RECOLECTURAS – Las cien mejores películas sobre obras literarias españolas

El pasado sábado 3 de febrero celebramos la gran gala del cine español, los Goya, en que la gran triunfadora, no por cantidad sino por la calidad de los galardones obtenidos, fue La librería, cuyo libro en el que se basa la película reseñamos recientemente.

Yo también me quiero unir a la fiesta con el libro que hoy os traigo, una guía sobre Las cien mejores películas sobre obras literarias españolas de David Felipe Arranz , así aúno la literatura con el cine, porque el cine también es literatura.

No sería aventurado decir que el cine es hijo de las propuestas narrativas de Miguel de Cervantes, o que bebe de la novela anglosajona decimonónica. La literatura aportó complejidad y recursos narrativos que le eran propios: metáforas, elipsis, prolepsis y analepsis, variaciones sobre el punto de vista… También los escritores se han visto seducidos e inspirados por el cinematógrafo, al que han dedicado hermosos poemas como Vagamente de Manuel Machado o Tu ventana-pantalla de cinema de Alberti, entre otros. Tanto interés despertó este arte entre ellos, que Benavente, Marquina, Muñoz Seca, los hermanos Álvarez Quintero y Arniches, decidieron fundar su propia compañía, así nació Cinematografía Española Americana (CEA).

El mayor número de adaptaciones cinematográficas corresponde a un origen en las grandes novelas del siglo XIX y en la literatura por entregas, amén del teatro y el sainete. Los nombres impresos en el cartel de grandes autores como Blasco Ibáñez, Jacinto Benavente, Carlos Arniches, los hermanos Álvarez Quintero o José Echegaray eran un gran reclamo para los espectadores. Hay que destacar también como nuestros autores resultan atractivos para directores extranjeros como Cecil B. DeMille o Anthony Mann. Mención especial también para los escritores/cineastas como Fernando Fernán-Gómez o Edgar Neville.

La selección corresponde sólo a obras literarias españolas, escritas por creadores españoles, aunque usen otras lenguas del territorio nacional, como el gallego, el vasco o el catalán; se excluyen las obras hispanoamericanas y las escritas con el fin de conformar un espectáculo musical: zarzuelas y óperas.

Desde 1898 hasta 2009, fecha de publicación de la obra, hay 1438 películas basadas en obras literarias españolas, y ya han pasado casi 10 años desde que se publicó. El libro se centra en las 100 elegidas a criterio del autor, con una mención especial a las producciones televisivas basadas en obras como Cañas y barro, Fortunata y Jacinta, La Regenta, El Quijote…

Es muy práctico y manejable, porque al comienzo hay un índice alfabético de las películas mencionadas con su fecha de creación, director y obra u obras en las que se basan. Muchas son homónimas, pero hay otras que no. ¿Y qué se menciona de cada película? Pues la sinopsis, algunos datos interesantes sobre la misma, ficha técnica y artística. Además de todo esto, la obra es muy visual, porque nos ofrece los carteles de cada película.

Entre las elegidas tenemos Los girasoles ciegos, ¡Ay, Carmela!, Beltenebros, Las bicicletas son para el verano, El bosque animado, La casa de Bernarda Alba, La lengua de las mariposas, El pisito, El sur, Últimas tardes con Teresa… Muchas de ellas premiadas en los Goya, algunas candidatas al Óscar, como Tristana o El abuelo. Decir que en la mayoría de los casos los directores han optado por una adaptación libre.

Como curiosidad añadir que, respecto a las películas seleccionadas destacan entre los directores Rafael Gil con ocho títulos, seguido de Fernando Fernán Gómez y José Luis Saénz de Heredia con cinco. En cuanto a los escritores destacan tres nombres: Benito Pérez Galdós, Vicente Blasco Ibáñez y Wenceslao Fernández Flórez, con cinco títulos cada uno.

Si quieres ver  las 100 películas mencionadas, las obras en las que se basa y si están en la biblioteca, te invito a que pinches a continuación.

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Películas y documentales, Recomendaciones, Uncategorized

CINEMA PARADISO – Tarde para la ira

El pasado fin de semana se entregaron los Premios Goya que concede la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas. El cine español está de fiesta y es por eso que esta semana quiero reseñar la cinta “Tarde para la ira”, un thriller dirigido por Raúl Arévalo y protagonizado por Antonio de la Torre entre otros, que obtuvo el galardón a Mejor Película en la edición del pasado año. Fue nominada para 11 categorías y se alzó con cuatro premios Goya; el ya mencionado a la  Mejor Película y además, Mejor Dirección Novel, Mejor Actor de Reparto para Manolo Solo y Mejor Guion Original para Raúl Arévalo y David Pulido.

La película se desarrolla en un ambiente rural de la España profunda, en cierta semejanza con la también premiada y protagonizada por el propio Raúl Arévalo, “La isla Mínima” y que responde al mismo tipo de cine, en donde el crimen, la venganza y la tragedia marcan el guion, muy influenciado por ese  tipo de cine que se hacía sobre todo en los años 70 en España y que nos recuerda nombres de directores como Pedro Olea, Mario Camus o Víctor Erice.

Muestra personajes profundos, complejos y muy bien dibujados, creando una atmósfera asfixiante y personalísima, sin trampas en el guion y con magníficas localizaciones que le dan a la película una personalidad propia. A eso ayuda también una magnífica banda sonora y unas interpretaciones de sobresaliente. Antonio de la Torre está magistral de principio a fin, Se adapta al personaje como a un guante, quizás porque Raúl Arévalo confesó que diseñó el personaje pensando en él.

Creo que es una película que habla de la muerte en vida, de la desesperación y el odio, y de cómo el rencor y la venganza forman parte del ser humano; es la sensación de que el tiempo nunca cura el dolor auténtico.  El debut de Raúl Arévalo como director seguro que no va a dejar indiferente a nadie. Creo que es una película emocionante, muy bien dirigida y con una narración muy limpia. El director utiliza muchos primeros planos para conseguir transmitir con más eficacia las emociones de los personajes. Esto unido al grano de la cinta, hacen que la atmosfera sea más opresiva y transmita calor.

El guion, a pesar de ser sencillo y nada novedoso, está muy bien construido y sin embargo podemos decir que éste sería el aspecto más flojo de la cinta, que es una de las mejores películas que se han hecho en España últimamente. Disfruté mucho apreciando el avance y la evolución de los personajes, especialmente del dúo  De la Torre y Calleja que se complementan a la perfección y que transmiten esa tensión opresiva en todo momento.

“La venganza se sirve fría” y “tarde es para la ira” pero la venganza viene cuando viene y vemos cómo los acontecimientos se precipitan mostrando un espectáculo frio y tenso en el que el director no se regodea sino que simplemente lo muestra.

Me parece una excelente película y fue una sorpresa para mí descubrirla. No falta ni sobra nada; ninguna escena que podría haberse suprimido. Es dura, arriesgada, precisa y desoladora al mismo tiempo. Altamente recomendable.

Y ya sabéis. Es tiempo de frio, es tiempo de cine y nada mejor que pasar la tarde con una película al calor del hogar. Pasa por la biblioteca y llévatela. DVD PE 4466

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

PIRULETRAS – Abejas

El mundo de las abejas es apasionante, aunque llegar a conocerlas bien supone arriesgarse a que te piquen unas cuantas, cosa nada agradable.

Afortunadamente, en la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola tenemos esta maravilla de álbum ilustrado, obra de Piotr Socha, que nos permite observarlas de cerca, mirar cómo son, entrar en sus casas, conocer sus costumbres…

¿Sabías que pueden comunicarse entre ellas “bailando”? Así se indican la dirección y la distancia hasta las flores con el néctar más rico.

 

 

Y es que es normal que sean tan listas, nos llevan millones de años de ventaja ¿Sabías que, como poco, son de la época en la que todavía había dinosaurios en la Tierra? Pues sí, y aunque entonces no eran exactamente como ahora, fueron evolucionando y cambiando hasta su apariencia actual (eso de la evolución biológica que seguro os suena de algo).

 

 

 

 

 

 

En este libro encontrarás muchos más datos curiosos sobre ellas:

-En África las usan para proteger los cultivos de los elefantes. ¡Abejas contra elefantes!, parece el título de una buena historia.

-Y si pueden con los elefantes, imagínate lo que son capaces de hacerle a los avispones asiáticos (sus enemigos mortales, cinco veces más grandes que ellas), ¿te lo digo?:

¡Los asan vivos!, como lo oyes, las abejas asan al avispón asiático hasta matarlo. Este libro te cuenta cómo.

-Sus tareas están muy bien organizadas, cada una sabe lo que tiene que hacer y de que cumplan sus obligaciones depende el buen funcionamiento de la colmena. Eso sí, el reparto de las funciones no me parece muy justo:

* están las obreras, que limpian la colmena, alimentan las larvas, recogen el néctar, producen la cera, construyen panales y  vigilan y protegen la colmena.

* Y luego están los zánganos, que  no trabajan y son alimentados por las obreras. Su única función es fecundar a la reina (me estoy mordiendo la lengua para no opinar).

Hay muchas frutas y verduras que les debemos a las abejas, además de la miel, el polen y la jalea real. Bueno, esto último se lo debemos a ellas principalmente, pero también a los apicultores, que  además de recolectar la miel se encarga de cuidar la colmena y a las propias abejas.

¿Os pica la curiosidad por saber más sobre las abejas? Pues venid zumbado a la biblioteca,

encontraréis este libro con la signatura: I-59 ANI SOC abe.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Blancanieves

Después de unas vacaciones en el mes de diciembre  y una baja por enfermedad durante el mes de enero, vuelvo a retomar mi actividad laboral y con ella la reseña semanal de cine como viene siendo habitual desde hace unos años.  Estoy feliz de poder hacerlo de nuevo.

El próximo fin de semana se van a fallar los Premios Goya, la fiesta del cine español por excelencia. Son los galardones que anualmente otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España con el fin de premiar e incentivar  a los mejores profesionales y a los mejores trabajos de las distintas categorías  del sector durante el año anterior a la entrega del galardón. El nombre de “Goya” se debe a que la estatuilla con la que se premia es un busto de Goya pues se pensó que el genio había tenido un concepto pictórico muy cercano al cine ya que en muchas de sus obras se puede apreciar un tratamiento secuencial; además se trataba de un nombre corto, a semejanza de otros grandes premios del cine.

La primera edición tuvo lugar en marzo de 1987 en el teatro Lope de Vega de Madrid y desde entonces se ha celebrado cada año. Sólo un año la gala ha salido de Madrid para celebrarse en Barcelona pero salvo en esa ocasión, siempre se celebra en Madrid.

En el año 2012 obtuvo el galardón  en la categoría de “Mejor Película” precisamente la que quiero reseñar hoy como homenaje a los Premios Goya. Se trata de “Blancanieves”, una película muy peculiar sobre todo en su formato, pues se trata de una película muda, en blanco y negro y con la música como hilo conductor.

Su director, Pablo Berger, y en general todo el equipo se llevó un varapalo cuando, después de años de duro trabajo y estando la película a punto de presentarse, saltó la noticia de que The Artist, película también muda y en blanco y negro,  se había estrenado y con gran éxito, como luego demostró en los Oscar.

Lo cierto es que, tras su estreno, la película cautivó al público de las salas. Lluis Bonet Mujica, de La Vanguardia comentó de ella que: “Podía ser un disparate, más penoso que hilarante, pero aparte de su fascinante poder visual, la película combina maravillosamente el humor negro, la sátira social y un tono cercano al gran cine expresionista alemán”.

Su director dijo de ella que en Japón por ejemplo fue un acontecimiento inesperado y que la historia encontró sentido “al saber que es una historia que conecta, que habla de acciones, de sensaciones. Las pasiones no son tan lejanas entre nosotros”.

Como todo el mundo sabrá ya a estas alturas, se trata de una versión bastante especial del cuento del mismo nombre de los hermanos Grimm, en la que no faltan los enanitos, la madrastra o el padre engañado y cómo no, Blancanieves. Se desarrolla en España en los años veinte del pasado siglo en un  país lleno de tópicos.

Posee un enorme poder visual con una magnífica fotografía y es una de las películas más sorprendentes de los últimos años; una audaz apuesta que primero sorprendió y después convenció. A mí personalmente me encantó.

La interpretación de Maribel Verdú como la malísima madrastra o Macarena García como la inocente Blancanieves son dignas de reseñar. Así mismo se han cuidado todos los detalles y posee una  plástica abrumadora, fruto del gran equipo técnico que la llevó a cabo, no sin dificultades ya que les costó mucho encontrar la financiación suficiente para la que se consideraba una apuesta arriesgada y que gracias al empeño de su director, consiguió ver la luz.

No en vano fue nominada en su día en 18 categorías para los premios Goya, ganando 10 de las mismas, entre ellas Mejor Película, Mejor Actriz Protagonista o Mejor Actriz Revelación, Mejor Música Original o Mejor Canción Original  entre otras.

Así mismo obtuvo el Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de cine de San Sebastián, así como la Concha de Plata a la Mejor Actriz para Macarena García.

En la edición de ese mismo año de los Premios José María Forqué obtuvo dos importantes galardones y así un largo etcétera. Cuando  una película es merecedora de tal cantidad de premios, lo más probable es que sea buena de verdad, y ese es su caso. Por lo tanto estamos ante una buena película que merece la pena ser vista.

Y como siempre, es tan fácil como pasar por la biblioteca, sacarla en préstamo y disfrutarla en casa. DVD PE 3781

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – La imagen de tu vida

«Todos vivimos y envejecemos, esto es, el dato de nuestra mortalidad, la experiencia humana más personal y a la vez la más universal de cuantas existen»

Hoy en nuestra sección un breve ensayo filosófico de Javier Gomá Lanzón, La imagen de tu vida.

El hombre es efímero, como hoja caduca, pero, aun así, se le ofrecen dos vías para ganar perduración en él y de alguna manera burlar la condena de muerte que pesa sobre cuanto lo habita: una está al alcance de todos: la imagen de tu vida, mientras que la otra queda reservada a una exigua minoría: una obra artística. En efecto, sólo unos pocos en cada generación están llamados a producir una obra artística cuya perfección resista el desgaste del devenir y mantenga una actualidad y una fecundidad permanentes a lo largo del tiempo. En cambio, la ambición de producir con la propia vida una imagen ejemplar y luminosa, digna de perdurar muchos años después de la muerte en la memoria de los hombres, lejos de ser privilegio de una minoría, interpela a todos sin excepción, universalmente. Todos los hombres y mujeres están llamados por igual a entregar a la posteridad tras su muerte una imagen digna de perduración.

La imagen de la vida responde a la pregunta de qué clase de persona  es o ha sido alguien, más allá del repertorio de anécdotas particulares que en el discurso de los años ha ido generando su biografía. Esa imagen no se completa definitivamente hasta la muerte de la persona. El sintagma «imagen de la vida», hace referencia a la ejemplaridad general, definitiva y perdurable de una persona, rememorada por quienes la sobreviven.  La imagen de la vida es esa esencia general y definitiva de una persona que sólo póstumamente se deja conocer en plenitud.

En este breve e interesante ensayo, Gomá nos da respuesta a lo que es una imagen de vida basada en la ejemplaridad, con ejemplos reales como el de Cervantes (tercera parte del libro) en el que se aúna en una misma persona las dos formas de perduración descritas: la obra artística y la imagen de vida.

Para terminar el autor nos ofrece en Inconsolable, un monólogo dramático en el que nos habla de cómo vivió su propio duelo tras la muerte de su padre y un ejemplo real de «imagen de vida» encarnado en la figura paterna. Quizás sea la parte que más me ha gustado porque nos acerca a una experiencia universal sin abalorios ni aspavientos, y porque nos ofrece una visión del padre (extrapolable a la madre), que todos o casi todos compartimos.

En palabras del autor: La muerte del padre es una experiencia personalísima en la biografía de cada cual, y al mismo tiempo la más común que existe. Idéntica privación nos iguala a todos en un mismo estado de orfandad universal. Los padres no son simplemente personas amadas, son… el ÚLTIMO ANIMAL MITOLÓGICO. El héroe que, en el mito popular, lucha a muerte contra el monstruo maligno, en la conciencia infantil lo personifica el padre. Los hijos nunca logran «ver» con objetividad a los padres porque los padres son aquellos que les permite «ver» el mundo. Son los únicos testigos íntegros de la historia de su hijo, sólo ellos custodian la narración íntegra  y auténtica, desde la primera línea. El autor se pregunta que quizás el duelo  no sea otra cosa que aprender a pensar en la pérdida de la persona amada sin pena ni culpa. Somos huérfanos condenados a producir huérfanos. La muerte, en el fondo, no es más que otra vulgaridad más, esta vez universal, que nos iguala a todos los seres vivos. ¿Qué es al final la vida del hombre? LA LENTA GESTACIÓN DE UN EJEMPLO PÓSTUMO.

El arte de vivir quedaría incompleto si no se combinara con el arte del bien morir. «Vive de tal manera que tu muerte sea escandalosamente injusta». (Este maravilloso monólogo también se puede disfrutar en versión teatral).

Cierra el libro Carta a mis hijos (para ser leída  después de mi muerte), artículo que fue publicado en El País Semanal el 5 de marzo de 2017, y que podéis leer aquí.

Un maravilloso libro que nos anima a dejar una buena imagen de vida para los que nos sobrevivan, que nos ofrece un interesante ensayo sobre Cervantes y el Quijote, y que en la parte última se convierte en un sincero y bello homenaje a la figura del padre.

Javier Gomá Lanzón (Bilbao, 1965). Doctor en Filosofía y licenciado en Filología Clásica y Derecho, es conocido, entre otras publicaciones, por su tetralogía de la ejemplaridad que publicó a lo largo de una década. Desde 2003 es director de la fundación Juan March.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Uncategorized

PIRULETRAS – Ana la de Tejas Verdes

Ya están disponibles en la Biblioteca las primeras aventuras de Ana la de Tejas Verdes, y esto gracias a la sugerencia de una lectora, que a sus doce añitos nos hace siempre unas recomendaciones buenísimas.

L. M. Montgomery publicó la historia de Ana Shirley  por primera vez en 1908, pero no ha perdido ni una pizca de su frescura original:

Cuando en lugar del chico huérfano que querían adoptar es una niña pelirroja de onces años, Ana Shirley, la que entra en las vidas de Marilla y Matthew Cuthbert – dos hermanos solteros que residen en su casa de Tejas Verdes -, todo cuanto les rodea cambiará para siempre. Con su vivacidad, sus risas y también sus lágrimas, y sobre todo gracias a su desbordante alegría e imaginación, Ana conseguirá formar parte de una familia por primera vez y tener un lugar al que, al fin, podrá llamar hogar.

Ambientada a principios del siglo XX en un lugar tan mágico como la Isla del Príncipe Eduardo, en Canadá, Ana, la de Tejas Verdes nos llevará a través de los ojos de esta despierta e inocente niña a sentir el mundo como algo totalmente nuevo, a emocionarnos y reírnos con sus aventuras y peripecias, y, en definitiva, a ver la vida desde un prisma más positivo y estimulante.

Esta obra, al igual que toda la serie de Ana Shirley, conjuga los valores de la vida rural y la familia con las cuestiones universales que todos nos planteamos en algún momento, como la pertenencia a una tierra, el valor de la amistad o la esencia del amor.

Tom Sawyer, Pippi Calzaslargas, Oliver Twist, Peter Pan, Alicia… Todos personajes jóvenes y eternos que sobreviven a generaciones y generaciones de lectores, y que bien podrían ser compañeros de aventuras de esta chica si por casualidad hubieran coincidido en el tiempo o el espacio de una historia escrita en papel.

Ana es divertida, alocada, risueña, inteligente, curiosa y charlatana. Estoy segura de que os caerá de maravilla a los que aún no la conocéis y que muchos de los que la conocieron hace tiempo volverán a ella con cariño.

Es una suerte que la editorial TOROMÍTICO haya rescatado sus aventuras y las haya editado además con las ilustraciones de Sara Lago, Jose Gabriel Espinosa y Antonio Cuesta, las ilustraciones sobre fotos antiguas son muy originales, mezclando fantasía y realidad, como la propia historia, que no cabe duda de que se inspira libremente en la vida de la autora.

Las tenéis ya disponibles en la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola con la signatura: J MON ana.

Feliz lectura y buen fin de semana.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

RECOLECTURAS – El rescatado

Buenos días navegantes. Hoy nuestra sección llega un poco más tarde pero, como bien dice el refrán: Más vale tarde que nunca.

Os preguntaréis qué es esto de El rescatado, yo os lo explico. Veréis, esta semana estamos haciendo cambios en nuestras estanterías, nuestros fondos crecen y crecen y necesitamos espacio para todos los libros nuevos que van llegando. Como ya sabéis, es fundamental dejar salir antes de entrar (norma de educación esencial), y hay libros que ya están muy deteriorados, que llevan mucho tiempo sin salir y hay otros que necesitan un cambio de aires: libros muy buenos, en perfectas condiciones, que por razones desconocidas no han salido en préstamo. Todos esos libros necesitan una segunda oportunidad, y para ellos hemos creado esta simpática sección: El rescatado. Porque creemos que lo merecen, porque queremos darles visibilidad.

En esta ocasión el rescatado es Monjas en guerra: 1808-1814. Testimonios de mujeres desde el claustro, una hermosa edición de Castalia, al cuidado de Jacobo Sanz Hermida, con la colaboración de Mª Leticia Sánchez Hernández, y dirigida por Nieves Baranda Leturio.

¿Y qué nos vamos a encontrar? Pues los testimonios excepcionales de monjas que algunos conventos de diferentes órdenes religiosas y de distintos lugares, recogieron sobre la comunidad durante esos años de incertidumbre y padecimientos: los acaecidos durante la Guerra de la Independencia que asoló a toda la Península Ibérica. Testimonios de primera mano, donde se da cuenta con inmediatez y gracia lo que iba sucediendo.

Las crónicas de estas monjas ofrecen una perspectiva inédita de esa guerra que hoy forma parte de una historia aprendida y que solemos resumir en un cúmulo más o menos extenso de nombres, batallas y sucesos. En estos relatos no importan apenas las victorias o las derrotas, sino ese vivir cotidiano en un país en guerra, donde los destinos entre ejército y población civil no corren paralelos y donde a veces se borran las diferencias entre amigos y enemigos. Nos hacen palpar el ambiente de la guerra, la incertidumbre cotidiana que con rumores abona el temor y las expectativas, la escasez de comida, el frío, la sangría de recursos que llevan a la pobreza extrema, la soledad amarga que deja el egoísmo de quienes se esperaba ayuda, la decepción por quien ha traicionado la confianza. Pero no todo es negativo. Nos enternce comprobar la dedicación que ponen al cuidado de las enfermas, la solidaridad al compartir una comida miserable, la gratitud con que aluden a las bondades recibidas, el afecto que como familia se profesan unas a otras y a su convento, que es su hogar. Nos sorprende el valor con que se enfrentan a situaciones extremas, la decisión con que defienden su espacio y se aferran a sus tareas cotidianas o la astucia para engañar, a veces, al enemigo.

Quien disfrute con la novela histórica encontrará en estos relatos mucho más que ficción, aquí hay una historia real, de interés novelesco, sin los añadidos de la imaginación del escritor. Son casi siempre testigos directos o actoras de los hechos. Estas palabras que permanecían olvidadas en los archivos, recrean ante nuestros ojos, la vida, la carne y la sangre palpitante de la historia. ¿Te lo vas a perder? Yo no.

(Datos sacados del prólogo)

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized