Archivo de la etiqueta: Hermanos

RECOLECTURAS – Algunas luces y muchas sombras

_unamadre2Hoy en nuestra sección todo un descubrimiento, el escritor Alejandro Palomas, con su libro Una madre.

A Palomas lo conocí porque vino a presentar su último libro a la biblioteca, Un hijo, reseñado hace unas semanas en la sección Piruletras. Esto es lo bueno de las presentaciones, que nos acercan a escritores desconocidos, al menos para mí, y nos descubren todo un mundo de posibilidades. No siempre es así, evidentemente, también nos la cuelan, pero yo soy muy respetuosa y de los “fraudes no hablo.

Pues a lo que iba. En Alejandro he descubierto un gran escritor, esa persona que te toca con lo que escribe, porque sabe de lo que habla. Como él mismo dijo en la presentación, lo que escribe es él, si nos gustan sus libros nos va a gustar él, y si no nos gustan, probablemente tampoco nos guste él. Pues yo tengo que decirte Alejandro que me gustas, porque me gustan tus libros (de momento sólo he leído Un hijo y el que hoy nos ocupa), y  me encantan tus personajes, creados con una gran ternura, mucha lucidez y con humor, mucho humor.

Después de esta “declaración de amor” al escritor, voy a hablaros un poco del libro ¿no?.

Mamá es parte de mí, de lo que me gusta y no me gusta tener conmigo. Es muchas cosas, a veces demasiadas

En Una madre tenemos una familia: Silvia la mayor, lady bayeta para algunos por su obsesión por la limpieza, una olla a presión, siempre a punto de estallar, acerada. Vive volcada en el trabajo y es el sostén de la familia desde que sus padres se divorciaron, tres años atrás desde que ocurre la acción principal. Emma, la mediana, más sosegada, experta en soltar bombas con pasmosa tranquilidad cuando no toca, una mujer empeñada en querer a toda costa y que lo hace mal porque elige desde el empeño. Fer, el benjamín de la familia, narrador de esta historia, y que vive hacia dentro, “Me hice un búnker contra el exterior“, para que la vida no le duela, y a la que su hermana Emma le dice en numerosas ocasiones: “No se puede encontrar la paz evitando la vida, Leonard” (emulando a Nicole Kidman en su papel de Virginia Woolf en la película “Las horas”). También está el tío Eduardo, guapo, apuesto, impecablemente vestido. Le encanta hablar y no deja intervenir a nadie, sobre todo, porque no escucha. La abuela Ester (la madre de Amalia), ausente físicamente desde su muerte, pero muy presente en la vida de sus seres queridos y que siempre tenía una frase sabia para cada momento, frases con que el autor va salpicando la narración. El padre, el personaje más ruin de la novela, que aunque ya no forma parte de la familia, sobrevuela como una sombra por los personajes del libro. Olga, “don correcto”, la novia de Emma, Ingrid, la amiga “ayurvédica” de Amalia, que la ánima y da réplica en sus desvaríos, y con la que mantiene largas conversaciones telefónicasy por supuesto Max y Shirley, los perros de Fer y Amalia.

He querido dejar para el último lugar a Amalia, LA MADRE. Amalia es toda ternura, ha tenido que empezar a inventarse de nuevo con 65 años, después del divorcio, y lo ha hecho de manera admirable, “Mamá crece, y yo me aparto“. Es una mujer torpe, con una discapacidad visual del 64% que genera múltiples situaciones cómicas, ya que siempre está tirando o a punto de tirar cosas. Especialista en sortear las conversaciones que no le interesan, según Fer, sabe hablar en perpendicular, y con unas ocurrencias que deja con la boca abierta a más de uno, y que desata la carcajada, surrealismo casero como diría el susodicho. Con una sonrisa ancha, escandalosa. Maneja muy bien el ruido y lo cotidiano, pero lleva mal los silencios. Pero Amalia es mucho más que eso, es el sostén de la familia, es la gallina que cubre con sus alas a sus polluelos, es la persona que prefiere dolerse a dañar, siempre con afán conciliador. “Por qué en esta familia cuesta tanto hablar de las cosas que importan“. El autor ha elegido sabiamente el título del libro porque el libro es ELLA, aunque sea una novela coral o de personajes, la figura de la madre destaca por encima de las demás. A Amalia se la quiere por lo que es y por cómo es, es uno de los personajes más tierno, encantadores e hilarantes con los que me he encontrado, quizás, porque salvando las distancias, en muchos aspectos me recuerda a mi madre, y sé que a partir de ahora me acompañará en mi viaje.

La acción principal se desarrolla en la casa de Amalia, donde todos se reúnen para celebrar la Nochevieja. A la cita concurren con sus mochilas a cuestas, porque todos son cara A y cara B. La cara A, por decirlo de algún modo “la buena”, y la cara B, la no tan buena, la que la vida les ha ido diseñando a base de golpes. A través de flashbacks vamos descubriendo lo que cada uno lleva en su mochila y ha determinado su cara B, y vemos, como poco a poco, se va aligerando la carga o al menos aprenden a llevarla consigo. Porque como decía la abuela Ester “Todos hemos sido algo que muchas veces explica lo que somos ahora“, y a pesar de las circunstancias, si hay una cosa que sabe hacer bien esta familia es, “Reírse de las cosas cuando los tintes dramáticos rozan lo catastrófico”.

Este libro es mucho libro, e intenso muy intenso, podría estar hablando horas y horas pero no me gustan que las entradas se alarguen demasiado, así que si os habéis quedado con ganas de más y de conocer un poquito más al escritor, aquí os dejo con una entrevista que le hicieron sobre el libro. Por cierto,  ya va por la 7ª edición. ¡Enhorabuena Alejandro!

http://www.llegirencasdincendi.es/2014/10/entrevista-con-alejandro-palomas-autor-de-una-madre/

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

un-cuento-de-navidadHoy nuestra propuesta es una película  que se incorpora a nuestra videoteca “Un cuento de Navidad” de Arnaud Desplechin , que ya puedes encontrar en nuestra “Mesa temática” dedicada a estas fiestas y que te presentamos ayer.

Para algunos la Navidad significa la alegría de pasar el tiempo con sus seres queridos, pero no para la familia Vuillard, protagonista de esta oscura comedia. Para ellos, el pavo, el ponche y los postres son reemplazados por el flujo de veneno que se destila cuando toda la familia debe reunirse durante tres días. La madre tiene cáncer y por ello reaparece Henri, el hijo desterrado por su hermana Elizabeth, supuestamente por haber llevado la economía familiar a la quiebra en fraudulentos negocios. Con su regreso las viejas heridas se abren, y las que podrían ser las últimas vacaciones en familia se convierten entonces en un absurdo ajuste de cuentas.

“Un Cuento de Navidad” es todo un carrusel de 150 minutos en los que reir, aterrarse y llorar a la vez que cuenta con un excelente reparto europeo encabezado por la veterana Catherine Denueve.   Fuente: Vistablog          Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Mesas temáticas, Películas y documentales, Recomendaciones