Archivo de la etiqueta: Poemas

PIRULETRAS – Si ves un monte de espumas y otros poemas

El domingo es el Día Internacional del Libro, pero claro, tú esto ya lo sabías ¿a que sí?

Estoy segura de que ya tienes plan para celebrarlo: una maratón lectora en casa, visitar alguna biblioteca estos días y hacerte el carnet si aún no lo tienes, un intercambio de libros en clase o con algún amigo, hacer tus propios marca-páginas y regalárselo a tus amigos lectores… cualquiera de esas cosas que se os ocurren y que están relacionadas con los libros.

Aunque las Bibliotecas de Fuengirola estarán cerradas, tanto hoy como el lunes podéis visitar cualquiera de ellas y asistir al cuentacuentos, a la lectura compartida del Quijote, a por libros, a saludarnos… lo que queráis.

Mientras lo pensáis, vamos con la recomendación de hoy:

Se trata de una antología de poesía infantil hispanoamericana, realizada por Ana Garralón (cuyo blog os recomiendo, no por nada fue galardonado el año pasado con el Premio Nacional de Fomento a la Lectura), con ilustraciones de Teresa Novoa.

 

Imaginas un verso que es un monte de espumas, o que una noche te encontraras a la luna durmiendo en el río, o un cañón de chocolate disparando a un barco de papel…Éstos son algunos de los elementos que encontrarás en los poemas de esta antología, unos divertidos, otros tristes, todos llenos de ritmo y musicalidad; con ellos podrás disfrutar de la tradición popular de la poesía hispanoamericana.

Y con ellos descubrirás autores chilenos, cubanos, bolivianos, nicaragüenses… Y verás que los niños disfrutan de la poesía tanto aquí como allí. Que les gustan las mismas cosas, que se ríen de lo mismo, que tienen los mismos miedos y a veces hasta los mismos sueños.

Puedes encontrar este libro en la Biblioteca Miguel de Cervantes, con la signatura: I-P ANT siv

 

Buen fin de semana a todos y Feliz Día del Libro.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

RECOLECTURAS – El cartero de Neruda

cartero

“La verdad es más alta que la luna” (Pablo Neruda)

Hoy, 21 de marzo, celebramos el Día Mundial de la Poesía; por este motivo, mi recomendación para este día es un libro que tiene mucha relación con la poesía, por uno de los personajes principales y por la prosa que destila, El cartero de Neruda de Antonio Skármeta.

Nuestro protagonista es Mario Jiménez, un joven de 17 años con melena enmarañada a lo Beatles, un poco “cortito”, gran amante del cine  y, que por fortuna de la vida, entre ellas disponer de una bicicleta y no ser apto para desempeñar el oficio de su padre, pescador (tiene demasiadas simpatías a coger resfriados y a acurrucarse entre las sábanas), termina como cartero de un solo cliente, el gran poeta Pablo Neruda:”Lo que no logró el océano Pacífico con su paciencia parecida a la eternidad, lo logró la escueta y dulce oficina de correos de San Antonio: Mario Jiménez no solo se levantaba al alba, silbando y con una nariz atlética, sino que acometió con tal puntualidad su oficio, que el viejo funcionario Cosme le confió las llaves del local, en caso de que alguna vez se decidiera a llevar a cabo una hazaña desde antiguo soñada: dormir hasta tan tarde en la mañana que ya fuera hora de la siesta y dormir una siesta tan larga que ya fuera hora de acostarse […].

Con la idea de agenciarse un autógrafo del poeta y así poder alardear ante futuras féminas, Mario se hace con un ejemplar de las Odas elementales de Neruda, pero debido a su timidez tarda en pedirle el autógrafo y, mientras llega el momento adecuado, termina por leerse el libro, este será su primer acercamiento a la poesía, al que seguirá las Nuevas odas elementales y El tercer libro de las odas. Ninguno de ambos libros llegó a ser autografiado por el poeta: “Otra mañana con sol de invierno […], relegó la dedicatoria al olvido. Mas no así la poesía“.

A través de metáforas empieza esta amistad tan extraña y fructífera. Neruda le da consejos para que cree las suyas propias en su paseo a la orilla del mar: “Todo lo que en el mar era elocuencia, en él fue mudez. Una afonía tan enérgica, que hasta las piedras les parecieron parlanchinas en comparación”. Todo cambia en el momento en que Mario se enamora de Beatriz (una muchacha de unos diecisiete años con un pelo castaño enrulado y deshecho por la brisa, unos ojos marrones tristes y seguros, rotundos como ciruelas, un cuello que se deslizaba hacia unos senos maliciosamente oprimidos por esa camiseta blanca con dos números menos de los precisos, dos pezones, aunque cubiertos, alborotadores, y una cintura de esas que se cogen para bailar tango hasta que la madrugada y el vino se agotan), y le pide al poeta que, en vez de propina, cada vez que le lleve la correspondencia le escriba un poema para ella.

Tras la ausencia del poeta, al que llama la política, decide agenciarse un cuaderno para anotar las eventuales imágenes que su trato con la torrencial lírica del maestro le ayudara a concebir. Este hecho y el ir siempre con las obras completas del maestro en su talega, le hace ganarse fama como lírico: “su infertilidad creció en las semanas siguientes en proporción contradictoria a su fama de poeta“. Tanto se había divulgado su coqueteo con las musas, que el telegrafista lo conminó a leer algunos versos en un acto político-cultural del partido socialista de San Antonio. Su amor por Beatriz no decae y decide memorizar versos del poeta para la ocasión en que poder administrarlos y seducirla, ¡La poesía no es de quien la escribe, sino de quien la usa! ; “siguió los pasos de Beatriz por la playa y a la altura de los roqueríos, con el corazón en la mandíbula le habló. Al comienzo con vehemencia, pero luego, como si él fuera una marioneta y Neruda su ventrílocuo, logró una fluidez que permitió a las imágenes tramarse con tal encanto, que la charla, o mejor dicho el recital, duró hasta que la oscuridad fue perfecta”.

La poesía da sus frutos y Beatriz sucumbe a la palabra, sin embargo, se encuentran con la oposición de la viuda de González, madre de la susodicha, que intenta hacerle ver a Beatriz que las palabras son solo eso, palabras que se lleva el viento, y que además Mario ha cometido plagio al usar los versos del poeta. (Esta es una de las partes más ocurrentes del libro cuando la viuda recita los versos de Neruda, haciéndole ver lo que significan en la realidad). Ante la firme oposición de la viuda, a Mario no le queda más remedio que echar mano del poeta, que se encuentra ya un poco hastiado de las ocurrencias del cartero. En palabras del propio Neruda: “Soy tu celestino, tu cabrón y el padrino de tu hijo“.

En el libro también vamos a ver el nombramiento de Allende como presidente (primer marxista votado democráticamente, así como su derrocamiento y muerte tras el Golpe de Estado de 1973;  el Premio Nobel de Literatura para Neruda, y su estancia en París como embajador chileno durante el mandato de Allende (mientras está de embajador en París trascurre una de las partes más hermosas del libro, cuando Neruda le pide a Mario que le grabe los sonidos de la isla Negra que tanto echa de menos en la gran urbe. Mario aprovecha cualquier ocasión para grabar sonidos: el movimiento del mar con la manía de un filatélico: los vaivenes de la marea, el rompido de las olas, del agua saltarina animada por los vientos; las gaviotas; los pelícanos, pájaros cuestionadores y anarquistas; abejas en los momentos que tenían orgasmos de sol contra sus trompas fruncidas sobre el cáliz de las margaritas costeñas; las campanas de la iglesia; el tránsito de las estrellas siderales…).

El libro es de una belleza sublime, tanto por la historia, como por las metáforas y descripciones que usa. Está salpicado de multitud de poemas del gran autor chileno, que va intercalando en los momentos precisos para apoyar al texto. La amistad entre poeta y cartero es de una humanidad y sencillez increíbles, el maestro y el discípulo en sus más altas connotaciones. Es un homenaje a la poesía y al poder transformador de la palabra. Uno de esos libros exquisitos que no dejan indiferentes a nadie, para leer y releer, como yo he hecho en este caso. Skármeta se hizo mundialmente famoso con este libro, que también fue llevado al cine con enorme éxito, de la mano de Michael Radford, aunque en la versión cinematográfica está ambientado en la Italia de los años 50. (DVD PE 790)

Para los amantes de la poesía, deciros que en la biblioteca Miguel de Cervantes tenemos muchísimas obras poéticas, tales como la del ilustre autor protagonista de este libro. Hoy, Día Mundial de la Poesía, es una buena excusa para acercarnos a este género tan exquisito, así que ya sabéis, os esperamos.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS -Bob Dylan

bob-dylan-letras-completas

El pasado mes de octubre conocíamos el Nobel de Literatura que este año ha recaído en el cantante Robert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan (Duluth, Minnesota, 24 de mayo de 1941). Este hecho ha suscitado gran controversia y debate en las redes sociales entre los partidarios y detractores del músico norteamericano. Para muchos es descabellado darle un premio de literatura a un cantautor; para otros es merecedor del premio porque sus letras destilan auténtica poesía.

Más allá del debate, lo que es incuestionable es que  este compositor  cambió como nadie el concepto de canción popular en el siglo XX, añadiendo una particular dimensión poética a la música cantada. Y tan importante como ese determinante hecho: su influencia, reconocida por los Beatles, los Rolling Stones, Bruce Springsteen y cualquier icono del rock y el pop que venga a la cabeza, no ha hecho más que crecer a medida que ha pasado el tiempo. Ahora, con este premio, y tras haber recibido antes el Pulitzer o el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, su leyenda sigue creciendo.

No sé de qué lado os posicionáis. Quizás el libro que hoy traemos a esta sección os ayude a inclinar la balanza hacia uno u otro lado, ya que presenta la edición integral de su cancionero completo en edición bilingüe; y nos ofrece la posibilidad de explorar el vastísimo -casi inconmensurable- universo poético del bardo de Minnesota, desde sus primeros tientos profesionales como cantautor contestatario e ídolo de su generación, hasta el día de la revelación en el que se obró el milagro -sacrilegio para muchos- que le llevó a abrazar las armas del rocanrol y electrificar su imaginario musical, despojándolo de las esencias folk que hasta entonces lo habían caracterizado. Con esa transformación también llegaría un nuevo lenguaje poético y su inclusión definitiva en el olimpo de los grandes del rock. De sus fugaces conversiones religiosas a otros credos y otros tantos desvaríos también da noticia el propio cancionero, una obra que deviene en hoja de ruta lírica de la singladura vital de Bob Dylan.

Este volumen contiene todos los versos escritos hasta la fecha por un creador que ha revolucionado la canción popular destilando las tradiciones más diversas, desde el blues al country, desde la balada británica al góspel negro, desde el rock a la música vodevil. Estamos, pues, ante unas obras completas que incluyen el material descartado en los sucesivos discos, y por primera vez, todas las composiciones posteriores a 1985. Esta obra ofrece al fin la  posibilidad de explorar en inglés y castellano el casi inabarcable universo creado por la imaginación poética de Dylan: su temeridad verbal, sus extravagantes metáforas, sus aforismos imposibles, su lenguaje privado, su humor, su épica, su ingenio, su ingenuidad, su sarcasmo, su lirismo, y , por encima de todo, su omnívora mirada.

Yo tengo que reconocer que no soy de Dylan, no lo escucho, supongo que porque no soy bilingüe y soy incapaz de apreciar las canciones en todo su esplendor. Sin embargo, he querido leer una de las canciones que más me gustan de él, Like a Rolling Stone, como si de una poesía se tratase. Esto es lo que dice:

Hubo un tiempo en que ibas muy trajeada

En la flor de la vida arrojabas moneditas a los mendigos, ¿recuerdas?

La gente ya te avisaba: “Ojo, niña, vas a acabar mal”

Tú pensabas que bromeaban

Y te reías

De todo bicho viviente

Ahora ya has bajado el tono

No pareces tan orgullosa

De tener que rebuscar tu próxima comida

¿Qué se siente

Qué se siente

Vagando sin hogar

Por todos ignorada

Como un canto que rueda?

Sí, doña Soledad, fuiste al mejor colegio

Pero no nos engañemos, te pasabas el día mamada

Y nadie te enseñó a vivir en la calle

Y ahora te toca acostumbrarte a eso

Dijiste que jamás transigirías

Con el vagabundo misterioso, pero ahora entiendes

Que él no vende coartadas

Mientras contemplas el vacío de sus ojos

Y le preguntas si quiere hacer un trato

(Estribillo)

Nunca te volviste a ver el ceño de malabaristas

y payasos

Cuando acudían a hacerte sus números

Jamás comprendiste que no conviene

Dejar que otros vivan en su piel tus emociones

Montabas el caballo cromado con ese diplomático

Que llevaba a un gato siamés al hombro

Debió de ser muy duro descubrir

Que no era tan estupendo

Cuando te sopló todo lo que tenías

(Estribillo)

Princesa en el campanario y toda esa gente guapa

Que bebe convencida de su éxito

E intercambia preciosos obsequios

Pero más vale que te quites y empeñes el anillo de diamantes

Te hacía mucha gracia

Aquel napoleón andrajoso y cómo se expresaba

Ve ahora con él, te llama y no puedes rechazarlo

Cuando no tienes nada, nada tienes que perder

Ya eres invisible, no tienes secretos que ocultar

(Estribillo)

Ahora vamos a ponerle música:

¿Os parece poesía? Ahí lo dejo.

Para saber más: elpais.com/tag/bob_dylan/a

 Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2016/10/13/actualidad/1476344926_683109.html)

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Fallece el escritor mexicano José Emilio Pacheco

pachecocervantes2009_big

Hoy en nuestra sección nos acercamos a la figura de José Emilio Pacheco, Premio Cervantes 2009, que ha fallecido esta madrugada a la edad de 74 años.

El escritor mexicano fue uno de los grandes poetas contemporáneos en español, cuya maestría y reconocimiento han traspasado generaciones y fronteras.

Pacheco, también ensayista y traductor, fue autor de las novelas Morirás lejos (1967), El principio del placer (1972) y Las batallas en el desierto (1981), esta última disponible también en nuestra biblioteca (N PAC Jos bat).

La obra que hoy nos ocupa, Tarde o temprano [Poemas 1958-2009], recoge los catorce poemarios publicados por el autor a lo largo de más de cincuenta años dedicados a la poesía.

Desde el primer libro, Los elementos de la noche (1958-1962), en el que se perciben ecos del simbolismo, hasta los poemas en prosa del más reciente, La edad de las tinieblas (2009), el poeta recorre un largo camino en el que va desprendiéndose de lo accesorio en busca de una mayor pureza y originalidad, un trayecto en el que sin duda el tercer libro, No me preguntes cómo pasa el tiempo (1964-1968), marca un punto de inflexión no sólo por su desnudez y su apertura a lo coloquial, sino también por su carga social y moral.

La perduración del instante, la meditación sobre el pasado y el fluir del tiempo, la preocupación por el sufrimiento, el testimonio de la frágil historia personal enfrentada a la terrible Gran Historia, se expresan a lo largo de su obra con un estilo conversacional y antirretórico en ocasiones, pero también en monólogos dramáticos o epigramas, en invectivas satíricas o elegías por un mundo que desaparece, en haikús o en largos poemas narrativos. En todas esas formas brilla un poeta extraordinario.

Aparte del Premio Cervantes, el escritor también recibió el Premio Nacional de Periodismo por Divulgación Cultural (1980), el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso (2001), el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo (2003) y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2009), entre otros galardones.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Noticias, Obituarios, Recomendaciones