Archivo de la etiqueta: Asesinatos

CINEMA PARADISO – El clan

“El Clan” es una película argentina de 2015 premiada en repetidas ocasiones. Ha sido la que más ha recaudado en los primeros 9 días desde su estreno a lo largo de los últimos años y es la segunda película más taquillera de la historia en Argentina y la de más éxito de su director y guionista Pablo Trapero.

Está basada en una historia real; la historia de una familia, aparentemente de lo más normal, en los años 80 que sobrecogió a todo el país cuando salió a la luz.

Produce espanto y perplejidad presenciar cómo una sociedad puede estar tan enferma, tan corrompida, tan amoral y tan echada a perder que acaba asumiendo e integrando en la cotidianidad una cadena de crímenes contra la libertad individual, contra la convivencia cívica y contra el sentido común; permitiendo que la criminalidad se adueñe del día a día. Cuando el horror se vuelve cotidiano, parece que cualquier excusa es válida (la necesidad de dinero, la envidia por el que tiene más que uno mismo, la supuesta injusticia de haber perdido el poder, las diferencias ideológicas, etc.) para cometer cualquier delito en beneficio propio, sin importar sus consecuencias.

Convivir con la crueldad, la infamia, la extorsión, la barbaridad nos vuelve insensibles a las atrocidades. Cuando privamos al otro de cualquier derecho y dignidad porque piensa diferente, porque tiene más, porque nació en la riqueza o tuvo la gracia del talento, entonces se desencadena la  barbarie y resulta casi imposible de dominar. Entonces se  desarrolla una ceguera horrorosa ante la crueldad y la  insensibilidad de las actuaciones, fijándose sólo en los fines,  omitiendo la inhumanidad de los medios.

Estamos ante una historia verídica situada en la Argentina de los años ochenta, pero su huella trasciende aquella época y aquella geografía hasta convertirse  en metáfora universal. El momento y el país resultan anecdóticos. Está tan bien reflejado que produce la sensación de estar asistiendo a un documental sobre el comportamiento de personas enfermas de violencia, de armas, de vanidad, de rango, de impunidad o de ambición  que atropellan a sus semejantes en beneficio propio. Cerrar los ojos parece la solución: lo que no vemos, no existe.

Uno de los aspectos más interesantes de la película, a mi entender, es esa respetable apariencia del mal ya que, como suele pasar, la mejor estrategia del diablo es hacer como que no existe, tal y como ocurre con la familia Puccio y su monstruoso jefe, lobo disfrazado de cordero.

Es la película más comercial de Trapero pero al mismo tiempo es muy profunda. Una gran producción a todos los niveles, en la que destacan las interpretaciones, posibilitando al cine argentino acercarse a hechos verídicos y trágicos de una manera inteligente pero sin excluir lo fascinante del espectáculo.

Destaca la actuación de Guillermo Francella, un actor versátil y camaleónico, de una  efectividad infalible. Su mirada y su gesto hielan la sangre y lo dicen todo. Igual se muestra frío y calculador que amante esposo y padre de familia.  Su poderosa actuación pasará a la historia de la más espeluznante villanía. También destacaría a Peter Lanzani que interpreta magníficamente al segundo de sus hijos al que el padre implica directamente desde el principio en los hechos criminales.

El clan es una película que pone la piel  de gallina, y curiosamente provoca más escalofríos con las escenas menos violentas. Secuencias donde podemos observar la vida cotidiana de la  familia cenando, viendo la televisión o manteniendo conversaciones que tratan sobre cosas intrascendentes mientras suenan de fondo los gritos y lamentos que provienen de un cuarto oscuro de la casa. Difícil de creer que todos los integrantes de ese patológico ecosistema pudieran hacer una vida normal escuchando los alaridos de los secuestrados, pero una vez más,  y sobre todo si se trata de la crueldad humana,  la realidad superó con mucho a la ficción.

En definitiva El Clan es una gran película, con buenísima dirección y un maravilloso reparto. La historia engancha, con un muy buen desarrollo y un final que sorprende por el cambio de ritmo que utiliza. Muy recomendable.

Y como siempre, si quieres disfrutar de ella no tienes más que pasar por la biblioteca “Miguel de Cervantes” y llevártela a casa. DVD PE 4553

  Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Los que van a morir te saludan

Hoy en nuestra sección una novela de Fred Vargas, la nueva flamante «Premio Princesa de Asturias de las Letras 2018»: Los que van a morir te saludan.

Claudio, Tiberio y Nerón son tres estudiantes franceses que viven en Roma. Claudio es un chico mimado, egoísta, tierno y mujeriego; Tiberio, el huérfano, el más guapo y brillante de los tres, es un apasionado del latín clásico; Nerón es amoral, esteta y se peina a la antigua. Juntos conforman un grupo curioso, divertido y entrañable. En pleno mes de junio se ven inmersos en una aventura frenética, que conmueve los pilares de sus vidas y pone en entredicho su amistad. Henri Valhubert, coleccionista de arte parisino —y padre de Claudio—, es asesinado una noche de fiesta delante del palacio Farnesio, entre antorchas y muchedumbres ebrias. ¿Qué venía a hacer a Roma? ¿Y cómo ha podido beber una copa de cicuta? Al mismo tiempo, se descubre que unos valiosísimos dibujos de Miguel Ángel han sido robados de la Biblioteca Vaticana. ¿Tiene el crimen algo que ver con estas extrañas desapariciones?

Esto es lo que dice la sinopsis del libro. Estamos ante la segunda novela policíaca de Fred Vargas (la única, junto a la primera, que no pertenece a ninguna de sus series: «Los tres evangelistas», y la Serie del Comisario Adamsberg). Podríamos calificarla como la novela de «Los tres emperadores»; ya que, dos de tres de sus protagonistas se hacen llamar así por los emperadores romanos (Thibault Lescale adopta el nombre de Tiberio y David Larmier el de Nerón), para acompañar a Claudio, ya que juntos forman un «triunvirato»: «Lo llaman Tiberio, pero su nombre verdadero es Tiberius Claudios Nero, Tiberio Claudio Nerón… Nuestros tres nombres en uno solo, el mío, ¿no lo encuentras curioso?», y continuamente hacen alusión a los personajes que han adoptado y con los cuáles se identifican. Este «todo» pasa de ser sospechoso de asesinato, a parte importante en la resolución del caso, junto al inspector Ruggieri y Richard Valence, enviado por el ministro de interior francés Édouard Valhubert, hermano del finado; y al que este hecho podría empañar su imagen.

Pero además de estos personajes son piezas claves en esta novela negra: Laura, la mujer de Henri Vaulhubert, 20 años más joven que él y de una belleza enigmática, que tiene subyugados a todos; Gabriella, hija de Laura y de padre desconocido, cuya existencia Henri desconoce hasta poco antes de su viaje a Roma; el obispo Lorenzo Vitelli, amigo de infancia de Laura, que se hace cargo de la manutención de Gabriella desde que Laura se casa con Henri y marcha a París (cuando la niña tiene 6 años), a la vez que ejerce de protector de los tres «emperadores», debido a su amistad con Henri, amistad que también será la causante del matrimonio entre Henry y Laura; y Maria Verdi, la responsable de la Vaticana (como se conoce en el argot a la Biblioteca del Vaticano), personaje clave en la resolución del caso.

Ya están todas las piezas puestas sobre el tablero, ya solo falta que encajen. Muchas maniobras, muchos sospechosos, ¿tráfico de arte? ¿La existencia de Gabriella pone en peligro el matrimonio de Laura y su consiguiente fortuna? ¿Gabriella y Claudio, como hijastra e hijo, se benefician de la muerte de Henri? ¿Amores prohibidos?… Muchas conjeturas que tendrán que resolver y, como en toda buena novela negra que se precie, su resolución será sorprendente e inesperada, y no dejará indiferente a nadie.

Fred Vargas, sinónimo de Frédérique Audoin-Rouzeau (París, 1957), es autora de 17 novelas negras, además de ensayos y trabajos científicos. Arqueozoóloga de profesión, hasta 2005 compaginó sus trabajos científicos con la escritura, es además una de las grandes expertas mundiales en la peste negra en la Edad Media. Comparando su escritura con su profesión, Vargas dijo lo siguiente: «Durante mucho tiempo pensé que mis novelas negras no tenían nada que ver con mi profesión, escribir era como hacer novillos. Pero acabé por darme cuenta de que en la arqueología abrimos la tierra, donde toda la historia está escrita, pero está muda: hay que sacarla, traducirla, estudiarla, en otras palabras, resolverla. Y una novela policíaca también esconde una historia que debemos desentrañar. El historiador y el inspector buscan pistas y los dos arrancan una investigación con indicios inicialmente incomprensibles”.

Sus novelas, que tienen la capacidad de enganchar a los lectores con historias complejas y sorprendentes, la han hecho acreedora del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2018, convirtiéndose en la séptima mujer en conseguirlo a lo largo de los 37 años de existencia del Premio.

(Fuente datos biográficos: https://elpais.com/cultura/2018/05/24/actualidad/1527154570_027974.html)

En la biblioteca, además de esta novela podéis encontrar las siguientes:

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Premios literarios, Recomendaciones

RECOLECTURAS – Por un perro sin tumba


Este viernes, día 15 de diciembre a las 19.30 horas, se presenta en la librería Teseo el último libro del escritor local Rafael García Maldonado, Por un perro sin tumba. Desde aquí aprovecho para invitaros a todos a leer esta estupenda novela y de paso a asistir a la presentación.

Hablar de un libro siempre me causa pudor, y si encima el escritor es amigo mío, aún más. Para más «inri», el libro lo leí recién salido del horno, así que no lo tengo nada nada fresco, pero bueno, vamos a intentarlo.

Si obviamos el asesinato que se produce al principio, o lo dejamos como una nota a pie de página (muy importante, por cierto), la novela comienza con la desaparición de un perro, Argos, que bien podría ser el perro sin tumba. La desaparición se produce en extrañas circunstancias, ya que su dueño Antonio Antúnez, psiquiatra y profesor en la Facultad de Medicina, ha perdido el conocimiento mientras paseaba con él. Antúnez, en cierto sentido alter-ego del escritor, amante de los animales y de Conrad y Corto Maltés, despierta en una habitación de hospital después de varias semanas en estado pseudocomatoso y, sin que el médico que lo trata, sepa a ciencia cierta el porqué de dicho estado.

Conforme nos vamos adentrando en la novela, vamos viendo que el asesinato narrado al principio no es un hecho aislado, es uno más de una serie que irán ocurriendo a lo largo de la trama, con algunos puntos en común: son «ajusticiados» diferentes maltratadores de animales, el modus-operandi que sigue el asesino está basado en la Inquisición.

Podríamos decir que es una novela coral con varios personajes destacados: Antúnez, del que ya hemos hablado. El inspector jefe, Valcárcel y la inspectora Ana Zuloaga, ambos de la Brigada de Homicidios de la Comisaría Centro de la Costa del Sol. El sacerdote Sebastián Santamaría, que resultará esencial para intentar descubrir al asesino, y casi diríamos que hay otro personaje principal, Málaga, al que el autor le gusta referirse como «La Ciudad».

Como si de un puzzle se tratara, se irán sucediendo los crímenes por distintos puntos de la geografía andaluza, a cada cual más cruel. Es con los crímenes donde iremos viendo la parte más sórdida de la sociedad, todo un repertorio de la bajeza del ser humano. En palabras del propio autor: «El ser humano es capaz de hacer las mayores aberraciones, pero también de lo mejor, y de eso precisamente –entre otras cosas– va esta novela».

Aunque como en toda buena novela negra que se precie hay unos crímenes que resolver, Por un perro sin tumba va más allá, Rafael indaga en el interior del ser humano, hace un gran ejercicio de introspección y, aunque el hilo conductor sean estos atroces asesinatos, no deja escapar la oportunidad para hacer una buena psicología de los personajes, todos ellos con sus luces y sus sombras, y todo con ese estilo tan cuidado que le caracteriza.

Para algunos esta novela (la cuarta publicada pero la segunda en escribirse) es una mezcla entre Seven y El nombre de la rosa, yo aún añadiría otra observación (que ya se lo comenté a Rafael en su día), a mí me recordó a la película La isla mínima de Alberto Rodríguez, quizás por los espacios rurales en los que se desarrollan algunos de los crímenes. Juzguen ustedes mismos.

En esta novela vamos a encontrar algunos de los temas que más preocupan al escritor: la condición humana, el amor por los animales y la historia, en este caso en concreto, la historia negra de España, y todo ello muy bien documentado.

Narrada con un ritmo trepidante, además de entretenernos, vamos a aprender y a disfrutar de un estilo literario propio que, como gran admirador de grandes como Faulkner, Onetti, Conrad y Benet, entre otros; siempre busca la excelencia y siempre se aproxima a ella.

Además del libro hoy reseñado, en la biblioteca tenemos todos los libros publicados por Rafael hasta la fecha: El trapero del tiempo. Tras la guarida. Cuaderno de incertidumbre. Así que ya sabéis, no dejéis pasar la oportunidad de leer a este magnífico escritor.

Para más información podéis consultar su página: http://rafaelgarciamaldonado.com/

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – Corazón tan blanco

corazon-tan-blanco2

«No he querido saber, pero he sabido que una de las niñas, cuando ya no era niña y no hacía mucho que había regresado de su viaje de bodas, entró en el cuarto de baño, se puso frente al espejo, se abrió la blusa, se quitó el sostén y se buscó el corazón con la punta de la pistola...»

Así, de esta manera, comienza una de las mejores novelas de Javier Marías, y posiblemente una de las mejores novelas españolas contemporáneas.

El narrador de esta novela es Juan Ranz y el episodio que relata al comienzo es el suicidio de su tía Teresa, hermana de su madre y segunda esposa de su padre. Todo esto que parece un galimatías, irá cobrando sentido a lo largo de la novela. Marías hace al lector partícipe de esta intriga, que al igual que el narrador, quiere y no quiere saber, porque presiente que lo que va a descubrir no le va a gustar, y ya nada volverá a ser lo mismo: “Los oídos no tienen párpados, y lo que les llega ya no se olvida”.

El episodio del suicidio, contado en el primer capítulo y ocurrido hace más de 40 años, planea sobre la novela, pero quizás de eso no te das cuenta hasta el final, cuando todo encaja.

En palabras del propio autor la novela trata de la persuasión, la sospecha, el matrimonio, cosas que pueden ser comprendidas por todo el mundo, pero quizás lo más importante es lo que no se cuenta, el secreto: “Sólo no se cuenta ni oculta lo que no se dice. Por eso, lo que se silencia, se convierte en secreto, y a veces llega el día en que se acaba contándose”.

En una de las escenas del libro el padre trata de contarle algo a su hijo el día de su boda; para ello lo lleva a parte y después de mucho divagar, tantear, sopesar, de muchos gestos e insinuaciones, concluye con esta frase casi susurrada al oído: “Cuando tengas secretos o si ya los tienes, no se los cuente“. Esta frase encierra la clave del libro, pero para ello tendremos que esperar hasta el final, cuando Ranz se sincera con su nuera Luisa, con Juan como testigo invisible: “Ante las sospechas sólo caben dos posturas: preguntar o callar“, y desvela el motivo del suicidio de su segunda esposa, Teresa;  un final redondo en el que por fin encajan todas las piezas: “Casi todo el mundo se avergüenza de su juventud […]. La juventud se oculta, la juventud es secreta para los quienes ya no nos conocen jóvenes”. “Los hijos ignoramos todo sobre los padres o tardamos en interesarnos“.

El título está extraído de una cita de Macbeth de Shakespeare: cuando el marido hace alusión al crimen cometido: “I have done the deed” y lady Macbeth le contesta: “My hands are your colour; but I shame to wear a heart so white” (Mis manos son de tu color, pero me avergüenzo de llevar el corazón tan blanco). Como veremos con la lectura de la novela, el título no está escogido al azar, ya que hay ciertos paralelismos con la obra del dramaturgo, aunque en la obra de Marías las consecuencias no son tan dramáticas.

Reseñar a Marías no es fácil, de hecho es muy difícil, ya que es un escritor más de pensamientos que de argumentos. Como bien dice Sandra Navarro en Una aproximación al estililo literario de Javier Marías, hay dos pilares que determinan la estructura de sus obras: de un lado, la configuración de un narrador reflexivo o especulativo que cuenta en primera persona hechos pertenecientes a un pasado brumoso en el que indaga para encontrar un sentido coherente y, de otro, la confección de un discurso en espiral basado en la acumulación de digresiones que interrumpen de continuo en un frágil hilo argumental.  Estos dos aspectos se hayan en la obra que hoy reseñamos, representado en la voz del narrador-protagonista.

Aunque hay varias tramas paralelas relacionadas con la historia familiar y profesional del narrador, yo creo que Marías quiere hacernos ver en esta novela el poder de la palabra, tanto de las que se dicen como de las que se callan, las que se tergiversan; no obstante, Juan y su esposa Luisa trabajan con ella, ambos son traductores e intérpretes. Algunas de las tramas secundarias, como la de los amantes en La Habana, nos van dando pistas de lo que puede suceder, aunque como ya he dicho con anterioridad, esto no lo vemos hasta el final.

Merecedora del Premio de la Crítica 1993, del Prix l´Oeil et la Lettre 1993, y el Premio internacional de Literatura IMPAC de Dublín 1997, Corazón tan blanco ha sido considerada unánimemente por la crítica nacional e internacional como uno de los libros perdurables de la literatura contemporánea; no obstante, este año celebra su cuarto de siglo y ha envejecido muy bien ( 25 años más tarde ha vendido 2.300.000 ejemplares y se ha traducido a 37 idiomas con presencia en 44 países).

Para la ocasión la editorial Alfaguara ha preparado una edición conmemorativa con una caja en la que incluye otro volumen titulado No he querido saber, un documento exhaustivo con la historia de este libro, desde el descubrimiento en Alemania (el gran gurú de la crítica alemana de entonces, Marcel Reich-Ranicki , dijo, entre otras frases memorable, lo siguiente: “Creo realmente que esta es una de las novelas más importantes que he leído en los últimos años”; “Si tuviera que nombrar a un escritor, uno contemporáneo al que pudiera recordarme aproximadamente en lo que a nivel y talla se refiere, entonces quizá diría Gabriel García Márquez; es otro escritor de esa calidad”; “Creo que esta es una novela que en la literatura europea contemporánea, en este momento, no tiene comparación”), pasando por la crítica en España, la acogida en el mundo anglosajón, entrevistas con el autor, y textos de Elide Pritrello y Jonathan Coe, más una carta que permanecía inédita de Juan Benet que no tiene desperdicio, hasta fotografías de algunas ediciones de la novela, y una recopilación de textos escritos por el propio Marías en diarios y revistas, desde 1992 hasta 2014. (zendalibros.com).

Ni que decir tiene que a mí personalmente me gusta mucho Marías. No es el primer libro que leo de él y no será el último, pero reconozco que es un escritor difícil; quizás para personas con una trayectoria lectora importante detrás, no iniciados. De hecho, si nos fijamos en las críticas de algunos de ellos, leemos cosas como las siguientes: infumable, repetitivo, aburrido, pesado… Parece que la alta literatura está reñida con los gustos de la mayoría, ávidos de best-sellers y de literatura de masas. Nunca es tarde para  leer a escritores más literarios. Que mejor excusa que el 25 aniversario de esta novela para leer a unos de los mejores escritores en lengua española que hay en la actualidad, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

Os dejo con una entrevista al escritor a propósito de este aniversario:

http://elpais.com/diario/2002/05/12/cultura/1021154401_850215.html

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RECOLECTURAS – Cuando éramos ángeles

cuandoeramosangeles

Buenos días. He estado de viaje pero, aunque un día tarde, no podía faltar a la cita con todos vosotros. Para el día de hoy mi propuesta es una novela de la escritora sevillana Beatriz Rodríguez (vaya, me ha acabo de dar cuenta de que es de Sevilla, donde he estado este fin de semana), con esta su segunda novela.

Clara, una joven periodista, vive en un pueblo de menos de mil habitantes, donde lleva una vida tranquila. Dirige el periódico digital local, aunque aspiraba a mucho más, y no se relaciona con casi nadie, a excepción de Chabela, la dueña del hostal Las Rosas, donde come y duerme, e intenta olvidar la reciente muerte de su marido, bebiendo por las noches y saliendo a correr por las mañanas. La aparición del cadáver de Fran Borrego, uno de los dueños de las tierras que rodean el pueblo de Fuentegrande, hará que esa vida aparentemente tranquila le muestre una sociedad repleta de envidias, intrigas y tramas incompletas que provienen de un pasado que desconoce. Mientras Clara inicia una investigación sobre la muerte del cacique, entrevistando a distintos personajes que pueden estar involucrados en su asesinato, nos adentramos en un flashback, ambientado en los años noventa, que muestra la verdadera historia de cada uno de ellos, así como el descubrimiento, por parte de este grupo de adolescentes, del sexo, el amor, la ira, la amistad, la decepción y la venganza.

Esto es más o menos lo que dice la sinopsis del libro. Estamos en un pueblo ficticio, Fuentegrande (cuando lo leía me acordaba de ese otro pueblo ficticio Fuendetorres de mi amigo y escritor Rafael García Maldonado). Tenemos la aparición de un cadáver, una periodista cotilla que quiere descubrir por sus propios medios qué ha pasado, y un montón de personajes con buenas razones para querer ver muerto al cacique del pueblo. Pues ya está, ahí tenemos tenemos todos los ingredientes para una novela de intriga y suspense. Ingredientes que más o menos funcionan, con mejor o peor fortuna, pero que sin duda hacen disfrutar a un gran número de lectores. No obstante, estas novelas parecen que están teniendo una segunda edad de oro. Además de la multitud de libros que cada año aparecen de este género provenientes de los países del frío, se han sumado también multitud de autores locales, como la que hoy reseñamos, y como la recientemente premiada con el Planeta, Dolores Redondo, o el Premio Primavera Novela 2016, El desorden que dejas de Carlos Montero Castiñeira, entre otros muchos. Todos quieren apuntarse al carro de un género que engancha y que tiene muchos seguidores.

¿Y qué me ha parecido a mí? Pues entretenida, es el tipo de novela que escogería para pasar un rato agradable sin tener que comerme mucho la cabeza. A buen ritmo te la ventilas en un par de días, como yo he hecho y, aunque es cierto que tiene algunos fallos (ver la crítica en Babelia), y que es previsible en algunos aspectos, no le voy a quitar el buen hacer a esta escritora que con su segunda novela se va afianzando y cogiendo su hueco en el mercado editorial. Por cierto, si fuiste joven o adolescente en los 90, vas a disfrutar con las referencias a las canciones que estaban de moda en aquella época.

Si queréis saber más, os dejo la entrevista que se le hizo en Página2.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Ciudad de Dios

ciudad

Se trata de una película basada en hechos reales, una película que es, sobre todo, una crítica social que consigue atrapar la atención sobre la favela más extrema de Rio de Janeiro en Brasil.

Ciudad de Dios” es una película redonda que reproduce  una mirada personal y fulgurante de uno de los principales problemas de los países en vías de desarrollo: la sobrepoblación y la creación de barriadas adyacentes de  campesinos desamparados ante la inviabilidad del sector primario a pequeña escala en la actualidad.

Afrontar la adaptación, por parte de Braulio Mantovani, de la novela de Paulo Lins no era obra fácil. Y menos si se quería conseguir la misma contundencia y verosimilitud que desprendía la obra literaria. No fue un camino de rosas y esta producción brasileña tuvo dificultades obvias para rodarse en el escenario real donde sucede la historia. Ciudad de Dios, un lugar donde no impera ninguna ley, más allá de la pura supervivencia entre niños con pistolas, tráfico de drogas, pobreza y abandono.

Uno de los principales valores de la película es la alta calidad narrativa, amparada en interesantes técnicas biográficas como la trasposición de flashbacks sucesivos que rompen el esquema lineal y predisponen al espectador a tener presente los diferentes hilos  de la historia en todo momento para poder irlos enlazando.

Todas las actuaciones están dotadas de un realismo atroz, que acercan la película más a un documental, grabado “in situ” que a una composición de estudio.

ciudad2

El gran tema de la película es la venganza, pero cercana a la rebelión interna , como en “La vida es sueño”. Los protagonistas, al igual que Segismundo, han sido encerrados sin tener ninguna culpa en una cárcel común donde no pueden sino vivir envueltos en un sueño para escapar a sus propias miserias.

Este sueño de libertad se trasforma en batallas a campo abierto para imponerse sobre los demás hasta asomarse al inmenso caos, producto sólo de los deseos de venganza que sienten los habitantes ante la realidad injusta.

Otro tema desarrollado es la fugacidad del poder. Ciudad de Dios, se convierte en metáfora en que el dominio se consigue mediante una guerra continua sin reglas en donde hay que comerse  a los demás para no ser comido y estar obligado a tener un ojo en cada esquina.

ciudad3

El protagonista, queriendo seguir los cánones de la violencia como única arma para sobreponerse, intenta varias veces cometer un acto delictivo, pero retrasa el momento de actuar, no por cobardía sino por una conciencia superior de justicia que no le deja traicionar a sus principios. En cambio, el personaje que empieza a matar para vengarse desde pequeño, representa la disolución de los principios morales ante la sed de sangre.

ciudad4

En conclusión, la película nos presenta un mundo siniestro y desamparado donde los habitantes han tenido que enfrentarse directamente a las penalidades de la vida y aprender a sobrevivir sin tener una sociedad que los respalde.

La película está dividida en tres partes bien diferenciadas, no solo en cuanto al argumento, sino también por la forma que adquieren la fotografía y el montaje en cada una de ellas.

En la primera, se siguen las andanzas del trío de jóvenes e inexpertos delincuentes que se dedican a atracar buscando la vida fácil. En este primer tramo se presenta a los dos personajes fundamentales de la trama, Buscapé, un chico que rehúye el crimen y la violencia, y Dadinho, que quiere ser el delincuente más famoso de Río de Janeiro.

Esta parte es la que tiene un estilo visual más sobrio, en tonos ocre, y que  recuerda un poco a la saga de “El padrino”, hablándonos sobre los orígenes del mundo del crimen. Con la muerte del principal miembro del trío, comienza el segundo acto, que al principio tiene una estética plenamente hippy, llena de color, movimiento y “alboroto”, ajustándose perfectamente a la época en que se desarrolla, los años 70, incluso haciendo uso de recursos completamente retro, como dividir la pantalla.

ciudad5

A estas alturas de la película,  Dadinho se ha convertido en Ze, el  pequeño y  despiadado criminal que se apodera de los negocios ajenos matando a diestro y siniestro, mientras que Buscapé deambula de un lado a otro sin un destino concreto. Se aprecia por encima de todo, la sombra y la influencia de Scorsese.

Es además esta parte la más rica de la película, por todos los personajes secundarios que incluye  y porque es la que contiene más relaciones y sentimientos.

Por fin, en el tercer tramo, en donde han ido apareciendo multitud de nuevos personajes, la mayoría definidos con un par de trazos,  se llega al desenlace, que es una guerra abierta entre dos bandas que Buscapé intentará aprovechar para hacer realidad su sueño.

ciudad6

Aquí la manera de rodar alcanza su culmen de velocidad, que ha ido incrementándose durante toda la película, y también se alcanzan las mayores dosis de crudeza, a cada momento más sorprendente, porque los asesinos suelen ser simples niños de incluso 8 o 10 años.

En definitiva, se trata de  una película grandiosa para lo que suele ser el cine modesto de Brasil, perfectamente estructurada en una magnífica adaptación  de una novela con más de 300 personajes, (de los que evidentemente se han suprimido muchos y otros solo se sugieren), contada con una fuerza y una verdad arrolladoras (más de 100 actores no profesionales) y con un estilo visual moderno y atractivo.

Una pequeña joya del cine contemporáneo no-americano que aunque bebe de muchas fuentes mantiene siempre una personalidad propia. Y lo mejor de todo como siempre es que podéis encontrarla en la biblioteca DVD PE 2968.

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

umberto

El pasado sábado fallecía a los 84 años Umberto Eco. El escritor había sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en el año 2000.

Publicó su primera novela, titulada “La estructura ausente” en el año 1968, sin embargo no alcanzaría verdadera fama ante el gran público hasta 1980 con la publicación de la más conocida de sus novelas, “El nombre de la rosa”, con la que obtuvo varios premios y que fue llevada al cine. Otra de sus novelas más conocidas y premiadas es “El péndulo de Foucault” publicada en 1988.

Eco era doctor en filosofía por la Universidad de Turín. Participó en el llamado “Grupo 63” con la publicación de ensayos sobre arte contemporáneo, cultura de masas y medios de comunicación. Entre estos trabajos se encuentran el conocido ensayo “Apocalípticos e integrados” en 1965 u “Opera aperta”. También fue durante años catedrático de Filosofía en la Universidad de Bolonia, en la que  puso en marcha la Escuela Superior de Estudios Humanísticos conocida como la “superescuela”, destinada a difundir la cultura internacional y dirigida a licenciados con un alto nivel de conocimientos. También fue fundador y  secretario de la Asociación Internacional de Semiótica.

En su currículum, también figuran otras distinciones que le avalan como un prestigioso escritor y semiólogo. Así, fue doctor honoris causa por cerca de una veintena de universidades de todo el mundo y estuvo en posesión prestigiosas condecoraciones, como La Legión de Honor de Francia. En 1998 entró además a formar parte de la Academia Europea de Yuste y es miembro del Foro de Sabios de la Unesco.

Además de sus obras más conocidas, Eco tiene publicados otros trabajos como “Segundo diario mínimo” (1992), “Los límites de la interpretación” (1992), “La isla del día antes” (1994) y “Kant y el ornitorrinco”, entre otras. Sus obras más recientes son “Baudolino”, del año 2000; “La Misteriosa Llama de la Reina Loana”, del 2004; “El cementerio de Praga”, del año 2010; y “Número cero”, que fue publicada en 2015.

Hoy quiero volver a reseñar la más famosa de sus obras que fue llevada al cine. “El nombre de la rosa”, que ya reseñé en su día pero que hoy merece una mención especial.

umberto1

El éxito que obtuvo la novela precedió a la película e indudablemente esto contribuyó al éxito de la misma, si bien hubo críticas también negativas alegando que la película perdía el espíritu de la novela y que al resaltar, para crear expectación, los pasajes más impactantes de la película, la convertía así en una historia de crímenes y detectivesca en torno  a una biblioteca perdiendo así el espíritu que Umberto Eco había querido dar a la novela. Excluye el laberinto de historias derivadas de las múltiples conjeturas que hace el investigador a raíz de los misteriosos sucesos de la biblioteca.

umberto2

La película es la proyección en la pantalla de una lectura de la novela, la del director. Ciertamente la trama detectivesca se impone en la película pero ésta no es sino un pretexto en la novela para el desarrollo de otras historias fundadas o derivadas de las conjeturas.

Al margen de todos los temas y tramas que se desarrollan en la película, todas muy importantes, quizás el más interesante sea el que subyace entre todos. El miedo a lo desconocido y al rechazo de lo que no se puede llegar a comprender desde un punto de vista teológico. Dos personajes se enfrentan adquiriendo dos roles completamente distintos, Jorge de Burgos y Guillermo de Baskerville. El primero considera que la biblioteca, un elemento que está presente durante toda la película, debe de tener un rol de conservación. Según su particular punto de vista, todo lo que está escrito debe conservarse y los monjes no deben aventurarse a investigar nada más. Por otro lado, fray Guillermo es un hombre de ciencia, un aspecto que esconde para no ser considerado un brujo, que no tiene miedo a la hora de enfrentarse a la verdad aunque eso signifique hacer tambalear las Sagradas Escrituras.

El libro perdido, envenenado y que desencadena todas las muertes dentro de la abadía, el Segundo libro de poética de Aristóteles, significa para Jorge un ataque frontal a lo que él cree: “Los hombres no deben reír, ya que ese acto deforma la cara de los hombres y los convierte en monos”. Guillermo, en la discusión con Jorge dentro del Scriptorium, no duda en debatir esa idea diciendo que la risa es un elemento humano, no animal. Jorge afirma que la risa es un elemento diabólico, que Jesucristo nunca rió, a lo que Guillermo responde de una forma opuesta, señalando que en la Biblia tampoco se dice que no lo hiciera. Por otro lado, Guillermo asevera que el humor había sido utilizado por los mártires para enfrentarse y ridiculizar a los paganos a lo que añade que Aristóteles escribió su libro para ilustrar que el humor podía ser utilizado como un instrumento de la verdad. Jorge le pregunta entonces si ha leído ese libro, a lo que Guillermo admite que no lo ha hecho puesto que ese libro se perdió hace mucho tiempo. Jorge asegura entonces que el libro no se perdió, sino que nunca fue escrito… Aunque, en realidad, sea él el que guarde una copia del documento que envenena a todo aquel que osa leerlo.

umberto3

De este modo, tenemos que la esencia de la historia es que el libro mata por el conocimiento que atesora. Un conocimiento que para los ilustrados es muy interesante y que todos desean poseer. De esta forma, los primeros en morir, por desear su contenido, son dos monjes Adelmo de Otranto y Venancio de Salvemec, sin embargo sus siguientes víctimas son Berengario, el ayudante del bibliotecario, y el mismísimo bibliotecario Malaquías. Otra de las víctimas, Severino, el herbolario, es asesinado por Malaquías tras descubrir la localización del libro que había escondido Berengario mientras moría sufriendo los efectos del veneno.

umberto4

Por otro lado, más allá de un único libro, el acceso a la información también está restringido en esta biblioteca. Sólo el bibliotecario y su ayudante tienen acceso garantizado a los fondos, mientras que Jorge gracias a su veteranía y su liderazgo, además de conocer los secretos de toda la abadía, tienen acceso a los documentos originales. Guillermo de Baskerville durante sus indagaciones se percata que todo el misterio se resume en la posesión de un libro, un libro del que desconoce casi todo, pero del que es consciente que o mata o se mata por él. La obtención de distintas claves, la investigación para descubrir cómo se accede a la biblioteca para evitar el candado del bibliotecario, sirven para aumentar los grados de interés sobre esta historia hasta el desastre final, cuando Jorge acaba con el libro tratando sin conseguirlo de envenenar a Guillermo y a su novicio Adso después.

umberto5

Frustrado, Jorge huye con el libro a través del laberinto que constituye la biblioteca, pero desgraciadamente en la persecución uno de los candiles de los monjes cae sobre unos rollos y el fuego destructor acabará con la práctica totalidad de sus fondos. Es en este momento, durante el incendio de la biblioteca más grande de toda la cristiandad, como Guillermo la define, cuando se nos muestra que los libros no son importantes si no se pueden salvar antes  las vidas humanas. Guillermo ordena a Adso que huya de las llamas y será el propio Adso quien temerá por la vida de su maestro cuando vea que el fuego lo ha destruido casi todo.

Sirva ésta como homenaje a Umberto Eco. Y como siempre, la podéis encontrar en nuestra biblioteca DVD PE 3978, además de su producción literaria más importante como La novela que da nombre a la película, “El nombre de la Rosa”, “Baudolino”, “El cementerio de Prega”, etc.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones