Archivo de la etiqueta: Profesores

RECOLECTURAS – Martes con mi viejo profesor

El universo es demasiado magnífico y armonioso para pensar que sólo es una casualidad.

Hoy en nuestra sección un libro maravilloso, de esos que una vez que lees te transforma y, que en la actualidad, se habría convertido en «viral»: Martes con mi viejo profesor de Mitch Albom.

“Mi viejo profesor impartió la última asignatura de su vida dando una clase semanal en su casa, junto a una ventana de su despacho, desde un lugar donde podía contemplar cómo se despojaba de sus hojas rosadas un pequeño
hibisco. La clase se impartía los martes. Comenzaba después del desayuno. La asignatura era el Sentido de la Vida. Se impartía a partir de la experiencia propia… En la última asignatura de la vida de mi viejo profesor sólo había un alumno. Ese alumno era yo.”

El libro narra los encuentros de Mitch Albom, periodista de profesión, con su antiguo profesor de universidad: Morrie Schwartz . Estos encuentros se produjeron dieciséis años después desde la última vez que hablaron y cuando Morrie ya padecía la enfermedad que le llevaría a la muerte: ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica).

Lo primero que llamó la atención del autor, es que Morrie le recordara perfectamente después de tanto tiempo: «En la universidad solía llamar Entrenador a Morris. ¿Quién sabe por qué? […]. La cuestión es que aquel día, por teléfono, cuando lo oí contestar: ¿Diga?, tragué saliva y respondí: Morrie, me llamo Mitch Albom. Fui alumno tuyo en los años setenta. No sé si te acordarás de mí. Y lo primero que me dijo fue: ¿Cómo es que no me has llamado Entrenador?». (Él pensaba que le llamaba «Entrenador» por la cuestión deportiva, pero yo después de leer el libro creo que Morrie era, efectivamente, un «Entrenador», pero no un entrenador deportivo, sino de la VIDA).

En los encuentros producidos van a hablar sobre el mundo, los arrepentimientos, la muerte, la familia, las emociones, el miedo a la vejez, el dinero, la perduración del amor, el matrimonio, el perdón, el día perfecto y el adiós; y todo desde una doble mirada: la mirada lúcida que da los años y la mirada que da el saber que uno está al final de su «camino», que ya no hay que andarse con medias verdades, ni con «chiquitas», ya está todo puesto ahí, en la palestra, no tenemos nada que perder y decidimos qué legado, en forma de reflexiones, queremos dejar a los que nos sobrevivan. En el caso de este viejo profesor su legado es una lección de VIDA, en mayúscula, no sólo para Mitch, sino para todos aquellos que han tenido la oportunidad de leer este libro.

En mi caso en concreto, decidí leerlo durante las horas que pasé en el hospital cuidando a mi madre después de una gravísima operación. El libro me ayudó mucho en esas horas dolientes, haciéndomelas más llevaderas, y tanto fue el poso que dejó en mí, que seguidamente se lo dejé a mi padre, gran lector. De hecho este libro ha conquistado a millones de lectores de todo el mundo.

La edición que tenemos en la biblioteca es la conmemorativa de 2008, después de 10 años de su publicación (forma parte de los libros que hemos seleccionado para nuestra Mesa Temática de Educación). Por esas fechas el libro se había publicado en docenas de países y traducido a multitud de idiomas, fue adaptado para una película de televisión con Jack Lemmon como el profesor y escrito una obra de teatro. Organismos educativos, universidades, funerarias, orfanatos, iglesias, sinagogas, grupos de lectura y organizaciones benéficas han abrazado el libro.

Veinte años después de su publicación el libro sigue conquistando a multitud  de corazones.

¿Y tú? ¿Te animas a abrazarlo?

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

CINEMA PARADISO – La clase


Recientemente ha empezado un nuevo curso escolar y desde la biblioteca hemos querido rendir un homenaje a la educación y especialmente a los educadores,  y lo hemos querido hacer con una nueva mesa temática sobre “la educación en la literatura y en el cine”, ofreciendo una selección de libros y películas que tienen la educación como tema. Y por tanto, esta semana voy a reseñar una película que me parece que encaja muy bien con este asunto y que me llamó mucho la atención cuando la vi hace ya algunos años. Es de esas películas que dejan poso, que te hacen pensar cuando terminas de verla.

Se trata de “La Clase”, una magnífica película sobre el mundo de la educación escolar, galardonada con la Palma de Oro de Cannes en el año 2008. Está basada en el libro de Francois Bégadeau, un profesor que recogió en él algunas de las experiencias profesionales de su vida en las aulas. El autor del libro es al mismo tiempo coguionista de la película y también actor, ya que se interpreta a sí mismo en el papel de profesor.

El tono de la cinta es bastante realista y el marco de la acción es un instituto conflictivo de París donde, debido a la  multiculturalidad vigente, conviven chicas y chicos de procedencia muy diversa, África negra, el Magreb, China… François es profesor de lengua, pero sus clases no se limitan a enseñar el uso correcto del francés, sino que son una continua conversación con los alumnos, donde éstos van a ser dirigidos por su profesor  a pensar, a razonar sus ideas y a expresar con argumentos  por qué mantienen un determinado punto de vista. La relación no es perfecta, hay alumnos que responden mejor que otros. Algunos se niegan a responder a las preguntas del profesor, ya que esto implica darse a conocer, y muchos  pueden no estar dispuestos a hacerlo, al menos de momento. Otros hacen el tonto, mantienen una actitud pasiva, se distraen… Pero ese es el reto para François, motivarles un día tras otro, tratarles con respeto para conseguir sacar lo mejor de ellos.

Se trata de un marco muy familiar para nosotros a día de hoy, el de la multiculturalidad que tan presente está en nuestros centros educativos, en nuestra vida.

El cine francés tiene una interesante tradición en abordar el tema de la educación de modo bastante sugerente.  Basta pensar en títulos como Hoy empieza todo y Ser y tener. Además, formando parte de otra tradición muy relacionada con la anterior de enseñar cine en las aulas, tiene cabida el viaje inverso, enseñar la educación en las pantallas.

Cantet, Bégaudeau y Robin Campillo han sabido articular una trama muy realista y natural. Verdaderamente se tiene la sensación de ser una especie de cámara oculta, testigo de lo que acontece en las clases, o en las reuniones de profesores.

Hay una determinación  de que todo lo que muestra la película transcurra dentro de los muros del instituto; nada veremos de lo que pasa fuera. Y esto, lejos de ocultar el resto de la vida de los personajes, sirve para mostrar mejor lo que ocurre en las clases y la influencia bidireccional que puede tener lo que pasa dentro y lo que pasa o se intuye que pasa fuera de ellas.  Se trata de una forma muy  eficaz de enseñar cómo lo del exterior repercute en el interior, como por ejemplo, la anunciada expulsión de Francia del padre de Wei, un alumno chino, o el comportamiento en casa de Souleymaine, un chico sometido a un consejo disciplinario.

No se tiene la sensación de estar ante un film consciente y aburridamente pedagógico, sino que todo parece emocionante, muy estimulante, con lugar para las sorpresas, como esa alumna que, ante el estupor de su profesor, declara haber leído “La República” de Platón en su tiempo libre, lo que además supone un homenaje a la manera de entender la pedagogía del maestro.

La película cuenta con unas interpretaciones tremendamente naturales. El director organizó un taller con los alumnos de un instituto, y logró que de los 50 asistentes iniciales, 25 siguieran comprometidos con su proyecto cuando arrancó el rodaje. Lo cierto es que el desarrollo de cada clase es atractivo, y que los chicos resultan creíbles.   Afirma Cantet que el planteamiento de muchas escenas, rodadas con tres cámaras digitales para captar al profesor, al alumno principal, y al resto de la clase, era como un partido de tenis, un intercambio de raquetazos donde cualquiera podía resultar más o menos vencedor, y tal enfoque, la verdad es que funciona muy bien. También es un acierto mostrar la fragilidad del profesor quien, a pesar de sus buenas intenciones, también puede equivocarse o encontrarse sin respuesta ante un alumno. El reto es no tirar la toalla, seguir adelante con la loable meta de formar bien a los chicos que están a su cargo, que en definitiva representan el futuro, y dependiendo de la formación que se les proporcione a esos chicos, tendremos un futuro mejor o peor.

Es una película que no podemos dejar de ver, imprescindible porque trata temas fundamentales en nuestra sociedad a día de hoy al tiempo que aborda el problema que ha surgido recientemente con el sistema educativo  y además nos hace partícipes de la comunicación de unos muchachos en su escuela, logrando que empaticemos con ellos y, advirtiéndonos que si alguien no pone fin a este descalabro, esos muchachos que ahora sólo son mentes impulsivas y descontroladas, quien sabe hasta qué punto pueden llegar.

La podéis encontrar como siempre en la biblioteca DVD PE 3204

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

Mesa Temática – La educación en la literatura y el cine

La educación es un tema muy recurrente y que ha sido llevado a la literatura y al cine en multitud de ocasiones. Para muchos la educación va íntimamente ligada a la enseñanza reglada desde que somos niños hasta la edad universitaria; pero nunca dejamos de aprender. La vida es un continuo aprendizaje que sólo termina con nuestro deceso.

Además de en la escuela, aprendemos en casa con la educación que recibimos de nuestros padres y de nuestros hermanos mayores. Aprendemos de nuestros amigos, algunos de ellos más versados que otros en las cosas de la vida, de algún tutor o «maestro» con el que nos podemos cruzar en la calle, en el trabajo… y también aprendemos de los libros, de las películas, de las obras de teatro, de la música, de nuestros errores y fracasos.

En esta mesa que hemos preparado para ti, vais a encontrar multitud de libros y películas que tratan la educación desde distintos ámbitos: en la escuela, en la universidad, en ambientes rurales, ambientes más cosmopolitas. También veremos la figura de los maestros y profesores, de los alumnos… Libros y películas muy variopintos que te van a dar una perspectiva muy interesante de este fascinante mundo. Lo mejor es que lo veas tú mismo a través de la selección que te hemos preparado.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Mesas temáticas, Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

clase

Un año más acaba de empezar el curso escolar y con él, nuevos compañeros, nuevas emociones, nuevas amistades, nuevos contenidos, etc. Pero hay algo que no debería ser nuevo y eso es la educación. Pues bien, esta semana quiero recomendar una película que trata de eso precisamente, de la educación, de la buena educación.

Se trata de “La Clase”, una magnífica película sobre el mundo de la educación escolar, galardonada con la Palma de Oro de Cannes en el año 2008. Está basada en el libro de Francois Bégadeau, un profesor que recogió en el libro algunas de sus experiencias profesionales.

Narra con un tono bastante realista anécdotas recogidas en el libro, de hecho el propio autor del libro es al mismo tiempo coguionista y el actor que se interpreta a sí mismo, es decir, al profesor.

El marco de la acción es un instituto conflictivo de París, donde debido al multiculturalismo vigente, conviven chicas y chicos de procedencia muy diversa, África negra, el Magreb, China… François es profesor de lengua, peros sus clases no se limitan a enseñar el uso correcto del francés, sino que son una continua conversación con los alumnos, donde éstos se ven dirigidos por su profesor  a pensar, a razonar sus ideas, a expresar con argumentos  por qué mantienen un determinado punto de vista. La relación no es perfecta, hay alumnos que responden mejor que otros. Algunos se niegan a responder a las preguntas del profesor, pues esto implica darse a conocer, algo que pueden no están dispuestos a hacer, al menos de momento. Otros hacen el tonto, mantienen una actitud pasiva, se distraen… Pero ése es el reto para François, motivarles un día tras otro, tratarles con respeto para conseguir sacar lo mejor de ellos.

clase2

Se trata de un marco muy familiar para nosotros a día de hoy, el de la multiculturalidad que tan presente está en nuestros centros educativos, en nuestra vida.

El cine francés tiene una interesante tradición en abordar el tema de la educación de modo bastante sugerente.  Basta pensar en títulos como Hoy empieza todo y Ser y tener. Además, formando parte de otra tradición muy relacionada con la anterior de enseñar cine en las aulas, tiene cabida el viaje inverso, enseñar la educación en las pantallas.

Cantet, Bégaudeau y Robin Campillo han sabido articular una trama muy realista y natural. Verdaderamente se tiene la sensación de ser una especie de cámara oculta, testigo de lo que acontece en las clases, o en las reuniones de profesores.

clase3

Hay una determinación  de que todo lo que muestra la película transcurra dentro de los muros del instituto; nada veremos de lo que pasa fuera. Y esto, lejos de ocultar el resto de la vida de los personajes, sirve para mostrar mejor lo que ocurre en las clases y la influencia bidireccional que puede tener lo que pasa dentro y lo que pasa o se intuye que pasa fuera de ellas.  Se trata de una forma muy  eficaz de enseñar cómo lo del exterior repercute en el interior, como por ejemplo la anunciada expulsión de Francia del padre de Wei, un alumno chino, o el comportamiento en casa de Souleymaine, un chico sometido a un consejo disciplinario.

No se tiene la sensación de estar ante un film consciente y aburridamente pedagógico, sino que todo parece emocionante, muy estimulante, con lugar para las sorpresas, como esa alumna que, ante el estupor de su profesor, declara haber leído “La República” de Platón en su tiempo libre, lo que además es un homenaje a la socrática pedagogía del maestro.

clase4

La película cuenta con unas interpretaciones tremendamente naturales, aunque Cantet niega que ello se deba a que los alumnos se interpreten a sí mismos. El director organizó un taller con los alumnos de un instituto, y logró que de los 50 asistentes iniciales 25 siguieran comprometidos con su proyecto cuando arrancó el rodaje. Lo cierto es que el desarrollo de cada clase es atractivo, y que los chicos resultan creíbles;  se abandona cualquier estereotipo tan difícil de evitar. Afirma Cantet que el planteamiento de muchas escenas, rodadas con tres cámaras digitales para captar al profesor, al alumno principal, y al resto de la clase, era como un partido de tenis, un intercambio de raquetazos donde cualquiera podía resultar más o menos vencedor, y tal enfoque funciona muy bien. También es un acierto mostrar la fragilidad del profesor, quien a pesar de sus buenas intenciones también puede equivocarse, o encontrarse sin respuesta ante un alumno. El reto, por supuesto, es no tirar la toalla, seguir adelante con la loable meta de formar bien a los chicos que están a su cargo, que en definitiva representan el futuro, y dependiendo de la formación que se les proporcione a esos chicos, tendremos un mejor o peor futuro.

clase5

La película da en el clavo en muchos aspectos como la educación, el lenguaje, la relación entre los alumnos y el profesor. Pero además es un privilegio pues asistimos a un experimento ya que solo muestra personas y no personajes.

Es una película que no podemos dejar de ver, imprescindible a día de hoy porque no sólo intenta concienciarnos sobre el problema que ha surgido con el sistema educativo, sino que además nos hace partícipes de la comunicación de unos muchachos en su escuela, logrando que empaticemos con ellos y, advirtiéndonos que si alguien no pone fin a este descalabro, esos muchachos que ahora sólo son mentes impulsivas y descontroladas, quien sabe hasta qué punto pueden llegar.

La podéis encontrar como siempre en la biblioteca DVD PE 3204

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

Hoy en la sección una de nuestras novedades, Cómo encontrar el amor en los cincuenta de Pascal Morin.

amor

Si le hubieran dicho que a lo largo de ese año escolar se enamoraría, se habría negado a creerlo. Sin embargo, la escena inverosímil que iba a presenciar al día siguiente tendría consecuencias inesperadas, a la manera del famoso aleteo de las mariposas.

Cambiar de rumbo a los cincuenta no es fácil, al menos no es más fácil que a los veinticinco o a los cuarenta. Y si hablamos de encontrar la felicidad, incluso el amor, entramos ya en el ámbito de los cuentos de hadas. Pero como la vida es una fuente inagotable de sorpresas, y París siempre será París, Pascal Morin nos propone un delicioso, inteligente y atrevido juego de espejos en el que los personajes se encuentran sin buscarse, se alejan sin quererlo y, a la postre, no pueden evitar toparse con su propia imagen. Una divertida fábula moral que removerá en el lector emociones dormidas y sensaciones olvidadas.

En el espléndido escenario de la luminosa ciudad, rebosante de energía, seductora y cosmopolita, se suben al carrusel de esta historia Catherine Tournant, profesora sofisticada, segura de sí misma y ordenada, amante de los libros y de la cultura en general, aunque algo solitaria; Dimitri Diop, un joven fontanero senegalés, y su padre, Robert, un atractivo cincuentón; la joven estudiante Natacha Jackowska, “Soy adulta y estoy vacunada“, el estilista Jérémie Lesdiguières y la psicoanalista Ève-Marie Saada, mujer fascinante de frágil equilibrio mental. Como siguiendo los pasos de una contradanza, los encuentros y desencuentros de los protagonistas los llevan a poner en tela de juicio sus convicciones y a plantearse hasta qué punto están dispuestos a aceptar todo lo mágico que ofrece la vida.

Estos son más o menos los personajes principales, todos acaban unidos entre sí y confluyen en una casa de campo que Catherine tiene en su pueblo natal, pero esto ocurre al final del libro y si queréis saber cómo terminan ahí y los hilos que ha ido entretejiendo la vida para ponerlos en contacto, algunos por razones de parentesco, sólo tenéis que leerlo, y como siempre lo puedes encontrar aquí, en tu biblioteca.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

Piruletras – Para niños y mayores

piruletras

 

¡Extra! ¡Extra! Tenemos una nueva sección en nuestro blog.

Entrevistador: ¿A quién va dirigida esta nueva sección?

Biblioteca: Esta sección está dirigida a nuestros pequeños y medianos lectores, aquellos que usan la “Zona infantil” de nuestras bibliotecas.

E: O sea, para los menores de 14 años, ¿no?

B: Pues no exactamente. Ellos serán sin duda el alma de esta sección, pero también los mayores podrán beneficiarse de nuestras recomendaciones, profes, padres, madres… y todos los que a pesar de crecer, siguen teniendo alma de niños, y siguen disfrutando de las buenas historias y los buenos ilustradores. ¿Quién no echa de menos los libros con dibujos?

E: ¿Y por qué este nombre?

B: Pues porque a la literatura infantil le pasa lo mismo que a las piruletas, los niños y niñas las devoran, luego crecen y sólo de vez en cuando vuelven a ellas, pero nunca dejan de gustarles realmente. Si oyes al niño que llevas dentro, sin duda te pide piruletas cuando pasas por el quiosco, y piruletras cuando vas a la biblioteca.

E: ¿Y cuándo habrá Piruletras en el blog?

B: Todos los miércoles tendremos alguna piruletra, la mayoría de las veces serán sobre libros, otras sobre autores, escritores o ilustradores. Pero también tendrán cabida páginas webs que consideremos interesantes, o consejos para acercar la lectura a los pequeños de la casa.

E: Suena bien, suerte en esta nueva aventura.

B: Muchas gracias. Nos vemos el próximo miércoles con la primera Piruletra.

Deja un comentario

Archivado bajo Niños, Noticias, Novedades, Recomendaciones, Sección infantil

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

operacion dulce

Hoy en nuestra sección quiero recomendar un libro que siempre llevaré en la memoria, no sólo por su indudable valor literario, que es incuestionable, sino porque leyendo este libro mientras esperaba mi turno para la consulta médica rompí aguas, literalmente, y me acompañó durante las noches de hospital que pasé ingresada y mi pequeña se hizo dueña de la cama.

Pero vamos a lo que nos ocupa. En este libro McEwan nos lleva a la Inglaterra de 1972, en plena Guerra fría. El autor se sirve de de su protagonista, Serena Frome, joven estudiante de Cambridge reclutada por el  MI5 (Servicio de Inteligencia del Reino Unido), para hablarnos del mundo de los espías, y de otros muchos temas: el mundo universitario, los escritores, la política, y las relaciones personales…

Cuando leí esta novela me acordé de la magnífica  “El cuaderno dorado” de Doris Lessing porque en ella hay mucha política, comunismo sobre todo, y de la no menos magnífica “Tu rostro mañana“(publicada originalmente en tres entregas) de Javier Marías, en la que también aborda el mundo de los Servicios de Inteligencia Británicos, a través del agente español Jacobo Deza.

Para mi es una novela de ideas, no sé si existe el género como tal, que  te hace pensar, y mucho. Tienes que enfrentarte a ella con la mente abierta y los cincos sentidos porque no tiene desperdicio. McEwan vuelve a sorprender con su última novela publicada en español, un perfecto maridaje que te mantiene enganchada de principio a fin.

Os dejo con el resumen del libro:

Inglaterra, 1972. En plena Guerra Fría la joven estudiante Serena Frome es reclutada en Cambridge por el MI5. Su misión: crear una fundación para ayudar a novelistas prometedores, pero cuya verdadera finalidad es generar propaganda anticomunista. Y en su vida dominada por el engaño entra Tom Healy, joven escritor del que acabará enamorándose. Hasta que llega el momento en que tiene que decidir si seguir con su mentira o contarle la verdad… Esta deslumbrante narración atrapa y sorprende al lector con sucesivas vueltas de tuerca en las que realidad y ficción se funden y confunden. Con extraordinaria sutileza psicológica, una trama trepidante y momentos de fina ironía, Ian McEwan demuestra una vez más que es un maestro consumado del arte de la novela.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones