RECOLECTURAS – Un amor

PRIMERO LA VIDA. DESPUÉS UN AMOR

Hoy en nuestra sección, el último Premio Nadal, Un amor de Alejandro Palomas.

A Alejandro Palomas ya tuvimos la oportunidad de conocerle cuando vino a la biblioteca a presentar su novela Un hijo, además es un asiduo de nuestro blog, ya que además de la anterior novela, también reseñamos Una madre.

Un amor, cierra la trilogía (de momento) de la familia de Amalia, después de Una madre y Un perro. Nos volvemos a encontrar con aquellos entrañables personajes que ya tuvimos la ocasión de conocer y querer, aunque en palabras del propio Alejandro: «Lo bueno de esta novela es que si no has leído las anteriores el impacto que te provocan estos personajes se multiplica por diez. Me da mucha envidia la gente que llega a esta familia por Un amor porque creo que no hay entrada mejor que esta».  Le doy la razón, porque aunque me ha gustado, más conforme me iba metiendo en la historia, no he tenido el impacto que me provocó el leer Una madre, cuando me encontré con ese descomunal personaje de Amalia, con sus carencias y sus virtudes, un personaje nuevo para mí, al que amé, como ya comenté en la reseña.

Amalia, como es habitual, está acompañada de sus hijos: Silvia, Emma y Fer, además de su perrita Shirley. A este círculo familiar se le une Magalí, la novia de Emma con quien Amalia entabla una gran amistad («ellas han sido la sorpresa»), tía Inés, que después de 8 años «vuelve» para quedarse, y Oksana, «mujer-loba» rusa, encargada del mantenimiento de un complejo de turismo rural en los pirineos y que, gracias a la complicidad que surge entre Amalia y ella, termina siendo una especie de asistenta y «chica de los recados».  Oksana jugará también un papel fundamental en la vida de Fer y podríamos decir que, en cierto sentido sustituye a la abuela Ester, aunque la abuela siga estando muy presente a través de las frases sabias que Fer irá recordando.

Han transcurrido ya 8 años desde los acontecimientos acaecidos en Una madre, y en esta ocasión, el eje central de la trama es la boda de Emma con Magalí, que por circunstancias de agenda, coincide en el tiempo con el cumpleaños de Amalia. A esto se une una noticia inesperada, justo la noche antes de la boda, de la cual no sabremos el contenido hasta casi el final, y que planteará conflictos a la familia por el hecho de ocultársela a  Amalia. Como decimos este es el eje de la trama, pero yo casi me atrevería a decir que es la excusa de Alejandro para poner en primer término a estos personajes, porque los que hemos leído en varias ocasiones a Palomas, sabemos que es un escritor de personajes, de indagar en el alma humana, de las relaciones interpersonales, y muy especialmente, de las relaciones familiares, las que constituyen esta familia singular, que se ha tenido que reinventar después de la marcha del padre tras el divorcio.

Vamos a seguir conociendo e indagando en estos personajes. Veremos a una Emma mucho más luminosa, «en la que la sonrisa es cada vez más parte de ella desde que llegó Magalí. Es como si después de años bregando por encontrar la buena compañía, la vida se hubiera acordado de ella y ella se lo agradeciera así, con esa sonrisa que no sabe contener, y en la que todos nos sentimos incluidos, porque en Emma hay siempre espacio para todos». A una Silvia mucho más tóxica, «siempre cerca y vigilante, sufriendo por anticipado el dolor de los demás para no hacerle sitio al propio…», y cuyo dolor se hace insufrible para sus seres queridos, que si no fuera porque saben que existe otra Silvia que a veces se intuye, y que es parte integrante de ese círculo familiar, ya la hubieran apartado de sus vidas. A Fer, testigo y narrador de la historia familiar, el pequeño y el único hijo varón, y que como casi todos los personajes arrastra un secreto que le crea mala conciencia, porque «nuestra casa está donde no necesitamos mentir». Y por supuesto Amalia, el alma-mater, la mamma, con sus torpezas y debilidades, sus complejos, su ternura, sus problemas físicos, al que por fin le damos respuesta al conocer que es albina, y que produce más de una situación hilarante. Una Amalia más «empotrada» que nunca, si si, «empotrada», porque Amalia adapta el lenguaje a su propio estilo, utiliza «empotrada» en vez de empoderada, que para ella es estar «mejor que bien». Una Amalia que tuvo que reinventarse a los 65 tras su divorcio:«lo que más miedo me da es no saber vivir sin tener que pedir permiso», con la que es difícil no perder los nervios, pero a la que se la quiere, se la quiere mucho; porque es la amalgama de esta familia, la mecánica que los une desde que el padre desapareció, «el retal más grande de este patchwork que tejemos y destejemos desde que lo hacemos juntos y desde aquí». Y como no, los personajes secundarios, que ya veremos que no lo son tanto: «tía» Inés «el genio, el carácter, la ausencia de concesiones», contrapunto a la suavidad y a la conciliación de Amalia, y la mejor y única amiga que le queda a Amalia de su círculo compartido con su ex-marido; Magalí, que crea desconfianza en la familia, excepto en Amalia, porque nunca quiere hablar de su pasado: «eres parte pero nunca serás miembro, porque no sabes compartirte», y Oksana, de la que ya hablamos anteriormente.

En definitiva una novela muy tierna y de gran sensibilidad, que mezcla humor y drama, y con un lenguaje sencillo que hace  que conecte con cualquier lector. Puro Palomas.

alejandro

Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en filología inglesa y tiene un máster en poética por el New College de California. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la poesía y la traducción de importantes autores. Como novelista ha publicado, entre otras, El tiempo del corazón, El secreto de los Hoffman, El alma del mundo y El tiempo que nos une, que le han valido importantes premios. En 2016 su novela Un hijo recibió el Premio Nacional de Literatura Juvenil. Con sus novelas más recientes Una madre y Un perro, dio arranque a una serie de personajes que ha enamorado a miles de lectores y que continúa con Un amor, Premio Nadal 2018. Su obra, llevada al teatro y próximamente al cine, ha sido traducida a quince idiomas. (La mayoría de su producción literaria la podéis encontrar en la biblioteca, también como traductor).

Si os habéis quedado con ganas de saber más, os invito al encuentro que este viernes, 6 de abril, vamos a tener en nuestras instalaciones con el autor a partir de las 19.00 horas. Un momento único para acercarnos a su obra. Os espero.

Os dejo con esta entrevista: http://www.elcultural.com/noticias/letras/Alejandro-Palomas-Un-amor-es-el-reflejo-de-como-estoy-en-el-mundo/11747

Ficha bibliográfica:

Autor: Alejandro Palomas

Título: Un amor

Editorial: Destino

Fecha de publicación: 2018

Páginas: 462

Signatura: N PAL Ale una

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s