Archivo de la etiqueta: Madrid

CINEMA PARADISO – Que Dios nos perdone

Acaba de celebrarse la 33 gala de los Premios Goya y Rodrigo Sorogoyen se ha alzado con el Galardón a Mejor director por la película “El Reino”. Además de director, es un solvente realizador y guionista del cine español. No en vano también ha obtenido premio a mejor guion original por la misma película  junto con Isabel Peña, y han obtenido Goya así mismo películas suyas como “Stockholm” y “Que dios nos perdone”. A Sus  poco más de treinta años y con este historial de éxitos no es difícil augurarle una brillante carrera a  este cineasta español. Desde aquí nuestra enhorabuena.

Como he dicho, “Que dios nos perdone” ha sido una de las cintas que le ha proporcionado más éxito y de ella va la reseña de esta semana.

Interesante thriller policíaco del año 2016 cuya trama es la persecución de un asesino en serie cuyos crímenes intentan mantenerse en principio en secreto para evitar causar alarma social en un momento en que en España se acumulaban un sinfín de problemas con los indignados acampando  en las grandes ciudades, el paro con cifras abrumadoras,  la crisis de la deuda disparada, tormentas político-sociales en primera página, incertidumbres ante el futuro y, para colmo, con el Papa Benedicto XVI, a punto de llegar de visita a España y con millón y medio de peregrinos católicos desparramados por la capital. Una difícil situación  en la que el asesino en serie es la guinda del pastel. Los policías encargados de la investigación reciben la orden de dar con él lo antes posible.

No es habitual en el cine español situar la trama en un contexto político-social tan concreto y tan reciente. Fue una apuesta arriesgada  pero el resultado final es muy convincente. Algo muy similar le ocurre a “El Reino”.

Con “Que Dios nos perdone”, Sorogoyen tuvo su gran oportunidad de demostrar todo lo que había aprendido y desde luego no lo desaprovechó. A partir de esta película  ya no será considerado como “joven promesa de provincias”, sino que ascendió a la primera división de directores españoles.

La película cuenta con rostros conocidos del panorama cinematográfico español del momento, que cumplen a la perfección y realizan un trabajo de la calidad que se esperaba de ellos. La pareja de policías que protagoniza la película está formada por Antonio de la Torre (Goya a Mejor Actor en la edición de esta 2019 por su película El Reino) uno de los actores fetiche de Sorogoyen y Roberto Álamo. Antonio de la Torre aparece aquí como policía metódico, cerebral y algo inexperto en su relación con las mujeres y además ligeramente tartamudo. Todos estos rasgos perfectamente incorporados  en el papel, hacen que  imprima carácter al personaje. Su contrapartida es Roberto Álamo, de carácter volcánico, dado a los excesos y a los métodos drásticos en la película, es un actor que ha acumulado mucha experiencia en el teatro y eso se nota.

Uno de los elementos que más llaman la atención de la película es que al principio está rodada con  cámara en mano  y a medida que avanza  y va ganado tensión, el director opta por el plano fijo. Este cambio de técnica le ayuda a ganar sordidez en algunas escenas y a intensificar la sensación de ahogo y calor asfixiante que destila la película.

En definitiva es una película altamente recomendable por muchas razones. Los amantes del cine policiaco la apreciarán  y la disfrutarán; aquellos que necesitan confirmaciones de que el cine español es capaz de realizar películas mejores que las de dudoso humor y pésimo gusto o películas intimistas y sentimentales de aburrimiento garantizado, encuentran esa confirmación en ésta película. Y especialmente aquel público que va al cine a pasar un buen rato viendo algo que merezca la pena, no se la pueden perder.

Cine español de gran calidad, de factura cuasi perfecta y más que correcta en sus localizaciones y persecuciones en el centro de Madrid , un lugar muy complejo  para poder grabar, con un fantástico guion que no da puntada sin hilo y en el que no hay cabos sueltos. Buena película  por su dirección, interpretaciones, fotografía, montaje… Pocos o ningún defecto se le puede achacar  y es que Sorogoyen, como ha vuelto a revalidar éste año en los Goya con su película “El Reino”, es uno de los mejores y más brillantes directores de cine de este país.

Y como siempre podéis venir a la biblioteca y sacarla en préstamo para verla en casa tranquilamente. Tarde se sofá y mantita. DVD PE 4441

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

ALMUDENA GRANDES – Premio Nacional de Narrativa 2018

El pasado 23 de octubre nos enterábamos de que Almudena Grandes recibía el Premio Nacional de Narrativa 2018 por su obra Los pacientes del doctor García, la cuarta de la serie Episodios de una Guerra Interminable que inició con Inés y la alegría y que narra acontecimientos de la Guerra Civil y el franquismo. Se convierte así, en la séptima mujer en recibir el galardón, tomando el testigo de Fernando Aramburu que lo ganó el año pasado por su aclamada Patria.

Veamos lo que dice la sinopsis: Tras la victoria de Franco, el doctor Guillermo García Medina sigue viviendo en Madrid bajo una identidad falsa. La documentación que lo libró del paredón fue un regalo de su mejor amigo, Manuel Arroyo Benítez, un diplomático republicano al que salvó la vida en 1937. Cree que nunca volverá a verlo, pero en septiembre de 1946, Manuel vuelve del exilio con una misión secreta y peligrosa. Pretende infiltrarse en una organización clandestina, la red de evasión de criminales de guerra y prófugos del Tercer Reich que dirige desde el barrio de Argüelles una mujer alemana y española, nazi y falangista, llamada Clara Stauffer. Mientras el doctor García se deja reclutar por él, el nombre de otro español se cruza en el destino de los dos amigos. Adrián Gallardo Ortega, que tuvo su momento de gloria como boxeador profesional antes de alistarse en la División Azul, para seguir luchando como voluntario de las SS y participar en la última defensa de Berlín, malvive en Alemania, ignorando que alguien pretende suplantar su identidad para huir a la Argentina de Perón.

Estamos ante un thriller y novela de espías, la historia más internacional y trepidante de Almudena Grandes, su narración más ambiciosa, en la que conecta acontecimientos reales y desconocidos de la segunda guerra mundial y el franquismo, para construir las vidas de unos personajes que no sólo comparten la suerte de España, sino también la de Argentina.

Almudena Grandes (Madrid, 1960),  tiene una amplia trayectoria como novelista. Su primera novela, Las edades de Lulú (1989), ganó el XI Premio La Sonrisa Vertical y fue adaptada al cine por el director catalán Bigas Luna. Siguieron Te llamaré Viernes (1991) y Malena es un nombre de tango (1994) que también fue llevada al cine.

Atlas de geografía humana (1998), Los aires difíciles (2002), Castillos de cartón (2004), El corazón helado (2007) y Los besos en el pan (2015) continúan su obra novelística. En 2010 comenzó la serie que ahora nos ocupa con Inés y la alegría (2010), título que ha merecido varios premios, como el de la Crítica de Madrid, el Sor Juana Inés de la Cruz de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara o el Premio Iberoamericano de novela Elena Poniatowska. El segundo título de la serie fue El lector de Julio Verne (2012); el tercero, Las tres bodas de Manolita (2014), y el cuarto, Los pacientes del doctor García (2017).

Este premio lo celebra, entre otras cosas, como un desagravio personal: «Cuando empecé con este proyecto, mucha gente me trató de loca. Pensaron que me cansaría por el camino o que no sabría hacer estas novelas. Ya llevo 80 páginas escritas de la quinta y ahora llega este premio. Supongo que la serie se ha consolidado».

Con motivo de este galardón, en la biblioteca Miguel de Cervantes hemos reunido todas las obras que tenemos de la autora en un expositor. Así que ya sabes, no dejes de pasar la oportunidad de llevarte uno de sus libros a casa.

A continuación podéis ver los libros que tenemos de Almudena Grandes y que están en nuestro expositor:

Fuentes:

http://cadenaser.com/ser/2018/10/23/cultura/1540293808_633305.html

https://www.elmundo.es/cultura/literatura/2018/10/23/5bcf05af22601d32518b460b.html

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Hombres buenos

hombres-buenos

«En España, en tiempos de oscuridad, siempre hubo hombres buenos que, orientados por la Razón, lucharon por traer a sus compatriotas las luces y el progreso. Y no faltaron quienes intentaban impedirlo.»

Seguro que para este día esperabais algo terrorífico, sin embargo hoy he querido aportar algo de luz a la noche más sombría del año. Para ser justos, yo no voy a aportar la luz, sino los enciclopedistas del siglo XVIII que con una vasta obra de 28 volúmenes, a través de la razón y de la ciencia, aportaron claridad frente al  oscurantismo de una sociedad regida por una religión inquisitorial y una monarquía absoluta.

Estamos a finales del S. XVIII, dos académicos de la Real Academia Española, el bibliotecario don Hermógenes de Molina y el almirante don Pedro Zárate, reciben el encargo de viajar a París para comprar la L’Encyclopédie o Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers, editada entre los años 1751 y 1772 bajo la dirección de Diderot y D’Alembert. Dicha obra está prohibida en España pero, gracias a que en aquella época reina Carlos III, “el mejor alcalde de Madrid” y Rey ilustrado, obtienen el permiso para comprarla y así enriquecer tan ilustre institución.

Tan encomiable encargo tiene desde el principio muchos obstáculos, empezando por los propios compañeros de los académicos, algunos de los cuales no ven con buenos ojos que la enciclopedia forme parte de la “real biblioteca”. Dos de ellos, Manuel Higueruela y Justo Sánchez Terrón, llegan demasiado lejos y se alían para entorpecer de todas las maneras posibles a nuestros protagonistas, contratando a un personaje de la más baja calaña, Pascual Raposo, que como una sombra seguirá a los académicos por esos mundos de Dios.

De la mano de estos “hombres buenos” transitaremos por caminos de ventas e incómodas posadas, viviremos aventuras de diversa índole, como cuando son atacados por bandoleros, y conoceremos de primera mano el París prerrevolucionario con sus cafés, salones y tertulias filosóficas; incluso presenciaremos un duelo con el brigadier don Pedro Zárate entre los duelistas. Una vida muy libertina en comparación con la España de rosario y pandereta, en la que circulan libros prohibidos, entre otros, los así llamados “libros filosóficos”, y que no son otra cosa que pornográficos.

Pérez Reverte toma un hecho histórico acaecido en la Real Academia para dar forma a una entretenidísima novela que rinde homenaje a la Ilustración: movimiento cultural e intelectual europeo surgido a finales del S. XVII y que estuvo vigente hasta el inicio de la Revolución francesa, cuya finalidad es disipar las tinieblas de la humanidad mediante las luces de la razón. Al siglo XVIII también se le conoce como el Siglo de las Luces.

Además de los personajes ficticios, que son el hilo conductor de la trama, Reverte incorpora a personajes reales, tales como los mismísimos enciclopedistas D’Alambert y Diderot, así como, Margarita Dancenis, más conocida como Margot, a los que nuestros protagonistas tienen el placer de conocer en París y conversar con ellos sobre razón, ciencia y progreso. Estos diálogos están inspirados según el propio Reverte en conceptos de Diderot, Rousseau, Voltaire, Moratín. “He transformado sus textos en diálogos para mis personajes. Así que en ellos, por su boca, hablan realmente los clásicos del XVIII” (ver entrevista completa) y, bajo mi punto de vista, de lo más interesante de la novela.

Otra de las cosas que más me ha gustado es el personaje del abate Bringas que hace de guía de los académicos por aquel París de la época. De tosco aspecto y maneras, aunque de ideas muy cercanas a don Pedro Zárate, no deja pasar la ocasión para arremeter contra la alta sociedad parisina y quiénes les gobiernan, y predice y desea un baño de sangre como única forma de instaurar las ideas de la Ilustración (previendo la próxima Revolución francesa), frente a los que opinan que la única manera de instruir al pueblo es a través de los libros. Este personaje está inspirado en el abate Marchena, exiliado en Francia tras huir de la inquisición y gran admirador de Rousseau y Voltaire.

Por último decir que me ha parecido muy original el hecho de que Pérez Reverte nos vaya contando a lo largo del libro cómo se enfrenta a la historia y de qué manera se ha documentado (realizando incluso el mismo trayecto que sus protagonistas). Para ello consulta libros y mapas de la época, y se entrevista con historiadores y académicos, tales como, Carmen Iglesias y Francisco Rico, por cierto con bastante mala prensa entre sus compañeros, y libreros de viejo, tanto en Madrid como en París.

Por mi profesión de bibliotecaria me ha gustado especialmente las visitas de los protagonistas a las librerías y bibliotecas particulares de París, en su periplo por encontrar una primera edición de la Enciclopedia, casi inexistente y altamente demandada; y el conocer un poquito más el mundo de los académicos en su afán por limpiar, fijar y dar esplendor a nuestra madre lengua.

Para terminar os dejo con un párrafo extraído de la Enciclopedia y que suscribo totalmente:

Son los hombres inspirados los que iluminan al pueblo, y los fanáticos quienes lo extravían. Pero el freno que debe oponerse a los excesos de estos últimos no debe, en absoluto, coartar la libertad tan necesaria a la verdadera Filosofía.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Las sinsombrero

sisombrero

“En las sinsombrero no existía nostalgia, ni rencor, sino el inmenso placer de haber vivido”.

Hoy quiero acercarme a unas mujeres excepcionales, que permanecieron mucho tiempo en el olvido, o que sólo se las reconocieron como mujer de, amante de: Las sinsombrero.

Si os dijera: ¿Habladme de la Generación del 27 o cuáles son sus miembros más representativos? Estoy segura de que una amplia mayoría de vosotros me hablaría de Alberti, Lorca, Dalí, Buñuel, Alexaindre…, pero ninguno, o casi ninguno, me hablaríais de Rosa Chacel, Ernestina de Champourcín, Marga Gil Röesset, María Teresa León, Maruja Mallo, Concha Méndez, Ángeles Santos, María Zambrano, Josefina de la Torre… ¿Por qué? ¿Por el hecho de ser mujeres? Que conste que no estoy echando nada en cara, yo misma conocía a muy pocas, por no decir que a ninguna. Estuvieron silenciadas mucho tiempo por vivir a la sombra de “los grandes”, muchos de ellos compañeros de clase de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y compañeros de correrías por el Madrid de cafés y de tertulias literarias, de bares nocturnos y exposiciones, durante las décadas de los años 20 y 30, con las mismas inquietudes artísticas, la misma pasión, el mismo entusiasmo por una España que saliera del ostracismo y, en el que la mayoría, celebraron con gran alegría la llegada de la Segunda República.

De clase media o media-alta, estas mujeres pudieron acceder a los estudios gracias a su solvencia económica y, en la mayoría de los casos, por tener unos padres liberales y con amplitud de miras. Como en aquellos años era difícil encontrar a mujeres en la enseñanza superior, pronto surgió entre ellas una gran camaradería que, en muchos casos, continuó hasta el final de sus días.

Estas mujeres que nacieron en un periodo comprendido entre 1898 y 1914, tomaron Madrid como centro neurálgico, donde empezaron a desarrollar su capacidad artística y, a mostrar públicamente su obra, en aquellos lugares que acabaron convirtiéndose en los escenarios comunes de un nuevo orden cultural: Revista de Occidente, La Gaceta Literaria, la Residencia de Estudiantes o el Lyceum Club Femenino. Abiertos a los nuevos conceptos de modernidad y las corrientes vanguardistas, sobre todo el surrealismo, provenientes especialmente de Europa, pero también ávidos de recuperar la tradición popular española y sensibles a una realidad social con la que se sentían comprometidos (algunas de ellas participaron también en las misiones pedagógicas, llevando la cultura a aquellos pueblos de interior, tan lejanos de todo, véase El exilio interior).

Pero quedémonos con el Lyceum Club Femenino como lugar de encuentro para estas mujeres, donde compartían ideas y se asociaban para llevar a cabo proyectos que les permitieran compartir sus inquietudes culturales e intelectuales, a la vez que debatir y trabajar a favor de una mejora en sus derechos como ciudadanas. Fue la primera asociación feminista del país y se inauguró en 1926, hubo otras bajo el mismo nombre en París, Londres y Nueva York. Por desgracia el Lyceum fue clausurado. Sus instalaciones fueron ocupadas por Falange, para que la Sección Femenina lo convirtiera en el Club Medina. Fue tan vehemente el deseo de silenciar esta institución, que ni siquiera hoy, en la actualidad, hay una placa en la fachada de la que fuera su sede principal, la Casa de las siete Chimeneas.

Muchos de vosotros también os preguntaréis el por qué del títuloEl sinsombrerismo es un movimiento que se inicia a partir de la década de los años 30, para intentar acabar con esa moda de llevar sombrero, como signo de jerarquía social en las clases pudientes, y las incomodidades que ello conlleva: el calor en verano, poca visibilidad en los teatros… Es significativa la anécdota mencionada por Maruja Mallo, en la que junto a Dalí, Lorca y Margarita Manso se quitan el sombrero en medio de la Puerta del Sol, siendo el primer acto público de esta tendencia y, por el cual, fueron apedreados. El sinsombrerismo es sobre todo asumido por la mujer moderna, aquella que en los años veinte se siente por fin liberada, independiente y por vez primera sujeto propio. Una mujer que estudia o trabaja, y que siente la necesidad vital de romper con un destino que la condenaba al papel de ángel del hogar. Con la llegada de la Guerra Civil y la posterior dictadura, no llevar sombrero se calificó como de izquierdas.

Como dije al principio de la reseña, muchas de estas mujeres las conocemos por la relación con los hombres de esta magnífica generación. De Margarita Manso (1908-1960), se cuenta que es la única mujer que mantuvo una relación sexual con Lorca, pero casi nada de su talento como pintora (debo decir que este libro, a la vez de descubrirme a ella, me ha descubierto también al que fuera su marido, el pintor malagueño Alfonso Ponce de León, tristemente fusilado al inicio de la contienda, a la edad de 30 años). Marga Gil Roësset (1908-1932), excelente escultora que se suicidó a la edad de 24 años, entre otras cosas, por su amor no correspondido a Juan Ramón Jiménez. La escritora y poeta Concha Méndez (1898-1986), novia de Buñuel durante siete años; la magnífica pintora Maruja Mallo que mantuvo una relación de cinco años con Alberti, silenciada por él, quizás por influencia de la escritora Maria Teresa León (1903-1988), la que sería su esposa hasta el final de sus días. Las también escritoras Rosa Chacel (1898-1994) y Ernestina de Champourcín (1905-1999). La pintora y artista gráfica Ángeles Santos (1911-2013), la polifacética Josefina de la Torre (1907-2002), y la fantástica pensadora María Zambrano (1904-1991).  (Hay muchas más que la autora cita al final del libro, imposibles hablar de todas, daría para un segundo libro, al tiempo).

Muchas de ellas tuvieron que continuar con su labor artística fuera de nuestras fronteras, tras el exilio forzado que tuvieron que vivir tras la Guerra Civil y la posterior dictadura. La mayoría de ellas olvidadas, incluso por sus propios compañeros en sus memorias, pero que hoy, gracias a la labor de Tània Balló, poco a poco vamos rescatándolas del olvido y las colocamos en el lugar que merecen, codo con codo, con sus compañeros de generación.

Debo decir que Las sinsombrero fue primero un documental y, que gracias a la repercusión que tuvo, le propusieron a Tània, una de las codirectoras, que escribiera un libro. Ni que decir tiene que el lenguaje literario es muy distinto del fílmico, por lo que Balló se enfrentó a este proyecto casi por primera vez. Desde aquí mil gracias por recuperar a estas mujeres de gran talento.

La entrada se está alargando demasiado, pero es que el tema es apasionante. No obstante, no quiero marcharme sin contar una anécdota que protagonizó Maruja Mallo en el pueblo de Arévalo, donde acepta una plaza de profesora de dibujo para alumnos de primaria. Hastiada de la vida en el pueblo que la oprime, a Maruja no se le ocurre otra cosa que irrumpir en la iglesia de San Miguel montada en bicicleta durante una misa, saludando a los presentes. Si me dijeran que podría viajar en el tiempo, me encantaría poder estar allí en ese momento y ver las caras de los feligreses, puro surrealismo. ¡Me encanta!

Si te apasiona este tema como a mi, también te gustará La conspiración de las lectoras  y El exilio interior. Ambas en la biblioteca.

Para saber más: http://www.lassinsombrero.com

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

bicis Las bicicletas son para el verano, adaptación dirigida por Jaime Chávarri en 1984, basada en la obra homónima de Fernando Fernán-Gómez (Premio de teatro Lope de Vega en 1978). Situada en el contexto de la Guerra Civil española, esta comedia de costumbres, fue uno de los grandes éxitos del cine español de los 80. No es de extrañar, porque pocas películas de nuestro cine han hablado de la Guerra Civil desde un punto de vista tan cotidiano y real. El director retrata a unos personajes cálidos y cercanos, identificables en la España de ese tiempo. Buena parte de este mérito la tiene el fantástico reparto, tanto principal como secundario: Agustín González (el único actor que venía de participar de la obra de teatro original) Amparo Soler Leal, Victoria Abril, Marisa Paredes, Aurora Redondo, Carlos Tristancho, Emilio Gutiérrez Caba, Alicia Hermida… y en su primer papel protagonista: un jovencísimo Gabino Diego. Las bicicletas son para el verano es una recomendable película que nos habla de un verano que nunca tuvo que haber llegado. Al final de esta historia, cuando por fin termina la guerra y llega la ansiada paz, el padre le dice con amargura a su hijo que no es la paz lo que ha venido, sino la victoria. Y exclama una frase que se nos queda grabada en la cabeza y el corazón: “Sabe Dios cuándo habrá otro verano”. En la obra se evita bastante el tema político de la Guerra Civil, se centra más en la vida de la familia protagonista, todas las aventuras y desventuras en la preguerra y en la guerra. El trasfondo político se aprecia como un decorado, sin profundizar en él. A través de los estereotipos de algunos personajes (el anarquista, el fabricante de imágenes sagrada), y de algunas localizaciones y decorados (el centro social anarquista, la calle, tanto en plena guerra como cuando los niños retiran las pancartas de «no pasarán», etc.) y multitud de detalles que se dejan ver en toda la película. bici2 No es posible calificarla dentro de un solo género. Tiene la riqueza de una variada gama de géneros, en ella se crea un ambiente emocionante donde la guerra civil aparece como “telón de fondo”. Combina situaciones dramáticas que viven los personajes con continuas pinceladas de humor que van llevando poco a poco al espectador a un acercamiento y complicidad al lado de los perdedores, de los inocentes, de los que pasan hambre… Los diferentes personajes de la película representan cada uno los perfiles sociológicos que podrían existir en la Segunda República. Por una lado, la familia de Don Luis, de carácter republicano reflejado también en sus dos hijos. Manolita, de vocación artista, y vinculada al auge cultural que se respira durante la Segunda República, y Luisito, un adolescente que tiene cierta cultura con respecto a los chicos de su misma edad porque ha leído las novelas de su padre, ha desarrollado el gusto por la poesía y en ocasiones se anima a escribir algunas. También Don Luis, copropietario de una empresa de licores, refleja el carácter colectivizador de la economía de guerra de la zona republicana al unirse ella con su empresa. bici3 Por otro lado, en las relaciones de la familia de Don Luis con sus vecinos y con la casera que regenta la casa donde todos viven, se irán desgranando los diferentes perfiles asociados al catolicismo y las derechas. Los asedios aéreos sufridos por Madrid durante la Guerra, la huida hacia los refugios y el terror de la contienda nos trasladan fielmente al momento. También el hambre, la cartilla de racionamiento o los hurtos entre vecinos que caracterizan la posguerra. Sin duda uno de los mayores problemas, podría decirse el más grave de los que asolaron Madrid en la guerra, fue sin duda el abastecimiento de la población, y esta situación es mostrada en la película como prólogo a la época oscura que le seguirá. bici4 Hay que destacar también el buen reparto de la película, entre los que cabe señalar la presentación como actor de Gabino Diego, el papel de una jovencísima Victoria Abril, y a un inmenso Agustín González en la figura de Don Luis. Sin olvidar el buen trabajo de todos los actores, que hacen vivir a través de sus interpretaciones, lo absurdo de un enfrentamiento, que llevó a una nación, al hambre, a la miseria, al atraso en todos los sentidos, y a la muerte. En definitiva, una gran lección de historia narrada con naturalidad y objetividad para volver a pensar en el pasado y tal vez aprender de ella. bici5 «No ha llegado la Paz, ha llegado la Victoria». En la frase final de la película Las bicicletas son para el verano, en un diálogo entre el padre con su hijo, se puede resumir lo que fue la guerra civil española (también otras), en las que siempre, tanto vencedores como vencidos son perdedores. Es el comienzo de una nueva etapa, el franquismo. La guerra duró tres años y la «Victoria», cuarenta. En esta película se intenta reflejar lo que supuso la guerra para los civiles que vivían en las grandes ciudades españolas o en sus inmediaciones: la esperanza de que pronto terminaría todo, la dureza de la vida en las calles y en las familias, la picaresca para conseguir alimentos y la habilidad para sobrevivir, algunos a costa de otros, se presenta como uno más de los desastres de la guerra que, cuando finalizó, abrió una nueva puerta a la desgracia de muchos. bici6 Película que impresiona por su realismo, la interpretación, con mucha sensibilidad y humanidad, de sus actores, algunos de ellos estereotipos de personajes que lucharon, o sobrevivieron en el Madrid sitiado durante la guerra, por la sutileza con que va trasmitiendo el tremendo drama de la guerra civil a través de la vida cotidiana de una familia madrileña,  por el humor con el que se desarrolla, muy creíble en aquellos momentos, a pesar de la tragedia que se está viviendo. bici7 “Es una historia contada desde el prisma de los vencidos, con respeto y atendiendo más al drama humano de la guerra en la gran ciudad que a las discrepancias políticas”: (Barroso y Gil Delgado, 2002) Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

corrector1-174x300Hoy desde nuestra sección, nuestro pequeño homenaje a todas aquellas personas que tal día como hoy de hace nueve años perdieron su vida en el peor atentado terrorista que se recuerda en suelo español, con la novela “El corrector” de Ricardo Menéndez Salmón.

El jueves 11 de marzo del año 2004 la historia de un país llamado España cambió sin remedio. Esta novela narra cómo vivió aquella terrible jornada y cómo la reconstruyó más tarde sobre el papel un corrector, alguien que, obligado a enmendar los errores ajenos, se tropezó aquel día con una errata imborrable escrita sobre el libro de la realidad.

Concebido como el testimonio de un ciudadano corriente, pero sobre todo como una confesión a los seres que amamos, El corrector es un homenaje a quiénes nos permiten mantener la cordura en tiempos oscuros y una emocionante novela acerca del poder de las distintas formas del amor – la amistad, la paternidad, la sexualidad – como recinto contra las inclemencias de la vida y contra las mentiras del poder.  El corrector cierra la trilogía que junto a La ofensa y El derrumbe ha escrito el autor sobre el mal.

Otros libros sobre este tema que también puedes encontrar en la biblioteca son los siguientes:

  • García Abadillo, Casimiro. 11-M. La venganza. Editorial: La esfera de los libros. Signatura: 323 GAR onc
  • Reinares, Fernando y Elorza, Antonio. El nuevo terrosismo islamista: Del 11-S al 11-M. Temas de hoy.  Signatura: 323 REI nue

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

MalvadosEl próximo domingo se celebrará la 27ª ceremonia de entrega de los Premios de la Academia del Cine Español, los Goya, y por este motivo os recomendamos esta gran película que fue la ganadora de la edición anterior con 6 premios, “No habrá paz para los malvados”, que pertenece a las novedades cinematográficas de la biblioteca que hemos presentado esta semana.

Madrid, principios del siglo XXI. Un día, el inspector de policía Santos Trinidad, volviendo a casa muy borracho, se ve involucrado en un triple asesinato. Pero hay un testigo que consigue escapar y que podría incriminarlo. Santos emprende una investigación destinada a localizar y a eliminar al testigo. Mientras tanto, la juez Chacón, encargada de la investigación del triple crimen, avanza meticulosamente en la búsqueda del asesino hasta que descubre que lo que parecía un simple caso de tráfico de drogas es, en realidad, algo mucho más peligroso

“No habrá paz para los malvados”, compitió en 14 galardones a los que aspiraba, junto a otras de las mejores cintas del cine español del año pasado y que también hemos incorporado a nuestros fondos: La piel que habito de Almodóvar, La voz dormida de Benito Zambrano y Blackthorn de Mateo Gil entre otras.

De los 6 galardones obtenidos fue muy aclamado el de José Coronado, que consiguió su primer Goya como mejor actor protagonista.

Otras películas de este director especializado en thrillers son Todo por la pasta y La Caja 507, ambas en la biblioteca. Destacar de esta última que una de las secuencias de la peli está rodada en el parque del castillo de nuestra ciudad, Fuengirola, junto al hotel Beatriz.

Esperamos que la disfrutéis con la intensidad que transmite su historia. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones