Archivo de la categoría: Películas y documentales

CINEMA PARADISO – Irrational Man

Es una película de Woody Allen  del año 2015  en la que el director reflexiona sobre el sentido de la vida desde su habitual punto de vista.

Siempre que uno ve una película de Woody Allen suele preguntarse lo mismo. ¿La historia es lo realmente importante o es sólo una excusa para las reflexiones de los personajes?. “Irrational Man” cumple perfectamente con esa línea del director que a través de sus guiones busca un catalizador de sus obsesiones.

En ésta película da la impresión de que ha querido beber de algunos de sus guiones anteriores. Nos recuerda “Delitos y faltas” o “Blue Jasmine”, con una fotografía muy parecida a ésta y una puesta en escena que descarga casi todo el peso de la película en los actores.

Un irreconocible Joaquin Phoenix interpreta a Abe Lucas, un profesor de filosofía atormentado, borracho, pesimista, deshecho interiormente, que contempla el crimen perfecto como una manera de encontrar sentido a su vida.

Al igual que el clásico de Hitchcock, “Extraños en un tren”, la película da una perspectiva interesante sobre el crimen perfecto, aunque  no desde un punto de vista policiaco. Se trata más de una fábula del bien y del mal,  de los sentimientos y las vivencias  del hombre que trata de cometer tal crimen, y de la asombrosa facilidad con la que  puede mezclarse en nuestra sociedad.

Phoenix ofrece una magnífica actuación de un profesor universitario emocionalmente roto, que recuerda en cierta manera a su Theodore en la maravillosa ‘Her’. Emma Stone,  que parece haberse convertido en la nueva musa de Woody Allen, está igualmente fantástica. Los dos actores se complementan y la química funciona.

Parker Posey interpreta a Rita, una profesora casada que se insinúa a Abe, y éste la deja entrar en su vida, principalmente porque no tiene la fuerza suficiente para  echarla fuera de ella. Entre tanto, Jill (Emma Stone), alumna de Abe, comienza a enamorarse de él antes incluso de conocerle en profundidad.

Sin embargo, Abe continúa siendo maleducado, odiándose a sí mismo y es incapaz de apreciar su capacidad intelectual, la atención de estas mujeres, su cómodo trabajo o incluso la belleza de la ciudad. Abe parece al borde de la autodestrucción hasta que, por pura casualidad, se da cuenta de una terrible injusticia, y es ahí cuando concibe una descabellada solución: Cometer un asesinato, y al hacerlo, hacer que el mundo sea un poco mejor.

Hay bastantes cosas que atraen de ‘Irrational man’. Por un lado, recuerda a una película de Hitchcock. La fotografía  es preciosa y la interpretación magnífica.  Allen narra la historia pero sin  incluir moralejas,  permitiendo al espectador reflexionar sobre el tema y las distintas situaciones.

Si bien no es de sus mejores películas ya que  tiene un ritmo algo lento y es bastante evidente que no llega al nivel de Match Point,  drama criminal de similar temática que en esta ocasión,  deriva hacia la comedia negra y es una película bastante decente.  Merece la pena verla especialmente para  ver su final, nada predecible, y distinto a sus otras cintas.

Pasa por la biblioteca y disfruta de ella DVD PE 4596 o de otras muchas que te están esperando.

(Fuentes: Anonymous – Bilbao, https://losinterrogantes.com/cine/criticas/irrational-man-el-allen-del-siglo-xxi)

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Zona hostil

Acaban de llegar a la biblioteca “Miguel de Cervantes”  las novedades de cine. Un montón de buenas películas que os van a encantar. Cine familiar, cine para adultos, cine documental, de aventuras, de suspense, etc. Hay un poco de todo.

Esta semana voy a reseñar una película española, bélica, que si bien no es mi género cinematográfico favorito, sí que es un pedacito de nuestra historia (esa sí que es mi vocación) y que nada tiene que envidiarle a las superproducciones americanas de este género. Se trata de “Zona hostíl”, realizada con la colaboración del Ejército de Tierra Español y basada en un hecho real que aconteció a un grupo de militares españoles en la guerra de Afganistán.

Se ha rodado en el escenario español del cine por excelencia, donde se han rodado tantas y tantas películas, en el desierto de Almería, que además reproduce muy bien el aspecto de Afganistán. Los hechos que reproduce la película tuvieron lugar la noche del 3 de agosto del año 2012. Allí, un helicóptero de salvamento del ejército español sufrió un accidente al intentar rescatar a unos heridos cerca de la ciudad de Bala Mugrab. Los soldados españoles allí destacados tuvieron que quedarse sin apoyo en plena zona hostil intentando resistir al ataque de los talibanes durante dieciséis interminables horas antes de poder ser evacuados.

La película posee un muy buen reparto encabezado por Ariadna Gil y Roberto Álamo, además supone el debut como director de Adolfo Martínez, conocido hasta ahora por su amplio trabajo como dibujante de storyboards en ‘El libro de la selva‘, ‘Oblivion‘ o ‘Terminator: Salvation’ entre otras. Siempre ha estado muy vinculado con el mundo del cine y como él mismo ha declarado, siempre había soñado con dirigir su propio proyecto y para estrenarse ha elegido un trabajo tan complejo y arriesgado como éste; una superproducción en la que ha contado con muchos elementos a su favor ya que se trata de una historia espectacular de supervivencia extrema en un territorio nada favorable; unos actores de renombre entregados al proyecto; un presupuesto bastante considerable teniendo en cuenta lo habitual en el cine español y un Ejército de Tierra completamente volcado en la película y que ha colaborado cediendo personal y material como tres helicópteros de carga Chinook y dos de ataque «Tigre», además de realizar el adiestramiento militar de los actores.

El resultado de todo este trabajo es una película bastante coral que logra mantener la atención del espectador hasta el último momento, sosteniendo con maestría la incógnita de: ¿lograrán salir con vida?

El espectador vive en primera persona la solitaria y desoladora incertidumbre de  encontrarse en la oscuridad, en territorio enemigo sin más posibilidad de sobrevivir que gracias a tu propia capacidad de concentración y tu instinto de alerta.

La película se ha rodado de forma realista, huyendo del tópico heroico y épico más superficial del cine bélico americano. Se centra en se centra en narrar una historia de seres humanos en una situación límite dentro de una guerra, de forma verosímil.

“Zona hostil”  promete entretenimiento hasta el final. En definitiva es una película que demuestra que hay hueco en el cine español para este género y que se sabe hacer. Debería hacerse más a menudo sobre todo para que dejemos atrás ese sentimiento victimista y empecemos a sentirnos orgullosos de lo nuestro y de aquellos que se han dejado la vida lejos de su hogar para que otros puedan vivir mejor.

Y para verla, solo tienes que acercarte a la biblioteca y llevártela a casa: DVD PE 4697

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – La comunidad de los corazones rotos

“La comunidad de los corazones rotos” es una película escrita y dirigida por Samuel Benchetrit y es una de esas películas de relaciones humanas. Es una comedia surrealista sobre 6 seres solitarios unidos por un gran sentimiento de ternura, respeto y compasión. Está basada en una obra literaria del mismo director titulada Crónicas del asfalto en la que relata sus andanzas de juventud relacionándolas con las vidas de los que fueron sus vecinos.

Pudiera parecer que se trata de una película más en las que se cuentan las vidas de los personajes como algo empalagoso, reconfortante y ñoño pero no es el caso. Es una película que tiene cierta capacidad para sorprender porque muestra situaciones muy poco convencionales y a personajes solitarios y desorientados que parecen habérselas apañado para vivir al margen de sus circunstancias. Personajes anodinos, cada cual diferente, que por un motivo o por otro se encuentran solos, estancados en la cotidianidad del día a día, sin saber muy bien cómo seguir. Una actriz retirada, un  adolescente que siempre está solo, un hombre poco solidario, una mujer abstraída, una madre con cariño acumulado y un astronauta perdido conforman esta comunidad de corazones rotos;  algo fuera de lo común.

El gran mérito de la película, el eje que la mantiene es, sin duda alguna  el trabajo de los actores. La soberbia interpretación de cada uno de ellos es lo que sostiene la película. La fotografía también es sorprendentemente buena, con imágenes sencillas y claras, en el rango más oscuro de los tonos pastel. A pesar de estar adornada con una comicidad de lo más excéntrica y una sucesión de situaciones surrealistas que desatan alguna que otra carcajada, es una película que a su vez consigue transmitir una constante sensación de inquietud que mantiene al espectador pegado a la pantalla como si de un imán se tratara, esperando una respuesta, aunque la verdadera respuesta no se encuentre en la trama sino en reflexión interior de cada uno.

La película es una oda a la buena compañía, a la necesidad que tenemos los seres humanos de que alguien nos escuche, de importarle a alguien y de que alguien nos importe a nosotros. Los personajes de la película llegan los unos  a los otros como botes salvavidas en el momento justo. Afortunadamente para el espectador, nos llegan para sacarnos de los tópicos con los que normalmente se bombardean las pantallas y de esa manera mostrarnos algo distinto, otro tipo de relaciones humanas y sobre todo para transmitirnos valores de solidaridad y empatía tan ausentes y a la vez tan necesarios en los tiempos que corren.

Para verla solo tienes que pasar por la biblioteca: DVD PE 4623

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Nebraska

Nebraska no es el tipo de película que concurre a los Premios Oscar y, sin embargo, obtuvo seis nominaciones en su edición de 2013 tan importantes como Mejor película, Mejor director o Mejor actor. También fue cinco veces nominado a los Globos de Oro con nominaciones importantes, además de obtener un montón de premios en diferentes certámenes.

Se trata de una película con bajo presupuesto, sin grandes estrellas y rodada en blanco y negro. Sin embargo la película logra meterse en primera fila luchando contra su apariencia de producción independiente y demostrando que es un relato enorme y emocionante como aquellos que alguna vez  fueron éxito de público y que la industria del cine expuso  orgullosamente, como ¡Que verde era mi valle! de John Ford.

Está dirigida por Alexander Payne y protagonizada entre otros por el, para mí,  magnífico actor Bruce Dern que interpreta de forma magistral, a través de la sutileza a Woody Grant, un viejo bastante hosco y desaliñado que sufre los primeros síntomas del Alzheimer; de hecho, fue nominado como mejor actor protagonista en los premios Oscar.

Sin embargo, no es el único gran actor de la película. Nos sorprende Will Forte (proveniente de Saturday Night Live) en el papel de David, que comparte protagonismo y que no le va a la zaga, bordando igualmente su interpretación,  porque si bien el motor de la historia es ese viejo y un poco extravagante y su deseo de cobrar un inexistente premio en Nebraska, el relato se va construyendo con los ojos de David, su hijo, un empleado gris y algo fracasado a sus cuarenta años. Y es precisamente su vida en crisis la que le empuja a acompañar a su padre en un viaje casi de descubrimiento tanto de sí mismo como de su padre a quien apenas conoce.

En el trayecto, David va descubriendo cada vez más a ese hombre alcohólico, distante y algo bruto que le crió, por ejemplo que tiene un sentido del humor muy parecido al suyo o cuanto echa de menos poder conducir, “ser alguien” según las palabras de Woody.

Nebraska se hace evidente cuando los personajes llegan a Hawthorne, el pueblo natal de Woody; una comunidad de granjeros viejos y dónde Woody se transformará de la noche a la mañana en una celebridad entre su también hosca familia y sus vecinos ya que, por más que el premio sea una falacia, todos están dispuestos a auto-engañarse con tal de sentir el vértigo en sus venas quizás por última vez.

A medida que la película avanza, el director va mostrando la hipocresía en esa sociedad pequeña y humilde, no por medio del melodrama sino a través de un humor muy propio e inteligente.

La familia que en un primer momento se muestra indiferente ante el regreso de Woody, de repente está muy interesada en el premio por si pueden sacar algún provecho. Y cuando todo parece abocado al desastre, aparece la esposa de Woody (June Squibb) a poner orden. Una aparición sorprendente ya que hasta entonces, por lo que la película deja entrever, la mujer era la madre de pesadilla que todo hijo teme que le toque en suerte.

En definitiva la película no es ningún Drama y no aburre en absoluto. Además el blanco y negro le aporta una gran belleza al mundo rural que muestra. La historia que cuenta es fuerte y el tema no puede ser más universal que la familia, la vejez y la comunicación, en dónde Woody en realidad busca algo mucho más importante  que el dinero; David descubre más de lo creía y sobre todo que Nebraska no es sólo un lugar de Estados Unidos sino que se identifica con el lugar del que todos venimos y del que la vida inevitablemente nos va alejando.

Es una película sin artificios, irónica, melancólica a ratos, reflexiva, enternecedora, realista y sobre todo es bella. Una historia sobre la vida sencillamente magnífica en la que la vida es un camino, no una meta y es preciso disfrutar de ella y lo que el camino nos depare siempre será lo de menos.

Para verla sólo tienes que pasar por la biblioteca DVD PE 4610

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Hasta el último hombre

Esta semana quiero reseñar una película ganadora de dos premios Oscar en la edición de 2016, que si bien no son de los más importantes, sí hablan de la calidad de la película. Se trata de “Hasta el último hombre” dirigida por Mel Gibson que regresa detrás de la cámara para contarnos la odisea de un soldado diferente, Desmond Doss,  un joven contrario a la violencia que vive en un núcleo familiar cargado de ella. Su padre, excombatiente del ejército estadounidense, vuelve a casa roto, y su única válvula de escape es el alcohol y la violencia. Tras el ataque de Japón a Pearl Harbor, todo hombre en edad de combatir debe alistarse voluntariamente al ejército para defender a su país, pero Doss está convencido de no usar la violencia y jamás cargará con un fusil. Esto le traerá múltiples dificultades en su entrenamiento militar, sus compañeros y altos mandos no comprenden su negativa e intentarán hacerle desistir de su objetivo, pero su convicción le ayudará a lograrlo y es enviado al frente junto a su batallón para ejercer como médico.

El protagonista, Andrew Garfield, que  a priori no nos da excesiva confianza, no porque sea mal actor sino por el estigma que le perseguía por su trayectoria anterior en MARVEL como Spiderman, hace dudar. Sin embargo, y muy bien dirigido por Mel Gibson, Garfield demuestra sobradamente su capacidad. Y ésta será la primera de dos actuaciones magníficas ya que a continuación trabajará a las órdenes de Scorsese en la también oscarizada y magnífica película “Silencio”, limpiándose así definitivamente la imagen de superhéroe que le venía persiguiendo.

Con “Hasta el último hombre” llegó su primera nominación en los Oscar como  Mejor Actor y fue ganador de un Satellite Awards en dicha categoría, venciendo al gran favorito, Ryan Gosling, por ‘La La Land’.

En la película nos encontramos valores asociados a los tiempos de guerra como el heroísmo, el patriotismo o la redención, pero desde un punto de vista antibélico. Estos matices vienen introducidos por el joven Desmond y su doctrina adventista, cuyas creencias no conjugan con la necesidad de matar bajo ninguna circunstancia y que le llevarán a la guerra para salvar a sus compañeros de los destrozos de la misma.

Gibson crea una película claramente dividida en tres partes. Antes de la guerra; el entrenamiento  del ejército antes de ir a ésta y la tercera ya en la propia guerra. Las tres partes suman el destino de nuestro héroe, Desmond Doss. Nos desvelan su recorrido, sus creencias y su fe, cómo llego a estas, cómo luchó contra prejuicios y mentalidades opuestas y cómo demostró que tenía razón y la utilidad de su propia fe.

De las tres partes en las que se divide la película, quizás la más floja sea la primera, demasiado tópica, demasiado cliché, muy bien realizada y funcional pero muy vista. La segunda, pese a que recuerde a “La chaqueta metálica”, consigue emocionar y quizás enervar debido a la testarudez de su personaje principal. Pero es en la tercera en la que lo da  todo; se inicia con una larga secuencia bélica… o quizás podríamos decir  la secuencia bélica, convirtiéndose en una de las mejores que he visto jamás;  magnífica en todos sus aspectos. El espectador es trasladado a la guerra, al campo de batalla, al infierno. La película te obliga a abandonar la butaca y arrastrarte  por el fango mientras miles de disparos y docenas de bombas golpean a nuestro alrededor. Es el horror como pocas veces se ha visto. Solamente por esta secuencia ya vale la pena ver la película. Sublime. Posteriormente el relato no llega a alcanzar la cumbre, pero se mantiene correctamente.

Al basarse en una historia real, más increíble aún que la propia ficción, se corre el riesgo de caer  en la mitificación del héroe y olvidar que es una persona real  para convertirlo en casi un santo. Durante toda el relato vemos la parte buena y de héroe de Doss pero no sus sombras. Aun así,  resulta creíble y bien expuesto durante casi toda la  película, pero es al final cuando cae en ese error y se crece en si misma; opta por dejar atrás el realismo y volverse épica, convirtiendo  al héroe en alguien digno de devoción y mandando un poco  al traste el relato moral.

Nos encontramos ante una buena película, a la que quizás los mayores reparos que se le pueden poner son morales. No obstante, sin ninguna duda vale la pena verla. Y sólo tienes que pasar por la biblioteca y llevártela a casa. DVD PE 4550

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – El amor en el cine

Mañana, día 14, jueves, se celebra el día de San Valentín. El día en que el amor triunfa.

El día de San Valentín es una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido implantando en otros países principalmente a lo largo del siglo XX, en el que las parejas de enamorados se expresan su amor mutuamente. En la mayoría de los países se conoce como “día de los enamorados” y en otros como “día del amor y la amistad”. En España se celebra desde mediados del siglo XX

Fue en la américa anglosajona en dónde hacia 1840 se empezaron a difundir las tarjetas de felicitación llamadas “valentines” con la imagen del corazón o de Cupido como símbolos del amor. También se instauró la tradición de regalar rosas.

San Valentín era un sacerdote que, durante el imperio romano desafió al emperador Claudio II quien prohibió los matrimonios entre los jóvenes ya que consideraba que solteros eran mejores soldados. Valentín se opuso y el emperador lo encarceló fue desafiado a hacer un milagro, devolviéndole la vista a la hija de su carcelero, y lo hizo, aunque finalmente fue martirizado y ejecutado, pero sí que conmovió el corazón de algunos.

El amor no es fácil de definir pues se trata de un sentimiento muy complejo. En el amor se da un fuerte sentimiento de apego hacia la persona amada y un alto grado de intimidad emocional. Tanto hombres como mujeres responden de forma muy parecida, lo cual indica que ambos sexos viven el amor de forma similar.

Podriamos decir que el amor conjuga tres elementos básicos, la intimidad, la pasión y el compromiso. La intimidad como sentimiento de cohesión, de unión y cercanía con alguien; es lo que te hace confiar plenamente en alguien. La pasión en cuanto a la atracción física que se siente hacia el ser amado y por último el compromiso como deseo de amar a esa persona en el tiempo y permanecer a su lado para siempre, aunque estos tres elementos no son los únicos, ni están presentes en las diferentes etapas de una relación con la misma intensidad.

El cine se ha convertido hoy día en un formidable medio de transmisión cultural. Valores, modelos de conducta, personajes, historias o simplemente imágenes, iconos más o menos significativos, van constituyendo hoy, como hiciera en otra época la literatura, nuestra “imagen del mundo”. Por eso resulta siempre interesante pararse a reflexionar sobre él. Resulta curioso observar cómo, por encima de crisis de todo tipo, emergen en la pantalla una y otra vez los grandes valores del humanismo. En nuestro caso, EL AMOR.

El cine por supuesto se ha hecho eco del amor a lo largo del tiempo y existen un sinfín de películas que lo abordan, aunque de maneras diferentes. Por ejemplo el sueño de la seducción en las “lolitas”, los misteriosos sueños de amor adolescente, el amor en terreno vedado, el amor en exóticas aventuras, la pasión madura, los amores intemporales, el amor en un futuro androide, los amores imposibles, y tantos otros como nuestra imaginación nos permita.

Éste es un momento propicio para recomendaros una selección de algunas de las películas que sobre el amor y cargadas del mismo, podéis encontrar en nuestra biblioteca.

¡¡¡Feliz día de San Valentín y Disfrutad del AMOR!!!

                

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

CINEMA PARADISO – Que Dios nos perdone

Acaba de celebrarse la 33 gala de los Premios Goya y Rodrigo Sorogoyen se ha alzado con el Galardón a Mejor director por la película “El Reino”. Además de director, es un solvente realizador y guionista del cine español. No en vano también ha obtenido premio a mejor guion original por la misma película  junto con Isabel Peña, y han obtenido Goya así mismo películas suyas como “Stockholm” y “Que dios nos perdone”. A Sus  poco más de treinta años y con este historial de éxitos no es difícil augurarle una brillante carrera a  este cineasta español. Desde aquí nuestra enhorabuena.

Como he dicho, “Que dios nos perdone” ha sido una de las cintas que le ha proporcionado más éxito y de ella va la reseña de esta semana.

Interesante thriller policíaco del año 2016 cuya trama es la persecución de un asesino en serie cuyos crímenes intentan mantenerse en principio en secreto para evitar causar alarma social en un momento en que en España se acumulaban un sinfín de problemas con los indignados acampando  en las grandes ciudades, el paro con cifras abrumadoras,  la crisis de la deuda disparada, tormentas político-sociales en primera página, incertidumbres ante el futuro y, para colmo, con el Papa Benedicto XVI, a punto de llegar de visita a España y con millón y medio de peregrinos católicos desparramados por la capital. Una difícil situación  en la que el asesino en serie es la guinda del pastel. Los policías encargados de la investigación reciben la orden de dar con él lo antes posible.

No es habitual en el cine español situar la trama en un contexto político-social tan concreto y tan reciente. Fue una apuesta arriesgada  pero el resultado final es muy convincente. Algo muy similar le ocurre a “El Reino”.

Con “Que Dios nos perdone”, Sorogoyen tuvo su gran oportunidad de demostrar todo lo que había aprendido y desde luego no lo desaprovechó. A partir de esta película  ya no será considerado como “joven promesa de provincias”, sino que ascendió a la primera división de directores españoles.

La película cuenta con rostros conocidos del panorama cinematográfico español del momento, que cumplen a la perfección y realizan un trabajo de la calidad que se esperaba de ellos. La pareja de policías que protagoniza la película está formada por Antonio de la Torre (Goya a Mejor Actor en la edición de esta 2019 por su película El Reino) uno de los actores fetiche de Sorogoyen y Roberto Álamo. Antonio de la Torre aparece aquí como policía metódico, cerebral y algo inexperto en su relación con las mujeres y además ligeramente tartamudo. Todos estos rasgos perfectamente incorporados  en el papel, hacen que  imprima carácter al personaje. Su contrapartida es Roberto Álamo, de carácter volcánico, dado a los excesos y a los métodos drásticos en la película, es un actor que ha acumulado mucha experiencia en el teatro y eso se nota.

Uno de los elementos que más llaman la atención de la película es que al principio está rodada con  cámara en mano  y a medida que avanza  y va ganado tensión, el director opta por el plano fijo. Este cambio de técnica le ayuda a ganar sordidez en algunas escenas y a intensificar la sensación de ahogo y calor asfixiante que destila la película.

En definitiva es una película altamente recomendable por muchas razones. Los amantes del cine policiaco la apreciarán  y la disfrutarán; aquellos que necesitan confirmaciones de que el cine español es capaz de realizar películas mejores que las de dudoso humor y pésimo gusto o películas intimistas y sentimentales de aburrimiento garantizado, encuentran esa confirmación en ésta película. Y especialmente aquel público que va al cine a pasar un buen rato viendo algo que merezca la pena, no se la pueden perder.

Cine español de gran calidad, de factura cuasi perfecta y más que correcta en sus localizaciones y persecuciones en el centro de Madrid , un lugar muy complejo  para poder grabar, con un fantástico guion que no da puntada sin hilo y en el que no hay cabos sueltos. Buena película  por su dirección, interpretaciones, fotografía, montaje… Pocos o ningún defecto se le puede achacar  y es que Sorogoyen, como ha vuelto a revalidar éste año en los Goya con su película “El Reino”, es uno de los mejores y más brillantes directores de cine de este país.

Y como siempre podéis venir a la biblioteca y sacarla en préstamo para verla en casa tranquilamente. Tarde se sofá y mantita. DVD PE 4441

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones