Archivo de la etiqueta: novelas

RECOLECTURAS – La vegetariana

Hoy en nuestra de sección, una de nuestras novedades; un libro perturbador como pocos, La vegetariana de Han Kang.

Lo primero que llama la atención de esta novela es su título. De él podríamos deducir que estamos ante una historia sobre una mujer que es, o que decide convertirse al vegetarianismo. ¡Toda una declaración de intenciones! Sin embargo, a medida que vamos avanzando en su lectura, nos damos cuenta de que la protagonista, Yeonghye, nada tiene que ver con la idea que podemos tener en mente de un vegetariano, o de las motivaciones que lleva a una persona a convertirse en tal. La motivación de Yeonghye no es llevar una vida más saludable. Ha decidido dejar de comer carne a consecuencia de las «pesadillas».

Yeonghye es una persona insulsa, que pasa desapercibida, que no habla (ni siquiera tiene voz en esta historia, de la que es protagonista). Lo que le da visibilidad es justamente su vegetarianismo. Se mantiene firme en su decisión, aunque ello le acarree graves consecuencias, como veremos a lo largo de la novela.

La novela está narrada a modo de tríptico: La vegetariana (narrada por su marido), La mancha mongólica (narrada por su cuñado) y Los árboles en llamas, (narrada por su hermana). A través de estas tres visiones vamos conociendo un poco más a su protagonista y su relación con el entorno.

En la primera parte vemos la relación conyugal dentro de una sociedad androcentrista. Así es como su marido la ve: «Antes de que mi mujer se hiciera vegetariana, nunca pensé que fuera una persona especial. Para ser franco, ni siquiera me atrajo cuando la vi por primera vez. No era ni muy alta, ni muy baja, llevaba una melena ni larga ni corta, tenía la piel seca y amarillenta, sus ojos eran pequeños, los pómulos algo prominentes, y vestía ropa sin color como si tuviera miedo de verse demasiado personal […].  Si me casé con ella fue porque, así como no parecía tener ningún atractivo especial, tampoco parecía tener ningún defecto en particular. Su manera de ser, sobria y sin ninguna traza de frescura, ingenio o elegancia, me hacía sentir a mis anchas

La decisión de hacerse vegetariana, no sólo afecta a los hábitos alimenticios de la protagonista, sino que también afecta a su relación marital. Yeonghye ya no se ocupa de las «tareas del hogar», ya no es la esposa sumisa que había elegido su marido como compañera… Las consecuencias no se hacen esperar. El marido primero, y luego su familia, intentan que entre en razón, incluso usando la violencia, como es el caso del padre; pero Yeonghye se mantiene firme e imperturbable en su decisión, dejando perplejos a todo el mundo. Bajo mi punto de vista, quizás lo más interesante de la novela es la reacción que se produce en ellos. Yeonghye se convierte en blanco de incomprensión y de odio, de lástima y compasión, e incluso de una extraña afinidad, como es el caso del cuñado, que la convierte en blanco de sus fantasías artísticas, y su obsesión termina rayando lo enfermizo. Esta segunda parte es la más onírica y la más sexual y sensual, algunos incluso la tildan de pornográfica.

Con el paso del tiempo su decisión va más allá. No sólo ha decidido dejar de comer carne, ha decidido dejar de ingerir alimentos. Quiere convertirse en árbol (en El fruto de mi mujer, cuento escrito por la autora y que dio origen a La vegetarina, se cuenta la conversión de una mujer en árbol), y los intentos de su hermana mayor por alimentarla a través de las frutas y verduras de su infancia, apelando a recuerdos felices, no logran los resultados esperados. El deterioro de Yeonghye es palpable, vamos viendo como se va consumiendo poco a poco, con frecuentes ingresos en hospitales: ¿Por qué es tan malo morir? pregunta  a su hermana. En esta tercera y última parte, vamos a conocer  la infancia y las relaciones familiares. Algunos episodios son muy duros pero nos ayudan a comprender ciertos comportamientos. Vemos además, como su hermana sigue ejerciendo de hermana mayor, a pesar de su incomprensión, y le ofrece su protección y cuidados.

Como dije al principio es un libro muy perturbador, incluso lo han catalogado como una novela de horror, y sí, algunos fragmentos pueden ser terroríficos, como las pesadillas de Yeonghye (la única parte de la novela en que ella habla en primera persona), pero al mismo tiempo es singularmente lírica y bella, aunque sea una belleza perturbadora. «La novela es una profunda reflexión sobre la violencia, del modo en que la sociedad y las relaciones vulneran al individuo en nombre del bien común, y sobre el anhelo extremo, e igualmente violento, de escapar de su estructura colectiva para alcanzar un estado de absoluta pureza e inocencia.» (Sunme Yoon, traductora). En palabras de la autora: «Rechazando la carne, mi protagonista rechaza la violencia del ser humano». En cierto modo también se puede pensar que es una crítica a Corea del Sur, donde declararse seguidor de principios diferentes a los demás, en este caso el vegetarianismo, no es del todo fácil desde un punto de vista cultural.

Cuando se publicó en Corea, en 2007, fue recibida con gran intolerancia por los críticos literarios coreanos, paisanos varones que la habían adjetivado con saña, condenándola a un casi ostracismo después de su publicación. Por eso el Premio Man Booker 2016, es todo un triunfo para esta novela. A Han Kang se la ha comparado con Kafka, y a su protagonista con Bartleby, aquel personaje de Melville«La vegetariana no es amiga de estridencias, y cuando le ofrecen un guiso de pato, de pollo o de vaca, o la intentan forzar a ingerir o hacer lo que no quiere, se niega con educación. Eso sí, a diferencia del personaje del Melville, la coreana Han Kang no recurre al condicional sino al silencio o la negación directa: «No quiero». Ella dice no. Por mucho que intenten arrastrarla, convencerla, violarla, cada uno a su manera, ella ofrece una resistencia tan pacífica y muda como imparable, que en algún punto recuerda a Gandhi.» (Gabi Martínez)

La novela está editada por una nueva editorial, Rata, que la contrató antes de que ganara el premio. Y además de su cuidado diseño, cuenta con un magnífico prólogo de Gabi Martínez, un artículo de la traductora Sunme Yoon, y una entrevista a la autora, Han Kang, de los cuáles me he servido para algunos datos.

Para saber más:

http://www.elcultural.com/revista/letras/La-vegetariana/39528

http://www.eldiario.es/cultura/libros/vegetariana-Metamorfosis-femenina-sangrienta_0_627837753.html

http://jlmartinezhens.blogspot.com.es/

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

EDUARDO MENDOZA – Premio Cervantes 2016

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) es el nuevo Premio Cervantes 2016. El autor inició su carrera literaria en 1975, con la publicación de La verdad sobre el caso Savolta, que recibió el Premio de la Crítica. Desde entonces ha publicado 15 novelas, dos libros de relatos, dos obras de teatro y cuatro ensayos. El jurado, según recoge el acta, le ha otorgado el premio “porque, con la publicación en 1975 de La verdad sobre el caso Savolta, inaugura una nueva etapa de la narrativa española en la que se devolvió al lector el goce por el relato y el interés por la historia que se cuenta, que ha mantenido a lo largo de su brillante carrera como novelista”. Eduardo Mendoza, continúa el comunicado, “en la estela de la mejor tradición cervantina, posee una lengua literaria llena de sutilezas e ironía, algo que el gran público y la crítica siempre supieron reconocer, además de su extraordinaria proyección internacional”.

El premio Cervantes corona la lista de galardones a su obra, que incluye el Planeta, recibido en 2010 por Riña de Gatos, y el José Manuel Lara por Mauricio o las elecciones primarias, en 2007. Su consagración llegó en 1986 con La ciudad de los prodigios, para muchos su obra maestra y que por sí sola justifica el premio, una novela que muestra la evolución social y urbana de Barcelona entre las dos exposiciones universales de 1988 y 1929.

Mendoza ha alcanzado un gran éxito de ventas con la serie protagonizada por un peculiar detective ingresado en un manicomio (El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas, La aventura del tocador de señoras, El enredo la bolsa y la vida) que mezcla la parodia con el género policíaco. Su última obra El secreto de la modelo extraviada, es la quinta entrega de la serie.

Otras novelas del autor son: Sin noticias de Gurg, El último trayecto de Horacio Dos, El año del diluvio o El asombroso viaje de Pomponio Flato.

Aunque casi toda su producción literaria son novelas, la mayoría de las cuáles están ambientadas en su Barcelona natal, Mendoza también ha escrito ensayos como Barcelona modernista y Baroja, la contradicción, teatro como Gloria y Restauración y relatos como Tres vidas de santos y El camino del cole, donde hace una incursión en la literatura infantil. En general el estilo de Mendoza es sencillo y directo, sin hacer abandono del uso de cultismos, arcaísmos y del lenguaje popular.

El presidente del jurado, Pedro Álvarez de Miranda, representante de la Real Academia Española, ha declarado que Mendoza se ha impuesto “por mayoría, tras cuatro votaciones”. “Ha sido una deliberación y una votación muy cordial pero nada fácil, dado el inmenso número de candidatos. Esta vez se ha decidido dar el premio a un novelista puro”. Álvarez de Miranda ha añadido que Mendoza “venía del mundo de la traducción y que su primera novela fue un auténtico hito, La verdad sobre el caso Savolta“. Miranda ha destacado del autor barcelonés “la incorporación constante del humor” y que “siendo un novelista catalán es un premio de literatura en castellano a toda una obra escrita en castellano”. Se trata de “un dignísimo ganador, y viendo el palmarés del Cervantes hay que mantener muy alto el listón, y Mendoza lo consigue”. (Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2016/11/30/actualidad/1480495969_467342.html y Wikipedia)

Con motivo de este premio la biblioteca Miguel de Cervantes ha preparado un espacio con los libros que tenemos de él, los cuáles podéis ver a continuación:

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Viaje con Clara por Alemania

viaje

Yuju!!!! Justo dentro de una semana estaré de vacaciones y, ¿Qué es lo que uno hace en vacaciones? Vaguear, no madrugar, ir a la playa, a la piscina, estar con los niños, leer “libros tontos”, vaguear de nuevo…en fin. Y si la agenda lo permite, y el bolsillo también, es momento para viajar, como los protagonistas del libro que hoy os propongo, Viaje con Clara por Alemania de Fernando Aramburu.

El libro lo leí hace unos años, así que desgraciadamente no lo tengo muy fresco, pero lo que sí recuerdo profundamente, es que me encantó. Aramburu nos propone un viaje diferente, ya que no es un viaje por placer. ¿Se os ocurre motivos por el que viajar no sea un placer? La verdad es que pensándolo hay unos cuantos; en concreto, en este libro el viaje es por motivos de trabajo.

Clara, que ha recibido el encargo de escribir una guía personal de Alemania, convence a su pareja para tomarse un periodo sabático y viajar juntos por el norte del país. Para ella significa la oportunidad de rematar una obra inspirada. Para él, en cambio, un extranjero que lleva pocos años en el país, será ocasión de unas vacaciones placenteras, con el solo inconveniente de visitar museos… o librerías donde preguntar por el libro publicado de su mujer. Pero por más que el recorrido y las actividades estén organizados al germánico modo, enseguida surgen problemas: menores algunos, como las jaquecas de ella o sus crisis de inspiración, que obligan a Clara a quedarse en el hotel y a él a realizar el correspondiente reportaje; otros más graves, como la irrupción de la familia alemana, o de algunos amigos de un ecologismo radical, que proporcionarán al viaje sus momentos más hilarantes y más enternecedores. La clave,  es que estamos leyendo la crónica que él, que no es escritor, se ve obligado a redactar para recoger todo aquello que la guía de su mujer ha obviado.

Esta crónica paralela, que el narrador hilvana página tras página, es la obra que el lector tiene ante él, a menudo centro de sus reflexiones, y que acabará convirtiéndose en una novela para cuya publicación recibe una sustanciosa oferta.

Lo que al narrador le interesa primordialmente no son los monumentos arquitectónicos, los recuerdos históricos o las manifestaciones artísticas, sino la estampa de su mujer con su cuaderno de notas, sucesos nimios, tipos pintorescos, penalidades fisiológicas, disputas conyugales, comidas, percances anecdóticos.

Hay pasajes memorables y a menudo hilarantes: el desalojo nocturno de enseres en casa de la tía Hildegard, el arreglo de la cañería, la degustación de ocho bombones en el cementerio de Worpswede, la expedición nocturna a la Herbertstrasse de Hamburgo, la cena en casa de Irmgard y otras peripecias acreditan la presencia de un extraordinario narrador, capaz de anotar minuciosamente el cúmulo de discusiones matrimoniales que parecen distanciar a la pareja para luego, en unas pocas líneas magistrales, condensar el sentimiento amoroso indestructible que mantiene su ilusionada convivencia.

Un libro de viajes diferente, más bien sería el itinerario de cómo se prepara una guía de viajes, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

Como dije al principio no tengo fresca la novela, así que me he tomado la licencia de copiar algunas líneas de la reseña que publicó Ricardo Senabre en elcultural.com. Si quieres verla completa pincha a continuación:

http://www.elcultural.com/revista/letras/Viaje-con-Clara-por-Alemania/26699

Por cierto, si eres de esas personas que les gusta viajar con la imaginación, en la primera planta tenemos una sección de libros de viajes, que seguro que hará las delicias del viajero más intrépido. Fíjate en la signatura, esa etiqueta en la parte baja del lomo de los libros, todas ellas empiezan por N-V.

¡BUEN VIAJE!

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – 80 años Guerra Civil Española

Hoy, 18 de julio, se cumplen 80 años de la sublevación de los militares contra el gobierno de la república que daría comienzo a la Guerra Civil Española. 

La guerra, que terminó el 1 de abril de 1939, se cobró un millón de muertos y daría paso a la dictadura de Franco.

Son muchas las novelas que tratan sobre este tema, antes, durante y después del conflicto. Desde aquí hemos querido hacer una selección de ellas.

Hay muchas más, pero ya tendrías que venir tú mismo a descubrirlas. Te esperamos.

Puedes ver más en este enlace:

http://www.eraseunavezqueseera.com/2013/06/14/novelas-ambientadas-en-la-guerra-civil-espanola-y-en-la-posguerra/

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – El fútbol en los libros

Como ya sabéis estamos de lleno en la Eurocopa 2016; por este motivo, he querido traer a la sección unos libros en el que el fútbol forma parte esencial de la historia.

la_mano_de_dios_300x469

En primer lugar, una de nuestras novedades de este mes, La mano de Dios, de Philip Kerr.  

El equipo de Scott Manson disputa un partido crucial de la Champions en Atenas. La derrota sería una mala noticia pero no la peor. Una de las estrellas cae fulminada sobre el césped. ¿Un ataque al corazón o algo más turbio?  Para saberlo tendremos que leernos el libro, una obra maestra de la literatura negrocriminial, de las que disfrutarán aún más los amantes del fútbol. 

Este libro forma parte de la serie de Scott Manson. El primero de ellos, Mercado de invierno, lo podéis encontrar en la Biblioteca Francisco de Quevedo (Los Boliches).

Como curiosidad decir que La mano de Dios, es el nombre con el que se conoce el primer gol anotado por el futbolista argentino Diego Armando Maradona en el partido entre Argentina e Inglaterra en los cuartos de final de la Copa Mundial de Fútbol de 1986. El juego finalizó con la victoria de los argentinos por 2 goles a 1, gracias al llamado “Gol del Siglo”, también marcado por Maradona. El propio  Maradona declaró que el tanto lo había marcado “un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios” y, a partir de ahí, la prensa mundial bautizó al gol de ese modo.

fiebre-en-las-gradas

En segundo lugar os traigo un libro de un autor al que tengo especial cariño, y al que ya he reseñado en otras ocasiones, Fiebre en las gradas de Nick Hornby.

Es el relato autobiográfico de la tumultuosa relación del autor con el fútbol y con su equipo, el Arsenal londinense. Con un entusiasmo contagioso y su característica ironía, Hornby nos cuenta lo que ocurre cuando uno deja que el fútbol dé contenido a unos cuantos huecos que deberían haber estado ocupados por otras cuestiones. Este adicto al fútbol rechaza invitaciones a bodas porque ese día el Arsenal juega en casa, o asocia su primera gran ruptura amorosa a la pérdida de un jugador emblemático. Hornby se interroga aquí sobre la esencia de esta obsesión y describe con humor en qué consiste verdaderamente ser hincha de un equipo.

Fiebre en las gradas es también una lúcida radiografía de los entresijos deportivos y sociales de este deporte y termina convirtiéndose en una sentida declaración de devoción y lealtad a un deporte, a un club y, sobre todo, a la comunidad de sufridos seguidores que conforman su verdadera esencia.

saber perder

Para terminar el único español de la terna, David Trueba con su Saber perder.

Sylvia cumple dieciséis años el día en que comienza esta novela. Para celebrarlo organiza una falsa fiesta que sólo tiene un invitado. Horas después sufrirá un accidente que, aún no lo sabe, significará su brusca entrada en la vida adulta. Su padre, Lorenzo, es un hombre separado que trata de tapar los agujeros que el abandono de su mujer y el fracaso laboral han causado en su rutina. Ariel Burano es un joven jugador de fútbol que deja Buenos Aires para fichar por un equipo español. La caja de los triunfos no parece difícil de abrir para su superdotada pierna izquierda y será cuestión de tiempo que el estadio coree su nombre. El anciano Leandro, en cambio, es precisamente tiempo lo que no tiene. Está en esa edad, como le dice un conocido, en la que uno asiste a más entierros que nacimientos, cuando ya casi nada se construye y casi todo se derrumba.

Éstos son los cuatro personajes principales de Saber perder. Con las relaciones entre ellos se trenza un apasionante relato de supervivientes, de poderosa pegada narrativa y rico en matices. Una mirada inteligente, capaz de extraer humor y emoción en cada curva del camino, pero que reivindica, por encima de todo, la maravillosa aventura de vivir.

Con esta, su tercera novela, David Trueba obtuvo el Premio de la Crítica 2008.  Una magnífica selección de libros, para los amantes y no tan amantes del fútbol y, como siempre aquí, en tu biblioteca.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – El ladrón de palabras

ladron

El próximo sábado día 23 se celebra el Día Internacional del Libro. Es un día simbólico para la literatura mundial  ya que en este día, pero del año 1616  supuestamente fallecieron dos genios de la literatura universal,  Miguel de Cervantes y William Shakespeare, aunque en realidad Cervantes fallecía el 22 y era enterrado el 23, mientras que Shakespeare murió el 23 de abril del calendario Juliano que corresponde al 3 de mayo del calendario gregoriano.  También el mismo día fallecía el Inca Garcilaso de la Vega. Igualmente se conmemora el nacimiento o muerte de otros autores como  Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo.

La elección de este día fue una decisión espontánea tomada en la Conferencia General de la UNESCO celebrada en París en el año 1995 en el que su Director General en ese momento,  Koïchiro Matsuura,   lo describió así: “Ventana abierta a la diversidad de las culturas y puente tendido entre las civilizaciones, vector de valores, de saberes, del sentido estético y de la imaginación, el libro es ante todo obra de la inteligencia, la creatividad y la cultura humanas: por ello enriquece el patrimonio inmaterial de la humanidad”.

El año 2001 se designó a Madrid como la capital mundial del libro y desde entonces cada año se designa una ciudad del mundo que realiza durante el año actividades culturales relacionadas con el libro. Este año le toca a Breslavia en Polonia.

Y como de libros se trata, hoy quiero recomendar una película que va de eso, de libros, de literatura. Se trata de “El ladrón de palabras”.

La película trata del hecho de crear  jugando con las palabras, de las ficciones que se mezclan con la realidad, y de los asuntos reales que se adornan con elementos de ficción.

ladron2

Está estructurada en tres capas narrativas diferentes: Dennis Quaid, un brillante novelista, lee las dos primeras partes de su última novela ante un auditorio entregado / Bradley Cooper, protagonista de la ficción creada por el personaje de Quaid, vive su propia historia intentando triunfar como novelista hasta que encuentra un manuscrito original y anónimo, lo hace pasar por suyo y se convierte en escritor de moda / Jeremy Irons, el verdadero autor de este manuscrito, se encuentra con él y le cuenta las razones por las que lo escribió y cuánto de realidad y tan poco de ficción hay en ese relato.

Tres personajes, tres historias y dos novelas. Todos los relatos conllevan una relación amorosa más o menos duradera (Irons y la esposa que perdió, Cooper y la esposa que está a punto de perder, Quaid y la estudiante de Literatura que le seduce porque en realidad quiere saberlo todo sobre su novela) y se conjugan en función de esas palabras que uno roba al otro según la historia que el tercer personaje masculino ha decidido crear, aunque siempre nos quedará la duda de si el escritor encarnado por Quaid no ha usurpado también las palabras escritas por otro, su personalidad literaria, de modo que el bucle nunca llegaría a cerrarse.

ladron3

El ladrón de las palabras es interesante por sí misma (aunque a veces resulta un poco parca si tenemos en cuenta el caudal de ideal que desprende en torno a la vida y la ficción) y por aquello que deja entrever, por sus sugerencias más que por sus certezas. La película ha necesitado de dos directores, los debutantes Brian Klugman y Lee Sternthal, algo que no es  muy habitual a no ser que se trate de dos hermanos (los Taviani, los Coen, los Farrelly…). Con todo, quien parece llevar las riendas del proyecto es Bradley Cooper en su doble función de actor y productor ejecutivo, estableciendo una distancia entre su primera aparición en la pantalla (en las  teleserie Alias o Sexo en Nueva York) y la que le ha mantenido como una de las estrellas de la comedia hollywoodiense (Resacón en Las Vegas).  Con esta película  comienza su andadura como actor serio y a partir de aquí, ha hecho otras en la misma línea como “El lado bueno de las cosas” , “La gran estafa americana” o  “El francotirador” que nos lo revela  como un actor de los pies a la cabeza.

En un momento del relato, cuando todos los elementos de la historia van cuajando, el anciano personaje que interpreta Jeremy  Irons asegura que todos tomamos decisiones, pero lo difícil es vivir con ellas. El ladrón de las palabras es también una película sobre esta idea impregnada de lucidez y de dolor: los tres protagonistas masculinos han tomado decisiones, sumamente drásticas en dos de los tres casos (una ruptura no deseada y el hurto de un libro ajeno), pero no alcanzan a conocer la dimensión de sus actos hasta que deben enfrentarse a la idea de una existencia marcada por esas decisiones. Aquí la película se crece aunque esté, paradójicamente, llegando a su fin.

ladron4

La película no nos deja indiferentes.; el argumento es interesante, los interpretes son buenos y asistimos al intento de explicar desde un punto de vista cinematográfico el proceso de creación de una novela y de las experiencias vitales que influyen en ello, y por si esto fuera poco, por partida triple.

En la historia del cine encontramos muchos ejemplos que reflejan con acierto el proceso de la escritura de una novela, la crisis creativa de un autor, el uso de las palabras para expresar nuestros propios sentimientos o la influencia de la vida real en la ficción, como por ejemplo “Tierras de penumbra”, “Shakespeare in love”, “Truman Capote” o “Vida de éste chico” y muchas más. Quizás sea un buen momento para sumergirse en éste tipo de cine y por qué no, empecemos por esta recomendación que como siempre podéis encontrar en nuestra biblioteca DVD PE 3970.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – El lector del tren de las 6.27

lector

Hoy nos acercamos a la magia de la literatura  de la mano de Jean-Paul Didierlaurent, con su aaclamado libro  El lector de las 6.27.

Algunos nacen sordos, mudos o ciegos. Otros lanzan su primer vagido ataviados con un feo estrabismo, un labio leporino o un horrible antojo en plena cara. Sigue habiendo quien viene al mundo patizambo, incluso con un miembro ya muerto antes de haber pasado por la vida. Guibrando Viñol había hecho su entrada en la vida con la carga del desafortunado retruécano surgido de la unión entre su apellido y su nombre de pila: Vibrando Guiñol; un pésimo juego de palabras que había resonado en sus oídos desde sus primeros pasos por la existencia para no abandonarlo nunca más.

Así comienza este maravillosa novela o cuento, como yo prefiero llamarlo. Guibrando Viñol, nuestro protagonista, es un joven solitario y anodino que trabaja en un sitio que detesta: el SIRN (Sociedad de tratamiento y reciclaje natural) manipulando “la cosa”, una máquina abominable que tritura libros, justamente él, gran amante de la literatura.

Como únicos amigos Guibrando tiene a Yvon, “el rey del alejadrino”, guardia de seguridad de la fábrica y que solo sabe versificar en dichos versos. Giussepe, antiguo empleado de la fábrica que le precedió a él en el mantenimiento de la cosa, hasta que un desgraciado accidente forzó su jubilación y,  por supuesto, está Rouget de Lisle quinto y luego sexto, su pez rojo, con el que comparte su pequeño apartamento y al que le cuenta su devenir diario.

Todas las mañanas en el tren camino de la fábrica, Guibrando lee en voz alta los restos de libros que la cosa no ha podido triturar (desde fragmentos de novelas, hasta recetas de cocina). Así, casi sin quererlo, se hace con un grupito de fieles oyentes, entre ellos dos mujeres de avanzada edad que le pone en contacto con los glicilianos, como él mismo gusta llamar, a los habitantes de la residencia de ancianos Las Glicinas, a la que va los sábados a leer textos, primero solo y luego acompañado por Yvon (las lecturas en la residencia es una de las partes más hilarantes y entrañables de la novela).

En uno de los trayectos encuentra por casualidad un pendrive que le cambiará la vida. Con la intención de encontrar al propietario del pen Guibrando conoce a Julie, una empleada de los baños públicos de un centro comercial, a través de los textos en los que, a modo de diario, cuenta su día a día. Estos textos son literatura pura (especialmente en la página 70 hay un fragmento que es una maravilla), por lo que Guibrando acaba sustituyendo sus lecturas del tren y de la residencia por los textos de Julie.

El diario se convierte en un cuento dentro del cuento, no tiene desperdicio, y, con la ayuda de Giusseppe, el protagonista se embarca en la búsqueda de la chica: “no es bella, es sublime”. ¿La encontrará? Si queréis averiguarlo os animo a que lo leáis.

Otra de las partes que más me han enternecido es la relacionada con Giusseppe y la búsqueda de su pierna a través de los libros triturados por la cosa, maravillosa historia.

Personajes en apariencia simples, incomprendidos, pero de una gran hondura que el autor, con su maestría para describirlos, hace que los ames.

Es como Amélie al cine, como una pieza de Satie a la música, como un soplo de aire fresco en un día bochornoso de julio, mezcla de humor negro y ternura, pura delicadeza, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

Por cierto, maravillosa también la ilustración de la portada del artista Travis Collison, todo un descubrimiento.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones