Archivo mensual: diciembre 2017

CINEMA PARADISO – La modista

Un pueblucho polvoriento y aparentemente vacío, luces escasas y amarillentas, una mujer encara la calle desierta, sin asfaltar, cual vaquero dispuesto a disparar al bandolero que tiene enfrente, ella también lleva un arma: una Singer. Y piensa usarla. Va a disparar a base de puntadas, ha planeado su venganza, pero antes necesita información. Fácil, sólo tiene que amenazar sutilmente a algunas personas, ¿Quieres uno de mis vestidos? Tendrás que pagarlo y cuesta cierta información.

Parece que de nuevo tenemos una película de una mujer que regresa a su pueblo natal. Es  curioso lo poco originales que podemos ser, si vamos a la esencia de las cosas, no existen tantos temas sobre los que contar algo, lo único que cambia es la forma de contarlo. Aquí el regreso a los orígenes no está justificado por una enfermedad familiar, como ocurría en la película de la semana pasada (Brooklyn), aunque también haya un familiar enfermo, si no por el deseo de venganza de la protagonista.

A esta película australiana, dirigida por Jocelyn Moorhouse, la han etiquetado como batiburrillo de géneros, estilos y formas. Y sí, es así.  Aunque no sé si quienes la critican de esto saben coser, pues al fin y al cabo un vestido no es más que el resultado final de mezclar papeles, medidas, patrones, telas, adornos… Después de trabajar con todos ellos, haciendo y deshaciendo pruebas, combinando materiales, se logra dar con el resultado final satisfactorio. En este sentido, es cierto que esta cinta tiene ecos de películas del oeste, de dibujos (la figura de Jessica Rabbit me ha venido varias veces a la cabeza), de comedia a veces negra y otras cómica sin más, de romanticismo, de aventuras, de cine social, de drama… Distintos géneros, pero todos usados para lo mismo, porque al fin y al cabo una misma cosa puede contarse de muchas maneras ¿no decíamos eso un poco más arriba?

Quizás sea verdad, como dicen los que realmente saben de esto, que esta amalgama provoca una distancia insalvable que no permite al espectador meterse en ella. No sé, será porque yo sé bastante menos, pero no me ha resultado tan difícil. Puedes ver un vestido acabado o puedes ver más allá si conoces los procedimientos de fabricación, y  de una forma u otra, no dejas por ello de ver el vestido, o la película.

Pero vamos a la historia, ¿qué se cuenta aquí realmente y dejando a un lado los géneros? Pues la historia de una chica que durante su infancia fue maltratada por la mayoría de sus vecinos y compañeros y obligada a abandonar el pueblo después una extraña muerte.

Tras vivir en varias partes del mundo y convertirse en una modista reconocida, Tilly (Kate Winslet) vuelve buscando respuestas, sabe que todos la consideran culpable, pero ella no está del todo segura. Y ya no es una niña asustada, ahora es una mujer segura de sí misma, fuerte, que ha sabido sobreponerse a todos ellos. ¿Algo desequilibrada? Como para no estarlo con semejante pasado.

A su regreso encuentra que hay muchas cosas que no han cambiado. Y tendrá que hacer un gran esfuerzo para conservar la calma más de una vez, según vaya conociendo algunos datos, hasta que pueda por fin llevar a cabo su venganza. Pero hasta entonces el amor se cruzará en su vida y también el miedo, la maldad y la tragedia.

Hay personajes odiosos desde el principio (el farmaceútico, el “alcalde”, la maestra…) y hay también otros magníficos, especialmente la madre, Molly, interpretada por Judy Davis, disparatada y divertida a parte iguales. Teddy (Liam Hemsworth), el honrado y trabajador chico guapo. Y por supuesto el sargento Farrat, un tipo curioso al que la moda vuelve loco y a quien para nada esperas encontrar en un lugar así, aportando el toque más frívolo, magnífico ante el árbol de espejos o cuando abandona el cargo como un auténtico matador typical spanish.

Así que ya sabes, si quieres ver algo diferente, alocado y fresco, puedes encontrar esta película en la Biblioteca Miguel de Cervantes con la signatura DVD PE 4440.

Espero que os guste.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – La librería

“Un buen libro es la preciosa savia del alma de un maestro, embalsamada y atesorada intencionadamente para una vida más allá de la vida”.  Milton

Buenos días. Mi propuesta para este día es una de nuestras novedades de invierno, La librería de Penélope Fitzgerald.

En 1959 Florence Green pasaba de vez en cuando alguna noche en la que no sabía si había dormido o no. Se debía a la preocupación que tenía sobre si comprar Old House, una pequeña propiedad con su propio cobertizo en primera línea de playa, para abrir la única librería de Hardborough.

Así es como comienza esta deliciosa novela. Florence Green, una mujer de mediana edad, viuda y sin hijos, decide comprar una vivienda que lleva años abandonada y así poder realizar su sueño: montar una librería en un pequeño pueblo que no se caracteriza precisamente por su amplitud de miras, ni por las aspiraciones culturales de sus vecinos.

Para los habitantes de este pueblo ficticio, ubicado en la región de Suffolk,  la idea de esta mujer no deja de ser sorprendente, para algunos incluso constituye una rareza; otros sin embargo, ven en este gesto un acto de valentía, como el señor Raven: «Usted no tiene miedo a nada. – ¿Cómo lo sabe? Dicen por ahí que está a punto de abrir una librería. Eso significa que no le importa enfrentarse a cosas inverosímiles – ¿Por qué cree que abrir una librería es inverosímil? – ¿La gente de Hardborough no quiere comprar libros? Han perdido el deseo por las cosas raras y los libros en sí mismos constituyen una rareza».

A medida que vamos avanzando en la trama, vemos como el sueño se transforma en «pesadilla»: a las humedades del establecimiento, se les une el hecho de que la casa está embrujada, en concreto tiene su propio y caprichoso poltergeist (En Hardoborough a los poltergeists se les llama rappers, que significa golpeadores, y pronto vemos el porqué de esta definición). Además, a esto hay que añadir el boicot al que la somete la señora Gamart para que ceje en su empeño: «Nos hemos acostumbrado de tal forma, me temo, a que Old House estuviera vacía, que hemos ido retrasándolo todos estos años… Nos ha avergonzado usted bastante con sus prisas, señora Green… Pero la cuestión es que estamos todos algo alterados por la repentina transformación de nuestra Old House en una tienda; somos tantos los que teníamos la idea de convertirla en algún tipo de centro… Quiero decir, un centro artístico… para Hardborough». No deja de sorprender como una casa que llevaba años abandonada, se convierte de repente en prioridad para esta señora, y como sutilmente va moviendo los hilos para conseguir su objetivo. Todos estos impedimentos, sin embargo, no hacen perder el entusiasmo a nuestra protagonista, más bien todo lo contrario: La valentía de Florence es su determinación por sobrevivir, y al final logra hacer su sueño realidad.

Quizás este viaje no hubiera sido el mismo sin la amistad que Florence entabla con algunos habitantes del pueblo, sobre todo con el señor Brundish, un anciano que vive recluido en su casa, y con su pequeña ayudante de 10 años, Christine Gippping, muy resuelta y segura de sí misma. Florence y Christine se influencian mutuamente: si Florence se hace más resistente, Christine se vuelve más sensible. El señor Brundish, además, se convierte en su consejero. Entre otras cosas le aconseja que compre una gran remesa de la novela Lolita de Nabokov, con estas sabias palabras: «Es un buen libro y, por lo tanto, debería intentar vendérselo a los habitantes de Hardborough. No lo entenderán, pero será mejor así. Entender las cosas hace que la mente se vuelva perezosa». Lolita es otro de los frentes que se abren en la novela, pero esto ya lo iréis descubriendo.

En definitiva, estamos ante una novela que trata sobre las aventuras y desventuras de una mujer solitaria que ha decidido empezar a vender libros, de la ayuda que recibe por parte de los sectores más extravagantes de la población, entre los cuales se encuentran sus excéntricos clientes, y de su impredecible gusto a la hora de elegir los títulos  que ocuparán los estantes de su pequeña librería; así mismo, no deja de ser una novela sobre las intrigas y conspiraciones que tienen lugar en las poblaciones pequeñas, y sobre la mezquindad, asentada en la guerra de clases y en el poder de las influencias de sus habitantes.

Penélope Fitzgerald tenía sesenta y un años cuando comenzó La librería, su primera de sus ocho magníficas novelas. En sus páginas la autora rememoraba una etapa de su vida acaecida hace veinte años atrás, cuando las circunstancias la obligaron a establecerse con sus tres hijos pequeños en un pequeño pueblo costero del condado de Suffolk, por lo que podríamos decir que la novela tiene ciertos tintes autobiográficos; no obstante, en este periodo trabajó como ayudante en una librería. La novela fue finalista del Booker Prize, premio que conseguiría con su siguiente obra, A la deriva, y está plenamente de actualidad por la magnífica adaptación que del libro ha hecho la directora Isabel Coixet, actualmente en los cines. Os dejo con el tráiler, por si os animáis a verla, y recuerda que aquí puedes encontrar esta magnífica edición conmemorativa de la editorial Impedimenta, con material extra.

(Fuente: algunos datos han sido sacados del epílogo La comedia humana).

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Brooklyn

Esta es la breve sinopsis con la que Filmaffinity presenta esta magnífica película:

En los años 50, la joven Eilis Lacey decide abandonar Irlanda y viajar a los Estados Unidos, concretamente a Nueva York, donde conoce a un chico del que se enamora. Pero un día, a Eilis le llegan noticias de un grave problema familiar y tendrá que decidir entre quedarse en su nuevo país o volver a su tierra natal.

Si fuera por esta sinopsis la película no tendría ningún encanto especial, pues no parece más que otra película sobre inmigración.

A lo mejor también agradecéis saber que se trata de una película irlandesa dirigida por John Crowley, cuyo guión es de Nick Hornby, y que está basada en la novela homónima de Colm Toibin (que también tenemos en la Biblioteca). En su reparto cuenta, entre otros, con Saoirse Ronan, Domhnall Gleeson, Emory Cohen y Jim Broadbent.

Si esto aún no os dice nada, quizás os anime a verla el saber que cuenta con varias nominaciones en distintos premios de prestigio y que ha ganado alguno de ellos:

2015: Premios Oscar: Nominada a mejor película, guión adaptado y actriz (Ronan)

2015: Globos de Oro: Nominada a Mejor actriz drama (Saoirse Ronan)

2015: Premios BAFTA: Mejor film británico

2015: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actriz (Saoirse Ronan)

2015: Críticos de Los Angeles: Nominada a Mejor actriz (Saoirse Ronan)

2015: Critics Choice Awards: 5 nom. incluyendo Mejor película y Actriz (Ronan)

2015: British Independent Film Awards (BIFA): Mejor actriz (Ronan). 5 nominaciones

2015: Sindicato de Productores (PGA): Nominada a Mejor película

2015: Sindicato de Actores (SAG): Nominada a Mejor actriz (Saoirse Ronan)

2015: Asociación de Críticos de Chicago: 3 nom. incl. Mejor actriz (Saoirse Ronan)

2015: Satellite Awards: Mejor Actriz (Saoirse Ronan). 2 nominaciones

 

Y si finalmente resulta que vuestra biblioteca de confianza os la recomienda… Pues habrá que verla ¿no? O al menos tenerla en cuenta.

A mí personalmente lo que me llevó a verla fue la recomendación de una amiga. Y tengo que decir que acertó. Se trata de una película sencilla en apariencia, en la que las decisiones que tomamos a diario y nos condicionan la vida, son reflejadas de forma muy natural, sin grandes tragedias, y son cosas que a cualquiera podrían pasarle. No hace falta cambiar Irlanda por Brooklyn para poder empatizar con los personajes. Cualquiera que haya vivido fuera de su lugar natal por un tiempo, sabrá lo que es la añoranza de lo conocido, la seguridad que da lo cotidiano, el abismo ante todo lo que parece nuevo y deslumbrante.

Dice Suso Aria  que Hornby es un cronista de pasiones grandilocuentes envasadas en pequeños estuches, y es una definición muy exacta de la forma de contar de Hornby. De hecho, hay cuatro  grandes frases en esta película que encierran la esencia de la historia.

La primera es cuando ya en el barco Eilis pregunta a otra inmigrante que regresaba a América por segunda vez, cuándo tardaban en llegar las cartas: Al principio mucho, luego llegan muy rápido.

La segunda es acerca del matrimonio, cuando habla en el baño con su compañera de pensión: […] y echaría de menos estar aquí contigo.

La tercera es cuando regresa a su pueblo natal y ante el buen recibimiento se pregunta la protagonista ¿por qué esto no era así antes de irme?

Por último, una sentencia Yo soy…

Creo que estas frases encierran mucho significado e historias muy potentes y realistas. Y nos muestran el viaje que hacemos cuando dejamos un sitio y acabamos echando raíces en otro, sin dejar de añorar lo que ya no tenemos. Y vamos forjando una nueva personalidad que nos hará ver las cosas de forma diferente. Hasta acabar reconociéndonos como una persona nueva, conscientes de las decisiones que tomamos y de las opciones que descartamos.

Pero aquí no está toda la historia, junto a Eilis hay otros personajes que, respondiendo a clichés más o menos conocidos, le acompañan en su crecimiento personal. Sus papeles no parecen destacar, aunque la película podría haber sido contada desde cualquiera de sus ópticas, porque todos soportan una buena historia.  Y con ellos otros temas: las envidias, las cargas familiares, el egoísmo, los estudios, la religión, las críticas, el control de la comunidad…

Temas cotidianos narrados con una sutileza tales que convierten en grandes nuestras pequeñas vidas.

 

 

Encontrarás esta película en las Bibliotecas Lope de Vega, signatura DVD PE 2260

y en la Miguel de Cervantes, signatura DVD PE 4433.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RECOLECTURAS – Por un perro sin tumba


Este viernes, día 15 de diciembre a las 19.30 horas, se presenta en la librería Teseo el último libro del escritor local Rafael García Maldonado, Por un perro sin tumba. Desde aquí aprovecho para invitaros a todos a leer esta estupenda novela y de paso a asistir a la presentación.

Hablar de un libro siempre me causa pudor, y si encima el escritor es amigo mío, aún más. Para más «inri», el libro lo leí recién salido del horno, así que no lo tengo nada nada fresco, pero bueno, vamos a intentarlo.

Si obviamos el asesinato que se produce al principio, o lo dejamos como una nota a pie de página (muy importante, por cierto), la novela comienza con la desaparición de un perro, Argos, que bien podría ser el perro sin tumba. La desaparición se produce en extrañas circunstancias, ya que su dueño Antonio Antúnez, psiquiatra y profesor en la Facultad de Medicina, ha perdido el conocimiento mientras paseaba con él. Antúnez, en cierto sentido alter-ego del escritor, amante de los animales y de Conrad y Corto Maltés, despierta en una habitación de hospital después de varias semanas en estado pseudocomatoso y, sin que el médico que lo trata, sepa a ciencia cierta el porqué de dicho estado.

Conforme nos vamos adentrando en la novela, vamos viendo que el asesinato narrado al principio no es un hecho aislado, es uno más de una serie que irán ocurriendo a lo largo de la trama, con algunos puntos en común: son «ajusticiados» diferentes maltratadores de animales, el modus-operandi que sigue el asesino está basado en la Inquisición.

Podríamos decir que es una novela coral con varios personajes destacados: Antúnez, del que ya hemos hablado. El inspector jefe, Valcárcel y la inspectora Ana Zuloaga, ambos de la Brigada de Homicidios de la Comisaría Centro de la Costa del Sol. El sacerdote Sebastián Santamaría, que resultará esencial para intentar descubrir al asesino, y casi diríamos que hay otro personaje principal, Málaga, al que el autor le gusta referirse como «La Ciudad».

Como si de un puzzle se tratara, se irán sucediendo los crímenes por distintos puntos de la geografía andaluza, a cada cual más cruel. Es con los crímenes donde iremos viendo la parte más sórdida de la sociedad, todo un repertorio de la bajeza del ser humano. En palabras del propio autor: «El ser humano es capaz de hacer las mayores aberraciones, pero también de lo mejor, y de eso precisamente –entre otras cosas– va esta novela».

Aunque como en toda buena novela negra que se precie hay unos crímenes que resolver, Por un perro sin tumba va más allá, Rafael indaga en el interior del ser humano, hace un gran ejercicio de introspección y, aunque el hilo conductor sean estos atroces asesinatos, no deja escapar la oportunidad para hacer una buena psicología de los personajes, todos ellos con sus luces y sus sombras, y todo con ese estilo tan cuidado que le caracteriza.

Para algunos esta novela (la cuarta publicada pero la segunda en escribirse) es una mezcla entre Seven y El nombre de la rosa, yo aún añadiría otra observación (que ya se lo comenté a Rafael en su día), a mí me recordó a la película La isla mínima de Alberto Rodríguez, quizás por los espacios rurales en los que se desarrollan algunos de los crímenes. Juzguen ustedes mismos.

En esta novela vamos a encontrar algunos de los temas que más preocupan al escritor: la condición humana, el amor por los animales y la historia, en este caso en concreto, la historia negra de España, y todo ello muy bien documentado.

Narrada con un ritmo trepidante, además de entretenernos, vamos a aprender y a disfrutar de un estilo literario propio que, como gran admirador de grandes como Faulkner, Onetti, Conrad y Benet, entre otros; siempre busca la excelencia y siempre se aproxima a ella.

Además del libro hoy reseñado, en la biblioteca tenemos todos los libros publicados por Rafael hasta la fecha: El trapero del tiempo. Tras la guarida. Cuaderno de incertidumbre. Así que ya sabéis, no dejéis pasar la oportunidad de leer a este magnífico escritor.

Para más información podéis consultar su página: http://rafaelgarciamaldonado.com/

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Feliz puente de diciembre

Bueno, estamos casi de puente, así que para este día no voy a recomendar solo un libro, además voy a recomendar una película y algo para los niños, ya que el miércoles y el viernes son festivos.

¿Qué buscamos en las vacaciones? Buscamos descansar y pasarlo bien, no sólo de cuerpo, también de mente, así que estas son mis propuestas para estos días.

Podríais pensar que este es un libro sólo para mujeres, bueno sí, es para las mujeres; pero los beneficios se verán reflejados no sólo en ellas, sino también en su entorno: sus parejas, sus hijos, sus amigas… Como bien nos dice la autora: Es un hecho: alrededor de los cuarenta años, cuando te reúnes con otras mujeres de tu edad con hijos, un tema de conversación recurrente es que estamos agotadas. El otro día leí un artículo en el diario El Mundo que aseguraba que en Inglaterra este síndrome, al que yo llamo «El síndrome de la mujer agotada», empieza a considerarse ya una epidemia. Por eso me pregunto: «¿Qué nos está pasando a las mujeres?».

En teoría, la sociedad debería contribuir a eso que llaman la «conciliación familiar», es decir, a que los padres y las madres puedan pasar tiempo suficiente con sus hijos sin dejar de atender sus responsabilidades profesionales, pero al final resulta que las mujeres acabamos haciéndonos responsables de casi todo: alimentar a la familia, cuidar a los demás cuando están enfermos, mantener la casa en orden, tener la ropa a punto, ayudar a los niños con los deberes… Y, por si eso fuera poco, no queremos ceder ni un ápice de nuestros logros en el terreno laboral porque sabemos, por la experiencia de nuestras madres y abuelas, que es fundamental ser independientes económicamente para no caer en situaciones desagradables con la pareja.

En este libro se nos propone que encontremos nuestro centro y equilibrio. A partir de sus talleres, conferencias y de su experiencia personal en la consulta del Dr. Jorge Pérez-Calvo, la autora nos facilita claves prácticas, útiles y eficaces para alimentarnos bien y cuidarnos y para que conectemos con nuestro centro tanto a nivel físico como intelectual.

Pilar Benítez nos ayuda a que observemos el mundo desde otra perspectiva y encontremos la fórmula para organizarnos mejor y disfrutemos de una vida más feliz y plena.

Bueno chicas, ¿estáis ya más descansadas o al menos vais a intentar estarlo? Pues siéntate en el sofá, tira de manta y palomitas y a disfrutar de la película que ahora te propongo.

 Como supongo que muchas de vosotras tenéis hijos, y aunque no los tengáis, sigue siendo una buenísima propuesta. Mi elección para este puente es Paddington, de Paul King.

Paddington es un oso que ha crecido en lo más profundo de la selva peruana con su tía Lucy, que le ha inculcado el deseo de vivir en Londres. Cuando un terremoto destruye su hogar, Lucy esconde a su sobrino en un barco con destino a Inglaterra para que encuentre una vida mejor. Cuando el osito llega a la estación londinense de Paddington, se da cuenta de que nada tiene que ver con lo que se había imaginado, hasta que conoce a los Brown, una bondadosa familia británica que lo acoge en su casa. Sin embargo, poco después, una siniestra y atractiva taxidermista se fija en él, lo que supone una seria amenaza para su vida.

En esta producción británica del 2014, el tan popular osito Paddington (toma el nombre de la estación en la que lo recogen su nueva familia), cobra vida. Vamos a acompañarlo a través de sus aventuras en la ciudad del Támeis,  vamos a divertirnos con él, y desearemos que nos adopte la maravillosa familia que lo toma en acogida. Con un reparto de lujo, entre quiénes se encuentran Nicole Kidman, Hugh Bonneville y Sally Hawkins, es una película altamente recomendable para ver en familia. (Por cierto, Paddintong 2 ya está en los cines, y es incluso mejor que la primera).

Bueno, ya hemos visto la película y es el momento de irnos a la cama. ¿Os ha pasado alguna vez que después de una larga jornada, y cuando es vuestro momento de paz y tranquilidad, alguno de vuestros pequeños se despierta porque no puede dormir? Estoy segura de que sí, pues algo así es lo que le ocurre a esta mamá conejo. Su hijo pequeño no puede dormir y tiene que ingeniárselas para intentar que Morfeo le visite de nuevo: le canta nanas, le prepara un baño caliente, un vaso de leche con miel, juegan para que caiga agotado… Y después de conseguirlo, ahora le toca el turno a otro de sus conejitos. ¡Pobre mamá conejo!

Este divertido cuento de Jane Johnson y con las preciosas ilustraciones de Gaby Hansen, es una buena opción para que se lo contéis a los más peques de la casa antes de que se vayan a dormir. Con un poco de suerte, quizás no se despierten en toda la noche.

Pues nada. Estas son mis propuestas para este largo puente, para quien lo tenga claro. Espero que os gusten y disfrutéis mucho. Nos vemos el próximo lunes.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Películas y documentales, Recomendaciones

PIRULETRAS – Osito y un rayo de sol

¡Qué frío hace estos días!

Parece que por fin llegó el invierno, ojalá lo pudiésemos pasar hibernando como los osos, con lo bien que se está bajo las mantas viendo la lluvia tras las ventanas.

Aunque hablando de hibernar…yo conozco a un osito muy travieso que, gracias a que nunca se está quieto, vive muchas aventuras.

En este libro conoceréis a Papá oso y al osito, que estaban subidos al tejado de la Ópera dispuestos a pasar allí el invierno, pero una noche en la que caían unos enormes copos de nieve, se fueron a buscar un sitio mejor. Encontraron por allí cerca una tribu de ositos pequeños, de muchos colores, que también parecían hibernar porque estaban todos muy quietecitos.

Allí se acurrucaron juntos, pero a la mañana siguiente osito había desaparecido, Papá oso inició su búsqueda inmediatamente: el centro comercial, la calle, la estación… ¿pero dónde iba a terminar esta aventura? ¿Logrará Papá oso encontrar su hijo?

Además de una historia divertida, este cuento tiene unas ilustraciones llenas de detalles en las que tendremos que ayudar a Papá oso a encontrar al osito. Cosa que no siempre es fácil, porque hay tanta gente, tanta vegetación, tanto vehículo, tanta cosa por todas partes que algo tan pequeñito como un osito puede pasar fácilmente desapercibido.

Un libro con el que leer, jugar e inventar otras historias posibles. Perfecto para refugiarnos del frío, sobre todo porque al final llegaremos a… Uy, eso no os lo puedo decir, ya lo veréis, creo que os gustará.

Benjamin Chaud:  Estudió diseño y artes aplicadas en París, y artes decorativas en Estrasburgo. Desde 1999 trabaja como ilustrador de libros infantiles y juveniles. Ha alcanzado gran reconocimiento por la creación de divertidos personajes, especialmente por el más famoso de todos, Pomelo, el elefante rosa, al que ya conocéis todos.

Podéis venir a buscarlo a la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola,

signatura: I CHA osi

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized