Archivo de la etiqueta: Atando cabos

CINEMA PARADISO – Atando cabos. The shipping news

Espero que esta semana de puentes hayáis podido ver y leer bastante. Mi intención también era esa y por eso el lunes me fui a casa con dos películas y dos libros (por supuesto de la Biblioteca). Mala suerte, ninguna de las películas me gustó, así que llegó el miércoles y no tenía nada que ofreceros.  Con un poco de mala conciencia decidí llevarme otras dos, ver una esa noche y hacer la recomendación un día después…tampoco me gustó. Así que ayer vi la última, que es la que os traigo hoy,  ¡con dos días de retraso!

atando-cabos-the-shipping-news-18165-1

 

Según la sinopsis, bajo este título se encuentra esta historia:

Cuando Quoyle (Kevin Spacey), un solitario y desventurado habitante de Nueva York, pierde a su

 esposa en un accidente de coche, su vida cambia para siempre. Abatido por el dolor y la nostalgia, se retira junto a su tía (Judi Dench) y a su joven hija a Terranova, el misterioso hogar de sus ancestros. En el pequeño pueblo pesquero Killick-Claw, Quoyle consigue un trabajo como reportero en el periódico local. Con cada artículo que escribe, se acentúa su percepción de esta peculiar comunidad, junto a la propia percepción de sí mismo. De forma gradual, iniciará un romance con Wayne (Julian Moore), una mujer que vive con sus propios demonios personales. Mientras empieza su nueva vida en Terranova, su pasado se funde con su presente y Quoyle se transforma.

Pero por supuesto en la película hay mucho más, ya que su ex esposa no era ningún dechado de virtudes, su tía esconde también cicatrices de antiguas heridas, a sus ancestros no se les recuerda con cariño precisamente y Wayne no es la damisela desvalida que pueda parecer. De hecho, ni siquiera la casa en la que van a vivir es lo que parece, una casa atada, desubicada, sin una base sólida…Y es que las casas son como las personas que las habitan.

El viaje a Terranova no deja de ser el viaje hacia el interior de uno mismo, hacia las herencias y las vivencias que conforman quienes somos. Algo que a cualquiera puede provocarle miedo, hay que ser muy valientes para enfrentarnos con nosotros mismos y sacar a la luz lo que permanece ahogado en las profundidades. Y así, nudo a nudo, tirando cada vez un poco más de cada cabo, no sólo Quoyle, sino también su tía y Wayne, irán desentrañando sus secretos. Y él además irá entendiendo la historia y la vida de la gente de una peculiar tierra donde aún se cree en viejas leyendas y fantasmas. De hecho, la niña, las apariciones en las ventanas y otros aspectos de la película, me recordaron la novela Otra vuelta de tuerca de Henry James, cuyos fantasmas sí puedo soportar.

Esta película está basada en la novela homónima con la que Annie Proulx ganó en 1994 el Premio Pulitzer y que atrapó al director Lasse Hallström. De cómo la adaptó a la gran pantalla y cuáles fueron los retos más difíciles tenéis una información magnífica en esta entrada de La Butaca, que no ha hecho más que contribuir a mis ganas de leer la novela, porque ya viéndola tuve la sensación de que la hondura de los caracteres es mucho más compleja de lo que se percibe en la película (es decir, todavía más), lo mismo que ocurre con el ambiente que los rodea.

No me imagino disfrutando igual de esta película durante el calor del verano, así que aprovechad que el tiempo está como está para pasar por la Biblioteca Lope de Vega (Boquetillo) o Francisco de Quevedo (Los Boliches), para haceros con ella y disfrutarla este fin de semana.

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales