Archivo de la etiqueta: Años 90

CINEMA PARADISO – El hombre de las mil caras

Cuando tenemos el fallo de los Premios Goya de este año a la vuelta de la esquina, quiero reseñar una película que obtuvo nada menos que 2 Goyas y 11 nominaciones en su edición de 2017. También obtuvo la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de Cine de San Sebastián en el año 2016, así como, el Premio Feroz a mejor película y algunos otros más.

Está basada en la novela “Paesa. El espía de las mil caras” de Manuel Cerdán, basada a su vez en hechos reales acaecidos en España en los años 90.

Ésta es una historia real, pero como todas las historias reales contiene alguna mentira, porque ésta es la historia de un mentiroso”. Así comienza una historia sobre corrupción, venganza y desde luego mentiras. Francisco Paesa (Eduard Fernández), es un ex agente secreto del gobierno a quien las circunstancias obligan a huir del país en plena crisis de los GAL por su implicación en un caso de extorsión a un testigo. Años después, bastante arruinado, regresa a España, y es cuando recibe la visita del ex Director General de la Guardia Civil, Luís Roldán, y su señora, quienes le ofrecerán un millón de dólares a cambio de su ayuda para salvaguardar 1.500 millones de pesetas sustraídos de los caudales públicos. Paesa ve en la oferta una manera de mejorar notablemente su situación económica, a la vez que una forma de vengarse.

Se implicará en la desaparición de Luis Roldán (Carlos Santos), aquel director general de la Guardia Civil que fue la representación más mediática de la plaga de corrupción política que afectó al PSOE a mediados de los años 90. Malversación de fondos, fiestas sexuales, guerra sucia contra el terrorismo… Roldán protagonizó la crónica política y social de aquellos días. Pero Roldán no es el protagonista de esta película. Paco Paesa, un manipulador y un maestro de la mentira, el hombre que ayudó a escapar a Roldan y luego organizó su rocambolesca entrega, es quien protagoniza esta especie de Atrápame si puedes a la española.

Es una propuesta interesante, especialmente para aquellos que vivieron aquella época tan convulsa. Una continuación de sucesos descabellados dónde los políticos quedaron retratados y sin otra salida que la dimisión y posterior abandono de la política, y todo a cargo de un solo hombre con muchísima ambición, el hombre de las mil caras.

Está dirigida por Alberto Rodríguez (que ya en su día dirigió la premiada La isla mínima) quien junto a su coguionista Rafael Cobos, se apoyan en el personaje de Jesús Camoes “El Piloto” (José Coronado), un colaborador de Paesa, para guiar la compleja y densa historia. La voz en off de Camoes adquiere una gran presencia, convirtiendo su relato en el foco narrativo de la película.

El guión no escatima en datos, en explicaciones de la trama o en contextualizaciones. Tiene el mérito de conseguir que un hilo tan enrevesado se siga con claridad y de manera ordenada. El hombre de las mil caras no es un trabajo periodístico, es cine; no se trata de que alguien diga “esa noche sentíamos el peligro cerca”, se trata de que el espectador sienta que el peligro está cerca.

Eduard Fernández encarna a la perfección a un Franciso Paesa que da la impresión de estar por encima del resto, siempre un paso por delante y de ahí que el espectador a veces sienta cierta exclusión de lo que ocurre en la película y no acabe de entrar en ella. Pero, ¿quién es Francisco Paesa?: su vida como banquero y espía le llevó a ser director del Banco Nacional de Guinea, diplomático de Santo Tomé y Príncipe, traficante de armas con ETA, galerista de arte, fundador de bancos, empresario fantasma en Panamá y protegido de la Stasi. ¿Qué os parece? Desde luego, hay material para hacer una película sobre él. Después de lo de Roldán, Paesa apareció “muerto” solo para resucitar al sexto año, justo cuando prescribían la mayor parte de los cargos de los que se le acusaba, entre ellos de llevarse más de 1100 millones malversados por Luis Roldán.

Paesa es un personaje del que todavía hoy se sabe muy poco, solo que Jesús Camoe era inseparable de él (en la película José Coronado) y que su sobrina era aspirante a ser su sucesora y que logró con su ayuda esconder los fondos malversados y ocultarlo a él después de darlo por muerto en Luxemburgo.

Carlos Santos (Los hombres de Paco) se encarga de ponerle cara a Luis Roldán, el hombre más buscado del mundo durante cerca de un año, ex-director de la Guardia Civil que puso en jaque a todas las autoridades y al que Francisco Paesa pudo esconder.

La película funciona como thriller y como biopic a partes iguales. Tiene una trama muy compleja, aunque comparada con la realidad creo que se queda corta, y la abundancia de nombres, para los que no vivieron en esa época, junto con el malabarismo de Paesa, que siempre logra salir de los apuros y además con los bolsillos llenos, puede parecer poco creíble.

En el aspecto técnico, los primeros planos que proporciona Alberto Rodríguez, le dan mucha fuerza a la película.

En definitiva, la película supone una mirada hacia nuestra historia más reciente y al mismo tiempo más ridícula y vergonzosa del país. Una historia que sigue y que desgraciadamente seguirá repitiéndose, a veces no con tanto artificio, pero sí con la sombra del fraude y corrupción como telonera.

Muy recomendable, especialmente para aquellos a quienes interese la política y sobre todo porque nunca está de más saber qué tipo de personas han gobernado y gobiernan nuestro país.

Si te apetece verla sólo tienes que pasar por la biblioteca Miguel de Cervantes DVD PE 4567

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

marginado

La reseña de esta semana es sobre la película “Las ventajas de ser un marginado”. De 2012, no fue hasta febrero de 2013 cuando se estrenó en España. Si bien es una película sobre adolescentes, no lo es al uso. Los protagonistas son adolescentes norteamericanos que tratan de divertirse y superar sus trascendentales conflictos, desde la perspectiva de un chico introvertido y aspirante a escritor.

Es una adaptación de una novela del propio Chbosky, titulada igual que el film. La historia nos lleva hasta 1991 y se centra en Charlie (Logan Lerman), un chaval muy inteligente, con talento y poco sociable, que prefiere observar la vida desde cierta distancia. Tiene sus motivos, algunos los explica él mismo desde el principio, otros los descubriremos más adelante y el más gordo se lo reserva Chbosky para el tramo final. “Las ventajas de ser un marginado” es un cuidado, amable y fresco retrato generacional con estupendas interpretaciones.

marginado2

Charlie es el primer papel en el que Lerman demuestra que tiene algo que aportar como actor. Creo que un chico menos popular habría encajado todavía mejor en el papel pero él está muy convincente, se le ve cómodo en el papel y se comporta con mucha naturalidad. No obstante, quien atrapa la película es Ezra Miller, el perturbador adolescente psicópata de ‘Tenemos que hablar de Kevin’ (‘We Need To Talk About Kevin’, Lynne Ramsay, 2011). Con la facilidad de quien está sobrado de talento, aquí da vida a Patrick, un muchacho extrovertido y carismático que junto a su hermanastra Sam ayudan a Charlie a superar su timidez, hacer amigos y pasarlo realmente bien por primera vez. A descubrirse a sí mismo, aceptarse y participar en la vida. “Somos infinitos“, piensa Charlie, feliz, pletórico, mientras escucha su nueva canción favorita en compañía de sus mejores amigos. Y uno no puede evitar el recuerdo de sus propias experiencias…

THE PERKS OF BEING A WALLFLOWER

Patrick animará a Charlie a salir de su aislamiento, pero es Sam, a quien encarna con naturalidad la encantadora Emma Watson, la que alterará en mayor medida al chico, enamorado total e irremediablemente. Pero, como ya he dicho, esto va de superproblemas. La vida no es fácil, y en el cine esto significa incluir algunos obstáculos que complicarán el camino a la meta para el protagonista. Uno de los tramos más inspirados de “Las ventajas de ser un marginado” está dedicado a los esfuerzos de Charlie por aceptar y superar la idea de ver a la chica que le ha robado el corazón en brazos de otro,  que por supuesto es un necio, y que además ni si quiera a ella le gusta especialmente, pero, reflexionando, ambos llegan a la conclusión de que “aceptamos el amor que creemos merecer“.

Hay escenas muy divertidas como la relación de Charlie con su primera novia (Mae Whitman), el simpático profesor de inglés (Paul Rudd), el homenaje a ‘The Rocky Horror Picture Show’ (Jim Sharman, 1975), que aligeran el tono dramático con el que Chbosky siempre coquetea, buscando el equilibrio adecuado en el retrato de estos tres jóvenes amigos confundidos en transición a la madurez. No faltan los convencionalismos del cine sobre adolescentes como la fauna del instituto. La trama y la evolución de los personajes es previsible. Quizás se puede tachar de falta de ingenio transmitiendo el mundo creativo y las experiencias sensoriales de Charlie y se descuida a la familia del chico, sobre todo a los padres que son siempre una poderosa influencia.

marginado4

En definitiva, la película resulta agradable y entretenida. Los momentos humorísticos del guion de Chbosky, el placentero tono optimista, la selección musical y el acertado reparto logran que los 100 minutos que dura “Las ventajas de ser un marginado” se pasen volando. Especialmente dirigida a espectadores que ronden la edad de los protagonistas o los que deseen un nostálgico regreso a las turbulencias de la adolescencia. Y como siempre, podéis encontrarla en nuestra biblioteca DVD PE 3999.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

slum

Bajo la apariencia de un melodrama sencillo, la película que reseño hoy, “Slumdog Millionaire”, del año 2008, esconde una conmovedora y emocionante historia con cierto aire a Dickens y decorada al más puro estilo Bollywood. Sin embargo, bajo esa apariencia  convencional encontramos una película impresionante, con una narración ágil y vibrante. Las aventuras, o mejor desventuras de un joven desgraciado que está a punto de lograr el máximo premio de un conocido concurso de televisión consiguen contagiar una buena dosis de optimismo.

Su director, Danny Boyle ha planteado en esta película una historia de amor imposible, con momentos muy tristes de la vida en los arrabales del fascinante Mumbai, pero con la enorme virtud de contarla de una manera espléndida. Sin caer en un simple estereotipo del reflejo de la pobreza para conmover al espectador, ni en una falsa glorificación de la miseria, sino con el enorme acierto de narrar la historia con profunda humildad, aproximándose al realismo y huyendo de efectos moralizantes y doctrinas.

Resulta curioso que haya sido un británico el que haya logrado mostrar mejor y engrandecer un relato propio de Bollywood, aunque sin abusar de sus esquemas convencionales (a excepción del espléndido número musical de los créditos finales), y lo consiga con tanta relevancia. Hay que recordar que, poco a poco, con un presupuesto ajustado ha ido cautivando a crítica y público, así como acaparando múltiples premios, no obstante, se convirtió en el título revelación de la temporada y todo un fenómeno que arrasó en sus estrenos.

La clave de su éxito radica en su sencillez y sobre todo en la forma en  que se  narra. El guión de Simon Beaufoy está milimétricamente diseñado y Danny Boyle ha sabido extraer el máximo partido de la historia de Jamal Malik.

A través del metraje vamos conociendo a Jamal , junto a su experiencia vital, y todo ello nos va a hacer comprender su inesperado éxito en el concurso de televisión en el que participa. A través de  flashbacks cargados  de ritmo y emoción, descubrimos su pasado como niño huérfano, ingenioso y pícaro, que subsiste junto a su hermano y la fascinante muchacha Latika en las calles de Mumbai y todos los peligros de la dura vida en la miseria.

slum2

Todos estos episodios conforman la columna vertebral del filme, donde vemos como Jamal, que nunca se queja de su asquerosa existencia, no cree en el destino escrito y demuestra como él mismo se lo ha ido configurando, a base de dosis de bondad, amor y positivismo. Y, en los últimos minutos de la película, en su mensaje final, transmite la esperanza de que el futuro siempre puede ser mejor, de que el amor verdadero siempre triunfa.

Este relato, aderezado con elementos al más puro estilo Dickens (niños desgraciados en peligro, villanos crueles que los persiguen, …) está planteado sin fisuras, lleno de dinamismo, como un juego del pasado y del presente, y con los momentos justos de humor, romance y drama. Y lo más importante es que contagia emoción, pero con situaciones que no buscan la lágrima fácil y sin embargo sí que consiguen gran empatía con su protagonista. Todo ello producto de un guión inteligente y hábilmente estructurado por Simon Beaufoy y del que su realizador ha sabido sacar el máximo provecho (como ya hicieran ambos trabajando juntos en ‘Full Monty’).

slum3

No obstante y a pesar de todo lo dicho, “Slumdog Millionaire” no es una película perfecta. Se le pueden achacar ciertas carencias y en su último tercio, a medida que los episodios de su protagonista se aproximan al presente, pierde fuerza y podemos decir que quizás peque de blanda en su resolución. Sin embargo, la vida del joven desgraciado que encuentra de golpe y por azar, la suerte que no ha tenido ya ha cautivado al espectador y tan sólo se desprende el deseo de conocer la resolución del concurso y de la historia de amor de Jamal. Sus detractores señalan que resulta artificiosa, poco creíble y efectista, pero no se puede negar que Boyle creía en la historia, que puso lo mejor de sí, y sin duda alguna desprende esa mágica sensación de las buenas películas, de las que gustan y hacen sentir, muy por encima de sus defectos.

slum4

No en vano se alzó con nada menos que 8 Premios de la Academia entre ellos Mejor Película y Mejor Director, 4 Globos de Oro, 7 Premios Bafta, etc. El gran mérito de Boyle es que consigue contar con ingenio y cautivadora emoción un relato intenso, apoyado en una fotografía sublime de colores saturados y una banda sonora exótica y acertada, además de unos actores de rostros desconocidos a los que saca magníficas  interpretaciones (destacando Dev Patel). “Slumdog Millionaire” conmueve, entretiene y al final te deja una sonrisa. Eso, en el cine de hoy en día, es mucho. Así es que sólo nos queda disfrutar de ella y como siempre, la podéis encontrar en nuestra  biblioteca DVD PE 4073

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones