Archivo mensual: febrero 2018

PIRULETRAS – Abejas

El mundo de las abejas es apasionante, aunque llegar a conocerlas bien supone arriesgarse a que te piquen unas cuantas, cosa nada agradable.

Afortunadamente, en la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola tenemos esta maravilla de álbum ilustrado, obra de Piotr Socha, que nos permite observarlas de cerca, mirar cómo son, entrar en sus casas, conocer sus costumbres…

¿Sabías que pueden comunicarse entre ellas “bailando”? Así se indican la dirección y la distancia hasta las flores con el néctar más rico.

 

 

Y es que es normal que sean tan listas, nos llevan millones de años de ventaja ¿Sabías que, como poco, son de la época en la que todavía había dinosaurios en la Tierra? Pues sí, y aunque entonces no eran exactamente como ahora, fueron evolucionando y cambiando hasta su apariencia actual (eso de la evolución biológica que seguro os suena de algo).

 

 

 

 

 

 

En este libro encontrarás muchos más datos curiosos sobre ellas:

-En África las usan para proteger los cultivos de los elefantes. ¡Abejas contra elefantes!, parece el título de una buena historia.

-Y si pueden con los elefantes, imagínate lo que son capaces de hacerle a los avispones asiáticos (sus enemigos mortales, cinco veces más grandes que ellas), ¿te lo digo?:

¡Los asan vivos!, como lo oyes, las abejas asan al avispón asiático hasta matarlo. Este libro te cuenta cómo.

-Sus tareas están muy bien organizadas, cada una sabe lo que tiene que hacer y de que cumplan sus obligaciones depende el buen funcionamiento de la colmena. Eso sí, el reparto de las funciones no me parece muy justo:

* están las obreras, que limpian la colmena, alimentan las larvas, recogen el néctar, producen la cera, construyen panales y  vigilan y protegen la colmena.

* Y luego están los zánganos, que  no trabajan y son alimentados por las obreras. Su única función es fecundar a la reina (me estoy mordiendo la lengua para no opinar).

Hay muchas frutas y verduras que les debemos a las abejas, además de la miel, el polen y la jalea real. Bueno, esto último se lo debemos a ellas principalmente, pero también a los apicultores, que  además de recolectar la miel se encarga de cuidar la colmena y a las propias abejas.

¿Os pica la curiosidad por saber más sobre las abejas? Pues venid zumbado a la biblioteca,

encontraréis este libro con la signatura: I-59 ANI SOC abe.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones