Archivo de la etiqueta: Francia

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

artista

Hoy quiero recomendar una película que es todo un homenaje a las artes. Un homenaje al proceso de creación, ejecución y conclusión de una obra. Es una reivindicación de la belleza, de la perfección en las forma y al mismo tiempo de la fragilidad. Se trata del arte materializado en película y confirma a Fernando Trueba, su director, como uno de los realizadores más importantes de la cinematografía europea junto a Almodóvar, Berlanga y Amenábar.

Esta película tiene ciertas peculiaridades que la hace diferente. Está rodada en blanco y negro, con una fotografía muy sencilla y a la vez bellísima que desprende todo el espíritu rústico que se quiere transmitir. Además no tiene música. Solamente al comienzo de los créditos finales.

artista2

La película se desarrolla en la frontera entre España y Francia durante la Segunda Guerra Mundial; en 1943 para ser exactos. Se trata de un pequeño pueblo en donde las imágenes en blanco y negro se mezclan con el silencio propio del paisaje y como protagonista a un bohemio que observa atónito la belleza de lo que contempla.

Durante los primeros minutos apenas hay diálogos pero lo que muestra es suficiente para presentar a los personajes que son cuatro: La modelo, el artista, la criada y la esposa del artista. No es necesaria ninguna expresión verbal para hacerlo. Con la visual es suficiente.

artista3

Las actuaciones de los cuatro actores principales resultan bastante convincentes, si bien cabe destacar el de Aida Folch que mostró gran valentía al aceptar un papel que la obligó a estar el 90% del metraje completamente desnuda, posando de diferentes maneras sin resultar forzada y con una increíble plasticidad. Así mismo junto a su compañero de reparto Jean Rochefort son los que sustentan la película, el alma de la misma. La química entre ambos actores es perfecta. Chuis Lampreave y Claudia Cardinale aportan también su maestría a la hora de interpretar.

Como he dicho antes, el aspecto técnico está también muy mimado  con la maravillosa fotografía en blanco y negro y la ausencia de música, que por otra parte no se echa de menos. No es necesaria. Desde esta perspectiva no se le puede reprochar nada a la película.

artista4

El argumento gira en torno a un concepto: el de la belleza, tal cual la aprehende y exterioriza el artista. Para la transmisión de los efectos y los sentimientos que le provoca, Jean Rochefort (Marc Cros) se sirve de su rostro firme, curtido y serio, cuya mirada le permite transmitir al espectador, tales emociones. Aida Folch (Mercè) expresa a través de su semblante inocente, ingenuidad y una delicada fragilidad, y un miedo que esconde una historia repleta de dolor y huidas.

El guion utiliza un contexto bélico que permanece en un segundo plano, a modo de escenario inerte que sirve para  vincular la relación artista-modelo. De este contexto nace una subtrama que es desvelada en el momento oportuno y que permite que no decaiga el pulso narrativo, fomentando la tensión dramática de la película. Este contexto histórico contrasta con la atmósfera de apacible tranquilidad en la que se sumerge Cros.

Las dos Guerras Mundiales han provocado la apatía del escultor, que apenas tiene ya confianza en el género humano, y se refugia en su arte. La guerra sirve para que se denuncien los conflictos bélicos sufridos en España durante la Guerra Civil, y el resto de Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Este contexto provoca gran parte de los diálogos entre el artista y su modelo.

artista5

Lo efímero de la belleza viene representado por Léa (Claudia Cardinale), la esposa del escultor, quien también ha sido modelo de su marido y de otros artistas de renombre.

La foto de portada es un diseño de Javier Mariscal, y Fernando Trueba la utiliza como homenaje a su hermano, el escultor Máximo Trueba, fallecido en 1996, al que le dedica la película.

Fernando Trueba ha sabido transmitir, en una película con tintes poéticos no apta para todos los públicos, el encanto de la sencillez, a través de una búsqueda incesante con la que el artista desea colmar su alma. La esencia de la perfección captada por el escultor, extraída de las formas del cuerpo femenino, nunca había sido tratada con tanta delicadeza.

Se trata, sin embargo en su conjunto, de un largometraje muy complejo, pero los que se atrevan adentrarse en él y se dejen llevar se sentirán muy satisfechos con el resultado final.

artista6

Y lo mejor es que si os acercáis a la biblioteca, podéis encontrarla allí. DVD PE 4015

  Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

Sumisión.indd

Hoy en nuestra sección un libro de plena actualidad, Sumisión de Michel Houellebecq.

Francia, en un futuro próximo. A las puertas de las elecciones presidenciales de 2022. Los partidos tradicionales se han hundido en las encuestas y Mohammed Ben Abbes, carismático líder de una nueva formación islamista moderada, derrota con el apoyo de los socialistas y de la derecha a la candidata del Frente Nacional en la segunda vuelta. François, un profesor universitario hastiado de la docencia y de su vida sexual, que a sus cuarenta años se había resignado a una vida aburrida pero sosegada, ve cómo la rápida transformación que sucede a la llegada del nuevo presidente al Elíseo altera la vida cotidiana de los franceses y le depara a él un inesperado futuro. Los judíos han emigrado a Israel, en las calles las mujeres han cambiado las faldas por conjuntos de blusas largas y pantalones, y algunos comercios han cerrado sus puertas o reorientado el negocio. Y la Sorbona es ahora una universidad islámica en la que los profesores conversos gozan de excelentes salarios y tienen derecho a la poligamia. Al igual que Huysmans, el escritor del siglo XIX convertido al catolicismo al que consagró su tesis, François sopesará pronunciar las palabras que le abrirán las puertas de la religión islámica y de una nueva vida: «No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta.»

Sumisión llegó a las librerías francesas el mismo día de los atentados de Charlie Hebdo y Houllebecque, acusado de islamofobia o de dar alas a la extrema derecha, afirmó: “No tomo partido, no defiendo ningún régimen. Deniego toda responsabilidad. He acelerado la historia, pero no puedo decir que sea una provocación, porque no digo cosas que considere falsas sólo para poner nerviosos a los demás.” 

Hoy, cuando aún no ha transcurrido un año de la tragedia de Charlie Hebdo, seguimos conmocionados por los recientes atentados de París. Por cierto, desde los atentados del pasado 7 de enero, el autor tiene escolta oficial y va a todas partes flanqueado por dos policías de civil.

A Houllebecq se le ama o se le odia, aunque yo creo que es difícil amarlo. Siempre me pregunto si él es realmente así o si es una pose que le funciona, aunque me inclino más por la primera opción, creo que es difícil fingir tanto tiempo. Es un escritor controvertido, provocador, que no deja indiferente a nadie. Yo, que me considero lectora suya, he leído casi todos sus libros publicados en español, reconozco que leerlo me produce confusión, es como al niño que le atrae el blandiblu aunque sepa que la da asquito. No me ha pasado con todos sus libros, de hecho, “El mapa y el territorio” (Premio Goncourt  2010), me encanta. Sin embargo, el primero que leí, “Las partículas elementales“, me produjo una gran desazón. No sabía si seguir leyéndolo o si dejarlo, reconocía la perfección de su prosa, su buen hacer como escritor, pero me producía asco, mucho asco y perturbación, sentía que me estaba ofendiendo, sobre todo en lo referente al sexo, tema muy recurrente en sus libros, por cierto.

Cuando un libro despierta en mí ese tipo de reacción, siempre me pregunto si soy demasiado sensible. Pero luego, cuando leo artículos como el que recientemente ha publicado Cristian Campos en la revista Jot Down, “Los treinta libros más ofensivos de la historia”, y dicho libro aparece en el número 28, me confirma que no lo soy tanto.

Pero a lo que iba, eso ocurrió hace mucho tiempo y, como sabéis, sigo siendo lectora suya, de hecho el libro de hoy es el último que he leído de él, en una tumbona al sol, como “Las partículas elementales” que lo leí en las playas de Tarifa. ¿Será que siempre elijo leer a Houellebecq en verano y al sol para mitigar la desazón que me producen sus libros? Quizás.

Como dije anteriormente, nunca deja indiferente. Un usuario que  leyó el libro hace poco me comentó que no le había gustado nada, que el escritor es un machista (tendemos a identificar a los personajes con los escritores y nos olvidamos que no deja de ser ficción), aun así el lector salió con otro libro de él en préstamo.

Al contrario que a este lector, a mí sí me gustó. Las cuestiones que propone me parecen interesantes y factibles en un futuro no muy lejano, de hecho algunas cosas se empiezan a ver. A mí me llamó especialmente la atención la idea de expandir la Unión Europea hacia el sur y convertirla en una Unión Mediterránea y todo lo relacionado con el mundo universitario y con la religión. Así que ya sabes, si te gusta el tema, lo puedes encontrar aquí, en tu biblioteca.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

GRAN RESERVA – El clásico del mes

nos vemos

Todos los que pensaban que aquella guerra acabaría pronto habían muerto hacía mucho tiempo. Precisamente a causa de la guerra”.

Permítanme la licencia, que algunos consideraran osadía, de incluir en esta sección un libro que fue publicado el año pasado. ¿Y por qué he decidido incluirlo aquí? Pues bien, porque si aún es pronto para saber si pasará el veredicto del tiempo, creo que es un libro que tiene todos los requisitos para convertirse en clásico: una trama que engancha y unos personajes muy bien estructurados.

Estamos en Francia. La novela comienza unos días antes del armisticio de la Primera Guerra Mundial,  y se desarrolla prácticamente en dos años, desde el final de la Gran Guerra hasta marzo de 1920. Los personajes principales son tres. El capitán d’Aulnay-Pradelle, aristócrata venido a menos, cínico y mujeriego, que está obsesionado con recuperar su estatus social. Édouard, de familia adinerada y con un talento excepcional para el dibujo. Albert, de origen humilde y de carácter pusilánime. Estos tres personajes coinciden en el campo de batalla y se ven abocados, por orden del entonces teniente Pradelle, a una absurda ofensiva unos días antes del armisticio. Los hechos acontecidos en el asalto a la cota 113 condicionarán a los tres personajes en su vuelta a París, que permanecerán unidos por unos hilos que el lector irá descubriendo a lo largo de la historia.

Leyendo el libro me acordaba en numerosas ocasiones de Los Miserables. ¿Será porque el libro es de un autor francés y la acción se desarrolla en Francia? Si alguno de vosotros habéis leído Los Miserables  pensaréis, ¡Pero qué dice esta chica! Si Los Miserables habla de la Francia revolucionaria y Nos vemos allá arriba de la la Francia Pos-Primera Guerra Mundial. Si es un novelón del siglo XIX, con mil y pico páginas, y este libro tan sólo tiene 443. Pues sí, no sé si es porque la novela tiene un malo malísimo que me recuerda a Javert, y que siempre está al acecho, la niña Louise tan parecida a Fantine, la sed de venganza y de reinserción…, o por las diferencias de clases tan representativas, aquí en este caso los miserables serían todos los soldados que sobrevivieron a la guerra, los desmovilizados, en muchos casos mutilados (“Los mutilados, en especial quiénes sólo contaban con los subsidios del Estado, habían tenido que agudizar el ingenio: se veían veteranos sin piernas en cochecitos muy imaginativos, artilugios caseros de madera, hierro o cuero en sustitución de manos, pies…El país contaba con excombatientes la mar de creativos, lástima que la mayoría estuvieran en paro“), sin dinero en el bolsillo, que se ven abocados a una vida mísera, luchando por encontrar su sitio, y a la espera de que la patria, por la que se han visto en muchos casos obligados a luchar, les devuelva la dignidad. Una patria que tenía más en cuenta a sus muertos que a sus supervivientes: “Francia lloraba a sus muertos y se olvidaba de sus supervivientes“.

La Gran Guerra es el telón de fondo de una historia que va más allá. Con el armisticio empieza el negocio de la muerte y su memoria, se crean infinidad de cementerios, se erigen multitud de monumentos conmemorativos, y estos hechos son aprovechados por unos pocos para llenarse los bolsillos “Para el capitalismo la guerra es un regalo, se sirve de ella antes, durante y después”.

Es un fresco impresionante en la que se mezcla lo horrible con lo funesto, lo sentimental, lo grandioso e incluso lo burlesco (en especial en el personaje de Édouard, quizás mi personaje preferido del libro, que da lugar a situaciones surrealistas que no voy a desvelar).

Para muchos es una mezcla de géneros: novela de aventuras, crónica social y política, novela bélica, de suspense… para el autor, es una novela picaresca, no obstante, dice que el Lazarillo de Tormes fue su modelo. “Es la novela de la exclusión, es el sálvese quien pueda, es el relato de unos personajes que han de vivir en un mundo que no les quiere”. Sea lo que sea, a mí me ha enganchado muchísimo, hacía tiempo que no leía con tanta avidez, robándole horas al sueño, pero ha merecido la pena porque es un libro muy muy recomendable. Mientras la leía veía la película, al tiempo.

La obra fue galardonada con el Premio Goncourt 2013, siendo todo un fenómeno editorial en Francia, donde ya ha superado el medio millón de ejemplares vendidos. Por cierto, leyendo sobre la novela, algunos críticos comparan al autor con Víctor Hugo, entre otros grandes, así que no iba yo demasiado desencaminada en mi comparación con Los Miserables.

Como hecho curioso decir que el autor, antes de ser escritor, daba formación pedagógica a bibliotecarios. En una de esas charlas conoció a su esposa.

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/05/13/actualidad/1400010359_661718.html

Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – En memoria de las víctimas del Holocausto

Claude Lanzmann ShoahEl pasado lunes, día 27, se celebraba el “Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto“. La ONU eligió esa fecha porque un 27 de enero  de 1945 tuvo lugar la liberación del campo de concentración de Auschwitz.

 A nivel institucional el Senado, y algunos ayuntamientos, recordaron con actos especiales a las víctimas judías y de otras religiones asesinadas por los nazis.

La biblioteca con sus medios no puede ser menos. Por lo que os presentamos SHOAH, el que para muchos cinéfilos es el mejor documental que se ha hecho sobre la historia contemporánea y que tenemos la suerte de contar entre nuestros fondos.

El francés Claude Lanzmann dirige un impresionante documental de 9 horas y media sobre el Holocausto sin usar imágenes de archivo ni recreaciones de ficción, tan sólo con la narración minuciosa de las experiencias de las víctimas y los testigos. Unas palabras que obligan al espectador a realizar un ejercicio de insoportable imaginación sobre el dolor, el espanto y la degradación humana ocurrida en los campos de exterminio. Unas palabras con el fin último de la reflexión y de que jamás caiga en el olvido. Es “Shoah“, un imprescindible y sobrecogedor documento histórico que traspasa el valor de mero documental.

Como curiosidad comentaros que los testimonios se recogieron en los siguientes idiomas: inglés, francés, alemán, italiano,yiddish, hebreo y polaco por lo que el montaje resultó ser bastante complejo. La versión española no se editó doblada, sino subtitulada. (Fuentes: filmaffinity y wikipedia). Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

la-ridicula-idea-de-no-volver-a-verteHoy en nuestra sección vamos a a hablar de una mujer pionera y rompedora en su tiempo, que abrió muchas puertas en una época en que ser mujer era complicado más allá del papel de ama de casa y madre de familia.

Hablamos de la doblemente Premio Nobel, Marie Curie (Premio Nobel de Física 1903 junto a Henri Becquerel y su marido Pierre Curie, y Premio Nobel de Quimica en 1911 en solitario).

Nos acercamos a su vida y a su trabajo a través del libro de Rosa Montero “La ridícula idea de no volver a verte”.

Cuando Rosa Montero leyó el maravilloso diario que Marie Curie comenzó tras la muerte de su esposo, y que se incluye al final de este libro, sintió que la historia de esa mujer fascinante que se enfrentó a su época le llenaba la cabeza de ideas y emociones. La ridícula idea de no volver a verte nació de ese incendio de palabras, de ese vertiginoso torbellino. Al hilo de la extraordinaria trayectoria de Curie, Rosa Montero construye una narración a medio camino entre el recuerdo personal y la memoria de todos, entre el análisis de nuestra época y la evocación íntima. Son páginas que hablan de la superación del dolor, de las relaciones entre hombres y mujeres, del esplendor del sexo, de la buena muerte y de la bella vida, de la ciencia y de la ignorancia, de la fuerza salvadora de la literatura y de la sabiduría de quienes aprenden a disfrutar de la existencia con plenitud y con ligereza. Vivo, libérrimo y original, este libro inclasificable incluye fotos, remembranzas, amistades y anécdotas que transmiten el primitivo placer de escuchar buenas historias. Un texto auténtico, emocionante y cómplice que te atrapará desde sus primeras páginas.

Montero  se siente identificada con Curie, ya que ella perdió a su marido víctima del cáncer y Curie se quedó viuda en 1906, cuando su marido y compañero de trabajo falleció en un desgraciado accidente de tráfico, y entiende perfectamente ese sentimiento de pérdida y desolación que destila el diario de Curie. Pero como dice la autora, este no es un libro que hable de la muerte. Es un libro que nos ayuda a entender mejor la compleja figura de Marie Curie, personaje fascinante más allá de sus increíbles logros científicos.  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

Hoy en nuestra sección, continuamos con recomendaciones de la “Mesa temática enseñanza” con una bellísima película, Adiós Muchachos, de Louis Malle.

Francia, durante la ocupación nazi. En un internado católico estudia Julien, un niño a punto de entrar en la pubertad. Empezado el curso aparece Bonnet, un nuevo estudiante que tiene algo misterioso en su persona. A través de juegos, peleas y el descubrimiento de intereses comunes, la amistad entre ambos irá creciendo y haciéndose más cercana, sobre todo cuando Julien descubre lo que le diferencia de Bonnet: él es ario, su amigo es judío. Basada en los recuerdos personales de infancia del director, Louis Malle, esta película estuvo nominada al oscar al mejor guión original y a la mejor película de habla no inglesa.

Parte de la música de la película es de Schubert y es tocada al piano por los dos protagonistas. Puedes encontrar varios CD´s de este compositor en la biblioteca, como “ Piano Sonatas” (CD 539). Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

Aprovechando el inicio escolar hoy os recomendamos un libro que trata sobre este tema, “Mal de escuela”, del profesor y escritor Daniel Pennac.

Mal de escuela aborda la cuestión de la escuela y la educación desde un punto de vista insólito, el de los malos alumnos. El prestigioso escritor francés, un pésimo estudiante en su época, estudia esta figura del folklore popular otorgándole la nobleza que se merece y restituyéndole la carga de angustia y dolor que inevitablemente lo acompaña. Desde su propia experiencia como “zoquete” y como profesor durante los veinticinco años que ejerció en un instituto de París, Pennac reflexiona acerca de la pedagogía y las disfunciones de la institución escolar, sobre la sed de aprendizaje y el dolor de ser un mal estudiante, sobre el sentimiento de exclusión del alumno y el amor a la enseñanza del profesor. Mal de escuela es un entusiasta regreso a las aulas, lleno de ternura, humor y sentido común. Un fenómeno editorial en Francia capaz de reabrir el debate de la educación. Es la historia de una transformación, de cómo un mal alumno llega a ser profesor y más adelante un escritor reconocido. (Datos del libro) Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones