CINEMA PARADISO – Pequeñas mentiras sin importancia

Este viernes me voy de vacaciones por dos semanas, porque ya es tiempo de vacaciones y también de amigos; de hacer lo que nos gusta y de hacerlo juntos, como ocurre en la película que quiero reseñar hoy y que es un homenaje a todos aquellos que están a puntito de iniciar el tan ansiado descanso estival.

“Pequeñas mentiras sin importancia” es una joya del cine  francés –ya sabéis que el cine francés es una de mis debilidades–, dirigida por  Gillaume Canet y protagonizada entre otros por la gran Marion Cotillard, (actriz que va creciendo con cada película que hace), rinde tributo a la amistad de unos individuos desorientados y frágiles en su búsqueda de la felicidad, obligados a recurrir a pequeños salvavidas para su naufragio emocional.

Se trata del tercer largometraje del citado director, y sin duda, su mejor película hasta el momento y también la más personal, pues parece ser que está inspirada en sus propias experiencias y rodada “en familia” ya que todos los intérpretes son amigos del director, incluida su esposa, Marion Cotillard y habla profundamente de la moral y los límites de la amistad a orillas del Atlántico.

A pesar del drama y la tensión palpable en el ambiente, Guillaume Canet juega muy bien la baza de la familiaridad. Se nota que está dirigiendo a sus amigos en la vida real y consigue un ambiente distendido, agradable y hasta divertido en ciertas ocasiones. Los actores se notan relajados y trabajando en familia, lo que les permite jugar con sus emociones y ofrecer interpretaciones sutiles y precisas.

Guillaume Canet profundiza como nadie en los problemas emocionales de cada uno de sus personajes, dotándoles del dramatismo y la comicidad justa, evitando que caigan en lo estrambótico, aunque en alguna ocasión rozan el límite de ambos extremos: el de lo ridículo y el de la lágrima fácil.

Por suerte, un reparto carismático y tan poderoso como el que forman François Cluzet,  Marion Cotillard (que desprende un magnetismo especial en este trabajo), Gilles Lellouche, Benoît Magimel y Laurent Lafitte, consiguen que nos convirtamos en uno más de esa pandilla de amigos que, a pesar de los rencores, son una familia. Esa sensación de estar como en casa, junto a su reparto, es lo que convierte a ésta película en notable y hace que el espectador se sienta atrapado y llegue a identificarse con muchas de las  características de estos personajes imperfectos, reales y a la vez entrañables.

Aquí, el verano y los maravillosos paisajes del sur de Francia se convierten en luminoso escenario para dramas emocionales y sobre todo, para destapar la parte más miserable y despreciable del alma humana. Celos, envidias, antiguos y nuevos rencores, el sentimiento de culpa y de ser malos y egoístas amigos, etc. son las emociones que sobrevuelan las aparentemente apacibles y tradicionales vacaciones.

Y es que parece que su acomodado estatus social y el egoísmo del primer mundo pesa más que la desgracia que ha sufrido su amigo,  y no se creen dignos de merecer perderse dos semanas de relax en la playa a pesar de las circunstancias. Esta presión de saberse culpables por estar disfrutando del verano, mientras su amigo está convaleciente es lo que hará que planee cierta tensión de diversa índole en este grupo de amigos.

Mientras la película está plagada de cenas a la luz de las velas en el jardín, deportes acuáticos y paseos en barca, los personajes tratan de lidiar como pueden con la convivencia y con sus rencillas particulares: la crisis de masculinidad de uno de ellos al confesar que se siente atraído románticamente por el maduro del grupo, el miedo al compromiso de una de ellas, matrimonios frustrados o las obsesiones románticas.

En definitiva creo que es una buena propuesta para comenzar las vacaciones de verano e ir abriendo boca para lo que a buen seguro nos espera. Y como siempre, podéis encontrarla si pasáis por la biblioteca. Ésta y muchas más que os harán pasar muy buenos ratos. DVD PE 3749

SINOPSIS

Max, el propietario de un restaurante de éxito, y Vero, su ecologista mujer, invitan, como todos los años, a un grupo de amigos a su bella casa de la playa para celebrar el comienzo de las vacaciones. Pero este año, justo cuando iban a abandonar París, un amigo común, el carismático Ludo, sufre un gravísimo accidente. (FILMAFFINITY)

PREMIOS

2010: Premios Cesar: 2 nominaciones

2011: Premios del Cine Europeo: Nominada a Premio del Público

FICHA TÉCNICA

Título original: Les petits mouchoirs

Año: 2010

Duración: 154 min.

País: Francia

Director: Guillaume Canet

Guion: Guillaume Canet

Música: Varios

Fotografía: Christophe Offenstein

Reparto: François Cluzet,  Marion Cotillard,  Benoît Magimel,  Gilles Lellouche,  Jean Dujardin, Pascale Arbillot,  Edouard Montoute,  Valérie Bonneton,  Laurent Lafitte, Anne Marivin,  Louise Monot,  Joel Dupuch,  Hocine Merabet,  Maxim Nucci, Mathieu Chedid,  Nikita Lespinasse,  Jeanne Dupuch,  Marc Maire,  Neo Broca

Productora: Les Productions du Trésor / Europa Corp. / M6 Films / Caneo Films / Canal+ / Cofinovag / La Compagine Cinematographique Europeenne / Panache Productions

Género: Comedia. Drama | Amistad. Comedia dramática

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Películas y documentales, Recomendaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s