Archivo mensual: mayo 2015

PIRULETRAS – Para niños y mayores

Se me acaba Mayo y me olvidaba lo más importante. Menos mal que Elena me lo recordó el otro día.

No podíamos cerrar este mes sin dedicarle una entrada a las madres, porque madre no hay más que una, porque mi mamá me mima y me ama; y la tuya a ti. Porque hacen por nosotros taaaaaaaaaantas cosas, desde parirnos hasta prepararnos tuppers* de riquísima comida 35 años después de lo primero, y más.

mama Te recomendamos, si aún no lo has leído, el libro MAMÁ, de Mariana Ruiz Johnson, que se hizo con el  VI Premio Internacional de álbumes ilustrados en 2013.

De este libro me encantan las ilustraciones tan coloridas, pero sobre todo me gusta su final:

 Mamá es tantas cosas… esconde universos.

 Porque no hay nada más cierto. Una mamá es siempre una mamá, pero también es muchas más cosas, es hermana, hija, amiga, trabajadora, deportista, aficionada a… Podríamos decir que una mamá es equilibrista del tiempo y máster en logística. Cómo lo hacen todo a la vez es un misterio. Pero lo hacen. Aunque acaben desplomadas al final del día, acostándose las últimas y levantándose las primeras.

 

Y que no se me enfaden los papás. Ya sé que vosotros también hacéis mil cosas y más. Pero no es vuestro mes.  Y no me tiréis de la lengua que soy mamá.

Así que menos lloriqueos y todos, papás e hijos, a darle un beso y un achuchón enorme a vuestra mamá. Seguro que no hay nada que pueda gustarle más que eso. Venga!!!! Que se pasa el mes.

*en mi casa los tuppers siguen siendo fiambreras y no podía no contároslo.

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

slum

Bajo la apariencia de un melodrama sencillo, la película que reseño hoy, “Slumdog Millionaire”, del año 2008, esconde una conmovedora y emocionante historia con cierto aire a Dickens y decorada al más puro estilo Bollywood. Sin embargo, bajo esa apariencia  convencional encontramos una película impresionante, con una narración ágil y vibrante. Las aventuras, o mejor desventuras de un joven desgraciado que está a punto de lograr el máximo premio de un conocido concurso de televisión consiguen contagiar una buena dosis de optimismo.

Su director, Danny Boyle ha planteado en esta película una historia de amor imposible, con momentos muy tristes de la vida en los arrabales del fascinante Mumbai, pero con la enorme virtud de contarla de una manera espléndida. Sin caer en un simple estereotipo del reflejo de la pobreza para conmover al espectador, ni en una falsa glorificación de la miseria, sino con el enorme acierto de narrar la historia con profunda humildad, aproximándose al realismo y huyendo de efectos moralizantes y doctrinas.

Resulta curioso que haya sido un británico el que haya logrado mostrar mejor y engrandecer un relato propio de Bollywood, aunque sin abusar de sus esquemas convencionales (a excepción del espléndido número musical de los créditos finales), y lo consiga con tanta relevancia. Hay que recordar que, poco a poco, con un presupuesto ajustado ha ido cautivando a crítica y público, así como acaparando múltiples premios, no obstante, se convirtió en el título revelación de la temporada y todo un fenómeno que arrasó en sus estrenos.

La clave de su éxito radica en su sencillez y sobre todo en la forma en  que se  narra. El guión de Simon Beaufoy está milimétricamente diseñado y Danny Boyle ha sabido extraer el máximo partido de la historia de Jamal Malik.

A través del metraje vamos conociendo a Jamal , junto a su experiencia vital, y todo ello nos va a hacer comprender su inesperado éxito en el concurso de televisión en el que participa. A través de  flashbacks cargados  de ritmo y emoción, descubrimos su pasado como niño huérfano, ingenioso y pícaro, que subsiste junto a su hermano y la fascinante muchacha Latika en las calles de Mumbai y todos los peligros de la dura vida en la miseria.

slum2

Todos estos episodios conforman la columna vertebral del filme, donde vemos como Jamal, que nunca se queja de su asquerosa existencia, no cree en el destino escrito y demuestra como él mismo se lo ha ido configurando, a base de dosis de bondad, amor y positivismo. Y, en los últimos minutos de la película, en su mensaje final, transmite la esperanza de que el futuro siempre puede ser mejor, de que el amor verdadero siempre triunfa.

Este relato, aderezado con elementos al más puro estilo Dickens (niños desgraciados en peligro, villanos crueles que los persiguen, …) está planteado sin fisuras, lleno de dinamismo, como un juego del pasado y del presente, y con los momentos justos de humor, romance y drama. Y lo más importante es que contagia emoción, pero con situaciones que no buscan la lágrima fácil y sin embargo sí que consiguen gran empatía con su protagonista. Todo ello producto de un guión inteligente y hábilmente estructurado por Simon Beaufoy y del que su realizador ha sabido sacar el máximo provecho (como ya hicieran ambos trabajando juntos en ‘Full Monty’).

slum3

No obstante y a pesar de todo lo dicho, “Slumdog Millionaire” no es una película perfecta. Se le pueden achacar ciertas carencias y en su último tercio, a medida que los episodios de su protagonista se aproximan al presente, pierde fuerza y podemos decir que quizás peque de blanda en su resolución. Sin embargo, la vida del joven desgraciado que encuentra de golpe y por azar, la suerte que no ha tenido ya ha cautivado al espectador y tan sólo se desprende el deseo de conocer la resolución del concurso y de la historia de amor de Jamal. Sus detractores señalan que resulta artificiosa, poco creíble y efectista, pero no se puede negar que Boyle creía en la historia, que puso lo mejor de sí, y sin duda alguna desprende esa mágica sensación de las buenas películas, de las que gustan y hacen sentir, muy por encima de sus defectos.

slum4

No en vano se alzó con nada menos que 8 Premios de la Academia entre ellos Mejor Película y Mejor Director, 4 Globos de Oro, 7 Premios Bafta, etc. El gran mérito de Boyle es que consigue contar con ingenio y cautivadora emoción un relato intenso, apoyado en una fotografía sublime de colores saturados y una banda sonora exótica y acertada, además de unos actores de rostros desconocidos a los que saca magníficas  interpretaciones (destacando Dev Patel). “Slumdog Millionaire” conmueve, entretiene y al final te deja una sonrisa. Eso, en el cine de hoy en día, es mucho. Así es que sólo nos queda disfrutar de ella y como siempre, la podéis encontrar en nuestra  biblioteca DVD PE 4073

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

tambienPor alguna extraña razón, nunca pensé que llegaría a los cuarenta años. A los veinte, me imaginaba con treinta, viviendo con el amor de mi vida y con unos cuantos hijos. Y con sesenta, haciendo tartas de manzana para mis nietos, yo, que no sé hacer ni un huevo frito, pero aprendería. Y con ochenta, como una vieja ruinosa, bebiendo whisky con mis amigas. Pero nunca me imaginé con cuarenta años, ni siquiera con cincuenta. Y sin embargo aquí estoy. En el funeral de mi madre y, encima, con cuarenta años.

Así empieza la novela que hoy nos ocupa, con el funeral de la madre de Blanca, en el pueblecito pesquero de Cadaqués. Al igual que el libro reseñado la semana pasada, “la madre” es la “gran protagonista” de esta novela, aunque en este caso esté ausente. Por algo mayo es el mes de las madres, ¿no?

El título del libro está sacado de un cuento chino, que ella le contaba a Blanca cuando era niña para superar la muerte de su padre: Un poderoso emperador convocó a los sabios y les pidió una frase que sirviese para todas las situaciones posibles. Tras meses de deliberaciones, los sabios se presentaron ante el emperador con una propuesta: “También esto pasara“, a la que la madre de Blanca añade: “El dolor y la pena pasarán, como pasan la euforia y la felicidad“. Sinónimo del más usado “El tiempo lo cura todo“.

La novela, que arranca y termina en un cementerio, habla del dolor de la pérdida, del desgarro de la ausencia. Frente al dolor queda el recuerdo de lo vivido y lo mucho aprendido, y cobra fuerza la reafirmación de la vida a través del sexo, las amigas, los hijos y los hombres que han sido y son importantes para Blanca (entre ellos sus dos ex-maridos y padres de sus dos hijos, y su amante casado).

La trama principal transcurre en un verano en Cadaqués, donde Blanca va a pasar las vacaciones a la casa familiar, acompañada de sus amigas, de sus hijos, y de sus ex-maridos, que también aparecen por allí. A lo largo de sus 172 páginas vamos conociendo un poco mejor a Blanca, su relación con sus ex-maridos, sus incondicionales amigas, su relación con el sexo y con los hombres, que ella utiliza como vía de escape. Pero la novela es sobre todo una declaración de amor a su madre, a la que ella considera “el amor de su vida”, y a la que evoca constantemente, desde su infancia, hasta el periodo último de la enfermedad y muerte, con sus reproches incluidos, como buena historia de amor que se precie. Es como una larga conversación entre la madre y la hija, o más bien, un monólogo en el que Blanca  dirige a su muda interlocutora comentarios que buscan recapitular el fondo de unas peculiares relaciones y solventar para siempre lagunas y distanciamientos del pasado. La “embestida de la ausencia” materna provoca una aguda revisión biográfica y existencial donde pugnan las dos pulsiones elementales de la condición humana, eros y tánatos. (elcutural.es).

El tono de la novela es melancólico, la comparan mucho con Bonjuour tristesse (Buenos días tristeza) de Francoise Sagan, que encandiló a muchos y escandalizó a no pocos. Yo no la he leído, así que no puedo comparar. A estas alturas del siglo XXI no creo que nadie se escandalice por el libro, pero Blanca es una mujer “políticamente incorrecta”, por así decirlo . Con cuarenta años mantiene una relación atípica con los padres de sus hijos, con uno de ellos se sigue acostando, tiene un amante casado, fuma porros, y tiene siempre alerta el radar de “sexo a la vista“. Como ella misma dice: “Soy un fraude de adulto, todos mis esfuerzos por salir del patio de recreo son estrepitosos fracasos“.

La novela está salpicada de multitud de frases ingeniosas, de esas que te hacen pensar. Cito algunas: “La ligereza es una forma de elegancia. Vivir con ligereza y alegría es dificilísimo“. “He intentado que la cabeza sea un templo, pero el cuerpo debería ser siempre un parque de atracciones“.  “Todos tenemos paraísos perdidos en los que nunca hemos estado“. “Nuestra arma contra la miseria y la mezquindad era casi siempre la risa“. “Las cosas, no sé si las personas, pertenecen a la gente que saben nombrarlas“. “Una de las cosas más sorprendentes del amor, es su capacidad de regeneración“. “Amamos como nos han amado en la infancia, y los amores posteriores suelen ser sólo una réplica del primer amor“. “En general, creo que es mejor saber lo menos posible de la gente. De todos modos, tarde o temprano, aparecen como son, sólo es cuestión de tiempo, poco, y de tener los ojos y las orejas abiertas“. . .

Se dice que el libro es autobiográfico, la escritora lo escribió tras la muerte de su madre (Esther Tusquets, conocida sobre todo por fundar y dirigir durante 40 años la editorial Lumen), y ha sido la “gran triunfadora”en la pasada edición de la Feria de Fráncfort (la más importante del mundo), siendo traducida con inusitada rapidez a las principales lenguas.

Este hecho llamó mi atención, y también, aunque sea una tontería, que la protagonista se llame Blanca, como mi hija. Por eso pensé que debía estar en la biblioteca. Al principio no entendía demasiado el éxito tan exagerado en la Feria de Fráncfort, pero una vez terminada de leerla, reconozco que me ha gustado, y mucho, o bastante, que no es poco.

Os dejo con una crítica muy buena de El cultural, del que he sacado un par de frases, y que a buen seguro arrojará más luz sobre la novela.

http://www.elcultural.com/revista/letras/Tambien-esto-pasara/35798

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS -Para niños y mayores

Cómo echo de menos las matemáticas.

Con lo que me gustaban, no es que se me dieran fenomenal, pero me gustaban. Cuando empecé la carrera (una de letras) y veía mis tochos por memorizar, ainssss…. Lo que hubiera dado por hacer una ecuación de vez en cuando, o un problema de probabilidad. Pero no, no había nada de eso en mi carrera, así que dejé de practicar matemáticas y hoy ya no recuerdo cómo se hacían ninguno de esos problemas que me gustaban y distraían tanto.

Ahora, cuando ordeno la sección de matemáticas de la biblioteca, pienso en que es un rollo que lo que tanto trabajo cuesta aprender, se olvide tan fácilmente. Que no todo es como montar en bicicleta. Y es que al principio las matemáticas me costaron mucho, suspendí un control en 1º de EGB (sí, con siete añitos de nada), mi primer suspenso, aquella maestra tenía tarea. Una vez me tuvo de cara a la pared y con los brazos en cruz, cómo la odiaba.

– Hombre, por Dios, no digas eso, que hay niños leyéndote, no se dice que se odia a una profesora.

– Bueno vale, pues como adulta no lo digo, de hecho respeto muuuuuuucho a los profesores y profesoras. Pero a ésta en concreto, de chica, la odiaba. Que los niños también saben odiar.

suma

Y bueno, a lo que iba, que las matemáticas están chulas, eso sí, si saben enseñártelas. Y sobre todo, si las consideras un juego. Seguro que se nos darían mejor si de pequeños jugásemos más con ellas, haciendo juegos de lógica o con libros como éste, que con rimas y pistas te ayuda a resolver los problemas que plantea, no son difíciles, pero sí entretenidos, y las pistas que da, si las pillas, te ayudan un montón.

¿Te atreves a jugar?

 

Yo lo he hecho ya, y tengo que confesar que aunque he resuelto muchos, me han quedado algunos que no los termino de entender, y eso que el libro es a partir de 6 años. Ups.
Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RECOLECTURAS – Algunas luces y muchas sombras

_unamadre2Hoy en nuestra sección todo un descubrimiento, el escritor Alejandro Palomas, con su libro Una madre.

A Palomas lo conocí porque vino a presentar su último libro a la biblioteca, Un hijo, reseñado hace unas semanas en la sección Piruletras. Esto es lo bueno de las presentaciones, que nos acercan a escritores desconocidos, al menos para mí, y nos descubren todo un mundo de posibilidades. No siempre es así, evidentemente, también nos la cuelan, pero yo soy muy respetuosa y de los “fraudes no hablo.

Pues a lo que iba. En Alejandro he descubierto un gran escritor, esa persona que te toca con lo que escribe, porque sabe de lo que habla. Como él mismo dijo en la presentación, lo que escribe es él, si nos gustan sus libros nos va a gustar él, y si no nos gustan, probablemente tampoco nos guste él. Pues yo tengo que decirte Alejandro que me gustas, porque me gustan tus libros (de momento sólo he leído Un hijo y el que hoy nos ocupa), y  me encantan tus personajes, creados con una gran ternura, mucha lucidez y con humor, mucho humor.

Después de esta “declaración de amor” al escritor, voy a hablaros un poco del libro ¿no?.

Mamá es parte de mí, de lo que me gusta y no me gusta tener conmigo. Es muchas cosas, a veces demasiadas

En Una madre tenemos una familia: Silvia la mayor, lady bayeta para algunos por su obsesión por la limpieza, una olla a presión, siempre a punto de estallar, acerada. Vive volcada en el trabajo y es el sostén de la familia desde que sus padres se divorciaron, tres años atrás desde que ocurre la acción principal. Emma, la mediana, más sosegada, experta en soltar bombas con pasmosa tranquilidad cuando no toca, una mujer empeñada en querer a toda costa y que lo hace mal porque elige desde el empeño. Fer, el benjamín de la familia, narrador de esta historia, y que vive hacia dentro, “Me hice un búnker contra el exterior“, para que la vida no le duela, y a la que su hermana Emma le dice en numerosas ocasiones: “No se puede encontrar la paz evitando la vida, Leonard” (emulando a Nicole Kidman en su papel de Virginia Woolf en la película “Las horas”). También está el tío Eduardo, guapo, apuesto, impecablemente vestido. Le encanta hablar y no deja intervenir a nadie, sobre todo, porque no escucha. La abuela Ester (la madre de Amalia), ausente físicamente desde su muerte, pero muy presente en la vida de sus seres queridos y que siempre tenía una frase sabia para cada momento, frases con que el autor va salpicando la narración. El padre, el personaje más ruin de la novela, que aunque ya no forma parte de la familia, sobrevuela como una sombra por los personajes del libro. Olga, “don correcto”, la novia de Emma, Ingrid, la amiga “ayurvédica” de Amalia, que la ánima y da réplica en sus desvaríos, y con la que mantiene largas conversaciones telefónicasy por supuesto Max y Shirley, los perros de Fer y Amalia.

He querido dejar para el último lugar a Amalia, LA MADRE. Amalia es toda ternura, ha tenido que empezar a inventarse de nuevo con 65 años, después del divorcio, y lo ha hecho de manera admirable, “Mamá crece, y yo me aparto“. Es una mujer torpe, con una discapacidad visual del 64% que genera múltiples situaciones cómicas, ya que siempre está tirando o a punto de tirar cosas. Especialista en sortear las conversaciones que no le interesan, según Fer, sabe hablar en perpendicular, y con unas ocurrencias que deja con la boca abierta a más de uno, y que desata la carcajada, surrealismo casero como diría el susodicho. Con una sonrisa ancha, escandalosa. Maneja muy bien el ruido y lo cotidiano, pero lleva mal los silencios. Pero Amalia es mucho más que eso, es el sostén de la familia, es la gallina que cubre con sus alas a sus polluelos, es la persona que prefiere dolerse a dañar, siempre con afán conciliador. “Por qué en esta familia cuesta tanto hablar de las cosas que importan“. El autor ha elegido sabiamente el título del libro porque el libro es ELLA, aunque sea una novela coral o de personajes, la figura de la madre destaca por encima de las demás. A Amalia se la quiere por lo que es y por cómo es, es uno de los personajes más tierno, encantadores e hilarantes con los que me he encontrado, quizás, porque salvando las distancias, en muchos aspectos me recuerda a mi madre, y sé que a partir de ahora me acompañará en mi viaje.

La acción principal se desarrolla en la casa de Amalia, donde todos se reúnen para celebrar la Nochevieja. A la cita concurren con sus mochilas a cuestas, porque todos son cara A y cara B. La cara A, por decirlo de algún modo “la buena”, y la cara B, la no tan buena, la que la vida les ha ido diseñando a base de golpes. A través de flashbacks vamos descubriendo lo que cada uno lleva en su mochila y ha determinado su cara B, y vemos, como poco a poco, se va aligerando la carga o al menos aprenden a llevarla consigo. Porque como decía la abuela Ester “Todos hemos sido algo que muchas veces explica lo que somos ahora“, y a pesar de las circunstancias, si hay una cosa que sabe hacer bien esta familia es, “Reírse de las cosas cuando los tintes dramáticos rozan lo catastrófico”.

Este libro es mucho libro, e intenso muy intenso, podría estar hablando horas y horas pero no me gustan que las entradas se alarguen demasiado, así que si os habéis quedado con ganas de más y de conocer un poquito más al escritor, aquí os dejo con una entrevista que le hicieron sobre el libro. Por cierto,  ya va por la 7ª edición. ¡Enhorabuena Alejandro!

http://www.llegirencasdincendi.es/2014/10/entrevista-con-alejandro-palomas-autor-de-una-madre/

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – Para niños y mayores

Toca entrada difícil: Biografía, Religión y Renacimiento Español.

Con semejantes etiquetas, fijo que la mitad de vosotros ya piensa que lo que traigo hoy no le va a gustar. La otra mitad igual ya ha cerrado hasta el blog. Por eso decía que era difícil, porque el tema a priori no es atractivo y porque servidora tiene sus ideas, así que le he dado mil vueltas, pero al final, lo que es es, y aquí se queda esto.

santa teresaA los que estáis por aquí aún (gracias, gracias, gracias), vamos a hablar de Santa Teresa. ¿Y esto por qué? Pues, bueno, porque si quinientos años después de que naciera se sigue hablando de ella, digo yo que por algo será ¿no?

A mí es que me entra la curiosidad y no me aguanto sin saber (aunque luego lo olvide porque tengo muy mala memoria). Y no soy la única así ni mucho menos, de hecho, eso también le pasaba a Santa Teresa, que siempre quería leer y hablar con personas que pudieran enseñarle cosas, no para saber más, si no para ignorar menos.

De ella ya habló  aquí Elena, lo que yo os traigo hoy es algo diferente, son dos biografías “infantiles”, porque me parece que está bien conocer a los personajes que han marcado historia por sus ideas, por sus actos, por sus logros o por lo que sea. Y porque además, o los conocemos pronto, o los juzgamos tarde, cuando tenemos ya un montón de prejuicios en nuestra cabeza. O más tarde aún, cuando reconocemos nuestros prejuicios y aprendemos a dejarlos a un lado.

Así que mejor no esperar tanto, echadles un vistazo ya, descubriréis una persona luchadora, inquieta, mi amiga santavaliente y con mucha fuerza de voluntad. Me pregunto qué hubiera sido Santa Teresa de nacer hoy.

Eso sí, aviso a lectores curiosos, hay que leer e interpretar las cosas en su contexto, ella no vivió sola, ni al margen de lo que ocurría en su época, acercarse a un personaje real es también conocer qué pasaba en España mientras tanto; y no veas la de cosas que pasaban…

Si te gusta la Historia o si simplemente sientes curiosidad por averiguar quién fue esta mujer de la que este año se está hablando, ven a echar un vistazo a cualquiera de nuestras bibliotecas.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

horasHoy quiero reseñar una película que tiene mucho que ver con la literatura. Se trata de “Las horas”, basada en la novela de Michael Cunningham, del mismo título y dirigida por Stephen Daldry. Narra la vida de Virginia Wolf , interpretada por Nicole Kidman, enlazada con la de otras dos mujeres interpretadas a  su vez por la gran Meryl Streep y Julianne Moore.

La película, con guion de David Hare y basada en la novela que obtuvo el premio Pulitzer de ficción, trata un día en la vida de tres mujeres distintas, de distintas épocas, que se conectan a través de la obra de Virginia Woolf.

Resulta difícil hablar de una película que se desborda y ante la cual, cualquier cosa que pueda decirse, no deja de ser una visión parcial. Unos pocos personajes, unos escenarios ajustados, unos objetos cargados de significado y esa atmosfera de Chèjov. Seres que  son muy conscientes de dónde están, de hacia dónde van y de cuáles son esas trampas que deben de esquivar y eso es lo que les aterra.

En Las Horas, todos los elementos son importantes y no podría existir uno sin los demás: La historia base de Michael Cunningham, los actores, la música de Philip Glass y el trabajo de David Hare. Sin cualquiera de estos elementos, hubiera fallado, no habría alcanzado el nivel que presenta. Para poder comprender y abarcar la obra en su totalidad, es recomendable profundizar en las cuatro fases.

horas2

Es admirable la adaptación que Hare hace de la premiada novela. Además, el salto a la película de ese guion no habría podido realizarse sin la música de Glass. Su música transmite ese trasfondo que Cunningham crea al meterse en la mente de sus personajes. El trabajo de Glass sirve para unir a las tres mujeres, para mostrar la base sobre la que ellas caminan. No se trata de un ornamento para resaltar imágenes pobres o historias débiles, sino todo lo contrario. El espíritu del libro se traduce en música y esto permite que todo lo demás encaje.

Y a dónde no puede llegar la música, ahí están los actores, especialmente las actrices, que con su trabajo abarcan todos los detalles y matices de la obra.

horas5

Es difícil contar en la pantalla la profundidad psicológica y mental de los personajes, (sobre todo cuando el director se resiste a utilizar una voz en off o la conversación con otro personaje), que lo que quiere mostrar es la vida interior del propio personaje. Todo recae en la actriz que tiene que representar con sus dotes interpretativas ese pensamiento y todas las palabras que no se dicen. Ese es el momento en el que se sabe si alguien es actor/actriz o no lo es. Ahí no caben matices, y son las actrices de ésta cinta, Julianne Moore, Meryl Streep  o Niccole Kidman las que lo avalan.

horas3

Es sobre todo, esto; música, guion, historia,  personajes y un director que logra unirlo para que en ningún momento el ritmo y el interés decaigan lo más mínimo. Es una historia que representa tantos niveles que prácticamente cada espectador tiene una puerta por dónde acceder a ella; una oferta para cada mirada y muchas miradas para una historia que es, sobre todo, una defensa de la mujer frente a un mundo creado por hombres, que son los que se marchan a la oficina y los que corrigen errores de los demás, pero que en el fondo son frágiles y tienen miedos, tal y como los describe Woolf, ajenos a la influencia del libro. El hombre por tanto crea la base y la mujer la historia.

El tiempo en esta cinta es otro nivel de interpretación que permite, como si de otra puerta se tratara, ver la película como una representación de todo el proceso de la literatura. La escritora, la lectora y un salto al futuro que da valor al esfuerzo de la escritora, y es la protagonista. Pocas veces se ha logrado demostrar con tanta eficiencia qué es la literatura y para qué sirve.

Sorprende también la forma en que se trata el tema del amor, que lo imbuye todo y sin embargo es un niño el que pronuncia el único “te quiero” en toda la película. O el tema de la belleza, representada en las flores que compra Clarissa. ¿Cómo se puede conseguir tanto con la representación de la vida de tres personas distintas en un solo día? Y al final, la defensa de Clarissa de esas horas que lo justifican todo: “Vivimos nuestra vida, hacemos lo que hacemos y luego dormimos. Es tan sencillo y vulgar como esto…. Apreciamos no obstante la ciudad, la mañana; por encima de todo confiamos en que sigan existiendo.”

horas4

En resumen, la película habla de unas vidas truncadas por la imposibilidad de los personajes de poder actuar con libertad y seguir el camino que sienten. Y así, las miradas se pierden y los pensamientos vuelan, para luego estancarse, anclados en las horas que avanzan cansadas, aletargadas. ¿Cómo vivir cada día, uno tras otro, con la sensación de que hay algo que no funciona y que no te deja ser feliz? ¿Cómo sobrevivir a las horas, esas horas que llegan después y siempre vienen a recordarte tus desdichas? Por eso, cada hora es importante. En cada hora, debes tratar de inclinar la balanza a tu favor para desear que lleguen las horas siguientes y, a la vez, anhelar que estas horas no pasen nunca.

La vida de tres mujeres en un sólo día; tres dramáticas historias cuidadosamente hiladas a través del delicioso sabor de la literatura. Tres destinos en tres tiempos distintos y que sin embargo comparten, por extraño capricho del destino, un secreto, un sino y una vital decisión, LAS HORAS. Una película intensa y muy reflexiva. ¡Y lo mejor de todo es que la podéis encontrar en nuestra biblioteca!.  DVD PE 2970 

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones, Uncategorized