Archivo de la etiqueta: Lecturas

RECOLECTURAS – Clásicos para la vida

Si lo piensas bien, si lo piensas detenidamente, resulta que no somos nada originales. No hemos hecho casi nada nuevo desde hace mucho tiempo. Hemos mejorado cosas, sin duda. Hemos encontrado otros usos y sentidos, por supuesto.

Pero si tiramos del hilo, las ideas, las grandes y buenas ideas, son casi siempre las mismas y tienen ya bastante edad. Será porque nos dejamos llevar hasta en la forma de pensar. Pero para todo hay remedio:

Nuccio Ordine, profesor, filósofo y escritor, se encarga de recordarnos que hay autores, llamados clásicos, que hace tiempo que nos dieron las pistas sobre las que podríamos avanzar. Pero en este maratoniano mundo donde la novedad en seguida se convierte en reliquia y donde el tiempo se pierde en lo superfluo y llega justo (si es que llega) a lo importante, hemos olvidado lo trascendente de algunas lecturas.

Ordine nos invita en «Clásicos para la vida: una pequeña biblioteca ideal» a descubrir o recordar a algunos de los clásicos de todos los tiempos, maestros de innumerables generaciones: Platón, Rabelais, Shakespeare, Cervantes, Goethe, Rilke… Pues para el autor la enseñanza, la educación, constituyen una forma de resistencia a las omnipresentes leyes del mercado, a la mercantilización de nuestras vidas, al temible pensamiento único.

Un libro al alcance de cualquiera, aunque por su profesión narra dirigiéndose especialmente a los profesores y los jóvenes y es imposible desvincularlo de su idea de «escuela» y «educación», este libro es apto y necesario para cualquiera. Puedes leer la introducción como si se tratara de un tratado en defensa de los clásicos (que no son sólo los antiguos sino también algunos contemporáneos), o de unas directrices para estudiantes, o de unos consejos para cualquier lector. O puedes ir directamente a los libros recomendados y leer lo que Ordine propone en el mismo orden o eligiendo lecturas al azar. Puedes aparcarlo y retomarlo como si fuera una guía de lecturas a la que acudir cada vez que quieras.

Una invitación a pensar por nosotros mismos, a conocer las ideas que pueden ayudarnos a entender el mundo en que vivimos y a formarnos un criterio propio.

Sé rebelde: lee a los clásicos.

Y si te atreves a más, además de esta obra, que puedes encontrar en la Biblioteca Miguel de Cervantes con la signatura 008 ORD cla, en la Biblioteca Lope de Vega dispones de «La utilidad de lo inútil: manifiesto», con la signatura 316 ORD uti, un libro también muy recomendable.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Recomendaciones

RECOLECTURAS – 24 de octubre, Día internacional de las bibliotecas.

El próximo sábado celebramos El día internacional de las bibliotecas. La iniciativa nació para trasladar a la opinión pública la importancia de la biblioteca como lugar de encuentro de los lectores de todas las edades con la cultura, y como un instrumento de mejora de la formación y la convivencia humana.

Por este motivo os he querido traer a esta sección un par de libros en el que la biblioteca y los bibliotecarios juegan un papel fundamental en la vida de sus protagonistas.

lectora

Por un lado tenemos Una lectora nada común de Alan Bennet, pequeña novela en la que el personaje principal es, nada más y nada menos, que la Reina Isabel II de Inglaterra, quien por casualidad descubre una biblioteca móvil del Ayuntamiento aparcado a las puertas de las cocinas de palacio. Este hecho y la relación que entabla con Norman, el joven y pelirrojo pinche de cocina que se convierte en su asesor literario, le hará conocer el vértigo de la lectura y acercarse a escritores como Cecil Beaton, Ivy Compton-Burnett, a la que por cierto le concedió un título nobiliario, Proust, Genet, Nancy Mitford… que le harán sumergirse de lleno en el mundo de los libros. Una novela deliciosa, no obstante, su escritor Alan Bennett, es muy conocido y querido por los lectores británicos y sus novelas cortas rezuman encanto y ese humor inglés tan caracterísco.

Os dejo con un fragmento en el que se menciona a Alicia en el país de las maravillas, ya que este año la efemérides está dedicada a ella por su 150 aniversario:

“En el libro figuraba E.M. Forster, con quien recordaba haber pasado media hora embarazosa cuando le nombró Companion of Honour. Tímido y con cara ratonil, habló poco y con una voz tan débil que a ella le resultó casi imposible comunicarse con él. Pero aquel hombre era un pozo de sorpresas . Sentado con las manos unidas, como salido de Alicia en el país de las maravillas, no daba la menor pista de lo que pensaba , y por eso a ella le sorprendió gratamente descubrir, leyendo su biografía, que mucho tiempo después Forster había dicho que si la reina hubiera sido un chico se habría enamorado de ella”.

personas

En segundo lugar, y en contraposición a mi primera propuesta por el tono y la extensión, os traigo Personas como yo de John Irving.

“Para empezar, les hablaré de la señorita Frost. Si bien cuento a todo el mundo que llegué a ser escritor porque leí cierta novela de Charles Dickens a la formativa edad de 15 años, la verdad es que era más joven cuando conocí a la señorita Frost e imaginé que hacía el amor con ella, y ese momento de mi despertar sexual señaló asimismo el convulso nacimiento de mi imaginación. Nos forma aquello que deseamos. En menos de un minuto de arrebatado y secreto anhelo deseé ser escritor y hacer el amor con la señorita Frost…, no necesariamente en ese orden.

Conocí a la señorita Frost en un biblioteca. Me gustan las bibliotecas, pese a que encuentro ciertas dificultades al pronunciar la palabra, tanto en plural como en singular. […]. Para mayor ironía, mi primera biblioteca carecía de toda distinción. Se trataba de la biblioteca pública de la pequeña localidad de First Sister, Vermont, un compacto edificio de obra vista en la misma calle donde vivían mis abuelos. […]. El colegio disponía de una biblioteca más moderna y mejor iluminada, pero la biblioteca pública del pueblo First Sister fue mi primera biblioteca, y su bibliotecaria mi primera bibliotecaria“.

Así habla el protagonista y narrador de la novela de la señorita Frost, la maravillosa bibliotecaria del pueblo que le guiará en sus primeras lecturas y acabará convirtiéndose en su fiel cómplice. Pero la novela es mucho más, también nos habla de la relación que mantiene con Richard Abbott, su futuro padrastro y figura clave en su educación sentimental, así como, de la búsqueda de su padre biológico y de su identidad sexual.

Pues esta son mis dos propuestas para el día de hoy. Una comedia ligera y deliciosa con una protagonista de postín, y una novela más profunda e intensa, en las que podemos ver dos tipos de bibliotecas de las múltiples que hay, las bibliotecas móviles y las bibliotecas públicas municipales, y en la que los bibliotecarios y los libros forman parte de su idiosincrasia.

Y ya sabes, no dejes de visitarnos, sobre todo el próximo viernes en el que haremos actividades especiales para conmemorar este día, porque como dijo Lewis Carroll: “Siempre se llega a alguna parte si se camina lo suficiente”, a lo que nosotros añadimos, si se lee lo suficiente.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones