Archivo de la etiqueta: Londres

RECOLECTURAS – El relojero de la Puerta del Sol

Hoy en nuestra sección el último Premio Andalucía de la Crítica, El relojero de la puerta del sol de Emilio Lara.

El escritor jienense nos trae la historia del español José Rodríguez Losada desde su pueblo natal Iruela, León, hasta el Londres de la época victoriana, donde se hizo un relojero de prestigio y consiguió fama internacional. Para llegar hasta ahí tuvo que pasar enormes penurias y vicisitudes.

De origen muy humilde, se vio obligado a salir de su pueblo cuando solo era un chaval, para tratar de evitar una muerte casi segura a manos de su déspota padre. Con una enorme habilidad para arreglar cosas, su huida lo lleva por caminos de Castilla la Mancha, Extremadura…, malviviendo de la caridad del algunos arrieros con los que se encuentra por los caminos y durmiendo bajo la luz de la luna y al cobijo de los árboles.

Su deambular le lleva hasta el Madrid castizo de Fernando VII, donde visita todos los talleres y obradores para ofrecerse como aprendiz, sin fortuna alguna. Su primera oportunidad se la da el dueño de una especie de linterna mágica al que José ayuda a arreglarla, contratándolo como ayudante y recorriendo con él durante dos años la geografía española. Tampoco tiene suerte con este linternero ludópata al que abandona al cabo de dos años para no perder lo ahorrado durante este tiempo. A su vuelta a Madrid, decide que lo mejor es entrar en el Ejército para no morir de hambre; los sueños de viajar a París y de construir un respetable teatro donde celebrar multitudinarias sesiones de linterna mágica, se habían evaporado. La vida no le da tregua y en el Madrid de 1816, José Rodríguez Losada se alista en el arma de Caballería.

Corre el año 1820, y Rafael del Riego y otros jóvenes oficiales liberales se habían sublevado en la localidad sevillana de Cabezas de San Juan contra el absolutismo de Fernado VII. El escuadrón de caballería de José se había unido al golpe. Tres años más tarde, después de la derrota de Rafael del Riego, José se convierte en un prófugo. Esta vez su huida le llevará con los años a la ciudad de Londres, ciudad que le acogerá y le dará la oportunidad que nunca tuvo en su país natal. Esta oportunidad correrá a cargo del dueño de un taller de relojería situado en la calle Euston Road, que percatado de la habilidad de José para arreglar cosas, lo convierte en su mano derecha.  A partir de ahí todo un camino hacia el éxito. A la muerte de John Hamilton, dueño de la relojería, José se hace con el negocio que crece en amplitud y sucursales. Su fama es tanta que se extiende por todo el continente europeo, también por España, y recibe un encargo muy especial: el arreglo del Big Ben, símbolo de Londres y por consiguiente del Imperio Británico, encargo al que no se puede negar porque viene de la mano de la mismísima Reina Victoria, aunque esto suponga un freno a su sueño, hacer un reloj para la Puerta del Sol.

Esto es a grandes pinceladas lo que se cuenta en esta amena novela histórica. Vamos a ver como a través de constancia, determinación y con una gran habilidad para trabajar con las manos, en el caso de José; además de un poco de suerte, a veces los sueños se consiguen. Y lo consiguió.

El reloj de la Puerta del Sol se inauguró el 19 de noviembre de 1866 con motivo del cumpleaños de la reina Isabel II, y fue un regalo que le hizo al pueblo de Madrid. Aunque José murió en Londres en 1870, nunca olvidó al pueblo español, y entre otros,  hizo el reloj del Ayuntamiento de Sevilla, actualmente en la iglesia hispalense de la Concepción, el de la Catedral de Málaga y el del Arsenal de Cartagena.

La novela se lee muy bien. Los capítulos y las frases son cortos y las descripciones del Londres y de la España del siglo XIX, así como los hechos narrados, son muy instructivos y están muy bien documentados (supongo que ahí se ve un poco el oficio de profesor de Geografía e Historia del autor).

Está salpicada de hechos reales, como el ya mencionado alzamiento del Riego, y de personajes muy conocidos de la época; entre otros: Dickens, José Zorrilla, Juan Prim, el general Cabrera, Lewis Carroll…, y un largo etcétera, que frecuentan la relojería y la Tertulia del Habla Española, donde se dan cita los exiliados españoles que viven o están de paso en la capital inglesa.

Además de novela histórica yo también la catalogaría de novela de aventuras, por el ritmo trepidante y por los acontecimientos vividos por el protagonista. El autor se queja al final del libro de que un personaje tan brillante y de tanta fama en su época, sea casi un desconocido en España (yo debo reconocer que desconocía su existencia); por eso a través de esta novela ha querido darle el lugar que le corresponde y así brindarle un justo homenaje.

Emilo Lara (Jaén, 1968) es doctor en Antropología, licenciado en Humanidades con Premio Extraordinario, Premio Nacional Fin de Carrera y profesor de Geografía e Historia de Enseñanza Secundaria. Ha publicado varios libros de Historia y decenas de artículos en revistas universitarias y centros de investigación españoles, italianos y franceses. Colabora con el diario ABC y con la web literaria Zenda, así como con el programa «Kilómetros de radio» de radio 5 (RNE). Su primera novela, La cofradía de la Armada Invencible (también en la biblioteca), se ha convertido en un éxito de crítica y público.

Como anécdota decir que hará unos 20 años fuimos cuñados, y que por aquel entonces ya apuntaba maneras.  Así que personalmente me alegro mucho de su éxito como escritor, avalado con el reciente Premio Andalucía de la Crítica.

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Funny Girl

PN925_Funny_Girl2.indd

Hoy os traigo el último libro de un autor al que le tengo especial cariño, y que ya ha sido reseñado en otras ocasiones, Funny Girl de Nick Hornby.

Estamos en Inglaterra a mediados de la década de 1960. Barbara Parker se presenta a un concurso de misses en Blackpool, una pequeña ciudad costera del condado de Lancashire. Pero, admiradora de Lucille Ball, sueña con dejar atrás su vida provinciana y convertirse en actriz. Se marcha a Londres, trabaja un tiempo en el departamento de cosméticos de unos grandes almacenes, consigue un representante que le sugiere cambiarse el nombre por el de Sophie Straw, se presenta a un casting de la BBC y acaba convertida en la protagonista de una teleserie humorística sobre una pareja: Barbara (y Jim).

Funny Girl sigue la carrera ascendente de Barbara/Sophie y sus conflictos personales, y retrata las bambalinas de la creación de la comedia televisiva a través de las personas implicadas: la pareja de guionistas entusiastas del género que se conocieron en una comisaría al ser detenidos en unos lavabos públicos, el actor coprotagonista, siempre convencido de que debe aspirar a más, el productor educado en las mejores universidades y enamorado de la actriz principal…

Con el Swinging London y una Inglaterra cuyos usos y costumbres están cambiando a velocidad de vértigo como trasfondo, Nick Hornby recrea con precisión y rinde homenaje a esa cultura popular que siempre le ha fascinado. Si en Alta fidelidad y Juliet, desnuda el referente era la música pop, aquí se centra en el mundo de las comedias televisivas. Y a través de la actriz protagonista y el personaje que interpreta en la pequeña pantalla, Funny Girl establece paralelismos y contrastes entre la realidad y la ficción, y retrata con sus virtudes y flaquezas humanas a un repertorio de personajes entrañables que se mueven delante y detrás de las cámaras. Siguiendo la estela de sus anteriores libros, el autor nos propone una novela divertida, deliciosa y con las emociones a flor de piel.

Como siempre, leer a Hornby es un acierto; no defrauda y te garantiza un buen rato. Sus libros suelen estar plagados de humor inteligente, en este caso especialmente encarnado en el personaje/actriz protagonista de la novela. Como en muchos casos reales el trampolín de esta chica es un concurso de belleza, pero ella tiene claro desde siempre que su ideal es convertirse en actriz de telecomedia, al estilo de su admirada Lucille Ball, y el libro nos demuestra que, con tesón y buenas decisiones, puedes cumplir tus sueños.

Me ha gustado especialmente cómo describe el mundo de los guionistas, se ve que tiene oficio (Hornby además de escritor es un reconocido guionista de prestigio, An Education y Brooklyn entre otras, además de ser guionista de varias de sus novelas que se han llevado al cine, como Fuera de juego).

Esta es quizás su novela más ambiciosa, al menos en extensión, casi 400 páginas y, como en otras ocasiones, aborda temas de cultura popular: fútbol en Fiebre en las gradas, música pop en Alta fidelidad y, en este caso, las series de televisión; haciendo una defensa de las mismas en yuxtaposición con la alta cultura.

Sus personajes como siempre son tratados con gran ternura, quizás son anti-héroes, pero se hacen querer porque son como tú o como tu vecino de al lado, de carne y hueso. El título que ha escogido para el libro es un gran acierto porque Bárbara/Sophie, además de ser muy inteligente, es muy divertida. El autor creo que juega un poco con el cliché de chica despampanante y tonta para darle la vuelta, porque efectivamente, Bárbara es despampanante, pero de tonta no tiene un pelo.

Como novedad decir que Hornby introduce en el libro fotografías reales relacionadas con el texto, bien de actrices, músicos o guionistas, y algunas de ficción, como la portada de la novela que escribe uno de sus personajes.

Si queréis saber más podéis mirar este enlace, y ya sabéis que aquí tenéis casi todos los libros del autor que se han publicado en español.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Pétronille

petronille

Hoy os traigo a la sección una de nuestras novedades, Pétronille de Amélie Nothomb.

La embriaguez no se improvisa. Es competencia del arte, que exige dar y cuidar. Beber sin ton ni son no lleva a ninguna parte.

Así comienza esta singular novela. Reconozco que hacía tiempo que tenía ganas de leer a esta autora. Siempre me ha llamado la atención su estética, algo así como un un templario del siglo XXI, de negro y con gorgueras, con esos sombreros estrafalarios propios de otra época. Además, sus novelas suelen ser cortas, poco más de 100 páginas, así que si no me gustaba no tenía el remordimiento de haber perdido mucho tiempo leyéndola. Y bien, ¿De qué va esta novela?

En Pétronille, Amélie Nothomb escribe sobre sí misma y sobre el placer de beber, beber champán para ser exactos. Pero no se puede beber de cualquier manera. El buen bebedor exige un ritual, ella en concreto recurrió al ayuno: “No hay nada más lamentable que esa gente que, en el momento de probar un gran vino, exige “Comer algo” […]”Si no, me pongo piripi”. […] Beber intentanto evitar la embriaguez resulta tan deshonroso como escuchar música sacra protegiéndose contra el sentimiento de lo sublime“.

Amélie decide que necesita un compañero o compañera de borrachera, en realidad un convinero o convinera, la palabra compañero etimológicamente alude a compartir el pan; y es ahí donde entra Pétronille, un ser andrógino de veintidós años, a la cual conoce en una de sus firmas de libros: “A primera vista me pareció tan joven que la confundí con un chico de quince años. Su aspecto juvenil se veía amplificado por la exagerada intensidad de los ojos“. Para su sorpresa, Pétronille Fanto es una joven que la admira y con la cual mantiene correspondencia y, a partir de ese día, se convierte en la convinera ideal. Especialista en Christopher Marlowe y con aspecto de poligonera, la amistad etílica entre la escritora consagrada, y la escritora en ciernes se transforma en un duelo dialéctico, de diversión, compañía y contraste. Es el contrapunto ideal para Amélie, esta escritora un poco locuela y excéntrica.

Cualquier ocasión es buena para descorchar una botella: “Francia es ese país mágico en el que en cualquier bar de mala muerte pueden servirte cuando quieras un gran champán a la temperatura ideal“; y ocasiones, como veremos en el libro, no les falta: el inicio de su amistad, la presentación del primer libro de Pétronille, degustaciones en el Ritz, cuando Pétronille la visita en Londres después de su fallida entrevista a Vivienne Westwood…  Entre copa y copa: Brut de Roederer, Veuve Clicquot. Laurent-Perrier, Möet, Taittinger, Krug, Philipponnat…, vemos como Pétronille, especialista de Shakespeare y sus contemporáneos, se convierte en escritora de éxito, quizás en el álter ego maligno de la misma Nothomb.

La verdad que me lo he pasado muy bien leyendo el libro. Está salpicados por comentarios muy Nothomb: “lo que no soporto de los museos es la velocidad de tortuga que la gente considera obligatorio adoptar en su interior“, y el personaje de Petrónille me encanta, con ese punto un poco macarra. El primer capítulo en el que se describe el estado de embriaguez, no tiene desperdicio. La novela también me ha dado la oportunidad de conocer un poco más a Amélie, por ejemplo, sus ritos de escritora: siempre escribe con un traje naranja que parece un pijama antinuclear japonés, dicho por ella misma.

El libro es como ella, cómico y con mucho carácter. Con temas originales que se exponen con gran mordacidad. En su prosa abunda el humor negro, la ironía y genialidad estilística. Como dijo Didier Jacob de Le Nouvel Observateur “Un autorretrato tan impactante como alcoholizado que deja en el paladar el recuerdo de un delicioso veneno“, y como siempre aquí, en tu biblioteca. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – Wild Boy, el chico salvaje

wild-boyRob Lloyd Jones ha escrito una emocionante historia de crímenes y misteriosos personajes, en los que la electricidad juega un papel importantísimo (en esta época se están llevando a cabo numerosos experimentos para averiguar qué podía hacerse con esta energía, conocida pero no dominada aún). Una historia para hablar de apariencias, falsas unas, acertadas otras, de detalles, de lo que mostramos de nosotros mismos, de quiénes somos en realidad. Una historia a veces cruel y otras entrañable.

Wild Boy no nació salvaje, diferente sí, pero no salvaje. Fueron los demás quienes le convirtieron en alguien horrible, o por lo menos lo intentaron. Él sólo era un chico abandonado en un orfanato, al que ni sus compañeros ni el propietario trataban bien, por lo que él tampoco les trataba bien a ellos. Encerrado en su celda aceptó la única opción que le ofrecía la vida para viajar y ver mundo: ser trabajador de por vida de un empresario ambulante, sin salario ni derecho a absolutamente nada. Conociendo de antemano la crueldad con la que iba a ser tratado.

Este empresario, el señor Finch, tiene un negocio propio, a saber: una Parada de Monstruos, algo que afortunadamente no existe ya, eran caravanas con las personas más raras-diferentes-curiosas-extrañas que alguien pudiera ver. Y por ser tan distintos eran considerados monstruos, viajaban por las ciudades  y la gente pagaba por verlos y, a veces, por pegarles.

Con este trabajo Wild Boy pudo recorrer  Londres en una caravana que ofrecía un espectáculo todas las tardes, él tenía por compañero a un hombre sin piernas, ambos sufrían los malos tratos de su jefe, era su único amigo desde que él tenía memoria.

¿Por qué aceptó un trabajo así? Para poder observar, mirar era lo que más le gustaba a Wild Boy, pero donde estaba encerrado no podía ver nada, sin embargo ahora, desde el tejado de su caravana, podía observar a la gente que iba a la feria, a los circenses, a los policías…y fue su modo de observar y su deseo de ser bueno, lo que le llevó a embarcarse en una aventura al estilo de Sherlock Holmes, del Dr. Jekyll y Mr. Hyde y por supuesto de Frankestein.

Esta novela transcurre en Londres, en torno a 1840 (Época Victoriana). Me gustaría que vierais esta imagen para haceros a la idea de cómo era la ciudad entonces:

londres

Os la muestro porque creo que es importante tener una imagen en la cabeza de cómo es el lugar donde está transcurriendo la historia que leemos.  Se trata de una ciudad en pleno proceso de expansión, por supuesto tenía zonas mucho mejores, donde vivía la clase alta, pero no es allí donde transcurre la historia.

Me hubiera gustado poneros también algunas imágenes de los orfanatos y cárceles de la época y, por supuesto, de los circos. Pero no he dado con ninguna imagen apropiada para este blog.

Pero hay alguien que podéis leer para haceros una idea de la vida en Londres durante la época Victoriana, a Charles Dickens. Estoy segura de que todos conocéis a Oliver Twist y deberíais leer también su David Copperfield.

Vamos a dejar a Londres ya tranquilo, porque aunque sea un personaje muy importante en la novela, el protagonista es el increíble Wild Boy, destacando también a su amigo Sir Oswald (el señor sin piernas que os comenté), su enemiga Clarissa y Marcus. Todos ellos se mueven por las páginas de esta novela intentando encontrar una máquina secreta con increíbles poderes, pero en su búsqueda se van cometiendo crímenes, persecuciones,  huidas… todo a un ritmo trepidante en un ambiente muy oscuro, no sólo el de una ciudad cubierta por la niebla, el humo y el hollín, sino también la penumbra de las cloacas, de las prisiones, de los cementerios. Un ambiente sombrío para hablarnos de lo salvaje que podemos llegar a ser. Geniales el color de las páginas de este libro, como si estuvieran manchadas de cenizas.

Tú, que no eres ningún monstruo, ¿qué estarías dispuesto a hacer por escapar? ¿Por demostrar tu honradez? ¿Por tu vida? Y si te dieran la opción de cambiar, de ser otra persona ¿Lo harías?

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Sección infantil

GRAN RESERVA – El clásico del mes

el hombre que fue juevesYa estamos en mayo, uff, parece mentira lo rápido que pasa el tiempo, y ya está aquí nuestro clásico del mes. Para esta ocasión he escogido uno de mis libros preferidos, El hombre que fue jueves de Gilbert K. Chesterton. ¿Y por qué es uno de mis libros preferidos? Simplemente porque es genial, te engancha desde el primer momento y la historia va dando unos giros que no deja de sorprenderte.

Hablemos un poco del argumento. En un surrealista Londres del cambio de siglo Gabriel Syme, poeta, es reclutado por un destacamento contra-anarquista en Scotland Yard. Lucian Gregory, un poeta anarquista, es el único poeta en Saffron Park, hasta que se enoja en una discusión sobre el propósito de la poesía con Gabriel Syme, que adopta una posición opuesta. Después de algún tiempo, el frustrado Gregory encuentra a Syme y lo lleva a una reunión anarquista local para probar que es un auténtico anarquista. En vez de elegir al anarquista Gregory, el agente Syme se vale de su ingenio para lograr ser elegido como el representante local en el Consejo Central de Anarquistas mundial. El Consejo consiste de siete hombres, cada uno tras el nombre de un día de la semana; a Syme se le da el nombre de Jueves. En sus esfuerzos por desbaratar las intenciones del Consejo, sin embargo, descubre que cinco de los otros seis miembros son también policías/detectives encubiertos; todos igual y misteriosamente empleados y asignados para derrotar al Consejo de los Días. Todos descubren pronto que luchan unos contra otros y no a los anarquistas de verdad; tal era el plan del cerebro genial de Domingo. En una conclusión vertiginosa y bellamente surrealista los seis campeones del orden dan con el inquietante y caprichoso Domingo, el hombre que se hace llamar “La Paz de Dios”.

Esto no nos dice demasiado, pero es que esta historia no es para contarla, es para leerla y disfrutarla. En el prólogo a la versión castellana, Alfonso Reyes supone que El hombre que fue jueves es una novela policiaca, pero una novela policiaca-metafísica, verdadera sublimación del género. La novela, en efecto, se acoge a los esquemas  de las historias de policías y malhechores, pero se acoge asimismo a una fórmula de fantasía que sólo mantiene en común con las tramas policiales sus signos externos. Si algo caracteriza a esta novela es su sentido trepidante de la acción: una acción, sí, metafísica, especulativa y en gran medida abstracta, pero acción, indudablemente. Constituye un ejemplo de relato como pieza de relojería: cada acción, cada pieza, cada detalle en sus justos tiempo y medida.

Felipe Benítez nos dice que hay que aprender a leer a Chesterton, ir reteniendo sus trucos, sus claves, su vertiginoso ritmo conceptual. De ese modo su obra se convierte en un perfecto silogismo; su exuberante imaginación, en un calculado juego de espejos; su sentido extravagante y mágico de la realidad, en una reveladora y matemática realidad. Yo estoy de acuerdo con Felipe, pero yo añadiría que más que aprender a leer a Chesterton, hay que aprender a disfrutarlo, porque tal como dijo Borges: su obra no encierra una sóla página que no ofrezca una felicidad. Y como siempre, aquí, en tu biblioteca.

(Datos sacados del libro).

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Los libros como pasión

84-Charing-Cross-Road

Marks & Co.

84, Charing Cross Road

Londres, W.C. 2

Inglaterra

Señores:

Su anuncio publicado en la Saturday Review of Literature dice que están ustedes especializados en libros agotados. La expresión “libreros anticuarios” me asusta un poco. Porque asocio antiguo a caro. Digamos que soy una escritora pobre amante de los libros antiguos y que los que deseo son imposibles de encontrar aquí, salvo en ediciones raras y carísimas, o bien en ejemplares de segunda mano en Barnes & Noble que, además de mugrientos, suelen estar llenos de anotaciones escolares.

 Les adjunto una lista de mis necesidades más apremiantes. Si disponen ustedes de ejemplares limpios de segunda mano de algunos de los libros de esa lista, y a un precio que no rebase los 5 dólares por unidad, ¿tendrán la amabilidad de considerar la presente como un pedido en firme y enviármelos?

Dándoles de antemano las gracias, les saluda

Helene Hanff

(Srta. Helene Hanff)

Querido lector. Tiene usted en sus manos una pequeña joya de la literatura. Sus páginas destilan belleza y ternura. Estamos en Nueva York, corre el año 1949 y Helene Hanff, una joven escritora amante de los libros, escribe una carta a Marks & Co., la librería situada en el 84 de Charing Cross Road, en Londres. Esta carta será la primera de muchas, el pistoletazo de salida a una larga relación epistolar que durará más de 20 años. A  lo largo del libro vamos a ir conociendo a unos personajes entrañables, desde la apasionada, maniática, extravagante y muchas veces sin un duro, señorita Hanff, hasta el librero Frank Doel y su esposa Nora, la encantadora Cecily, Megan… , y vamos viendo como nace una amistad, aderezada con una buena selección de clásicos de la literatura, que se irá afianzando con el paso de los años.

Esta correspondencia excéntrica adoptó forma de libro, sacando a su autora, guionista de televisión, del anonimato y corvirtiéndolo en libro de culto a partir de los años setenta. 84 Charing Cross Road se ha adaptado al teatro (“he pasado veinte años escribiendo piezas teatrales que nadie ha querido producir nunca, y he aquí que, en el momento en el que estoy apunto de retirarme, alguien crea de pronto un espectáculo a partir de una correspondencia que inicié hace ahora treinta años.”), y se ha llevado al cine de la mano de George Fenton, con el título La carta final, y con Anthony Hopkins y Anne Bancroft como el tándem protagonista (la película está disponible también en la biblioteca, DVD PE 966).

Gracias a la publicación del libro en Inglaterra, en 1971, Helene Hanff pudo viajar a Londres por primera vez, aún sabiendo que la librería Marks & Co. había cerrado sus puertas para siempre. Muchísimos años después yo también viajé a Londres por primera vez, y emulé a mi tocaya acercándome al 84 de Charing Cross Road. Para mi era un deber ver el lugar donde estaba la librería que me había hecho tan feliz (guardo prueba gráfica del momento, pero por desgracia no la he podido compartir con vosotros).

Así que querido lector, si quieres disfrutar de un maravilloso momento que no le va a durar más de dos horas, si quiere terminar con una sonrisa en los labios y con el alma más llena, hágase un favor y lea esta “pequeña gran obra“, no se arrepentirá.

Atentamente le saluda, la bibliotecaria Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

En picadoSe acerca la última noche del año, y que mejor recomendación que un libro cuya trama comienza en la noche más vieja. El libro del que hablamos es En picado de Nick Hornby. A muchos quizás os suene por el título Mejor otro día, nombre que se le dio a su adaptación cinematográfica, pero vamos a lo que vamos, hablemos un poco del libro.

La Nochevieja tiene dos variantes: alegría dionisíaca ante un nuevo comienzo o caída en picado por el inventario de los proyectos abandonados. ¿Que la Nochevieja y la vida merecen ser pensadas con mayor sutileza? Cierto, pero eso es algo que las cuatro personas que coinciden en la terraza del edificio conocido como «la torre de los suicidas», deberán aprender por sí mismos, en tanto resistan el impulso de lanzarse al vacío.

Martin era un famoso presentador de televisión hasta que lo descubrieron liado con una chica de quince años. Maureen, católica devotísima, ya no soporta su vida de madre soltera con un hijo incapacitado. A Jess, en plena angustia adolescente, la ha dejado su novio. Y JJ es un joven americano con pinta de estrella del rock, e iba camino de serlo hasta que su grupo estalló. Pero como suicidarse es un acto íntimo, y cuatro son multitud, postergan matarse hasta el día de San Valentín. Y para matar el tiempo crean un imprevisible grupo de ayuda mutua.

Un tema  tan escabroso como el suicidio, sirve de excusa para poner en contacto a una serie de personajes “fracasados”. A lo largo del libro vamos conociendo la historia de cada uno y el por qué han llegado a esa situación, terminando en el tejado de uno de los edificios más altos de Londres con el único objetivo de tirarse al vacío. Hornby, como ya hace en anteriores libros, vuelve a mostrarnos personajes complejos, con un punto de ternura y no faltos de humor, humor negro quizás, pero humor. Para los que os tire para atrás el tema, os digo que el libro es muy entretenido, ni mucho menos triste, y que termina bien, la vida está llena de segundas oportunidades.

¡Y qué decir del escritor! Prolífico donde los haya, muchos de sus libros han sido llevados al cine, con gran éxito de crítica y público, como la aclamada Alta fidelidad, Un gran chico, con el nombre Un niño grande, y Fiebre en las gradas, con el nombre Fuera de juego, entre otras, a parte de la que hoy nos ocupa. Para mí es uno de mis escritores favoritos, quizás por su manera de aproximarse a personajes que pueden parecer anodinos, pero que tienen un trasfondo complejo, y por su manera de describir situaciones cotidianas que te podrían pasar a ti.

Así que nada, esta es mi recomendación para los últimos días del año. Os dejo con el tráiler de la película.

¡FELIZ AÑO 2015!

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized