Archivo de la etiqueta: Macartismo

CINEMA PARADISO – Trumbo

El cine norteamericano tiene mucho de bueno, pero si por algo destaca es porque exporta un tipo de cine que se le da muy bien, y este es el género biográfico. No importa quién sea el protagonista o a qué se dedique; siempre saben cómo extraer la esencia del personaje y de la situación para que resulten auténticos héroes, reflejando normalmente los momentos más trascendentales de su vida.

Ejemplos los hay a cientos. Se pueden centrar en un genio trastornado como “Una mente maravillosa, en una asesina en serie como “Monster”, en un caradura con recursos como “El lobo de Wall Sreet”, un héroe de guerra como “El único superviviente”, un ama de casa luchadora como “Joy”, etc. Así mismo pueden centrarse en la vida completa de la persona o en un episodio concreto de la misma, o incluso, si el personaje da para mucho, puede llevarse a la pantalla en varias entregas.

En el caso de la película que recomiendo hoy, “Trumbo”, que lleva como subtítulo “La lista negra de Hollywood”, cuenta con el prestigio de haberse alzado con unas cuantas nominaciones a los premios más relevantes del mundo cinematográfico (Globos de Oro, Bafta y Oscar), y en su mayor parte, gracias a su protagonista, Bryan Cranston, archiconocido actor por  la serie “Breaking Bad”, y a su actriz de reparto, Hellen Mirren, que también fue nominada al Globo de Oro en su papel como la impasible periodista de prensa rosa Hedda Hopper.

Sin duda “Trumbo” merece ser reconocida no sólo por lo que cuenta, sino por cómo lo cuenta y por quién lo cuenta, tratando a través del personaje, temas tan controvertidos como el anticomunismo histérico del cine americano de los años 50. Su director Jay Roach transmite un conocimiento, un razonamiento y una inquietud tal, que consigue atrapar la curiosidad del espectador, tanto por el personaje como por la famosa “lista negra de Hollywood”.

Se trata de la adaptación de una biografía de Dalton Trumbo (guionista de películas tan conocidas como “Espartaco”, “Vacaciones en Roma” y muchas otras) que escribió Bruce Alexander Cook, contemporáneo del protagonista. El guión contemporiza perfectamente la conocida “caza de brujas” en un país como Estados Unidos, cuyo eslogan es Tierra de Libertad. Concretamente Trumbo es el elegido para conducir al espectador a través de la creación, desarrollo y liquidación de “La lista negra de Hollywood” que también sufrieran en su día personajes como Charles Chaplin y que se materializó en una denegación abierta de trabajo a todos aquellos que fueran sospechosos de llevar a cabo acciones antipatrióticas. En éste caso concreto, la justificación del libre pensamiento político hizo que Dalton Trumbo, así como muchos de sus colegas de profesión, especialmente del mundo cinematográfico, cayeran en desgracia.

Aparecen retratados grandes personajes del cine como John Wayne (David James Elliott), que fue adalid del Comité Especial de Actividades Antiestadounidenses gracias a su protagonismo en películas propagandísticas anticomunistas y antisoviéticas; Hedda Hopper (Helen Mirren) voz periodista del mismo organismo; Kirk Douglas (Dean O’Gorman), protagonista de Espartaco; Otto Preminger (Christian Berkel), director de Éxodo; así como personajes menos conocidos historicamente como Frank King (John Goodman); la hija de Donald Trumbo, Niki (Elle Fanning); su esposa Cleo (Diane Lane) pero totalmente relevantes para conocer a Donald, así como una versión reducida de “Los 10 de Hollywood” (guionistas que fueron condenados por sus actividades antiestadounidenses) materializada en el personaje ficticio Arlen Hird interpretado por Louis C.K.

Destaca de la película el equilibrio entre verdad, ficción y espectáculo. La integración de determinados episodios documentados como la declaración de Dalton ante el Comité de Actividades Antiestadounidenses de 1947, están realizados de forma inteligente y sencilla. Todo está bien encajado dentro de los sucesos conocidos, documentados a través de la prensa, entrevistas, etc. Y los más íntimos sucesos privados que conocemos a través de las declaraciones de los hijos de Trumbo y que trabajaron estrechamente junto al guionista de la película, John McNamara  para lograr retratar lo más humanamente posible a uno de los genios de Hollywood.

A nivel de interpretación, su protagonista, Bryan Cranston hace que todo sea posible. Es impresionante escuchar grabaciones del verdadero Trumbo y ver la voz con la que el señor Cranston da vida al personaje. El resto de los personajes históricos  que se cruzan con Trunbo en la película también están recreados de tal forma que nos hacen viajar en el tiempo. Además hay que destacar la gran aportación de John Goodman que interpreta a Frank King, uno de los productores más deficientes del Hollywood de la época, aunque al parecer no lo era tanto. La malignidad de Hedda Hopper( Hellen Mirren) aporta espectacularidad a la película, algo imprescindible para que el show logre llegar a todo el mundo.

Se reconoce así mismo la labor de los guionistas en el proceso creativo cinematográfico, oficio imprescindible para la industria. Se los presenta como un equipo de pirados cuyas mentes sueñan con las historias y diálogos que más tarde reproducirán los actores. Es además de la historia de un guionista, la historia de todos los guionistas.

Se trata sin duda de una biografía potente, fantástica y épica al mismo tiempo, sin alejarse demasiado de la realidad. No dejéis  de verla, y para ello sólo tenéis que pasar por la biblioteca DVD PE 4411

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones