Archivo de la etiqueta: Alemania

RECOLECTURAS – Viaje con Clara por Alemania

viaje

Yuju!!!! Justo dentro de una semana estaré de vacaciones y, ¿Qué es lo que uno hace en vacaciones? Vaguear, no madrugar, ir a la playa, a la piscina, estar con los niños, leer “libros tontos”, vaguear de nuevo…en fin. Y si la agenda lo permite, y el bolsillo también, es momento para viajar, como los protagonistas del libro que hoy os propongo, Viaje con Clara por Alemania de Fernando Aramburu.

El libro lo leí hace unos años, así que desgraciadamente no lo tengo muy fresco, pero lo que sí recuerdo profundamente, es que me encantó. Aramburu nos propone un viaje diferente, ya que no es un viaje por placer. ¿Se os ocurre motivos por el que viajar no sea un placer? La verdad es que pensándolo hay unos cuantos; en concreto, en este libro el viaje es por motivos de trabajo.

Clara, que ha recibido el encargo de escribir una guía personal de Alemania, convence a su pareja para tomarse un periodo sabático y viajar juntos por el norte del país. Para ella significa la oportunidad de rematar una obra inspirada. Para él, en cambio, un extranjero que lleva pocos años en el país, será ocasión de unas vacaciones placenteras, con el solo inconveniente de visitar museos… o librerías donde preguntar por el libro publicado de su mujer. Pero por más que el recorrido y las actividades estén organizados al germánico modo, enseguida surgen problemas: menores algunos, como las jaquecas de ella o sus crisis de inspiración, que obligan a Clara a quedarse en el hotel y a él a realizar el correspondiente reportaje; otros más graves, como la irrupción de la familia alemana, o de algunos amigos de un ecologismo radical, que proporcionarán al viaje sus momentos más hilarantes y más enternecedores. La clave,  es que estamos leyendo la crónica que él, que no es escritor, se ve obligado a redactar para recoger todo aquello que la guía de su mujer ha obviado.

Esta crónica paralela, que el narrador hilvana página tras página, es la obra que el lector tiene ante él, a menudo centro de sus reflexiones, y que acabará convirtiéndose en una novela para cuya publicación recibe una sustanciosa oferta.

Lo que al narrador le interesa primordialmente no son los monumentos arquitectónicos, los recuerdos históricos o las manifestaciones artísticas, sino la estampa de su mujer con su cuaderno de notas, sucesos nimios, tipos pintorescos, penalidades fisiológicas, disputas conyugales, comidas, percances anecdóticos.

Hay pasajes memorables y a menudo hilarantes: el desalojo nocturno de enseres en casa de la tía Hildegard, el arreglo de la cañería, la degustación de ocho bombones en el cementerio de Worpswede, la expedición nocturna a la Herbertstrasse de Hamburgo, la cena en casa de Irmgard y otras peripecias acreditan la presencia de un extraordinario narrador, capaz de anotar minuciosamente el cúmulo de discusiones matrimoniales que parecen distanciar a la pareja para luego, en unas pocas líneas magistrales, condensar el sentimiento amoroso indestructible que mantiene su ilusionada convivencia.

Un libro de viajes diferente, más bien sería el itinerario de cómo se prepara una guía de viajes, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

Como dije al principio no tengo fresca la novela, así que me he tomado la licencia de copiar algunas líneas de la reseña que publicó Ricardo Senabre en elcultural.com. Si quieres verla completa pincha a continuación:

http://www.elcultural.com/revista/letras/Viaje-con-Clara-por-Alemania/26699

Por cierto, si eres de esas personas que les gusta viajar con la imaginación, en la primera planta tenemos una sección de libros de viajes, que seguro que hará las delicias del viajero más intrépido. Fíjate en la signatura, esa etiqueta en la parte baja del lomo de los libros, todas ellas empiezan por N-V.

¡BUEN VIAJE!

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Tú no eres como otras madres

madre

Tú no eres como otras madres, 

no tienes las manos frías,

ni canoso el cabello,

y no me envuelves en 

grávidos cuidados“.

(Primera estrofa de un poema de Peter Schwiefert a su madre).

Si hace un par de semanas hablamos de los horrores del stalinismo, hoy nos toca hablar de los horrores del nazismo.

En Tú no eres como otras madres, Angelika Schrobsdorff hace un repaso a la vida de su madre: “Cuando trato de describirla para mí o para otros, vuelvo una y otra vez sobre la palabra “autenticidad”. Else era tan auténtica y elemental como sólo puede serlo una criatura de la naturaleza. Y al mismo tiempo tenía un intelecto agudo, un pensamiento mucho más ágil, rápido e independiente que las mujeres de su época. Era distinta, no sólo por ser judía y ejercer por ello cierto encanto exótico sobre sus conciudadanos alemanes, sino por ser autónoma y estar muy adelantada a su generación“.

Desde muy joven, esta joven berlinesa intenta alejarse de su origen y arrimarse al mundo cristiano que le fascina. De hecho, en lo referente a sus parejas lo consigue: alemanes “arios”. Con los tres tiene un hijo, fiel a la promesa que se hizo de joven: vivir la vida con intensidad y tener un hijo con cada hombre que ame. La autora del libro es la tercera hija de Else, fruto de su matrimonio  con Elrich.

Else destaca por su gran vitalidad, así la describe su último marido: “Su vitalidad desbordante lo fascinaba y aterraba en la misma medida. Su pasión y su ternura, sus razonamientos y sus observaciones, su manera de reír, de moverse, de alegrarse…todo era tan auténtico, tan original, tan vivaz. Era un volcán, siempre a punto de estallar. Sus pensamientos y sentimientos parecían encontrarse en continua ebullición y despedir un calor que a la larga resultaría insoportable“.

Se había dedicado más a vivir que a pensar. ¿Qué había qué hacer? ¿Blindarse contra la vida en vez de disfrutarla? Definitivamente, no. Tenía claro que ella iba a vivir intensamente y así lo hace durante los felices años 20, junto a la culta bohemia berlinesa, llegando incluso a compartir casa con los amantes del matrimonio, un cuarteto muy bien avenido: “Else se lanzó a los dorados años veinte, ya atacados por la herrumbre. Y se lo llevó todo: la cultura y el vicio. La corta y eruptiva época de esplendor, transformaba a la ciudad tanto en una metrópoli del arte y del intelecto, como en una Sodoma y Gomorra“.

Pero de repente, toco cambia. Ante la incredulidad de sus amigos y de ella misma, ven como Hitler, “ese hortera criminal del flequillo”, va adquiriendo poder y como se empiezan a promulgar ridículas leyes  contra los judíos. “¿Acaso creéis de verdad que el pueblo entero, la Alemania intelectual que amamos con razón, de repente ha cerrado filas en torno a un criminal demente?“. Lamentablemente sí y, aunque Else trate de resistir, más tarde que pronto se ve obligada a emigrar a Bulgaria, donde tendrá que reinventarse y conocerá las penurias: “Ahora Else había perdido pie por completo y tenía la sensación de estar en alta mar. El asco y el vértigo se alternaban con la resignación y la indiferencia. Berlín comenzaba a repugnarla. Agonizaba bajo el brazo estrangulador de los nazis, y nacía un nuevo Berlín, teutónico, lleno de banderas y desfiles, de uniformes e indumentaria ranciamente germánica, de dramas de Schiller y alaridos wagnerianos, de brazos en alto y tacones chocados. No, ese Berlín ya no era el suyo. Quería marcharse de esa ciudad en la que había nacido, se había criado, en la que había conocido la vida, el amor y la felicidad, y que ahora se transformaba en una tierra extraña y hostil“.

Bulgaria es como una segunda etapa en su vida. Alejada de la lengua, cultura y educación alemana que tanto ama. Se vuelve más reflexiva, introspectiva y calmada, apenas una sombra de lo que fue.

Tendrá que reinventarse, aprender a sobrevivir, lejos de las comodidades que conocía. Sin embargo, Sofía no le garantiza la seguridad, no hay que olvidar que el ejército nazi invade Bulgaria durante la Segunda Guerra Mundial, comenzando de nuevo la pesadilla para Else y su familia, que se ven obligadas de nuevo a esconder su origen judío. Sin embargo la barbarie la reconcilia con sus orígenes.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, Else regresa a Alemania, a una Berlín destruida por las bombas, apenas reconocible, en la que la mayoría de sus parientes y amigos ya no se encuentran, bien porque abandonaron Alemania antes del horror, bien porque fueron enviados a campos de concentración, como su madre, que muere en el campo de concentración de Theresienstadt, cerca de Praga.

Tras el diagnóstico de una grave enfermedad, su único refugio son sus dos hijas, tras la muerte de su hijo mayor, Peter, en el frente francés.

NUNCA ABURRIDA. NUNCA BANAL. NUNCA CONVENCIONAL

Una vida intensísima, digna de una gran novela y, como siempre aquí, en tu biblioteca.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – El niño en la cima de la montaña

Niño en la cima de la montaña, El_137X220

París-Alemania, 1936-1945

Un lugar difícil en unos años complicados. Las  terribles huellas de la I Guerra Mundial aún están muy presentes;

la II Guerra Mundial será aún peor.

Es sin duda un escenario complicado por el que moverse,  más si tienes sólo siete años.

 

Pierrot vive con sus padres, afortunadamente tiene a los dos, aunque a su alrededor existen muchos niños huérfanos. Gracias a las historias de sus compañeros y al sufrimiento del padre, el autor nos muestra las consecuencias que tuvo la I Guerra Mundial.

De mano de Pierrot llegaremos a la II Guerra Mundial, su viaje de París a los Alpes para vivir en la casa Berghof será su primera toma de contacto con los nazis, a quienes no entiende por su crueldad, aunque le llaman la atención por llevar unos uniformes tan impecables y poder dar órdenes.

Quizás ya sabéis que Berghof fue la segunda residencia y el lugar de descanso de Adolf Hitler. Aquí recibía la visita de dignatarios de otros países, la de los oficiales de las SS y sus allegados más íntimos. Vivir allí significaba acatar las órdenes y las ideas del dueño, lo contrario acarreaba la muerte.

berghof

 

¿Cómo es posible que un niño de siete años acabara viviendo aquí? Bueno, algunos dicen que Hitler odiaba a los niños, que todo formaba parte de una campaña publicitaria para hacerlo parecer más humano, el caso es que existen documentos gráficos que muestran a niños en el Berghof, y de esto se sirve John Boyne para colar aquí a Pierrot, como sobrino del ama de llaves.

 

 

Desde su llegada Pierrot tendrá que renunciar a su nombre, a partir de entonces será Pieter, y en la medida de lo posible, deberá olvidar París y a su mejor amigo Anshel, entre otras cosas. Al principio no está muy contento con esa situación, pero olvidar puede ser fácil cuando estás aislado, cuando alguien “admirado por todos” pone sus ojos en ti, cuando quieres demonstrar que eres digno de esa atención, cuando tus ropas viejas son sustituidas por flamantes uniformes cada vez de grado mayor…

A lo mejor piensas que no, que tú tienes tus ideas muy claras y que nadie podría corromperlas. Recuerda que Pieter tiene siete años. Y que otra gente mucho mayor que él también creyó lo que quiso y miró para otro lado.

(Uy espera, que me he propuesto ser neutral. Bueno, serlo no, parecerlo y que seas tú el que lea y juzgue.  Intentaré que no vuelva a ocurrir, perdona)

El cambio en la mentalidad y en la forma de comportarse de Pierrot-Pieter es enorme, sus consecuencias también serán inmensas, terribles, muy duras. Pero él es solo un niño, no podemos culparle ¿no? A esta pregunta responde una de las criadas de la casa, yo estoy de acuerdo con ella.

Si ya habéis estudiado esta parte de la Historia, sabréis que esta casa fue bombardeada por la Royal Air Force después de que Hitler y los suyos la abandonaran.

Tranquilos, Pieter sobrevive a los bombardeos, y aunque es capturado fue luego puesto en libertad. Trató entonces de encontrar a sus antiguos amigos, los que tuvo cuando fue Pierrot, porque ninguno consiguió siendo Pieter (¿por qué será? Perdón de nuevo, es que no me aguanto). La historia da entonces un nuevo giro, cerrando un círculo perfecto desde mi punto de vista, pues me encanta que los finales retomen los principios.

Amistad, amor, Historia, remordimientos, infancia y adolescencia, viajes, poder, familia… Todo en 249 páginas que no deberías dejar pasar.

Si aún te lo estás pensando quizás te ayude a decidirte saber que es del mismo autor que El niño con el pijama de rayas. Si te gustó aquel libro también lo hará éste. Por supuesto lo tienes ya disponible en cualquiera de nuestras bibliotecas.

Ya sé que he hecho la entrada muy larga, espero que no has haya resultado pesada, es que hay mucho de lo que hablar, me estoy dejando aún más cosas en el tintero:

 

  • ¿Son malos los niños por naturaleza o son el entorno y las circunstancias los que lo hacen malos? (y niños puede cambiarse por personas de cualquier edad?
  • ¿todo se puede perdonar? ¿Podemos perdonarnos a nosotros mismos?
  • ¿Hacemos las cosas pensando en los demás o en nuestro ego?
  • ¿Es mejor la admiración o el respeto? ¿Que te teman o que te quieran?
  • ¿En qué nos convertimos si renunciamos a nuestro pasado?

No sé si esperabais estas reflexiones de un libro juvenil, ¿difíciles? Sí, lo son, quizás por eso he dudado tanto si dejarlo en juvenil o en adulto, pero en estos casos me acuerdo siempre de un profesor de historia que tuve en el colegio y que nos hacía debatir de temas tan difíciles como estos y llego a la conclusión de que aunque sean difíciles, lo mejor es hablar sobre ellos. Ignorar estas cuestiones siempre es peor, en la familia de Pierrot no se hablaba de estas cosas, quizás por eso pasó lo que pasó.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

tambor

Ya tenía preparada la reseña de esta semana, pero al conocer la luctuosa noticia de la muerte del escritor y premio nobel alemán Günter Grass, he preferido reseñar una obra en homenaje a él. Se trata, como no, de una película basada en una de sus novelas más conocidas, “El tambor de hojalata” que publicó en el año 1959.

En la novela, el autor relata la vida de Oskar Matzerath, un niño que vive durante la segunda guerra mundial con ciertos tintes macabros e infantiles. Narra los momentos decisivos de la vida de Oskar que a los 29 años fue ingresado en un sanatorio psiquiátrico.

La película es una adaptación de la novela y cuenta la vida de Oskar, que toca un tambor de hojalata para mostrar su inconformismo ante la vida durante el ascenso al Tercer Reich.

Ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes y el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en el año 1979, galardón que compartió con “Apocalypse Now”.

Günter Grass escribió la novela en los años 50 y a través de ella hacía un ajuste de cuentas con el pasado de su país, en el que las heridas abiertas por el nazismo aún estaban lejos de cicatrizar.

En 1978, el director también germano Volker Schlöndorff se puso tras la cámara para acometer la complicada coproducción franco alemana de una novela larga, difícil y comprometida, en la que el protagonista decide voluntariamente dejar de crecer al no compartir la vida que protagonizan los adultos que le rodean. Un niño que no dejará de tocar su tambor de hojalata y que cuando intentan silenciarlo emite gritos tan agudos que son capaces de romper todos los objetos de vidrio que hay a su alrededor.

Con algunas escenas surrealistas de las que se quedan grabadas en la mente del espectador, “El tambor de hojalata” es una de las mejores producciones del cine europeo de los años 70.

tambor2

Con esta película se demuestra una vez más que con un material literario de primera clase se puede hacer una extraordinaria película que, respetando el espíritu de la novela, posee una individualidad propia, y que el cine, como la literatura pueden ser artes comprometidas con la verdad y con la sociedad del momento; algo más que un mero entretenimiento.

Son de destacar las interpretaciones de todos sus protagonistas, especialmente el trabajo de Charles Aznavour y la prodigiosa actuación del niño David Bennent en el papel del pequeño Oskar absorbiendo al espectador con su fascinante exploración emocional. Así mismo no es menos destacable el trabajo de su director.

tambor3

Fotografía del rodaje en dónde aparece Günter Grass, David Bennent y Volker Schlöndorff

 Es desde luego fascinante en muchos aspectos y monstruosa en otros, tiene más valor por su poder visual y la capacidad arrolladora de despertar la curiosidad, que por sus propios méritos cinematográficos, pero en cualquier caso merece la pena verla.

 tambor4

Sirva ésta reseña como mi homenaje particular a la obra del gran Günter Grass. Y como siempre, lo mejor es que tanto la novela como la película, podéis encontrarlas en nuestra biblioteca. DVD PE 610

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – El cine del muro

 lenin

 

El pasado día 9 de noviembre se conmemoró el 25 Aniversario de la Caída del Muro de Berlín. Mi recomendación de esta semana, y por este motivo, es la película alemana Good bye Lenin!, del director Wolfgang Becket, uno de los grandes éxitos del cine europeo de comienzos del siglo XXI.

Instalada en el terreno de la comedia negra logra sacar un aceptable partido a su anecdótica propuesta argumental. Una película que transmite humor y emoción al mismo tiempo. Utiliza una anécdota un tanto surrealista para hablar de dos temas fundamentales: por un lado la desaparición de la antigua República Democrática Alemana, paradigma de “Estado Policía” con la caída del muro y por otro lo que un hijo puede llegar a hacer por su madre. La anécdota es la farsa que Alex, su protagonista, monta para hacer creer a su madre que la RDA sigue tan socialista y firme en sus ideas. El muro ha caído, los puestos fronterizos comienzan a desvanecerse y los supermercados desechan sus productos de siempre para llenar sus estanterías con otros de marcas occidentales, pero Christiane, la madre, piensa que todo sigue igual.

goodbye_lenin

Esa mentira, y cómo Alex se las ingenia para convertir la habitación de su madre en el último reducto puramente socialista de la RDA, llena la historia de escenas divertidísimas como los falsos noticiarios que Alex y su amigo Denis graban para su madre.

Pero al mismo tiempo la película está cargada de una profunda crítica social hacia la situación política y económica del momento.

Una historia con alma, que atrapa al espectador al instante gracias a esa historia familiar y a cómo Alex se esfuerza por cuidar de su madre y evitarle la decepción que podría acabar con su vida. Si a esto le añadimos unas buenas interpretaciones y una magnífica banda sonora que provoca un sinfín de emociones al mismo tiempo, y toda la carga dramática de una historia familiar compleja, el resultado es una muy buena película.

Además, Good bye Lenin! es una película enmarcada en un contexto histórico esencial para la historia reciente de Europa, cuando la última herida de la segunda guerra mundial que había dividido nuestro continente entre las tiranías comunistas y los viejos países democráticos se cerró al derrumbarse el llamado “Muro de la vergüenza” que durante más de 40 años condicionó la vida de diferentes generaciones de europeos.

Podéis encontrarla como siempre en nuestra biblioteca, DVD PE 738, junto a una selección que sobre el mismo tema hallaréis expuesta en la mesa temática.

Enlaces de interés:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/dias-de-cine/25-anos-caida-del-muro-berlin/2850771/

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Mesas temáticas, Películas y documentales, Recomendaciones

25 Aniversario Caída del muro de Berlín

WP_20141107_002El próximo domingo, 9 de noviembre, se cumple el 25 Aniversario de la Caída del Muro de Berlín. Desde la Biblioteca Miguel de Cervantes  hemos querido unirnos a la celebración con una nueva Mesa temática sobre este tema. Un tema tan atractivo como éste da para mucho. Además de aprovechar la coyuntura para acercarnos a la ciudad de Berlín, hemos querido centrarnos en la Guerra fría y en aquellos países que quedaron en la parte oriental del telón de acero, bajo dominio de la Unión Soviética (Centro Europa y los Países del Este).

Un poco de historia: El Muro de Berlín (Berliner Mauer), denominado oficialmente por la República Democrática Alemana (RDA ) como “Muro de Protección Antifascista”  y también apodado por parte de la opinión pública occidental como “Muro de la vergüenza”,  fue parte de las fronteras interalemanas desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989 y separó la zona de la ciudad berlinesa bajo control de la República Fereral Alemana, Berlín Oeste, de la capital de la República Democrática Alemana entre esos años.

El Bloque del Este dominado por los soviéticos oficialmente sostenía que el muro fue levantado para proteger a su población de elementos fascistas que conspiraban para evitar la voluntad popular de construir un estado socialista en Alemania del Este. No obstante, en la práctica, el muro sirvió para impedir la emigración masiva que marcó a Alemania del Este y al bloque comunista durante el período posterior a la Segunda Guerra Mundial.

El muro se extendía a lo largo de 45 kilómetros que dividían la ciudad de Berlín en dos y 115 kilómetros que separaban al enclave Berlín Oeste de la ciudad de Berlín, capital de la RDA. Es decir, constituía la frontera estatal de la RDA con Berlín Oeste. Fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la separación de Alemania.

Muchas personas murieron en el intento de superar la dura vigilancia de los guardias fronterizos de la RDA cuando se dirigían al sector occidental. (Fuente wikipedia).

Enlaces de interés:

Especial 25 Aniversario Caída del Muro de Berlín

http://www.rtve.es/television/20141027/berlin-14-14/1037121.shtml

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Mesas temáticas, Películas y documentales

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

cartel-la-cinta-blancaEl Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2013 ha recaído este año en el director de cine alemán Michael Haneke, por eso os recomendamos su penúltima película “La cinta blanca incorporada también recientemente a nuestros fondos cinematográficos.

El jurado del premio ha recalcado “Su creación cinematográfica de profundas raíces europeas, que constituye una original y personalísima aproximación de radical sinceridad, aguda observación y extrema sutileza a problemas fundamentales que nos conciernen o afectan individual y colectivamente“.

Sinopsis: 1913-1914. Extraños acontecimientos, que poco a poco toman carácter de castigo ritual, se dan cita en un pequeño pueblo protestante del norte de Alemania ¿Quién está detrás de todo esto? Los niños y adolescentes del coro del colegio y de la Iglesia dirigido por el maestro. Sus familias, el barón, el encargado, el médico, la comadrona y los granjeros conforman una historia que reflexiona sobre los orígenes del nazismo en vísperas de la I Guerra Mundial.

Otras películas de Michael Haneke en la biblioteca: La pianista ( DVD PE 968) y Funny Games (DVD PE 3154) Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones