814_850215.html).

Además de esta maravillosa novela en nuestras bibliotecas podéis disfrutar de más libros de este genial autor. No sólo como novelista, también como economista y como prologuista (entre otros escribió el prólogo de la edición española del famoso libro ¡Indignaos! de Stephan Hessel, que se convirtió en uno de los referentes del movimiento 15-M).

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Trilogía Las chicas de campo

portada2

«Todos nos abandonamos en algún momento. Morimos, cambiamos (sobre todo esto último), dejamos de sentir afinidad con nuestros mejores amigos; pero, aunque te abandone algún día, te habré transmitido una parte de mí; serás una persona distinta por el hecho de haberme conocido, es inexorable…»

Hoy en nuestra sección, la trilogía Las chicas de campo (Las chicas de campo, La chica de ojos verdes y Chicas felizmente casadas) de la escritora irlandesa Edna O’Brien.

La primera de ellas ya fue reseñada en este blog por mi compañera Olivia hace un par de años. Yo les tenía muchas ganas a estas chicas, y estas vacaciones por fin les he hincado el diente; y el bocado me ha parecido tan exquisito, que no quería dejar de pasar la ocasión de hablar de esta gran trilogía.

A lo largo de esta serie vamos a conocer en profundidad a las dos protagonistas (Caitleen, también conocida como Kate, y Baba) y las vamos a acompañar en su periplo desde que son unas niñas en la Irlanda rural de los años 50; pasando por Dublín, ciudad a la que emigran con la esperanza de encontrar una vida mejor, lejos del asfixiante ambiente rural; para terminar en Londres, como «chicas felizmente casadas».

Lo primero que llama la atención de esta relación de amistad es la enorme diferencia que existe entre ambas. Si Kate (narradora en primera persona de las dos primeras partes y al alimón con Baba de la tercera) es, en palabras de su propia amiga: buenaza, tranquilona, ñoña, reservada; Baba es todo lo contrario: extravertida, egoísta, caprichosa, y con un punto de maldad. Quizás por eso se complementen tan bien, aunque a veces su relación pueda parecer más una relación de dependencia, en el caso de Kate, y de conveniencia, en el caso de Baba.

Este es el punto que me ha parecido más interesante de la trilogía, la disección psicológica y social de los personajes. El hecho de cómo los condicionantes externos determinan en muchos casos la personalidad.

Kate se cría en una familia con graves problemas económicos, a causa del alcoholismo del padre, y cuyo asidero es su madre que le inculca fuertes valores cimentados en el catolicismo irlandés (la autora nació en una pequeña localidad rural del oeste de Irlanda y creció en la oprimente atmósfera del nacionalcatolicismo irlandés de los años cuarenta, por lo que podríamos decir que esta trilogía tiene tintes autobiográficos, dada la similitud de O’Brien con los personajes principales, siendo Kate su yo más racional y Baba su yo más alocado y espontáneo: «Baba es como mi alter ego. Yo era obediente, amable, me desvivía por hacer lo que me ordenaban. Me castigaba por decir palabras como eyaculación, pero había otro lado en mí, un lado más rebelde, perverso. Baba es mi yo secreto»). Baba, en contraposición, no tiene los problemas económicos de Kate, pero el ambiente familiar en el que se cría, con una madre frívola, un padre prácticamente ausente, volcado en su trabajo como forma de huir de un matrimonio fallido, hace que se críe como una niña mimada y consentida. Esta forma de ser tan diferentes también las determina en sus relaciones amorosas. Si Kate siempre se enamora de hombres mayores, con un amplio bagaje intelectual y cultural, pudientes (quizás busca sentirse protegida y suplir  la figura paterna que nunca tuvo), Baba se acerca a los hombres por conveniencia, como casi todo en su vida. Lo que busca es seguridad económica para llevar la vida cómoda que anhela (de hecho termina casada con un ostentoso constructor, un nuevo rico, que le da la vida de lujos que desea, aunque sumamente insulsa y aburrida): «Hace poco nos lamentábamos Kate Brady yo de que nada nunca iría a mejor en nuestras vidas, de que moriríamos en el mismo estado en el que nos encontrábamos: bien alimentadas, casadas, insatisfechas».

Por otro lado es muy interesante la descripción de los paisajes y del ambiente rural de la Irlanda de mediados del siglo XX. En determinados aspectos narrada de manera preciosista y bucólica, que nos evoca esa maravillosa película de John Ford, «El hombre tranquilo». En contraposición, el ambiente asfixiante e hipócrita del catolicismo irlandés (para la autora mucho más represivo que en Italia, España o Portugal), que acompañará a Kate a lo largo de toda su existencia, y determinará en muchos casos sus decisiones: siempre acompañadas de fuertes sentimientos de culpa, sobre todo en relación a los hombres y a las relaciones sexuales. En palabras de la propia autora: «Es la historia de dos chicas, pero en realidad, narra la historia de la Irlanda de esa época. Un país atrasado y represivo, especialmente en las zonas rurales»

A mí me ha encantado. Me he sentido en muchos aspectos identificada con Kate, y con aquellos sueños incumplidos cuando llegamos a la edad madura. Ninguna de las dos tiene una vida fácil, una quizás porque es demasiado analítica y autoexigente, en el caso de Kate, y otra, en el caso de Baba, porque no se toma la vida demasiado en serio y sus decisiones también acarrean graves consecuencias. Me ha hecho reflexionar el poso tan fuerte que deja en las personas el ambiente tan castrante de un catolicismo llevado al extremo; pero ante todo me ha gustado la relación tan estrecha de dos amigas tan diferentes a lo largo de los años; y como, en cierta medida, se necesitan la una a la otra y se complementan. Y todo ello narrado con una gran belleza, aunque lo que se cuente no deje de ser un drama (mientras lo leía pensaba que no es un texto apto si no estás atravesando por un buen momento en tu vida, porque te pone ante el espejo, de una manera cruda, sin florituras, con gran lucidez).

Destacar también la transgresión de estos libros, y la valentía de la escritora al escribirlos (no hay que olvidar que se escribieron en los años 60, con duras críticas a la religión, abordando temas como el divorcio, el sexo, el aborto, y la emancipación de la mujer). De hecho, el primero de ellos fue un escándalo en su país, y el párroco de su aldea quemó tres ejemplares en la plaza pública. Desde  mi punto de vista son unos libros muy feministas, el protagonismo es para las mujeres y quizás está escrito para las mujeres. Desde luego creo que nosotras lo vamos a entender mejor, al menos desde otra sensibilidad y perspectiva.

Edna O’Brien (Tuamgraney, Irlanda , 1930 -).  Es una escritora y guionista de cine irlandesa residente en Londres. Con una carrera extensa, con más de 30 títulos publicados (donde destaca la trilogía Las chicas de campo), nunca pierde de vista sus orígenes y sus gentes (Irlanda es el material básico con el que O’Brien ha construido sus novelas y sus celebrados relatos). Es admirada por escritores de la talla de Philip Roth (fallecido recientemente), Alice Munro y John Banville, entre otros; y ha sido premiada con numerosos premios de prestigio, como el Irish Book Awards.

Es el primer acercamiento que hago a esta autora (aunque estaba en mi punto de mira desde hace mucho tiempo, como dije al principio), y me ha gustado tanto que voy a repetir, menos mal que en la biblioteca tengo algunos más donde elegir.

Otros libros de Edna O’Brien en la Biblioteca Miguel de Cervantes:

chica

Algunos datos se han sacado del siguiente artículo: https://elpais.com/cultura/2013/11/13/actualidad/1384360964_388331.html

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

Piruletras – Una dulce historia de mariposas y libélulas

Un texto de Jordi Sierra i Fabra, con ilustraciones de Pep Montserrat.

Qué efímera e insignificante es la vida a veces.

Qué eterna y poderosa es  siempre la muerte.

No todas las culturas se acercan igual a los mismos temas, no todos ven la vida y la muerte de forma similar. En esta historia ambientada en China, no tan lejos en el tiempo como pueda parecer, muere un niño, era Zhai.

Muere al principio, antes de que lo lleguemos a conocer. Y de una forma delicada y casi poética vamos descubriendo la familia que deja, especialmente a Qin, su padre, quien preocupado por el futuro de su hijo menor, decide llevar a cabo el ritual del Minghun, (actualmente prohibido): un matrimonio entre difuntos para que se acompañen en el más allá.

Qin iniciará un viaje para buscar una esposa para su hijo, una joven enferma, moribunda o tal vez ya muerta. Su propósito no es otro que comprarla para que se despose con su hijo y así éste no vague sólo por toda la eternidad. No será fácil y en su peregrinar aprenderá muchas cosas: sobre sí mismo, su familia, los demás y el mundo natural que le rodea y se mezcla con sus emociones.

Algo de filosofía oriental sabréis sin duda, algo de la lealtad y el respeto máximo hacia los seres queridos, algo de la constancia en el empeño para conseguir aquello que realmente es importante para cada uno, algo sobre la dignidad… Qin es un ejemplo de todo ello.

Un lectura que te removerá por dentro, con pasajes hermosos y también con ideas en ocasiones chocantes para los occidentales. Y algún detalle gracioso, como el nombre del burro. Sin olvidar las ilustraciones que salpican el texto y  nos ayudan a introducirnos un poquito más en la historia.

Sigue estos enlaces para ver otras reseñas que yo también he consultado y para saber más de los autores:

http://canallector.com/9262/Una_dulce_historia_de_mariposas_y_lib%C3%A9lulas

http://www.forumlibertas.com/hemeroteca/una-dulce-historia-de-mariposas-y-libelulas-de-jordi-sierra-i-fabra/

http://leanlirones.blogspot.com/2010/01/una-dulce-historia-de-mariposas-y.html

http://sierraifabra.com/?lang=es

http://pepmontserrat.com/

Podéis encontrar este libro en la sección Juvenil de las Bibliotecas Miguel de Cervantes (centro) y Francisco de Quevedo (Boliches) de Fuengirola, 156 páginas de cultura oriental que no te defraudarán.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Sección infantil

RECOLECTURAS – Vacaciones de verano

Chicos. ¡Que ya estamos de vacaciones! Bueno, vosotros llevaréis una semana más o menos, pero nuestro blog descansa en julio y agosto, así que os dejo algunas sugerencias de lecturas para este verano.

¿Sabéis lo que más me gustaría estas vacaciones? Me encantaría irme a una isla desierta como la de Robinson Crusoe de Daniel Defoe. Aunque desgraciadamente no puedo ir. Pero… ¿Os cuento un secreto? Sabéis que tenemos la suerte de viajar con la mente gracias a la ayuda de los libros. Sí, pequeños y no tan pequeños lectores, así que definitivamente me voy a una isla, a La isla del tesoro de R.L. Stevenson. De la mano de Jim Hawkins viviré maravillosas aventuras, y conoceré al malvado pirata John Silver el Largo y su pata de palo. Aunque también me encantaría conocer a los liliputienses (unos seres humanos de tan sólo 15 centímetros de estatura, más o menos como la palma de una mano de un adulto),  a hombres gigantes en la tierra de Brodbingnag, o a científicos e intelectuales pedantes (seguro que en clase conocéis a más de uno, esos que lo saben todo y que siempre levantan la mano cuando la seño preguta). Todo esto y mucho más, es lo que voy a encontrar en Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift.

El verano es un buen momento para viajar y conocer nuevos sitios, pero tiene un «pequeño» inconveniente. Todo está lleno. Poner la toalla en la playa sin que el de al lado te meta los pies, es una odisea. Hace demasiado calor. Y todo está mucho más caro. Así que me quedo en casa, en mi sillón favorito, con mi aire acondicionado. Viajaré a la luna y al centro de la tierra, surcaré los mundos submarinos y recorreré el mundo nada más y nada menos que en 80 días, y todo gracias a Julio Verne. O tal vez me vaya a un lugar recóndito como el que puedo encontrar en El libro de la selva de Rudyard Kipling.

Ahora que tengo más tiempo, aprovecharé para resolver misterios. Para ello cuento con un montón de amigos, como Sherlock HolmesLos cinco de Enid Blyton; Tintín y su perro Milú; Gerónimo Stilton o Ágatha mistery, Ulises Moore, etc.

¡Uf! Tantas aventuras, viajes y enigmas me han dejado un poco agotada. Creo que necesito descansar la mente y relajarme un poco. Me apetece reírme, y para ello nada mejor que irme a Carabanchel Alto con la familia de Manolito Gafotas: su madre Cata, su padre Manolo, el abuelo Nicolás, su hermano pequeño, «el Imbécil», «la Chirli», el Orejones…, con ellos las risas sí que las tengo aseguradas.

Es momento también de jugar. Cuando yo era pequeña me encantaba hacer trucos de magia, para ello tenía un juego llamado Magia Borrás. Ahora también juego a ser maga, pero con los libros de Harry Potter. Fantaseo que soy una muggle como Hermione, y  ayudo a Harry a acabar con Voldemort.

Hay tantas posibilidades en las páginas de un libro… Podemos visitar mundos fantásticos como los de El Señor de los Anillos, Las Crónicas de Narnia, los mundos creados por el maravilloso Roal Dahl. Visitar una galaxia muy, muy lejana: La guerra de las galaxias. Conocer el mundo de las princesas y las hadas. A personajes maravillosos como Matilda (que ilustra nuestra reseña), Olivia, Alicia, Peter Pan, Mary Poppins, Pippi Calzaslargas, la bruja Brunilda… Podemos pasar mucho, mucho miedo con la colección de Pesadillas, con personajes como Frankenstein, Drácula, los cuentos de Poe, los vampiros, etc.

Nos enamoraremos. Los adolescentes disfrutaréis ya de esos primeros amores de verano. Seguro que ya estás esperando a que llegue ese chico o chica que hace que tu barriga se llene de mariposas. ¿Os cuento un secreto? El que me molaba a mí era de Valladolid, y doy fe de que esos primeros amores nunca se olvidan. Amores que también podéis encontrar en muchos libros de nuestras bibliotecas, como los de El club de los incomprendidos, los libros de Federico Moccia, etc.

Esto sólo son algunas ideas de libros que podéis disfrutar este verano. Pero por favor, no os olvidéis de bailar, ir a la playa, comer helados, salir con los amigos, hacer deporte, ir al cine, dormir hasta las 12, darles muchos besos a vuestros padres y hermanos, y sobre todo reír, reír, muchísimo, y coged fuerzas para el curso que viene.

¡Felices vacaciones!

Nos vemos en septiembre.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Instrumental

«Me violaron a los seis años. Me internaron en un psiquiátrico. Fui drogadicto y alcohólico. Me intenté suicidar cinco veces. Perdí la custodia de mi hijo. Pero no voy a hablar de eso. Voy a hablar de música. Porque Bach me salvó la vida. Y yo amo la vida»

Hoy en nuestra sección un libro sobrecogedor, de esos que no dejan indiferente a nadie y que deja un poso en el interior durante mucho, mucho tiempo. Instrumental, de James Rhodes.

En estas desgarradores memorias el pianista nos va a relatar el horror que vivió en la infancia cuando de manera continuada fue violado por su entrenador; y como este hecho marcó su vida. Pero también nos va a hablar de su gran pasión: la música clásica. Porque, si por algo es conocido James Rhodes, es por ser concertista de piano. Además es uno de los principales renovadores de la música clásica. Su cruzada para acercar los más célebres compositores a todo tipo de oyente dirige sus acciones: conciertos tanto en teatros de relumbrón como en salas de circuito pop, acuerdos con discográficas como la Warner pero también con su propio sello (Instrumental), artículos (tan polémicos como empáticos), para cabeceras como The telegraph y The Guardian, documentales como Notes from the inside, de Channel 4, donde conversó y tocó, para pacientes con problemas mentales…

El planteamiento de estas memorias es muy original. Está dividido en veinte temas, que corresponden a su vez a veinte compositores de música clásica. Haremos un recorrido desde la Chacona de Bach y Busoni, pieza que le cambió la vida y que lleva en su corazón desde los 7 años (momento tipo princesa Diana, junto al nacimiento de su hijo, conocer a Hattie y cuando lo violaron por primera vez), pasando por Prokófiev, Shubert, Beethoven, Ravel, Shostakóvich, Liszt, Brhams, Mozart, Chopin, Schumann y Rajmáninov, entre otros; y conoceremos más sobre estos grandes de la música clásica (hay datos biográficos de ellos al principio de cada capítulo).

Además nos adentraremos en este desconocido mundo para muchos, con duras críticas por su parte a lo que le rodea:

  • Los intérpretes. Normalmente retrasados y supertopes. Casi todos ellos situados en algún punto del espectro autista y del aspérger (su caso) y con un estilo de vestir lamentable. Muy inteligentes, pero incapaces de tener una interacción social normal. Casi nunca se mezclan con el público.
  • Los guardianes. El noventa y nueve por ciento de los cuales son hombres blancos y viejos, y que dirigen las salas de conciertos y las agencias.
  • Las discográficas. Las empresas (siempre) pequeñas, avergonzadas e ingenuas que dirigen unos tipos bienintencionados y sumisos sin el menos atisbo de perspicacia comercial y ningunas ganas de probar algo distinto.
  • Los críticos. El gilipollas solitario, amargado, músico fracasado, cabroncete disfrazado de intelectual. El paradigma de todo lo que falla en la música clásica actual.

En contraposición a todo esto, James lucha por darle una vuelta de tuerca en sus conciertos. Igual que toca en teatros, toca en lugares menos “elitistas”. Se presenta en vaqueros, camisetas y zapatillas deportivas. Habla muchísimo, y bromea continuamente. Aire fresco en este mundo tan encorsetado. (Yo tuve la fortuna de verle el año pasado en el Teatro Cervantes de Málaga. Quería descubrir a la persona que hay detrás del personaje y, si como dicen muchos de sus detractores, es sólo fachada y markéting. Deciros que quedé gratamente sorprendida, porque además de un genial pianista (aprendió prácticamente de manera autodidacta), encontré a un hombre sencillo, humilde, amable y, pese a todo, optimista. Con una gran pasión por su oficio, que logra transmitir a los que tienen la oportunidad de escucharle, porque como dice en su maravilloso preludio: La música clásica me la pone dura).

Ante las críticas y acusaciones que ha recibido de que utiliza su pasado para vender discos, para sentir lástima de sí mismo, o para llamar la atención. James no calla. Es más, alza su voz contra tantos elementos de nuestra cultura que permiten, fomentan, apoyan y celebran el abuso sexual a los niños: la pedofilia: «En muchos de los libros que he leído y en los grupos de apoyo en los que he estado se habla del perdón; sugieren que se escriban cartas a quiénes nos han hecho daño, especialmente si ya no están vivos, y que en ellas expliquemos cuál ha sido el impacto de sus acciones en nosotros y en nuestros seres queridos. Y, en muchos sentidos, eso es precisamente este libro. Es la carta que te he escrito Peter Lee, que te estás pudriendo en tu asquerosa tumba, para contarte que no has ganado. Nuestro secreto ya no es un secreto, un vínculo que compartimos, un lazo contigo, privado e íntimo, de ningún tipo. Nada de lo que me hiciste fue inofensivo, divertido o cariñoso, a pesar de lo que decías. No fue más que una aberrante y penetrante violación de la inocencia y la confianza».

Unas memorias fascinantes que, aunque muy duras, son también unas memorias de la esperanza, del renacer, y de como la música, en este caso, te puede salvar la vida. Contadas de manera franca y amena; y que nos enseña que a pesar de las adversidades (los psiquiatras que lo trataron llegaron a la conclusión de que sufría todo lo siguiente: trastorno bipolar, estrés postraumático agudo, autismo, síndrome de Tourette, depresión clínica, ideación suicida, anorexia, trastorno disociativo de la personalidad y trastorno límite de la personalidad), o quizás, gracias a ellas, puedes supervivir y llegar a convertirte en un gran músico y una persona de éxito.

Una persona increíble al que tenéis la oportunidad de ver este viernes, 29 de junio, en el Castillo Sohail de Fuengirola a las 22.00 horas. ¿Os lo vais a perder?

Si os habéis quedado con ganas de más en la biblioteca también tenemos disponible su último libro, Fugas.

Os dejo con un artículo que escribió hace poco sobre su vida en Madrid. Desde hace un año más o menos vive en nuestro país. Lo que demuestra que además de genial pianista y gran persona, es muy inteligente:

https://elpais.com/cultura/2018/05/17/actualidad/1526560729_330393.html

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Confusión de sentimientos

«Todo espíritu nace de la sangre, todo pensamiento brota de la pasión, toda pasión del entusiasmo»

Hoy en nuestra sección uno de los grandes de la literatura europea, Stefan Zweig con su novela Confusión de sentimientos.

Roland, un joven estudiante, está a punto de abandonar los estudios cuando su padre decide enviarlo a la universidad de una pequeña ciudad de provincias. Allí, un brillante profesor despierta en él una nueva pasión: el amor al saber. Deslumbrado, el joven se acerca al maestro y le propone ayudarlo a concluir la gran obra de su vida. El profesor acepta el ofrecimiento, pero pocas veces manifiesta la gratitud que el discípulo ansía y en ocasiones incluso lo trata con una distancia que lo atormenta. Tan devoto como inseguro, Roland se pregunta por qué no es digno del interés de una persona tan maravillosa como el admirado maestro, ¿tan despreciable lo considera? La respuesta, sin embargo, es mucho más compleja y desconcertante de lo que podía sospechar, y sólo en el otoño de su vida, cuando él mismo se ha convertido en un respetado profesor, es capaz de evocar unos hechos que, ahora lo sabe, marcaron su vida más que todos los honores o los éxitos profesionales.

Esta novela es una confesión, la que hace el protagonista y narrador cuarenta años después de que ocurrieran los hechos, para completar la biografía que sus compañeros filólogos y sus alumnos le han regalado con motivo de su sexagésimo cumpleaños y de sus treinta años de actividad académica. Esta confesión viene a completar su biografía, porque nos va a hablar de la persona que realmente le inició a la vida intelectual. Estamos ante una confesión de sentimientos hacia sí mismo y por amor a su maestro. La verdad de su juventud.

Después de tantos años de triunfos académicos, pocos pueden imaginar que en su juventud Roland odiaba las humanidades clásicas, aborrecía toda la filología y los libros. Sólo la insistencia de su padre hizo que al final optara por cursar filología inglesa en Berlín. Allí en Berlín lleva una vida disoluta: «Nunca un joven disipó más tontamente que yo el tiempo en aquellos mesesNo leí un solo libro, estoy seguro de no haber dicho una sola cosa inteligente ni haber tenido un verdadero pensamiento». Enterado su padre de esta conducta, decide mandarlo a estudiar el siguiente semestre a una pequeña universidad. Este hecho marcará un antes y un después en su vida: «No sabía la tremenda embriaguez que la ciencia me reservaba y sin sospechar que también en el mundo elevado del espíritu, la aventura y el peligro están al alcance del hombre impetuoso». La causa de este descubrimiento es un profesor de filología inglesa, que pronto se convertirá en su maestro. Desde la primera vez que lo oye hablar en el seminario: «Nunca hasta entonces había oído hablar a alguien de manera tan entusiasta y cautivadora», experimenta lo que los latinos llaman raptus, ese sentirse transportado por encima de uno mismo.

La relación entre discípulo y maestro es cada vez más estrecha, de hecho Roland se marcha a vivir a la planta de arriba de la vivienda del profesor: «Me había sentido por primera vez conquistado por un profesor, por un hombre, había sentido una fuerza superior ante la que era un deber y un placer inclinarse». El profesor le hace descubrir una nueva pasión que se mantiene fiel a él hasta el final: el placer de disfrutar de todo lo terrenal en la palabra inspirada. Pronto esa pasión se convierte en contraproducente. Ante el miedo de no poder dominarlo, Roland economiza en sueño, en placeres, en conversaciones, en toda forma de distracción, sólo para aprovechar el tiempo, cuyo valor comprendía por primera vez (en dos semanas había aprendido más que en los diecinueve años anteriores). Además a esto se le une el comportamiento extraño de su maestro: «Cuánto más me acercaba a él, con más dureza y miedo me rechazaba. Nada podía ni debía aproximarse a él, a su secreto». Este comportamiento dual del profesor, así como sus ausencias periódicas sin avisar, tienen una respuesta, que confesará a su pupilo la última noche que se ven: «Nunca he vuelto a verlo. Nunca he recibido una carta o un mensaje de él. Su libro no ha sido publicado, su nombre ha caído en el olvido; nadie lo recuerda salvo yo. Pero todavía hoy, como el muchacho inseguro de entonces, sé que a nadie debo más: ni a mi padre y mi madre antes de él, ni a mi esposa e hijos después de él. A nadie he amado tanto».

Una novela corta pero intensa, de una gran maestría literaria, que nos contagia la pasión del pupilo, y que puedes disfrutar en la biblioteca, junto a otras muchas obras del escritor.

Stefan Zweig (Viena, 1881 – Petrópolis (Brasil), 1942). Fue un escritor, biógrafo y activista social austríaco judío de la primera mitad del siglo XX. Sus obras estuvieron entre las primeras que protestaron contra la intervención de Alemania en la Primera Guerra Mundial y fue muy popular entre la década de 1920 y 1930. Escribió novelas, relatos y biografías. (Wikipedia).

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized