Archivo de la etiqueta: Novelas españolas

RECOLECTURAS – Un amor

PRIMERO LA VIDA. DESPUÉS UN AMOR

Hoy en nuestra sección, el último Premio Nadal, Un amor de Alejandro Palomas.

A Alejandro Palomas ya tuvimos la oportunidad de conocerle cuando vino a la biblioteca a presentar su novela Un hijo, además es un asiduo de nuestro blog, ya que además de la anterior novela, también reseñamos Una madre.

Un amor, cierra la trilogía (de momento) de la familia de Amalia, después de Una madre y Un perro. Nos volvemos a encontrar con aquellos entrañables personajes que ya tuvimos la ocasión de conocer y querer, aunque en palabras del propio Alejandro: «Lo bueno de esta novela es que si no has leído las anteriores el impacto que te provocan estos personajes se multiplica por diez. Me da mucha envidia la gente que llega a esta familia por Un amor porque creo que no hay entrada mejor que esta».  Le doy la razón, porque aunque me ha gustado, más conforme me iba metiendo en la historia, no he tenido el impacto que me provocó el leer Una madre, cuando me encontré con ese descomunal personaje de Amalia, con sus carencias y sus virtudes, un personaje nuevo para mí, al que amé, como ya comenté en la reseña.

Amalia, como es habitual, está acompañada de sus hijos: Silvia, Emma y Fer, además de su perrita Shirley. A este círculo familiar se le une Magalí, la novia de Emma con quien Amalia entabla una gran amistad («ellas han sido la sorpresa»), tía Inés, que después de 8 años «vuelve» para quedarse, y Oksana, «mujer-loba» rusa, encargada del mantenimiento de un complejo de turismo rural en los pirineos y que, gracias a la complicidad que surge entre Amalia y ella, termina siendo una especie de asistenta y «chica de los recados».  Oksana jugará también un papel fundamental en la vida de Fer y podríamos decir que, en cierto sentido sustituye a la abuela Ester, aunque la abuela siga estando muy presente a través de las frases sabias que Fer irá recordando.

Han transcurrido ya 8 años desde los acontecimientos acaecidos en Una madre, y en esta ocasión, el eje central de la trama es la boda de Emma con Magalí, que por circunstancias de agenda, coincide en el tiempo con el cumpleaños de Amalia. A esto se une una noticia inesperada, justo la noche antes de la boda, de la cual no sabremos el contenido hasta casi el final, y que planteará conflictos a la familia por el hecho de ocultársela a  Amalia. Como decimos este es el eje de la trama, pero yo casi me atrevería a decir que es la excusa de Alejandro para poner en primer término a estos personajes, porque los que hemos leído en varias ocasiones a Palomas, sabemos que es un escritor de personajes, de indagar en el alma humana, de las relaciones interpersonales, y muy especialmente, de las relaciones familiares, las que constituyen esta familia singular, que se ha tenido que reinventar después de la marcha del padre tras el divorcio.

Vamos a seguir conociendo e indagando en estos personajes. Veremos a una Emma mucho más luminosa, «en la que la sonrisa es cada vez más parte de ella desde que llegó Magalí. Es como si después de años bregando por encontrar la buena compañía, la vida se hubiera acordado de ella y ella se lo agradeciera así, con esa sonrisa que no sabe contener, y en la que todos nos sentimos incluidos, porque en Emma hay siempre espacio para todos». A una Silvia mucho más tóxica, «siempre cerca y vigilante, sufriendo por anticipado el dolor de los demás para no hacerle sitio al propio…», y cuyo dolor se hace insufrible para sus seres queridos, que si no fuera porque saben que existe otra Silvia que a veces se intuye, y que es parte integrante de ese círculo familiar, ya la hubieran apartado de sus vidas. A Fer, testigo y narrador de la historia familiar, el pequeño y el único hijo varón, y que como casi todos los personajes arrastra un secreto que le crea mala conciencia, porque «nuestra casa está donde no necesitamos mentir». Y por supuesto Amalia, el alma-mater, la mamma, con sus torpezas y debilidades, sus complejos, su ternura, sus problemas físicos, al que por fin le damos respuesta al conocer que es albina, y que produce más de una situación hilarante. Una Amalia más «empotrada» que nunca, si si, «empotrada», porque Amalia adapta el lenguaje a su propio estilo, utiliza «empotrada» en vez de empoderada, que para ella es estar «mejor que bien». Una Amalia que tuvo que reinventarse a los 65 tras su divorcio:«lo que más miedo me da es no saber vivir sin tener que pedir permiso», con la que es difícil no perder los nervios, pero a la que se la quiere, se la quiere mucho; porque es la amalgama de esta familia, la mecánica que los une desde que el padre desapareció, «el retal más grande de este patchwork que tejemos y destejemos desde que lo hacemos juntos y desde aquí». Y como no, los personajes secundarios, que ya veremos que no lo son tanto: «tía» Inés «el genio, el carácter, la ausencia de concesiones», contrapunto a la suavidad y a la conciliación de Amalia, y la mejor y única amiga que le queda a Amalia de su círculo compartido con su ex-marido; Magalí, que crea desconfianza en la familia, excepto en Amalia, porque nunca quiere hablar de su pasado: «eres parte pero nunca serás miembro, porque no sabes compartirte», y Oksana, de la que ya hablamos anteriormente.

En definitiva una novela muy tierna y de gran sensibilidad, que mezcla humor y drama, y con un lenguaje sencillo que hace  que conecte con cualquier lector. Puro Palomas.

alejandro

Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en filología inglesa y tiene un máster en poética por el New College de California. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la poesía y la traducción de importantes autores. Como novelista ha publicado, entre otras, El tiempo del corazón, El secreto de los Hoffman, El alma del mundo y El tiempo que nos une, que le han valido importantes premios. En 2016 su novela Un hijo recibió el Premio Nacional de Literatura Juvenil. Con sus novelas más recientes Una madre y Un perro, dio arranque a una serie de personajes que ha enamorado a miles de lectores y que continúa con Un amor, Premio Nadal 2018. Su obra, llevada al teatro y próximamente al cine, ha sido traducida a quince idiomas. (La mayoría de su producción literaria la podéis encontrar en la biblioteca, también como traductor).

Si os habéis quedado con ganas de saber más, os invito al encuentro que este viernes, 6 de abril, vamos a tener en nuestras instalaciones con el autor a partir de las 19.00 horas. Un momento único para acercarnos a su obra. Os espero.

Os dejo con esta entrevista: http://www.elcultural.com/noticias/letras/Alejandro-Palomas-Un-amor-es-el-reflejo-de-como-estoy-en-el-mundo/11747

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – El mal de Montano

Rosario Girondo está poseído por el mal de Montano, es un ser enfermo de literatura. En un intento de curación, inicia una quijotesca contienda mental que le lleva por tierras de Nantes, Lisboa, Praga, Budapest, las Azores y Valparaíso. En sus desplazamientos va dibujando, en forma de diario íntimo visitado por la memoria de un sinfín de autores, el mapa geográfico de Montano, una comarca infinita y peligrosa en la que proliferan los enemigos de lo literario. Su lucha es un combate continuo contra un realismo que cae sobre su imaginación novelesca como una gota fría y un contratiempo inadmisible.

Esta es la crónica de un hombre de acción asfixiado de literatura. Narra los avatares de un novelista que enferma de literatura, enfermedad que tiene como síntoma recurrente el deseo del narrador de encarnarse en la literatura misma, de desaparecer en las citas de los libros que lee. Vila-Matas aborda la función de la literatura en el mundo contemporáneo, su situación actual, una reflexión sobre la relación entre ensayo y ficción (¡Cuidado!, no entre realidad y ficción).

El protagonista es un narrador en primera persona llamado Rosario Girondo, un “matrónimo” detrás del que se esconde el escritor enfermo de literatura.; un alter-ego de Vila-Matas, adscribiéndose al género de la autoficción, algo ligeramente distinto a la autobiografía, en el que el autor se construye como quiere que le vean los lectores (varios datos y rasgos de Rosario Girondo coinciden con la vida y obra de Vila-Matas).

La estructura es muy singular, original y personal. Es como un tapiz que se dispara en muchas direcciones. El libro esta dividido en 5 bloques:

  • Es una nouvelle, un relato breve
  • Es un diccionario de escritores diaristas
  • Es una conferencia-teatro
  • Diario personal del narrador
  • El libro va mas allá del diario y entra en una escena atemporal, desemboca en una escena final en lo alto de la montaña suiza. Es la parte mas intimista y poética de la novela.

Es un libro de viajes, un ensayo, un estudio sobre los diarios; tiene una pálida trama. Reúne una serie de géneros cuyas fronteras se difuminan.

La trama trascurre en el 2001 (año del atentado de las torres gemelas). Hay un rechazo total al realismo. Ademas de citar, manipular y falsificar fragmentos ajenos, suele también citarse a si mismo. Es una novela típicamente posmoderna, con intertextualidades de todo tipo. Es una metanovela de la escritura, con un protagonista intelectual o escritor (rasgos metaficticios).

Más allá del éxito unánime de crítica, que ha resaltado la originalidad de su planteamiento y su extraordinario sentido del humor, este libro ha traspasado las fronteras literarias convirtiéndose en un símbolo de la enfermedad de la literatura y fuente de inspiración para creadores de otras disciplinas que, lanza en ristre, continúan la gesta de salvaguardar un arte en peligro.

Nos propone el triunfo de la literatura, la victoria sobre los enemigos de la cultura libresca, como si solo a través de la literatura pudiéramos entrever una idea de supervivencia, alguna forma de salvación, cierta posibilidad de un sentido nuevo para la existencia propia.

Con esta novela, Vila-Matas obtuvo el Premio Herralde y el Premio Nacional de la Crítica en 2002, además de otros prestigiosos premios, entre los que destaca el premio Médicis-Étranger (al mejor libro extranjero publicado en Francia).

Para saber más, pincha aquí.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

farandula

Hoy en nuestra sección Farándula de Marta Sanz.

Valeria Falcón es una actriz de cierta notoriedad que cada jueves visita a una vieja gloria del teatro, Ana Urrutia. La Urrutia padece el síndrome de Diógenes y no tiene dónde caerse muerta. Su ocaso se solapa con la eclosión de un capullo en flor, Natalia de Miguel, una joven aspirante que enamora al cínico Lorenzo Lucas, álter ego de Addison DeWitt. Nadie tendrá derecho a destrozar la felicidad de Natalia de Miguel, una chica muy delgada que en pantalla da gordita. Por su parte, el ganador de la copa Volpi, Daniel Valls, confronta su éxito, su dinero y su glamour con la posibilidad de su compromiso político. A menudo llega a una conclusión: «Soy un débil mental.» Charlotte Saint-Clair, su esposa, lo cuida como una geisha y odia a Valeria, gran amiga de Daniel. Un ictus, el montaje teatral de Eva al desnudo y la firma de un manifiesto descubrirán al lector: Una historia sobre el miedo a perder un sitio.

Reconozco que tenía muchas ganas de leer Farándula. Yo, que soy muy de listas, vi que había sido elegida por los críticos de Babelia entre los 10 mejores libros de 2015 y, nada más y nada menos, que en el puesto número 2; y, yo, que soy muy de premios (menos de El Planeta que es otra historia), vi que había sido galardonada con el Premio Herralde de Novela. Así que nada, con estas premisas me embarqué en la lectura del libro. Y ahora qué; pues nada, ahora os voy a hablar de lo que me ha parecido.

Estamos ante una novela coral, en el que de una manera u otra están representados los diferentes estratos de la profesión: la actriz de ideales férreos, la jovencita con ganas de triunfar, el triunfador desasosegado, las viejas glorias…El libro está bien escrito, los personajes bien definidos y la trama discurre de manera ágil, pero no sé por qué, me ha dejado un gustillo amargo. Quizás no era el momento, quizás lo he leído demasiado deprisa o quizás esperaba más. Me he encontrado con demasiados clichés del mundo del espectáculo. ¿De verdad son todos tan egocéntricos, tan superficiales y banales? Quitando una pareja de actores de los de toda la vida, de los que aman la profesión y que, por supuesto, son pobres, otro cliché: los buenos actores, los que tienen los ideales intactos, los que van a los colegios a representar obras, terminan sin un duro, friendo papas con huevos en un piso pequeño de un barrio obrero, porque claro, para llegar a ser alguien te tienes que corromper, tienes que vender tu alma al diablo, o al mundo de los realities, o tener una mujer que te mantenga, y si no, ya están ahí la casa del actor, que por cierto tampoco funcionan, para que terminen las viejas glorias como el personaje de Ana Urrutia, sin un duro también, por supuesto.

Los actores son atormentados, díscolos, sufridores, intratables, egoístas, por Dios, ¡Qué horror! Supongo que la autora ha querido retratar la cara menos amable de la profesión, porque desde luego si todos son así, nadie querría formar parte de ese circo. Y para terminar este mundo de los clichés, todo libro, película que se precie que trate del mundo de la interpretación, no es completo si no sale una representación de Eva al desnudo, magnífica película por cierto. Toda actriz de teatro que quiere llegar a ser alguien tiene que tener en su currículum a una Margo Channing (Veáse además Todo sobre mi madre de Pedro Almodóvar).

Otra cosa que no me ha gustado mucho del libro es el lenguaje que emplea la escritora. A veces escoge, entre todas los posibles sustantivos o adjetivos, aquel que nadie usa. No sé por qué, la imagino entrando en la RAE buscando una palabra y, de todas las  posibles, escoger la menos común; o que es muy versada, que indudablemente lo será, pero el lector no tiene por qué saberlo. Con este tipo de cosas hay que tener cuidado, porque no resulta creíble en boca de quien las ponga, el lenguaje se tiene que adaptar al personaje, usar el lenguaje de la calle si así lo requiere. También me han resultado pesadas sus reiteradas enumeraciones, con las que se puede tirar entre 2 y 3 hojas.

La autora hace una crítica despiadada de aquellos famosos que ponen su rostro para obras solidarias. Entre otros, pone el ejemplo de Angelina Jolie, conocida por todos. Yo en estos casos tengo un poco de controversia. ¿El fin justifica los medios? Yo creo que sí.

Después de todo lo dicho pensaréis que no me ha gustado el libro, es cierto que esperaba más, pero no sería justa si no reconociera el buen hacer de la autora, la técnica y el disfrute, porque el libro se lee rápido y logra uno de los objetivos que a mi parecer debe cumplir un buen libro, entretener. Yo no lo pondría entre los 10 mejores libros de 2015, pero es mi humilde opinión de lectora aficionada. Me ha parecido que va un poco en la línea de Belén Gopegui, ella por cierto también tiene un libro sobre el mundo de la interpretación: “Tocarnos la cara” que, por cierto, también está en la biblioteca y, que por cierto, a mí me gustó más, pero es que yo soy más de la Gopegui.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Presentación del libro “Los góticos también lloran” de Nerea Aznar

cubierta Los góticos también lloran de Nerea AznarOs invitamos a la presentación que el próximo viernes 25 de octubre tendrá lugar en la Biblioteca Miguel de Cervantes a las 19:30 horas de la primera novela de la escritora fuengiroleña Nerea Aznar, Los góticos también lloran. 

La presentación y moderación estará a cargo de Salvador Moreno, editor de la novela, y contará con la presencia de la autora.

La joven editorial Alvaeno Ediciones publica la primera novela  de Nerea Aznar, autora que dará que hablar en el mundo de la narrativa española, por lo pronto su primera obra nos adentra en el mundo de las tribus urbanas, es este caso Los góticos, libro en el que muchos jóvenes, y no tan jóvenes se verán reflejados.

Sinopsis: ¿Nunca ha querido saber qué pasa por la mente de ese chico o chica vestido completamente de negro de pies a cabeza, que luce un collar de pinchos al cuello o un crucifijo bocabajo y cuida de que su tez permanezca siempre pálida?

Ésta es una novela sobre la música, la adolescencia, el conflicto generacional, el inconformismo juvenil y la oscuridad entendida positivamente. Es una crítica y una alabanza, una tesis, una reflexión y una cuchufleta, todo al mismo tiempo, del mundillo gótico, sus músicas e idiosincrasias.

Los Góticos también lloran narra las historias de dos chicas góticas, Liturgia y Amanda, desarrolladas en dos momentos históricos diferentes de la movida siniestra desde su aparición a principios de los años ochenta, hasta su supervivencia hoy día.

Al lector que se atreva a penetrar en este cuento psicológico moderno, una recomendación: relájese y exponga su cuello a los mordiscos de la imaginación vampiresca.

Sobre la autora: Nerea Aznar emerge de las tinieblas una fría mañana de enero de 1975. En su búsqueda de la luz pasa por las Universidades de Granada y UNED donde obtiene respectivamente los títulos de licenciada en Traducción e Interpretación y el Máster en Formación e Investigación Literaria en el Contexto Europeo. Además de seguir el tramposo camino de la narrativa que la lleva a publicar su primera novela Los Góticos también lloran, sus oscuras inquietudes la han llevado a componer y recitar poesía. Ha intervenido en diversos recitales de la provincia de Málaga y ha participado en publicaciones como el I Ciclo Poesohail, Encuentros de poetas (2013). Parafraseando a F. Kafka, su modus vivendi es: “El escritor que no escribe es un monstruo que invita a la locura”. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Actividades, Libros, Presentaciones literarias, Recomendaciones