Archivo de la etiqueta: Naturaleza salvaje

CINEMA PARADISO – El renacido

En este mes de premios cinematográficos, seguimos recordando películas que triunfaron en los Premios Oscar y esta semana quiero reseñar “El Renacido”, película estrenada en diciembre de 2015, que fue nominada en doce categorías a los Premios Oscar y que finalmente obtuvo el Oscar a Mejor Director para Alejandro González Iñárritu, Mejor Actor para Leonardo di Caprio y Mejor Fotografía para Emmanuel Lubezki. También fue galardonada con cinco Premios Bafta y tres Globos de Oro entre otros muchos.

Se trata de una película semi-biográfica, con guion del propio director y de  Mark L. Smith, en una adaptación de una parte de la novela de Michael Punke, del mismo nombre y basada en un personaje histórico, Hugh Glass, trampero y explorador de inicios del siglo XIX.

Quizás lo más destacable de ésta película no sea la historia en sí misma, sino su realización técnica. Creo que en ese sentido estamos ante Cine con mayúsculas. La fotografía es absolutamente magistral y la cámara se mueve de esa manera que muy pocos directores dominan, entre ellos González Iñarritu. Ya desde el inicio, la película se muestra tremendamente brutal presentando a dos personajes en medio de una batalla entre indios y colonos en la que podemos apreciar que la violencia bien rodada también puede ser sinónimo de belleza.

Cabe destacar la interpretación de Leonardo Di Caprio con la que obtuvo un merecido Oscar a Mejor Actor . Papel en el que además, demuestra tener una potencia física impresionante al alcance de muy pocos actores. Refleja de manera magistral los sentimientos del personaje, sus ansias de venganza por encima de cualquier circunstancia, y todo ello a penas sin articular palabra.

En el otro extremo tenemos al villano, interpretado por Tom Hardy que lo borda haciendo de tipo despreciable y del que vale la pena no perderse la versión original para apreciar el acento que aporta a su interpretación para identificarse con un  paleto de principios del siglo XIX en la américa más profunda.

Dentro de los aspectos técnicos, como no, destacar la maravillosa fotografía de Lubezki que roza la perfección. Los bosques nevados, los ríos helados, los gélidos desiertos están magníficamente transmitidos. A esto le ayuda el sonido también excepcional y que contribuye a introducirnos por completo en la pantalla.

El director, como ya he comentado, es uno de los puntos fuertes de la película con su magistral manejo de la cámara. Iñárritu se recrea en cada detalle, en cada gota de agua, en cada chispa de fuego, para de esa manera, hacernos sentir casi lo que el protagonista siente en cada momento.

La película es una revisión del western con todos los elementos que lo caracterizan; la venganza, la violencia, la supervivencia, incluso la suciedad, y todo realizado en el momento actual pero sin perder un ápice de la esencia de los mejores tiempos del género. Lo que ocurre en la cinta es la vida propiamente dicha, no hay idealización de la existencia o de cómo debería de ser.

En definitiva creo que es una gran historia con una magnífica puesta en escena, algunas metáforas visuales de lo más acertado y todo ello en un guion en dónde se encumbran los silencios y no porque el texto sea malo sino porque los silencios son aún mejores y todo esto unido a unas interpretaciones magistrales.

En mi opinión es una película imprescindible en la historia de los Premios Oscar y que creo que nadie debería perderse. A mí me gustó mucho.

Si te apetece verla, ya sabes que no tienes más que pasar por la biblioteca y llevártela a casa en préstamo. DVD PE 4439

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones