Archivo de la etiqueta: Periodismo de investigación

RECOLECTURAS – La vuelta al mundo en 72 días y otros escritos

Ahora que empiezan las vacaciones, vamos a viajar, y lo vamos a hacer de la mano de Nelly Bly en La vuelta al mundo en 72 días y otros escritos.

Lo primero que sorprende es cómo esta adolescente pobre y con escasa formación llamada Elizabeth Cochran encontró la valentía necesaria para convertirse en una periodista llamada Nelly Bly que ayudó a cambiar el mundo escribiendo sobre él.

Nelly Bly (1864-1922) logró convertirse en la reportera más famosa de Estados Unidos haciendo suya la idea de que una escritora constituía, por definición, un cierto espectáculo. En una época en la que los periodistas apenas conseguían firmar sus artículos, el nombre de Bly aparecía en el titular de casi todos los que publicaba. Con una prosa vivaz, creó su propia marca de noticias sensacionalistas. En sus artículos se mezclaban a partes iguales, con gran éxito, autoexhibición y autoescarnio, un sentido común y un atrevimiento extraordinario.

En aquel entonces, los directores de periódicos contrataban a mujeres, sobre todo, para que escribieran sobre alta sociedad, moda, recetas y trucos para el hogar, Bly fue a México para hacer de corresponsal en el extranjero. Se hizo internar en el frenopático más famoso de Nueva York para desvelar lo que allí ocurría (su trabajo de investigación sirvió para cambiar, en cierta medida, las condiciones de maltrato e inanición que sufrían las internas). Se especializó en lo que luego se denominó «periodismo gonzo». Trabajó en una fábrica, pasó una noche para mujeres indigentes, visitó un fumadero de opio y se hizo pasar por una mujer desesperada por encontrar trabajo en un agencia de empleo corrupta. Cubrió los eventos de la convención de 1913 a favor del sufragio femenino También probó suerte con el ballet, el adiestramiento de elefantes y el boxeo (parece la precursora de nuestra Samanta Villar). En su actuación más famosa, se lanzó a dar la vuelta al mundo con dos días de preaviso, emulando a Phileas Fogg, el personaje de ficción de Julio Verne.

Aunque para infiltrarse tuvo que recurrir muchas veces a la mentira, los artículos que ofrecía a sus lectores se apoyaban siempre en el mismo pilar: su percepción particular de la gente, los lugares y las cosas. 

Este volumen incluye solo una parte de su obra publicada. Además de sus dos historias más famosas, la que destapa la realidad del sanatorio y la de su vuelta al mundo (que da título al libro) aparecidas ambas en el New York World de Joseph Pulitzer; los lectores encontrarán el primer artículo publicado por Bly, una defensa de las mujeres trabajadoras que apareció en el Pittsburg Dispatch; un artículo perteneciente a su época de corresponsal en México; dos investigaciones como infiltrada para el World («¿Las mujeres deberían tener derecho a pedir la mano?» y dos entrevistas con pioneras de la defensa de los derechos de la mujer); cuatro despachos desde el frente oriental de la Primera Guerra Mundial para el New York Evening Journal (se convirtió en una de las primeras mujeres corresponsales de guerra) y, finalmente, dos columnas de consejos, también publicadas en el Journal, escritas en la última época de la carrera de Bly.

Una mujer pionera del periodismo de investigación, aventurera y un referente feminista que logró vivir de su pasión y llevarla a cabo.

En una época en el que el papel de la mujer se limitaba al de esposa y madre; consiguió labrarse una carrera profesional siendo ella misma, lo que supuso poner del revés los supuestos más denigrantes sobre las mujeres.

Gracias a la magnífica labor de la editorial Capitán Swing, tenemos la suerte de conocer a esta valiente y transgresora mujer, a través de sus escritos.

(Fuente: Datos sacados del prólogo y de la introducción del libro)

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

CINEMA PARADISO -Spotlight

Estamos en febrero, el mes más cinéfilo del calendario. En breve se celebrará la fiesta del cine por excelencia: la gala de los Oscar que premia los mejores trabajos realizados en el cine el año anterior.

Para ir abriendo boca, esta semana quiero reseñar una película que obtuvo el Oscar más importante de la Academia, el de Mejor Película en 2016. Se trata de  Spotlight, “Primera Plana” en español, que también fue premiada con el Oscar a Mejor Guion Original, basado en la investigación periodística sobre el caso, que obtuvo el premio Pulitzer.

Dirigida por  Thomas McCarthy y escrita por él mismo en colaboración con Josh Singer, cuenta la historia de cómo la unidad de investigación del periódico Boston Globe, cuyo nombre da título a la película y que es la unidad más antigua de este tipo en Estados Unidos, desenmascaró un escándalo monumental en el que la Iglesia católica de Massachusetts ocultó un importante número de abusos sexuales de numerosos sacerdotes de Boston.

Una película como ésta, podemos decir que era necesaria, dado el número de escándalos de este tipo que sacuden nuestro mundo y por ende al mundo católico. Los hechos reales que narra son lo suficientemente duros como para que el espectador se sienta interesado y emocionalmente afectado. El Vaticano  la calificó de “honesta y convincente” y dijo de ella que ayudó  “a aceptar plenamente el pecado, admitirlo públicamente, y pagar todas las consecuencias.” Así mismo dijeron que  los reporteros de Globe “dieron ejemplo de su vocación más pura, la de encontrar los hechos, la verificación de las fuentes, y haciendo ellos mismos, por el bien de la comunidad y de una ciudad de los paladines de la necesidad para la justicia.” También el obispo de Los Ángeles, Robert Barron comentó en una entrevista que la película era importante para ayudar a reconocer que la Iglesia Católica era responsable de estos hechos. Todo esto demuestra que la película está hecha desde el periodismo de investigación más puro.

El equipo de periodistas investigadores  cuyo nombre da título a la película, está formado por un elenco de lujo, destacando a Mark Ruffalo, que consigue su tercera nominación al Oscar por mejor actor de reparto gracias a esa capacidad tan suya para dotar de detalles y carisma a sus personajes; a Michael Keaton, que demuestra que lo de “Birdman” en 2015 no fue un simple aleteo, sino el resurgir de un actor extraordinario; y a Rachel McAdams, también nominada al Oscar por mejor actriz de reparto, que lo mismo resuelve un caso de homicidios como la sheriff de “True Detective” que destapa un monstruoso escándalo como periodista de investigación.

Thomas McCarthy dirige una visión precisa, elegante y exhaustiva de lo que en su momento fue, y debería volver a ser, el trabajo de investigación periodístico.

Quizás las escenas más impactantes y duras sean aquellas en las que  Rachel McAdams entrevista a las víctimas de los abusos que, en su mayoría, provenían de familias pobres donde la religión tenía un lugar muy importante. El guion es muy directo y franco, evitando el morbo emocional y el efectismo barato.

La película también plantea cuestiones como  la corrupción y la hipocresía existente en toda la comunidad religiosa, la falta de valores, los horrores de los que es capaz el ser humano y en definitiva, la forma tan pusilánime con la que, a menudo, es capaz de afrontar la verdad, que sigue estando ahí fuera esperando que alguien la saque a la luz. Es estremecedor ver cómo, al final de la película aparece una interminable lista de todos los lugares en los que se han producido hechos como los que se investigan en la cinta.

Una magnífica película en definitiva, que cuenta con mi más sincera recomendación y que después de verla,  propicia ser conversada y discutida para tratar de hacerle frente a un trago muy amargo que acecha a la sociedad en la que vivimos. No se puede hacer la vista gorda ante una problemática que atenta contra la integridad de un ser humano, y mucho más cuando es un niño.

¿Te apetece verla? Pues no tienes más que pasar por la biblioteca y llevártela a casa. DVD PE 4452

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones