Archivo de la etiqueta: Crisis matrimoniales

RECOLECTURAS – La uruguaya

Hoy en nuestra sección, otra de las novedades de esta primavera, La uruguaya de Pedro Mairal.

Lucas Pereyra, un escritor recién entrado en la cuarentena, viaja de Buenos Aires a Montevideo para recoger un dinero que le han mandado desde el extranjero y que no puede recibir en su país debido a las restricciones cambiarias. Casado y con un hijo, no atraviesa su mejor momento, pero la perspectiva de pasar un día en otro país en compañía de una joven amiga es suficiente para animarle un poco. Una vez en Uruguay, las cosas no terminan de salir tal como las había planeado, así que a Lucas no le quedará más remedio que afrontar la realidad.

Narrada con un ritmo trepidante, y cuya acción transcurre en un sólo día, en La uruguaya vamos a asistir de la mano de su protagonista, Lucas Pereyra, a un viaje sentimental por las calles de Montevideo, al declive de su relación matrimonial, al encuentro con viejos amigos escritores, y a la promesa de la culminación de una aventura amorosa con Guerra, la joven uruguaya a la que hace referencia el título.

Para entender mejor esta novela hay que hablar del contexto en la que se inserta, la crisis económica argentina. Debido a esto, Lucas tiene que viajar cada cierto tiempo a Montevideo para retirar el dinero que recibe por algunos de sus libros, entre ellos los de una editorial española. Su relación matrimonial también anda resentida por este aspecto, ya que van tirando con lo que aporta su mujer, por lo que, al dinero que percibe de estos trabajos, tienen que sacarle el máximo rendimiento: «Había abierto en abril la cuenta en Montevideo. Recién ahora en septiembre me llegaban los anticipos de España y de Colombia de dos contratos de libros que había firmado hacía meses. Si me transferían los dólares a la Argentina, el banco me los pesificaba al cambio oficial y me descontaban el impuesto a las ganancias. Si los buscaba en Uruguay y los traía en billetes, los podía cambiar en Buenos Aires al cambio no oficial y me quedaba más del doble. Valía la pena el viaje, incluso el riesgo de que me encontraran los dólares en al aduana a la vuelta. Porque iba a pasar con más dólares de los que estaba permitido entrar al país».

Este es el día que narra la novela, un martes cualquiera en el que Lucas viaja a Uruguay para retirar el dinero, dinero con el que piensa pagar los pesos que debe a su mujer y a su hermano, y con el que poder dedicarse a escribir exclusivamente durante unos diez meses; pero el desenlace será muy distinto al esperado. Si queréis saberlo tendréis que leer la novela, que sólo os llevará unas cuatro o seis horas, ya que sólo tiene 142 páginas.

Deciros que me ha gustado mucho. Tenía muchas expectativas puestas en ella, por las buenas críticas que había leído, y las ha cumplido con creces. Se lee de un tirón, en mi caso ida y vuelta en el tren de cercanías Fuengirola/Málaga, y un par de horas en casa. Me gusta que esté narrada en primera persona, es como si te estuviera contando sus secretos al oído, a modo de confesión. Algunas expresiones argentinas son difíciles de entender, pero se sacan por el contexto, y muchas otras ya estamos familiarizadas con ellas. Frases cortas, lenguaje sencillo, buen ritmo…, todo ello hace que sea una novela de estilo fresco, pero con una gran carga de introspección.

Otro de los aspectos que más me ha gustado es la dualidad que hay entre acción y reflexión. Por un lado tenemos los hechos que ocurren (no más de 17 horas), y por otro las reflexiones y pensamientos de Lucas. Se cuestiona todo, y algunas de esas reflexiones tienen una gran lucidez, y otras muchas las comparto, como la necesidad de hacer cursillos «prepadres» (muchos de esos futuros padres se lo pensarían dos veces), y sobre todo, hacia dónde va la familia en la actualidad.

No conocía a Pedro Mairal, escritor bonaerense del 70, con una amplia trayectoria literaria detrás. Su novela Una noche con Sabrina Love, recibió el Premio Clarín en 1998 y fue llevada al cine. Otras obras suyas son: las novelas El año del desierto (2005), Salvatierra (2008) y El gran surubí (2013), novela en soneto. El volumen de cuentos Hoy temprano (2001). Los libros de poesía Tigre como los pájaros (1996), Consumidor final (2003) y la trilogía Pornosonetos (2003, 2005 y 2008). En 2007 fue nombrado uno de los 39 mejores jóvenes escritores latinoamericanos; a mi desde luego me ha gustado mucho, y pienso seguirle la pista.

Os dejo con la reseña de Babelia.

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones