Archivo de la etiqueta: Nicole Kidman

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

moulin

Estamos en la semana de San Valentín, la semana del amor por excelencia. La publicidad nos inunda desde todos los frentes, Los escaparates muestran sus productos en todo su esplendor. A estas alturas ya todo el mundo habrá  pensado como va a sorprender a su pareja ese día,  pero por si a algún rezagado aún no se le ha ocurrido ningún plan, yo os quiero proponer uno, y como desde aquí no podía ser de otra manera, se trata de  un plan de cine. Una historia de amor. Películas de amor hay muchas, pero la que propongo hoy es de las que no nos deja indiferentes, de las que tocan, de las que llegan de verdad al corazón. Se trata de la película “Moulin Rouge”.

De esta película, su director Baz Luhrmann dijo “It’s a story about love” (es una historia sobre el amor) para resumir su espíritu. Pero en realidad Moulin Rouge es mucho más que eso.

moulin2

A partir de una trama muy simple, la película despliega una multitud de recursos cinematográficos que la convierten en abrumadora al principio, pero que se torna apasionante a medida que avanza  el relato. Todo lo que al principio resulta excesivo (el ritmo acelerado, los encuadres, la música, la iluminación, los efectos especiales, la puesta en escena en definitiva,), empieza a cobrar sentido.. El exceso nunca dismiuye,  pero funciona en favor de una narración que busca construir un ritmo mágico, casi surrealista. Retrata al pintor Toulouse-Lautrec con sus nuevas ideas bullendo de forma vertiginosa y su “revolución bohemia” y “ Moulin Rouge” corre al mismo tiempo de lo que retrata.

moulin3

Historia romántica en los bohemios ambientes de París, servida con dirección artística deslumbrante y música de quitarse el sombrero. Eso y mucho más da Moulin Rouge, a través del célebre garito nocturno parisino, mostrado ya en el cine en filmes tan clásicos como Moulin Rouge (1952) de John Huston o French Cancan de Jean Renoir.

La trama es sencilla, pero funciona a las mil maravillas. Christian es un joven artista con talento, amigo de gente tan interesante como el pintor Toulouse Lautrec. Él desearía escribir un maravilloso espectáculo musical a representar en el Moulin Rouge. Con lo que no cuenta es con enamorarse. Y lo hace de Satine, la bailarina más hermosa del local.

moulin4

Aunque la actividad de ella no puede definirse como exclusivamente artística, pues Satine es utilizada como objeto de placer, y concretamente es ofrecida al duque de Monroth, personaje que debe ser complacido para que invierta el dinero necesario para salvar al Moulin Rouge de la ruina económica. ¿Será imposible el amor de Christian y Satine?

Baz Luhrmann sabe dar peso específico a la sensual historia de amor que centra el film.. También trata la cuestión de la integridad de la obra del artista, cuando se le requiere que modifique su trabajo para complacer al “productor” de turno. A esto se suma una coreografía maravillosa (recordemos que el australiano también dirigió El amor está en el aire (1992), servida con un eficaz y endiablado montaje. O la audacia de usar música moderna y variada, y darle un sentido unitario. El espectador sufre inevitablemente con los protagonistas y su mal de amores. La pareja protagonista, Nicole Kidman y Ewan McGregor, sobre todo ella, están maravillosos, y hasta cantan y se mueven como los actores de los musicales de antaño.

El Moulin Rouge es de uno de los garitos nocturnos más célebres de París. Charles Zidler (interpretado en la película por Jim Broadbent) es un personaje real, fundador del lugar junto a Joseph Oller. Este local, existente todavía en la actualidad, abrió sus puertas al público en 1889, con ocasión de la celebración de la Exposición Universal en la capital francesa. En un provocativo ambiente de juerga y francachela se daban la mano burguesía y el pueblo, con un colorido espectáculo que buscaba satisfacer las fantasías sexuales de su público masculino, y que pronto incluiría el cancan de las bailarinas y las atenciones de las cortesanas. También acudían allí los artistas bohemios, representantes de la literatura y la pintura, que se encontraban a gusto en un lugar cuya decoración revelaba exóticas influencias orientales.

moulin5

En cuanto a los personajes, Nicole Kidman interpreta a Satine, una cortesana que trabaja en el Moulin Rouge. Tiene un pasado sórdido y pobre. Pero ella no quiere ser una bailarina de cancan toda la vida, su sueño es convertirse en actriz. Está bastante curtida y es muy hábil a la hora de proyectar diversas imágenes de sí misma, de crear fantasías en su trabajo. Pero cuando Christian derrama su magia en ella con la música, le hace creer que podría tener algo más. Saca a relucir su convicción de que es posible hacer realidad sus sueños.

Ewan McGregor no había interpretado un personaje que tuviera más relación con el amor en su  vida. Christian está absolutamente impulsado por el amor, de la forma más descarada. Después de conocer a Satine, es de ella de lo único que habla. No hay nada más que no sea el amor.

De la música podemos  decir que tras Bailar en la oscuridad, Moulin Rouge supone un nuevo look para el musical moderno. Luhrmann mezcla aspectos de los grandes clásicos de Hollywood con coreografías delirantes y montajes vertiginosos. Pero además imprime a las canciones una importancia capital: “Moulin Rouge es fundamentalmente un musical, quizás una ópera, pero en definitiva es una historia contada a través de las canciones”. Ésa es la clave, que los actores cuando cantan, actúan. No hay discontinuidad. Y, junto a ello, la película es una colección inmejorable de versiones de grandes éxitos de música pop. Aquí cabe todo, desde temas de Lennon y McCartney hasta conocidas canciones de Sting, David Bowie o Elton John. El director musical Marius de Vries afirma: “No teníamos límites o barreras a la hora de escoger la música. Nuestro propósito era ser tan impredecibles como pudiéramos”.

moulin6

Es en definitiva una maravillosa historia de amor, de amor con mayúsculas. Al respecto se me quedó grabada una frase de esta película, que el protagonista dice cuando escribe su historia. Es una frase que puede resumir lo que para muchas personas significa el amor, y con ella me despido deseando ¡Feliz  día de San Valentín!

“LO MEJOR QUE TE PUEDE SUCEDER, ES AMAR Y SER CORRESPONDIDO”

DVD PE 1914

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

horasHoy quiero reseñar una película que tiene mucho que ver con la literatura. Se trata de “Las horas”, basada en la novela de Michael Cunningham, del mismo título y dirigida por Stephen Daldry. Narra la vida de Virginia Wolf , interpretada por Nicole Kidman, enlazada con la de otras dos mujeres interpretadas a  su vez por la gran Meryl Streep y Julianne Moore.

La película, con guion de David Hare y basada en la novela que obtuvo el premio Pulitzer de ficción, trata un día en la vida de tres mujeres distintas, de distintas épocas, que se conectan a través de la obra de Virginia Woolf.

Resulta difícil hablar de una película que se desborda y ante la cual, cualquier cosa que pueda decirse, no deja de ser una visión parcial. Unos pocos personajes, unos escenarios ajustados, unos objetos cargados de significado y esa atmosfera de Chèjov. Seres que  son muy conscientes de dónde están, de hacia dónde van y de cuáles son esas trampas que deben de esquivar y eso es lo que les aterra.

En Las Horas, todos los elementos son importantes y no podría existir uno sin los demás: La historia base de Michael Cunningham, los actores, la música de Philip Glass y el trabajo de David Hare. Sin cualquiera de estos elementos, hubiera fallado, no habría alcanzado el nivel que presenta. Para poder comprender y abarcar la obra en su totalidad, es recomendable profundizar en las cuatro fases.

horas2

Es admirable la adaptación que Hare hace de la premiada novela. Además, el salto a la película de ese guion no habría podido realizarse sin la música de Glass. Su música transmite ese trasfondo que Cunningham crea al meterse en la mente de sus personajes. El trabajo de Glass sirve para unir a las tres mujeres, para mostrar la base sobre la que ellas caminan. No se trata de un ornamento para resaltar imágenes pobres o historias débiles, sino todo lo contrario. El espíritu del libro se traduce en música y esto permite que todo lo demás encaje.

Y a dónde no puede llegar la música, ahí están los actores, especialmente las actrices, que con su trabajo abarcan todos los detalles y matices de la obra.

horas5

Es difícil contar en la pantalla la profundidad psicológica y mental de los personajes, (sobre todo cuando el director se resiste a utilizar una voz en off o la conversación con otro personaje), que lo que quiere mostrar es la vida interior del propio personaje. Todo recae en la actriz que tiene que representar con sus dotes interpretativas ese pensamiento y todas las palabras que no se dicen. Ese es el momento en el que se sabe si alguien es actor/actriz o no lo es. Ahí no caben matices, y son las actrices de ésta cinta, Julianne Moore, Meryl Streep  o Niccole Kidman las que lo avalan.

horas3

Es sobre todo, esto; música, guion, historia,  personajes y un director que logra unirlo para que en ningún momento el ritmo y el interés decaigan lo más mínimo. Es una historia que representa tantos niveles que prácticamente cada espectador tiene una puerta por dónde acceder a ella; una oferta para cada mirada y muchas miradas para una historia que es, sobre todo, una defensa de la mujer frente a un mundo creado por hombres, que son los que se marchan a la oficina y los que corrigen errores de los demás, pero que en el fondo son frágiles y tienen miedos, tal y como los describe Woolf, ajenos a la influencia del libro. El hombre por tanto crea la base y la mujer la historia.

El tiempo en esta cinta es otro nivel de interpretación que permite, como si de otra puerta se tratara, ver la película como una representación de todo el proceso de la literatura. La escritora, la lectora y un salto al futuro que da valor al esfuerzo de la escritora, y es la protagonista. Pocas veces se ha logrado demostrar con tanta eficiencia qué es la literatura y para qué sirve.

Sorprende también la forma en que se trata el tema del amor, que lo imbuye todo y sin embargo es un niño el que pronuncia el único “te quiero” en toda la película. O el tema de la belleza, representada en las flores que compra Clarissa. ¿Cómo se puede conseguir tanto con la representación de la vida de tres personas distintas en un solo día? Y al final, la defensa de Clarissa de esas horas que lo justifican todo: “Vivimos nuestra vida, hacemos lo que hacemos y luego dormimos. Es tan sencillo y vulgar como esto…. Apreciamos no obstante la ciudad, la mañana; por encima de todo confiamos en que sigan existiendo.”

horas4

En resumen, la película habla de unas vidas truncadas por la imposibilidad de los personajes de poder actuar con libertad y seguir el camino que sienten. Y así, las miradas se pierden y los pensamientos vuelan, para luego estancarse, anclados en las horas que avanzan cansadas, aletargadas. ¿Cómo vivir cada día, uno tras otro, con la sensación de que hay algo que no funciona y que no te deja ser feliz? ¿Cómo sobrevivir a las horas, esas horas que llegan después y siempre vienen a recordarte tus desdichas? Por eso, cada hora es importante. En cada hora, debes tratar de inclinar la balanza a tu favor para desear que lleguen las horas siguientes y, a la vez, anhelar que estas horas no pasen nunca.

La vida de tres mujeres en un sólo día; tres dramáticas historias cuidadosamente hiladas a través del delicioso sabor de la literatura. Tres destinos en tres tiempos distintos y que sin embargo comparten, por extraño capricho del destino, un secreto, un sino y una vital decisión, LAS HORAS. Una película intensa y muy reflexiva. ¡Y lo mejor de todo es que la podéis encontrar en nuestra biblioteca!.  DVD PE 2970 

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones, Uncategorized