Archivo de la etiqueta: niños

CINEMA PARADISO – Nuestro último verano en Escocia

Se acerca el verano y me apetece reseñar algo más ligerito. Esta película está dirigida por Andy Hamilton y Guy Jenkin, veteranos directores de conocidas series de la televisión británica como  “Estas no son las noticias de las nueve” y “Outnumbered”

Responde perfectamente al modelo de comedia dramática para casi todos los públicos al estilo de las series antes mencionadas. Fue galardonada en la  Seminci de Valladolid de 2014 con el premio del público. Merecido premio sin duda, tal y como se puede  comprobar una vez vista.

Hamilton y Jenkin realizan un proyecto que, aunque no es precisamente original, sí que saben dotarlo de bastante encanto, especialmente en lo que a sus personajes infantiles se refiere, haciéndolos protagonistas de la función. Los tres niños ven las cosas sin falsedades ni hipocresía y así se lo hacen saber a los adultos que les rodean, mientras estos callan y sufren en silencio, convirtiéndose en una especie de enigma para los pequeños. En este sentido, hacia la mitad de la película se produce un giro en la trama que provocará que la familia se quite las máscaras de una vez por todas y rebusque en su interior para comportarse como un auténtico grupo familiar, dejando de engañar a los demás y a sí mismos.

Como suele ser norma en las producciones británicas, los actores muestran muy buen nivel, especialmente los más jóvenes, aunque los adultos no les van a la zaga, con David Tennant conocido por su participación en “Doctor Who” y Rosamund Pike, aquí en un registro dramático menos oscuro que el que bordó en “Perdida”,  interpretando a una pareja separada con tres hijos que deciden fingir que siguen siendo una familia unida durante un viaje a Escocia. Para ello necesitan contar con la complicidad de los niños, que no estarán por la labor de ponerles las cosas fáciles. Los tres hermanos son el eje y los protagonistas de la película gracias a la naturalidad y frescura de sus interpretaciones.

El mundo de los niños nos da una visión de la trama prácticamente mitológica, que nos recuerda a las viejas aventuras de Los cinco, donde la imaginación se apodera de la realidad haciendo que los mitos la transformen. Sólo la infancia puede hacer reales a los héroes y nada mejor que las sugerentes tierras de Escocia para vivir sus aventuras y encontrarse con Odín. Pero como no podía ser de otra forma, estas aventuras poseen una moraleja, un mensaje didáctico y esperanzador que en este caso es  la tolerancia.

Como ya he comentado, no nos compromete ni nos hace grandes descubrimientos pero tampoco lo pretende. Se mueve en el plano de lo políticamente correcto, con un mensaje liberal: acepta a los demás tal y como son porque, de lo contrario, les obligarás a fingir o a alejarse de ti. O su contrapartida: atrévete a ser como eres;  si te quieren, te van a seguir queriendo igual.

Destaca especialmente un Billy Connolly,  maestro tanto en comedia como en drama, tal y como como ya ha demostrado en una larga carrera cimentada especialmente en papeles secundarios de películas como “Los elegidos”, “El último samurái” o “X-Files: Creer es la clave”. Interpreta a un interesante personaje que da la clave de lo que quiere contar la película y que al mismo tiempo es toda una lección de cómo funciona la vida, con frases como  cada uno es ridículo a su manera.

Se trata de una historia familiar que no cae en el pasteleo emocional, aunque, a veces se deje llevar un poco por la sensiblería fácil, especialmente  en su tramo final.  “Nuestro último verano en Escocia” es por el contrario una agradable película ambientada en bellos parajes escoceses que sabe sacar la sonrisa en el espectador. Todo ello al tiempo que deja algunas cuestiones en el aire sobre las complicaciones que tantas veces surgen en el ámbito familiar, ese lugar en el que todos nos sentimos incómodos al querer esconder nuestras desnudeces emocionales ante la vista de los que nos conocen más de lo que creemos.

Una película recomendable para todos los públicos y entretenida a pesar de su cierto estilo naif. Y que destaca también por la fotografía de los magníficos paisajes escoceses y la música de  los Waterboys que se hace más patente si cabe al final de la película. Es imprescindible quedarse a los créditos. Ya veréis por qué.

Y como siempre, podéis venir a buscarla a la biblioteca. DVD PE 4587

  Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – La habitación

La Habitación es una película del año 2015 que, a pesar de haber sido galardonada con el Oscar a la Mejor Actriz para Brie Larson, ha pasado en cierto modo un poco desapercibida y sin embargo creo que merece la pena ser reseñada.

Dirigida por Lenny Abrahamson y escrita por Emma Donoghue, está basada en  la novela del mismo nombre de la propia Emma Donoghue.

Creo que es una de las mejores películas de 2015 a pesar del comienzo nada halagüeño de una chica secuestrada en un zulo con la única compañía de su hijo pequeño y, por supuesto, del secuestrador. Cabría pensar que se trata de algo sumamente deprimente, morboso e insano, pero nada más lejos de la realidad. No se recrea en lo escabroso de la situación. Es precisamente la sencillez y hasta cierto punto la “normalidad” con la que Lenny Abrahamson retrata la vida cotidiana de madre e hijo en su encierro, lo que la convierte en una magnifica experiencia cinematográfica.

Sin necesidad de mostrar ninguna violencia o escena desagradable, logra transmitir una tensión asfixiante y casi inaguantable a veces, especialmente cuando el secuestrador está presente y nos hace sentir que lo que intuimos es sin duda mucho peor que lo que vemos.

Se trata de una película muy bella a pesar de ser una historia terrible y abrumadora, llena de amor y buenos sentimientos y sobre todo de reflexiones acerca de lo que hace que la vida valga la pena, y de cómo se puede reconstruir una vida rota por una experiencia absolutamente demoledora.

La interpretación de Brie Larson es absolutamente impecable. Muestra un aplomo increíble y una muy alta capacidad para emocionar. Su presencia, su mirada y su fuerza en la pantalla son sensacionales. Merecidísimo el Oscar. A su lado, el pequeño Jacob Tremblay, uno de los mejores niños actores en muchos años y que no desmerece en absoluto la brillante interpretación de Larson.

La primera hora de la película es una auténtica obra maestra que te toca en lo más profundo; una maravilla. La segunda parte es más convencional aunque no por ello infravalora la película.

Es muy interesante ver cómo la película nos da una visión del mundo a través de los ojos del pequeño Jack, especialmente cuando tiene miedo a la libertad y se siente perdido en un mundo que no entiende e incluso que se niega  a aceptar.

Es una película que se mide a través de las emociones. La banda sonora es sencilla pero perfectamente integrada en el todo. El guion está magníficamente hecho, por la misma autora de la novela en la que lo basa, y eso se nota.

En definitiva, “La habitación” es una película totalmente recomendable por su fuerza, su intriga y sobre todo por sus valores. Es una película que puede parecer pequeña, pero que gracias a sus magníficas interpretaciones y a la forma de contarnos la historia, se convierte en grande.

Y lo mejor de todo es que la podéis encontrar en la biblioteca. ¡Ven y llévatela a casa!. DVD PE 4399

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO -Spotlight

Estamos en febrero, el mes más cinéfilo del calendario. En breve se celebrará la fiesta del cine por excelencia: la gala de los Oscar que premia los mejores trabajos realizados en el cine el año anterior.

Para ir abriendo boca, esta semana quiero reseñar una película que obtuvo el Oscar más importante de la Academia, el de Mejor Película en 2016. Se trata de  Spotlight, “Primera Plana” en español, que también fue premiada con el Oscar a Mejor Guion Original, basado en la investigación periodística sobre el caso, que obtuvo el premio Pulitzer.

Dirigida por  Thomas McCarthy y escrita por él mismo en colaboración con Josh Singer, cuenta la historia de cómo la unidad de investigación del periódico Boston Globe, cuyo nombre da título a la película y que es la unidad más antigua de este tipo en Estados Unidos, desenmascaró un escándalo monumental en el que la Iglesia católica de Massachusetts ocultó un importante número de abusos sexuales de numerosos sacerdotes de Boston.

Una película como ésta, podemos decir que era necesaria, dado el número de escándalos de este tipo que sacuden nuestro mundo y por ende al mundo católico. Los hechos reales que narra son lo suficientemente duros como para que el espectador se sienta interesado y emocionalmente afectado. El Vaticano  la calificó de “honesta y convincente” y dijo de ella que ayudó  “a aceptar plenamente el pecado, admitirlo públicamente, y pagar todas las consecuencias.” Así mismo dijeron que  los reporteros de Globe “dieron ejemplo de su vocación más pura, la de encontrar los hechos, la verificación de las fuentes, y haciendo ellos mismos, por el bien de la comunidad y de una ciudad de los paladines de la necesidad para la justicia.” También el obispo de Los Ángeles, Robert Barron comentó en una entrevista que la película era importante para ayudar a reconocer que la Iglesia Católica era responsable de estos hechos. Todo esto demuestra que la película está hecha desde el periodismo de investigación más puro.

El equipo de periodistas investigadores  cuyo nombre da título a la película, está formado por un elenco de lujo, destacando a Mark Ruffalo, que consigue su tercera nominación al Oscar por mejor actor de reparto gracias a esa capacidad tan suya para dotar de detalles y carisma a sus personajes; a Michael Keaton, que demuestra que lo de “Birdman” en 2015 no fue un simple aleteo, sino el resurgir de un actor extraordinario; y a Rachel McAdams, también nominada al Oscar por mejor actriz de reparto, que lo mismo resuelve un caso de homicidios como la sheriff de “True Detective” que destapa un monstruoso escándalo como periodista de investigación.

Thomas McCarthy dirige una visión precisa, elegante y exhaustiva de lo que en su momento fue, y debería volver a ser, el trabajo de investigación periodístico.

Quizás las escenas más impactantes y duras sean aquellas en las que  Rachel McAdams entrevista a las víctimas de los abusos que, en su mayoría, provenían de familias pobres donde la religión tenía un lugar muy importante. El guion es muy directo y franco, evitando el morbo emocional y el efectismo barato.

La película también plantea cuestiones como  la corrupción y la hipocresía existente en toda la comunidad religiosa, la falta de valores, los horrores de los que es capaz el ser humano y en definitiva, la forma tan pusilánime con la que, a menudo, es capaz de afrontar la verdad, que sigue estando ahí fuera esperando que alguien la saque a la luz. Es estremecedor ver cómo, al final de la película aparece una interminable lista de todos los lugares en los que se han producido hechos como los que se investigan en la cinta.

Una magnífica película en definitiva, que cuenta con mi más sincera recomendación y que después de verla,  propicia ser conversada y discutida para tratar de hacerle frente a un trago muy amargo que acecha a la sociedad en la que vivimos. No se puede hacer la vista gorda ante una problemática que atenta contra la integridad de un ser humano, y mucho más cuando es un niño.

¿Te apetece verla? Pues no tienes más que pasar por la biblioteca y llevártela a casa. DVD PE 4452

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Camino a la escuela

Un año más acaba de empezar el curso escolar  y con él, nuevos compañeros, nuevas emociones, nuevas amistades, nuevos contenidos, etc. Pero desgraciadamente esto no discurre de la misma manera en todos los lugares de la tierra. Lo que para los niños y jóvenes de nuestro mundo, el llamado Primer Mundo, es una actividad absolutamente cómoda y asumida, en otros lugares es una carrera de obstáculos para la que se requiere una madurez, unas ansias de aprender en el convencimiento de que eso es lo que mejorará su futuro y una entereza que aquí desconocemos.

Hoy quiero recomendar una película que narra la historia real y extraordinaria de cuatro niños, héroes cotidianos –Jackson, Carlitos, Zahira y Samuel-  que deben enfrentarse diariamente con una multitud de adversidades y peligros para llegar a la escuela. Estos niños viven en cuatro puntos muy distantes de la tierra, pero comparten las mismas ganas de aprender y son conscientes de que sólo la educación les abrirá las puertas a un porvenir mejor.

“Camino a la escuela” es una película que rebosa optimismo y esperanza en un futuro, donde para Jackson, Carlitos, Zahira y Samuel todo es posible con coraje, determinación y esfuerzo.

Cuenta su director Pascal Plisson que un día, encontrándose en Kenia rodando una película, vio pasar a unos chicos que llevaban una bolsa en el cinturón; intrigado les preguntó qué llevaban en la bolsa. Uno de los chicos sacó de la bolsa una flamante pluma, una pizarra y una tiza y orgulloso dijo que se dirigían a la escuela tras dos horas caminando bajo el sol inclemente. Eso en nuestro “Primer Mundo” ni siquiera se concibe. El acceso a la educación es un hecho con todas las garantías.

Trabajando sobre la idea, recibieron muchos relatos a cual más estremecedor. De entre todos, se impusieron cuatro de ellos, por las emociones que despertaban y los desafíos tan diferentes que los chicos debían de sortear para acceder a la educación, como la distancia, la discapacidad o la discriminación.

Su director dice de ella que es sobre todo un espectáculo, un documental de aventuras que muestra el valor y la fe de estos niños en el futuro y en su sociedad. Generalmente son los primeros niños de su familia en ir a la escuela y este hecho significa para ellos una gran oportunidad. Su viaje, no sólo es un viaje físico sino también espiritual, un viaje interior que les permite abandonar la etapa de la infancia y convertirse en adultos. Se trata en definitiva de una aventura humana en la que ninguno de los niños que aparecen en la película, se desalienta en ningún momento. Para estos niños la escuela no es una tarea, es una oportunidad, un regalo muy valioso.

Para ello, acceder a la educación significa poder acceder más tarde a un trabajo que les permita ocuparse de su familia, curar, ayudar a los demás, comprender el mundo y formar parte activa de la vida de su país.

Es una película que nos hace reflexionar sobre la importancia de la educación y la fortuna de tenerla a nuestro alcance, considerando que es clave para hacer de los jóvenes unos ciudadanos críticos y tolerantes. La película invita a debatir también sobre la desigualdad de recursos, la capacidad de superación, todas ellas premisas que deben incitar a los ciudadanos del “Primer mundo” a recapacitar sobre su forma de vida.

Una película muy recomendable, especialmente en el comienzo del curso escolar, tanto para docentes y estudiantes como para cualquiera que esté sensibilizado con el tema de la educación, dada la capacidad extraordinaria que tiene para infundir empatía a nivel social, como por el hecho de que con tan pocos recursos se pueda transmitir tanto. Un canto a la esperanza y a la cultura del esfuerzo, tan olvidada en el mundo occidental. Un real, sincero y tierno retrato de una realidad algo lejana para nosotros, pero al mismo tiempo tan próxima al corazón, por la inocencia, voluntad y tenacidad que transmite. No dejéis de verla. Para ello sólo tenéis que pasar por la biblioteca DVDV PE 4391

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Ciudad de Dios

ciudad

Se trata de una película basada en hechos reales, una película que es, sobre todo, una crítica social que consigue atrapar la atención sobre la favela más extrema de Rio de Janeiro en Brasil.

Ciudad de Dios” es una película redonda que reproduce  una mirada personal y fulgurante de uno de los principales problemas de los países en vías de desarrollo: la sobrepoblación y la creación de barriadas adyacentes de  campesinos desamparados ante la inviabilidad del sector primario a pequeña escala en la actualidad.

Afrontar la adaptación, por parte de Braulio Mantovani, de la novela de Paulo Lins no era obra fácil. Y menos si se quería conseguir la misma contundencia y verosimilitud que desprendía la obra literaria. No fue un camino de rosas y esta producción brasileña tuvo dificultades obvias para rodarse en el escenario real donde sucede la historia. Ciudad de Dios, un lugar donde no impera ninguna ley, más allá de la pura supervivencia entre niños con pistolas, tráfico de drogas, pobreza y abandono.

Uno de los principales valores de la película es la alta calidad narrativa, amparada en interesantes técnicas biográficas como la trasposición de flashbacks sucesivos que rompen el esquema lineal y predisponen al espectador a tener presente los diferentes hilos  de la historia en todo momento para poder irlos enlazando.

Todas las actuaciones están dotadas de un realismo atroz, que acercan la película más a un documental, grabado “in situ” que a una composición de estudio.

ciudad2

El gran tema de la película es la venganza, pero cercana a la rebelión interna , como en “La vida es sueño”. Los protagonistas, al igual que Segismundo, han sido encerrados sin tener ninguna culpa en una cárcel común donde no pueden sino vivir envueltos en un sueño para escapar a sus propias miserias.

Este sueño de libertad se trasforma en batallas a campo abierto para imponerse sobre los demás hasta asomarse al inmenso caos, producto sólo de los deseos de venganza que sienten los habitantes ante la realidad injusta.

Otro tema desarrollado es la fugacidad del poder. Ciudad de Dios, se convierte en metáfora en que el dominio se consigue mediante una guerra continua sin reglas en donde hay que comerse  a los demás para no ser comido y estar obligado a tener un ojo en cada esquina.

ciudad3

El protagonista, queriendo seguir los cánones de la violencia como única arma para sobreponerse, intenta varias veces cometer un acto delictivo, pero retrasa el momento de actuar, no por cobardía sino por una conciencia superior de justicia que no le deja traicionar a sus principios. En cambio, el personaje que empieza a matar para vengarse desde pequeño, representa la disolución de los principios morales ante la sed de sangre.

ciudad4

En conclusión, la película nos presenta un mundo siniestro y desamparado donde los habitantes han tenido que enfrentarse directamente a las penalidades de la vida y aprender a sobrevivir sin tener una sociedad que los respalde.

La película está dividida en tres partes bien diferenciadas, no solo en cuanto al argumento, sino también por la forma que adquieren la fotografía y el montaje en cada una de ellas.

En la primera, se siguen las andanzas del trío de jóvenes e inexpertos delincuentes que se dedican a atracar buscando la vida fácil. En este primer tramo se presenta a los dos personajes fundamentales de la trama, Buscapé, un chico que rehúye el crimen y la violencia, y Dadinho, que quiere ser el delincuente más famoso de Río de Janeiro.

Esta parte es la que tiene un estilo visual más sobrio, en tonos ocre, y que  recuerda un poco a la saga de “El padrino”, hablándonos sobre los orígenes del mundo del crimen. Con la muerte del principal miembro del trío, comienza el segundo acto, que al principio tiene una estética plenamente hippy, llena de color, movimiento y “alboroto”, ajustándose perfectamente a la época en que se desarrolla, los años 70, incluso haciendo uso de recursos completamente retro, como dividir la pantalla.

ciudad5

A estas alturas de la película,  Dadinho se ha convertido en Ze, el  pequeño y  despiadado criminal que se apodera de los negocios ajenos matando a diestro y siniestro, mientras que Buscapé deambula de un lado a otro sin un destino concreto. Se aprecia por encima de todo, la sombra y la influencia de Scorsese.

Es además esta parte la más rica de la película, por todos los personajes secundarios que incluye  y porque es la que contiene más relaciones y sentimientos.

Por fin, en el tercer tramo, en donde han ido apareciendo multitud de nuevos personajes, la mayoría definidos con un par de trazos,  se llega al desenlace, que es una guerra abierta entre dos bandas que Buscapé intentará aprovechar para hacer realidad su sueño.

ciudad6

Aquí la manera de rodar alcanza su culmen de velocidad, que ha ido incrementándose durante toda la película, y también se alcanzan las mayores dosis de crudeza, a cada momento más sorprendente, porque los asesinos suelen ser simples niños de incluso 8 o 10 años.

En definitiva, se trata de  una película grandiosa para lo que suele ser el cine modesto de Brasil, perfectamente estructurada en una magnífica adaptación  de una novela con más de 300 personajes, (de los que evidentemente se han suprimido muchos y otros solo se sugieren), contada con una fuerza y una verdad arrolladoras (más de 100 actores no profesionales) y con un estilo visual moderno y atractivo.

Una pequeña joya del cine contemporáneo no-americano que aunque bebe de muchas fuentes mantiene siempre una personalidad propia. Y lo mejor de todo como siempre es que podéis encontrarla en la biblioteca DVD PE 2968.

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

corazon

Hoy en nuestra sección todo un clásico de la literatura italiana, y parte de mi ideario sentimental literario, Corazón de Edmundo de Amicis.

Cuando yo era pequeña, entre los muchos libros que había en la casa familiar, había uno que especialmente llamaba mi atención. Era el libro preferido de mi hermano Damián, y a mí me gustaba cogerlo y releerlo fijándome en las ilustraciones. El libro además tenía un título sencillo pero contundente, Corazón.

Al cabo de los años nos mudamos, y el libro probablemente desapareció entre las muchas cajas de cartón donde metes objetos acumulados durante casi  30 años de vida o, quizás aún, descanse en una de esas muchas cajas que siguen esperando a ser abiertas en uno de los trasteros familiares. El caso es que no lo he vuelto a ver y, por ende, pocas veces había vuelto a pensar en él pero, como la vida da muchas vueltas, el libro lo mandó el Ministerio de Cultura en una de las donaciones que hace a las bibliotecas públicas.

No sabéis qué alegría más grande volver a verlo, aunque fuera en otra edición distinta a la que yo conocía. Por fin tenía entre mis manos ese libro tan querido y ahora, después de más de 30 años, podría leerlo “por primera vez”, ya que sólo recordaba cosas vagamente. Más que el contenido, recordaba la sensación que me producía, una profunda pena, pero ese tipo de pena que da gusto, no sé si me entendéis. Hablando con mi hermana Vito sobre el libro, ella también lo recordaba, incluso más cosas que yo, como el nombre del autor y uno de los cuentos, “El pequeño escribano”. Se ve que este libro también dejó huella en ella.

Ahora que lo he vuelto a leer o a leer “por primera vez” como adulta, debo decir que está a la altura de lo recordado. A modo de diario, el narrador Enrico nos cuenta su año escolar, desde octubre a julio, en la escuela Baretti de Turín. Durante ese año, además de a él, iremos conociendo a sus compañeros de clase: el bueno de Garrone, el siempre alegre Coretti, el jorobadito Nelli, el albañilito con su hocico de liebre, “el comerciante” Garoffi, el señorito Nobis, el gruñón Stardi, el malo de Franti, Precossi, el hijo del herrero y, por supuesto, el número uno de la clase, Derossi, así como, a sus maestros. Al mismo tiempo que los vamos conociendo, conoceremos también sus realidades familiares. En ellos están representadas todas las clases sociales, desde las más bajas hasta las más altas, desde la clase obrera hasta los señoritos, pero sin distinciones. En la escuela todos son iguales para el maestro; la educación los unifica y los hace libres.

Todo el libro es como un manual de valores, esos que a muchas personas les suena desfasado y, que muchos mayores, entre los que incluyo a mi madre, lamentan que se hayan perdido. Es significativo como muchos de los apartados del libro vienen encabezados con palabras tales como vanidad, voluntad, gratitud, envidia, esperanza, soberbia, sacrificio y gracias. Y, que entre medias del diario, aparezcan apostillas del padre al hijo sobre los pobres, el amor a la patria, representada en las figuras del conde Cavour y de Garibaldi entre otros, la veneración a la familia, especialmente a la madre, el amor a la escuela y a la figura del maestro (el libro promulga un amor y veneración por el maestro, equiparándolo a los padres, que deberíamos recuperar en estos tiempos), el respeto a los amigos, aunque sean de otra condición social a la tuya y, a la calle, como espacio en el que todos convivimos.

Cada mes  se lee un cuento en clase, que los alumnos han debido escribir previamente; con un común denominador, los protagonistas son niños de la edad del narrador, unos 13 años, de distintas zonas de Italia y que podríamos considerar  héroes. Entre los cuentos está el ya mencionado “El pequeño escribano florentino” que debo decir que cuando empecé a leerlo lo recordé al momento, cosa que me alegró profundamente y, el famoso “De los apeninos a los andes”, muy conocido por los niños españoles de los 80 por la adaptación en dibujos animados que se realizó para televisión, Marco.

Me ha encantado leer el magnífico prólogo de Luis Mateo Díez y descubrir que para él y para su hermano Antón, Corazón también marcó su infancia. Ellos lo descubrieron en un desván junto con otros libros que fueron requisados de las escuelas republicanas, cosa que no entiendo demasiado y, al igual que a mí, la sensación que les producía el libro era de una profunda pena, tanto, que lloraban a escondidas.

Corazón se publicó en 1886 y se convirtió en todo un best-seller en Italia. En la actualidad está un poco olvidado, quizás por el estilo, un poco cursi y anticuado (algunos de sus coetáneos como Carducci, que fue el primer Nobel italiano, tildaba a  Amicis de “lánguido” y “capitán cortés”, considerándolo el último representante de un romanticismo edulcorado y de hacer gala en sus escritos de una psicología sentimental algo anticuada); sin embargo, el tema es universal, son los valores que jamás deberíamos perder, por eso yo haría una llamada y propondría que Corazón se leyera en las escuelas, como dice el autor al comienzo del libro, está especialmente dedicado a los chicos de las escuelas primarias, entre nueve y trece años. Yo iría aún más lejos y se lo recomendaría a los padres de esos niños y a todos nosotros, para que nunca perdamos el sentido de lo realmente importante en la vida.

Y como siempre el libro lo tienes aquí, en tu biblioteca.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – Para niños y mayores

miguelTú imagínate al típico niño sueco, rubito, sonrosadito, de ojos azules y mirada angelical. ¿Tienes ya al prototipo en tu cabeza? Está quietecito y te mira entre contento y tímido ¿a que sí?

Pues así es Miguel, el protagonista de esta historia: angelical…siempre que esté completamente quieto, porque cuando Miguel se mueve no hay ya quien lo pare.

Miguel es conocido como “el travieso”, si tú lo quieres distinguir de otro Miguel que haya por ahí, sólo tienes que especificar que es el travieso y ya todo el mundo sabe de quién estás hablando.

Después de leerme sus peripecias, quiero hacerle justicia y echarle un cable, porque vale que el chico se meta en unos líos graciosísimos, pero es que no lo hace con maldad, ¿qué culpa tiene él de que su hermana quiera ver la ciudad desde lo alto del mástil de la bandera? La ayuda a conseguirlo y encima lo castigan, no es justo, él sólo quería hacer feliz a su hermanita.

Sus travesuras no son realmente travesuras, son cosas de niños, a mí me han encantado, porque son creíbles, porque son las que mis primos me hacían a mí y las mismas que se le ocurren a mis hijos.

Astrid Lindgren es capaz de transmitir la forma de ser sencilla, imaginativa y divertida de los niños, me gusta poder ver el mundo a través de los ojos de sus personajes, todo es más emocionante, más simple y más accesible que cuando creces. Ella, la autora, no quería crecer, como adulta se sentía extraña, escribir era la forma de seguir siendo niña. Y leerla también.

He vuelto a mi infancia, a las aventuras en el campo, a los ríos, a coger renacuajos y moras, a buscar el chocolate escondido en la alacena y darle pellizquitos chiquititos para que no se notara, pero claro, a taytantos primos pellizcando era imposible que no se notara.

Si eres un urbanita que nunca ha pisado el campo, te vas a reír con las cosas que un niño inquieto puede hacer allí. Si conoces y disfrutas el campo, te vas a reír descubriendo nuevas cosas que hacer.

Sea como sea, estoy segura de que esta historia, a pesar de ser más vieja que yo (que tampoco lo soy tanto), os va a encantar.

Más datos que te pueden interesar:

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized