Archivo de la etiqueta: Novelas inglesas

RECOLECTURAS – La librería

“Un buen libro es la preciosa savia del alma de un maestro, embalsamada y atesorada intencionadamente para una vida más allá de la vida”.  Milton

Buenos días. Mi propuesta para este día es una de nuestras novedades de invierno, La librería de Penélope Fitzgerald.

En 1959 Florence Green pasaba de vez en cuando alguna noche en la que no sabía si había dormido o no. Se debía a la preocupación que tenía sobre si comprar Old House, una pequeña propiedad con su propio cobertizo en primera línea de playa, para abrir la única librería de Hardborough.

Así es como comienza esta deliciosa novela. Florence Green, una mujer de mediana edad, viuda y sin hijos, decide comprar una vivienda que lleva años abandonada y así poder realizar su sueño: montar una librería en un pequeño pueblo que no se caracteriza precisamente por su amplitud de miras, ni por las aspiraciones culturales de sus vecinos.

Para los habitantes de este pueblo ficticio, ubicado en la región de Suffolk,  la idea de esta mujer no deja de ser sorprendente, para algunos incluso constituye una rareza; otros sin embargo, ven en este gesto un acto de valentía, como el señor Raven: «Usted no tiene miedo a nada. – ¿Cómo lo sabe? Dicen por ahí que está a punto de abrir una librería. Eso significa que no le importa enfrentarse a cosas inverosímiles – ¿Por qué cree que abrir una librería es inverosímil? – ¿La gente de Hardborough no quiere comprar libros? Han perdido el deseo por las cosas raras y los libros en sí mismos constituyen una rareza».

A medida que vamos avanzando en la trama, vemos como el sueño se transforma en «pesadilla»: a las humedades del establecimiento, se les une el hecho de que la casa está embrujada, en concreto tiene su propio y caprichoso poltergeist (En Hardoborough a los poltergeists se les llama rappers, que significa golpeadores, y pronto vemos el porqué de esta definición). Además, a esto hay que añadir el boicot al que la somete la señora Gamart para que ceje en su empeño: «Nos hemos acostumbrado de tal forma, me temo, a que Old House estuviera vacía, que hemos ido retrasándolo todos estos años… Nos ha avergonzado usted bastante con sus prisas, señora Green… Pero la cuestión es que estamos todos algo alterados por la repentina transformación de nuestra Old House en una tienda; somos tantos los que teníamos la idea de convertirla en algún tipo de centro… Quiero decir, un centro artístico… para Hardborough». No deja de sorprender como una casa que llevaba años abandonada, se convierte de repente en prioridad para esta señora, y como sutilmente va moviendo los hilos para conseguir su objetivo. Todos estos impedimentos, sin embargo, no hacen perder el entusiasmo a nuestra protagonista, más bien todo lo contrario: La valentía de Florence es su determinación por sobrevivir, y al final logra hacer su sueño realidad.

Quizás este viaje no hubiera sido el mismo sin la amistad que Florence entabla con algunos habitantes del pueblo, sobre todo con el señor Brundish, un anciano que vive recluido en su casa, y con su pequeña ayudante de 10 años, Christine Gippping, muy resuelta y segura de sí misma. Florence y Christine se influencian mutuamente: si Florence se hace más resistente, Christine se vuelve más sensible. El señor Brundish, además, se convierte en su consejero. Entre otras cosas le aconseja que compre una gran remesa de la novela Lolita de Nabokov, con estas sabias palabras: «Es un buen libro y, por lo tanto, debería intentar vendérselo a los habitantes de Hardborough. No lo entenderán, pero será mejor así. Entender las cosas hace que la mente se vuelva perezosa». Lolita es otro de los frentes que se abren en la novela, pero esto ya lo iréis descubriendo.

En definitiva, estamos ante una novela que trata sobre las aventuras y desventuras de una mujer solitaria que ha decidido empezar a vender libros, de la ayuda que recibe por parte de los sectores más extravagantes de la población, entre los cuales se encuentran sus excéntricos clientes, y de su impredecible gusto a la hora de elegir los títulos  que ocuparán los estantes de su pequeña librería; así mismo, no deja de ser una novela sobre las intrigas y conspiraciones que tienen lugar en las poblaciones pequeñas, y sobre la mezquindad, asentada en la guerra de clases y en el poder de las influencias de sus habitantes.

Penélope Fitzgerald tenía sesenta y un años cuando comenzó La librería, su primera de sus ocho magníficas novelas. En sus páginas la autora rememoraba una etapa de su vida acaecida hace veinte años atrás, cuando las circunstancias la obligaron a establecerse con sus tres hijos pequeños en un pequeño pueblo costero del condado de Suffolk, por lo que podríamos decir que la novela tiene ciertos tintes autobiográficos; no obstante, en este periodo trabajó como ayudante en una librería. La novela fue finalista del Booker Prize, premio que conseguiría con su siguiente obra, A la deriva, y está plenamente de actualidad por la magnífica adaptación que del libro ha hecho la directora Isabel Coixet, actualmente en los cines. Os dejo con el tráiler, por si os animáis a verla, y recuerda que aquí puedes encontrar esta magnífica edición conmemorativa de la editorial Impedimenta, con material extra.

(Fuente: algunos datos han sido sacados del epílogo La comedia humana).

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Funny Girl

PN925_Funny_Girl2.indd

Hoy os traigo el último libro de un autor al que le tengo especial cariño, y que ya ha sido reseñado en otras ocasiones, Funny Girl de Nick Hornby.

Estamos en Inglaterra a mediados de la década de 1960. Barbara Parker se presenta a un concurso de misses en Blackpool, una pequeña ciudad costera del condado de Lancashire. Pero, admiradora de Lucille Ball, sueña con dejar atrás su vida provinciana y convertirse en actriz. Se marcha a Londres, trabaja un tiempo en el departamento de cosméticos de unos grandes almacenes, consigue un representante que le sugiere cambiarse el nombre por el de Sophie Straw, se presenta a un casting de la BBC y acaba convertida en la protagonista de una teleserie humorística sobre una pareja: Barbara (y Jim).

Funny Girl sigue la carrera ascendente de Barbara/Sophie y sus conflictos personales, y retrata las bambalinas de la creación de la comedia televisiva a través de las personas implicadas: la pareja de guionistas entusiastas del género que se conocieron en una comisaría al ser detenidos en unos lavabos públicos, el actor coprotagonista, siempre convencido de que debe aspirar a más, el productor educado en las mejores universidades y enamorado de la actriz principal…

Con el Swinging London y una Inglaterra cuyos usos y costumbres están cambiando a velocidad de vértigo como trasfondo, Nick Hornby recrea con precisión y rinde homenaje a esa cultura popular que siempre le ha fascinado. Si en Alta fidelidad y Juliet, desnuda el referente era la música pop, aquí se centra en el mundo de las comedias televisivas. Y a través de la actriz protagonista y el personaje que interpreta en la pequeña pantalla, Funny Girl establece paralelismos y contrastes entre la realidad y la ficción, y retrata con sus virtudes y flaquezas humanas a un repertorio de personajes entrañables que se mueven delante y detrás de las cámaras. Siguiendo la estela de sus anteriores libros, el autor nos propone una novela divertida, deliciosa y con las emociones a flor de piel.

Como siempre, leer a Hornby es un acierto; no defrauda y te garantiza un buen rato. Sus libros suelen estar plagados de humor inteligente, en este caso especialmente encarnado en el personaje/actriz protagonista de la novela. Como en muchos casos reales el trampolín de esta chica es un concurso de belleza, pero ella tiene claro desde siempre que su ideal es convertirse en actriz de telecomedia, al estilo de su admirada Lucille Ball, y el libro nos demuestra que, con tesón y buenas decisiones, puedes cumplir tus sueños.

Me ha gustado especialmente cómo describe el mundo de los guionistas, se ve que tiene oficio (Hornby además de escritor es un reconocido guionista de prestigio, An Education y Brooklyn entre otras, además de ser guionista de varias de sus novelas que se han llevado al cine, como Fuera de juego).

Esta es quizás su novela más ambiciosa, al menos en extensión, casi 400 páginas y, como en otras ocasiones, aborda temas de cultura popular: fútbol en Fiebre en las gradas, música pop en Alta fidelidad y, en este caso, las series de televisión; haciendo una defensa de las mismas en yuxtaposición con la alta cultura.

Sus personajes como siempre son tratados con gran ternura, quizás son anti-héroes, pero se hacen querer porque son como tú o como tu vecino de al lado, de carne y hueso. El título que ha escogido para el libro es un gran acierto porque Bárbara/Sophie, además de ser muy inteligente, es muy divertida. El autor creo que juega un poco con el cliché de chica despampanante y tonta para darle la vuelta, porque efectivamente, Bárbara es despampanante, pero de tonta no tiene un pelo.

Como novedad decir que Hornby introduce en el libro fotografías reales relacionadas con el texto, bien de actrices, músicos o guionistas, y algunas de ficción, como la portada de la novela que escribe uno de sus personajes.

Si queréis saber más podéis mirar este enlace, y ya sabéis que aquí tenéis casi todos los libros del autor que se han publicado en español.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

GRAN RESERVA – El clásico del mes

el hombre que fue juevesYa estamos en mayo, uff, parece mentira lo rápido que pasa el tiempo, y ya está aquí nuestro clásico del mes. Para esta ocasión he escogido uno de mis libros preferidos, El hombre que fue jueves de Gilbert K. Chesterton. ¿Y por qué es uno de mis libros preferidos? Simplemente porque es genial, te engancha desde el primer momento y la historia va dando unos giros que no deja de sorprenderte.

Hablemos un poco del argumento. En un surrealista Londres del cambio de siglo Gabriel Syme, poeta, es reclutado por un destacamento contra-anarquista en Scotland Yard. Lucian Gregory, un poeta anarquista, es el único poeta en Saffron Park, hasta que se enoja en una discusión sobre el propósito de la poesía con Gabriel Syme, que adopta una posición opuesta. Después de algún tiempo, el frustrado Gregory encuentra a Syme y lo lleva a una reunión anarquista local para probar que es un auténtico anarquista. En vez de elegir al anarquista Gregory, el agente Syme se vale de su ingenio para lograr ser elegido como el representante local en el Consejo Central de Anarquistas mundial. El Consejo consiste de siete hombres, cada uno tras el nombre de un día de la semana; a Syme se le da el nombre de Jueves. En sus esfuerzos por desbaratar las intenciones del Consejo, sin embargo, descubre que cinco de los otros seis miembros son también policías/detectives encubiertos; todos igual y misteriosamente empleados y asignados para derrotar al Consejo de los Días. Todos descubren pronto que luchan unos contra otros y no a los anarquistas de verdad; tal era el plan del cerebro genial de Domingo. En una conclusión vertiginosa y bellamente surrealista los seis campeones del orden dan con el inquietante y caprichoso Domingo, el hombre que se hace llamar “La Paz de Dios”.

Esto no nos dice demasiado, pero es que esta historia no es para contarla, es para leerla y disfrutarla. En el prólogo a la versión castellana, Alfonso Reyes supone que El hombre que fue jueves es una novela policiaca, pero una novela policiaca-metafísica, verdadera sublimación del género. La novela, en efecto, se acoge a los esquemas  de las historias de policías y malhechores, pero se acoge asimismo a una fórmula de fantasía que sólo mantiene en común con las tramas policiales sus signos externos. Si algo caracteriza a esta novela es su sentido trepidante de la acción: una acción, sí, metafísica, especulativa y en gran medida abstracta, pero acción, indudablemente. Constituye un ejemplo de relato como pieza de relojería: cada acción, cada pieza, cada detalle en sus justos tiempo y medida.

Felipe Benítez nos dice que hay que aprender a leer a Chesterton, ir reteniendo sus trucos, sus claves, su vertiginoso ritmo conceptual. De ese modo su obra se convierte en un perfecto silogismo; su exuberante imaginación, en un calculado juego de espejos; su sentido extravagante y mágico de la realidad, en una reveladora y matemática realidad. Yo estoy de acuerdo con Felipe, pero yo añadiría que más que aprender a leer a Chesterton, hay que aprender a disfrutarlo, porque tal como dijo Borges: su obra no encierra una sóla página que no ofrezca una felicidad. Y como siempre, aquí, en tu biblioteca.

(Datos sacados del libro).

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

En picadoSe acerca la última noche del año, y que mejor recomendación que un libro cuya trama comienza en la noche más vieja. El libro del que hablamos es En picado de Nick Hornby. A muchos quizás os suene por el título Mejor otro día, nombre que se le dio a su adaptación cinematográfica, pero vamos a lo que vamos, hablemos un poco del libro.

La Nochevieja tiene dos variantes: alegría dionisíaca ante un nuevo comienzo o caída en picado por el inventario de los proyectos abandonados. ¿Que la Nochevieja y la vida merecen ser pensadas con mayor sutileza? Cierto, pero eso es algo que las cuatro personas que coinciden en la terraza del edificio conocido como «la torre de los suicidas», deberán aprender por sí mismos, en tanto resistan el impulso de lanzarse al vacío.

Martin era un famoso presentador de televisión hasta que lo descubrieron liado con una chica de quince años. Maureen, católica devotísima, ya no soporta su vida de madre soltera con un hijo incapacitado. A Jess, en plena angustia adolescente, la ha dejado su novio. Y JJ es un joven americano con pinta de estrella del rock, e iba camino de serlo hasta que su grupo estalló. Pero como suicidarse es un acto íntimo, y cuatro son multitud, postergan matarse hasta el día de San Valentín. Y para matar el tiempo crean un imprevisible grupo de ayuda mutua.

Un tema  tan escabroso como el suicidio, sirve de excusa para poner en contacto a una serie de personajes “fracasados”. A lo largo del libro vamos conociendo la historia de cada uno y el por qué han llegado a esa situación, terminando en el tejado de uno de los edificios más altos de Londres con el único objetivo de tirarse al vacío. Hornby, como ya hace en anteriores libros, vuelve a mostrarnos personajes complejos, con un punto de ternura y no faltos de humor, humor negro quizás, pero humor. Para los que os tire para atrás el tema, os digo que el libro es muy entretenido, ni mucho menos triste, y que termina bien, la vida está llena de segundas oportunidades.

¡Y qué decir del escritor! Prolífico donde los haya, muchos de sus libros han sido llevados al cine, con gran éxito de crítica y público, como la aclamada Alta fidelidad, Un gran chico, con el nombre Un niño grande, y Fiebre en las gradas, con el nombre Fuera de juego, entre otras, a parte de la que hoy nos ocupa. Para mí es uno de mis escritores favoritos, quizás por su manera de aproximarse a personajes que pueden parecer anodinos, pero que tienen un trasfondo complejo, y por su manera de describir situaciones cotidianas que te podrían pasar a ti.

Así que nada, esta es mi recomendación para los últimos días del año. Os dejo con el tráiler de la película.

¡FELIZ AÑO 2015!

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

operacion dulce

Hoy en nuestra sección quiero recomendar un libro que siempre llevaré en la memoria, no sólo por su indudable valor literario, que es incuestionable, sino porque leyendo este libro mientras esperaba mi turno para la consulta médica rompí aguas, literalmente, y me acompañó durante las noches de hospital que pasé ingresada y mi pequeña se hizo dueña de la cama.

Pero vamos a lo que nos ocupa. En este libro McEwan nos lleva a la Inglaterra de 1972, en plena Guerra fría. El autor se sirve de de su protagonista, Serena Frome, joven estudiante de Cambridge reclutada por el  MI5 (Servicio de Inteligencia del Reino Unido), para hablarnos del mundo de los espías, y de otros muchos temas: el mundo universitario, los escritores, la política, y las relaciones personales…

Cuando leí esta novela me acordé de la magnífica  “El cuaderno dorado” de Doris Lessing porque en ella hay mucha política, comunismo sobre todo, y de la no menos magnífica “Tu rostro mañana“(publicada originalmente en tres entregas) de Javier Marías, en la que también aborda el mundo de los Servicios de Inteligencia Británicos, a través del agente español Jacobo Deza.

Para mi es una novela de ideas, no sé si existe el género como tal, que  te hace pensar, y mucho. Tienes que enfrentarte a ella con la mente abierta y los cincos sentidos porque no tiene desperdicio. McEwan vuelve a sorprender con su última novela publicada en español, un perfecto maridaje que te mantiene enganchada de principio a fin.

Os dejo con el resumen del libro:

Inglaterra, 1972. En plena Guerra Fría la joven estudiante Serena Frome es reclutada en Cambridge por el MI5. Su misión: crear una fundación para ayudar a novelistas prometedores, pero cuya verdadera finalidad es generar propaganda anticomunista. Y en su vida dominada por el engaño entra Tom Healy, joven escritor del que acabará enamorándose. Hasta que llega el momento en que tiene que decidir si seguir con su mentira o contarle la verdad… Esta deslumbrante narración atrapa y sorprende al lector con sucesivas vueltas de tuerca en las que realidad y ficción se funden y confunden. Con extraordinaria sutileza psicológica, una trama trepidante y momentos de fina ironía, Ian McEwan demuestra una vez más que es un maestro consumado del arte de la novela.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones