Archivo de la etiqueta: Esquizofrenia

PIRULETRAS – La luna no está

Vamos a subir la edad de nuestros lectores: hoy hablamos de la novela La luna no está, de Nathan Filer, con la que se estrenó como escritor en 2013. Y vaya comienzo, las críticas fueron estupendas, consiguió varios premios literarios y fue traducido a varios idiomas en muy poco tiempo.

N. Filer estudió enfermería, trabajó en un psiquiátrico y se dedicó luego a la investigación sobre la salud mental. Posteriormente ha colaborado con distintos periódicos de tirada internacional y programas de radio de gran alcance difundiendo no sólo sus conocimientos sobre salud mental de una forma amena y cercana, sino también su faceta como poeta.

En este enlace podéis conocerle un poco más.

Y ahora que ya estáis al tanto de sus intereses y trayectoria… os podéis imaginar por dónde va a ir el libro, ¿verdad?:

En esta historia conocemos a Matt y a su hermano Simon. Ambos son unos niños estupendos, pero es mejor que no te encariñes muy rápido con Simon porque muere enseguida. Y esto no es spoiler, o dicho en español, no estoy destripándote la historia, puesto que nos lo dicen desde el principio:

«Te contaré lo que pasó, porque será un buen modo de presentar a mi hermano. Se llama Simon. Creo que te caerá bien. A mí me cae muy bien. Pero en pocas páginas habrá muerto. Y después nada volverá a ser igual.»

Simon tenía la cara grande y redonda, como la luna, de ahí el título del libro. Y una enfermedad de la que conoceremos los síntomas y su nombre cuando ya esté más avanzada la lectura. Su muerte abrirá la puerta al lado aciago de Matt.

No sé si esto es correcto, no sé si todos tenemos un lado funesto, temible y difícil de manejar que puede aparecer después de una tragedia. Quizás no, quizás solo sea una reacción nueva a algo terrible y totalmente inesperado en nuestras vidas. A lo mejor ni siquiera debería definirse con esa connotación negativa, ¿quién sabe qué lado es el correcto?, ¿quién decide rescatarnos y a qué precio?

Sea como sea, lo que está claro es que Matt desarrolla un grave trastorno mental para el cual necesitará medicación e internamiento. Lo cual no va a impedirle hacernos llegar a los de fuera (fuera del hospital, fuera del libro, fuera de su cabeza), capturas de las visiones, acúfenos y  presencias que advierte cuando se salta la medicación. Ni la idea de los hechos y las personas reales. Y todo gracias a la escritura.

Volcar en papel todo lo que tiene dentro le ayuda a ordenar su pensamiento, a entenderse a sí mismo y lo que pasó. Por supuesto también para intentar que lo entendamos a él. Para ello narra lo que le ha ocurrido desde los nueve años hasta los diecinueve, presentándonos a su familia, sus amigos, su entorno, sus experiencias. Distintas tipografías nos llevan de unos momentos a otros de su vida. Y a veces los renglones caen, caen las palabras, como caen las ideas, como cae la cordura.

Enfrentarse a uno mismo es quedarse solo. No importa cuanta gente haya a tu alrededor, no importa cuántos estén dispuestos a ayudarte. Hay sitios, como tu mente, donde sólo tú puedes entrar. Asusta.

Esta es pues la historia de Matt, un chico-adolescente-adulto que tiene que aprender a vivir con lo mejor y lo peor que puede tener dentro.

¿Te gustaría conocerlo?

Está ingresado en la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola, su número de paciente es J-N FIL lun.

 

  • Después de leerlo me gustaría saber qué piensas sobre:

¿La actuación de la madre con respecto a la educación de Matt?

¿Crees que el padre miraba hacia otro lado?

¿Puede un padre avergonzarse de su hijo?, ¿y una madre?

¿Crees que controlas todos tus impulsos? ¿En cualquier circunstancia?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Premios literarios, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

mente

Siguiendo con el cine íntimamente ligado a la literatura, quiero reseñar hoy una película basada en una novela de Sylvia Nassar con el mismo nombre, biografía no autorizada que trata de la vida de John Forbes Nash Jr., un famoso matemático que ganó en 1994 el Premio Nobel de economía tras sobrevivir a una enfermedad tan destructiva como la esquizofrenia. Nash es interpretado por Russell Crowe, que pone toda la carne en el asador para recrear el mundo personal de este hombre. Cuatro Oscars de ocho nominaciones y otros tantos globos de oro, incluyendo en ambos casos a la mejor película, es algo que marca a una película, y que, cuando menos, indica que se trata de una película de calidad. Esto supuso la consagración de Ron Howard, que se llevó el premio al mejor director y con el Oscar en la mano subió también a recoger  el de  mejor película, pues es también el productor junto a Brian Grazer con Image Films, productora que fundaron en 1985. Recogieron ese Oscar de mano de su buen amigo Tom Hanks, al que conocían de películas como Splash o Apolo 13. Los premios ese año fueron extraños. Vencieron al primer Señor de los Anillos (que aun así se llevó cuatro) y a la que parecía favorita Mouline Rouge que ganó sólo dos.

mente2

Ron Howard es uno de esos niños prodigio (conocido en sus inicios como Ronny Howard) que no han llegado a quemarse y que gracias a reconvertirse en director ha triunfado. Hijo de actores debutó con 18 meses. Hizo muchos trabajos para televisión y  cine en películas como American Graffiti, de George Lucas, pero una vez que empezó a dirigir dejó la interpretación. En una película que está basada en hechos reales es importante conocer al personaje en que se basa y los hechos reales que narra. Desde luego viendo al Nash auténtico no parece que tenga mucho que ver con Russell Crowe, que en la película aún conserva los brazos del Gladiador que acababa de hacer, al menos en cuanto al físico, aunque parece ser que la reproducción de sus hábitos sí que está muy bien lograda, de hecho el propio Nash y su esposa estuvieron  en el rodaje.

mente3

Es en la que podríamos definir como la tercera parte de la película en donde vemos el desarrollo y los peores momentos de la enfermedad, tiene gran importancia el papel de Ed Harris. Es curioso porque durante la producción de la película Ed Harris y Russell Crowe luchaban por ganar el Oscar de ese año, El primero por  Pollock y el segundo por Gladiator.. Ganó el segundo.

mente4

En la última parte de la película vemos el envejecimiento de todos los personajes a través de la maestría con el maquillaje; así como  la curación de Nash, su vuelta a Princeton como profesor y el premio Nobel. Precisamente la forma en que se trata esta enfermedad de la esquizofrenia en la película es un valor importante de la misma e incluso ha habido asociaciones que le han dado premios y alabanzas por ello. El director decía que esperaba que después de ver la película la gente mirara de forma diferente a una persona a la que vieran en una esquina hablando sólo, porque esta enfermedad es muy dura y a los esquizofrénicos les hace ver un mundo tan real como en el que vivimos el resto. También se ve la dureza que supone para los amigos y familiares. De todas formas, desde los años en que la sufrió Nash, hasta ahora, se ha avanzado mucho.

Para este hombre la enfermedad empezó ya en la Universidad, pero como a los genios siempre se les ha considerado muy excéntricos, no recibió tratamiento. Ahí es donde empieza la película y ya entonces se ve como le atormenta el mundo y la dificultad para integrarse en la sociedad. La primera parte de la película está rodada en Princeton, en su maravilloso campus. En esa parte hay una escena muy bien hecha que plantea como se le ocurrió su teoría del juego que le llevaría a ganar el Nobel muchos años después, explicándolo en la forma de una chica rubia que entra al bar en dónde estaban él y sus amigos y cómo deben ellos  atacar a ella y sus amigas para llegar al éxito.

mente7

Después de plantear la teoría, la película pasa a tratar sus años trabajando para el gobierno. Es un cambio radical en el estilo y lo que se cuenta es algo menos realista, ya que lo que él hizo durante ese tiempo es confidencial, Top Secret, ni siquiera la tecnología que aparece es de esa época. Cuando empieza a dar clases aparece en escena Jennifer Connelly (que también se llevó Oscar) interpretando a la que llegaría a ser su mujer. La escena en la que se conocen sí que parece ser real. Ella era una alumna y el primer día luchó con él por dejar abierta una ventana, pues hacía mucho calor, a pesar del ruido. La banda sonora también contribuye a hacer que sea una buena película, además de una muy buena fotografía y unas brillantes y exquisitas interpretaciones. Tampoco hay que olvidar las grandes interpretaciones de los secundarios además de Ed Harris. Estamos pues ante una película muy cuidada y que desprende calidad. En definitiva una fantástica película digna de ser vista con una mente abierta. No hay gran acción ni hay efectos especiales fantásticos. Seguramente está sobrevalorada, pero lo que sí es cierto, es que toca la fibra sensible y que obtiene el mejor premio que una película puede obtener y es emocionar al espectador. No dejéis de verla ya que como siempre, podéis encontrarla en nuestra biblioteca DVD PE 4078 Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones