Archivo de la etiqueta: Pacifismo

RECOLECTURAS – La importancia de no entenderlo todo

«La idea de que me iré de un mundo que está cada vez peor no me gusta, porque siempre pensé que era mi deber dejar el mundo mejor de lo que lo había encontrado. Si se tiene el hábito de ver cada día como una jornada completa, envejecer es interesante. Todos los días se conoce a una persona nueva, una puesta de sol nueva. Todos los días pasan cosas hermosas»

Hoy en nuestra sección, La importancia de no entenderlo todo de Grace Paley.

Grace Paley (1922-2007), conocida a nivel literario por sus cuentos (en la biblioteca tenéis sus Cuentos completos publicados por la editorial Anagrama), fue una destacada pacifista y activista política, además de feminista. En este libro vamos a conocerla en estas facetas a través de sus artículos, reportajes, charlas y prefacios. Aunque su historia comienza en los años veinte, mucho de los asuntos tratados en este libro comenzaron en los años cincuenta.

Casi todos los artículos fueron escritos porque Paley formaba parte de un movimiento, más bien de una marea, que surgió de las luchas por los derechos civiles de los cincuenta y que generó energías y métodos en los movimientos antibélicos de acción directa de los sesenta, debilitándose luego para volver con fuerza en los setenta y ochenta, en la segunda ola del movimiento de las mujeres, ola nutrida por las corrientes de la educación ecológica, la interconexión y la acción.

Hija de emigrantes rusos, Grace se crió en el barrio neoyorquino del Bronx en una familia puritana, socialista y judía. Quizás estos orígenes y mezcla de culturas (en casa se habla yiddish y ruso), hace que desde muy pequeña se despierte en ella la conciencia social y política. A los nueve años se inscribió en una organización llamada los Halcones: jóvenes socialistas menores de doce años, donde se cantaba «La Internacional», con el final socialista, además de ir vestidos con camisas azules y pañoletas rojas.

Siempre se mantiene muy crítica respecto a las decisiones tomadas por el gobierno de los Estados Unidos: «Aunque Estados Unidos amparaba el capitalismo, el prejuicio (que ahora se conoce como racismo: rechazar a la gente sin ningún motivo, salvo el color de la piel) y el linchamiento, mi padre decía que teníamos suerte de estar aquí». No obstante, sus críticas no son infundadas, son obtenidas de primera mano: Grace fue miembro de la delegación del movimiento pacifista que acompañó a tres prisioneros de Hanói a Estados Unidos en el programa de devolución de prisioneros durante la guerra de Vietnam, programa en el que los vietnamitas tenían puestas muchas esperanzas, y como veremos, Estados Unidos incumplió. También cuestiona la evacuación de niños vietnamitas a Estados Unidos para ser dados en adopción sin un registro adecuado, ya que muchos de ellos aún siguen teniendo familia en el país. Según Grace: «La guerra de Vietnam, que empezó con ignorancia, autocomplacencia y con el exterminio de inocentes, terminó de manera muy parecida». Sus protestas por la guerra de Vietnam, llevaron a Grace a pasar seis días en la cárcel de Greenwich Village.

Otra guerra que le tocó vivir, e igualmente cuestionada y criticada, fue la del Golfo. Según la autora fue sobre todo un experimento para probar el nuevo arsenal armamentístico de los Estados Unidos, ya que el petróleo sólo constituía el 5 o 10%. También se posicionó en contra de la política estadounidense en Centroamérica.

Sus protestas antibelicistas, por las que fue muy conocida, las llevó a cabo desde el pacifismo: «El pacifismo no es “pasivismo”»;  desde la desobediencia civil: «La verdadera esencia de la desobediencia civil no violenta es la terquedad más absoluta». «Para mí ha tenido más importancia no pedir permiso  no pedir permiso que desobedecer»; y desde la comunidad, emprendiendo acciones locales.

grace

Iguales de interesantes son sus opiniones sobre el feminismo, movimiento al que se fue acercando conforme iba creciendo, la enseñanza y la escritura.

Para Grace ser feminista significaba saber que: «lo normal durante varios miles de años ha sido que los hombres se adueñen durante varios miles de años del destino de las vidas de las mujeres, y que eso no es natural. Es una forma antinatural de organizar la vida en la tierra. El feminismo no consiste en hacer una lista de prioridades y de opresiones, sino en exigir cambios en una escala mayor, situando las vidas de las mujeres en el mismo plano central que la mayor parte de los radicales ocupan la clase o la raza, y mostrando cómo se relacionan». Ella pertenece al grupo Acción Femenina contra el Pentágono de Nueva York, entre otros movimientos. Hago aquí un inciso para decir que la Declaración de Unidad de las mujeres en sus protestas contra el Pentágono (páginas 115-122), es magistral.

Su relación con las mujeres y con sí misma: «Aprendí a educarme a mí misma sin saberlo. Aprendía de mí misma, entre otras personas», afecta también a su escritura: «Cuando yo empecé a escribir como escritora fue porque había empezado a vivir entre mujeres. Lo mejor de todo es que yo no las conocía, no sabía quiénes eran. Pero no tenía ni idea, y creo que de ese hecho procede mucha literatura.  Procede de no saber mucho sino de no saber. Procede de aquello por lo que sientes curiosidad, de lo que te obsesiona, de lo que quieres conocer. […] De manera que empecé a pensar en esas vidas, y esas fueron las vidas que me interesaron».

Respecto a la escritura Grace hace una diferencia entre escritor y crítico. Según ella, un escritor para hacer bien su trabajo debe vivir en el mundo, y un crítico, para sobrevivir en el mundo, debe vivir en la literatura. Una de las razones por las que un escritor se interesa mucho más por la vida que otras personas que simplemente se dedican a vivir, es que el escritor finge ser un especialista en algo (la vida) de la que no sabe nada. Si escribe es para poder explicárselo todo a sí mismo, y seguramente escribirá más cuanto menos sepa.

Estos son algunas pinceladas que os podéis encontrar en este libro, en el que también aborda el tema del aborto y la menopausia, entre otros. Aquí hemos conocido sus reflexiones desde su militancia en distintos movimientos pacifistas y feministas, en los que se mantuvo muy activa hasta el final, una de sus últimas protestas fue contra la guerra de Irak; pero no debemos olvidar que Grace, además de mujer trabajadora, ama de casa y madre, se consideraba escritora: «El sentido de mi vida, que posponía hasta medianoche y adaptaba a los diferentes lugares y trabajos, era escribir. Tardé mucho en darme cuenta, pero ahora lo sé».

Un maravilloso libro para leer, releer y que nos va a permitir entender un poco más la historia de Estados Unidos durante el siglo XX.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

gandhiEl pasado sábado día 30  de enero se conmemoró el aniversario de la muerte de Gandhi y esta semana quiero recomendar una gran película que marcó historia;  no en vano se hizo acreedora de 8 premios de la Academia en 1982, incluido el de mejor película. Se trata de la película más famosa de Richard Attemborough como director, sin embargo su fama quizás no le venga de la película sino por tratar ésta de uno de los personajes, de uno de los seres humanos más extraordinarios que hayan pisado nuestro planeta. No en vano, Albert Einstein, tras su muerte comentó que “futuras  generaciones difícilmente comprenderán que haya vivido en la tierra, en carne y hueso, un hombre como éste”. Y es que la filosofía de la “no violencia” que propagó Gandhi, resultaría para la mayoría de la gente de hoy en día, ya no difícil de seguir sino incluso de creer que se pueda conseguir algún logro con ella. Y sin embargo la historia se encarga de mostrar lo que logró este pequeño y singular hombre con sus métodos. Nada más y nada menos que la libertad y la independencia para la India. No fue un alto cargo político ni de ninguna otra índole; no realizó ningún descubrimiento científico.

gandhi2

Simplemente era un hombre sencillo, un joven abogado al que un día echaron a patadas de un tren por viajar en primera clase, pero que sin duda era todo un líder, con un carisma espectacular y que estableció un modo de lucha pacífica desconocido hasta el momento y con la capacidad de mover masas.

gandhi3

Attemborough muestra todo eso en tres horas de metraje. Se trata de una de esas grandes superproducciones con todo lujo de detalles tanto en lo artístico como en lo técnico. La película goza de una fotografía, un vestuario y una dirección artística realmente ejemplares, en las que no se han escatimado medios, especialmente a la hora de conseguir extras para mostrar el ambiente que seguía a Gandhi. Para la espectacular secuencia del funeral, al final de la película aparecieron más de 300.000 extras, de los que 200.000 fueron voluntariamente y el resto estaban contratados por la productora.

gandhi4

Sin embargo, lo mejor de la película sin duda, es la interpretación de Ben Kingsley en su primer papel para el cine, el de Gandhi. Un papel para el que primero fueron considerados actores como Anthony Hopskins, Alec Guinness o John Hurt. La entrega de Kingsley al papel es tal que, y su caracterización tan asombrosa que por momentos puede parecernos estar viendo al mismísimo Gandhi y no a un actor. En el mundo del cine se dice que cuando eso ocurre, cuando ves a un personaje y no al actor, ese actor ha cumplido perfectamente con su trabajo y no hay nada más que añadir. Pues éste es el caso sin ninguna duda.

Obtuvo un merecidísimo Oscar al mejor actor, al que ya nunca le abandonará la fama de haber interpretado a este personaje. Especialmente destacable de su interpretación es la escena en la que Gandhi pierde a un ser muy querido y derrama unas lágrimas. Un pequeño instante de emoción contenida, sencillamente magistral.

gandhi5

El resto del reparto está bastante bien, sin embargo al lado de Kingsley no destacan demasiado. Desde Martin Sheen, hasta Candice Bergem, pasando por lo mejor de la  interpretación inglesa masculina, con actores de la talla de John Gielgud, John Mills y Trevor Howard entre otros, este último en un pequeño papel como juez que protagoniza uno de los momentos más emotivos del film.

Attemborough dijo “Es imposible abarcar la vida de un hombre en una narración. No hay forma de dar a cada año su peso correspondiente, incluir cada evento, a cada persona que ayudó a formar una vida. Lo que puede hacerse es ser fiel en espíritu a lo ocurrido, y tratar de encontrar el camino hacia el corazón del hombre”. Y el resultado es una extraordinaria cinta biográfica que sí que captura la esencia del personaje, incluso en detalles poco conocidos como su lucha interna por vencerse a si mismo, a los rasgos negativos de su personalidad, y poner todas su facultades al servicio de las metas comunes de una sociedad, la independencia de la India, mejores condiciones de igualdad y la búsqueda de la no discriminación en esa antigua civilización multicultural y de castas.

gandhi6

Pero el gran mérito del film es adentrar a su público en el cómo, el cuándo y el por qué este hombre es una de las figuras éticas y políticas más importantes en la historia de la Humanidad. Mérito que también obtiene por el delicado entramado que muestra con la vida privada del Mahatma.

Uno de los resultados más interesantes de la cinta es mostrar la coherencia,  incomprensible para muchos,  con que llevó su existencia, al grado de que era imposible separar su razón, sus ideas y acciones de la forma que tomó su vida. Al plasmar en pantalla este punto , el film de Attenborough nos hace participes, en mente y corazón, de cómo Gandhi vivió como pensaba y pensaba como vivía…

La potencia del mensaje de Mohandas K. Gandhi está plasmada con brillantez en la película, por lo que es la ventana perfecta para que las nuevas generaciones entren en contacto con su vida y filosofía, para que puedan sentirlas y hacerlas parte de ellas mismas.

Mucho más se podría decir de la película y de la vida y la obra de Gandhi y no tendríamos espacio aquí para tanto, pero quiero terminar con las palabras del gran líder que tanto contrastan con el mundo en el hoy nos desenvolvemos.

gandhi7

“Cuando pierdo la esperanza, recuerdo que a través de toda la historia el camino de la verdad y el amor siempre han triunfado. Han existido tiranos y asesinos y, por un tiempo, pueden parecer invencibles. Pero al final siempre caen. Siempre”.

 

                                                                    Mohandas Karamchand “Mahatma” Gandhi.

¡Disfrutadla porque os aseguro que vale la pena! Y podéis encontrarla en la biblioteca DVD PE 2753

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized