Archivo de la etiqueta: Novelas españolas contemporáneas

RECOLECTURAS – Corazón tan blanco

corazon-tan-blanco2

«No he querido saber, pero he sabido que una de las niñas, cuando ya no era niña y no hacía mucho que había regresado de su viaje de bodas, entró en el cuarto de baño, se puso frente al espejo, se abrió la blusa, se quitó el sostén y se buscó el corazón con la punta de la pistola...»

Así, de esta manera, comienza una de las mejores novelas de Javier Marías, y posiblemente una de las mejores novelas españolas contemporáneas.

El narrador de esta novela es Juan Ranz y el episodio que relata al comienzo es el suicidio de su tía Teresa, hermana de su madre y segunda esposa de su padre. Todo esto que parece un galimatías, irá cobrando sentido a lo largo de la novela. Marías hace al lector partícipe de esta intriga, que al igual que el narrador, quiere y no quiere saber, porque presiente que lo que va a descubrir no le va a gustar, y ya nada volverá a ser lo mismo: “Los oídos no tienen párpados, y lo que les llega ya no se olvida”.

El episodio del suicidio, contado en el primer capítulo y ocurrido hace más de 40 años, planea sobre la novela, pero quizás de eso no te das cuenta hasta el final, cuando todo encaja.

En palabras del propio autor la novela trata de la persuasión, la sospecha, el matrimonio, cosas que pueden ser comprendidas por todo el mundo, pero quizás lo más importante es lo que no se cuenta, el secreto: “Sólo no se cuenta ni oculta lo que no se dice. Por eso, lo que se silencia, se convierte en secreto, y a veces llega el día en que se acaba contándose”.

En una de las escenas del libro el padre trata de contarle algo a su hijo el día de su boda; para ello lo lleva a parte y después de mucho divagar, tantear, sopesar, de muchos gestos e insinuaciones, concluye con esta frase casi susurrada al oído: “Cuando tengas secretos o si ya los tienes, no se los cuente“. Esta frase encierra la clave del libro, pero para ello tendremos que esperar hasta el final, cuando Ranz se sincera con su nuera Luisa, con Juan como testigo invisible: “Ante las sospechas sólo caben dos posturas: preguntar o callar“, y desvela el motivo del suicidio de su segunda esposa, Teresa;  un final redondo en el que por fin encajan todas las piezas: “Casi todo el mundo se avergüenza de su juventud […]. La juventud se oculta, la juventud es secreta para los quienes ya no nos conocen jóvenes”. “Los hijos ignoramos todo sobre los padres o tardamos en interesarnos“.

El título está extraído de una cita de Macbeth de Shakespeare: cuando el marido hace alusión al crimen cometido: “I have done the deed” y lady Macbeth le contesta: “My hands are your colour; but I shame to wear a heart so white” (Mis manos son de tu color, pero me avergüenzo de llevar el corazón tan blanco). Como veremos con la lectura de la novela, el título no está escogido al azar, ya que hay ciertos paralelismos con la obra del dramaturgo, aunque en la obra de Marías las consecuencias no son tan dramáticas.

Reseñar a Marías no es fácil, de hecho es muy difícil, ya que es un escritor más de pensamientos que de argumentos. Como bien dice Sandra Navarro en Una aproximación al estililo literario de Javier Marías, hay dos pilares que determinan la estructura de sus obras: de un lado, la configuración de un narrador reflexivo o especulativo que cuenta en primera persona hechos pertenecientes a un pasado brumoso en el que indaga para encontrar un sentido coherente y, de otro, la confección de un discurso en espiral basado en la acumulación de digresiones que interrumpen de continuo en un frágil hilo argumental.  Estos dos aspectos se hayan en la obra que hoy reseñamos, representado en la voz del narrador-protagonista.

Aunque hay varias tramas paralelas relacionadas con la historia familiar y profesional del narrador, yo creo que Marías quiere hacernos ver en esta novela el poder de la palabra, tanto de las que se dicen como de las que se callan, las que se tergiversan; no obstante, Juan y su esposa Luisa trabajan con ella, ambos son traductores e intérpretes. Algunas de las tramas secundarias, como la de los amantes en La Habana, nos van dando pistas de lo que puede suceder, aunque como ya he dicho con anterioridad, esto no lo vemos hasta el final.

Merecedora del Premio de la Crítica 1993, del Prix l´Oeil et la Lettre 1993, y el Premio internacional de Literatura IMPAC de Dublín 1997, Corazón tan blanco ha sido considerada unánimemente por la crítica nacional e internacional como uno de los libros perdurables de la literatura contemporánea; no obstante, este año celebra su cuarto de siglo y ha envejecido muy bien ( 25 años más tarde ha vendido 2.300.000 ejemplares y se ha traducido a 37 idiomas con presencia en 44 países).

Para la ocasión la editorial Alfaguara ha preparado una edición conmemorativa con una caja en la que incluye otro volumen titulado No he querido saber, un documento exhaustivo con la historia de este libro, desde el descubrimiento en Alemania (el gran gurú de la crítica alemana de entonces, Marcel Reich-Ranicki , dijo, entre otras frases memorable, lo siguiente: “Creo realmente que esta es una de las novelas más importantes que he leído en los últimos años”; “Si tuviera que nombrar a un escritor, uno contemporáneo al que pudiera recordarme aproximadamente en lo que a nivel y talla se refiere, entonces quizá diría Gabriel García Márquez; es otro escritor de esa calidad”; “Creo que esta es una novela que en la literatura europea contemporánea, en este momento, no tiene comparación”), pasando por la crítica en España, la acogida en el mundo anglosajón, entrevistas con el autor, y textos de Elide Pritrello y Jonathan Coe, más una carta que permanecía inédita de Juan Benet que no tiene desperdicio, hasta fotografías de algunas ediciones de la novela, y una recopilación de textos escritos por el propio Marías en diarios y revistas, desde 1992 hasta 2014. (zendalibros.com).

Ni que decir tiene que a mí personalmente me gusta mucho Marías. No es el primer libro que leo de él y no será el último, pero reconozco que es un escritor difícil; quizás para personas con una trayectoria lectora importante detrás, no iniciados. De hecho, si nos fijamos en las críticas de algunos de ellos, leemos cosas como las siguientes: infumable, repetitivo, aburrido, pesado… Parece que la alta literatura está reñida con los gustos de la mayoría, ávidos de best-sellers y de literatura de masas. Nunca es tarde para  leer a escritores más literarios. Que mejor excusa que el 25 aniversario de esta novela para leer a unos de los mejores escritores en lengua española que hay en la actualidad, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

Os dejo con una entrevista al escritor a propósito de este aniversario:

http://elpais.com/diario/2002/05/12/cultura/1021154401_850215.html

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized