Archivo mensual: mayo 2018

CINEMA PARADISO – Las chicas de la lencería

Aunque no es habitual en España ver películas suizas, “Las chicas de la lencería” cuenta la historia de cuatro amigas que viven en una pequeña aldea suiza. Martha pierde a su marido y, cansada de quedarse en casa perdiendo el tiempo, decide abrir una tienda de lencería fina y un poco descocada para el pueblo, en el local donde se encontraba la tienda de ultramarinos de su esposo.

Su hijo, el cura del pueblo, que en un principio le había dicho que se buscara algo que hacer para no estar siempre en casa y poder superar así la muerte de su marido, no se lo toma demasiado bien ya que piensa que eso no es lo apropiado para una mujer de su edad y porque cree que se va a convertir en la burla del pueblo, habitado mayoritariamente por gente mayor y por qué no decirlo, bastante pueblerina y llena de prejuicios. Sin embargo  tiene que dar su brazo a torcer cuando Martha descubre que su hijo ha tenido una aventura con la hija de su amiga Lisi.

Pero Martha no es la única que se sale con la suya. Tras la muerte de su amiga Lisi, cuyo sueño era ir a América, Hanni consigue sacarse el carnet de conducir a los 80 años y que encima se lo pague su hijo, cuando él lo que tenía en mente para sus padres era mandarlos a una residencia de ancianos. Mientras, Frieda, ya en una residencia, se apunta a clases de informática, gracias a las cuales aprende a vender la ropa de Martha por internet, y empieza a salir con un compañero de la residencia.

Se trata de una comedia amable que utiliza una fórmula que ha sido empleada muchas veces en otras cintas de realismo social tales como “El jardín de la alegría” o “Las chicas del calendario”, sin embargo el guion, las situaciones y los personajes son tan ingenuos, que terminan por desarmar al espectador, haciéndole cómplice de la historia.

Como viene siendo habitual, la retrógrada presión social del pueblo, personificada en la figura de un concejal bastante radical y el propio hijo de la protagonista, el pastor evangélico del pueblo,  intenta por todos los medios mantener las cosas tal y como están. De este modo los ancianos se ven progresivamente arrinconados como trastos inservibles y eso contrasta con  la iniciativa del grupo de abuelas que llega a vender con mucho éxito sus combinaciones, sujetadores y braguitas a través de internet.

“Las chicas de la lencería” es una película bastante básica, bastante esquemática, pero la cercanía, franqueza y confianza que generan las ancianas, hacen que el espectador conecte rápidamente con la historia y que disfrute de cada triunfo de estas luchadoras, por pequeño que sea.

De una manera divertida y alegre, nos muestra la vitalidad y las ganas de vivir que tienen las personas mayores, y el cumplimiento de sueños y labores pasados o insatisfechos, que en contra de cualquier opinión o valoración no dudarán en llevar a cabo.

El guion es muy tópico, pero se hace muy llevadero gracias a una excelente fotografía, con bellos paisajes helvéticos y mostrando algunas costumbres y tradiciones como por ejemplo la indumentaria, y por supuesto a la interpretación de gente de la calle, muy real y que conecta rápidamente con el espectador.

Como punto destacable, decir que retrata bastante bien la problemática de los pueblos pequeños alejados de las grandes urbes, donde todo el mundo se conoce y se cree con derecho a juzgar al vecino y especialmente, donde la doble moral es el pan  de cada día. No obstante creo que se podía haber sacado mucho más partido haciendo un planteamiento más parecido a películas como “Chocolat”.

No aporta nada nuevo y es la aplicación de la vieja fórmula de grupo de personas de las que parece imposible que vayan a levantar cabeza en un entorno hostil y sin embargo terminan no solo consiguiendo su objetivo sino además triunfando, como ocurre en “Full Monthy”, pero las protagonistas se hacen querer y resultan de lo más entrañable.

En definitiva, se trata de una película sencilla cuya mejor arma es precisamente esa, la sencillez. A mí me encantó. Ideal para pasar un buen rato. Y ya sabéis que sólo tenéis que pasar por la biblioteca para poder disfrutarla. DVD PE 4600

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Philip Roth

El pasado martes, día 22, falleció en Manhattan a los 85 años de edad, el escritor Philip Roth. Por este motivo hemos reunido en un expositor, las novelas que del autor tenemos en la biblioteca.

El escritor, que nació en Newark, New Jersey en el año 1933 (escenario de buena parte de su dilatada obra), suma más de treinta títulos de ficción, además de un valioso conjunto de libros de ensayo y memorias personales. Entre los innumerables premios y distinciones que le han concedido, caben destacar el Prícipe de Asturias de las Letras o Man Booker Internacional a toda su carrera en 2011. La excepción fue el Nobel; la Academia Sueca no estuvo a la altura del gran novelista.

El escritor declaró que para él escribir entrañaba una entrega dolorosa. Su vida fue de principio a fin una aceptación de ese destino. Philip Roth encarnaba la idea del escritor total, y la dedicación a su oficio exigía de él, como en el caso de Kafka, una de sus influencias más conspicuas, una entrega sin fisuras, casi un sacrificio. Había en su manera de entender su vocación una actitud comparable a la de uno de sus novelistas más admirados, Dostoievski. Como él, se adentraba en los abismos de la condición humana sin calcular los riesgos. Su corpus novelístico, extraordinariamente sólido, incluye varias obras maestras.

Tras un debut que marcaba la aparición de un escritor excepcional, Goodbye, Columbus (1959), Roth inició una trayectoria fulgurante, que incluye más títulos imprescindibles de los que cabe señalar: El lamento de Portnoy (1969), probablemente la exploración más tormentosa y radical de la sexualidad masculina que se haya llevado a cabo jamás; la heptalogía centrada en torno a la figura de su alter ego literario, Nathan Zuckerman, en la que explora en profundidad qué significa ser escritor. Aunque la mayor parte de su obra se movió dentro de los parámetros de una concepción realista de la ficción, en algunas novelas, como La contravida (1986), experimentó con las posibilidades de la narrativa, buscando nuevas formas de expresión. Otros títulos fundamentales de su canon son Operación Shylock (1993) y El teatro de Sabbath (1995). Su exploración de lo que significa ser judío en los Estados Unidos, una de sus preocupaciones centrales, le valió tantos rechazos como adhesiones. A finales del siglo XX, la marcha triunfal de su escritura continuó con obras como Pastoral americana, Me casé con un comunista y, ya en el tercer milenio, La mancha humana.

Roth dirigió la mirada hacia lacras que aquejan tanto al individuo como a la sociedad estadounidense contemporánea. A esta fase corresponden El animal moribundo, La conjura contra América, Elegía (cuya adaptación al cine también está disponible en la biblioteca) , Sale el espectro, que pone punto final a la saga de Zuckerman, Indignación, Humillación y Némesis. Publicadas casi a razón de una por año, el torrente creativo de Roth echa por tierra la idea del escritor que entra en declive en las décadas finales de su vida.

Tan importantes como sus novelas son sus obras de no ficción, entre las que destacan Los hechos (1988) y Patrimonio (1991). En conversación con David Remnick, director del New Yorker, tratando de explicar la energía interior que lo guiaba, señaló: “No sé adónde voy con esto, pero no puedo parar. Es así de sencillo”. No obstante, el momento de parar llegó. Tras la publicación de Némesis(2010), Philip Roth anunció al mundo que dejaba para siempre la escritura.

La muerte de Philip Roth deja un vacío que no será fácil cubrir, porque, con él no desaparece un autor, sino toda una manera de entender la literatura.

(Fuente: https://elpais.com/cultura/2018/05/23/actualidad/1527093625_855231.html)

Para saber más:

Cinco novelas imprescindibles de Philip Roth: https://elpais.com/cultura/2018/05/23/actualidad/1527052542_380178.html

LIBROS DE PHILIP ROTH EN LA BIBLIOTECA MIGUEL DE CERVANTES

Deja un comentario

Archivado bajo Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Yo, Daniel Blake

La pasada semana se fallaron los premios de uno de los festivales de cine más mediáticos del mundo, así como el más importante en términos de proyección internacional; el Festival de Cine de Cannes. Su vocación fundacional sigue viva después de setenta y una ediciones en dar a conocer y respaldar obras de calidad para fomentar la evolución del cine, favorecer el desarrollo de la industria  en el mundo y proyectar el séptimo arte a nivel internacional.

Una de las películas que se han alzado con el galardón más importante de éste festival, la Palma de Oro, es la que quiero reseñar hoy, se trata de “Yo Daniel Blake”, que compitió en la edición de 2016. Es la quintaesencia de Ken Loach, veterano director británico que con esta película tiene el poder de arrastrarnos a un intenso choque emocional.

Por primera vez en su vida, y víctima de problemas cardiacos, Daniel Blake, carpintero inglés de 59 años, se ve obligado a acudir a las ayudas sociales. Sin embargo, a pesar de que el médico le ha prohibido trabajar, la administración le obliga a buscar empleo si no desea recibir una sanción que le anularía las ayudas de las que vive. En el transcurso de sus citas al Job Center, Daniel se cruza con Katie, una madre soltera con dos niños que tuvo que aceptar un alojamiento a 450 km. de su ciudad para evitar que la enviaran a un hogar de acogida. Prisioneros de la maraña de aberraciones administrativas actuales en Gran Bretaña, Daniel y Rachel intentarán ayudarse mutuamente.

La película pone de manifiesto el fenómeno burocrático, todo el monstruoso entramado de las conocidas como sociedades del bienestar, espantoso tinglado formado por asistencia social, oficinas de empleo, cursos, subsidios, paro, pleitos, apelaciones y demás papeleo limosnero. Mil formas de persuasión, trabas y obstáculos constantes, de apariencia inofensiva y de crueldad inusitada. Está impregnada del espíritu de denuncia social que caracteriza el trabajo de Loach.

El éxito de la cinta es también debido al impecable guion de Paul Laverty. En esta ocasión, su argumento nos sitúa frente a los derechos sociales de una ciudadanía de la que el Estado, autodenominado liberal, se defiende como gato panza arriba. Daniel Blake es un empleado modélico, de los de antes. De aquellos que nunca enfermaron, ni llegaron tarde a su trabajo ni un solo día. Que después de un accidente laboral, quisiera reincorporarse, pero razones médicas lo impiden.

Y allí se acaba la lógica. No la de la obra, sino la del mundo en que vivimos, fielmente retratado en la película. Comienzan los talleres para parados que si no se cursan, le supondrán el desahucio. Cursillos que preparan para puestos inexistentes, pero cubren la necesidad del organismo público que así acredita exigir algo al parado a cambio de su prestación.

La coprotagonista ilustra las dificultades especialmente intensas para las familias de un solo cónyuge, el vaciado del centro de las ciudades por la especulación inmobiliaria, que aboca a vivir lejos del lugar donde se disponen los servicios comunes, … Es decir, “Yo Daniel Blake” ahonda en las contradicciones de nuestro sistema, en las víctimas que crea y en la terquedad con que se ceba en estas.

Todas estas miserias nos la cuenta Ken Loach de forma cruda, con un realismo apabullante, a través de las vidas de dos personas anónimas que comparten las desgracias de un sistema económico deshumanizado. Como todas sus películas ésta es lenta y minuciosa, reflejando detalles que podrían parecernos inútiles pero que nos sumergen cada vez más en los personajes, haciéndonos empatizar con ellos.

Habitualmente se dice que las películas de Loach dejan mensaje. Esta en particular, no sólo nos lo deja, sino que además nos llama a la acción a  preocuparnos por ese submundo para muchos de nosotros inexistente, a hacernos reflexionar sobre lo mal que lo pueden estar pasando muchas personas, incluso de nuestro entorno. En definitiva, a hacernos más humanos.

Denuncia social, canto a la bondad humana, y 100 minutos de sentimientos a flor de piel para  conmovernos y darnos ese empujón de salir del cine queriendo hacer mejor las cosas y con otra perspectiva. Altamente recomendable y necesaria de vez en cuando.

Y como ya sabes, para disfrutar de ella, nada tan fácil como pasar por la biblioteca y llevártela a casa: DVD PE 4605

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Novedades literarias

novedades primavera

Estamos de enhorabuena. Como todas las primaveras, ya están disponibles las novedades de libros para adultos. En esta ocasión tenemos  a nuestro flamante paisano, Javier Castillo, con las dos novelas que le han dado fama, El día que se perdió la cordura y El día que se perdió el amor. Sin olvidarnos de otro paisano nuestro, Manuel Arias Maldonado y su último libro, Antropoceno, con el que  mantuvimos un encuentro hace poco en la biblioteca, y de Juan Jesús Díaz Ariza, con su maravillosa Las peripecias del viajero errante.

También contamos con Adiós muchachos, del último Premio Cervantes, Sergio Ramírez. Las últimas novelas de Kiko Amat, Agustín Fernández Mallo, María Dueñas, Antonio Muñoz Molina, Mario Vargas LLosa, Eduardo Mendicutti, Ignacio Martínez de Pisón.. Cada día es del ladrón y Ciudad abierta, del escritor de origen nigeriano, Teju Cole.

El último premio Goncourt, El orden del día de Éric Viullard, o el Booker Prize, A la deriva de Penélope Fitzgerald. A James Rhodes, quien ya sorprendió a todos con Instrumental, y que este verano nos visitará en el Marenostrum Music Castle Park,  con Fugas.

Libros de y para mujeres, como los manifiestos feministas de Chimamanda Ngozi Adichie: Todos deberíamos ser feministas y Querida Ijawele: o cómo educar en el feminismo, los diarios de Laura Freixas, Las indómitas de Elena Ponatowska, o Mujeres y poder de Mary Beard.

Que nos llevan a otras culturas como Madre de leche y miel de Najat El Hachmi y Pequeño país de Gaël Faye; biografías como la  de las hermanas Bronte y Edna O’Brien; libros feel-good, como las novelas de Màxim Huerta. Grandes narradores europeos del siglo XX, como Irene Nemerowsky, Sándor Márai y Stefan Zweig, que nos ayudarán a entender un poco más la idiosincrasia del viejo continente;  Doris Lessing, con Alfred y Emily, y Mirceau Castarescu con Solenoide; apuestas diferentes como El club de los mentirosos de Mary Karr, No sabes lo que me cuesta escribir esto de Olivia Rueda, Papá se ha ido de caza de Penélope Mortimer, o Un debut en la vida de Anita Brookner. Historia, Politica, Filosofía, Alimentación, Salud… En fin, lo mejor es que lo veas tú mismo a continuación.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – Terráneo

Marino Amodio y Vincenzo del Vecchio ganaron con este libro el VI Premio Internacional de Álbum Ilustrado 2017.

 

Bienvenidos a Terráneo, una isla en la que habitan distintos pueblos, cada uno con una trayectoria y cultura propia, aunque todos unidos por ese trozo de tierra que habitan, por la que han viajado de una ciudad a otra, llevando y recogiendo distintas tradiciones que a veces incorporan a las propias. Más allá de los mares y océanos con los que limita hay otros pueblos, a veces se relacionan, aunque mucho menos que con los de su propia isla, lo cual por otro lado parece lógico ¿verdad?

Si la semana pasada hablábamos de Europa y de nuestra pertenencia a ella, hoy vamos a echar un vistazo a otros continentes no europeos con los que, oh!, sorpresa, tenemos también muchas cosas en común.

 

Terrénao no es otra cosa que el Mediterráneo convertido en isla. El mar por el que llegaron los fenicios y fundaron Malaka (fenicia, cartaginesa, romana, germánica, islámica…). Málaga es una de las ciudades más antiguas de Europa. Curioso, una de las más antiguas y su origen no es europeo.

Este libro nos ayuda a ver y entender por qué no hay que limitarse a las fronteras, si no tener la mente abierta y pensar: ¿con qué otras culturas tenemos semejanzas? ¿Nos parecemos más a los vecinos mediterráneos o a los nórdicos? ¿Qué conservamos de esas otras civilizaciones que forman parte de Asia o África?

Lo tenéis disponible en la Biblioteca Miguel de Cervantes con la signatura I-3 AMO ter.

Feliz fin de semana a todos.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – El ciudadano ilustre

Esta semana quiero reseñar una película de las que son poco habituales, de esas que cuando las ves no te dejan indiferente. Se trata de “El ciudadano ilustre”,  una película argentina del tándem Gastón Duprat y Mariano Cohn y que fue premiada en el Festival de Venecia como mejor película en la edición de 2016, además de otros muchos premios. Y es que los argentinos han demostrado ya sobradamente que saben hacer cine.

La película posee un humor negro implacable que te zarandea desde lo más profundo. “El ciudadano ilustre” es un escritor argentino que vive hace tiempo en Europa y gana el premio Nobel. A partir de ese momento empieza a recibir invitaciones de todo el mundo que rechaza sin pensar, pero entre ellas hay una que le llama la atención: la de su pequeño pueblo natal, que lo quiere homenajear. Aunque dice que lo único que ha hecho en su vida ha sido escapar de ese insignificante villorrio, él cree que esa es la oportunidad de superar un bloqueo creativo y decide aceptar. Pero su regreso no irá tan bien como  esperaba y la expresión “Nadie es profeta en su tierra” se hará presente. Después de ser recibido como un héroe, pronto pasará a convertirse en villano al emerger las envidias, las viejas rencillas y reproches que llevan acumulándose en el interior de todos durante los años de su ausencia en el pueblo.

“El ciudadano ilustre” posee un guion brillante y redondo, con diálogos inteligentes y punzantes, con una descripción muy certera tanto de personajes como de situaciones, manejando con pericia el equilibrio entre la comedia absurda con la profundidad temática y con un trasfondo de reflexiones severas sobre la vida y la muerte. Es una comedia amarga sobre la condición humana y sus miserias, sobre la dificultad de reconciliarse con el pasado e incluso sobre la corrupción que provoca la idiotez en nuestra sociedad.

En cuanto al protagonista, Oscar Martínez en el papel de Daniel Mantovani, creo que es uno de los mejores actores del panorama actual Argentino. Ya dio muestras de ello con sus magníficas  interpretaciones  en Relatos Salvajes o en Capitán Kóblic.

Una historia muy bien narrada, sin fisuras en el guion, con brillantes actuaciones y con una trama que atrapa de principio a fin. Sin embargo, lo que hace de “El ciudadano ilustre” una película realmente interesante es su habilidad para cargar contra toda la negatividad y la ira que lleva por dentro el ser humano sin que por ello tenga que pagar el peaje de resultar cargante. Uno de los puntos fuertes de la cinta es el de plasmar el pueblo de manera que el espectador nunca esté seguro de lo que va a venir a continuación. La cercanía que despiertan algunos ciudadanos contrasta con el rechazo a lo foráneo que muestran otros, pero ni siquiera los primeros tienen una actitud fácil de prever. Esta sensación de intriga, que irá tomando forma conforme avance la película, quizá sea el máximo acierto del film.

En ningún instante de sus dos horas de metraje dejas de sentir enorme curiosidad por los personajes que van apareciendo.

La obra es una verdadera inmersión en el comportamiento humano que, si bien toma un núcleo de personas pequeño, se convierte en universal cuando se acerca a sentimientos como  la envidia, los celos, la preponderancia social, incluso al reino de la estupidez, que a mucha gente le parece todo lo contrario y en realidad envuelve gran parte del comportamiento humano.

La película presenta lo que esperamos del buen cine argentino, unos personajes redondos, llenos de matices y de profundidad psicológica (que los actores, especialmente, Óscar Martínez, como Daniel y Daddy Brieva como Antonio, saben defender muy bien), así como interesantes reflexiones no solo sobre la literatura, sino también sobre los límites entre la realidad o la ficción o incluso sobre la inutilidad de volver sobre aquello que en el pasado rechazamos.

En definitiva, una compleja película sobre la condición humana y sus arduas relaciones. Altamente recomendable.

Y como siempre, podéis encontrarla en la biblioteca DVD PE 4551.

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – La idea de Europa

Asumir la responsabilidad de continua existencia de lo mejor de la cultura europea, respetar el código moral intelectual, preservar un ideal de la civilización: la idea de Europa.

El pasado 9 de mayo celebramos el Día de Europa, por eso mi propuesta para el día de hoy es un breve ensayo de George Steiner, La idea de Europa. Steiner trató de dar respuesta a la cuestión de si Europa es o no tan buena idea, y de cuál es realmente la importancia y la relevancia política del ideal europeo de civilización tal y como lo concebimos hoy, en esta conferencia pronunciada en la fundación del Nexus Institute en el año 2004.

La idea de Europa de Steiner está fundamentada en cinco axiomas: el café, el paisaje a escala humana y transitable, estas calles y plazas que llevan los nombres de los estadistas, científicos, artistas, escritores del pasado, nuestra doble ascendencia en Atenas y Jerusalén y, por último, esa aprensión de un capítulo final, de ese famoso crepúsculo hegeliano, que ensombreció la idea y la sustancia de Europa incluso en sus horas de mediodía. Veamos estos axiomas más en profundidad.

  1. Mientras haya cafés la «idea de Europa» tendrá contenido. Europa es ante todo un café repleto de gentes y palabras, donde se escribe poesía, conspira, filosofa y practica la civilizada tertulia, ese café que de Madrid a Viena, de San Petersburgo a París, de Berlín a Roma y de Praga a Lisboa es inseparable de las grandes empresas culturales, artísticas y políticas del Occidente, en cuyas mesas de madera y paredes tiznadas de humo nacieron todos los grandes sistemas filosóficos, los experimentos formales, las revoluciones ideológicas y estéticas.
  2. Europa ha sido y es paseada. Los hombres y mujeres europeos han caminado por sus mapas, de aldea en aldea, de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad. La mayoría de las veces, las distancias poseen una escala humana, pueden ser dominadas por el viajero a pie, por el peregrino a Compostela, por el promeneur, ya sea solitario, ya gregario. Hay trechos de terreno árido, intimidatorio; hay ciénagas; se elevan altas cumbres. Pero ninguna de estas cosas constituyen un obstáculo definitivo. Este hecho determinada una relación esencial entre la humanidad europea y su paisaje.
  3. Las  calles, las plazas recorridas a pie por los hombres, mujeres y niños europeos llevan nombres de estadistas, militares, poetas, artistas, compositores, científicos y filósofos, entre otros. El colegial europeo, los hombres y mujeres urbanos habitan literalmente en cámaras de resonancia de los logros históricos, intelectuales, artísticos y científicos. Un europeo culto queda atrapado en un in memoriam a la vez luminoso y asfixiante, en contraposición con Norteamerica, cuya ideología ha sido la del amanecer y la futuridad. El ambiguo peso del pretérito en la idea y sustancia de Europa tiene su origen en una primordial dualidad que da paso al cuarto axioma.
  4. La doble herencia de Atenas y Jerusalén. Esta relación a la vez conflictiva y sincrética, ha tenido parte en la discusión teológica, filosófica y política desde los Padres de la Iglesia hasta Lev Chestov, desde Pascal hasta Leo Strauss. Ser europeo es tratar de negociar, moralmente, intelectualmente y existencialmente los ideales y aseveraciones rivales, la praxis de la ciudad de Sócrates y de Isaías; es decir, de la razón y la fe. La «idea» de Europa es en realidad una historia en dos ciudades».  La herencia de Atenas. Las tres preeminentes dignidades del intelecto humano y de una sensibilidad configuradora – la música, las matemáticas y la metafísica – apoyan la afirmación de Shelley de que «todos somos griegos». Pero la herencia de Atenas va mucho más lejos. El vocabulario de nuestras teorías y conflictos políticos y sociales, de nuestro deporte y nuestra arquitectura, de nuestros modelos estéticos y ciencias naturales siguen estando saturadas de raíces griegas.  La herencia de Jerusalén: Apenas hay un nudo vital en la textura de la existencia  occidental, de la conciencia que tienen de sí mismos los hombres y las mujeres occidentales (y por consiguiente americanos) que no haya sido tocado por la herencia de lo hebraico. El desafío monoteísta, la definición de nuestra humanidad en diálogo con lo trascendente, el concepto de un Libro supremo, la idea de la ley como algo inseparable de unos mandamientos morales, nuestro mismo sentido de la historia como un tiempo orientado a un propósito, tienen su origen en la singularidad y dispersión, tan enigmáticas, de Israel.
  5. El quinto criterio es una autoconciencia escatológica, quizás la única en la conciencia europea: el pensamiento y la sensibilidad europeos han concebido un final más o menos trágico. Dos guerras mundiales, que fueron en realidad guerras civiles europeas, llevaron este presentimiento al paroxismo. Entre agosto de 1914 y mayo de 1945, desde Madrid hasta el Volga, desde el Ártico hasta Sicilia, se calcula que un centenar de millones de hombres, mujeres y niños perecieron a causa de la guerra, la hambruna, la deportación y la limpieza étnica. Europa Occidental y el occidente de Rusia se convirtieron en la casa de la muerte, en el escenario de una brutalidad sin precedentes, ya sea la de Auschwitz, ya la del Gulag. Más recientemente , el genocidio y la tortura han vuelto a los Balcanes. A la luz de estos hechos, la creencia en el final de la idea de Europa y sus moradas es casi una obligación moral.

Para terminar decir que Steiner, en contraposición a la globalización, reclama la identidad de Europa en su diversidad lingüística, cultural y social.

George Steiner (París, 1929), hijo de judíos vieneses, es uno de los más reconocidos estudiosos de la cultura europea y ha ejercido la docencia en las universidades americanas de Stanford, Nueva York y Princenton, aunque su carrera académica se ha desarrollado principalmente en Ginebra e Inglaterra. Lector voraz en todas las lenguas europeas cultas, y ciudadano igualmente desenvuelto en la filosofía como en la historia, la literatura, las artes. Su figura encarna la de un humanista europeo moderno, en la gran tradición de Erasmo, Voltaire, Goethe y Montaigne. Entre sus libros cabe destacar Tolstoi o Dostoievski, La muerte de la tragedia, Lenguaje y silencio, Después de Babel, Antígonas o Gramáticas de la creación, entre otros.

Este libro forma parte de una Mesa temática que hemos creado con motivo del Día de Europa. Entre otros, puedes encontrar los siguienteslibros:

Ficha bibliográfica:

Autor: George Steiner

Título: La idea de Europa

Editorial: Siruela

Fecha de publicación: 2005

Páginas: 80 p.

Signatura: 323 STE ide

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized