Archivo de la etiqueta: Adicciones

CINEMA PARADISO – Shame

shame

Hoy os traigo una producción británica de 2011, Shame, del director Steve McQueen.

Según el  Collins Dictionary, Shame  es un sentimiento incómodo que tienes cuando haces cosas equivocadas o vergonzosas. Este es quizás el sentimiento que tiene nuestro protagonista, inconmensurable Michael Fassbender, en el papel de Brandon, un joven de treinta y tantos obsesionado con el sexo. Veamos la escena inicial, una de las mejores, tal vez la mejor, para que vayáis abriendo boca:

Brandon Sullivan vive y trabaja en Nueva York y, como dijimos anteriormente, es un adicto al sexo. Tiene todo para ser feliz: un buen trabajo, un físico portentoso…, y sin embargo, no lo es. Su obsesión por el sexo le condiciona enormemente, es incapaz de tener relaciones continuadas y de comprometerse. Busca satisfacer este deseo en cualquier momento y lugar, estableciendo encuentros fortuitos en bares, visionando pornografía, contratando prostitutas, a través del onanismo… Su vida gira por, y para el sexo, cualquier mujer puede ser  potencialmente una presa y, gracias a que tiene un físico espectacular, no tiene problema para ello. En este punto me planteo una cuestión: ¿Es el físico un condicionante positivo o negativo para su adicción? Me explico, ¿El ser tan atractivo le facilita su adicción? ¿Sería más sencillo si no lo fuera? Supongo que el adicto es igualmente adicto independientemente de su físico, pero creo que en este caso su físico le ayuda a satisfacer su adicción, igual que un cocainómano con dinero lo tiene más fácil que uno sin. Lejos de disfrutar de su adicción, el sentimiento de culpa lo arrastra a una vorágine sin salida, se encuentra enfrascado en su enfermedad.

El caso es que la vida de Brandon se ve alterada cuando entra en escena su hermana Sissy, interpretada magistralmente por Carey Mulligan, actriz que tuvimos en esta sección  la semana pasada y, que por cierto, nos encanta. Sissy tiene problemas, es emocionalmente inestable, aún más si cabe que su hermano, y la relación entre ellos no es sana. El hecho de que aparezca en escena, y que en cierto modo “tenga que hacerse cargo de ella”, papel que por cierto no le gusta nada, hace que se replantee algunas cosas de su vida, como la posibilidad de mantener una relación más estable con una compañera de trabajo. Una de las escenas que más me gusta de la película es la de Sissy interpretando New York, New York. Aquí la podéis ver.

La relación entre ellos es extraña, con algunas escenas que crean confusión y que incluso te incitan a pensar en relaciones incestuosas. Creo que en su entorno familiar, y en el ambiente en que se criaron, está la clave de sus complejas e inestables personalidades. Personajes atormentados y dolientes.

La película es perturbadora, claustrofóbica, sientes el sufrimiento del protagonista e incluso empatizas con él, yo de hecho empaticé tanto que no me hubiera importado ser la chica del metro, pero para irme con él claro. Bromas a parte, Michael Fassbender, está espectacular; no obstante, por esta interpretación se llevó la Copa Volpi al mejor actor en el Festival de Venecia  y fue nominado en multitud de festivales. Creo que este papel estaba escrito para él, de otro modo la película no funcionaría igual. Para Steve McQueen, Fassbender es su actor fetiche, con el que ya trabajó en Hunger, y posteriormente en 12 años de esclavitud. Mencionar también la magnífica banda sonora a cargo de Harry Escott.

Como habréis notado soy super fan de este actor, al que descubrí hace mucho tiempo ya. Quitando lo que salta a la vista, que es evidente, es un actorazo. Me sorprende su manera de transformarse, de meterse en el personaje. En el biopic de Steve Jobs está que lo borda, y muchos expertos opinan que huele a Oscar, y cierto, este chico se lo merece. En este caso además la réplica se lo da una magnífica actriz, que también está entre mis favoritas.

Chicas, desde aquí os hago un llamamiento, la película es muy buena, pero creedme, sólo por ver a Michael merece la pena, sino mirad esta foto:

Como sabéis, la función de un blog es aportar algo diferente, una mirada distinta. Copiar y pegar de otros blogs no tiene sentido y, si además no citas las fuentes, me parece una falta de respeto para el autor de la entrada que ha invertido su tiempo en ella. Por ese motivo, como no soy experta en cine y quizás mi entrada adolezca de aspectos más técnicos, os invito a que visitéis otros blog, como por ejemplo, la entrada que sobre esta película se hizo en blogdecine.com.

Esta película la tenéis en las tres bibliotecas de Fuengirola, y si os gusta Fassbender tanto como a mí, hay muchas más películas de él Así que ya sabes, pásate por nuestras bibliotecas y disfruta del buen cine.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

Dejar de fumarHoy en nuestra sección os recomendamos un libro, novedad en la biblioteca, para todas aquellas personas que con el comienzo del año han decidido dejar de fumar “Y un día dejé de fumar” de Ricardo Artola.

«Me llamo Ricardo, tengo cincuenta años y soy adicto al tabaco. A pesar de ser adicto, he dejado de fumar recientemente. Y lo he conseguido sin esfuerzo». Así empieza este libro sincero en el que su autor, un hombre de a pie como la mayoría de los lectores, nos cuenta su historia con el tabaco; una historia que empieza con treinta cigarrillos al día y termina en una nueva vida de bienestar sin cambios de humor insoportables, ni pensamientos obsesivos ni una alimentación compulsiva. Y por supuesto sin engordar. En estas páginas no hay mentiras pero sí consejos; no hay lecciones, pero sí experiencias; no hay sorpresas pero sí decisión y muchas ganas. Porque «nadie sabe más del vicio de fumar que un fumador», este testimonio le ayudará más que muchos manuales y terapias, al menos a saber que no solo se puede intentar abandonar el tabaco, sino que llega un día en el que se logra. Y algo más: que dejar de fumar no es dejar de vivir. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones