Archivo mensual: octubre 2016

RECOLECTURAS – Hombres buenos

hombres-buenos

«En España, en tiempos de oscuridad, siempre hubo hombres buenos que, orientados por la Razón, lucharon por traer a sus compatriotas las luces y el progreso. Y no faltaron quienes intentaban impedirlo.»

Seguro que para este día esperabais algo terrorífico, sin embargo hoy he querido aportar algo de luz a la noche más sombría del año. Para ser justos, yo no voy a aportar la luz, sino los enciclopedistas del siglo XVIII que con una vasta obra de 28 volúmenes, a través de la razón y de la ciencia, aportaron claridad frente al  oscurantismo de una sociedad regida por una religión inquisitorial y una monarquía absoluta.

Estamos a finales del S. XVIII, dos académicos de la Real Academia Española, el bibliotecario don Hermógenes de Molina y el almirante don Pedro Zárate, reciben el encargo de viajar a París para comprar la L’Encyclopédie o Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers, editada entre los años 1751 y 1772 bajo la dirección de Diderot y D’Alembert. Dicha obra está prohibida en España pero, gracias a que en aquella época reina Carlos III, “el mejor alcalde de Madrid” y Rey ilustrado, obtienen el permiso para comprarla y así enriquecer tan ilustre institución.

Tan encomiable encargo tiene desde el principio muchos obstáculos, empezando por los propios compañeros de los académicos, algunos de los cuales no ven con buenos ojos que la enciclopedia forme parte de la “real biblioteca”. Dos de ellos, Manuel Higueruela y Justo Sánchez Terrón, llegan demasiado lejos y se alían para entorpecer de todas las maneras posibles a nuestros protagonistas, contratando a un personaje de la más baja calaña, Pascual Raposo, que como una sombra seguirá a los académicos por esos mundos de Dios.

De la mano de estos “hombres buenos” transitaremos por caminos de ventas e incómodas posadas, viviremos aventuras de diversa índole, como cuando son atacados por bandoleros, y conoceremos de primera mano el París prerrevolucionario con sus cafés, salones y tertulias filosóficas; incluso presenciaremos un duelo con el brigadier don Pedro Zárate entre los duelistas. Una vida muy libertina en comparación con la España de rosario y pandereta, en la que circulan libros prohibidos, entre otros, los así llamados “libros filosóficos”, y que no son otra cosa que pornográficos.

Pérez Reverte toma un hecho histórico acaecido en la Real Academia para dar forma a una entretenidísima novela que rinde homenaje a la Ilustración: movimiento cultural e intelectual europeo surgido a finales del S. XVII y que estuvo vigente hasta el inicio de la Revolución francesa, cuya finalidad es disipar las tinieblas de la humanidad mediante las luces de la razón. Al siglo XVIII también se le conoce como el Siglo de las Luces.

Además de los personajes ficticios, que son el hilo conductor de la trama, Reverte incorpora a personajes reales, tales como los mismísimos enciclopedistas D’Alambert y Diderot, así como, Margarita Dancenis, más conocida como Margot, a los que nuestros protagonistas tienen el placer de conocer en París y conversar con ellos sobre razón, ciencia y progreso. Estos diálogos están inspirados según el propio Reverte en conceptos de Diderot, Rousseau, Voltaire, Moratín. “He transformado sus textos en diálogos para mis personajes. Así que en ellos, por su boca, hablan realmente los clásicos del XVIII” (ver entrevista completa) y, bajo mi punto de vista, de lo más interesante de la novela.

Otra de las cosas que más me ha gustado es el personaje del abate Bringas que hace de guía de los académicos por aquel París de la época. De tosco aspecto y maneras, aunque de ideas muy cercanas a don Pedro Zárate, no deja pasar la ocasión para arremeter contra la alta sociedad parisina y quiénes les gobiernan, y predice y desea un baño de sangre como única forma de instaurar las ideas de la Ilustración (previendo la próxima Revolución francesa), frente a los que opinan que la única manera de instruir al pueblo es a través de los libros. Este personaje está inspirado en el abate Marchena, exiliado en Francia tras huir de la inquisición y gran admirador de Rousseau y Voltaire.

Por último decir que me ha parecido muy original el hecho de que Pérez Reverte nos vaya contando a lo largo del libro cómo se enfrenta a la historia y de qué manera se ha documentado (realizando incluso el mismo trayecto que sus protagonistas). Para ello consulta libros y mapas de la época, y se entrevista con historiadores y académicos, tales como, Carmen Iglesias y Francisco Rico, por cierto con bastante mala prensa entre sus compañeros, y libreros de viejo, tanto en Madrid como en París.

Por mi profesión de bibliotecaria me ha gustado especialmente las visitas de los protagonistas a las librerías y bibliotecas particulares de París, en su periplo por encontrar una primera edición de la Enciclopedia, casi inexistente y altamente demandada; y el conocer un poquito más el mundo de los académicos en su afán por limpiar, fijar y dar esplendor a nuestra madre lengua.

Para terminar os dejo con un párrafo extraído de la Enciclopedia y que suscribo totalmente:

Son los hombres inspirados los que iluminan al pueblo, y los fanáticos quienes lo extravían. Pero el freno que debe oponerse a los excesos de estos últimos no debe, en absoluto, coartar la libertad tan necesaria a la verdadera Filosofía.

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETAS – ENTREsombras

Creo que lo he dicho ya un montón de veces, pero lo repito sin complejo ninguno: soy bastante miedica. Sin embargo, no me importa leer de vez en cuando algo de terror si está bien escrito. Y llegadas estas fechas, en las que no paro de ver carteles anunciando la celebración de Hallowen, he buscado un buen libro de miedo para recomendároslo y que vayáis entrando en materia.

entresombras

Entresombras es una serie que me ha enganchado bastante, éste que os traigo hoy es el primero de los cuatro que la componen. Aquí conocemos a Mateo, un niño normal y corriente, al que le gusta coleccionar llaves y colarse en la chatarrería de Fu Manchú e imaginar carreras en el Cintroen DS que le sirve de escondite y guarida. Todo cambia el día que un extraño circo visita su pueblo, dentro de su desteñida carpa hay algo relacionado con los muertos y el más allá, una puerta que conecta ambos mundos. Aunque eso Mateo no lo sabrá hasta que se tope con ese mundo de golpe y porrazo (ya veréis por qué lo digo).

Allí contacta con la Resistencia, aunque más que contactar podría decirse que tiene la suerte de encontrarlos antes que a ningún otro muerto.

Componen la Resistencia: Brady Saco de Huesos, Hans Soga, Lobo y Betty Dientes. Rebeldes del Mundo Sombrío, juntos tendrán que apañárselas tanto en aquel mundo como en éste para salir airosos de los peligros con los que se encuentran y sobre todo para escapar del Abuelo Penumbras, alcalde de este otro mundo en el que el tiempo se ha detenido y a cuyo control pocas cosas escapan.

La historia engancha desde el minuto cero y te absorbe tanto que me he llevado más de un sobresalto cuando ha sonado el teléfono o un ruido más alto de los normal. Pero no es sólo una historia de miedo, con malvados y cadavéricos personajes, hay también buenas dosis de humor, Hans y Brady me han resultado especialmente divertidos y simpáticos, auténticos sinvergüenzas sin ningún tipo de miedo escénico. Betty por su parte es una niña bastante resolutiva y se ve que tiene una historia pasada muy interesante.

Pero ese es un misterio que no sabremos aún, igual que no sabremos que pasó con Lucas, el hermano de Mateo al que el Abuelo cree recordar de algo. Ni sabemos para qué sirve la llave dorada, aunque corta divinamente, ni qué ha pasado durante el tiempo que Mateo ha estado en el Mundo Sombrío. Y muchas más incógnitas que harán que busques inmediatamente el segundo libro de la serie.

Créedme, este libro se merece una película, Roberto Aliga ha escrito esta historia que no te puedes perder, sé valiente, supera tus miedos, mira las ilustraciones de Roger Olmos, al que no se le escapa un detalle y si te atreves…cruza la puerta, porque como dice el Abuelo Penumbras el mundo es maravilloso. Éste no, el otro.

Si tienes más de ocho años, o si eres tan valiente como alguien de ocho, buscadlo en las Biblotecas Miguel de Cervantes y Francisco de Quevedo y pasad un sombrío fin de semana.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones, Sección infantil

CINEMA PARADISO – El árbol de la vida

the_tree_of_life-567902094-large

Con Tres Nominaciones a los Oscar, Palma de Oro en el Festival de Cannes a la Mejor Película y varios premios y reconocimientos más, esta película tenía toda la apariencia de ser  buena y por tanto perfecta para recomendárosla. Si todo el mundo dice que es buena, ¿será buena, no?

Pues, uffff, no digo que no lo sea, pero difícil es un rato. La narración está continuamente salpicada de flashback, los diálogos son muy escasos, es más lo que hay que suponer que lo que nos cuentan. Suma a esto las escenas del universo, de la creación del mundo, de las células, los dinosaurios, los volcanes, desiertos y abismos. Y el agua y la luz como fuentes de vida. Sí, habéis leído bien, todos estos elementos aparecen en la cinta (aunque nada nos advierte sobre ello en la carátula), si bien con una calidad técnica y una belleza plástica inmejorable, son elementos totalmente inesperados que ocupan gran parte de la película, para mi gusto se podría decir lo mismo con un poco menos.

Esto es lo que dice la sinopsis:

La historia sigue la vida de Jack, a través de la inocencia de la infancia hasta la desilusión de sus años de madurez, en su intento de reconciliar la complicada relación con su padre (Brad Pitt). Jack (interpretado de adulto por Sean Penn) se siente como un alma perdida en el mundo moderno, en busca de respuestas sobre el origen y significado de la vida, a la vez que cuestiona la existencia de la fe.

Entiendo que Terrence Malick, el director, ha querido mostrar cómo los grandes dilemas del hombre, en este caso la relación con el progenitor y la búsqueda de sentido a su vida, puedan ser un reflejo de la relación con Dios (o la Fe, o la religión) y la búsqueda del sentido de la Vida. Y en esa relación, cómo lo que a cada uno le ocurre puede no ser más que una mota de polvo en la inmensidad del universo.

Pero claro, esta ha sido mi interpretación después de pensarlo bien, la reacción primera mientras la veía fue: apago y me acuesto. Aguanté y puedo decir que el mensaje es comprensible, pero la manera de exponerlo me ha resultado demasiado artificiosa. Lo que más me ha gustado: sin duda los conflictos emocionales y morales del protagonista en su etapa infantil, porque tengo un claro recuerdo de cómo viví yo mis primeros momentos de incomprensión hacia aquel Dios que todos me presentaban como bueno, pero al que yo no siempre veía justo.

Por supuesto, hay otros temas recogidos en esta película: nuestra relación con la naturaleza frente a la vida en las ciudades, la crueldad entre hermanos, la educación, los altibajos en  las relaciones familiares, el vacío en nuestra vida adulta… Y como veis ninguno es un tema fácil, sin embargo todos ellos son necesarios para mostrar la imagen que del alma humana tiene Malick, y que recojo de la reseña de  Adrián Massanet :

Terrence Malick, aunque siempre narra algunas de las más terribles negruras del alma del hombre común, tiene plena confianza en él, y no se cansa de esperar que lo mejor de él reemplace a lo peor y que seamos capaces de encontrar la belleza en el mundo que nos rodea y dejemos de revolcarnos en nuestras miserias.

No sé si también vosotros confiáis en el alma del hombre, ésta es sin duda una buena película para reflexionar sobre ello, podéis encontrarla en la Biblioteca Miguel de Cervantes con la signatura: DVD PE  3717.

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – El último encuentro

“Uno siempre conoce la verdad, la otra verdad, la verdad oculta tras las apariencias, tras las máscaras,

tras las distintas situaciones que nos presenta la vida.”

ultimo-encuentro

Dos antiguos amigos se encuentran tras cuarenta años para buscar la verdad respecto a lo que

ocurrió la última vez que se vieron.

Dicen que Sándor Márai es uno de los grandes escritores europeos del siglo XX, pero también dicen que sus novelas son repetitivas y no tan buenas como la publicidad o las editoriales quieren hacernos creer. Ante semejante panorama de admiradores y detractores, no nos queda otra que comprobarlo por nosotros mismos. No hay nada mejor que descubrir a un autor sin expectativas heredadas.

Esta novela en concreto es la historia tranquila de un recuerdo muy antiguo. Los hechos entorno a él no están claros para el protagonista, aunque en el fondo los intuye, igual que le pasa al lector. Si bien la primera parte nos narra la relación de amistad entre los dos hombres desde su ingreso en una escuela militar, la segunda parte es un monólogo de uno de ellos en el que analiza lo que ocurrió hasta llegar a la verdad, pero no una verdad universal, no la verdad del otro, su verdad.

Esta segunda parte es la que a muchos no les gusta, les cansa, se quedan esperando la otra versión, la verdad del amigo, pero éste calla. Total, cuarenta años después eso ya no importa, la amistad es lo que se juzga, la amistad franca basada en la honestidad, la cual es para Sándor Márai  el soporte ético fundamental e imprescindible para sobrellevar el peso de la vida.

Así que no esperéis una acalorada discusión entre antiguos amigos, ni un desenlace totalmente sorprendente, ni una revelación sublime. La búsqueda de la verdad es lo único importante y fundamental de este monólogo, no la verdad en sí.  Ésta junto con la amistad son los dos pilares de la novela. Aunque no puedo evitar hacer mención a la casa en la que ocurre el encuentro, la narración de sus espacios, la herencia ajada de su mobiliario, el devenir de sus estancias, hace que la casa sea casi un personaje más, al que conocemos desde fuera y por último en lo más profundo, en la sala íntima donde tendrá lugar el encuentro entre los dos amigos.

Personalmente creo que es un autor que merece la pena conocer. De esta novela en concreto podéis profundizar en otros aspectos interesantísimos en el blog de Liliana Costa.

Eso sí, después de leerla. La tenéis disponible en las tres Bibliotecas de Fuengirola.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

PIRULETRAS – Abezoo

ABZOO00_lara¡Atención niños y niñas,

abuelitos y abuelitas

este zoo abre sus puertas y comienzan las visitas!

Os iremos enseñando,

desde la A hasta la Z

diversos animalitos

que empiezan por estas letras…

De esta forma empieza este libro de gran formato que recorre nuestro alfabeto de la mano de un montón de simpáticos animales, doña Araña que teje sin parar, el Cerdito llorón, Trompín Bombero, doña Urraca Ladrona y muchos más.

Hace tiempo que no os traía un libro para los más jóvenes de la casa, y con rimas, con lo que les gusta a los pequeños la musicalidad.

Escrito por Carlos Reviejo y con ilustraciones de Javier Aramburu, este zoológico de letras y animales se estructura en dobles páginas, a la izquierda tenemos la letra en mayúsculas y a la derecha el poema y la ilustración.

Perfecto no solo para aprender o repasar el alfabeto, sino para disfrutar con lo que a cada uno de los protagonistas de los poemas le ocurre. Puede leerse desordenado, abriéndolo por cualquier página, eligiendo letras al azar, encontrándolas en los poemas, o disfrutando simplemente del texto, así porque sí.

1_4039_abezoo_3

Recomendado a partir de 3 años, lo tenéis disponible en la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RECOLECTURAS – Patria

9788490663196-2Hace tiempo que mataron al Txato, pero el tiempo se detiene muchas veces en un momento, una circunstancia trascendental en torno a la que acaba girando todo, lo que ocurre después de ese momento, pero también lo que ocurre antes. Como si todo en la vida hubiera sido orquestado para acabar o empezar con esa circunstancia. En esta novela, todo gira y se concierta en torno al asesinato del Txato de manos de un etarra.

Bittori, su mujer, visita el cementerio para hablar con él sentada sobre su tumba, le cuenta, le riñe, se sincera y con eso ordena sus pensamientos. Dicen que ETA ha anunciado el abandono de las armas y ella quiere volver a su pueblo, a su casa. Quiere poner un geranio en su balcón, entrar en el bar, pasear por sus calles y ver y que la vean. Quiere recuperar parte de lo que le han quitado. Y sobre todo quiere saber. Y perdonar.

Pero su pueblo es pequeño, existen rencillas, temores, ideas fuertemente arraigadas. Una tranquilidad tensa, fruto del miedo, del mejor no hables, mejor no sepas, mejor no cuestiones. Esto es lo que hay y si no te gusta, ya sabes lo que te espera.

Bittori vuelve a ese pueblo y todo lo que estaba callado vuelve a murmurarse hasta llegar a oídos de Miren, su antigua amiga, su mejor amiga. Y aunque han pasado muchas cosas y mucho tiempo desde que asesinaron al Txato, todo vuelve a revivirse, una y otra vez, porque el tiempo se quedó en ese momento. Y aquellas dos amigas no se miran, se evitan. Y cada una lleva su carga como puede, sin vacilar, sin miedo ahora, porque ya no tienen nada que perder. Porque lo que más querían, ambas lo perdieron: Bittori al Txato, Miren a Joxe Mari, un terrorista que cumple condena muy lejos de ella y además, y sobre todo, es su hijo.

Las casi seiscientas cincuenta páginas que ha escrito Fernando Aramburu se leen casi de un tirón y nos brindan un acercamiento al mundo de la lucha armada, los regímenes penitenciarios para los presos etarras, las divisiones ideológicas entre buenos y malos, las cuadrillas y herriko tabernas, el papel de la iglesia, los atentados, el acoso ideológico… Cosas que suenan a historias pasadas, a capítulos cerrados de nuestra historia más reciente. Y sin embargo no es así. Nada se supera enterrándolo, las cosas hay que sacarlas a la luz, quedan aún muchos cabos sueltos (quizás el que más duele a todos sea el del perdón). Y Aramburu nos los muestra sin tomar parte, esto ocurrió, esto es lo que pensaban unos y otros, estas son las cicatrices que han dejado. Y los hechos no son así porque los diga él, sino porque lo dicen los protagonistas, que son quienes tienen la palabra, no solo en forma de diálogos, sino también a través de un narrador imparcial que se coloca sabiamente del lado de cada uno de los personajes cuando es su turno o capítulo.

He dicho antes que esta novela apetece leerla de un tirón y tengo además la sensación de que haya sido escrita de igual forma, no recuerdo en qué entrevista leí que ésta es la novela que lleva queriendo escribir desde hace mucho tiempo, pero que hasta ahora no había podido. Sin duda sí que ha tenido tiempo para pensarla en profundidad, de ahí las frases estudiadas, cortas pero cargadas de significado; los saltos temporales, que nos van mostrando casi a la vez pasado y presente; cada uno de los personajes, reflejo de un colectivo pero profundamente individuales en su tragedia. El resultado es una novela que sin duda contribuirá a la derrota literaria de ETA, la cual, según palabras del propio Aramburu, sigue pendiente. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

PIRULETRAS – El rayo azul

rayo

Si empiezo a deciros que hoy os traigo una historia del descubrimiento del radio y el polonio, una biografía y un poco de historia europea, concretamente el período de finales del s.XIX en Polonia, seguramente penséis que lo que traigo no os va a interesar.

Pero sería una auténtica pena si dejáis de leer aquí, porque además de todo eso, el libro que hoy es recomiendo es la historia de una niña muy curiosa, la pequeña de cinco hermanos, que a pesar de ser parte de una familia de escasos medios, vivir en Varsovia cuando estaba ocupada por Rusia y habitar en un espacio reducido compartiendo casa con otras muchas personas, esta niña, Manya, llegó a ser la primera mujer en ganar un Premio Nobel, aunque no contenta con eso, ganó luego otro (en 1903 el Nobel de física y en 1911 el Nobel de química).

Igual por Manya no os suena, pero si digo Marie Curie, sí os sonará ¿no? La vida de esta científica es una auténtica historia de amor, a su familia, a su país, a la ciencia. Gracias al enorme esfuerzo familiar por superar las adversidades, ayudándose unos a otros y a su compromiso con la ciencia, trabajando en un cobertizo codo con codo con su marido, el físico Pierre Curie, llegó a descubrir el radio, que bien usado, puede ayudar a curar el cáncer.

Ève Curie, su hija, ya había publicado en 1937 una biografía de Marie Curie, de la cual Vicente Muñoz Puelles, el autor de este libro, extrae la información más relevante para ofrecer a los más jóvenes (o ya no tan jóvenes, como es mi caso) una entretenida y clara biografía de esta excepcional mujer. Que no os gustan las biografías, leedlo como una novela; que no os gusta la física ni la química, bueno, no es imprescindible para disfrutar de la historia, que nos traslada a la preciosa ciudad de Varsovia cuando está ocupada por Rusia y los polacos se dividen entre los que se sublevan por la fuerza y los que intentan pasar desapercibidos, sobreviviendo precariamente a la represión y preparándose en los campos del saber hasta que las circunstancias cambien. A este segundo grupo pertenece la familia Sklodowski, la de Manya/Marie Curie. Gracias a la historia de esta familia es como conoceremos aspectos de la ocupación y represión rusa en Varsovia, cómo los funcionarios polacos van siendo destituidos, el idioma prohibido, la educación severamente vigilada. Y gracias a Manya viajaremos a París, donde comenzará a llamarse a sí misma Marie y sabremos de sus estudios e investigaciones hasta llegar a ser catedrática en La Sorbona.

Después de leerte este libro de la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola, no dudes en buscar el resto de títulos de la colección Leer y Pensar de Anaya. No te arrepentirás. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones