Archivo mensual: febrero 2016

Piruletras – Para niños y mayores

 

mariposa

Este es un cuento muy especial que admite varias formas de lectura:

  1. Coge el libro, ábrelo, empieza a leer el texto. Fácil verdad, es como un libro de pictogramas, de vez en cuando hay un hueco para una palabra que no está escrita, pero que la deduces por el dibujo.mariposa-sombrero-4
  1. Coge el libro, ábrelo, empieza a leer las ilustraciones ¿qué está dibujado en cada página?
  1. Coge el libro, ábrelo, empieza a leer las guardas (esas páginas tan bonitas que están pegadas por dentro a la cubierta del libro) ¿Has visto cuántas palabras? ¿a qué te suenan? ¡Exacto!, son las mismas que los dibujos de antes. ¿Las acertaste todas? Puedes jugar a encontrar las ilustraciones en el libro, o a decir qué estaba ocurriendo relacionado con estas palabras, como ves, hay muchas opciones.guardas

Me encanta que un libro de tanto juego. Sólo con esto ya me parecería interesante, pero es que además nos falta una cosa por comentar: la historia o cuento en sí, veamos…

El título nos da la pista principal, se trata de una mariposa sobre un sombrero, ya ves tú qué cosa tan simple, es sólo que una mariposa se ha posado en un sombrero y un señor la ha visto y le ha encantado el sombrero y lo ha querido comprar y llevárselo muy lejos y… y… y…

Y así un suceso detrás de otro. Entonces lo que parecía tan simple se va complicando y algo totalmente fortuito desencadena una serie de acontecimientos imprevisibles.

Este es otro ejemplo más de que una buena idea, representada en su esencia, sin artificios, da lugar a obras muy interesantes.

Una historia sencilla + unas ilustraciones sencillas = un resultado excelente.

Ya me dirás qué te parece a ti. Si te gusta, creo que también te puede gustar La pequeña oruga glotona, de Eric Carlé.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

umberto

El pasado sábado fallecía a los 84 años Umberto Eco. El escritor había sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en el año 2000.

Publicó su primera novela, titulada “La estructura ausente” en el año 1968, sin embargo no alcanzaría verdadera fama ante el gran público hasta 1980 con la publicación de la más conocida de sus novelas, “El nombre de la rosa”, con la que obtuvo varios premios y que fue llevada al cine. Otra de sus novelas más conocidas y premiadas es “El péndulo de Foucault” publicada en 1988.

Eco era doctor en filosofía por la Universidad de Turín. Participó en el llamado “Grupo 63” con la publicación de ensayos sobre arte contemporáneo, cultura de masas y medios de comunicación. Entre estos trabajos se encuentran el conocido ensayo “Apocalípticos e integrados” en 1965 u “Opera aperta”. También fue durante años catedrático de Filosofía en la Universidad de Bolonia, en la que  puso en marcha la Escuela Superior de Estudios Humanísticos conocida como la “superescuela”, destinada a difundir la cultura internacional y dirigida a licenciados con un alto nivel de conocimientos. También fue fundador y  secretario de la Asociación Internacional de Semiótica.

En su currículum, también figuran otras distinciones que le avalan como un prestigioso escritor y semiólogo. Así, fue doctor honoris causa por cerca de una veintena de universidades de todo el mundo y estuvo en posesión prestigiosas condecoraciones, como La Legión de Honor de Francia. En 1998 entró además a formar parte de la Academia Europea de Yuste y es miembro del Foro de Sabios de la Unesco.

Además de sus obras más conocidas, Eco tiene publicados otros trabajos como “Segundo diario mínimo” (1992), “Los límites de la interpretación” (1992), “La isla del día antes” (1994) y “Kant y el ornitorrinco”, entre otras. Sus obras más recientes son “Baudolino”, del año 2000; “La Misteriosa Llama de la Reina Loana”, del 2004; “El cementerio de Praga”, del año 2010; y “Número cero”, que fue publicada en 2015.

Hoy quiero volver a reseñar la más famosa de sus obras que fue llevada al cine. “El nombre de la rosa”, que ya reseñé en su día pero que hoy merece una mención especial.

umberto1

El éxito que obtuvo la novela precedió a la película e indudablemente esto contribuyó al éxito de la misma, si bien hubo críticas también negativas alegando que la película perdía el espíritu de la novela y que al resaltar, para crear expectación, los pasajes más impactantes de la película, la convertía así en una historia de crímenes y detectivesca en torno  a una biblioteca perdiendo así el espíritu que Umberto Eco había querido dar a la novela. Excluye el laberinto de historias derivadas de las múltiples conjeturas que hace el investigador a raíz de los misteriosos sucesos de la biblioteca.

umberto2

La película es la proyección en la pantalla de una lectura de la novela, la del director. Ciertamente la trama detectivesca se impone en la película pero ésta no es sino un pretexto en la novela para el desarrollo de otras historias fundadas o derivadas de las conjeturas.

Al margen de todos los temas y tramas que se desarrollan en la película, todas muy importantes, quizás el más interesante sea el que subyace entre todos. El miedo a lo desconocido y al rechazo de lo que no se puede llegar a comprender desde un punto de vista teológico. Dos personajes se enfrentan adquiriendo dos roles completamente distintos, Jorge de Burgos y Guillermo de Baskerville. El primero considera que la biblioteca, un elemento que está presente durante toda la película, debe de tener un rol de conservación. Según su particular punto de vista, todo lo que está escrito debe conservarse y los monjes no deben aventurarse a investigar nada más. Por otro lado, fray Guillermo es un hombre de ciencia, un aspecto que esconde para no ser considerado un brujo, que no tiene miedo a la hora de enfrentarse a la verdad aunque eso signifique hacer tambalear las Sagradas Escrituras.

El libro perdido, envenenado y que desencadena todas las muertes dentro de la abadía, el Segundo libro de poética de Aristóteles, significa para Jorge un ataque frontal a lo que él cree: “Los hombres no deben reír, ya que ese acto deforma la cara de los hombres y los convierte en monos”. Guillermo, en la discusión con Jorge dentro del Scriptorium, no duda en debatir esa idea diciendo que la risa es un elemento humano, no animal. Jorge afirma que la risa es un elemento diabólico, que Jesucristo nunca rió, a lo que Guillermo responde de una forma opuesta, señalando que en la Biblia tampoco se dice que no lo hiciera. Por otro lado, Guillermo asevera que el humor había sido utilizado por los mártires para enfrentarse y ridiculizar a los paganos a lo que añade que Aristóteles escribió su libro para ilustrar que el humor podía ser utilizado como un instrumento de la verdad. Jorge le pregunta entonces si ha leído ese libro, a lo que Guillermo admite que no lo ha hecho puesto que ese libro se perdió hace mucho tiempo. Jorge asegura entonces que el libro no se perdió, sino que nunca fue escrito… Aunque, en realidad, sea él el que guarde una copia del documento que envenena a todo aquel que osa leerlo.

umberto3

De este modo, tenemos que la esencia de la historia es que el libro mata por el conocimiento que atesora. Un conocimiento que para los ilustrados es muy interesante y que todos desean poseer. De esta forma, los primeros en morir, por desear su contenido, son dos monjes Adelmo de Otranto y Venancio de Salvemec, sin embargo sus siguientes víctimas son Berengario, el ayudante del bibliotecario, y el mismísimo bibliotecario Malaquías. Otra de las víctimas, Severino, el herbolario, es asesinado por Malaquías tras descubrir la localización del libro que había escondido Berengario mientras moría sufriendo los efectos del veneno.

umberto4

Por otro lado, más allá de un único libro, el acceso a la información también está restringido en esta biblioteca. Sólo el bibliotecario y su ayudante tienen acceso garantizado a los fondos, mientras que Jorge gracias a su veteranía y su liderazgo, además de conocer los secretos de toda la abadía, tienen acceso a los documentos originales. Guillermo de Baskerville durante sus indagaciones se percata que todo el misterio se resume en la posesión de un libro, un libro del que desconoce casi todo, pero del que es consciente que o mata o se mata por él. La obtención de distintas claves, la investigación para descubrir cómo se accede a la biblioteca para evitar el candado del bibliotecario, sirven para aumentar los grados de interés sobre esta historia hasta el desastre final, cuando Jorge acaba con el libro tratando sin conseguirlo de envenenar a Guillermo y a su novicio Adso después.

umberto5

Frustrado, Jorge huye con el libro a través del laberinto que constituye la biblioteca, pero desgraciadamente en la persecución uno de los candiles de los monjes cae sobre unos rollos y el fuego destructor acabará con la práctica totalidad de sus fondos. Es en este momento, durante el incendio de la biblioteca más grande de toda la cristiandad, como Guillermo la define, cuando se nos muestra que los libros no son importantes si no se pueden salvar antes  las vidas humanas. Guillermo ordena a Adso que huya de las llamas y será el propio Adso quien temerá por la vida de su maestro cuando vea que el fuego lo ha destruido casi todo.

Sirva ésta como homenaje a Umberto Eco. Y como siempre, la podéis encontrar en nuestra biblioteca DVD PE 3978, además de su producción literaria más importante como La novela que da nombre a la película, “El nombre de la Rosa”, “Baudolino”, “El cementerio de Prega”, etc.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

corazon

Hoy en nuestra sección todo un clásico de la literatura italiana, y parte de mi ideario sentimental literario, Corazón de Edmundo de Amicis.

Cuando yo era pequeña, entre los muchos libros que había en la casa familiar, había uno que especialmente llamaba mi atención. Era el libro preferido de mi hermano Damián, y a mí me gustaba cogerlo y releerlo fijándome en las ilustraciones. El libro además tenía un título sencillo pero contundente, Corazón.

Al cabo de los años nos mudamos, y el libro probablemente desapareció entre las muchas cajas de cartón donde metes objetos acumulados durante casi  30 años de vida o, quizás aún, descanse en una de esas muchas cajas que siguen esperando a ser abiertas en uno de los trasteros familiares. El caso es que no lo he vuelto a ver y, por ende, pocas veces había vuelto a pensar en él pero, como la vida da muchas vueltas, el libro lo mandó el Ministerio de Cultura en una de las donaciones que hace a las bibliotecas públicas.

No sabéis qué alegría más grande volver a verlo, aunque fuera en otra edición distinta a la que yo conocía. Por fin tenía entre mis manos ese libro tan querido y ahora, después de más de 30 años, podría leerlo “por primera vez”, ya que sólo recordaba cosas vagamente. Más que el contenido, recordaba la sensación que me producía, una profunda pena, pero ese tipo de pena que da gusto, no sé si me entendéis. Hablando con mi hermana Vito sobre el libro, ella también lo recordaba, incluso más cosas que yo, como el nombre del autor y uno de los cuentos, “El pequeño escribano”. Se ve que este libro también dejó huella en ella.

Ahora que lo he vuelto a leer o a leer “por primera vez” como adulta, debo decir que está a la altura de lo recordado. A modo de diario, el narrador Enrico nos cuenta su año escolar, desde octubre a julio, en la escuela Baretti de Turín. Durante ese año, además de a él, iremos conociendo a sus compañeros de clase: el bueno de Garrone, el siempre alegre Coretti, el jorobadito Nelli, el albañilito con su hocico de liebre, “el comerciante” Garoffi, el señorito Nobis, el gruñón Stardi, el malo de Franti, Precossi, el hijo del herrero y, por supuesto, el número uno de la clase, Derossi, así como, a sus maestros. Al mismo tiempo que los vamos conociendo, conoceremos también sus realidades familiares. En ellos están representadas todas las clases sociales, desde las más bajas hasta las más altas, desde la clase obrera hasta los señoritos, pero sin distinciones. En la escuela todos son iguales para el maestro; la educación los unifica y los hace libres.

Todo el libro es como un manual de valores, esos que a muchas personas les suena desfasado y, que muchos mayores, entre los que incluyo a mi madre, lamentan que se hayan perdido. Es significativo como muchos de los apartados del libro vienen encabezados con palabras tales como vanidad, voluntad, gratitud, envidia, esperanza, soberbia, sacrificio y gracias. Y, que entre medias del diario, aparezcan apostillas del padre al hijo sobre los pobres, el amor a la patria, representada en las figuras del conde Cavour y de Garibaldi entre otros, la veneración a la familia, especialmente a la madre, el amor a la escuela y a la figura del maestro (el libro promulga un amor y veneración por el maestro, equiparándolo a los padres, que deberíamos recuperar en estos tiempos), el respeto a los amigos, aunque sean de otra condición social a la tuya y, a la calle, como espacio en el que todos convivimos.

Cada mes  se lee un cuento en clase, que los alumnos han debido escribir previamente; con un común denominador, los protagonistas son niños de la edad del narrador, unos 13 años, de distintas zonas de Italia y que podríamos considerar  héroes. Entre los cuentos está el ya mencionado “El pequeño escribano florentino” que debo decir que cuando empecé a leerlo lo recordé al momento, cosa que me alegró profundamente y, el famoso “De los apeninos a los andes”, muy conocido por los niños españoles de los 80 por la adaptación en dibujos animados que se realizó para televisión, Marco.

Me ha encantado leer el magnífico prólogo de Luis Mateo Díez y descubrir que para él y para su hermano Antón, Corazón también marcó su infancia. Ellos lo descubrieron en un desván junto con otros libros que fueron requisados de las escuelas republicanas, cosa que no entiendo demasiado y, al igual que a mí, la sensación que les producía el libro era de una profunda pena, tanto, que lloraban a escondidas.

Corazón se publicó en 1886 y se convirtió en todo un best-seller en Italia. En la actualidad está un poco olvidado, quizás por el estilo, un poco cursi y anticuado (algunos de sus coetáneos como Carducci, que fue el primer Nobel italiano, tildaba a  Amicis de “lánguido” y “capitán cortés”, considerándolo el último representante de un romanticismo edulcorado y de hacer gala en sus escritos de una psicología sentimental algo anticuada); sin embargo, el tema es universal, son los valores que jamás deberíamos perder, por eso yo haría una llamada y propondría que Corazón se leyera en las escuelas, como dice el autor al comienzo del libro, está especialmente dedicado a los chicos de las escuelas primarias, entre nueve y trece años. Yo iría aún más lejos y se lo recomendaría a los padres de esos niños y a todos nosotros, para que nunca perdamos el sentido de lo realmente importante en la vida.

Y como siempre el libro lo tienes aquí, en tu biblioteca.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – Para niños y mayores

En todas partes hay niños que sufren. En todas partes hay gente que calla.

Qué triste y qué vergonzoso.

rosaUna vez una chica llamada Sophie Scholl decidió pedir la paz en un momento difícil, en una ciudad difícil.

Y la cosa acabó mal para ella.

Vaya lección ¿no? Por un lado se pide paz, por otro te dicen que como protestes, pobre de ti.

Quizás el problema esté en que hay muy pocas voces pidiendo que se haga algo de una vez y esas pocas hablan bajito. Quizás si todos, TODOS, pidiéramos soluciones, alguien nos escucharía. Y así el ejemplo de Sophie Scholl, y su vida, habrían servido para algo.

El libro ROSA BLANCA, ideado e ilustrado por Roberto Innocenti y con texto de Christophe Gallaz, hace un pequeño y particular homenaje a aquella estudiante de Medicina, integrante del grupo “La rosa blanca”, que en plena guerra en Alemania, lanzaba panfletos en la Universidad pidiendo la paz.

Ya sabéis a qué se debe el título del libro, que es además el nombre de la protagonista. Y si sois suspicaces, ya sabéis también cómo acaba.

No es una lectura fácil, por un lado está el texto, que sin ser complejo, cuenta una historia muy dura, lo cuenta con palabras, pero también con silencios, parece que cada punto y seguido encierra un silencio que grita otras cosas. Por otro lado están las ilustraciones; ya hablamos aquí una vez de los encuadres que hace Innocenti, de cómo posiciona al lector como un espectador más de la escena, parece que ves la calle desde tu propia ventana. Así te hace partícipe, te involucra en lo que está pasando, y eso, que ya es un recurso magnífico en cualquier historia, aquí lo es más, porque si participas significa que eres además cómplice de lo que está pasando, porque lo estás viendo y no haces nada. Tremendo.

niñoEn las ilustraciones ves el miedo del niño que es atrapado hambrecuando intenta huir, ves cómo las casas aparecen cada vez más cerradas, ves que hay menos gente en las calles a medida que la historia avanza, ves el hambre de las víctimas de los campos de concentración…

No puedes leer este libro y seguir tal cual. Algo se te remueve por dentro. No podemos ver las imágenes de las noticias con todos esos niños sufriendo y seguir tal cual. No debemos.

 

Conste que esto que digo no lo he sacado de ningún lado, es mi opinión.

Si te interesa saber más sobre Sophie Scholl, en cualquiera de las tres bibliotecas de Fuengirola encontrarás la película Sophie Scholl: los últimos días, dirigida por Marc Rothermund. Y en la Miguel de Cervantes encontrarás este álbum y el libro para adultos La rosa blanca: los estudiantes que se alzaron contra Hitler con su única arma, la palabra, de José María García Pelegrín.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

relatos

El pasado domingo día 14 se fallaron los premios Bafta  de la Academia Británica de Cine, y ésta reconoció a “Relatos Salvajes” como la mejor película de habla no inglesa. No en vano ya estuvo nominada en la misma categoría en la pasada edición de los Oscar.

“Relatos Salvajes” es una comedia de humor negro que narra seis historias sin relación entre sí, con diferentes protagonistas que en algún momento la ira les lleva a perder el control con salvajes consecuencias.

El director argentino Damián Szifron agradeció el premio que compartió con el “fantástico grupo de actores” y se lo dedicó a su padre “mi mejor amigo y maestro”, dijo, y a sus hijas “porque no se creían que fuera a recibirlo”.

relatos2

Cineasta es aquel que piensa, sueña y habla en términos de cine, y a Szifron podemos considerarlo un cineasta vistos los resultados  de lo que pasa por su cabeza, y que en “Relatos Salvajes”  llega a su expresión máxima, mucho más que en El fondo del mar o Tiempo de valientes.

Szifron es un creador que posee  una inventiva  apabullante, que hace que cada una de las historias se sigan, se disfruten, como si se tratara de  una montaña rusa, en la que nunca se sabe cuándo va a dar una vuelta de golpe o va a llegar el descenso a una velocidad espeluznante.

Una de las claves de Relatos salvajes es que todos los personajes son gente más o menos corriente que se ven expuestos a situaciones que los desconciertan, con unas circunstancias que son más fuertes de  lo que ellos pueden aceptar, y actúan en consecuencia, como pueden y a veces sin medir los efectos.

relatos3

Narrativamente, Szifron estructura cada historia como el viejo  relato, con presentación, desarrollo y desenlace, pero lo que realmente llama la atención es éste último, el desenlace, con giros totalmente inesperados, tanto para los protagonistas como para el público. Y el espectador que está atento, notará que nada está hecho por que sí.

Podemos ver a “Relatos salvajes” como el reflejo de la idiosincrasia argentina, un ejemplo de la sociedad de hoy, desprotegida, con luchas de clases, corrupción generalizada y un largo etcétera.

La suma de los factores sorpresa y humor negro negrísimo, hace que cada relato sea tragicómico, a excepción, claramente, del quinto, “La propuesta”, con Oscar Martínez, el más duro de todos.

relatos4

Szifron es provocativo antes que  provocador. Es también un maestro en crear tensiones, y desatarlas, en jugar con los miedos  del espectador de a pie, al enfrentarlo a estos personajes y a éstas situaciones. ¿Qué haría uno si le pasara lo que al automovilista  en el relato “El más fuerte”? ¿Salvaría como fuera a un hijo de ir a la cárcel? ¿Cuáles son nuestros límites morales? Y un buen número de preguntas como estas que te hacen mirar la vida desde una perspectiva distinta. Porque la película muestra  personajes con doble moral, a veces como corderitos y otras veces como todo lo contrario.

relatos5

¿Qué les pasa a los protagonistas de Relatos salvajes? Pues les ocurre lo inesperado, lo cruel; se topan con la violencia en la que a veces  encuentran una vía de escape; la indignación, el sentirse solo ante el mundo, y que lo pisoteen, que se le rían en la cara. O se preguntan cómo escapar de una situación apremiante. La película habla también de la justicia por propia mano, o al menos hay personajes que intentan enmendar las cosas cuando la justicia, y no precisamente la divina, no aparece. No es que tarde en llegar, es que  no llega nunca.

Hay cortos más populares  que otros,  Bombita, por ejemplo, en los que uno puede sentirse más identificado. Y unos con más humor que otros, o más de género como El más fuerte, todos después del gran aperitivo que es Pasternak, aún antes de los títulos y que ya te deja con la boca abierta para el resto de la película.  No importa. El nivel de las actuaciones, incluidas las de los secundarios, es sencillamente espectacular.

relatos6

Es necesario señalar también la música, la cámara y la fotografía, que unidas a los efectos especiales, construyen una película de sobresaliente, una de las mejores películas del cine argentino que ha sabido combinar el arte y el cine comercial como no se había hecho en muchísimos años.

¿Qué pasa cuando  se reúne un gran director con un elenco de actores de primer nivel, e historias que son simplemente geniales? Pues normalmente que resultan películas que vale la pena ver, y que enaltecen el cine. “Relatos Salvajes” es de esas películas.

relatos7

Seis historias, seis cuentos diferentes, seis relatos salvajes, cada uno mejor que el otro. Y el séptimo que sirve de introducción “salvaje” antes incluso que los créditos de inicio.

La película es un lujo. Algunas historias se destacan sobre el resto, e incluso, la disposición de los relatos parece ir de menor a mayor. Es decir, a medida que avanzan los cuentos, la cinta parece ir ganando emoción, hasta un final que enloquecerá a los espectadores. Además, tiene la ventaja que cada uno de estos seis cortos tiene sus propios giros, su propia dinámica, y finales distintos, con lo cual la proyección te atrapa además de ser muy  entretenida.

relatos8

¿Hay que verla? Es casi una obligación. “Relatos Salvajes” posee la pizca justa de comedia, drama, suspense y acción; tiene ciertos guiños hacia algunas problemáticas sociales reales o cotidianas; está realizada de forma perfecta, y brilla con luz propia con actuaciones descomunales. Impresionante de verdad, vale la pena disfrutarla.

Y como siempre la tenemos a vuestra disposición en la biblioteca DVD PE 4310

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

cuentos
Ayer celebramos el día de San Valentín; por ese motivo, mi propuesta para el día de hoy es un maravilloso libro de la editorial Alba, Cuentos de amor victorianos.

Quien ya me conoce un poco o me lee en este blog, sabrá que tengo cierta debilidad por los escritores ingleses, y entre ellos especialmente, los escritores victorianos (contemporáneos de la reina Victoria, que reinó desde 1837 a 1901).

Un poco de historia. Hasta finales del siglo XVIII sólo las clases acomodadas tenían acceso a los libros y a la educación. Con la llegada del nuevo siglo y de la primera revolución industrial, gracias al desarrollo y al abaratamiento de las técnicas de impresión, un mayor número de personas empezaron a disfrutar de la lectura. Los libros seguían siendo prohibitivos para las clases medias y medias bajas, pero en seguida proliferaron periódicos y revistas, cuyo precio era más asequible para la mayoría de la población, entre otros el Household Words, fundada por Charles Dickens.

Muchas de las grandes novelas inglesas de la segunda mitad del siglo XIX , se publicaron por entregas en esas magazines populares. Pero además de novelas y artículos, necesitaban pequeñas narraciones para llenar sus páginas, iniciando el nacimiento de la edad de oro del relato breve, que duraría hasta bien entrado el siglo XX.

La mayoría de los cuentos de esta antología aparecieron publicados por primera vez en esas revistas y, a pesar de haber sido escritos para el gran público, son modélicos en su género. Todos giran en torno al amor, un tema muy recurrente en la literatura victoriana: el amor como fuente de alegría y de dolor; el amor como misterio, conquista, sacrificio, oportunidad de pérdida; el amor que florece a cualquier edad y adopta las formas más imprevisibles.

La enorme variedad y riqueza de la literatura de ese período produjo historias asombrosamente dispares. La selección se ha establecido siguiendo un criterio sometido a dicha disparidad, sin restringir la complejidad del tema a ninguna consideración previa. De hecho, hay varios autores muy refractarios a las divisiones temporales, poco o nada victorianos, aunque todos ellos, en algún momento de sus vidas, fueron contemporáneos a la reina Victoria.

El libro está ordenado cronológicamente, a partir de la fecha de nacimiento de los autores. Empieza con un cuento de Mary Shelley, que enlaza el romanticismo y la novela gótica con la literatura victoriana, y termina con un cuento de D.H. Lawrence, que aunque comienza a salirse de ese marco temporal, mantiene aún cierta formalidades victorianas. Entre medias, autores tan conocidos como Elizabeth Gaskell, Thackeray, Trollope, mis queridísimos Charles Dickens, Robert Louis Stevenson, Arthur Conan Doyle u Oscar Wilde, por los que siento cierta debilidad, Wilkie Collins, Thomas Hardy, H.G. Wells, Rudyard Kipling, el americano Henry James, que prefirió vivir y escribir en Gran Bretaña, y otro extranjero adoptado por la Inglaterra de la época, el polaco Joseph Conrad. Todos ellos conocidísimos por el gran público. La antología reúne también a otros no tan conocidos, al menos yo no los conocía: George Gissing, E. Nesbit, Henry Harland, John Galsworthy, Ernest Dowson, Charlotte Mew y Hubert Crackanthorpe. (Datos sacados del libro).

Una cosa que me ha gustado mucho de la antología es que,  antes de cada cuento hay una pequeña biografía literaria del escritor. Ya sabes, si te gustan estos escritores como novelistas, seguro que te gustarán como escritores de cuentos. Los buenos cuentos son alta literatura en pequeñas dosis. Una selección exquisita para unos lectores exquisitos, y como siempre aquí, en tu biblioteca.
Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – Para niños y mayores

A Catalina no le gusta despedirse.

Nunca.

De nada ni de nadie.

Se podría decir que Catalina lo pasa mal en esas situaciones…hasta que algo nuevo ocurre. Y es que cuando Catalina está mal no se acuerda de que existen otras cosas que la hacen feliz. Y que a veces es necesario despedirse de algo para dar la bienvenida a otra cosa.

no-te-vayasCon imágenes sencillas pero con mucha fuerza, en rojo, blanco, dorado y negro,  y una estructura repetitiva, este libro nos acerca al sentimiento de pérdida, a la frustración, al dolor que causan las ausencias.

¿Es triste entonces? Bueno no, o no todo el rato. Porque también nos habla de nuevas emociones, de volver a disfrutar, y de que las cosas malas pasan para dejar lugar a las buenas, aunque éstas tampoco duren para siempre.

Y así giramos siempre, ahora tristes-ahora contentos, una de pena y otra de alegría. Porque nada dura para siempre.

Y ahora la sorpresa: este libro, que trata estos temas tan sesudos que parecen de mayores, y además lo hace con unos colores fuertes, como enfadados, es de punto azul (3 a 6 años). Porque hay temas que son para todas las edades, porque perder un globo duele lo mismo que perder a tu mascota (por decir algo). Porque los pequeños también sufren y necesitan aprender a superar sus pérdidas. Así que no volváis a reíros nunca de un niño que llora por la pérdida de su globo.

Gabriela Keselman y Gabriela Rubio son las autoras de este formidable cuento. Podéis conocerlas mejor en las siguientes direcciones:

http://www.gabrielakeselman.com/

http://gabrielarubio.com/es/

Y más sobre Catalina, la protagonista, en la Biblioteca Miguel de Cervantes.

Buen fin de semana!!

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones