Archivo de la etiqueta: Política

RECOLECTURAS – Tres de política

Buenos días. Estamos de resaca electoral y, por este motivo, mis recomendaciones para el día de hoy son tres libros que hablan de política; dos de actualidad: La política en el siglo XXI y La rebelión de los mayores; y un clásico que nunca pasa de moda y que más de uno de nuestros políticos debería tenerlo como manual de cabecera: Consejos a los políticos para gobernar bien de Plutarco.

En La política del siglo XXI, Jaime Durán Barba y Santiago Nieto explican por qué el sistema tradicional se ha colapsado y es necesario acercarse a la política superando los estereotipos sin caer en análisis arcaicos y paradigmas obsoletos.

Argumentan por qué la democracia está en plena crisis de representatividad, con ciudadanos que tienen el poder armados apenas con un teléfono, en medio de la mayor revolución tecnológica y del conocimiento de la historia.

Derriban el mito de que el electorado es obediente y manipulable, falacia y prejuicio que lleva a muchos políticos tradicionales a no comprender que la opinión pública es incontrolable.

Siempre alejados de la corrección política, en este libro analizan los cambios que se han producido en la sociedad para entender esta nueva era. Un libro de lectura fundamental para comprender nuestro tiempo.

En La rebelión de los mayores: Porque la indignación no se jubila nunca de Paca Tricio, la tercera edad toma el mando para reivindicar sus derechos en la sociedad.

Nadie esperaba mucho de ellos. Todos daban a los mayores españoles por amortizados y semienterrados. Habían sacado la cabeza entre las mareas de indignación que nos visitan de manera periódica, sobre todo desde el 11-M —los famosos yayoflautas—, pero nadie esperaba que su función fuera más allá de la de meros comparsas.

Hasta ahora. La tercera edad ha decidido que ni se rinde ni acepta que la entierren en vida, ni menos aún ser el simple refugio al cual recurrir cada cuatro años para arrancar votos con argumentarios tan diversos como contradictorios y partidistas, dependiendo de quién sea el cazador de votos.

Los abuelos están muy vivos y exigen sus derechos, ante todo a pensiones dignas, ganadas durante décadas de a menudo muy duro trabajo, y que ahora, año tras año, se encogen con la crisis y la inflación… Y con las que a menudo se ven en la necesidad imperiosa de mantener a familiares adultos sin trabajo. Ante todo ello, los mayores han dicho basta y se han embarcado en una lucha para la que solo conciben un final: la victoria.

Consejos a los políticos para gobernar bien de Plutarco.

Los tratados A un gobernante falto de instrucción Consejos políticos, escritos en forma de diatribas, componen, junto con otros cuatro, el denominado corpus politicum dentro de las obras plutarqueas reunidas bajo el nombre latino de Moralia (Obras morales).

El primero parte de la petición que le hacen los habitantes de Cirene de un código de leyes para el gobierno de su ciudad, hecho que aprovecha nuestro autor para defender en la política el papel de la razón, fundamentada en la filosofía. Con su ayuda y con la de la Ley y el Derecho –representantes de Zeus entre los hombres–, el gobernante bien formado estará en condiciones de ejercer el poder de forma justa.
El segundo tratado, escrito a instancias del joven Menémaco, que desea dedicarse a la política, versa sobre la actuación del gobernante. Plutarco resume en él los motivos por los que un joven debe comenzar una carrera pública, los dos caminos para llegar a ella, así como, una vez alcanzada esa meta, el mejor comportamiento en cualquiera de los cargos alcanzados y su obligación de colocar el bien común –el de la ciudad– sobre cualquier otro objetivo.

Una pequeña selección de un gran abanico de libros sobre Política que podéis consultar en nuestra biblioteca dentro del apartado 32 – Política en la planta baja.

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Tal como éramos

tal-como-eramos

Hoy traigo a la sección una de mis películas favoritas, Tal como éramos del director Sidney Pollack.

Cuando yo tenía 13 años venía a darnos clases particulares de inglés Axel. (Por cierto, se parecía mucho a Sting y con la edad he comprendido esas interrupciones frecuentes de mi madre para preguntar si quería un café o necesitaba algo). A lo que íbamos, Axel, a parte de darnos clases era un gran cinéfilo y de vez en cuando nos traía algunas de las películas de su filmoteca particular, entre ellas nos trajo la que hoy reseñamos aquí.

Para mí fue todo un descubrimiento esta película, que con la edad he visto varias veces y que también forma parte de mi filmoteca. No sé si fue su magnífica banda sonora, con la canción The Way We Were interpretada por la actriz protagonista Barbra Streisand, que da nombre a la película (ese es su título original), y que obtuvo el Oscar a la mejor canción en 1973, por Robert Redford en estado de gracia, cuando la vejez y la cirugía aún no habían hecho mella en su físico prodigioso, o por la historia de amor tan maravillosa; lo cierto es que cada vez que la veo no dejo de emocionarme y de soltar la lagrimita. Pero bueno os voy a hablar un poco del argumento.

La película comienza cuando en la década de 1940 los dos personajes protagonistas Katie (Barbra Streisand) y Hubbell (Robert Redford) se reencuentran en un bar. Él, oficial de la  Armada de los Estados Unidas está bastante borracho y ella, que trabaja como locutora de radio, aprovecha la coyuntura para llevarlo a casa. Hagamos una parada aquí. ¿Por qué he querido hacer esta parada? Porque en el momento en que Katie lo ve se produce un flasback en donde vemos los años de la Universidad, cuando ella era una joven judía de ideología de izquierdas, perdidamente enamorada de él; y él, el típico guaperas deportista, de enorme carisma y muy popular entre los miembros de la universidad. Este flasback, acompañado de esa canción maravillosa, es de los comienzos más memorables de la historia del cine.

A partir de ese encuentro comienza una relación muy intensa. Dos seres totalmente difentes, pero destinados a estar juntos (el consabido los polos opuestos se atraen). Durante los años que dura su relación (desde los años 40 a 60)  se trasladan de Nueva York a Hollywood, donde Hubbell es contratado como guionista de cine, allí Katie tendrá la oportunidad de entrar en contacto con gente con sus mismos ideales políticos y formar parte activa de los que luchan contra la censura del gobierno (estamos en la era McCarthy). Hubble está profundamente enamorado de ella pero no soporta su vehemencia política, su seriedad, que no sepa relajarse y que esté siempre viendo injusticias…, es demasiado densa y él necesita alguien un poco más frívola, no tan inteligente, que se desenvuelva en el ambiente en el que él siempre se ha movido como pez en el agua. Todo esto terminará pasando factura a la pareja que acabaran separándose, justo cuando Katie da a luz a su única hija en común, Raquel.

Y para terminar la película otra escena memorable, cuando al cabo de los años se encuentran por casualidad en Nueva York. Ambos han rehecho sus vidas y en teoría son felices, pero por cómo se miran y por los gestos que se hacen, se ve que siguen profundamente enamorados.

Y sí, así es la vida. Una historia de amor maravillosa, que te demuestra que los sentimientos no son suficientes para mantener una relación. Todo esto lo fui comprendiendo con los años, porque la primera vez que la vi, con 13, no creo que me enterara ni de la mitad. Lo que sí sé es que siempre que la veo, ¿siete veces?, sigo sintiendo la misma emoción que aquella primera vez. Gracias Axel por recomendarmela, y por descubrirme que los rubios pueden ser muy muy sexys.

Y como siempre, la podéis encontrar aquí, en vuestra biblioteca: DVD PE 1346

Ahora os dejo con la canción The Way We Were acompañada de las escenas.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Sumisión

Sumisión.indd

Hoy en nuestra sección un libro de plena actualidad, Sumisión de Michel Houellebecq.

Francia, en un futuro próximo. A las puertas de las elecciones presidenciales de 2022. Los partidos tradicionales se han hundido en las encuestas y Mohammed Ben Abbes, carismático líder de una nueva formación islamista moderada, derrota con el apoyo de los socialistas y de la derecha a la candidata del Frente Nacional en la segunda vuelta. François, un profesor universitario hastiado de la docencia y de su vida sexual, que a sus cuarenta años se había resignado a una vida aburrida pero sosegada, ve cómo la rápida transformación que sucede a la llegada del nuevo presidente al Elíseo altera la vida cotidiana de los franceses y le depara a él un inesperado futuro. Los judíos han emigrado a Israel, en las calles las mujeres han cambiado las faldas por conjuntos de blusas largas y pantalones, y algunos comercios han cerrado sus puertas o reorientado el negocio. Y la Sorbona es ahora una universidad islámica en la que los profesores conversos gozan de excelentes salarios y tienen derecho a la poligamia. Al igual que Huysmans, el escritor del siglo XIX convertido al catolicismo al que consagró su tesis, François sopesará pronunciar las palabras que le abrirán las puertas de la religión islámica y de una nueva vida: «No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta.»

Sumisión llegó a las librerías francesas el mismo día de los atentados de Charlie Hebdo y Houllebecque, acusado de islamofobia o de dar alas a la extrema derecha, afirmó: “No tomo partido, no defiendo ningún régimen. Deniego toda responsabilidad. He acelerado la historia, pero no puedo decir que sea una provocación, porque no digo cosas que considere falsas sólo para poner nerviosos a los demás.” 

Hoy, cuando aún no ha transcurrido un año de la tragedia de Charlie Hebdo, seguimos conmocionados por los recientes atentados de París. Por cierto, desde los atentados del pasado 7 de enero, el autor tiene escolta oficial y va a todas partes flanqueado por dos policías de civil.

A Houllebecq se le ama o se le odia, aunque yo creo que es difícil amarlo. Siempre me pregunto si él es realmente así o si es una pose que le funciona, aunque me inclino más por la primera opción, creo que es difícil fingir tanto tiempo. Es un escritor controvertido, provocador, que no deja indiferente a nadie. Yo, que me considero lectora suya, he leído casi todos sus libros publicados en español, reconozco que leerlo me produce confusión, es como al niño que le atrae el blandiblu aunque sepa que la da asquito. No me ha pasado con todos sus libros, de hecho, “El mapa y el territorio” (Premio Goncourt  2010), me encanta. Sin embargo, el primero que leí, “Las partículas elementales“, me produjo una gran desazón. No sabía si seguir leyéndolo o si dejarlo, reconocía la perfección de su prosa, su buen hacer como escritor, pero me producía asco, mucho asco y perturbación, sentía que me estaba ofendiendo, sobre todo en lo referente al sexo, tema muy recurrente en sus libros, por cierto.

Cuando un libro despierta en mí ese tipo de reacción, siempre me pregunto si soy demasiado sensible. Pero luego, cuando leo artículos como el que recientemente ha publicado Cristian Campos en la revista Jot Down, “Los treinta libros más ofensivos de la historia”, y dicho libro aparece en el número 28, me confirma que no lo soy tanto.

Pero a lo que iba, eso ocurrió hace mucho tiempo y, como sabéis, sigo siendo lectora suya, de hecho el libro de hoy es el último que he leído de él, en una tumbona al sol, como “Las partículas elementales” que lo leí en las playas de Tarifa. ¿Será que siempre elijo leer a Houellebecq en verano y al sol para mitigar la desazón que me producen sus libros? Quizás.

Como dije anteriormente, nunca deja indiferente. Un usuario que  leyó el libro hace poco me comentó que no le había gustado nada, que el escritor es un machista (tendemos a identificar a los personajes con los escritores y nos olvidamos que no deja de ser ficción), aun así el lector salió con otro libro de él en préstamo.

Al contrario que a este lector, a mí sí me gustó. Las cuestiones que propone me parecen interesantes y factibles en un futuro no muy lejano, de hecho algunas cosas se empiezan a ver. A mí me llamó especialmente la atención la idea de expandir la Unión Europea hacia el sur y convertirla en una Unión Mediterránea y todo lo relacionado con el mundo universitario y con la religión. Así que ya sabes, si te gusta el tema, lo puedes encontrar aquí, en tu biblioteca.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

GRAN RESERVA – El clásico del mes

1984

Hoy toca el turno a todo un clásico de la ciencia ficción, 1984 de George Orwell.

EL GRAN HERMANO TE VIGILA

¿Quién no conoce esta frase? A muchos quizás os suene de un programa de televisión, pero los que pensabais que era algo original, ya os digo yo que no, esta frase está sacada del libro que hoy comentamos y quizás resume la enjundia de la novela, hay alguien que te vigila, hagas lo que hagas siempre está ahí, tus actos no quedarán impunes… A mi me recuerda un poco al ojo de Dios y también a la máquina de 2001: Una odisea en el espacio, inquietante.

La primera manifestación de sumisión al partido es el acatamiento de sus tres grandes eslóganes:

LA GUERRA ES LA PAZ

LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD

LA IGNORANCIA ES LA FUERZA

Cualquier acto solitario es antisocial. Es una sociedad cerrada sobre sí misma, que se presenta como la sociedad perfecta. El exterior sólo puede ser malo. La opinión pública no existe…

1984 es la antiutopía o distopía (es el peor de los mundos, la sumisión definitiva y absoluta, el sueño de todo gobernante hecho realidad, y será tanto más efectiva cuanto mayor grado de satisfacción produzca en el ciudadano) más célebre de todas cuantas fueron escritas durante la primera mitad del siglo XX. En ella, Orwell presenta un futuro en el que una dictadura totalitaria interfiere hasta tal punto en la vida privada de los ciudadanos que resulta imposible escapar a su control. La odisea de Winston Smith en un Londres dominado por el Gran Hermano y el partido único se puede interpretar como una crítica de toda dictadura, aunque en las analogías con el comunismo estalinista resultan evidentes, dada la trayectoria vital del autor.

Antiguo funcionario colonial británico y socialista, Orwell vino a España a combatir por el Frente Popular. En España no sólo fue testigo de excepción de cómo los agentes soviéticos habían convertido el gobierno del Frente Popular en una marioneta de la Unión Soviética sino también de cómo habían desencadenado la represión de aquellos sectores de la izquierda que, como el POUM, no estaban dispuestos a someterse. Si en Rebelión en la granja Orwell describe una revolución socialista en que la nueva clase dirigente acaba oprimiendo más a los animales de lo que lo hacían sus antiguos dueños, en 1984 describe esa sociedad socialista del futuro. En ambos casos, la fuente de inspiración fue la URSS (el cerdo Napoleón de Rebelión en la granja, es obviamente, Stalin), y en 1984 son continuas las referencias al régimen soviético, como por ejemplo, la famosa escena de las ratas como instrumento de tortura se basa en el manual MKVD.

Como curiosidad decir que 1984 es el resultado de invertir las dos últimas cifras de 1948, año en que comenzó Orwell a escribir la novela.

La ciencia ficción es una de mis géneros favoritos, me perturba, me deja fascinada como de la mente de un escritor salen historias tan increíbles, premonitorias en muchos casos. Esta obra en particular me inquietó mucho, me produjo desasosiego y angustia. El pensar que pueda ser una analogía de una sociedad totalitaria, llevada a los extremos, en la que todos somos vigilados, sin posibilidad de pensar y actuar según nuestros propios criterios, hace que valore cada día más esta sociedad en la que vivimos, con sus muchísimos defectos por supuesto, y esa palabra tan hermosa: LIBERTAD

Si te gusta la obra también están en nuestra biblioteca Nosotros de Yevgueni Zamiatin, y Un mundo feliz de Aldous Huxley, claras influencias en la novela de Orwell.

(Fuentes: Santiago, Juan Manuel. 1984, de George Orwell. Vidal, César. El camino hacia la cultura) Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

operacion dulce

Hoy en nuestra sección quiero recomendar un libro que siempre llevaré en la memoria, no sólo por su indudable valor literario, que es incuestionable, sino porque leyendo este libro mientras esperaba mi turno para la consulta médica rompí aguas, literalmente, y me acompañó durante las noches de hospital que pasé ingresada y mi pequeña se hizo dueña de la cama.

Pero vamos a lo que nos ocupa. En este libro McEwan nos lleva a la Inglaterra de 1972, en plena Guerra fría. El autor se sirve de de su protagonista, Serena Frome, joven estudiante de Cambridge reclutada por el  MI5 (Servicio de Inteligencia del Reino Unido), para hablarnos del mundo de los espías, y de otros muchos temas: el mundo universitario, los escritores, la política, y las relaciones personales…

Cuando leí esta novela me acordé de la magnífica  “El cuaderno dorado” de Doris Lessing porque en ella hay mucha política, comunismo sobre todo, y de la no menos magnífica “Tu rostro mañana“(publicada originalmente en tres entregas) de Javier Marías, en la que también aborda el mundo de los Servicios de Inteligencia Británicos, a través del agente español Jacobo Deza.

Para mi es una novela de ideas, no sé si existe el género como tal, que  te hace pensar, y mucho. Tienes que enfrentarte a ella con la mente abierta y los cincos sentidos porque no tiene desperdicio. McEwan vuelve a sorprender con su última novela publicada en español, un perfecto maridaje que te mantiene enganchada de principio a fin.

Os dejo con el resumen del libro:

Inglaterra, 1972. En plena Guerra Fría la joven estudiante Serena Frome es reclutada en Cambridge por el MI5. Su misión: crear una fundación para ayudar a novelistas prometedores, pero cuya verdadera finalidad es generar propaganda anticomunista. Y en su vida dominada por el engaño entra Tom Healy, joven escritor del que acabará enamorándose. Hasta que llega el momento en que tiene que decidir si seguir con su mentira o contarle la verdad… Esta deslumbrante narración atrapa y sorprende al lector con sucesivas vueltas de tuerca en las que realidad y ficción se funden y confunden. Con extraordinaria sutileza psicológica, una trama trepidante y momentos de fina ironía, Ian McEwan demuestra una vez más que es un maestro consumado del arte de la novela.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

todo-lo-que-era-solido_9788432215445Hoy en nuestra sección el último libro del reciente Premio Príncipe de Asturias de las Letras, “Todo lo que era sólido”, de Antonio Muñoz Molina.

Este es un ensayo directo y apasionado, una reflexión narrativa y testimonial, al más puro estilo de los ensayos de George Orwell o de Virginia Woolf, una propuesta de acción concreta y entusiasta para avanzar desde el actual deterioro económico, político y social hacia la realidad que queremos construir.

Partiendo tanto de documentos periodísticos como de la tradición literaria,  Muñoz Molina escribe esgrimiendo razón y respeto, sin eludir verdades por amargas que estas sean, porque saber es el único camino para cambiar las cosas.

Testigo de una época en la que aún no estaban a nuestro alcance derechos que ahora peligran, nos recuerda que nada es para siempre, que cualquier derecho puede desaparecer.

Este ensayo nos convoca: “hace falta una serena rebelión cívica” y nos apremia: “hay cosas inaplazables“. Todo lo que era sólido es un espejo en el que todos debemos mirarnos, no importa el lugar ideológico en el que nos movamos, dónde vivamos o nuestra condición social; una llamada para que reaccionemos, cada uno desde nuestro ámbito de actuación, y contagiemos con nuestro ejemplo una responsabilidad cívica que hemos de exigir, de manera contundente, a nuestros gobernantes. (Fuente: el libro)

Un libro de rabiosa actualidad para los tiempos que corren. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones