Archivo de la etiqueta: Humor surrealista

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

amanece

Esta semana quiero recomendar un clásico, un clásico español. Se trata de la película española “Amanece que no es poco” publicada en 1989 y que a pesar de ser relativamente reciente, se ha convertido en todo un clásico, en un referente del cine de humor absurdo. Se trata sin duda de una de las mejores comedias hechas en nuestro país. En el cuarto de siglo transcurrido desde su estreno se ha convertido en todo un mito del cine de humor absurdo en el cine español.

amanece2

Se trata de una película coral, dirigida por José Luis Cuerda que cuenta en su reparto con rostros tan conocidos y reconocidos como Antonio Resines, Cassen, José Sazatornil, Manuel Alexandre, Pastora Vega, Gabino Diego, Fedra Lorente, María Isbert o Chus Lampreave, entre otros muchos.

amanece3

La historia de la película se desarrolla en un pueblo muy singular de la sierra de Albacete y en su argumento cuenta con hechos tan absurdos como el que los hombres brotan de los bancales, el borracho del pueblo se desdobla y todos sus habitantes sienten verdadera devoción por Faulkner. Allí llega por casualidad un joven ingeniero, profesor en Oklahoma, que está disfrutando de un año sabático en compañía de su padre. Podría decirse que él es el protagonista principal pero, en realidad, la película es una historia coral con divertidas situaciones y tramas protagonizadas por curiosos personajes, cada uno más raro que el anterior.

amanece4

De acuerdo con lo que escribe Fernando Méndez-Leite en su libro sobre el cine de Cuerda, “la estructura de la película es la de un western: unos forasteros llegan a un poblado, conocen a sus habitantes, se informan de los conflictos que alteran esa comunidad y finalmente se van, en este caso sin haber arreglado nada”. Esta estructura general se vertebra en grandes cuadros, sean temáticos (la misa, la taberna, la muerte…), sociales (la asamblea de mujeres, el resultado de las votaciones), de conflicto (el impotente, el ahorcamiento) a lo largo del metraje, brindándonos grandes escenas que perduran en el imaginario colectivo.

Detrás del humor del guion se esconde una crítica feroz a la sociedad de la época que no pierde vigencia y que es perfectamente extrapolable a nuestros días a pesar de haber transcurrido 25 años.

amanece5

Las referencias culturales no son para nada simples, lo que mezclado con las situaciones surrealistas y absurdas dan como resultado una obra maestra de nuestro cine. Una película de culto a base de humor absurdo.

amanece6amanece7

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

 

el_gran_hotel_budapest_27349

Estamos en una época del año cinematográfica por excelencia. No en vano ya se han fallado los Globos de Oro y próximamente se hará lo propio con los Goya y los Oscar.

Esta semana quiero reseñar una película que está nominada nada menos que en 8 disciplinas para los Premios Oscar, varias veces nominada y premiada también en los premios Bafta, así como, en otros certámenes de gran prestigio internacional como los mencionados Globos de Oro, AACTA International Award, Premio de la Sociedad americana de cinematógrafos, etc. Se trata de la película “El gran hotel Budapest”.

La película del genial director Wes Anderson cuenta con un gran reparto, un ritmo trepidante y una elegancia y poderío visual extraordinarios. Un deleite para los sentidos.

Se trata de una adaptación libre de textos del escritor austriaco Stefan Zweig, que en manos del genial Anderson se inicia con una especie de carambola que nos introduce en tres niveles narrativos diferentes para describir una ampulosa y estilizada farsa centroeuropea llena de personajes extraordinarios que merecerían por si mismos su propia película.

El protagonista es Ralph Fiennes en el papel de Gustav H., estricto y cuidadoso conserje del Gran Hotel Budapest, de modales impecables que se rige únicamente por dos principios: El cliente es lo primero y hacer las delicias de las clientas más ilustres y entradas en años del hotel, ofreciéndoles su cuerpo. Una de ellas es Madame D. (Tilda Swinton) que fallece en extrañas circunstancias y le deja un valioso legado. A partir de aquí, Gustav comenzará una disparatada odisea junto a Zero (Tony Revolori) para limpiar su nombre y hacer cumplir la última voluntad de la finada.

grand-budapest_2813768k

 Entre las otras estrellas que ofrecen giros cómicos están Willem Dafoe, como un matón de cinco anillos, Edward Norton, de militar de buen corazón, y un divertidísimo Adrien Brody, siendo el vástago resentido de una millonaria.

Como suele suceder con este director, sus colaboradores son parte inestimable y clave de su resultado. En este caso, la fotografía de Robert Yeoman, la deliciosa y elaboradísima banda sonora a cargo de Alexander Desplat y el diseño de objetos de Anne Atkins son parte fundamental de su trabajo.

Traiciones, crímenes, persecuciones, fugas de prisión, historias de amor e incluso encontronazos con algo parecido a los nazis se van sucediendo en este cuento de entreguerras en el que Anderson maneja con destreza y brillante eficacia todas las herramientas que han hecho de sus formas un estilo inconfundible, una marca.

Anderson alcanza un nivel extraordinario gracias al poderío visual y elegancia aristocrática con la que viste su nueva historia, y, sobre todo, a un ritmo narrativo y una intensidad que hacen imposible que la idea de mirar el reloj cruce siquiera la mente de los que, con una perenne sonrisa en sus labios, ocupan sus butacas.

Perversa, melancólica, divertida, ácida, artesanal, ingeniosa, sofisticada… todos éstos y más son los adjetivos que encuentran acomodo en esta caricatura histórica, mezcla de sueño y recuerdo, en la que todo queda distorsionado y exagerado, como ocurre con esas viejas batallitas que se han contado ya demasiadas veces. Pero sin duda alguna con un encanto fuera de lo común.

el_gran_hotel_budapest_in

“El Gran Hotel Budapest” es, quizás más que cualquier otra cosa, un homenaje a las historias, a los que saben contarlas, a los que saben escucharlas, a los que las protagonizan, a sus escenarios, a todo lo que ya no existe salvo en la memoria de los que han vivido en esas historias y, sobre todo, a los que las imaginan sin haberlas vivido porque alguien se las transmitió para que fuesen suyas para siempre. Es, de manera coherente, una experiencia visual pura y lo es porque de las historias bien contadas no surgen reflexiones ni discursos, sino imágenes y aromas.

Estoy segura de que continuará siendo premiada en los certámenes que quedan por fallar, pues sin duda es una película de las que hacen historia.

Y lo mejor, como siempre es que la podéis encontrar en nuestra biblioteca. DVD PE 3984

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones