Archivo de la etiqueta: Memorias

RECOLECTURAS – Un puente de libros infantiles

«Nos vimos intensamente comprometidos en el reto de atraer a los niños alemanes hacia un gran puente hecho de libros»

Desde 1967, el 2 de abril, coincidiendo con la fecha del nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen, el IBBY (Organización Internacional para el Libro Juvenil) promueve la celebración del Día Internacional del Libro Infantil con el fin de promocionar los buenos libros infantiles y juveniles, y la lectura entre los más jóvenes. Por este motivo, mi recomendación para el día de hoy, es la autobiografía imprescindible de una mujer que, con su trabajo y tesón, creó la Biblioteca Internacional de la Juventud e impulsó la creación del IBBY: 

Un puente de libros infantiles de Jella Lepman.

El libro comienza con el regreso de Jella Lepman a Alemania en el otoño de 1945, tras su exilio en Reino Unido, y termina con su retiro de la Biblioteca en 1957. En estos años, en una Alemania de posguerra aún sumida en los escombros, Lepman promueve la primera exposición internacional de libros infantiles (1949). De los países europeos a los que escribió para que mandaran libros para la exposición, sólo uno rehusó, Bélgica: «Dos veces hemos sido invadidos por alemanes; lamentamos no poder aceptar su invitación»,  a lo que Lepman contestó: «Les ruego reconsideren su decisión, pues precisamente su país no puede quedarse al margen de ese intento por dar a los niños alemanes una nueva oportunidad. ¿Acaso no reviste para ustedes una especial importancia el hecho de implicarse en la formación de toda una generación de jóvenes alemanes para que nunca más tengan que temer  otra invasión». El envío belga aportó finalmente alguno de los libros más hermosos de la exposición. Inaugura meses después la Biblioteca Internacional de la Juventud, calificada por sus mecenas de la Fundación Rockefeller como una de sus contribuciones más significativas a la reorientación de Alemania Occidental y a la paz mundial; e impulsa la creación del IBBY (1953) y el premio Hans Christian Andersen. En 1951, organizó el congreso Entendimiento internacional a través de los libros infantiles y juveniles, cuya conferencia inaugural corrió a cargo del filósofo español José Ortega y Gasset.

Pero para llegar hasta ahí, todo un proceso agotador, y en ocasiones muy doloroso. Si no llega a ser por la valentía y el optimismo de esta mujer, estos proyectos no hubieran visto la luz. Tuvo que lidiar con la burocracia  y con la incomprensión de muchos sectores, sin olvidar que trabajaba en un mundo de hombres.  A todo esto se suma el desgaste a nivel emocional, Lepman tuvo que huir de Alemania, su país de origen, por culpa de la guerra, para volver a un país desconocido y envuelto en cenizas y escombros: «Me sentí forastera entre forasteros; no era odio lo que me embargaba, sino compasión. Y no una compasión hacia las personas, que la merecían solo en parte, sino hacia toda la condición humana que, en su limitación, había permitido que ocurrieran cosas como aquellas. Un huracán había arrasado el planeta; millones de personas habían perdido la vida; otros tantos millones habían perdido también su hogar; se habían derrumbado fronteras nacionales y habían ardido ciudades enteras; la cultura y la propia civilización llegaron a ser conceptos dudosos…»

En esta lucha, afortunadamente, no estuvo sola, entre el apoyo que recibió desde distintos ámbitos, tuvo uno fundamental en la figura de Eleanor Roosevelt (ex-primera dama de Estados Unidos), que apoyó de manera entusiasta el proyecto de Lepman, que siempre tuvo claro que la manera de superar las secuelas de la guerra y lograr el entendimiento entre naciones, debía venir de la mano del libro infantil y juvenil.

En  palabra de Wally De Doncker, presidente de IBBY: «A lo largo de la historia, los libros han sido vistos como algo peligroso para los regímenes autoritarios, debido sobre todo a que pueden inspirar a la gente a pensar de forma diferente. Todos los regímenes autoritarios sufren del mismo engaño. Lepman se dio cuenta de cómo los nazis habían usado la literatura infantil y juvenil para lavar la conciencia de los jóvenes adultos, asegurándose de que todos los libros estuvieran bien impregnados de la literatura nazi. En los sesenta, el régimen sanguinario de los jemeres rojos en Camboya persiguió y asesinó a muchas personas relacionadas con la producción literaria. Y hasta hoy mismo, los talibanes impiden que las niñas aprendan a leer».

Queremos acercar a nuestros hijos allí donde esté la mejor literatura, promover una cultura de lectura y dar a cada niño la oportunidad de convertirse en un lector de por vida; un niño debe disfrutar de la lectura.

Este maravilloso libro fue escrito y editado por vez primera en Alemania en 1964 y en 1969 vio la luz su edición inglesa. Nunca hasta ahora se había traducido y editado en español la inspiradora autobiografía de una mujer extraordinaria. Una mujer con visión, que logró contribuir, a través de los libros, al entendimiento internacional en un momento crítico de la historia. Sus proyectos alrededor de la literatura infantil y juvenil han crecido con el tiempo hasta su consolidación, y sus valores de respeto y tolerancia siguen siendo una referencia.

Al final del libro podemos leer la conferencia inaugural de d. José Ortega y Gasset en el congreso Entendimiento internacional a través de los libros infantiles y juveniles: La paradoja de la pedagogía y el ideal de una educación creadora de mitos.

 

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Los diarios de Emilio Renzi – Ricardo Piglia

piglia

“La vida contada por el mismo que la vive ya es un chiste, o mejor, le dijo Renzi al barman, una broma mefistofélica“.

El pasado día 6 de enero, Día de Reyes, falleció el escritor argentino Ricardo Piglia a la edad de 75 años. Desde aquí mi pequeño homenaje a través de dos de sus tres diarios publicados hasta la fecha, el tercero está previsto que salga próximamente,  y que constituyen su obra culmen.

Los lectores de Ricardo Piglia, sin duda conocen a Emilio Renzi, alter ego del autor y que aparece en numerosas obras del escritor, con mayor o menor protagonismo. ¿De dónde surge Renzi? De un juego de espejos que arranca del nombre completo del autor: Ricardo Emilio Piglia Renzi. Y ahora lo lleva un paso más allá con estos diarios que publica Piglia y firma Renzi. Tras una espléndida carrera literaria que incluye novelas y cuentos fundamentales de las letras argentinas contemporáneas y varios volúmenes de ensayos igualmente imprescindibles, el autor vuelve la vista atrás y rescata los diarios escritos a lo largo de más de medio siglo, entre 1957 y 2015, a los que se incorporan también algunos relatos y ensayos directamente vinculados con ellos.

anos-de-formacionEn el primer volumen de su diarios, Años de formación, Piglia cubre los años que van de 1957 a 1967 y arranca por tanto con un escritor en ciernes que tiene apenas dieciocho años. “¿Cómo se convierte alguien en escritor –o es convertido en escritor–? No es una vocación, a quién se le ocurre, no es una decisión tampoco, se parece más bien a una manía, un hábito, una adicción, si uno deja de hacerlo se siente peor, pero tener que hacerlo es ridículo, y al final se convierte en un modo de vivir (como cualquier otro).”

Asoman en estas páginas las primeras lecturas –de Los hijos del capitán Grant de Verne a La peste de Camus o El oficio de vivir de Pavese, pasando por Defoe, Sterne, De Quincey, Gogol, Dostoievski, Kafka, Proust, Fitzgerald, Faulkner, Hemingway o Gadda–; asoman los cines y las películas que el joven autor devora –de Bergman, Wilder, Visconti, Wajda y Godard, pero también alguna de James Bond–; asoma una geografía –Adrogué, Mar del Plata, Buenos Aires– y asoma, claro, la vida: los amoríos iniciales; los estudios universitarios; los primeros entusiasmos, las primeras rebeldías y los primeros desengaños; los descubrimientos y deslumbramientos vitales y culturales; las rupturas amorosas y los trabajos de cobro incierto –cuando pasa a ejercer de editor free lance después de que la universidad sea intervenida por los militares–; el mundillo cultural de la Argentina de entonces, con la sombra de los gigantes Borges y Cortázar, y los encuentros con Rodolfo Walsh, Haroldo Conti, Edgardo Cozarinsky, Daniel Moyano y el cineasta Leopoldo Torre Nilsson; la creación de los primeros cuentos y el proyecto de una novela. Todo ello anotado minuciosa, compulsiva, apasionadamente en estos diarios escritos por un maestro de la literatura argentina, o acaso por su álter ego.

anos-felicesEn el segundo volumen, Los años felices, recorre el periodo que va de 1968 a 1975. Si en el anterior asistíamos a la forja del escritor en ciernes, aquí se desarrolla su carrera en el mundo de las letras argentinas con la dirección de una revista, los trabajos editoriales, los artículos, los cursos y conferencias.

La pasión, la obsesión por la literatura se materializa en ideas y esbozos para cuentos y novelas, lecturas, encuentros con escritores consagrados –Borges, Puig, Roa Bastos, Piñera…– y compañeros de generación, reflexiones sobre la escritura y sobre la obra de autores clásicos y novelistas policiacos, descubrimientos, búsquedas y deslumbramientos.

Y también aparecen los viajes, la vida íntima y amorosa, y la Argentina de unos años convulsos: el fallecimiento de Perón, la emergencia de grupos guerrilleros, el golpe militar…

En el texto que abre el libro a modo de prólogo, Renzi, acodado en la barra de un bar, conversa con el barman y confiesa: “Escribo un diario, y los diarios sólo obedecen a la progresión de los días, los meses y los años. No hay otra cosa que pueda definir un diario, no es el material autobiográfico, no es la confesión íntima, ni siquiera es el registro de la vida de una persona, lo define, sencillamente, que lo escrito se ordene por los días de la semana y los meses del año. Eso es todo. Uno puede escribir cualquier cosa (…), como es mi caso, una mezcla inesperada de detalles o encuentros con amigos o testimonios de acontecimientos vividos (…) esos descubrimientos, esas fugas, esos momentos confusos han sido, para mí, puntos de viraje, y sobre ellos construí la periodización de mi vida.” Y así, este nuevo volumen de los diarios de Emilio Renzi sigue explorando las vivencias, las incertidumbres y las reflexiones literarias de un escritor y da forma, en palabras del autor, a “la novela de una vida”.

Ricardo Piglia logró varios reconocimientos internacionales, como los premios Rómulo Gallegos, el Formentor y el Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas. Además, fue profesor de la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Princenton y la Universidad de California en Davis. Antes de fallecer revisaba el tercer y último volumen de “Los diarios de Emilio Renzi”, su autobiografía, que saldrá próximamente como obra póstuma.

El primer volumen de estos diarios fue escogido mejor libro del 2015 por los críticos de Babelia y entre los mejores por los de El Cultural y los de El Periódico, y cosechó elogios unánimes: “Entre el asombro y el descubrimiento, Emilio Renzi es el mejor Piglia” (Iván Thays). “El punto culminante de una obra literaria” (Patricio Pron). “Los diarios de Emilio Renzi son una de las más interesantes operaciones sobre el tema del Autor/Personaje” (Rodrigo Fresán).

Para quien no conozcáis a este autor, los diarios es una magnífica forma de acercaros a él, y como siempre aquí en tu biblioteca.

(Fuente: editorial Anagrama)

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Habíamos ganado la guerra

tusquets

Hoy os traigo el primer libro de memorias de la editora y escritora Esther Tusquets. En Habíamos ganado la guerra, según las propias palabras de la autora: “Recojo aquí recuerdos de la primera parte de mi vida, desde los tres años, que eran los que tenía cuando las tropas franquistas ocuparon Barcelona, hasta los veinte, en que, sin que pueda hablar de haber alcanzado la madurez, sí creo había llegado, tras un largo y tortuoso recorrido, a unas conclusiones y a una actitud que iban a ser casi definitivas. Sobre esta etapa, la más dura de la posguerra, se ha escrito mucho desde el punto de vista de quienes la perdieron, en libros de memorias y en literatura de ficción, pero me pareció que disponíamos de menos material procedente de los vencedores. ¿Cómo era la burguesía franquista en la Barcelona de los años cuarenta y cincuenta, a los ojos infantiles y luego adolescentes de uno de sus hijos? Creí que mi experiencia podía aportar algo“. Y sí, aporta y mucho.

Gracias a su testimonio vamos a conocer el punto de vista de “los vencedores” a través de los ojos de una niña de familia bien, educada en colegios de pago y con la oportunidad de veranear en el campo y en el mar, según los caprichos de una madre poco cariñosa. Pronto veremos como esta niña se va rebelando con la vida y el entorno que le ha tocado vivir: “Había comprendido que mi lugar no estaba entre los que habían ganado la guerra, y había tratado de integrarme con entusiasmo y sin éxito, en un catolicismo de izquierdas, y casi a continuación,  todavía con mayor entusiasmo y mayor desencanto, en una Falange que también creí de izquierdas, y tras dos errores de tal calibre me había prometido no afiliarme nunca más […]:  “Supe aquella noche insomne, que nunca volvería a afiliarme a un partido, a tener un carné […], reivindicaba mi derecho como intelectual, a tomar ante cada situación, ante cada conflicto, la conclusión que me pareciera acertada, sin someterme a la política de grupo“.

A parte de su evolución religiosa e ideológica, vamos viendo la evolución de su carácter, de niña tímida e insegura, “rara”, a chica inconformista y contumaz, que se rebela ante las situaciones injustas de la vida: nunca entendió que las criadas tuvieran que comer a parte con los niños; o que por ser de una familia de bien tuvieran las mejores mesas en los restaurantes sin necesidad de reservar, así como la hipocresía de la alta burguesía para con la clase baja.

El libro es también un recorrido por las personas emblemáticas de su vida: como su abuela paterna que iba para monja y terminó atrapada en un matrimonio de conveniencia, o la del abuelo banquero judío que consiguió una novia guapa, virginal y de excelente familia, y tuvo un turbio y bodevilesco final en París. Su tío Víctor, el nazi de opereta, que tenía en su casa un pequeño museo dedicado al Führer, la tía Sara, hermana de su madre y que desde niña tenía dos finalidades: la primera, hacer a los demás y hacerse a sí misma los más desgraciados, y la segunda, pasar de la opulencia inicial a la miseria, y que tuvo el talento de realizar las dos.

Veremos el amor incondicional por su tía Blanca, quizás la que suplió en parte la falta de amor maternal: “Yo había tenido una madre en muchos aspectos extraordinaria, a la que adoré de niña, y de la que aprendía a amar todas las cosas que han llenado mi vida, pero no me quiso, o no me quiso lo bastante, o no me quiso del modo en que yo necesitaba ser querida, o no supo mostrar que me quería. Siempre mendigando un cariño del que no me sentía segura, con la eterna pregunta colgando estúpida de mis labios: ¿Tú me quieres, mamá?”. (Parece que luego la historia se repite en su hija Milena. En  También esto pasará aborda la difícil relación que ella tuvo con su madre, es decir con Esther Tusquets).

Capítulo aparte merece su tío Juan Tusquets. El mismísimo Paul Preston le dedicó una conferencia en Barcelona y  le descubrió algunos aspectos para ella desconocidos, entre otras, su faceta de delator de masones. El mismo Franco se apoyó en sus teorías para llevar a cabo su persecución judeo-masónica-bolchevique.  La editorial Lumen, que compró el padre de Esther en los años 60, y del que ella fue su directora durante cuarenta años, en sus orígenes fue una editorial de textos religiosos fundada por Juan Tusquets: Ediciones Antisectarias. Bajo este sello escribió el tratado antisemita Masones y pacifistas, prologado por Serrano Súñer, el cuñadísimo de Franco, y donde Súñer alaba la contribución de Tusquets a la creación de la atmósfera precursora del alzamiento militar. Sin embargo, para ella sencillamente era su tío Juan, al que conoció siendo una niña y con el que intimó un poco más en su etapa universitaria en Madrid.

Por el libro pasarán muchos más personajes, como las criadas, algunas de las cuales les maltrataban, su hermano Óscar, y sus primeros amores; e iremos conociendo su manera de convivir con ellos y con su entorno, geográficamente poco más de la zona del Ensanche.

Mención especial para el capítulo dedicado a la relación de la burguesía catalana con el Liceo, para mí uno de los más interesantes, así como, los dedicados a la enseñanza por los diferentes colegios por los que pasa.

La escritora logra reflejar el ambiente de una ciudad, de unos años y de una clase social a través de sus ojos de niña y adolescente que pertenecía al bando de los vencedores, pero que desde la infancia tuvo la incómoda sensación de que algo no funcionaba, de que algo no encajaba, de que el mundo que la rodeaba no era precisamente el mejor de los mundos.

Si al principio vemos como recibe con entusiasmo a las tropas franquistas, tan solo tenía tres añitos, al final del libro concluye: “Supe definitivamente que, si bien no era cierto que la guerra civil la habían perdido todos, porque a la vista estaba que unos la habían ganado (y lo sabían bien) y otros la habían perdido (y nadie iba a permitirles ignorarlo ni olvidarlo), yo, hija de los vencedores, a pesar de haber gozado de todos sus privilegios y todas sus ventajas, pertenecía al bando de los vencidos”.

Un libro muy interesante para conocer la alta burguesía catalana de los años 50 y 60, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

A Esther Tusquets (Barcelona 1936-2012) además de escritora, la conocemos principalmente por dirigir durante 40 años la editorial Lumen. A estas memorias se le sumaron posteriormente Confesiones de una vieja dama indigna, también disponible en la biblioteca.

Para saber más:

http://elpais.com/diario/2007/11/18/domingo/1195361559_850215.html

http://www.elcultural.com/revista/letras/Habiamos-ganado-la-guerra/22078

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Recordando a la Duquesa

DUQUESAEl pasado 20 de noviembre fallecía en Sevilla a la edad de 88 años doña Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, XVIII Duquesa de Alba. Desde este rinconcito nos acercamos a la figura de la duquesa a través del libro Yo, Cayetana, en el  que por primera vez, con sinceridad, pasión y sentido del humor, repasa sus recuerdos. 

Desde su infancia de niña huérfana hasta la actualidad (cuando se publicó el libro), no deja nada por contar: su relación con su padre, sus grandes amores, sus tragedias personales, su trabajo por la Casa de Alba, su papel de madre, su increíble vida social. Por estas páginas desfilan los personajes más célebres del siglo XX y se retrata un mundo fabuloso de glamour y poder, al que ella aporta siempre su personalidad rompedora, creativa y única.

Este libro nos ofrece la oportunidad de acercarnos a la Duquesa de primera mano, sin esa visión distorsionada o ridícula, que algunos de los “programas del corazón” nos daban de ella, porque como ella misma afirmaba: “Se han escrito tantas cosas de mi, y sin embargo se saben  poco. Solo se han enterado de lo que me ha dado la gana”.  

Por contar una anécdota, hace unos cuantos años en Madrid, coincidí con ella a la salida de la Real Academia de la Lengua. Mi hermana, que siempre parece que va al acecho del “famoso“, la llamó, y ella, ni corta ni perezosa, la animó a que se acercara para darle dos besos. Puede parecer una tontería lo que estoy contando, pero a mi me impresionó la cercanía y humildad de una señora de la que cuentan que la Reina de Inglaterra debería postrarse ante ella si coincidieran juntas en un acto (luego ya he sabido que esto no es cierto porque ser Reina de Inglaterra, y jefa de estado de dieciséis estados soberanos, está por encima de todos los títulos, que no son pocos, que ostentaba la Duquesa).

En fin, que se nos ha muerto la Duquesa y España se queda un poco huérfana y por qué no lo voy a decir, a mi me da pena. Me hacía gracia esa señora que se ponía el mundo por montera y hacía lo que le daba la gana, porque como pone en su epitafio “Vivió como sintió“. Seguro que allí donde esté ya habrá montado un tablao flamenco y estará bailando por Seguidillas.

Otros libros relacionados con la duquesa en la biblioteca Miguel de Cervantes:

  • Sampedro Escolar, José Luis. La casa de Alba : mil años de historia y de leyendas : del obispo don Gutierre a la duquesa Cayetana.  Signatura: B ALB sam
  • Artacho y Lloréns, Fernando de. Los otros Alba. Signatura: B ALB art

Si queréis saber más sobre la Casa de Alba podéis visitar su Fundación. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Obituarios, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

la-ridicula-idea-de-no-volver-a-verteHoy en nuestra sección vamos a a hablar de una mujer pionera y rompedora en su tiempo, que abrió muchas puertas en una época en que ser mujer era complicado más allá del papel de ama de casa y madre de familia.

Hablamos de la doblemente Premio Nobel, Marie Curie (Premio Nobel de Física 1903 junto a Henri Becquerel y su marido Pierre Curie, y Premio Nobel de Quimica en 1911 en solitario).

Nos acercamos a su vida y a su trabajo a través del libro de Rosa Montero “La ridícula idea de no volver a verte”.

Cuando Rosa Montero leyó el maravilloso diario que Marie Curie comenzó tras la muerte de su esposo, y que se incluye al final de este libro, sintió que la historia de esa mujer fascinante que se enfrentó a su época le llenaba la cabeza de ideas y emociones. La ridícula idea de no volver a verte nació de ese incendio de palabras, de ese vertiginoso torbellino. Al hilo de la extraordinaria trayectoria de Curie, Rosa Montero construye una narración a medio camino entre el recuerdo personal y la memoria de todos, entre el análisis de nuestra época y la evocación íntima. Son páginas que hablan de la superación del dolor, de las relaciones entre hombres y mujeres, del esplendor del sexo, de la buena muerte y de la bella vida, de la ciencia y de la ignorancia, de la fuerza salvadora de la literatura y de la sabiduría de quienes aprenden a disfrutar de la existencia con plenitud y con ligereza. Vivo, libérrimo y original, este libro inclasificable incluye fotos, remembranzas, amistades y anécdotas que transmiten el primitivo placer de escuchar buenas historias. Un texto auténtico, emocionante y cómplice que te atrapará desde sus primeras páginas.

Montero  se siente identificada con Curie, ya que ella perdió a su marido víctima del cáncer y Curie se quedó viuda en 1906, cuando su marido y compañero de trabajo falleció en un desgraciado accidente de tráfico, y entiende perfectamente ese sentimiento de pérdida y desolación que destila el diario de Curie. Pero como dice la autora, este no es un libro que hable de la muerte. Es un libro que nos ayuda a entender mejor la compleja figura de Marie Curie, personaje fascinante más allá de sus increíbles logros científicos.  Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Recordando a Neruda

pablo nerudaHoy se cumplen 40 años de la muerte del poeta chileno Pablo Neruda, por este motivo lo recordamos desde nuestra sección con las memorias que él mismo escribió, “Confieso que he vivido”.

Amparado en un título que constituye casi una declaración de principios, el gran poeta chileno despliega su vida. La intensidad de sus primeros amores, los convulsos años de la Guerra Civil Española, las diversas escalas a donde le llevó su labor como representante diplomático en todo el mundo, su inquebrantable compromiso político, su amistad con escritores y artistas y su relación con personajes destacados de la política contemporánea, componen algunos de los apasionantes jalones vitales que Neruda narra con la inigualable potencia verbal que caracteriza a sus mejores escritos.

Además de poeta, Pablo Neruda, (Parral, 12 de julio de 1904– Santiago, 23 de septiembre de 1973), fue considerado uno de los mejores y más influyentes artistas de su siglo. Fue un destacado activista político, senador, miembro del Comité Central del Partido Comunista, precandidato a la presidencia de su país y embajador en Francia. Entre sus múltiples reconocimientos destacan el Premio Nobel de Literatura en 1971 y un Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford.

Otros libros del autor, o sobre el autor, que podéis encontrar en la biblioteca:

  • Neruda, Pablo. Antología poética – P NER ant
  • Neruda, Pablo. Neruda: navegaciones – P NER
  • Rodríguez Monegal, Emir. Neruda : el viajero inmóvil –  860.0 NER rod
  • Neruda, Pablo. Odas elementales – P NER oda
  • Neruda, Pablo. Veinte poemas de amor y una canción desesperada ; Los versos del capitán P NER vei
  • Neruda, Pablo. Pablo Neruda para niños – I-P NER pab
  • Rovira, José Carlos. Neruda, testigo de un siglo – 82-1 NER rov
  • Neruda, Pablo. Oda a una estrella – I NER oda
  • El cartero y Pablo Neruda (película) – DVD PE 790 Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

Hoy en nuestra sección celebramos la llegada del verano con uno de los libros más divertidos que se ha escrito nunca, “Mi familia y otros animales” de Gerald Durrell.

El libro cuenta la historia de los Durrell durante sus años de estancia en Corfú, envueltos en una serie de peripecias cuyo contrapunto viene dado por las aventuras del joven Gerry con los lugareños, sus preceptores y sus pequeños protegidos, los animales que Gerry adopta como miembros de la familia y que retrata con gran inteligencia y ternura, no obstante, Gerald Durrell además de escritor fue zoólogo y fundó el Durrell Wildlife Conservation Trust y el Zoo de Jersey .

El original estilo narrativo de Durrell brota de la combinación de varios géneros: la descripción naturalista, el retrato de gentes y lugares, la autobiografía y el relato humorístico. La obra es la primera parte de su divertida trilogía de Corfú, proseguida con “Bichos y demás parientes” y “El jardín de los dioses”.

Gerald Durrell es hermano del también famoso escritor Lawrence Durrell, conocido por su tetralogía “El cuarteto de Alejandría”, y que al igual que el resto de la familia aparece retratado en el libro.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros