Archivo de la etiqueta: Julianne Moore

CINEMA PARADISO – Atando cabos. The shipping news

Espero que esta semana de puentes hayáis podido ver y leer bastante. Mi intención también era esa y por eso el lunes me fui a casa con dos películas y dos libros (por supuesto de la Biblioteca). Mala suerte, ninguna de las películas me gustó, así que llegó el miércoles y no tenía nada que ofreceros.  Con un poco de mala conciencia decidí llevarme otras dos, ver una esa noche y hacer la recomendación un día después…tampoco me gustó. Así que ayer vi la última, que es la que os traigo hoy,  ¡con dos días de retraso!

atando-cabos-the-shipping-news-18165-1

 

Según la sinopsis, bajo este título se encuentra esta historia:

Cuando Quoyle (Kevin Spacey), un solitario y desventurado habitante de Nueva York, pierde a su

 esposa en un accidente de coche, su vida cambia para siempre. Abatido por el dolor y la nostalgia, se retira junto a su tía (Judi Dench) y a su joven hija a Terranova, el misterioso hogar de sus ancestros. En el pequeño pueblo pesquero Killick-Claw, Quoyle consigue un trabajo como reportero en el periódico local. Con cada artículo que escribe, se acentúa su percepción de esta peculiar comunidad, junto a la propia percepción de sí mismo. De forma gradual, iniciará un romance con Wayne (Julian Moore), una mujer que vive con sus propios demonios personales. Mientras empieza su nueva vida en Terranova, su pasado se funde con su presente y Quoyle se transforma.

Pero por supuesto en la película hay mucho más, ya que su ex esposa no era ningún dechado de virtudes, su tía esconde también cicatrices de antiguas heridas, a sus ancestros no se les recuerda con cariño precisamente y Wayne no es la damisela desvalida que pueda parecer. De hecho, ni siquiera la casa en la que van a vivir es lo que parece, una casa atada, desubicada, sin una base sólida…Y es que las casas son como las personas que las habitan.

El viaje a Terranova no deja de ser el viaje hacia el interior de uno mismo, hacia las herencias y las vivencias que conforman quienes somos. Algo que a cualquiera puede provocarle miedo, hay que ser muy valientes para enfrentarnos con nosotros mismos y sacar a la luz lo que permanece ahogado en las profundidades. Y así, nudo a nudo, tirando cada vez un poco más de cada cabo, no sólo Quoyle, sino también su tía y Wayne, irán desentrañando sus secretos. Y él además irá entendiendo la historia y la vida de la gente de una peculiar tierra donde aún se cree en viejas leyendas y fantasmas. De hecho, la niña, las apariciones en las ventanas y otros aspectos de la película, me recordaron la novela Otra vuelta de tuerca de Henry James, cuyos fantasmas sí puedo soportar.

Esta película está basada en la novela homónima con la que Annie Proulx ganó en 1994 el Premio Pulitzer y que atrapó al director Lasse Hallström. De cómo la adaptó a la gran pantalla y cuáles fueron los retos más difíciles tenéis una información magnífica en esta entrada de La Butaca, que no ha hecho más que contribuir a mis ganas de leer la novela, porque ya viéndola tuve la sensación de que la hondura de los caracteres es mucho más compleja de lo que se percibe en la película (es decir, todavía más), lo mismo que ocurre con el ambiente que los rodea.

No me imagino disfrutando igual de esta película durante el calor del verano, así que aprovechad que el tiempo está como está para pasar por la Biblioteca Lope de Vega (Boquetillo) o Francisco de Quevedo (Los Boliches), para haceros con ella y disfrutarla este fin de semana.

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

horasHoy quiero reseñar una película que tiene mucho que ver con la literatura. Se trata de “Las horas”, basada en la novela de Michael Cunningham, del mismo título y dirigida por Stephen Daldry. Narra la vida de Virginia Wolf , interpretada por Nicole Kidman, enlazada con la de otras dos mujeres interpretadas a  su vez por la gran Meryl Streep y Julianne Moore.

La película, con guion de David Hare y basada en la novela que obtuvo el premio Pulitzer de ficción, trata un día en la vida de tres mujeres distintas, de distintas épocas, que se conectan a través de la obra de Virginia Woolf.

Resulta difícil hablar de una película que se desborda y ante la cual, cualquier cosa que pueda decirse, no deja de ser una visión parcial. Unos pocos personajes, unos escenarios ajustados, unos objetos cargados de significado y esa atmosfera de Chèjov. Seres que  son muy conscientes de dónde están, de hacia dónde van y de cuáles son esas trampas que deben de esquivar y eso es lo que les aterra.

En Las Horas, todos los elementos son importantes y no podría existir uno sin los demás: La historia base de Michael Cunningham, los actores, la música de Philip Glass y el trabajo de David Hare. Sin cualquiera de estos elementos, hubiera fallado, no habría alcanzado el nivel que presenta. Para poder comprender y abarcar la obra en su totalidad, es recomendable profundizar en las cuatro fases.

horas2

Es admirable la adaptación que Hare hace de la premiada novela. Además, el salto a la película de ese guion no habría podido realizarse sin la música de Glass. Su música transmite ese trasfondo que Cunningham crea al meterse en la mente de sus personajes. El trabajo de Glass sirve para unir a las tres mujeres, para mostrar la base sobre la que ellas caminan. No se trata de un ornamento para resaltar imágenes pobres o historias débiles, sino todo lo contrario. El espíritu del libro se traduce en música y esto permite que todo lo demás encaje.

Y a dónde no puede llegar la música, ahí están los actores, especialmente las actrices, que con su trabajo abarcan todos los detalles y matices de la obra.

horas5

Es difícil contar en la pantalla la profundidad psicológica y mental de los personajes, (sobre todo cuando el director se resiste a utilizar una voz en off o la conversación con otro personaje), que lo que quiere mostrar es la vida interior del propio personaje. Todo recae en la actriz que tiene que representar con sus dotes interpretativas ese pensamiento y todas las palabras que no se dicen. Ese es el momento en el que se sabe si alguien es actor/actriz o no lo es. Ahí no caben matices, y son las actrices de ésta cinta, Julianne Moore, Meryl Streep  o Niccole Kidman las que lo avalan.

horas3

Es sobre todo, esto; música, guion, historia,  personajes y un director que logra unirlo para que en ningún momento el ritmo y el interés decaigan lo más mínimo. Es una historia que representa tantos niveles que prácticamente cada espectador tiene una puerta por dónde acceder a ella; una oferta para cada mirada y muchas miradas para una historia que es, sobre todo, una defensa de la mujer frente a un mundo creado por hombres, que son los que se marchan a la oficina y los que corrigen errores de los demás, pero que en el fondo son frágiles y tienen miedos, tal y como los describe Woolf, ajenos a la influencia del libro. El hombre por tanto crea la base y la mujer la historia.

El tiempo en esta cinta es otro nivel de interpretación que permite, como si de otra puerta se tratara, ver la película como una representación de todo el proceso de la literatura. La escritora, la lectora y un salto al futuro que da valor al esfuerzo de la escritora, y es la protagonista. Pocas veces se ha logrado demostrar con tanta eficiencia qué es la literatura y para qué sirve.

Sorprende también la forma en que se trata el tema del amor, que lo imbuye todo y sin embargo es un niño el que pronuncia el único “te quiero” en toda la película. O el tema de la belleza, representada en las flores que compra Clarissa. ¿Cómo se puede conseguir tanto con la representación de la vida de tres personas distintas en un solo día? Y al final, la defensa de Clarissa de esas horas que lo justifican todo: “Vivimos nuestra vida, hacemos lo que hacemos y luego dormimos. Es tan sencillo y vulgar como esto…. Apreciamos no obstante la ciudad, la mañana; por encima de todo confiamos en que sigan existiendo.”

horas4

En resumen, la película habla de unas vidas truncadas por la imposibilidad de los personajes de poder actuar con libertad y seguir el camino que sienten. Y así, las miradas se pierden y los pensamientos vuelan, para luego estancarse, anclados en las horas que avanzan cansadas, aletargadas. ¿Cómo vivir cada día, uno tras otro, con la sensación de que hay algo que no funciona y que no te deja ser feliz? ¿Cómo sobrevivir a las horas, esas horas que llegan después y siempre vienen a recordarte tus desdichas? Por eso, cada hora es importante. En cada hora, debes tratar de inclinar la balanza a tu favor para desear que lleguen las horas siguientes y, a la vez, anhelar que estas horas no pasen nunca.

La vida de tres mujeres en un sólo día; tres dramáticas historias cuidadosamente hiladas a través del delicioso sabor de la literatura. Tres destinos en tres tiempos distintos y que sin embargo comparten, por extraño capricho del destino, un secreto, un sino y una vital decisión, LAS HORAS. Una película intensa y muy reflexiva. ¡Y lo mejor de todo es que la podéis encontrar en nuestra biblioteca!.  DVD PE 2970 

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones, Uncategorized

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

Hoy en nuestra sección seguimos con recomendaciones de la “Mesa temática enseñanza”. En esta ocasión nuestra propuesta es un “Un hombre soltero (A single man)” de Tom Ford.

El famoso diseñador de moda sorprendió a crítica y público con su primera película, basada en el libro del mismo título del escritor Christopher Isherwood, y por la que el protagonista Colin Firth ganó la Copa Volpi y el Premio Bafta al mejor actor.

Los Ángeles, 1962, Crisis de los misiles cubanos. George Falconer (Colin Firth), un maduro profesor universitario británico y homosexual, lucha por encontrarle sentido a la vida tras la muerte de Jim (Matthew Goode), su compañero sentimental. Encuentra consuelo junto a su íntima amiga Charley (Julian Moore), que también está llena de dudas sobre el futuro. Kenny (Nicholas Hoult), un estudiante que se esfuerza por aceptar su auténtica naturaleza, acecha a George porque ve en él a un espíritu afín.

La apuesta de la película es marcadamente esteticista, desde la música, la fotografía, hasta el vestuario de los personajes, como no podía ser de otra manera. Como curiosidad añadiremos que en la película hace un cameo el modelo español Jon Kortajarena, muso del diseñador. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales