Archivo de la etiqueta: Escritores

RECOLECTURAS – Los cinco y yo

Hoy en nuestra sección un libro diferente, Los cinco y yo de Antonio Orejudo.

Lo primero que me llamó y atrajo la atención del libro fue el título. Para mí, que fui niña en los 80, Los cinco me remite a aquella serie de libros escritos por Enid Blyton, sobre una pandilla de adolescentes: tres hermanos, su prima y el perro (que funciona como un personaje más, de ahí que sean cinco y no cuatro), que no paraban de tener aventuras durante las vacaciones escolares. Yo era fanática de los libros, supongo que los heredé de mi hermano mayor; y siempre que pienso en mi primer acercamiento como lectora consciente, son estos libros los que me vienen a la cabeza. Con este precedente, ya tenía el libro el estímulo suficiente para llamar mi atención.

¿Y qué nos encontramos? Por un lado, tenemos al personaje principal, Toni (que entiendo que es el autor o un alter-ego del autor, ya que, además de nombre, comparten oficio y edad), que es un entusiasta de la serie; y por otro lado tenemos After five, la novela que Reig, amigo del protagonista, escribe sobre Los Cinco como personajes reales, más allá de las aventuras que les dieron a conocer a nivel mundial. Esta novela le da fama internacional, y Reig escoge a Toni para la presentación del libro en la Blyton Foundation. La novela comienza explicando el influjo que las aventuras de Los Cinco han ejercido en su generación, niños nacidos en los 60, para los que Enid Blyton es una de las pocas señas de identidad: «En un momento de aquella conversación entre los tres, Reig dijo con ese tono provocador que ya imprimía sus opiniones que James Joyce no nos representaba en absoluto a nosotros, sino más bien a nuestros hermanos mayores. Si hay alguien que constituye una verdadera seña de identidad para nuestra generación es Enid Blyton, dijo, porque ninguno de ellos ha podido leerla antes.»

¿Qué me ha parecido la novela? Pues al igual que las dos partes diferenciadas, mis sentimientos van acordes con las mismas; me quedo, sin lugar a dudas, con la parte «real», es decir con la parte en la que conocemos a Toni,  sus circunstancias, su relación con el entorno y sobre todo, sus recuerdos de la infancia/adolescencia. Salvando la distancia de los años que nos separan del autor/personaje de mí, en muchos aspectos me he sentido identificada. Además de hacer todo un repaso de la historia de Los Cinco, de su escritora, que me ha servido para recordar muchas cosas que había olvidado, también hace un repaso de la España de la transición: «El camino seguido por España desde que Franco la espichara en el 75 tenía mucho en común con la trayectoria vital de aquellos cincuentones. Su adolescencia había transcurrido en paralelo a la adolescencia política del país. Las instituciones democráticas habían nacido al mismo tiempo que su vello púbico. Padecieron desequilibrios hormonales mientras el país sufría desequilibrios políticos; compartieron con él inseguridades, problemas de identidad, cambios de humor, depresiones y hasta intentos de suicidio. Habían llegado juntos a la madurez, y ahora se encontraban en la fase de desengaño.» Esta parte está salpicada de anécdotas, como la de los adelantamientos (pág. 58), en la que me he visto fielmente reflejada. Describe muy bien la España de la época: las tribus urbanas, las modas, la educación, la familia, el sexo, el ambiente universitario, la cultura: «A finales de los setenta las tres únicas vías de expresión artística que tenían los jóvenes de clase media eran las guitarras, la literatura y el cine», entre otras cosas.

En contraposición, la parte de After five me ha gustado un poco menos. «After five era una manera de pasar lista cuarenta años después: dónde está Ana, dónde están Jorge y Tim, dónde está Dick y, por último, donde está Julián». Entiendo que el autor de esta novela dentro de la novela ha querido poner a los personajes en la época actual: si la primera aventura de Los Cinco se publicó en 1942 y la última en 1963, estos niños/adolescentes eran adultos en la Inglaterra de los 80, y muchos de ellos vivieron la época del punk, las drogas…, pero no sé por qué, no me ha resultado creíble. Algunos de los personajes copian las características de amigos de Toni y Reig, como Julián (el mayor de los hermanos Barnard), que está inspirado en el amigo que cierra el trío, y que al igual que él, su rectitud produce tedio y sosería.

Salvando estos inconvenientes, en general la novela me ha parecido bastante buena. Hay una parte que tiene mucho de memorias, de novela autobiográfica, y a veces me ha costado distinguir la realidad de la ficción (en algunos casos he tenido que recurrir a Internet para comprobar la veracidad de lo narrado, como por ejemplo para saber si la Fiveday Festival de Polzeath que se celebra el 11 de mayo y reúne a los fans de Los Cinco, al igual que el Bloomsday en Dublín, existe [debo decir que no lo encontré o no supe encontrarlo]). Hablando de la autora, quiero hacer un apunte para decir que últimamente está de actualidad por la revisión que se está haciendo de su obra, y en la que se la tilda de racista entre otras lindezas, pero eso ya es otro cantar. Yo disfruté mucho con sus historias y me ha encantado volver a acercarme a Julián, Dick, Ana, Jorgina (Jorge) y Tim a través de este libro, y volver a ser una niña, aunque no es necesario ser fan de Los Cinco para acercarte a esta novela, así que desde aquí te animo a que la leas. Os dejo con un artículo sobre el libro.

https://elpais.com/cultura/2017/05/08/babelia/1494259920_223463.html

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – La uruguaya

Hoy en nuestra sección, otra de las novedades de esta primavera, La uruguaya de Pedro Mairal.

Lucas Pereyra, un escritor recién entrado en la cuarentena, viaja de Buenos Aires a Montevideo para recoger un dinero que le han mandado desde el extranjero y que no puede recibir en su país debido a las restricciones cambiarias. Casado y con un hijo, no atraviesa su mejor momento, pero la perspectiva de pasar un día en otro país en compañía de una joven amiga es suficiente para animarle un poco. Una vez en Uruguay, las cosas no terminan de salir tal como las había planeado, así que a Lucas no le quedará más remedio que afrontar la realidad.

Narrada con un ritmo trepidante, y cuya acción transcurre en un sólo día, en La uruguaya vamos a asistir de la mano de su protagonista, Lucas Pereyra, a un viaje sentimental por las calles de Montevideo, al declive de su relación matrimonial, al encuentro con viejos amigos escritores, y a la promesa de la culminación de una aventura amorosa con Guerra, la joven uruguaya a la que hace referencia el título.

Para entender mejor esta novela hay que hablar del contexto en la que se inserta, la crisis económica argentina. Debido a esto, Lucas tiene que viajar cada cierto tiempo a Montevideo para retirar el dinero que recibe por algunos de sus libros, entre ellos los de una editorial española. Su relación matrimonial también anda resentida por este aspecto, ya que van tirando con lo que aporta su mujer, por lo que, al dinero que percibe de estos trabajos, tienen que sacarle el máximo rendimiento: «Había abierto en abril la cuenta en Montevideo. Recién ahora en septiembre me llegaban los anticipos de España y de Colombia de dos contratos de libros que había firmado hacía meses. Si me transferían los dólares a la Argentina, el banco me los pesificaba al cambio oficial y me descontaban el impuesto a las ganancias. Si los buscaba en Uruguay y los traía en billetes, los podía cambiar en Buenos Aires al cambio no oficial y me quedaba más del doble. Valía la pena el viaje, incluso el riesgo de que me encontraran los dólares en al aduana a la vuelta. Porque iba a pasar con más dólares de los que estaba permitido entrar al país».

Este es el día que narra la novela, un martes cualquiera en el que Lucas viaja a Uruguay para retirar el dinero, dinero con el que piensa pagar los pesos que debe a su mujer y a su hermano, y con el que poder dedicarse a escribir exclusivamente durante unos diez meses; pero el desenlace será muy distinto al esperado. Si queréis saberlo tendréis que leer la novela, que sólo os llevará unas cuatro o seis horas, ya que sólo tiene 142 páginas.

Deciros que me ha gustado mucho. Tenía muchas expectativas puestas en ella, por las buenas críticas que había leído, y las ha cumplido con creces. Se lee de un tirón, en mi caso ida y vuelta en el tren de cercanías Fuengirola/Málaga, y un par de horas en casa. Me gusta que esté narrada en primera persona, es como si te estuviera contando sus secretos al oído, a modo de confesión. Algunas expresiones argentinas son difíciles de entender, pero se sacan por el contexto, y muchas otras ya estamos familiarizadas con ellas. Frases cortas, lenguaje sencillo, buen ritmo…, todo ello hace que sea una novela de estilo fresco, pero con una gran carga de introspección.

Otro de los aspectos que más me ha gustado es la dualidad que hay entre acción y reflexión. Por un lado tenemos los hechos que ocurren (no más de 17 horas), y por otro las reflexiones y pensamientos de Lucas. Se cuestiona todo, y algunas de esas reflexiones tienen una gran lucidez, y otras muchas las comparto, como la necesidad de hacer cursillos «prepadres» (muchos de esos futuros padres se lo pensarían dos veces), y sobre todo, hacia dónde va la familia en la actualidad.

No conocía a Pedro Mairal, escritor bonaerense del 70, con una amplia trayectoria literaria detrás. Su novela Una noche con Sabrina Love, recibió el Premio Clarín en 1998 y fue llevada al cine. Otras obras suyas son: las novelas El año del desierto (2005), Salvatierra (2008) y El gran surubí (2013), novela en soneto. El volumen de cuentos Hoy temprano (2001). Los libros de poesía Tigre como los pájaros (1996), Consumidor final (2003) y la trilogía Pornosonetos (2003, 2005 y 2008). En 2007 fue nombrado uno de los 39 mejores jóvenes escritores latinoamericanos; a mi desde luego me ha gustado mucho, y pienso seguirle la pista.

Os dejo con la reseña de Babelia.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

RECOLECTURAS – La biblioteca de los libros rechazados

Buenos días. Hoy os traigo un libro de nuestras novedades de primavera, La biblioteca de los libros rechazados de David Foenkinos.

El escritor se basa en una historia real, de la que toma título el libro, para darle forma en su imaginación y crear su propia biblioteca de libros rechazados en la Bretaña francesa.

En 1971 el escritor norteamericano Richard Brautigan publicó The Abortion. El protagonista de esta novela trabaja en una biblioteca que acepta todos los libros que han rechazado las editoriales. Es el autor quien elige el lugar que quiere en los estantes; en cambio, no se acepta ningún manuscrito que llegue por correo. Hay que ir en persona a dejar la obra que no ha querido nadie. Algunos años después, en 1984, el autor de The Abortion puso fin a sus días en Bolinas (California). A principios de 1990, un apasionado lector quiso rendirle homenaje creando la «biblioteca de los libros rechazados»; así fue como nació la Brautigan Library, que da acogida a todos los libros huérfanos de editorial que vieron la luz en Estados Unidos. En la actualidad se halla en Vancouver, en el estado de Washington. (Si quieres saber más sobre esta curiosa historia pincha aquí).

Hasta aquí la realidad, a continuación la ficción a cargo del bibliotecario de Crozon, en Bretaña, que decide hacer otro tanto y crea, en octubre de 1992, la versión francesa de la biblioteca de los libros rechazados.

Estando de vacaciones en la localidad bretona, una joven editora de éxito y su marido escritor, falto de inspiración, visitan dicha biblioteca y encuentran en ella una obra maestra: Las últimas horas de una historia de amor, novela escrita por un tal Henri Pick, fallecido dos años antes. Pick regentaba, junto a su viuda Madeleine, una pizzería, y según ella nunca leyó un solo libro y mucho menos escribió nada que no fuera la lista de la compra. ¿Tenía el autor una vida secreta? Rodeado de un gran misterio, el libro triunfa en las librerías, provoca efectos sorprendentes en el mundo editorial y cambia el destino de muchas personas, especialmente el de Jean-Michel Rouche, un periodista obstinado que duda de la versión oficial de los hechos. ¿Y si esta publicación no es más que un cuidado plan de marketing?

Estamos ante un thriller literario, con mucho humor e historia de amor de por medio. Yo sólo puedo decir, que nada es lo que parece, y que Foenkinos nos vuelve a deleitar con una novela fresca y sencilla, en la línea de sus novelas más optimistas, pero que en mi humilde opinión, es la más floja de todas las suyas que he leído (todas las publicadas en español). Como punto a su favor, decir, que para mí, que soy amante de los libros, tiene el aliciente de que los bibliotecarios, las bibliotecas, los libros y la edición, juegan un papel muy importante en esta historia; no obstante, el escritor quiso hacer un homenaje a los libros con esta su última novela: “Creo que La biblioteca de los libros rechazados es el primer libro en el que he tratado de expresar mi amor por la literatura. Mi amor por la novela, mi amor por las palabras es algo que ha cambiado mi vida. Y, de algún modo, cada libro es un camino que conduce a iluminar de una manera diferente el pasado. Cuando escribo ficción me doy cuenta de que el objetivo oculto no es tanto comprenderme como volver a las emociones que experimentamos en lo más profundo de nosotros mismos”.

Foenkinos es un escritor muy querido por la biblioteca y apreciado por nuestros lectores. (Aquí tenemos todos sus libros, algunos de los cuáles han sido llevados al cine, como La delicadeza [quizás su novela más conocida y la más premiada] con la maravillosa Audrey Tatou como protagonista, y Estoy mucho mejor ).  Además de manejar con maestría un género que quizás podría ir en la línea de el tan de moda feelgood (ahora hay que ponerle etiquetas a todo): novelas sencillas, de buenos sentimientos y que generalmente terminan bien; ha demostrado que también maneja muy bien otro tipo de género, quizás más serio, como las biografías noveladas, entre ellas la de Charlotte Salomon, galardonada con los prestigiosos premios Renaudot y Goncourt des Lyceéns y la de John Lennon, ambos libros reseñados aquí.

Ya sabes, si te gusta este escritor, ya tienes aquí su último libro y todas sus anteriores novelas.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – El mal de Montano

Rosario Girondo está poseído por el mal de Montano, es un ser enfermo de literatura. En un intento de curación, inicia una quijotesca contienda mental que le lleva por tierras de Nantes, Lisboa, Praga, Budapest, las Azores y Valparaíso. En sus desplazamientos va dibujando, en forma de diario íntimo visitado por la memoria de un sinfín de autores, el mapa geográfico de Montano, una comarca infinita y peligrosa en la que proliferan los enemigos de lo literario. Su lucha es un combate continuo contra un realismo que cae sobre su imaginación novelesca como una gota fría y un contratiempo inadmisible.

Esta es la crónica de un hombre de acción asfixiado de literatura. Narra los avatares de un novelista que enferma de literatura, enfermedad que tiene como síntoma recurrente el deseo del narrador de encarnarse en la literatura misma, de desaparecer en las citas de los libros que lee. Vila-Matas aborda la función de la literatura en el mundo contemporáneo, su situación actual, una reflexión sobre la relación entre ensayo y ficción (¡Cuidado!, no entre realidad y ficción).

El protagonista es un narrador en primera persona llamado Rosario Girondo, un “matrónimo” detrás del que se esconde el escritor enfermo de literatura.; un alter-ego de Vila-Matas, adscribiéndose al género de la autoficción, algo ligeramente distinto a la autobiografía, en el que el autor se construye como quiere que le vean los lectores (varios datos y rasgos de Rosario Girondo coinciden con la vida y obra de Vila-Matas).

La estructura es muy singular, original y personal. Es como un tapiz que se dispara en muchas direcciones. El libro esta dividido en 5 bloques:

  • Es una nouvelle, un relato breve
  • Es un diccionario de escritores diaristas
  • Es una conferencia-teatro
  • Diario personal del narrador
  • El libro va mas allá del diario y entra en una escena atemporal, desemboca en una escena final en lo alto de la montaña suiza. Es la parte mas intimista y poética de la novela.

Es un libro de viajes, un ensayo, un estudio sobre los diarios; tiene una pálida trama. Reúne una serie de géneros cuyas fronteras se difuminan.

La trama trascurre en el 2001 (año del atentado de las torres gemelas). Hay un rechazo total al realismo. Ademas de citar, manipular y falsificar fragmentos ajenos, suele también citarse a si mismo. Es una novela típicamente posmoderna, con intertextualidades de todo tipo. Es una metanovela de la escritura, con un protagonista intelectual o escritor (rasgos metaficticios).

Más allá del éxito unánime de crítica, que ha resaltado la originalidad de su planteamiento y su extraordinario sentido del humor, este libro ha traspasado las fronteras literarias convirtiéndose en un símbolo de la enfermedad de la literatura y fuente de inspiración para creadores de otras disciplinas que, lanza en ristre, continúan la gesta de salvaguardar un arte en peligro.

Nos propone el triunfo de la literatura, la victoria sobre los enemigos de la cultura libresca, como si solo a través de la literatura pudiéramos entrever una idea de supervivencia, alguna forma de salvación, cierta posibilidad de un sentido nuevo para la existencia propia.

Con esta novela, Vila-Matas obtuvo el Premio Herralde y el Premio Nacional de la Crítica en 2002, además de otros prestigiosos premios, entre los que destaca el premio Médicis-Étranger (al mejor libro extranjero publicado en Francia).

Para saber más, pincha aquí.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

CINEMA PARADISO – El ladrón de palabras

ladron

El próximo sábado día 23 se celebra el Día Internacional del Libro. Es un día simbólico para la literatura mundial  ya que en este día, pero del año 1616  supuestamente fallecieron dos genios de la literatura universal,  Miguel de Cervantes y William Shakespeare, aunque en realidad Cervantes fallecía el 22 y era enterrado el 23, mientras que Shakespeare murió el 23 de abril del calendario Juliano que corresponde al 3 de mayo del calendario gregoriano.  También el mismo día fallecía el Inca Garcilaso de la Vega. Igualmente se conmemora el nacimiento o muerte de otros autores como  Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo.

La elección de este día fue una decisión espontánea tomada en la Conferencia General de la UNESCO celebrada en París en el año 1995 en el que su Director General en ese momento,  Koïchiro Matsuura,   lo describió así: “Ventana abierta a la diversidad de las culturas y puente tendido entre las civilizaciones, vector de valores, de saberes, del sentido estético y de la imaginación, el libro es ante todo obra de la inteligencia, la creatividad y la cultura humanas: por ello enriquece el patrimonio inmaterial de la humanidad”.

El año 2001 se designó a Madrid como la capital mundial del libro y desde entonces cada año se designa una ciudad del mundo que realiza durante el año actividades culturales relacionadas con el libro. Este año le toca a Breslavia en Polonia.

Y como de libros se trata, hoy quiero recomendar una película que va de eso, de libros, de literatura. Se trata de “El ladrón de palabras”.

La película trata del hecho de crear  jugando con las palabras, de las ficciones que se mezclan con la realidad, y de los asuntos reales que se adornan con elementos de ficción.

ladron2

Está estructurada en tres capas narrativas diferentes: Dennis Quaid, un brillante novelista, lee las dos primeras partes de su última novela ante un auditorio entregado / Bradley Cooper, protagonista de la ficción creada por el personaje de Quaid, vive su propia historia intentando triunfar como novelista hasta que encuentra un manuscrito original y anónimo, lo hace pasar por suyo y se convierte en escritor de moda / Jeremy Irons, el verdadero autor de este manuscrito, se encuentra con él y le cuenta las razones por las que lo escribió y cuánto de realidad y tan poco de ficción hay en ese relato.

Tres personajes, tres historias y dos novelas. Todos los relatos conllevan una relación amorosa más o menos duradera (Irons y la esposa que perdió, Cooper y la esposa que está a punto de perder, Quaid y la estudiante de Literatura que le seduce porque en realidad quiere saberlo todo sobre su novela) y se conjugan en función de esas palabras que uno roba al otro según la historia que el tercer personaje masculino ha decidido crear, aunque siempre nos quedará la duda de si el escritor encarnado por Quaid no ha usurpado también las palabras escritas por otro, su personalidad literaria, de modo que el bucle nunca llegaría a cerrarse.

ladron3

El ladrón de las palabras es interesante por sí misma (aunque a veces resulta un poco parca si tenemos en cuenta el caudal de ideal que desprende en torno a la vida y la ficción) y por aquello que deja entrever, por sus sugerencias más que por sus certezas. La película ha necesitado de dos directores, los debutantes Brian Klugman y Lee Sternthal, algo que no es  muy habitual a no ser que se trate de dos hermanos (los Taviani, los Coen, los Farrelly…). Con todo, quien parece llevar las riendas del proyecto es Bradley Cooper en su doble función de actor y productor ejecutivo, estableciendo una distancia entre su primera aparición en la pantalla (en las  teleserie Alias o Sexo en Nueva York) y la que le ha mantenido como una de las estrellas de la comedia hollywoodiense (Resacón en Las Vegas).  Con esta película  comienza su andadura como actor serio y a partir de aquí, ha hecho otras en la misma línea como “El lado bueno de las cosas” , “La gran estafa americana” o  “El francotirador” que nos lo revela  como un actor de los pies a la cabeza.

En un momento del relato, cuando todos los elementos de la historia van cuajando, el anciano personaje que interpreta Jeremy  Irons asegura que todos tomamos decisiones, pero lo difícil es vivir con ellas. El ladrón de las palabras es también una película sobre esta idea impregnada de lucidez y de dolor: los tres protagonistas masculinos han tomado decisiones, sumamente drásticas en dos de los tres casos (una ruptura no deseada y el hurto de un libro ajeno), pero no alcanzan a conocer la dimensión de sus actos hasta que deben enfrentarse a la idea de una existencia marcada por esas decisiones. Aquí la película se crece aunque esté, paradójicamente, llegando a su fin.

ladron4

La película no nos deja indiferentes.; el argumento es interesante, los interpretes son buenos y asistimos al intento de explicar desde un punto de vista cinematográfico el proceso de creación de una novela y de las experiencias vitales que influyen en ello, y por si esto fuera poco, por partida triple.

En la historia del cine encontramos muchos ejemplos que reflejan con acierto el proceso de la escritura de una novela, la crisis creativa de un autor, el uso de las palabras para expresar nuestros propios sentimientos o la influencia de la vida real en la ficción, como por ejemplo “Tierras de penumbra”, “Shakespeare in love”, “Truman Capote” o “Vida de éste chico” y muchas más. Quizás sea un buen momento para sumergirse en éste tipo de cine y por qué no, empecemos por esta recomendación que como siempre podéis encontrar en nuestra biblioteca DVD PE 3970.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

operacion dulce

Hoy en nuestra sección quiero recomendar un libro que siempre llevaré en la memoria, no sólo por su indudable valor literario, que es incuestionable, sino porque leyendo este libro mientras esperaba mi turno para la consulta médica rompí aguas, literalmente, y me acompañó durante las noches de hospital que pasé ingresada y mi pequeña se hizo dueña de la cama.

Pero vamos a lo que nos ocupa. En este libro McEwan nos lleva a la Inglaterra de 1972, en plena Guerra fría. El autor se sirve de de su protagonista, Serena Frome, joven estudiante de Cambridge reclutada por el  MI5 (Servicio de Inteligencia del Reino Unido), para hablarnos del mundo de los espías, y de otros muchos temas: el mundo universitario, los escritores, la política, y las relaciones personales…

Cuando leí esta novela me acordé de la magnífica  “El cuaderno dorado” de Doris Lessing porque en ella hay mucha política, comunismo sobre todo, y de la no menos magnífica “Tu rostro mañana“(publicada originalmente en tres entregas) de Javier Marías, en la que también aborda el mundo de los Servicios de Inteligencia Británicos, a través del agente español Jacobo Deza.

Para mi es una novela de ideas, no sé si existe el género como tal, que  te hace pensar, y mucho. Tienes que enfrentarte a ella con la mente abierta y los cincos sentidos porque no tiene desperdicio. McEwan vuelve a sorprender con su última novela publicada en español, un perfecto maridaje que te mantiene enganchada de principio a fin.

Os dejo con el resumen del libro:

Inglaterra, 1972. En plena Guerra Fría la joven estudiante Serena Frome es reclutada en Cambridge por el MI5. Su misión: crear una fundación para ayudar a novelistas prometedores, pero cuya verdadera finalidad es generar propaganda anticomunista. Y en su vida dominada por el engaño entra Tom Healy, joven escritor del que acabará enamorándose. Hasta que llega el momento en que tiene que decidir si seguir con su mentira o contarle la verdad… Esta deslumbrante narración atrapa y sorprende al lector con sucesivas vueltas de tuerca en las que realidad y ficción se funden y confunden. Con extraordinaria sutileza psicológica, una trama trepidante y momentos de fina ironía, Ian McEwan demuestra una vez más que es un maestro consumado del arte de la novela.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

¡Feliz Año 2013!

Desde el blog queremos desearos a todos un ¡Feliz Año 2013! y que este  año que comienza sea para todos un poquito mejor que el que dejamos, y si es acompañado de buenos libros y buenas películas mucho mejor. De todo ello daremos cuenta a través de nuestras secciones “Recolecturas” y “Cinema Paradiso” , así como, os iremos informando de las noticias que se vayan produciendo de carácter cultural: premios, certámenes, obituarios…

Antes de meternos de lleno en el 2013 hagamos un repaso de lo mejor del año pasado. Un año 2012  marcado a nivel literario por la celebración del “Bicentenario del nacimiento de Charles Dickens”, uno de los grandes de la literatura universal, y que fue protagonista de  varias entradas en el blog, como no podía ser de otro modo. No nos vamos muy lejos para recordar otro de los acontecimientos de el año que dejamos, “Las Olimpiadas de Londres“, hecho que mereció una “Mesa temática”  y que desde aquí reseñamos.

Como todos los años fue un año de Premios, entre otrosEl “Premio Príncipe de Asturias de las Letras” , para el controvertido escritor norteamericano Philip Roth, el “Premio Nobel de Literatura” , fue para el “desconocido” escritor chino, Mo Yan,  José Manuel Caballero Bonald fue galardonado con el “Premio Cervantes” y el “Premio Planeta” fue a parar a manos de Lorenzo Silva y su detective Bevilacqua. (Todos ellos reseñados en el blog)

También recordaremos el año que se va por el boom de una trilogía “erótica”, “50 sombras de Grey” y la adaptación al cine de grandes clásicos de la literatura, como “El hobbit” y el musical de “Los Miserables“, que aún podéis ver en los cines.

Ya para terminar un recuerdo para todos aquellos que se fueron, Esther Tusquets, Ray Bradbury, Carlos Fuentes, Tony Leblanc, José Luis Borau…y otros tantos. Desde aquí recordamos a los que un día les dedicamos una entrada.

¡FELIZ AÑO Y NOS VEMOS EN LA BIBLIOTECA!

Deja un comentario

Archivado bajo Premios de literatura, Varios