RECOLECTURAS – La vegetariana

Hoy en nuestra de sección, una de nuestras novedades; un libro perturbador como pocos, La vegetariana de Han Kang.

Lo primero que llama la atención de esta novela es su título. De él podríamos deducir que estamos ante una historia sobre una mujer que es, o que decide convertirse al vegetarianismo. ¡Toda una declaración de intenciones! Sin embargo, a medida que vamos avanzando en su lectura, nos damos cuenta de que la protagonista, Yeonghye, nada tiene que ver con la idea que podemos tener en mente de un vegetariano, o de las motivaciones que lleva a una persona a convertirse en tal. La motivación de Yeonghye no es llevar una vida más saludable. Ha decidido dejar de comer carne a consecuencia de las «pesadillas».

Yeonghye es una persona insulsa, que pasa desapercibida, que no habla (ni siquiera tiene voz en esta historia, de la que es protagonista). Lo que le da visibilidad es justamente su vegetarianismo. Se mantiene firme en su decisión, aunque ello le acarree graves consecuencias, como veremos a lo largo de la novela.

La novela está narrada a modo de tríptico: La vegetariana (narrada por su marido), La mancha mongólica (narrada por su cuñado) y Los árboles en llamas, (narrada por su hermana). A través de estas tres visiones vamos conociendo un poco más a su protagonista y su relación con el entorno.

En la primera parte vemos la relación conyugal dentro de una sociedad androcentrista. Así es como su marido la ve: «Antes de que mi mujer se hiciera vegetariana, nunca pensé que fuera una persona especial. Para ser franco, ni siquiera me atrajo cuando la vi por primera vez. No era ni muy alta, ni muy baja, llevaba una melena ni larga ni corta, tenía la piel seca y amarillenta, sus ojos eran pequeños, los pómulos algo prominentes, y vestía ropa sin color como si tuviera miedo de verse demasiado personal […].  Si me casé con ella fue porque, así como no parecía tener ningún atractivo especial, tampoco parecía tener ningún defecto en particular. Su manera de ser, sobria y sin ninguna traza de frescura, ingenio o elegancia, me hacía sentir a mis anchas

La decisión de hacerse vegetariana, no sólo afecta a los hábitos alimenticios de la protagonista, sino que también afecta a su relación marital. Yeonghye ya no se ocupa de las «tareas del hogar», ya no es la esposa sumisa que había elegido su marido como compañera… Las consecuencias no se hacen esperar. El marido primero, y luego su familia, intentan que entre en razón, incluso usando la violencia, como es el caso del padre; pero Yeonghye se mantiene firme e imperturbable en su decisión, dejando perplejos a todo el mundo. Bajo mi punto de vista, quizás lo más interesante de la novela es la reacción que se produce en ellos. Yeonghye se convierte en blanco de incomprensión y de odio, de lástima y compasión, e incluso de una extraña afinidad, como es el caso del cuñado, que la convierte en blanco de sus fantasías artísticas, y su obsesión termina rayando lo enfermizo. Esta segunda parte es la más onírica y la más sexual y sensual, algunos incluso la tildan de pornográfica.

Con el paso del tiempo su decisión va más allá. No sólo ha decidido dejar de comer carne, ha decidido dejar de ingerir alimentos. Quiere convertirse en árbol (en El fruto de mi mujer, cuento escrito por la autora y que dio origen a La vegetarina, se cuenta la conversión de una mujer en árbol), y los intentos de su hermana mayor por alimentarla a través de las frutas y verduras de su infancia, apelando a recuerdos felices, no logran los resultados esperados. El deterioro de Yeonghye es palpable, vamos viendo como se va consumiendo poco a poco, con frecuentes ingresos en hospitales: ¿Por qué es tan malo morir? pregunta  a su hermana. En esta tercera y última parte, vamos a conocer  la infancia y las relaciones familiares. Algunos episodios son muy duros pero nos ayudan a comprender ciertos comportamientos. Vemos además, como su hermana sigue ejerciendo de hermana mayor, a pesar de su incomprensión, y le ofrece su protección y cuidados.

Como dije al principio es un libro muy perturbador, incluso lo han catalogado como una novela de horror, y sí, algunos fragmentos pueden ser terroríficos, como las pesadillas de Yeonghye (la única parte de la novela en que ella habla en primera persona), pero al mismo tiempo es singularmente lírica y bella, aunque sea una belleza perturbadora. «La novela es una profunda reflexión sobre la violencia, del modo en que la sociedad y las relaciones vulneran al individuo en nombre del bien común, y sobre el anhelo extremo, e igualmente violento, de escapar de su estructura colectiva para alcanzar un estado de absoluta pureza e inocencia.» (Sunme Yoon, traductora). En palabras de la autora: «Rechazando la carne, mi protagonista rechaza la violencia del ser humano». En cierto modo también se puede pensar que es una crítica a Corea del Sur, donde declararse seguidor de principios diferentes a los demás, en este caso el vegetarianismo, no es del todo fácil desde un punto de vista cultural.

Cuando se publicó en Corea, en 2007, fue recibida con gran intolerancia por los críticos literarios coreanos, paisanos varones que la habían adjetivado con saña, condenándola a un casi ostracismo después de su publicación. Por eso el Premio Man Booker 2016, es todo un triunfo para esta novela. A Han Kang se la ha comparado con Kafka, y a su protagonista con Bartleby, aquel personaje de Melville«La vegetariana no es amiga de estridencias, y cuando le ofrecen un guiso de pato, de pollo o de vaca, o la intentan forzar a ingerir o hacer lo que no quiere, se niega con educación. Eso sí, a diferencia del personaje del Melville, la coreana Han Kang no recurre al condicional sino al silencio o la negación directa: «No quiero». Ella dice no. Por mucho que intenten arrastrarla, convencerla, violarla, cada uno a su manera, ella ofrece una resistencia tan pacífica y muda como imparable, que en algún punto recuerda a Gandhi.» (Gabi Martínez)

La novela está editada por una nueva editorial, Rata, que la contrató antes de que ganara el premio. Y además de su cuidado diseño, cuenta con un magnífico prólogo de Gabi Martínez, un artículo de la traductora Sunme Yoon, y una entrevista a la autora, Han Kang, de los cuáles me he servido para algunos datos.

Para saber más:

http://www.elcultural.com/revista/letras/La-vegetariana/39528

http://www.eldiario.es/cultura/libros/vegetariana-Metamorfosis-femenina-sangrienta_0_627837753.html

http://jlmartinezhens.blogspot.com.es/

Ficha bibliográfica:

Título: La vegetariana

Autora: Han Kang

Editorial: Rata

Fecha de publicación: 2017

Páginas: 223 p.

Signatura: N HAN Kan veg

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s