RECOLECTURAS – Novedades literarias

novedades primavera

Estamos de enhorabuena. Como todas las primaveras, ya están disponibles las novedades de libros para adultos. En esta ocasión tenemos  a nuestro flamante paisano, Javier Castillo, con las dos novelas que le han dado fama, El día que se perdió la cordura y El día que se perdió el amor. Sin olvidarnos de otro paisano nuestro, Manuel Arias Maldonado y su último libro, Antropoceno, con el que  mantuvimos un encuentro hace poco en la biblioteca, y de Juan Jesús Díaz Ariza, con su maravillosa Las peripecias del viajero errante.

También contamos con Adiós muchachos, del último Premio Cervantes, Sergio Ramírez. Las últimas novelas de Kiko Amat, Agustín Fernández Mallo, María Dueñas, Antonio Muñoz Molina, Mario Vargas LLosa, Eduardo Mendicutti, Ignacio Martínez de Pisón.. Cada día es del ladrón y Ciudad abierta, del escritor de origen nigeriano, Teju Cole.

El último premio Goncourt, El orden del día de Éric Viullard, o el Booker Prize, A la deriva de Penélope Fitzgerald. A James Rhodes, quien ya sorprendió a todos con Instrumental, y que este verano nos visitará en el Marenostrum Music Castle Park,  con Fugas.

Libros de y para mujeres, como los manifiestos feministas de Chimamanda Ngozi Adichie: Todos deberíamos ser feministas y Querida Ijawele: o cómo educar en el feminismo, los diarios de Laura Freixas, Las indómitas de Elena Ponatowska, o Mujeres y poder de Mary Beard.

Que nos llevan a otras culturas como Madre de leche y miel de Najat El Hachmi y Pequeño país de Gaël Faye; biografías como la  de las hermanas Bronte y Edna O’Brien; libros feel-good, como las novelas de Màxim Huerta. Grandes narradores europeos del siglo XX, como Irene Nemerowsky, Sándor Márai y Stefan Zweig, que nos ayudarán a entender un poco más la idiosincrasia del viejo continente;  Doris Lessing, con Alfred y Emily, y Mirceau Castarescu con Solenoide; apuestas diferentes como El club de los mentirosos de Mary Karr, No sabes lo que me cuesta escribir esto de Olivia Rueda, Papá se ha ido de caza de Penélope Mortimer, o Un debut en la vida de Anita Brookner. Historia, Politica, Filosofía, Alimentación, Salud… En fin, lo mejor es que lo veas tú mismo a continuación.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – Terráneo

Marino Amodio y Vincenzo del Vecchio ganaron con este libro el VI Premio Internacional de Álbum Ilustrado 2017.

 

Bienvenidos a Terráneo, una isla en la que habitan distintos pueblos, cada uno con una trayectoria y cultura propia, aunque todos unidos por ese trozo de tierra que habitan, por la que han viajado de una ciudad a otra, llevando y recogiendo distintas tradiciones que a veces incorporan a las propias. Más allá de los mares y océanos con los que limita hay otros pueblos, a veces se relacionan, aunque mucho menos que con los de su propia isla, lo cual por otro lado parece lógico ¿verdad?

Si la semana pasada hablábamos de Europa y de nuestra pertenencia a ella, hoy vamos a echar un vistazo a otros continentes no europeos con los que, oh!, sorpresa, tenemos también muchas cosas en común.

 

Terrénao no es otra cosa que el Mediterráneo convertido en isla. El mar por el que llegaron los fenicios y fundaron Malaka (fenicia, cartaginesa, romana, germánica, islámica…). Málaga es una de las ciudades más antiguas de Europa. Curioso, una de las más antiguas y su origen no es europeo.

Este libro nos ayuda a ver y entender por qué no hay que limitarse a las fronteras, si no tener la mente abierta y pensar: ¿con qué otras culturas tenemos semejanzas? ¿Nos parecemos más a los vecinos mediterráneos o a los nórdicos? ¿Qué conservamos de esas otras civilizaciones que forman parte de Asia o África?

Lo tenéis disponible en la Biblioteca Miguel de Cervantes con la signatura I-3 AMO ter.

Feliz fin de semana a todos.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Niños, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – El ciudadano ilustre

Esta semana quiero reseñar una película de las que son poco habituales, de esas que cuando las ves no te dejan indiferente. Se trata de “El ciudadano ilustre”,  una película argentina del tándem Gastón Duprat y Mariano Cohn y que fue premiada en el Festival de Venecia como mejor película en la edición de 2016, además de otros muchos premios. Y es que los argentinos han demostrado ya sobradamente que saben hacer cine.

La película posee un humor negro implacable que te zarandea desde lo más profundo. “El ciudadano ilustre” es un escritor argentino que vive hace tiempo en Europa y gana el premio Nobel. A partir de ese momento empieza a recibir invitaciones de todo el mundo que rechaza sin pensar, pero entre ellas hay una que le llama la atención: la de su pequeño pueblo natal, que lo quiere homenajear. Aunque dice que lo único que ha hecho en su vida ha sido escapar de ese insignificante villorrio, él cree que esa es la oportunidad de superar un bloqueo creativo y decide aceptar. Pero su regreso no irá tan bien como  esperaba y la expresión “Nadie es profeta en su tierra” se hará presente. Después de ser recibido como un héroe, pronto pasará a convertirse en villano al emerger las envidias, las viejas rencillas y reproches que llevan acumulándose en el interior de todos durante los años de su ausencia en el pueblo.

“El ciudadano ilustre” posee un guion brillante y redondo, con diálogos inteligentes y punzantes, con una descripción muy certera tanto de personajes como de situaciones, manejando con pericia el equilibrio entre la comedia absurda con la profundidad temática y con un trasfondo de reflexiones severas sobre la vida y la muerte. Es una comedia amarga sobre la condición humana y sus miserias, sobre la dificultad de reconciliarse con el pasado e incluso sobre la corrupción que provoca la idiotez en nuestra sociedad.

En cuanto al protagonista, Oscar Martínez en el papel de Daniel Mantovani, creo que es uno de los mejores actores del panorama actual Argentino. Ya dio muestras de ello con sus magníficas  interpretaciones  en Relatos Salvajes o en Capitán Kóblic.

Una historia muy bien narrada, sin fisuras en el guion, con brillantes actuaciones y con una trama que atrapa de principio a fin. Sin embargo, lo que hace de “El ciudadano ilustre” una película realmente interesante es su habilidad para cargar contra toda la negatividad y la ira que lleva por dentro el ser humano sin que por ello tenga que pagar el peaje de resultar cargante. Uno de los puntos fuertes de la cinta es el de plasmar el pueblo de manera que el espectador nunca esté seguro de lo que va a venir a continuación. La cercanía que despiertan algunos ciudadanos contrasta con el rechazo a lo foráneo que muestran otros, pero ni siquiera los primeros tienen una actitud fácil de prever. Esta sensación de intriga, que irá tomando forma conforme avance la película, quizá sea el máximo acierto del film.

En ningún instante de sus dos horas de metraje dejas de sentir enorme curiosidad por los personajes que van apareciendo.

La obra es una verdadera inmersión en el comportamiento humano que, si bien toma un núcleo de personas pequeño, se convierte en universal cuando se acerca a sentimientos como  la envidia, los celos, la preponderancia social, incluso al reino de la estupidez, que a mucha gente le parece todo lo contrario y en realidad envuelve gran parte del comportamiento humano.

La película presenta lo que esperamos del buen cine argentino, unos personajes redondos, llenos de matices y de profundidad psicológica (que los actores, especialmente, Óscar Martínez, como Daniel y Daddy Brieva como Antonio, saben defender muy bien), así como interesantes reflexiones no solo sobre la literatura, sino también sobre los límites entre la realidad o la ficción o incluso sobre la inutilidad de volver sobre aquello que en el pasado rechazamos.

En definitiva, una compleja película sobre la condición humana y sus arduas relaciones. Altamente recomendable.

Y como siempre, podéis encontrarla en la biblioteca DVD PE 4551.

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones, Uncategorized

RECOLECTURAS – La idea de Europa

Asumir la responsabilidad de continua existencia de lo mejor de la cultura europea, respetar el código moral intelectual, preservar un ideal de la civilización: la idea de Europa.

El pasado 9 de mayo celebramos el Día de Europa, por eso mi propuesta para el día de hoy es un breve ensayo de George Steiner, La idea de Europa. Steiner trató de dar respuesta a la cuestión de si Europa es o no tan buena idea, y de cuál es realmente la importancia y la relevancia política del ideal europeo de civilización tal y como lo concebimos hoy, en esta conferencia pronunciada en la fundación del Nexus Institute en el año 2004.

La idea de Europa de Steiner está fundamentada en cinco axiomas: el café, el paisaje a escala humana y transitable, estas calles y plazas que llevan los nombres de los estadistas, científicos, artistas, escritores del pasado, nuestra doble ascendencia en Atenas y Jerusalén y, por último, esa aprensión de un capítulo final, de ese famoso crepúsculo hegeliano, que ensombreció la idea y la sustancia de Europa incluso en sus horas de mediodía. Veamos estos axiomas más en profundidad.

  1. Mientras haya cafés la «idea de Europa» tendrá contenido. Europa es ante todo un café repleto de gentes y palabras, donde se escribe poesía, conspira, filosofa y practica la civilizada tertulia, ese café que de Madrid a Viena, de San Petersburgo a París, de Berlín a Roma y de Praga a Lisboa es inseparable de las grandes empresas culturales, artísticas y políticas del Occidente, en cuyas mesas de madera y paredes tiznadas de humo nacieron todos los grandes sistemas filosóficos, los experimentos formales, las revoluciones ideológicas y estéticas.
  2. Europa ha sido y es paseada. Los hombres y mujeres europeos han caminado por sus mapas, de aldea en aldea, de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad. La mayoría de las veces, las distancias poseen una escala humana, pueden ser dominadas por el viajero a pie, por el peregrino a Compostela, por el promeneur, ya sea solitario, ya gregario. Hay trechos de terreno árido, intimidatorio; hay ciénagas; se elevan altas cumbres. Pero ninguna de estas cosas constituyen un obstáculo definitivo. Este hecho determinada una relación esencial entre la humanidad europea y su paisaje.
  3. Las  calles, las plazas recorridas a pie por los hombres, mujeres y niños europeos llevan nombres de estadistas, militares, poetas, artistas, compositores, científicos y filósofos, entre otros. El colegial europeo, los hombres y mujeres urbanos habitan literalmente en cámaras de resonancia de los logros históricos, intelectuales, artísticos y científicos. Un europeo culto queda atrapado en un in memoriam a la vez luminoso y asfixiante, en contraposición con Norteamerica, cuya ideología ha sido la del amanecer y la futuridad. El ambiguo peso del pretérito en la idea y sustancia de Europa tiene su origen en una primordial dualidad que da paso al cuarto axioma.
  4. La doble herencia de Atenas y Jerusalén. Esta relación a la vez conflictiva y sincrética, ha tenido parte en la discusión teológica, filosófica y política desde los Padres de la Iglesia hasta Lev Chestov, desde Pascal hasta Leo Strauss. Ser europeo es tratar de negociar, moralmente, intelectualmente y existencialmente los ideales y aseveraciones rivales, la praxis de la ciudad de Sócrates y de Isaías; es decir, de la razón y la fe. La «idea» de Europa es en realidad una historia en dos ciudades».  La herencia de Atenas. Las tres preeminentes dignidades del intelecto humano y de una sensibilidad configuradora – la música, las matemáticas y la metafísica – apoyan la afirmación de Shelley de que «todos somos griegos». Pero la herencia de Atenas va mucho más lejos. El vocabulario de nuestras teorías y conflictos políticos y sociales, de nuestro deporte y nuestra arquitectura, de nuestros modelos estéticos y ciencias naturales siguen estando saturadas de raíces griegas.  La herencia de Jerusalén: Apenas hay un nudo vital en la textura de la existencia  occidental, de la conciencia que tienen de sí mismos los hombres y las mujeres occidentales (y por consiguiente americanos) que no haya sido tocado por la herencia de lo hebraico. El desafío monoteísta, la definición de nuestra humanidad en diálogo con lo trascendente, el concepto de un Libro supremo, la idea de la ley como algo inseparable de unos mandamientos morales, nuestro mismo sentido de la historia como un tiempo orientado a un propósito, tienen su origen en la singularidad y dispersión, tan enigmáticas, de Israel.
  5. El quinto criterio es una autoconciencia escatológica, quizás la única en la conciencia europea: el pensamiento y la sensibilidad europeos han concebido un final más o menos trágico. Dos guerras mundiales, que fueron en realidad guerras civiles europeas, llevaron este presentimiento al paroxismo. Entre agosto de 1914 y mayo de 1945, desde Madrid hasta el Volga, desde el Ártico hasta Sicilia, se calcula que un centenar de millones de hombres, mujeres y niños perecieron a causa de la guerra, la hambruna, la deportación y la limpieza étnica. Europa Occidental y el occidente de Rusia se convirtieron en la casa de la muerte, en el escenario de una brutalidad sin precedentes, ya sea la de Auschwitz, ya la del Gulag. Más recientemente , el genocidio y la tortura han vuelto a los Balcanes. A la luz de estos hechos, la creencia en el final de la idea de Europa y sus moradas es casi una obligación moral.

Para terminar decir que Steiner, en contraposición a la globalización, reclama la identidad de Europa en su diversidad lingüística, cultural y social.

George Steiner (París, 1929), hijo de judíos vieneses, es uno de los más reconocidos estudiosos de la cultura europea y ha ejercido la docencia en las universidades americanas de Stanford, Nueva York y Princenton, aunque su carrera académica se ha desarrollado principalmente en Ginebra e Inglaterra. Lector voraz en todas las lenguas europeas cultas, y ciudadano igualmente desenvuelto en la filosofía como en la historia, la literatura, las artes. Su figura encarna la de un humanista europeo moderno, en la gran tradición de Erasmo, Voltaire, Goethe y Montaigne. Entre sus libros cabe destacar Tolstoi o Dostoievski, La muerte de la tragedia, Lenguaje y silencio, Después de Babel, Antígonas o Gramáticas de la creación, entre otros.

Este libro forma parte de una Mesa temática que hemos creado con motivo del Día de Europa. Entre otros, puedes encontrar los siguienteslibros:

Ficha bibliográfica:

Autor: George Steiner

Título: La idea de Europa

Editorial: Siruela

Fecha de publicación: 2005

Páginas: 80 p.

Signatura: 323 STE ide

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

PIRULETRAS – Jugando con Europa

¿Qué tal europeos?

¿Sabéis por qué os saludo así, verdad?

¿No?

¡Ay, ay, ay!

Vale, pues… Vamos a arreglar eso.

Os he saludado de esta manera porque el miércoles fue el Día de Europa.

¿Europa sí que sabréis lo que es, no? Por si no, te lo voy contando:

El rapto de Europa. Valentin Serov

Europa fue una chica fenicia que vivía en Tiro y de la que Zeus se encaprichó, se convirtió en toro, la secuestró y la llevó a la isla de Creta . Su familia recorrió todo el continente buscándola. Y por ello, el continente recibió el nombre de la chica: Europa. Esto lo sabemos gracias a la mitología.

A partir de esta idea, y con muchos años de historia a sus espaldas, Europa ya no es aquella jovencita. No vamos a llamarla vieja, diremos sólo que es veterana. Y, sin embargo, aún muchos no tienen clara su historia pasada ni su presente. Y no me refiero a los muchos niños y niñas que leéis este blog, no, que va, me refiero a los mayores: ni siquiera muchos mayores saben de qué va Europa.

Para que esto no os pase a vosotros, para que sepáis qué es Europa y qué significa ser Europeo, puedes encontrar en las Bibliotecas de Fuengirola mucha información al respecto:

– Libros de mitología

-Libros de historia

-Atlas

-Páginas webs

-Documentales

-Revistas

-Y lo mejor, unas magníficas personas que trabajan allí y que os echarán una mano para encontrar esta euroinformación.

Y esta vez, creo que es la primera vez que lo hago, no te voy a recomendar un libro, ni una película, ni una revista. Esta vez mi recomendación es una página web en la que puedes encontrar, además de información sobre Europa, un montón de juegos con los que aprender de forma divertida, ¡hasta la Oveja Shaun está allí!

Échale un vistazo, a ver si sabes tanto como crees o puedes descubrir algo más:
Juegos y pasatiempos sobre la Unión Europea

 

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias, Recomendaciones, Sección infantil, Varios

CINEMA PARADISO – 14 Kilómetros

Hoy se celebra el “Día de Europa” en recuerdo de la denominada Declaración Schuman, en la que el ministro francés de exteriores, Robert Schuman, dio el primer paso para la integración de los estados europeos al proponer que el carbón y el acero de Alemania (entonces República Federal Alemana) y Francia (y los demás países que se adhirieran) se sometieran a una administración conjunta, impulsando la creación de la primera Comunidad Europea: la del Carbón y Acero,​ siendo por tanto el origen de la actual Unión Europea. La importancia de esta propuesta realizada en 1950, cinco años después de la rendición del régimen nazi y ante una Europa devastada por la II Guerra Mundial, radica además en que al someter las dos producciones indispensables de la industria armamentística a una única autoridad, los países que participaran en esta organización, encontrarían una gran dificultad en el caso de querer iniciar una guerra entre ellos. La conmemoración de esta fecha tiene lugar desde 1985, tras su aprobación por los Jefes de Estado y de gobierno reunidos en el Consejo Europeo.

Europa es la tierra prometida para millones de personas que huyen de la miseria, de las guerras etc. y buscan refugio en el viejo continente. Hoy día especialmente desde Siria, envuelta en una devastadora guerra que dura ya demasiados años, pero también desde otros países. Hace ya mucho tiempo que venimos contemplando cómo los desheredados del mundo pugnan por abrirse paso al primer mundo, arriesgando con ello su vida (perdiéndola en muchos casos). Por eso hoy quiero recomendar la película “14 kilómetros”, porque con ella debemos detenernos a pensar. El mundo está viviendo momentos muy difíciles, está convulso y hay millones de personas que sufren las consecuencias. Las consecuencias del hambre, de las guerras, del abandono más absoluto de sus gobiernos, que no saben, no pueden o no quieren poner remedio, y a veces también de la comunidad internacional que mira para otro lado mientras millones de personas viven sin esperanza.

14 kilómetros es exactamente lo que separa Europa del continente Africano, pero también son 14 kilómetros la barrera que separa los sueños de millones de personas que ven en occidente su única salida para escapar del hambre y de la miseria.

De la mano de tres de estos jóvenes africanos, Violeta, Buba y Mukela, recorreremos un largo y peligroso viaje a través del Sahara para conocer lo que nunca enseñan los medios de comunicación.

Las repetidas imágenes en televisión de cayucos llegando a las costas de Canarias o Andalucía han acabado por insensibilizarnos ante un drama que solo muestra la punta del iceberg. Esas imágenes de rostros exhaustos dan buena fe de la dureza del viaje, un viaje que tiene su origen a miles de kilómetros de distancia y que puede durar años.

Es la primera película española que gana la Espiga de Oro en el Festival de cine de Valladolid. Quizás el propósito del director al hacer esta película es mostrar, a través de éstos tres jóvenes el camino que hay entre la miseria del tercer mundo y la meta de alcanzar el mundo próspero y desarrollado. Todo lo que no vemos, lo que hay detrás de esos rostros desencajados que llegan en pateras a las costas españolas. La piel no se la juegan solamente en los 14 kilómetros que separan los dos continentes sino que durante los meses previos, su vida es un valor en constante peligro. El director acompaña a estos tres jóvenes a través de la dantesca odisea que supone el viaje, con un tono que pretende estar lo más cerca posible de la realidad. La magnífica música de la película suaviza la dureza del relato.

Las interpretaciones quizás adolecen de profesionalidad pues se ha trabajado con personajes autóctonos que para nada son actores, y eso se nota, ya que da la sensación de que están recitando un texto en lugar de interpretar un guion.

Si bien es cierto que el objetivo principal que busca el autor es enseñar la dureza del camino, es un acierto mostrar cómo las dificultades del mismo se multiplican durante todo el trayecto en el caso de la mujer. La prostitución se revela como una amenaza constante de la que es difícil escapar, aunque también se pone de manifiesto la solidaridad, el afecto y el compañerismo. En definitiva la invariable dualidad del ser humano.

La película vuelve a abordar temas ya presentes en el cine contemporáneo, como los muros levantados por el primer mundo, las abismales diferencias entre ricos y pobres, y las diferentes formas de supervivencia que, con desesperación buscan para saltar esos muros y eliminar esas diferencias.

También tiene valor por mostrar de forma estremecedora toda la belleza del paisaje unida a su terrible dureza.

Hoy día, este problema no se circunscribe a esos 14 kilómetros sino que se ha generalizado de forma brutal y en casi toda Europa existen estos puntos en dónde se hacinan millones de nómadas que, con desesperación emprenden este estremecedor viaje huyendo de la miseria y en busca de una oportunidad para sobrevivir arriesgando como ya dije al principio, su propia vida. Y es que la vida tiene un valor muy diferente dependiendo del sitio en dónde te haya tocado nacer.

La podéis encontrar en nuestra biblioteca DVD PE 4002

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

RECOLECTURAS – La familia Karnowsky

Hoy en nuestra sección un libro espectacular, La familia Karnowsky de Israel Yehoshua Singer.

Los Karnowsky de la Gran Polonia eran conocidos como hombres obstinados y polemistas, aunque también estudiosos y cultivados, sin duda unas mentes de hierro.

En su despejada frente de estudiosos y en los ojos negros como el carbón, hundidos e inquietos, llevaban inscrito su genio. La obstinación y el espíritu polemista se reflejaban en sus apéndices nasales: unas narices poderosas, de gran tamaño, que sobresalían como un asomo de burla e insolencia de su enjuto y huesudo semblante, como queriendo advertir: «Cuidado, no tocar». A causa de esa obstinación, ninguno de los Karnowsky llegó a convertirse en rabino, aunque podían haberlo logrado con facilidad.

Así de esta manera tan fascinante comienza esta novela, imposible no querer leer más después de este comienzo, al que no desmerece el resto del libro a lo largo de sus 547 páginas.

A través de tres generaciones de una familia judía, los Karnowsky, Singer nos ofrece un fresco extraordinario de la primera mitad del siglo XX.

La novela está divida en tres partes, una por cada miembro varón (abuelo, hijo y nieto). En la primera vamos a conocer a David, el patriarca, que en los albores del siglo abandona el shtetl polaco donde nació (Melnitz) para instalarse en Berlín (ciudad hacia la que sentía inclinación por ser la de su maestro, el sabio Moses Mendelshon). En unos pocos años, David Karnowsky alcanza considerables logros en la capital: aprende a hablar un alemán correcto, prospera en el negocio de la madera y se convierte en un importante empresario del sector, y en sus ratos libres, con la única ayuda de manuales, completa los estudios de bachillerato, algo que aspiraba desde su juventud y nunca había podido realizar. Finalmente, gracias a sus conocimientos de la Torá y a su erudicción, se relaciona con los más influyentes miembros de la nueva sinagoga a la que asiste.

En Berlín nace Georg. David Karnowsky, fiel a los principios aprendidos de sus maestros, puso gran empeño en conseguir que su hijo único creciera siendo judío en casa y un hombre más en la calle. Los vecinos no judíos, por su parte, no veían al pequeño Georg como uno más, sino como un judío. Pronto empieza a darse cuenta, en el patio de vecinos donde viven, que los demás niños le tratan diferente por este motivo. Después de una adolescencia y juventud “rebelde”, Georg, que en un principio decide estudiar filosofía, termina convirtiéndose en médico, la profesión que su padre quería, pero no por consejo de su progenitor, sino por amor, el que siente por Elsa Landau, hija del doctor Landau, y estudiante de medicina. Esta carrera le dará prosperidad y un nombre, comienza a trabajar en la clínica de maternidad del profesor Halevy, clínica de que la que se hace cargo cuando el doctor se jubila, y donde conoce a Teresa Holbeck, joven gentil (término usado por los judíos para referirse a los pueblos e individuos no judíos) y aria, con la que terminará casándose.

Georg y Teresa tendrán un hijo, Joachim Georg, al que llaman Yegor. El pequeño Yegor, un niño que desde siempre tiene problemas de salud: no se desarrolla bien, es pequeño para su edad y enferma constantemente; desde siempre tira hacia la parte alemana de su familia, siente fascinación por su tío materno Hugo,  fascinación que hace que cada vez odie más a su padre, al que culpa de todos sus males y de su parte judía, y se obsesione con su madre. Las humillaciones que sufre Yegor en su instituto por parte de su profesor (al que exhibe en público para enseñar las diferencias físicas entre un judío y un «ario»), el odio creciente hacia los judíos desde que se instala en Alemania el «Nuevo Orden», y sobre todo, los estragos que están produciendo en su hijo, en cuya alma se había alojado el sentimiento de inferioridad y el odio a sí mismo, hace que el doctor Karnowsky decida ir por un visado para dejar el país que tanto le dio, y poner rumbo a Estados Unidos.

En su tierra de adopción se ven abocados a empezar de cero: nuevo idioma, intentar buscarse la vida (allí no le reconocen el título de médico), pasan del estatus elevado que tenían en su país natal, a la humillación de tener que pedir trabajo como buhonero a Salomon Burak (judío comerciante al que despreciaron cuando vivían en Alemania). No obstante, desde que los judíos son judíos, la chusma ha quemado sus libros, les ha obligado a llevar un parche de tela en la ropa, les ha expulsado de sus comunidades y ha torturado a sus estudiosos de la Torá (pues odiaba sus enseñanzas y su sabiduría); por lo tanto es un pueblo que está acostumbrado a sobrevivir y a reinventarse. Yegor, sin embargo, no se adapta al nuevo país, sólo siente desprecio hacia la ciudad de Nueva York y, como siempre que algo lo amarga, él refuerza esa amargura y la cultiva en su interior, a fin de que crezca cada vez más, para irritación propia y del resto. Esa amargura le llevará a un desenlace fatídico, que no por esperado, es menos doloroso.

Esto es a grandes rasgos el argumento del libro, en el que el autor, con gran maestría, se sirve de esta saga familiar para hablarnos del mundo judío (su mundo), y las diferencias existentes entre judíos alemanes y judíos procedentes de otras partes de Europa, con el consiguiente desprecio que sienten unos por otros. También nos habla de la barbarie nazi y de cómo se gestó, siempre de una manera sutil, sabes que está ahí,  pero no la hace protagonista, jamás la menciona, sino que alude a ella con palabras como Nuevo Orden, soldados de botas altas,  y hombre colérico con botas, bramando con la boca abierta bajo el oscuro bigote (sabéis de quién habla, ¿no?).

Una gran novela para comprender un poco mejor a este pueblo y los odios provocados por el nazismo. Para ver cómo la locura de esos histéricos ofendidos, en parte por complejo de superioridad, y en parte por manía persecutoria, hace que se transformen en alimañas; y de como las promesas de felicidad, victoria y tiempos de abundancia que prometen los hombres de las botas alta, en cuanto se libren de los estafadores y traidores que robaron al país, vaciaron los bancos y quitaron las casas a sus propietarios (véase judíos), cala no sólo en la pequeña burguesía de las aldeas y los campesinos, sino también en multitud de obreros y una amplia ciudadanía, que participan de esta locura colectiva que, como desgraciadamente sabemos, desencadenó la Segunda Guerra Mundial y el genocidio judío.

Israel Joshua Singer (1893, Bilgoraj, Polonia – 1944, Nueva York)hermano del Premio Nobel de Literatura, Isaac Bashevis Singer, empezó a escribir a los 18 años. Sus primeros escritos aparecieron en 1916 en la prensa europea en yiddish. En 1921 empezó a trabajar como corresponsal para el destacado diario norteamericano Forverts, y en 1927 publicó su primera novela, Shtol yn Ayzn. En 1934 emigró a Estados Unidos, donde publicó entre otras, Los hermanos Ashkenazi (1937), y La familia Karnowsky (1943).
Para saber más:

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized