Archivo de la etiqueta: Clint Eastwood

CINEMA PARADISO – El Francotirador

Normalmente elijo películas que me gustan a mí para llevar a casa y mi marido siempre me reprocha que no lleve nunca nada que le gusta a él. Touché.

Pues como obras son amores… esta semana traigo una de las películas que le gusta a él (bueno, a mí a pequeñas dosis también).

francotirador

Chris Kyle, cuyo sueño hasta poco antes de entrar en el ejército era ser cowboy, se convierte en miembro de los Navy Seal (la principal fuerza de operaciones del país), llegando a ser el francotirador más letal de los E.E.U.U. en la Guerra de Iraq. Esta es su historia: su ingreso en la marina, sus cuatro misiones y su vida familiar.

Dirigida por Clint Eastwood, esta película nos muestra a Chris Kyle, interpretado de maravilla por Bradley Cooper, como un personaje capaz de mantener la calma en los momentos de máxima tensión (y hay un par de ocasiones en los que también al espectador le falta el aliento), buen compañero, o buen perro pastor, como lo definió su padre porque era bueno para cuidar el rebaño; capaz de despertar ideales y valor, algo fundamental cuando se trata de salir a matar y que no te maten. Y aspectos fundamentales para crear la figura de un héroe, cuestionable para algunos, necesario para otros.

Pero una guerra es una guerra y los daños colaterales tienen más alcance del que pueda parecer. Así veremos muestras de valor, coraje, ideales, fuerza…Pero también el desánimo de quienes han dejado de creer en esos ideales y no ven la guerra más que como un absurdo, un horror, un infierno del que quieren escapar.

Chris dice que él no es de esos, se siente útil estando allí, su instinto de protección hacia su país y sus compañeros le hace sentirse responsable de las muertes  que se producen y con cada permiso a casa se siente mal, desubicado, no disfruta de su familia porque cree no estar protegiéndolos al no estar cumpliendo con su trabajo todo el tiempo. Sin descanso.

Os imaginaréis lo que opina su mujer, interpretada por Sienna Miller, que pasa de novia a esposa y madre sin tener con quien compartir tanto cambio, con un marido en la guerra que cuando vuelve a casa sólo busca noticias de lo que pasa allí y se indigna porque la gente haga vida normal cuando allí no hay vida normal posible.

Muy buena película de contrastes, de sentimientos, de guerra por supuesto, pero no sólo de las personas que están tras las armas, también de las que están a muchos kilómetros de distancia.

Tanto por la acción en la batalla, como por los períodos en casa, en familia y ayudando a los veteranos a superar muchas secuelas, la película te mantendrá pegado al sofá hasta los créditos finales, disparo de gracia último del director para rematar el guión.

Para verla sólo tienes que venir a la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola y buscarla entre las novedades cinematográficas, con la signatura DVD PE 4278. Y si quieres más películas así, consulta este enlace para ver las que puedes encontrar en las tres bibliotecas de Fuengirola:

https://www.juntadeandalucia.es/cultura/absys/abnopac/abnetcl.cgi/O22259/IDe7652b73/NT1

más información en:

Sensacine

Blogdecine

filmaffinity

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

invictus

Ya es de todos conocida la maestría del gran Clint Eastwood cuando se pone detrás de la cámara y siempre se espera mucho de él cuando se pone al frente de la realización de cualquier proyecto y en el caso de Invictus, Eastwood demuestra sobradamente que es un gran narrador al margen de que cuenta con un texto muy cinematográfico, unos actores especialmente entregados y una experiencia dilatada y más que solvente, por lo tanto el resultado está garantizado.

Construye una película bien contada de principio a fin, si bien no aborda con fuerza suficiente ni profundiza sobre el cambio político y social en Sudáfrica, escenario de la película.

Impresionante Morgan Freeman en uno de esos papeles que huelen a Oscar, de hecho nominado a mejor actor protagonista, junto a Matt Damon, nominado así mismo como mejor actor de reparto. Sin embargo, a pesar de las más que buenas actuaciones de sus protagonistas, a la película le falta algo para brillar con luz propia a la que nos tiene acostumbrados Eastwood., si bien es verdad que la película se mantiene por sí misma y en algunos momentos emociona.

invictus2

Quizás lo que de negativo se le puede achacar a la película es que pasa de puntillas sobre un tema que hubiese dado mucho más de sí, y probablemente era el momento de abordarlo más en profundidad, como ya he comentado, el cambio social y político de Sudáfrica.

Lo más elogiable sin lugar a dudas es el enorme trabajo de Morgan Freeman, un actor veterano, curtido y al parecer muy inspirado, que volcó todo su talento y esfuerzo durante mucho tiempo en lograr convertirse en un verdadero y creíble Nelson Mandela, tanto que da la  impresión de que la película estuviera hecha única y exclusivamente para lucimiento del actor pues acaba siendo la personalidad que más sobresale; algo que por otro lado, conociendo al gran personaje, no debería sorprender y que sin embargo sí que lo hace si viene de la mano de Eastwood.

Un Nelson Mandela que, tras ser liberado de su larguísima reclusión política se hace democráticamente  con el poder en Sudáfrica en un momento en que la segregación racial entre blancos y negros es total y muy peligrosa. Su único objetivo como presidente del país es lograr una cohesión pacífica, una unión social que se vislumbra prácticamente  imposible pero que, gracias a su habilidad y a saber ganarse a los demás, intenta conseguir a través del deporte, en concreto a los Springboks, que es como se conoce a la selección nacional de rugby de Sudáfrica.

invictus3

“El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar, el poder de unir a la gente de un modo que pocos consiguen” – Nelson Mandela.

Con la responsabilidad de celebrar el mundial de naciones, Mandela encuentra en la pasión por el deporte el camino épico para que el pueblo recupere la ilusión y se limen las asperezas. Para ello cuenta con la inestimable ayuda del capitán de la selección, interpretado por Matt Damon al que le insufla con el valor de la victoria como verdadero camino para lograr esa esperada unión.

invictus4

En la película, Mandela acude a Pienaar para que lleve a su equipo a lo más alto, citando un poema que, para él, fue fuente de inspiración y fortaleza durante sus años en prisión. Más adelante se desvela que el poema es “Invictus” de William Ernest Henley. La traducción del título sería “invicto”, que, según Eastwood, “no representa ningún elemento característico de la historia. Según transcurre la película, adquiere un significado más amplio”.

invictus5

“Se trata de una importante historia acerca de un acontecimiento asombroso que muy pocos conocen”, señala Freeman. “No puedo recordar ningún momento histórico en el que una nación se uniera de forma tan repentina y tan absoluta. Estaba orgulloso de tener la oportunidad de contar esta historia y cuando tienes la oportunidad de contarla con las aptitudes de Clint Eastwood…es algo que debes hacer”.

“La historia tiene lugar en un momento crítico de la presidencia de Mandela. Creo que fue muy inteligente al valerse del deporte para reconciliar a su país. Sabe que debe volver a unir a todos para encontrar un modo de apelar a su orgullo nacional, algo, quizá lo único, que tenían en común en ese momento. Sabe que, a la larga, blancos y negros tendrán que trabajar juntos, como un equipo, o el país no prosperará, de manera que muestra mucha creatividad usando un equipo deportivo como un medio para lograr un fin”, señala Eastwood.

Ese fin es el sueño de Mandela de una “nación multicolor”, empezando con los colores verde y oro de los Springboks. Por supuesto, el plan del Presidente comporta ciertos riesgos. En medio de una desalentadora crisis socioeconómica, incluso sus asesores más cercanos se cuestionan por qué se centra en algo tan aparentemente insignificante como el rugby. Muchos se preguntan cómo puede apoyar a los Springboks, especialmente en un momento en el que los sudafricanos negros quieren erradicar permanentemente el nombre y el emblema que han despreciado durante mucho tiempo como símbolo del apartheid. Sin embargo, Mandela tiene la precaución de reconocer que eliminar el querido equipo de rugby de los sudafricanos blancos sólo aumentará las diferencias entre las razas, hasta tal punto que dichas diferencias nunca se podrán salvar.

invictus6

Para ver la historia con cierta perspectiva, John Carlin, autor del libro El Factor Humano, en el que se basa la película, explica, “Lo que hay que entender es que, a los sudafricanos negros, la camiseta verde de los Springboks les recordaba intensamente el apartheid. Odiaban esa camiseta porque simbolizaba, tanto como cualquier otra cosa, las tremendas humillaciones a las que estuvieron sometidos. La habilidad de Mandela fue reconocer que ese símbolo de división y odio se podía transformar en un poderoso instrumento de unidad nacional”.

“Mandela comprendió que tenía una oportunidad perfecta para dirigirse a la parte del electorado que no le había votado…que, en verdad, le temía. Los sudafricanos blancos eran fieles seguidores de los Springboks, así que usar el foro de la Copa del Mundo era perfecto. No se trataba sólo de un partido, sino del hecho de que Mandela aprovechó un equipo que los sudafricanos negros odiaban y, con fuerza de voluntad, prácticamente arrastró a todos a ser seguidores del equipo”, añade Anthony Peckham.

Como curiosidad, “Invictus” se rodó totalmente en exteriores en las ciudades de Cape Town y Johannesburgo, Sudáfrica, y sus alrededores, es decir los escenarios naturales de la historia que relata.

En definitiva se trata de una película de la que se pueden sacar muchas conclusiones y con unas interpretaciones magistrales entre las que destaca como no, la de Morgan Freeman.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

Normalmente cerramos las semanas viendo buenas películas, ¿Qué tal si las empezamos también con buen cine?

 LOS PUENTES DE MADISON

puentes

 

 

Esta semana ha cumplido años (84) uno de los mejores cineastas de nuestro tiempo, Clint Eastwood. Gran actor y mejor director. Es un gran maestro, un artesano de la vieja escuela que da mucho más de si detrás de la cámara que delante de ella. Posee una sensibilidad mágica para hacer creer lo increíble y emocionarnos saboreando la técnica cinematográfica en toda su magnificencia.

Quiero recomendar esta película como homenaje a él, en la que además de protagonizar, ha dirigido una obra maestra y un canto al amor. En su palmarés encontramos títulos impresionantes como “Sin Perdón”, pero creo que con ésta película supo estar a la altura de los más grandes y hoy día está considerada todo un homenaje al más viejo sentimiento del hombre, el amor.

Es maravillosa de principio a fin, es estremecedora. El amor traspasa la pantalla lentamente, en silencio, de manera sutil como una lluvia fina que te va mojando poco a poco y sin darte cuenta acabas calado hasta los huesos.

A pesar de ser un drama y de que un nudo en la garganta permanezca incluso tras los títulos de crédito, el mensaje es esperanzador, es un canto a la vida… al amor.

No hay nada muy espectacular, ni grandes escenas amorosas, ni siquiera un ritmo ágil. Es la sensible dirección de Eastwood la que vuelve a dar sentido a aquella expresión de “menos es más”. Algo tan sencillo como el rostro de ella sintiéndose admirada y deseada cuando él la está fotografiando en los puentes, es algo mucho más elocuente que una escena de amor explícita en primera plana. O la mano indecisa sobre la manecilla de la puerta del coche, que roza lo prodigioso en cuanto a contención estilística y desgarro emocional. Toda la película está cuidada hasta el extremo, dejando sin embargo, que el talento de los actores, el propio Eastwood y Meryl Streep, hable por sí mismo, sin más excusa argumental que el milagro de un amor correspondido en el atardecer de la vida, en el momento más inesperado, cuando ya se ha tirado la toalla para replegarse en la comodidad de una existencia sin sobresaltos.

Y aunque solo sea por eso, vale la pena…..verla y enamorarse.

La podéis encontrar como siempre en nuestra biblioteca, en DVD PE 3178.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones